Wipo/grtkf/IC/2/11: Informe del Grupo de Trabajo Especial de Composición Abierta sobre Acceso y Distribución de Beneficios del Convenio sobre la Diversidad Biológica (annex 1)



Descargar 201.34 Kb.
Página2/12
Fecha de conversión14.11.2017
Tamaño201.34 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

TEMA 1. APERTURA DE LA REUNIÓN


  1. El Sr. Reuben Olembo (Kenya) en nombre del Sr. Noah Katana Ngala, Presidente de la quinta reunión de la Conferencia de las Partes inauguró la reunión a las 10.30 a.m. del lunes 22 de octubre de 2001. El Sr. Olembo dijo en su alocución que la primera reunión del Grupo de trabajo representaba el principio de una nueva fase en el análisis de la cuestión del acceso y distribución en el marco del Convenio sobre la diversidad biológica. La cuestión preocupaba muy particularmente a la inmensa mayoría de los países en desarrollo, ya que repercutía directamente en sus necesidades y prioridades. Precisamente con el objetivo del acceso y distribución de beneficios el Convenio atendía de modo inmediato a la disminución de la pobreza, al bienestar humano y a valorar a los desposeídos. El acceso y distribución de beneficios vinculaba por lo tanto al Convenio a cuestiones de más alcance tales como la mitigación de la pobreza y el desarrollo sostenible. Insistiendo en la necesidad de demostrar continuamente que el proceso del Convenio era de tal modo vital y dinámico como para poder responder a las cuestiones modernas de un modo moderno, Expresó la idea de que el fracaso en prestar asistencia a las Partes en cumplir con el objetivo del acceso y distribución de beneficios mediante la elaboración de directrices claras y enfocadas significaría que el Convenio había dejado de cumplir su misión de satisfacer las necesidades de los más pobres y estaría por lo tanto en riesgo de convertirse en un tratado irrelevante. Por último, en nombre del Presidente de la Mesa de la Conferencia de las Partes, manifestó su agradecimiento al gobierno de Alemania por actuar de anfitrión de esta reunión en Bonn.

  2. Dirigieron también la palabra durante la sesión de inauguración la Sra. Bärbel Dieckmann, Alcalde de Bonn; la Sra. Gila Altmann, Secretario de Estado Parlamentario del Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear; el Sr. Paul Chabeda del Departamento de Convenios Ambientales del PNUMA, en nombre del Secretario Ejecutivo de la Secretaría del PNUMA; y el Sr. Hamdallah Zedan, Secretario Ejecutivo del Convenio sobre la diversidad biológica.

  3. La Sra. Dieckmann extendió la más calurosa bienvenida a todos los participantes a Bonn, ciudad que era anfitriona de las Secretarías de todos los “Convenios de Rio” excepto del Convenio sobre la diversidad biológica. Por sus excelentes capacidades institucionales, Bonn podía ofrecer instalaciones del más alto nivel para conferencias internacionales y había sido ciudad anfitrión de muchas de estas importantes reuniones. Ilustraba la gran importancia política de las organizaciones de las Naciones Unidas en Bonn el hecho de que el gobierno de Alemania hubiera designado a un Comisionado especial encargado de atender a esos asuntos. La ciudad consideraba que la conservación de la biosfera en el marco de la legislación nacional e internacional era una tarea apremiante, y por ello actuaba también en el campo de la diversidad biológica. Otras tareas consistían en enseñar a los niños acerca de sus responsabilidades para el medio ambiente, así como tratar de traducir, poniéndolo al alcance de los ciudadanos, el contenido complejo del Convenio sobre la diversidad biológica. Tal había sido la finalidad del Puesto de exhibición sobre la diversidad biológica que formaría parte, como algo especial, de las celebraciones de las Naciones Unidas por inaugurar en Bonn por el Presidente Federal de Alemania, Sr. Johannes Rau, en esta misma semana.

  4. La Sra. Gila Altmann dio la bienvenida a los participantes y manifestó que la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica favorables al medio ambiente constituían un foco de la atención en la política federal alemana. La amenaza más terrible provenía de la conversión y destrucción de los hábitats naturales. Por ese motivo, su gobierno había presentado al parlamento el pasado verano un proyecto de enmienda completa de la Ley federal de conservación de la naturaleza. Recordando que los países industrializados eran los consumidores primarios de los recursos de la diversidad biológica, la Sra. Altman dijo que estos países tenían la obligación de aceptar su responsabilidad frente a los países en desarrollo en cuanto a proteger y conservar esos recursos. Esto no meramente significaba su aporte financiero, sino también la cooperación real en el campo de la investigación y desarrollo. Era esencial prestar apoyo a la creación de capacidad para la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, incluidos la regulación del acceso a los recursos genéticos y la distribución de los beneficios. En cuanto a los aspectos de equidad, era crucial la intervención de los grupos indígenas y de las comunidades locales, y a éstos les dio de modo muy especial la bienvenida, así como a los representantes de las organizaciones no gubernamentales, y a los de la industria. Todos ellos desempeñaban una función importante en cuanto a desarrollar y estabilizar la sociedad civil y tendrían que integrarse plenamente a todas las reuniones internacionales y a los procedimientos de dimensiones económicas, de desarrollo y comerciales. No obstante, el tema del acceso a los recursos genéticos no debería debatirse como algo independiente del objetivo real del Convenio. El Secretario de Estado Parlamentario instó a los participantes a que trataran de encontrar soluciones pragmáticas que fueran flexibles, transparentes y opuestas a una administración superflua. La redacción de un proyecto de directrices internacionales sobre acceso y distribución de beneficios en la presente reunión marcaría un paso importante hacia adelante, y les deseó a todos los participantes el mayor éxito en sus deliberaciones.

  5. El Sr. Chabeda dijo que era importante mantener y promover el principio de equidad en cualquier mecanismo concebido para la distribución de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos en la diversidad biológica de la Tierra. Se había progresado en aplicar los objetivos de dos de los tres principales pilares u objetivos del Convenio, a saber, la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica. Se había adoptado el enfoque por ecosistemas, el Convenio había elaborado programas de trabajo para las cinco esferas temáticas, así como identificado 13 cuestiones intersectoriales y había diseñado un plan estratégico para la aplicación del Convenio a fin de enfrentarse a esos asuntos. Se exigía de este Grupo de trabajo que estudiara el tercer pilar fundamental del Convenio, a saber, el objetivo de la distribución de los beneficios, y reiteró el mandato impartido al Grupo por la quinta reunión de la Conferencia de las Partes en su decisión V/26 A. Confiaba en que los participantes tendrían la habilidad de enfrentarse a la tarea de la que se les había encargado y proporcionarían las directrices apropiadas sobre acceso y distribución de beneficios, como uno de los aportes importantes por presentar a la sexta reunión venidera de la Conferencia de las Partes. El proyecto de directrices internacionales sobre acceso y distribución de beneficios sería un valor importante, y por cierto un pilar de fuerza, para el Convenio, y ayudaría a detener la marea de pérdida acelerada de la diversidad biológica de la que habíamos sido testigos en los pasados 50 a 100 años. Deseó el éxito en sus trabajos a todos los participantes.

  6. El Sr. Zedan dio la bienvenida a los participantes y agradeció al gobierno de Alemania su apoyo financiero y técnico, los arreglos para la organización y su calurosa hospitalidad. También manifestó su reconocimiento a la ayuda financiera prestada por Suecia y por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. La presente reunión era una importante empresa y sometía a prueba la capacidad del Convenio como vehículo que satisficiera las expectativas que todos habían puesto en el mismo. Por acercarse la fecha de celebración de la Cumbre mundial sobre desarrollo sostenible, opinaba que era importante proporcionar nuevas pruebas a la comunidad internacional del progreso logrado después de la Conferencia de Río y de que el Convenio sobre la diversidad biológica era un instrumento eficaz por conducto del cual pudieran lograrse los objetivos internacionales de desarrollo sostenible. La reunión se beneficiaría de la labor realizada por el Grupo de expertos en acceso y distribución de beneficios, quien había esclarecido una serie de conceptos clave y había prestado su asesoramiento y señalado los elementos que pudieran incluirse como parte de un conjunto de medidas que ayudaran a las Partes y a todos los interesados en la aplicación de los arreglos de acceso y distribución de beneficios. Propuso que el Grupo de trabajo no perdiera de vista los otros objetivos del Convenio, ni sus programas de trabajo que estaban directamente relacionados con el acceso y distribución de beneficios, es decir el programa de trabajo sobre el Artículo 8(j) y la Iniciativa mundial sobre taxonomía. Pudiera también tomar en consideración la labor realizada en otros foros internacionales, incluidos la FAO y la OMPI. En conclusión, señaló a la atención las documentación preparada para la reunión y propuso que el Grupo de trabajo presentara recomendaciones a la Conferencia de las Partes sobre prioridades para emprender el trabajo ulterior en relación con los derechos de propiedad intelectual, teniendo en cuenta los acontecimientos recientes en el marco del Convenio y de otras organizaciones internacionales.

  7. También en la primera sesión de la reunión hicieron declaraciones introductorias el Sr. Jorge Medaglia Cabrera (Costa Rica), Copresidente del Grupo de expertos en acceso y distribución de beneficios, quien habló en nombre del Sr. Martin Girsberger (Suiza), el otro Copresidente del Grupo de expertos, así como representantes de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Foro Indígena Internacional sobre Diversidad Biológica, y el Foro Mundial sobre Diversidad Biológica.

  8. El Sr. Jorge Medaglia Cabrera (Costa Rica) informó acerca de la labor realizada por el Grupo de expertos en acceso y distribución de beneficios en su segunda reunión, celebrada en Montreal del 19 al 22 de marzo de 2001, y dijo que el Grupo de expertos había llegado a conclusiones concretas que eran de importancia para el actual Grupo de trabajo. Esas conclusiones que figuraban en el anexo al informe del Grupo de trabajo (UNEP/CBD/WG-ABS/1/2), se referían a la creación de capacidad; a medidas legislativas, administrativas o de política sobre acceso y distribución de beneficios: a consentimiento previo fundamentado; a condiciones mutuamente convenidas y arreglos de distribución de beneficios; a los derechos de propiedad intelectual, a conocimientos tradicionales y acceso y distribución de beneficios; a determinación de los interesados; a ejemplos de intervención de los interesados; a determinación de enfoques para la intervención de los interesados; al ámbito y a los detalles de las directrices sobre acceso y distribución de beneficios; y a los elementos de las directrices. Agradeció la colaboración de su colega copresidentes del Grupo de expertos y la de todos los que habían intervenido en su fructuosa labor.

  9. El representante de la OMPI informó que la Asamblea General de la OMPI había establecido el Comité Intergubernamental de la OMPI sobre propiedad intelectual y recursos genéticos, conocimientos tradicionales y folclore, con el mandado de proporcionar un foro para el debate entre los Estados miembros sobre asuntos de propiedad intelectual que surjan en el contexto del acceso a los recursos genéticos y distribución de beneficios; protección de los conocimientos tradicionales; y protección de las manifestaciones del folclore. El Comité había celebrado su primer período de sesiones del 30 de abril al 3 de mayo de 2001, en el cual había determinado un programa de trabajo, comprendidos entre otros elementos el desarrollo de acuerdos contractuales de guía sobre acceso a los recursos genéticos y distribución de beneficios. También había adoptado cuatro tareas relativas a la protección de los conocimientos tradicionales relacionados con los recursos genéticos, que se concentraban en una definición de la expresión “conocimientos tradicionales”; una evaluación de la disponibilidad y alcance de la protección de la propiedad intelectual para conocimientos tradicionales; la integración efectiva de los conocimientos tradicionales con la técnica objeto de búsqueda; y prestación de ayuda a los titulares de conocimientos tradicionales en cuanto a la imposición de los derechos de propiedad intelectual. El segundo período de sesiones del Comité iniciaría el desarrollo de cláusulas modelo de propiedad intelectual para arreglos contractuales sobre acceso a los recursos genéticos y distribución de beneficios considerando un documento sobre antecedentes titulado “Principios operacionales para cláusulas de propiedad intelectual en los arreglos contractuales relativos al acceso a los recursos genéticos y a la distribución de beneficios” (WIPO/GRTKF/IC/2/3). En ese documento se tenían también en cuenta los comentarios proporcionados por la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Destacó que el trabajo de la OMPI se limitaba exclusivamente a cuestiones específicas de la propiedad intelectual relacionadas con los recursos genéticos, y que la OMPI relegaba los demás aspectos de los recursos genéticos a los foros internacionales pertinentes. El Comité Intergubernamental había manifestado en un claro consenso que la OMPI debería cooperar estrechamente con las Secretaría del Convenio y de la FAO, para asegurar que la labor de la OMPI servía de complemento y estaba en consonancia con el trabajo de esos foros en materia de recursos genéticos. Recordó que la OMPI había cooperado con la Secretaría del Convenio y había respondido a varias solicitudes de la Conferencia de las Partes en relación su asesoramiento en asuntos pertinentes a la propiedad intelectual y a información relacionada con los recursos genéticos.

  10. El representante de la FAO proporcionó al Grupo de trabajo una reseña actualizada de las negociaciones en el entorno de la FAO conducentes a revisar el Compromiso internacional sobre recursos fitogenéticos. Manifestó que la Comisión de recursos genéticos había completado su labor en junio de 2001, y que se esperaba que el Consejo de la FAO estableciera un grupo de trabajo de composición abierta encargado de estudiar las cuestiones pendientes y de completar el texto para someterlo a la consideración de la Conferencia de la FAO a principios de noviembre de 2001. En el Compromiso revisado se incluían disposiciones relativas a un Sistema multilateral para acceso y distribución de beneficios. Si bien las disposiciones generales del Compromiso tenían aplicación a todos los cultivos, el Sistema multilateral se aplicaba a una lista de grandes cultivos alimentarios y a algunas especies forrajeras. Se proporcionaban otros detalles del texto revisado en al anexo II a la nota del Secretario Ejecutivo sobre los elementos por considerar en la elaboración de directrices y otros enfoques para acceso a los recursos genéticos y distribución de beneficios (UNEP/CBD/WG-ABS/1/3). En su quinta reunión, la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la diversidad biológica había tomado nota de que el Compromiso revisado desempañaba una función crucial en la aplicación del Convenio. Al facilitar la conservación y utilización continuas de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, el Compromiso revisado ayudaría a sustentar la seguridad de los alimentos y el desarrollo sostenible. Esperaba con ilusión que se completara el acuerdo el próximo mes y que continuaría la cooperación entre la FAO y el Convenio sobre la diversidad biológica en una esfera tan importante de la labor de ambas organizaciones.

  11. El representante de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) dijo que su organización había respondido a su nuevo mandato de examinar los medios para proteger los conocimientos, innovaciones y prácticas tradicionales de las comunidades indígenas y locales, entre otros medios, convocando una Reunión de expertos en sistemas y experiencias nacionales para la protección de los conocimientos, innovaciones y prácticas tradicionales que se celebró en octubre de 2000. La Comisión sobre comercio de bienes y servicios había aceptado para su labor los resultados de esa reunión en febrero de 2001. La Comisión instaba a la comunidad internacional a promover la distribución justa y equitativa de los beneficios procedentes de los conocimientos tradicionales en pro de las comunidades indígenas y locales; a intercambiar información sobre sistemas nacionales para la protección de los conocimientos tradicionales; y a explorar las normas mínimas para sistemas sui generis internacionalmente reconocidos que protegieran los conocimientos tradicionales. Pidió a la UNCTAD que, entre otros elementos, realizara un trabajo analítico y organizara talleres regionales para el intercambio de experiencias nacionales y examinara las estrategias sobre cuestiones relacionadas con los conocimientos tradicionales, en cooperación con la OMPI, la Secretaría del Convenio y organizaciones regionales; y prestara su ayuda en cuanto a explorar las políticas que equiparan a los conocimientos tradicionales para comercio y desarrollo. En respuesta a esta solicitud, la UNCTAD ya ha completado un proyecto de creación de capacidad en 10 países, atendiendo a las cuestiones de acceso y distribución de beneficios y de conocimientos tradicionales, y estaba preparando varias actividades de cooperación técnica.

  12. La portavoz del Foro indígena internacional sobre diversidad biológica, reunido en Bonn del 15 al 21 de octubre de 2001, destacó el aporte importante de los pueblos indígenas a la labor en el marco del Convenio, puesto que en sus tierras y territorios subsistía la diversidad biológica más abundante del mundo, y estos pueblos estaban imbuidos de los más altos valores sociales, culturales, espirituales y económicos. La mujeres indígenas en particular poseían importantes conocimientos tradicionales para la gestión y utilización sostenible de la diversidad biológica. Reafirmando los derechos inherentes y colectivos de los pueblos indígenas, dijo que el pronto reconocimiento de esos derechos y de su aporte en el marco del Convenio, según se estaba actualmente debatiendo en el foro del Grupo de trabajo sobre el Artículo 8 j), traería consigo un progreso real para los programas temáticos e intersectoriales del Convenio. En cualquiera de los debates sobre acceso y distribución de beneficios habrían de reconocerse los derechos fundamentales de los pueblos indígenas en cuanto a controlar sus propios conocimientos, sus derechos como pueblo al consentimiento previo fundamentado con plena libertad, y la seguridad colectiva de sus tierras y territorios. Manifestando su inquietud por el énfasis que se daba en la actualidad a los valores comerciales y económicos de la diversidad biológica por medio de los derechos propiedad intelectual, a expensas de la conservación y de sus valores culturales y espirituales, opinaba que la privatización y la clasificación como artículo de consumo de los conocimientos y recursos de los pueblos indígenas socavaría su integridad política, social, económica y cultural. En lo que atañe a la creación de capacidad, indicó que habría de ser considerada desde una perspectiva más amplia que contribuyera a fortalecer los derechos y la cultura de los pueblos, y la capacidad de las Partes en cuanto a satisfacer sus obligaciones relacionadas con los derechos de los pueblos indígenas. Como conclusión de su declaración, señaló a la atención una serie de recomendaciones preparadas por el Foro para que fueran consideradas por las Partes.

  13. El portavoz del 23º período de sesiones del Foro mundial sobre diversidad biológica, celebrado en Instituto geográfico de la Universidad de Bonn del 19 al 21 de octubre de 2001, dijo que el Foro había logrado reunir a representantes del sector privado, de organizaciones no gubernamentales, de instituciones de investigación y desarrollo, de gobiernos y pueblos indígenas a fin de estudiar las cuestiones importantes de acceso y distribución de beneficios, incluidos sus vínculos con la participación de las comunidades, con los derechos de propiedad intelectual, con la seguridad alimentaria y con la pobreza. Los participantes habían señalado, entre otras cosas, que era de particular importancia asegurar la conservación de la diversidad biológica como base para el acceso continuo a los recursos biológicos para la seguridad local de los alimentos, para las necesidades de salud y desarrollo, así como para la protección de los derechos humanos económicos, sociales y culturales. También se había hecho patente que el apoyo financiero era urgentemente necesario para el desarrollo, aplicación y supervisión de las políticas nacionales en materia de acceso y distribución de beneficios, con la intervención plena y equitativa en el proceso de adopción de decisiones de todos los interesados. Debería constituir una prioridad asegurar la plena participación de todos los interesados, la sensibilización del público y la creación de capacidad en relación con el acceso y distribución de beneficios. En cuanto al proyecto de directrices internacionales sobre acceso y distribución de beneficios, cualquier labor futura habría de realizarse con plena participación de los interesados y en ella habrían de determinarse y establecerse su finalidad y objetivos; los grupos destinatarios y el ámbito de su aplicación; los mecanismo para garantizar que todos rendían cuentas; y disposiciones para supervisar y evaluar su aplicación futura. Las directrices y otros enfoques no habrían de ser meros sustitutos de las medidas de la comunidad y nacionales de las que se hacían eco las leyes consuetudinarias y nacionales, sino que deberían ser medidas complementarias con miras a elaborar un sistema normativo completo e integrado.

  14. También en la 1ª sesión de la reunión, se presentaron declaraciones generales en nombre de la Comunidad Europea y de sus Estados miembros, del Grupo de 77 y de China, y del Grupo Africano.

  15. Hablando en nombre de la Comunidad Europea y de sus Estados miembros, la representante de Bélgica dijo que la Unión Europea estaba comprometida a la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos. Manifestando su apoyo a la preparación de directrices sobre acceso y distribución de beneficios, junto con una serie de otros enfoques tales como códigos de conducta, indicadores, acuerdos modelo, así como directrices sectoriales elaboradas por otras organizaciones, opinaba que todas ellas debería apuntar a prestar asistencia a las Partes y a los interesados pertinentes en cuanto a elaborar, según corresponda, medidas legislativas y de política administrativa, así como arreglos contractuales sobre acceso y distribución de beneficios. Las directrices deberían facilitar el acceso a los usuarios mejorando la transparencia y la garantía jurídica y reduciendo los costos de las transacciones. Las directrices deberían ser de ámbito amplio y lo suficientemente flexibles para adaptarse a los arreglos de acceso y distribución de beneficios para los distintos usuarios y para diversos usos, y deberían ser de índole voluntaria. Deberían prestar apoyo y profundizar en los principios de consentimiento fundamentado previo, en condiciones mutuamente convenidas, y como medio de prestar asistencia a los proveedores a fin de que obtengan una parte equitativa de los beneficios procedentes de la utilización de los recursos genéticos, y tales beneficios pudieran ser de naturaleza monetaria y no monetaria y pudieran ser compartidos a corto y a largo plazo. Era importante asegurar la uniformidad y el apoyo mutuos entre las directrices y otros acontecimientos en vías de realización, en organizaciones tales como la FAO, OMPI y OMC. Destacando la importancia de las actividades de creación de capacidad para facilitar la aplicación del Artículo 15, dijo que sería crucial que estuvieran impulsadas por la demanda, ya que este era el mejor modo de asegurar que esas actividades se adaptaran a las situaciones y necesidades locales.

  16. Hablando en nombre del Grupo de los 77 y de China, el representante de la República Islámica del Irán insistió en la importancia que los países en desarrollo atribuían a la cuestión del acceso y distribución de beneficio y, por consiguiente a la presente reunión. El Grupo de trabajo tenía el mandato de hacer realidad las disposiciones del Convenio en relación con uno de sus objetivos fundamentales. El Grupo de los 77 y China opinaban que la creación de capacidad y la transferencia de tecnología constituían componentes muy esenciales de cualesquiera directrices internacionales sobre acceso y distribución de beneficios y por lo tanto habrían integrarse adecuadamente al proyecto de directrices.

  17. Hablando en nombre del Grupo de África, el representante de Togo dijo que el logro del objetivo de acceso y distribución de beneficios era una condición imprescindible para mejorar la conservación de la diversidad biológica. Por lo tanto, en la labor del Grupo de trabajo y en las directrices, no deberían anteponerse las consideraciones comerciales a los principios del Convenio. Debería examinarse a fondo la cuestión de los conocimientos tradicionales, por estar estrechamente relacionada con la del acceso y distribución de beneficios. La creación de la capacidad continuaría siendo un prerrequisito para la aplicación eficaz en los países en desarrollo.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal