Wipo/grtkf/IC/18/11



Descargar 0.6 Mb.
Página4/9
Fecha de conversión24.05.2018
Tamaño0.6 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9
69 La Delegación de Suiza respaldó la propuesta de la Delegación de Noruega relativa al artículo 1.1. Esa propuesta es una definición breve y concisa con todos los elementos necesarios de una definición exhaustiva. Respecto del artículo 1.2, apoyó la intervención de la Delegación de Hungría, en nombre de la Unión Europea y sus Estados miembros, en lo relativo a la inserción de la palabra “y” después de cada uno de esos elementos, que serían aplicables de manera acumulativa. Respaldó una propuesta de un nuevo texto del artículo 1.3 realizada por la Delegación de los Estados Unidos de América.
70 La Delegación de Guatemala manifestó que la Delegación de los Estados Unidos de América se ha referido a ciertas intervenciones hechas por esta. En ese sentido, dio las gracias a esta Delegación por procurar dar cabida a sus preocupaciones, en particular en relación con el artículo 1.3. Si bien no ha conservado el texto exacto propuesto por la Delegación de los Estados Unidos de América, dijo que piensa haber oído una referencia a un elemento que puede permitir mejorar el párrafo, que consiste en los CC.TT. secretos compartidos voluntariamente por la comunidad. La inclusión de esos elementos o requisitos previos puede ser positiva, pero dijo que, a su juicio, deben agregarse dos elementos más. Por lo tanto, además del requisito de que las poblaciones indígenas den su consentimiento voluntariamente, también es esencial para el otorgamiento informal de dicho consentimiento que se manifieste expresamente por escrito y se aplique a las normas consuetudinarias de tales pueblos. En lo que atañe a los términos “contexto tradicional”, “contexto cultural” y “contexto intergeneracional”, sin apoyar alguna propuesta en particular, reconoció la necesidad de armonizar el empleo de esos términos en todo el texto. El Representante de la CAPAJ ha puesto de relieve el contenido espiritual y sagrado de los CC.TT. y, por ende, la Delegación insistió en incluir el término sagrados en ese artículo. Además, observó que la connotación de los términos “lugares sagrados”, “rituales” y “peregrinaciones” está incluida en el texto de las ECT y, por tanto, dijo que cree que también conviene que los términos se empleen en el texto actual. La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela ha aportado varias ideas interesantes sobre ese asunto y deben tenerse en cuenta.
71 El Representante del CISA sugirió agregar la frase “Los conocimientos indígenas de los pueblos y naciones indígenas deben ser protegidos con arreglo a los principios del derecho a la libre determinación y el derecho al desarrollo” al final del artículo 1.1.a).
72 La Delegación de Sudáfrica sugirió que se den instrucciones sumamente claras al grupo de redacción para no multiplicar las definiciones, sino más bien para restringirlas.
73 La Delegación de la Federación de Rusia dijo que prefiere la Opción 1. En ese sentido, compartió la opinión de las delegaciones que se han referido a la falta de claridad de ciertos términos en la definición dada, entre ellos la expresión “sistemas de conocimientos tradicionales”. La Opción 1 también es inexacta conforme a la lógica, ya que básicamente constituye una “definición circular”, es decir, los CC.TT. se definen como conocimientos que forman “parte de los sistemas de conocimientos tradicionales”. En cuanto a la Opción 3 propuesta por la Delegación de la Unión Europea en nombre de sus Estados miembros, esa deficiencia, al parecer, no existe. Se mostró a favor de la Opción 2 del artículo 1.2. Asimismo, respaldó la opinión de las delegaciones que asumen que los criterios deben usarse de forma acumulativa.
74 La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela apoyó la propuesta del Representante del CISA y las observaciones formuladas por el Representante de las Tribus Tulalip.
75 Ante la solicitud del Presidente, la Secretaría presentó el artículo 2 (Beneficiarios de la protección), y este invitó a formular observaciones al respecto.
76 La Delegación de Indonesia se pronunció a favor de todo el artículo tal como figura. Sugirió conservar las palabras “y naciones”.
77 La Delegación de Australia dijo que considera que los principales beneficiarios en Australia deben ser las comunidades indígenas australianas. Debe proporcionarse a los Estados miembros la flexibilidad necesaria para incluir otras comunidades, por ejemplo, locales o culturales, en su aplicación nacional de cualquier instrumento. Observó un argumento de peso para la compatibilidad entre el texto de los CC.TT. y el de las ECT. También es necesario que el artículo 2 sea compatible tanto con la materia como con el ámbito. Dijo que, en su opinión, las comunidades indígenas y locales pueden incluir naciones en algunas circunstancias. Propuso la variante siguiente: “Las medidas de protección de los conocimientos tradicionales deben redundar en beneficio de los pueblos indígenas y las comunidades locales que crean, dan expresión, poseen y mantienen los conocimientos tradicionales”.
78 La Delegación de Omán apoyó la declaración formulada por la Delegación de Indonesia. Dijo que considera que deben incluirse las naciones entre los beneficiarios. Sugirió conservar la formulación “y naciones” en el texto.
79 La Delegación del Japón dijo que, en su opinión, el espectro de beneficiarios todavía no se conoce debido a que el ámbito de los CC.TT. no está claramente definido. La materia y los beneficiarios son dos elementos vitales para establecer uno o más instrumentos. El hecho de que dos elementos vitales no puedan describirse con la suficiente claridad pese a la labor intensa de los expertos del IWG implica que la materia no puede adecuarse por su propia naturaleza a un instrumento internacional jurídicamente vinculante.
80 La Delegación de Egipto dijo que, en su opinión, los beneficiarios de la protección son los poseedores de los CC.TT. sean quienes fueren. Sugirió conservar únicamente la formulación “Los beneficiarios de la protección son los poseedores de conocimientos tradicionales que creen, preserven y transmitan conocimientos en un contexto tradicional o intergeneracional” y suprimir el resto. Eso es suficiente para abarcar a todos los que crean, preservan y transmiten CC.TT., lo que brindaría protección apropiada.
81 La Delegación de la República Islámica del Irán propuso sustituir la palabra “beneficiarios” por la expresión “titulares de derechos” en todos los artículos. Sugirió agregar la formulación “familia o personas” después de la palabra “naciones”. Asimismo, sugirió colocar entre corchetes la propuesta de la Delegación de Australia. El artículo 2 se ocupa de los beneficiarios de la protección; dijo que, en su opinión, dicho artículo no es el lugar apropiado para introducir la propuesta de la Delegación de Australia.
82 La Delegación de Argelia se pronunció a favor del texto presentado por el IWG 2. Se trata de un texto flexible y se aplica a las diversas situaciones que existen en distintos países. Por lo tanto, puede básicamente pronunciarse a favor del texto con la inclusión de las palabras “y naciones”.
83 La Delegación de Sri Lanka sugirió agregar la formulación “promuevan y” antes de la palabra “preserven”. Estuvo de acuerdo en incluir las palabras “y naciones”.
84 La Delegación de Nueva Zelandia se pronunció a favor de la variante propuesta por la Delegación de Australia.
85 La Delegación de Sudáfrica, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, se mostró a favor de las observaciones formuladas por la Delegación de Egipto relativas a la necesidad de simplicidad. Sugirió eliminar esas palabras que ya se han incluido en el artículo 1. En cuanto a la propuesta de la Delegación de Australia, dijo que se pregunta cuál es la diferencia que existe entre la expresión “Las medidas de protección” y la frase “la protección de los poseedores de conocimientos tradicionales”.
86 La Delegación del Canadá dio las gracias al IWG 2 por su labor relativa al artículo que ofrece una buena base para los debates. Sugirió sustituir la palabra “y” por “o”. Asimismo, sugirió emplear el término “comunidades indígenas y locales” en lugar de la formulación “los pueblos indígenas, las comunidades locales” para mantener la coherencia con el resto del texto. En cuanto a la propuesta de la Delegación de Australia, esta pertenece más al ámbito de cualesquiera medidas que a la identificación de los beneficiarios. Eso sería una cuestión de cambiar el orden de las palabras. Dijo que pretende debatir esa cuestión en el grupo de redacción.
87 La Delegación de Noruega respaldó firmemente que los beneficiarios sean las comunidades indígenas y locales que hayan creado y preservado esos CC.TT. Propuso la variante siguiente: “Los beneficiarios de la protección son las comunidades indígenas y locales que han generado, preservado y transmitido los conocimientos tradicionales contemplados en el artículo 1”.
88 La Delegación de Jordania respaldó la propuesta de la Delegación de Egipto.
89 La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela propuso la variante siguiente: “Los beneficiarios de la protección son los pueblos indígenas, las comunidades locales y las naciones, de conformidad con la legislación nacional”. Manifestó que el instrumento va a aplicarse mediante la legislación nacional.
90 La Delegación de Guatemala manifestó que en el artículo 1 figuran referencias específicas a los CC.TT. que se poseen colectivamente y se transmiten de generación en generación. La comunidad es la que tiene colectivamente los derechos a los CC.TT. Ese artículo debe reflejar el hecho de que los beneficiarios de la protección son los pueblos indígenas y las comunidades locales. Dijo que, en su opinión, la propuesta de la Delegación de Noruega satisface óptimamente esa condición.
91 La Delegación de Barbados manifestó que no ha identificado a los pueblos indígenas y la sociedad no está clasificada por comunidades. Los CC.TT. pertenecen a la sociedad barbadense en su conjunto. La única palabra de ese artículo que tendría en cuenta sus intereses es “naciones”. Por lo tanto, se mostró a favor de la incorporación de “naciones” como un beneficiario.
92 El Representante del CISA dijo que no acepta que un Estado pueda denominarse nación o Estado nación con una conglomeración de pueblos o comunidades ni que un Estado pueda reivindicar la titularidad o el control de la propiedad de los pueblos indígenas. Es importante que los Estados naciones tengan conocimiento de la necesidad del derecho a la libre determinación. La Representante de las Islas Cook dio un buen ejemplo del modo en que pueden tener su propio Gobierno y ejercer la libre determinación. Una organización de América del Sur elabora una definición propia de los pueblos indígenas sudamericanos. Por ejemplo, ya se ha definido a los lakota como una nación.
93 La Delegación de los Estados Unidos de América dijo que, en su opinión, la propuesta de la Delegación de Egipto respaldada por la Delegación de Jordania es valiosa porque le preocupa la palabra “nación”. Estuvo de acuerdo con el Representante del CISA en que si “nación” significara pueblo indígena o nación de pueblo indígena, no estaría preocupada. Sin embargo, “nación” puede significar “Estado nación”. Es consciente de lo planteado por la Delegación de Barbados, y respaldó la idea de que las pequeñas naciones y las pequeñas naciones insulares pueden constituir comunidades. Teniendo presente todas esas consideraciones, respaldó la propuesta de la Delegación de Australia.
94 La Delegación de Colombia propuso la variante siguiente: “Los beneficiarios de la protección son las comunidades indígenas y locales que crean, generan, protegen y preservan y transmiten conocimientos en un contexto intergeneracional conforme a lo dispuesto en el artículo 1”. Es importante aclarar que los beneficiarios de la protección de CC.TT. deben ser únicamente las comunidades indígenas y locales y no las personas. No estuvo de acuerdo en incluir “naciones” o “Estados”.
95 La Representante del IPCB respaldó las observaciones formuladas por el Representante del CISA respecto de que el término “naciones” debe aclararse para determinar si se refiere a los pueblos indígenas y las naciones indígenas y no se pretende aplicar a los Estados naciones. Dijo que, en su opinión, la protección frente a la apropiación indebida y el uso indebido es una protección de carácter especial que no existe y los países tienen la capacidad de tratar esas cuestiones mediante sus propias legislaciones nacionales y no necesitan protección especial.
96 La Delegación de México dijo que considera que el texto puede terminar con la palabra “comunidades”. La segunda oración se refiere al asunto de los poseedores. Su intención es evitar la creación de una lista de poseedores según las características específicas de cada país, tal como lo ha propuesto la Delegación de la República Bolivariana de Venezuela. Ello puede incluir la alusión a las denominaciones particulares previstas en la legislación nacional. Propuso sustituir la expresión “y naciones” por la formulación “así como otras denominaciones especiales que figuren en la legislación local de las partes”.
97 La Delegación de la India dijo que, en su opinión, los beneficiarios de la protección deben mantenerse separados de las condiciones que se han establecido para satisfacer los criterios de admisibilidad o la definición de CC.TT. del artículo 1. Sugirió colocar entre corchetes lo siguiente: desde “que creen” hasta “los poseedores de conocimientos tradicionales”. Dijo que considera que el término “naciones” reviste importancia porque algunos CC.TT. se han difundido pasando de una comunidad a otra. En ese contexto, se exige a las autoridades nacionales administrar los derechos relacionados con los CC.TT., incluidos los beneficios.
98 La Delegación de Australia estuvo de acuerdo con la Delegación de Sudáfrica, que hizo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, en que la Opción 1 es repetitiva y abarca numerosos conceptos ya incluidos en el artículo 1. En caso de eliminación, el texto rezaría así: “Los beneficiarios son los poseedores de conocimientos tradicionales”. Dijo que, en su opinión, eso es impreciso y no mejora nada la claridad sin definir a los poseedores. La variante refleja el texto donde vincula las medidas del instrumento con los beneficiarios previstos.
99 La Delegación del Ecuador sugirió eliminar algunos términos a que ya se ha referido el artículo 1. Propuso la variante siguiente: “Los beneficiarios de la protección son los poseedores de los conocimientos tradicionales, a saber, las comunidades indígenas y otras comunidades locales conforme a lo dispuesto en el artículo 1”. Dijo que entiende la necesidad de algunos Estados de incluir el término “naciones”. No obstante, para otros países, eso puede resultar sumamente complicado. Señaló que, en su opinión, ese problema puede resolverse usando un glosario. El término puede incluirse en un glosario que pueda aclarar aquello a lo que este se refiere realmente. Se dejaría claro que el término “nación” no se refiere a los “Estados naciones”. Eso tal vez solucione el problema.
100 El Representante de las Tribus Tulalip dijo que, en su opinión, las “naciones” no deben formar parte de la lista. No considera que estén realmente excluidas en las variantes de propuestas. Si actuaran como fiduciarios en beneficio de los pueblos indígenas y comunidades locales, no cumplirían realmente los requisitos de ese grupo beneficiario. En caso de que los Estados naciones empiecen a reivindicar que son los poseedores de los CC.TT. a nivel nacional, la propia cultura debe formar parte de ese sistema. Si se incluyen las características culturales a nivel nacional en ese sistema, la aplicación resultaría poco flexible e inviable.
101 La Delegación de Tailandia respaldó la formulación porque es la más pragmática y razonable. Ha reconocido la legitimidad de los pueblos y comunidades indígenas para ser beneficiarios. Sin embargo, se ha mostrado dispuesta a incluir otras comunidades, entre ellas naciones cuyo significado equivale a naciones y comunidades. En ciertos países, circunstancias y acontecimientos, los CC.TT. de las comunidades locales han trascendido a los de las comunidades naciones. Se adhirió a la propuesta de la Delegación de Indonesia de asegurar que se incluya la palabra “naciones”.
102 La Delegación de la República Islámica del Irán propuso agregar la frase “y, cuando los poseedores de los conocimientos tradicionales no sean conocidos, el Estado en su carácter de representante legal” al final del artículo. Si no pueden especificarse los auténticos poseedores de los CC.TT., el Estado, en calidad de representante legal de los poseedores de los CC.TT. y no de titular original, puede y debe desempeñar un papel. Reiteró su propuesta de emplear la palabra “beneficiarios” en todo el texto.
103 La Delegación de la Federación de Rusia señaló que el texto del artículo 2 en ruso no concuerda con la versión en inglés del mismo. Por ejemplo, la traducción reza así: “Entre los poseedores de conocimientos tradicionales figuran, entre otros […]”, en tanto que en el texto en inglés se declara: “incluyen, aunque no exclusivamente […]”. Al emplear esa construcción (“aunque no exclusivamente”), los entes enumerados en el artículo 2 serían considerados beneficiarios como cualquier otro. En lo que atañe a la inclusión de las personas como beneficiarios de la protección, dijo que, en su opinión, ello es inapropiado, puesto que, en primer lugar, el texto se refiere a conocimientos colectivos y, en segundo lugar, las normas de P.I. vigentes se aplican a todas las personas. Además, estuvo de acuerdo con la propuesta de cambiar la conjunción “o” por “y”. Eso se refiere al texto en inglés. En el texto en ruso, la conjunción “o” simplemente debe suprimirse.
104 La Delegación de la Unión Europea y sus Estados miembros se pronunció a favor de la variante propuesta por la Delegación de Noruega con una ligera modificación. Sugirió sustituir la frase “han generado, preservado y transmitido” por la palabra “poseen”.
105 La Delegación de la República de Corea dijo que, en su opinión, los poseedores de los CC.TT. deben ser las comunidades indígenas y locales, por cuanto el término “naciones” tiene muchas definiciones que dificultan el reconocimiento de los titulares de derechos de los CC.TT. Propuso la variante siguiente: “Los beneficiarios de la protección son las comunidades indígenas y locales que generan, preservan y transmiten conocimientos conforme a lo dispuesto en el artículo 1”.
106 El Representante de FAIRA manifestó que no debe considerarse a los Estados como los poseedores o beneficiarios de los CC.TT. Los Estados pueden tener una obligación fiduciaria en relación con esos pueblos. En la región del Pacífico, hay una serie de pequeños Estados insulares y, en muchos casos, esos Estados son instituciones de los pueblos indígenas de la región. Debe comprenderse que los pueblos, y no los Estados, son los poseedores y los beneficiarios.
107 La Delegación del Canadá apoyó la propuesta realizada por la Delegación de Australia y apoyada por las delegaciones de Nueva Zelandia y de los Estados Unidos de América debido al carácter breve y conciso de la misma. Se hizo eco de algunas preocupaciones que habían sido planteadas con relación a la utilización de “naciones”. Como parte de una aclaración sobre el uso de “comunidades indígenas y locales” o “pueblos indígenas y comunidades locales”, consideró que el Comité debe escoger colectivamente uno de los dos términos.
108 La Delegación de China expresó su apoyo y respaldo a las reivindicaciones razonables de los pueblos indígenas en lo que atañe a los CC.TT. y RR.GG. aunque el concepto de “pueblos indígenas” no sea aplicable en China. Indicó que la disposición sobre los beneficiarios debe formularse teniendo plenamente en cuenta la diversidad en materia de propiedad de los CC.TT. en diversos países. De este modo, aceptó la inclusión de “naciones” en dicho artículo, además de señalar que debe haber suficiente flexibilidad en el significado de “comunidades locales”. Señaló que los beneficiarios concretos de la protección de los CC.TT. han sido enumerados repetidas veces en diversos artículos en el documento y dijo que en aras de precisión, sería conveniente consolidar la disposición sobre dichos beneficiarios en el Artículo 2. De esta manera, la mención “beneficiarios” resultaría suficiente en los demás artículos, en lugar de enumerarlos repetidas veces, a menos de que sea necesario para fines especiales.
109 La Delegación de Trinidad y Tobago afirmó que entiende el dilema al que se enfrenta la Delegación de Barbados respecto a una población indígena no identificada. Por consiguiente, se mostró a favor de la declaración de la Delegación de Barbados y apoyó la inserción de la palabra “naciones”.
110 El Representante de Tupaj Amaru declaró que el texto es inaceptable. Las ideas, nociones o conceptos como el de “naciones” nunca se han planteado ante ningún especialista jurídico. El Representante propuso una variante al texto: “La protección jurídica de los conocimientos tradicionales, ya sea nacional o universal deberá tener como propósito esencial ofrecer beneficio justo o beneficios a los pueblos indígenas, las comunidades locales y a los poseedores de dicho patrimonio cultural: a) a quienes se deberá confiar la custodia, el cuidado y la salvaguardia de los conocimientos tradicionales de conformidad con las legislaciones y prácticas consuetudinarias y normas internacionales vigentes relativas a la propiedad intelectual; b) quienes mantienen, preservan, desarrollan y utilizan los conocimientos tradicionales como elementos auténticos y genuinos de su identidad cultural y social y de su patrimonio cultural.” El Representante destacó la última parte porque fue tomada de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas.
111 La Delegación de Omán consideró que el término “pueblos indígenas” no es aplicable en todos los países. En ciertos países no existen pueblos indígenas como tal. Por lo tanto, sugirió el uso de una terminología que tome en cuenta las distintas y diversas situaciones. Estimó que sólo se puede usar dos términos: “pueblos” y “naciones”. Consideró que éstos serán satisfactorios para todas las partes interesadas.
112 La Delegación de Barbados declaró que la cuestión que debe examinarse en el Comité es si existen CC.TT. a los que se deba proteger contra la apropiación indebida. De ser así, consideró que estos conocimientos deben ser protegidos. Afirmó que apoya todas las propuestas alternativas en las que figure la palabra “naciones”. Manifestó que su primera propuesta ante el Comité respecto a los beneficiarios que planteaba la existencia de pueblos indígenas y pueblos no-indígenas fue rechazada. En consecuencia, no tiene más alternativa que apoyar el uso de la palabra “naciones”.
113 La Delegación de los Estados Unidos de América manifestó su preocupación acerca de las dos sugerencias realizadas por la Delegación de la República Islámica del Irán. Sugirió que se ponga entre corchetes “familia o personas”. Afirmó que se vería sumamente preocupada si la definición de beneficiarios incluyera CC.TT en los que los poseedores fueran desconocidos y en la que el Estado fuera el representante legal por defecto. Sugirió que se ponga entre corchetes dichas palabras.
114 La Delegación de Saint Kitts y Nevis manifestó su apoyo a las observaciones realizadas por la Delegación de Trinidad y Tobago según las cuales sería provechoso e incluyente añadir la palabra “naciones” en la definición de los beneficiarios.
115 La Delegación del Líbano manifestó su acuerdo con la propuesta de la Delegación de Omán.
116 La Delegación de Nigeria declaró que apoya la inclusión de “naciones” en el contexto de la posible participación de autoridades nacionales en la administración de las instituciones encargadas de los asuntos relativos a los CC.TT. También apoyó la inclusión del término en el glosario para brindar un mejor entendimiento del mismo.
117 Ante la solicitud del Presidente, la Secretaría presentó el artículo 3 (Ámbito de la protección) y el Presidente invitó a formular observaciones al respecto.
118 La Delegación de Nueva Zelandia declaró que existen dos criterios generales que pueden tenerse en cuenta: 1) prescribir los derechos de los beneficiarios; o 2) identificar ciertas actividades o conductas que deberían ser reguladas. Prefirió el segundo criterio porque brinda una mayor flexibilidad nacional. El criterio regulador, permite a los países adoptar un criterio de fomento de los derechos en sus legislaciones. Además, permite la creación de otros criterios jurídicos que alcanzan los mismos objetivos de política. Dio su apoyo a la opción 3 que plantea distintos niveles de protección para 3 categorías distintas de CC.TT. Las tres categorías son las siguientes: 1) la protección de los CC.TT secretos; 2) una protección similar a la de los derechos morales y 3) el consentimiento fundamentado previo para el uso comercial cuando los CC.TT. permanezcan secretos o no se hayan difundido ampliamente fuera de la comunidad. En cuanto a la redacción específica, propuso una variante a la opción 3 : “Deben preverse medidas jurídicas o administrativas adecuadas y eficaces para: 1) impedir la divulgación, uso u otra explotación de los conocimientos tradicionales secretos; 2) cuando se utilicen los conocimientos tradicionales con conciencia fuera del ámbito tradicional se deberá: a) reconocer la fuente de los conocimientos tradicionales y atribuirlos a su poseedor cuando sea conocido, a menos que los poseedores de los conocimientos tradicionales decidan de otro modo; b) alentar el uso de los conocimientos tradicionales observando las normas y prácticas culturales de sus poseedores; 3) garantizar, cuando los conocimientos tradicionales sean secretos o no hayan sido ampliamente difundidos, de que se obtenga el consentimiento fundamentado y previo, y que de todo beneficio derivado de un uso comercial se haga partícipe, en forma justa y equitativa, a los poseedores de los conocimientos tradicionales pertinentes sobre la base de condiciones mutuamente convenidas.” Sobre la base del documento de las ECT propuso la opción 4: “Deberá velarse por salvaguardar de forma razonable y equilibrada los intereses patrimoniales y morales de los beneficiarios de conocimientos tradicionales”.

119 La Delegación del Japón prefirió la opción 3 con el requisito previo de que se adopte “deben” en lugar de “tendrán” a la luz de que no se le debe otorgar derecho exclusivo o derecho patrimonial a asuntos cuyo alcance no pueda ser claramente definido. Este artículo constituye una de las partes más importantes de este posible instrumento. Por lo tanto, debe buscarse una redacción apropiada teniendo en cuenta especialmente los objetivos y principios a partir de los cuales se establecieron los principios sustantivos. Reiteró la importancia de los principios rectores generales de flexibilidad y exhaustividad entre otros. Propuso sustituir el artículo 3.1 de la opción 3 por “Los conocimientos tradicionales protegidos que no han sido divulgados por los poseedores de los conocimientos tradicionales fuera del contexto tradicional/cultural, deben gozar de la debida protección contra cualquier tipo de divulgación, utilización u otra forma de explotación no autorizada. Para usar los conocimientos tradicionales debe obtenerse el consentimiento fundamentado y previo, y convenir en que todo beneficio derivado de dicho uso debe ser compartido de forma justa y equitativa con los poseedores de los conocimientos tradicionales de que se trate sobre la base de condiciones mutuamente convenidas.” Para mantener la coherencia con el artículo 3.1, propuso sustituir el artículo 3.2 de la opción 3 por “Se deberá obtener el consentimiento fundamentado y previo para todo uso comercial o industrial de los conocimientos tradicionales, y todo beneficio derivado de dicho uso debe ser compartido de forma justa y equitativa cuando no pueda esperarse razonablemente que un usuario sepa que los conocimientos tradicionales han sido divulgados anteriormente.” Propuso sustituir el encabezamiento del artículo 3.3 de la opción 3 por “Con respecto a los conocimientos tradicionales protegidos, incluidos los que han sido divulgados fuera del contexto tradicional, se debe, según proceda, exigir a quienes usen los conocimientos tradicionales fuera de su contexto tradicional que:”



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal