Viaje a polonia, visitando francia, alemania, autria e italia



Descargar 0.68 Mb.
Página6/12
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño0.68 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Día 8 de agosto (miércoles)

RUTA: Varsovia-Lublin Km. 169; tiempo estimado 2h 37’

Antes de salir del camping hacemos nuestros deberes, para vaciar las aguas grises es penoso tenemos que levantar la tapa de una alcantarilla pintada de amarillo, a duras penas consigo retirarla y apartarla pera iniciar la maniobra de vaciado. El llenado es otro odisea decido irme a un grifo que había visto el día anterior, lleno el deposito además de todas la garrafas porque ya he mencionado que es difícil encontrar agua en Polonia, cuando abro el grifo para sacar el aire me doy cuenta que el agua sale negra, por no volver a vaciar y llenar el deposito lo dejo como esta a sabiendas que esa agua no la podremos utilizar solamente para la ducha. No voy a citar lo embarradas que estaban la mayoría de las parcelas, nosotros afortunadamente nos quedamos en la parte más alta. El colmo es cuando voy a pagar y la amable señorita me dice que el precio es de 80€ dos noches y que debemos abandonar el camping antes de las 12,00 horas. !Una vergüenza de camping!

Teníamos intenciones de visitar el Palacio de Wilanow, se encuentra situado a unos 9 Km. del camping, en las afueras de Varsovia; decidimos irnos con la autocaravana, aún sin conocer donde poder aparcar, aunque por la experiencia imagino que en estos palacios tan grandes siempre hay habilitados unos buenos aparcamientos para su visita.

En pocos minutos llegamos al Palacio de Wilanow, situado a las afueras de Varsovia; las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N 52.16735 // E 21.08544. Este aparcamiento es muy recomendable utilizar para la primera llegada a Varsovia porque es un sitio ideal para la pernocta y de esta forma no utilizar los servicios del camping. El parking tiene habilitados unos grandes espacios para vehículos pesados como autobuses, el gorrilla nos indica que nos situemos en esas plazas.

El palacio de Wilanow es uno de los ejemplos más notables de la arquitectura barroca de Polonia. Fue construido por el rey Juan III Sobieski el 23 de abril de 1677, encargo el proyecto al arquitecto Augustyn Locci. El rey quiso convertir este lugar un poco alejado de la capital en su residencia privada, su construcción con mejoras y ampliaciones se sucedieron hasta 1696.

El edificio es una mezcla de estilos porque contiene elementos de una mansión nobiliaria polaca y de un châteaux francés del estilo Louis XV, a la imagen y semejanza de Fontaibleau o de una residencia campestre italiana.

La decoración interior representa una apoteosis de las hazañas de la batalla de Viena y un aumento de la influencia de la realeza, porque todos los éxitos se trasladaban al palacio en sucesivas mejores y adquisiciones.

A la muerte del rey, el palacio paso a ser propiedad de los hijos, y en 1720 estos vendieron la propiedad a una de las mujeres más ricas de Polonia Elizabeth Sieniawska, época en que fue ampliado en las alas de los extremos y el palacio obtuvo la forma del actual conjunto que se llamaba “entre cour et jardín” la traducción es: entre la corte y el jardín; esto duro unos diez años hasta que paso a manos del rey Augusto II el fuerte, este hizo cambios importantes sobretodo en la decoración interior.

La propiedad del palacio de Wilanów fue heredada por la hija de Czartoryski, esposa de un mariscal de campo, Izabela Lubomirska; más adelante, el palacio llega a Stanislaw Kostka Potocki, este abrió al público su colección privada de bellas artes y los aposentos del rey Juan III Sobieski. El día 5 de agosto de 1805 empezó la historia de este palacio museo.

Potocki era un personaje ilustrado, pretendía crear con todas sus obras de arte el espacio educativo y dedicado a la conservación de la tradición artesanal nacional en la época en que el país se vio dividido. También impulso la construcción arquitectónica del arte en el jardín del palacio. Con esa filosofía coloco una inscripción en la entrada que dice: “CUNCTIS PATET INGRESSUS”, la traducción seria: La entrada es libre para todos”, gracias a ellos esta colección de arte era libre para todo el publico, esto marco un hito histórico porque en aquella época el saber solamente estaba en las manos de los más poderosos, además durante los bombardeos de Varsovia se vio favorecido el palacio porque salió prácticamente intacto.

El horario de entrada es desde las 9,30 horas hasta las 16,00 horas; el precio de la entrada al palacio es de 70 Zl, y el precio del audio guía es de 24 Zl. Los domingos la entrada es gratuita. La visita al parque del palacio es desde las 9,00 horas hasta el anochecer y los jueves es gratuita la entrada.

Las primeras salas que se visitan es la dedicada la pintura y más parece una pinacoteca que un palacio. Tiene grandes curiosidades como las pinturas funerarias, es una amplia representación de las pinturas que se ponían en los ataúdes el día de su fallecimiento de los nobles del siglo XVII. El retrato ataúd, es un fenómeno único dentro de la pintura barroca polaca, no se encuentra en ninguna parte de toda Europa. Las pinturas estaban pintadas sobre una chapa metálica y se colocaba en la tapa del ataúd, servia para que el difunto pudiera mirar a los dolientes durante la celebración de su duelo. Además no se le pintaba con la cara de joven, si hacia con la imagen que tenia el difunto en las primeras horas de su muerte, una vez que los familiares tenían el certificado del difunto llamaban al pintor especialista en ataúdes y pintaba “in situ” al difunto, aunque algunos más coquetos y previsores lo hacían en vida y llamaban al pintor mostrando su imagen de ese momento, son representados con trajes oficiales a su categoría social o bien en un traje de viaje o en el propio sudario porque para ellos era un viaje a lo desconocido.

Las siguientes salas están dedicadas a la Galería de Retratos Polacos, la tradición fue iniciada por Juan III y continuada por los sucesivos propietarios del Palacio de Wilanow. Después la colección fue enriquecida con fondos del Museo Nacional de Pintura.

La colección ofrece diferentes estilos de pintura que representan la evolución en el retrato. Se presenta en orden cronológico para ofrecer una visión global que abarca desde el siglo XVII hasta la década de 1870. La galería además esta decorada con estatuas y bustos, símbolos militares, muebles de época y artesanía.

La habitación de la familia Sobieski esta decorada con muebles de otras antiguas estancias reales, un sofá del rey Juan III y sillas holandesas del siglo XVII; sobre las paredes se encuentra el retrato de Juan III acompañado de su hijo, fechado en 1690; el retrato de su esposa Marie Casimire Sobieska, en 1660, esta dama era viuda y tenia tres hijos; el retrato de Marie Casimire con su hija Teresa Kunegunda, de 1690; además de otras muchas pinturas que hacen referencia a la familia Sobieski; y los bustos de Aleksander Benedykt Sobieski y Konstanty Władysław Sobieski.

La habitación para el descanso esta decorada con frescos de estilo barroco, aparecieron durante una rehabilitación del siglo XIX. La pintura de los frescos representa a la diosa Venus rodeada de personificaciones de diversos conceptos del arte clásico. En las paredes hay un friso pintado con motivos repetidos del águila real sobre un fondo de vivos colores, la cabeza de un león que era el emblema del rey Juan III Sobieski, la obra es de un pintor italiano Michelangelo Palloni que trajo el rey como mecenas y trabajo en la corte.

La siguiente sala está decorada como una habitación de una antigua casa señorial de Polonia, aparecen los escudos de armas del rey Jan III y su esposa Marie Casimire con coronas y guirnaldas de laurel, los retratos que muestran son de personas vinculas con la corte de Augusto II el fuerte. Frente a la ventana hay un cuadro de Elżbieta Lubomirskich Sieniawska, que era dueño del palacio en 1720, se encuentra representando a la diosa Minerva.

Los estantes de las mesas y en los rincones hay una colección de 18 jarrones japoneses, en el centro un retrato de Gräfin Anne Konstanze era la amante de Augusto II. Además hay dos cuadros con unas panorámicas de Dresde (Alemania) pintadas por Bernard Bellotto (“Canaletto”) en el siglo XVIII.

La antesala tiene el aspecto de la última renovación en el siglo XIX. Sobre las paredes unos magníficos murales del siglo XVIII de inspiración china. Los frescos son obra de Giuseppe Rossi, pintor de la corte de Elżbieta Sieniawska, en el sur-este de la sala se encuentra un autorretrato del propio pintor.

La siguiente estancia es la habitación del consejo en color pastel, tiene 19 acuarelas del siglo XIX y hacen alusión a los diferentes retratos de los propietarios del palacio Wilanow.

La habitación está decorada con muebles del siglo XVIII que fueron construidos por grandes ebanistas de París. Hay retratos de Stanisław Leszczyński y su hija María, esposa de Luis V. Además, hay otros dos cuadros: escena histórica pintado en 1795 por Franciszek Smuglewicz donde se representa la "Confirmación de 1769 del Conde Paweł Ksawery Brzostowski firmando el Decreto de Autonomía para el Pueblo de Pawłów" y otra pintura que representa Brzostowski duelo por la destrucción de Pawłów.

La siguiente estancia es la habitación de los retratos de la familia Poniatowski, en la habitación hay importantes retratos de la vida de Polonia en la época de la ilustración, destaca el retrato de Marcello Bacciarelli, era el Director General de los Proyectos de Construcción Real. La miniatura con el retrato del rey Stanisław August de 1776; los retratos señoriales Stanisław Poniatowski (1758) y su mujer Kazimierz Poniatowski, Apolonia Ustrzyckich Poniatowska, obra del pintor Bacciarelli.

La siguiente estancia muestro el cinturón que se pone sobre la túnica exterior del traje nacional polaco, mide cuatro metros, eran importados de Persia y Turquía. Eran tejidas en seda combinados con hilos de oro y plata.

La galería de retratos polacos del siglo XVIII, se halla en el ala norte y expone las pinturas con retratos de la ilustración polaca: los autores de la constitución –es la ley más antigua de Europa y la segunda del mundo–; los miembros del Kościuszko –intento fallido de liberar Polonia de Rusia–; y otros miembros destacados de la sociedad polaca como: Adam Kazimierz Czartoryski, Ignacy Potocki, Stanisław Małachowski y Tadeusz Kościuszko.

La habitación de la torre norte esta decorada con bustos la mayoría de políticos, intelectuales, maestros de la universidad, bellas artes y miembros destacados de la cultura del siglo XIX. Sobre las paredes retratos del mismo siglo: Helena Przeździeckich Radziwiłł, el famoso coleccionista del Palace de Nieborów; Antonina Krasińska, abuela del gran romántico polaco Zygmunt Krasiński y Maria Kosińska. Los retratos en miniatura de Aleksander Potocki, hijo de Stanisław Kostka Potocki y Potocka Krystyna, hija de Ignacy, pintado en Roma en 1796 por Gaspare Landi.

La galería de retratos polacos esta dividida en dos partes: la primera, muestra los retratos de personas destacadas durante el periodo napoleónico y en los tiempos del Gran Ducado de Varsovia.

Los cuadros de la galería incluyen figuras de relevancia en Polonia como: Henryk Dabrowski, el conde Józef Poniatowski, Stanisław Kostka Potocki, el conde Adam Jerzy Czartoryski y el poeta Zygmunt Krasinski.

La segunda parte de la Galería de retratos del siglo XIX corresponden los retratos de personajes de Polonia. La primera sección incluye retratos de los antiguos propietarios del palacio de Wilanów: August Potocki su mujer Aleksandra, y su hija Stanisław Septym Potocki.

Se accede a la planta baja por medio de una escalera de hierro fundido a la primera sala que es el vestíbulo conduce a las habitaciones de la planta baja situadas en el ala norte.

La primera estación es el Salón Frambuesa, llamado así por el color de las paredes, comprende la sala Carmesí, el dormitorio y el estudio. Eran ocupadas durante el siglo XVIII y XIX por las familias: Sieniawski, Lubomirski y Potocki.

La siguiente habitación es la Galería de Pinturas el llamado Museo, originariamente era un apartamento que en el siglo XIX Potocki había convertido en un museo permanente. Los frescos y las bóvedas están pintados con alusiones barrocas y renacentistas.

La Galería del Paisaje se utilizaba para exponer obras de pintura relacionadas con los paisajes. Los frescos del techo hablan de una composición alegórica a la caza, la agricultura y el pastoreo.

El Gabinete Etrusco fue diseñado por los hermanos Enrico y Leandro Marconi para albergar la colección de ánforas antiguas traídas de las excavaciones arqueológicas en Italia, Eutruria y Atenas. Las pinturas de las paredes y las baldosas del suelo tienen una alusión al arte clásico. Las escenas figurativas están basadas en la Odisea de Homero.

La Galería Norte une el ala norte con el cuerpo principal. En 1820, Stanisław Kostka Potocki decidió montar un espacio museístico. Sobre las paredes y los techos hay frescos encargados por el rey Jan III obra del pintor Michelangelo Palloni en 1688. La obra más valiosa se expone en el extremo de la galería es la pintura ecuestre de Stanisław Kostka Potocki, obra de JL David en 1781. También hay una serie de bustos de mármol, copias de originales realizadas entre los siglo XVIII y XIX.

La Galería de Estudio fue diseñada en el siglo XVII, era la sala que conducía a la habitación de la reina Marie Casimire. A la entrada de la galería, una placa de mármol se erigió con la inscripción latina que dice: "CUNCTIS PATET INGRESSUS" "Entrada gratuita para todos", conmemora el día en que el propietario Stanisław Kostka Potocki decidió abrir el palacio al publico en 1805.

La antecámara de la reina es la habitación más antigua de estilo barroco, sobre la bóveda un fresco que hace referencia a la alegoría del otoño, sobre el friso se representan los trabajos en Polonia durante los meses de otoño.

La habitación de la reina tiene una de las decoraciones más espectaculares barrocas del palacio, sobre la bóveda un fresco con una pintura alegórica a la primavera. Los frisos de las paredes están pintados con los trabajos en Polonia durante la estación de la primavera.

El Gran Vestíbulo del Rey era la sala más grande del palacio en tiempo de Jan III era utilizado como comedor privado, el interior de estilo clasicista esta decorado con mármol del siglo XVIII.

La Antecámara del Rey destaca en su bóveda el fresco con una alegoría al invierno. El friso esta decorado con escenas de caza, bacanales y escenas de la vida diaria en el campo. El mobiliario consiste en un escritorio florentino y un conjunto de muebles de estilo veneciano. En las paredes destaca la pintura titulada: “La apoteosis del rey Jan III", obra del pintor Ciro Ferri en 1684.

El Dormitorio del Rey tiene un fresco en el techo que representa la alegoría del verano, sobre las paredes hay pinturas con delfines, caballos marinos e imágenes de la vida en verano en Polonia. El mobiliario es de estilo francés Luis XV, el dosel sobre la cama esta decorado con una colección de armas militares turcas y polacas.

La Librería del Rey destaca por la decoración sobre el techo, se pintó por artistas de la corte del rey donde se representan alegoría a las principales ciencias de Polonia durante el siglo XVII.

La capilla del Palacio fue construida entre 1852 y 1861, fue una iniciativa de Aleksandra Augustowa Potocka para conmemorar la muerte de Jan III Sobieski, esta presidida por la imagen de la Virgen inspirada en la madonna de Rafael, obra del escultor italiano V. Gaiassi.

El Lapidario es una sala que se creo en 1875 a petición de Aleksandra Augustowa Potocka con la intención de guardar y exponer los fragmentos de sarcófagos y estatuas romanas del siglo I al II d.C.

La Galería Sur es la estancia que enlaza el cuerpo principal con el ala Sur, los frescos fueron encargados durante el reinado de Jan III Sobieskiego, obra del pintor Michelangelo Palloni que represente el enamoramiento entre Amor y Psique. En el centro de la Galería esta decorada con pinturas mitológicas de: Las Tres Gracias y Diana y las ninfas.

A la entrada de la torre sur se encuentra la estatua de Jan III Sobieski se representa a caballo después de la victoria contra los turcos, la estatua en yeso fue realizada en 1693.

El Salón Blanco fue construido por el rey Augusto II, es la sala más suntuosa del Palacio de Wilanów parece mucho más grande por la cantidad de espejos que se enfrentan con los grandes ventanales. Las paredes están decoradas con pinturas de los monarcas de la dinastía Wettin, Augusto II y Augusto III, al lado de la chimenea hay una figura de Augusto III.

Los apartamentos de la viuda del Mariscal Lubomirska consta de tres salas: el pasillo, el salón y el dormitorio, contiene los muebles originales desde el 1793. Tiene los techos pintados con frescos, espejos en las ventanas y muebles tapizados estilo francés.

En las afueras del palacio destaca el Jardín Barroco, fue diseñado partiendo del eje principal del palacio. El Jardín forma dos terrazas naturales formadas por el trazado y la erosión del río Vístula, la terraza superior concuerda con la decoración interior del palacio, donde las habitaciones, terrazas y salones se reflejan en los parterres de flores formando figuras geométricas: círculos, palmetas y flores de lis.

El jardín barroco utiliza las flores y su colorido para deslumbrar con su audacia y la combinación de colores vivos como el: rosa, amarillo y el rojo completado con blanco, naranja y azul. El jardín de Jan III tenía a las rosas y a los lirios como un símbolo de felicidad; las peonías asiáticas representan la salud y la abundancia, los tulipanes combinados con lavanda y romero significan la bondad y el esplendor.

La terraza inferior tiene un fuerte carácter barroco construido con estanques simétricos formando calles que conducen hasta las orillas del río Vístula donde se sitúa el embarcadero.

Pegado al Palacio se encuentra la iglesia de Santa Anna de Wilanow, fue construida en 1772 diseñada por Jana Kotelnickiego, posteriormente fue reconstruida entre 1857-1870, durante Augusto Potocki, tiene un estilo neo-renacentista, posteriormente se añadió la nave presbiterio y la capilla de la Santísima Virgen y Santa Ana. La capilla de Potocki tiene una pintura de Nuestra Señora de Gracia, obra de Leopold Kuperweisera. En la cripta de la iglesia tiene varias de las tumbas de los propietarios del palacio de Wilanów

El cementerio de Wilanow se encuentra entre la iglesia y el palacio tiene una hermosa capilla neogótica construida en 1823 por Aleksandrę Lubomirskich Stanisławową Potocką esta creado en el centro del cementerio siguiendo instrucciones de Alexander Potocka para construir un mausoleo para toda la familia.

Aquí damos por concluida la visita a la ciudad de Varsovia, en el tintero se nos han quedado muchas cosas por ver: el Palacio Lazienki, el Museo Nacional, el Museo Fréderic Chopin, y por supuesto profundizar un poco más en el Gueto judío, pero desgraciadamente tenemos que seguir con los objetivos previamente marcados.

Marchamos hasta la ciudad de Lublin y llegamos bien entrada la tarde, elegimos el aparcamiento situado en la plaza de la Catedral, es de pago, mediante ticket de la ORA, y esta muy cerca de la plaza del Mercado; las coordenadas GPS del lugar corresponde N 51.24678 // E 22.56782. El tiempo que estamos en el centro nos cuesta 9 ZL.

La catedral de los Santos Juan Bautista y Juan Evangelista, fue fundada en el siglo XVI por los jesuitas, según el diseño de Jana Marii Bernardoniego y Józefa Bricca, fue terminada en 1625. Tiene un estilo arquitectónico principalmente barroco pero en algunos lugares se aprecia la mano del renacentismo. En el siglo XVIII sufrió un grave incendio y tuvo que reconstruirse en un estilo barroco, en 1757 se pintaron los frescos llamados Trompe L’oeil que cubren la catedral en un estilo ilusionista por el pintor de la corte de Augusta III Vasa, Józefa Meiera.

El pórtico principal tiene seis columnas y encima un balcón con un arco decorado con las palabras Soli Deo (el único Dios).

El interior, la planta esta dividida en tres naves con unos frescos excepcionales, obra de Jana Meiera, el presbiterio tiene un altar del siglo XVII en madera de ébano con la pintura de san Ignacio de Loyola, acompañado de esculturas doradas de los santos.

La nave del evangelio desemboca en la capilla de Nuestra Señora de las Lágrimas, dicen que el 3 de julio de 1949 la imagen lloro lágrimas de sangre, se recogieron formando una de las reliquias de la catedral. En la capilla de la epístola esta la capilla del Santísimo Sacramento

Paseamos por el centro de la ciudad Vieja (Stare Miasto) la entrada se hace por la puerta de Cracovia o Brama Krakowska que se ha convertido en el icono principal de la ciudad. Corresponde la puerta con los restos del antiguo castillo de Lublin. Fue construida en el siglo XIV con un estilo gótico, en el siglo XVIII se hicieron modificaciones en estilo barroco. Tiene una torre octogonal que fue construida en el siglo XVI terminado en almenas defensivas.

La plaza del mercado o Plac Łokietka es el lugar más transitado de la ciudad, allí se encuentra el edificio del ayuntamiento. En el pasado albergó la sede del Tribunal de la Corona del Reino de Polonia. La plaza se dedicaba principalmente para la venta de grano.

Cenamos en la plaza del Mercado en el restaurante Gospoda Sielsko Anielsko, Rynek Starego Miasta, 17, ofrece las mayores pizzas que jamás hemos comido hasta ese momento, con un diámetro de 60 cm., el precio 52 ZL ha batido nuestro record. Además, el restaurante ofrece una gran variedad de platos típicos de la región.

Después nos marchamos unos 4 kilómetros hasta el entorno del campo de Concentración de Majdanek, como sabemos que en el campo no dejan pernoctar, elegimos el aparcamiento del centro comercial Lidl que se halla a unos 500 metros del campo; las coordenadas GPS de lugar corresponden con N51.22993// E 22.59767.

La noche en el aparcamiento es tranquila aunque a eso de las seis de la mañana se escucha el camión que llega todos los días para descargar los víveres en el supermercado.

Día 9 de agosto (jueves)

RUTA: Lublin-Zamosc Km 88; tiempo estimado 1h 23’

El supermercado Lidl abre muy pronto a las 8,00 a.m. hasta las 21,00 horas, como siempre que dormimos en un aparcamiento de un centro comercial agradecemos su amabilidad comprando; en esta ocasión nos dejamos 128 Zl. en artículos de primera necesidad. Hacemos acopio un poco de todo, los precios por lo general son un poco más baratos que en España, aunque algunos de sus productos no son similares y es difícil su comparación.

Nos dirigimos después de las compras hasta el Campo de Concentración de Lublin, es conocido con el nombre de Majdanek; para hacer la visita es necesario seguir los siguientes pasos porque la extensión del campo es de 90 hectáreas y hay varios parking para poder aparcar y ver la zona más cercana, luego acudimos al siguiente punto para hacer lo mismo y así sucesivamente hasta completar el campo de concentración:

El Museo Nacional de Majdanek fue creado en noviembre de 1944, fue el primero de los museos europeos que se establecieron en los propios campos de concentración alemanes. Desde el año 2004 el Museo-Memorial de Belzec también forma parte del Museo de Majdanek que recuerda otro de los grandes campos de exterminio construidos por los nazis en Polonia. La misión de este monumento es guardar la memoria de las víctimas, difundir la historia, así como transmitir a las generaciones venideras de los crímenes nazis en la región de Lublin.

El museo se extiende en un terreno de 90 hectáreas donde se conservan 70 instalaciones de madera y de ladrillo, entre las cuales, encontramos las principales del hecho histórico: las cámaras de gas, los crematorios, los barracones del baño y los dormitorios de los presos.

En 1989, para rendir homenaje a los muertos y los asesinados en el campo de concentración, fue construido un Monumento y un Mausoleo. Es una composición monumental que nos recuerdan, además, a todas las víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

El campo de concentración comenzó a funcionar en octubre de 1941 hasta julio de 1944. En principio tenia la función de agrupar a toda la mano de obra para la construcción de un barrio destinado albergar a las S.S. en las afueras de Lublin y la realización de los proyectos económicos relacionados con la germanización de la región. Posteriormente, Majdanek llegó a ser un campo de exterminio para los judíos, un campo de prisioneros, campo penal y de transición para la población rural, campo para los prisioneros soviéticos de guerra, también era el lugar de ejecuciones de los detenidos por la policía alemana en lo que se llamo “los transportes de la muerte”.

Primero visitamos el gran Monumento del Combate y el Martirio tiene un pequeño aparcamiento cuyas coordenadas GPS corresponde N 51.22627 // E 22.60476. Desde aquí se comienza la visita junto al Monumento del Combate y el Martirio, es una enorme mole fue diseñada por el escultor Wiktor Tolkin, se inspiro en la imagen del Portal del Infierno de la Divina Comedia de Dante, esta dividido en tres partes: La Puerta Monumental, El Mausoleo y la calle Homenaje al Recuerdo.

El Monumento simboliza el abismo en el campo los días en que los alemanes ocuparon Lublin entre 1939 y 1944.

La calle es llamada “Camino Negro” era el lugar donde se llevaban los prisioneros al campo desde la rampa de embarque ferroviario situado a las afueras de Majdanek.

Más cercano al monumento se ve una pequeña casa era llamada “Casa Blanca”, es un edificio de ladrillos de color blanco, fue el primero de los apartamentos asignados al médico de las SS y después fue ocupado por el jefe del campo de prisioneros.

Después de la visita al monumento accedemos al recinto del campo de concentración, el precio de la autocaravana es de 15 Zl., desde este aparcamiento se da acceso al Centro de Visitantes, tiene las coordenadas GPS N 51.22444// E 22.60688.

Más adelante, para acceder al Centro de Exposiciones, movemos la autocaravana hasta el parking situado en el lugar más cercano a los barracones, la casa blanca y la campana. Las coordenadas GPS del lugar corresponde con: N 51.22530 // E 22.59811.

El campo de concentración era gestionado por más de 200 miembros de la SS, alrededor de 20 intendentes, y estaba vigilado por cerca de 1000 centinelas.

Durante el primer año del uso de Majdanek solamente se llevaban hombres. En octubre del año 1942 se empiezan a llevar mujeres, y en marzo de 1943 también se llevan los niños. La mayoría de los prisioneros eran judíos, polacos y rusos. Después entre 1943 y 1944 comienzan a llegar prisioneros de otros campos de concentración llegando a tener más 20 nacionalidades distintas. La ocupación media oscilaba entre 10 y 15 mil personas, llegando a los 25.000 en mayo de 1943. Se estima que durante el tiempo de funcionamiento del campo de concentración de Majdanek pasaron alrededor de 500.000 personas por el campo de 50 nacionalidades, aproximadamente 78.000 murieron en el campo el 60% como resultado de sus precarias condiciones de vida, el otro 40% fueron asesinados en las cámaras de exterminio

Las condiciones de vida del campo de concentración eran lamentables tenía fama de ser el más duro de toda Polonia. Los prisioneros eran maltratados haciendo trabajos tan duros que muchas veces el desenlace era la muerte, por el hambre y por las epidemias de tifus. Las personas enfermas y extenuadas eran fusiladas o asesinadas utilizando el gas.

El día 3 de noviembre de 1943 tuvo lugar el mayor exterminio y fue llamado "Emtefest", durante el cual los alemanes fusilaron en los fosos de ejecución, cerca del crematorio, a alrededor de 18 mil prisioneros judíos de Majdanek y de los campamentos de trabajo ubicados Lublin. En 1944 aquí se realizaban ejecuciones a prisioneros que los traían desde el Castillo de Lublin, civiles sobretodo eran polacos acusados de pertenecer a organizaciones que realizaban acciones armadas. El 21 de julio de 1944, unos días antes de que se cerrase el campo, se asesinaron alrededor de 700 personas llevadas en el “transporte de la muerte”.

El campo de concentración estaba delimitado por un doble cerco de alambre electrificado custodiado por 19 torres de vigilancia. Estaba dividido en seis secciones que incluían a 22 barracas, siete cámaras de gas, dos horcas de madera, un pequeño crematorio, y en 1943 se agrego otro más grande, y un número de edificios dedicados a los servicios: lavaderos, talleres, depósitos de carbón. La parte dedicada a la vida de las SS compuesto por las viviendas, oficinas y el casino. Las secciones del campo estaban aisladas por alambres de espinos y separadas según la categoría de los reclusos. Cada campo tenía dos hileras de barracas a cada lado un espacio abierto con una horca para colgar a los prisioneros. Al principio los prisioneros Rusos estaban en el Campo I; las mujeres y los niños se las situaba en el campo V.

El objetivo era abrir un campo de prisioneros con 15 campos que pudiera albergar 150.000 prisioneros que fueran utilizados como mano de abra para la construcción de viviendas en fábricas en Lublin. Al final los planes se redujeron y quedo en 8 campos con capacidad para 23.000 prisioneros.

Durante los primeros años después de la liberación los soviéticos también utilizaron el campo como cárcel para internar los prisioneros políticos de signo contrario antes de ser internados en los campos de Gulag en Rusia.

El campo de concentración no estaba conectado al servicio de alcantarillado de Lublin; los presos utilizaban las letrinas primitivas conectadas directamente al suelo, utilizan también cubos de madera para hacer sus necesidades, en 1943 se llevo el agua corriente y los reclusos podían ducharse una vez al mes. La falta de saneamientos produjo en el campo verdaderas epidemias de muerte por: el tifus, la tuberculosis y la disentería.

Los primeros edificios que vemos a la derecha se encuentran el barracón número 41 dedicado a los baños de los hombres. Al fondo se encuentra el barracón dedicado a la intendencia, era usados como almacenes y talleres del propio campo, en el exterior del edificio indica Desinfektion und Bad (Baño y Desinfección).

Entramos en el edificio más grande corresponde con el edificación de la bienvenida, era el lugar donde eran recibidos, se les cortaban el pelo al cero, luego eran pasados a otra gran sala donde se les duchaba y se les introducía en unos pilones donde se les sumergía en agua con un producto químico desinfectante. Mas adelante, vemos la parte dedicada como bunker para la eliminación de los presos mediante la administración de gas letal, las puertas están blindadas con acero acorazado y sellado para que no saliera el gas tóxico, en el lateral hay un complejo sistema de ventilación para la eliminación del gas.

El gas utilizado era HCN “cianuro de hidrógeno”, también llamado ácido prúsico, fue aislado por primera vez en el tinte azul que procedía de Prusia por eso se le dio ese nombre; líquido volátil incoloro con el olor de las almendras amargas. El ácido prúsico se considera un agente venenoso. Su acción inhibe la respiración celular como resultado de la neutralización de las enzimas respiratorias. El ácido prúsico pasa a través de las membranas mucosas y la piel, pero principalmente a través de los pulmones, a la sangre. Se bloquea el proceso por el cual el oxígeno es liberado de los glóbulos rojos y el resultado es una especie de asfixia interna. Esto se acompaña de síntomas de lesiones en el sistema respiratorio, combinado con un sentimiento de miedo, mareos y vómitos.

Este compuesto era fabricado por la empresa alemana Degesch (Deutsche Gesellschaft für Schädlingsbekämpfung mbH) con sede en Frankfurt.

En Majdanek había cuatro cámaras de gas, la que encontramos antes de la ducha era la que primero se utilizo para resolver las condenas a muerte antes de que se hiciese masivo su uso, con la construcción de las otras tres cámaras. Al entrar en la barraca núm. 41 de la cámara de gas, primero hay una habitación vacía, sin muebles, servia para desnudarse, en el suelo tiene estrechas tablas de madera. A continuación, se entra en el cuarto de baño, una habitación grande con hileras de tuberías de agua de riego que conducen a cabezales de ducha en el techo, esta sala también tiene un piso de madera sobre el hormigón. En un extremo de la sala de duchas, hay dos bañeras de hormigón de gran tamaño. La función de estas instalaciones era para duchar a los presos con agua caliente para que cuando les administrasen el veneno murieran más rápidamente porque los nazis descubrieron que el calor de los cuerpos hacia que el gas trabajase más rápidamente. Los presos entraban muertos de miedo porque habían escuchado la historia del exterminio en la cámara de gas, al ver que salía agua se llevaban una alegría porque pensaban que por allí salía el gas tóxico, al ver que solamente salía agua y seguían vivos entraban en una fase de euforia colectiva.

Una puerta de la ducha lleva a la primera cámara de gas, que es una habitación grande con una alcoba. En la alcoba, hay grandes manchas azules que aún son visibles en las paredes y en el techo son las machas del gas utilizado. Hay dos agujeros en el techo a través del cual el veneno era suministrado, y además aberturas en la pared a través de las que se suministraba aire caliente para aumentar rápidamente la temperatura.

La cámara de gas tiene dos puertas que abren hacia el interior del barracón. Cada una de las puertas tiene una mirilla de vidrio que está protegido por una protección metálica. La parte principal de la sala de cámara de gas tiene una ventana de cristal, lo que permite la entrada de luz natural, tiene manchas azules del gas.

La segunda cámara de gas en el barracón numero 41, tiene una pequeña ventana prescrito en la pared interior. Esta ventana servia para que los oficiales pudieran observar el proceso de la muerte. La tercera cámara de gas tiene una pequeña sala de observación sin manchas azules como testigo de las muertes. Una cuarta cámara de gas se encuentra en el edificio nuevo crematorio en el otro extremo del campo que visitaremos más adelante.

Detrás del edificio, donde hay una hilera de álamos, es la calle principal, esta protegido por una torre de vigilancia, hay un espacio cubierto de grava que era llamado “Campo de Rosas” era el lugar donde llevaban a los presos a la entrada a Majdanek, allí se dividían en dos grupos los que eran validos para los trabajos y los no, estos últimos iban directamente a la cámara de gas.

Al lado hay otro barracón dedicado al baño de las mujeres. La pared oeste del mismo esta junto a “Rosengarten”, era la plaza donde se seleccionaban los presos judíos destinados a la cámaras de gas.

Los barracones marcados con el nº 43 y 44 fueron donde se instalaron la exposición de la histórica del museo. El trabajo de construcción del museo fue encargado Anna Wisniewska y Czeslaw Rajca, presentaron la historia del campo de concentración de una forma lo más representativa posible, aprovechando toda la cantidad de material icnográfico y el gran numero de reliquias del propio campo. La topografía de Majdanek se ilustra en la maqueta que esta en el barracón número 45. El barracón se expone el material que utilizaban los presos como los cuencos de comida. El elemento más interesante es un rosario católico hecho con cuentas de miga de pan y luego pintado. Artículos de aseo como cepillos de dientes, cepillos del pelo, los muñecos de los niños pequeños y un libro, poemas y dibujos hechos por los presos. Los uniformes con rallas grises con un triángulo rojos esto indicaba que eran utilizados por presos políticos, los prisioneros judíos llevaban un triángulo rojo cosido en la parte superior de un triángulo amarillo formando la estrella de David.

Varios paneles presenta fotografías de reclusos y fotos de las penitenciarias todas por los propios alemanes donde se explica la historia del prisionero. De los 20.000 reclusos que fueron liberados en su gran mayoría eran mujeres y niños que fueron mantenidos como rehenes para que sirviese como castigo a los civiles de la zona y entregasen el impuesto en productos agrícolas.

En el campo había muchos prisioneros de guerra americanos, estos eran tratados de forma especial, los alemanes cuidaban los tratados de Ginebra sobre las reglas sobre los prisioneros de guerra y el 99% de ellos volvieron a sus casas. Por el contrario los soldados capturados Rusos, al no haber firmado la Convención de Ginebra fueron trasladados a Majdanek y se les trato como simples presos comunes.

El barracón número 47 es el más enigmático, en su interior hay una instalación titulada “Shrine-Memorail de la Víctima Desconocida” organizada según el proyecto de Tadeusz Myslowski.

Enfrente esta la Galería de Verano en el barracón núm. 62, donde se organizan las explosiones temporales. El barracón número 52 esta dedicado a la exposición del calzado perteneciente en su mayoría a las víctimas “Aktion Reinhardt”; es el nombre clave que se le dieron los alemanes al exterminio de la población judía polaca “Gobernación General” sobre el pillaje de su patrimonio en lo que llamaron la solución final de la cuestión judía.

El barracón número 53 presenta la exposición titulada “Abecedario” dedicado al destino de los niños cautivos que vivían en Majdanek, esta exposición fue diseñada por Tomasz Pietrasiewicz.

El campo numero III es el que se mantiene en pie allí se puede ver como era la vida dentro del campo. Al principio los internos dormían directamente en el suelo sobre paja, los suelos eran de hormigón. Después se hicieron de madera y se añadieron literas en tres niveles, cada litera tenía una cama doble, en la última etapa se pusieron camas individuales, la luz llegaba por una hilera de pequeñas ventanas en la parte superior que servia para dotar de luz a los barracones pero no de ventilación. Los barracones estaban diseñados para albergar unas 250 personas pero en ellos llegaron a dormir de 500 a 800 presos.

Por ultimo, nos trasladamos en el vehículo hasta el parking del Museo, es el lugar más cercano para visitar el monumento con las cenizas y las cámaras de gas; las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N 51.21688 // E 22.59716.

El campo de concentración se componía de partes llamadas subcampos. Solamente se han conservado las instalaciones del tercer subcampos número VII, donde se pueden ver los interiores de estos tres barracones de prisioneros, números 13,14, y 15. Cerca de la salida del tercer subcampo se ve la columna de Tres Águilas, es una de las diferentes esculturas creadas por los prisioneros durante el funcionamiento del campo.

El crematorio se compone de diferentes salas, en una de estas es donde se encuentra la mesa de disección, era el lugar donde se examinaba los cuerpos muertos para extraer los dientes de oro o algún objeto de valor que se tragaban o los introducían por alguno de sus orificios naturales. Las otras salas corresponden al sarcófago, los hornos crematorios y el chasis del camión usado para la cremación de los cuerpos. Cerca del edificio se hallan las fosas de ejecución, en estas el ejército alemán realizó una de las matanzas más importantes de la Segunda Guerra Mundial. El crematorio estaba equipado con cinco hornos Kori que eran alimentados con carbón, en la entrada de los hornos tienen una camillas donde eran depositados los cadáveres para ser introducidos en el interior. Los cuerpos se cargaban por la parte trasera y se sacan las cenizas por la parte frontal, la habitación tiene un hueco donde hay una habitación con una bañera grande, se ha interpretado que en esta bañera se metían los oficiales de las SS aprovechando el calor de los hornos de cremación para darse un baño relajante mientras los cadáveres eran calcinados.

Había un segundo crematorio en una choza de madera pero los alemanes lo prendieron fuego el 22 de junio de 1944 poco antes de abandonar el campamento, el día que los rusos tomaran la ciudad de Lublin. El edificio que se muestra en la actualidad es una reconstrucción pero los hornos son los originales. La habitación de la cámara de gas se aprecia que es una reconstrucción porque en las paredes no se muestra el tinte azul que dejaba el gas tóxico. La habitación de la cámara de gas en el crematorio es muy pequeña se aprecia el agujero en el techo por donde se introducía el gas venenoso, hay un desagüe en el suelo, justo debajo del orificio. La puerta de la cámara de gas se llevó a EE.UU donde se exponen en el Museo del Holocausto de Washington.

Hay una placa conmemorativa que menciona la víctimas del campo de concentración, el 41% fueron judíos; el 31% prisioneros políticos polacos; el 16% prisioneros de Guerra de la URSS; y el 5% eran prisioneros de guerra o políticos de 26 países.

La visita al Mausoleo es una de la más impactante del campo, bajo su inmensa cúpula se colocaron las cenizas de las personas asesinadas, en la cúpula se coloco la frase grabada “Qué nuestro destino sea para vosotros un mensaje de advertencia”.

Detrás de Mausoleo se encuentra el campo donde se ejecutaban a los presos, se excavaron zanjas de dos metros de profundidad y cien metros de largo. El 3 de noviembre todos los presos del campo III y IV fueron sacados de sus camas y llevados a las zanjas, los guardias montaron un sistema de altavoces que impedía escuchar los disparos.

Después de la visita al museo y al campo de concentración nos trasladamos hasta el parking situado en el castillo de Lublin para hacer la visita a la zona. Hay unos gorrillas que te cobran 5Zl la hora y te dan el ticket oficial que cuesta 1,5 Zl. Las coordenadas del parking válido para autocaravanas en Lublin corresponde con: N 51.25058 // E 22.57039.

El castillo real de Lublin se alza sobre la parte más alta de la ciudad, fue construido en el siglo XIV y reconstruido posteriormente entre 1823 y 1826 dentro de un estilo neogótico con influencias inglesas, siendo utilizado como cárcel penal, solamente se conserva del original la torre del homenaje y la capilla. Durante los siguientes 128 años sirvió como prisión zarista hasta 1915 en que Polonia se declaro independiente. Volvió a servir de cárcel durante la ocupación alemana entre 1939 y 1944 cuando pasaron por la prisión entre 40.000 y 80.000 polacos, justo antes de la retirada los alemanes masacraron a los últimos 300 presos que quedaban en la prisión. Después de 1944 el castillo siguió sirviendo como prisión para los nuevos ocupantes soviéticos, se calcula que cerca 30.000 polacos pasaron por la cárcel por no admitir la ocupación de Polonia.

La iglesia de santa Trinidad del castillo de Lublin o Kaplica Swietej Trojcy se encuentra en el interior del palacio, es uno de los monumentos más bonitos del arte medieval en Polonia y en Europa.

En la actualidad el castillo forma parte del Museo de Lublin, entre los fondos permanentes se encuentra la colección de pintura representativa que discurre entre el siglo XVII y el siglo XIX. La galería de pinturas polacas comienza con los retratos barrocos, entre ellas la más antigua imagen de la reina Bona Sforza del siglo XVII. Una colección de los retratos pintados para el ataúd de determinados personajes. Paisajes y representaciones históricas P. Michałowski, J. Matejko, Gerson W. y J. Brandt representantes del siglo XIX, y el cambio de siglo tiene nombres como O. Boznanska, Podkowiński W., J. Stanisławski, J. Malczewski y Wyspiański. Del arte barroco europeo está representado por unas 40 pinturas del siglo XVII y XVIII por los pintores holandeses, flamencos, italianos, alemanes y franceses. Una de las mejores pinturas del museo es “Pilato se lava las manos” por Hendrick ter Bruggen, un destacado pintor neerlandés del siglo XVII.

El museo tiene una colección de artes decorativas polacas y extranjeras del siglo XVI hasta el siglo XX. Se divide en cuatro áreas separadas que muestran muebles de épocas diferentes. Junto con otros objetos en exhibición se recrean salones del siglo XVII hasta la segunda mitad del siglo XIX. Sobre las vitrinas se exponen una colección de porcelanas de Europa Meissen, Viena, Berlín y también polacas Korzec, Baranowka.

La colección de artefactos de metal comprende la plata procedente de plateros de Lublin que abarca hasta los finales del siglo XIX vajilla, cubiertos y candelabros.

En el arte textil una colección de cinturones de los fajines de los nobles por los fabricantes en Sluck, Kobylka y Lipkow, y la sección de bordados, en especial una casulla del siglo XVII donde se representa a Cristo crucificado en el Árbol de la Vida.

Una amplia colección de pinturas con una temática histórica y de las principales batallas polacas, pinturas históricas y de batallas. Son unos 30 lienzos seleccionados para ilustrar algunos temas y eventos presentados cronológicamente. Los más importantes son: el asedio de Czestochowa de 1655; el alivio de Viena de 1683; la batalla de Raszyn de 1809; el ejército de Napoleón regresaba de Moscú de 1812; la batalla de Stoczek de 1831 y escenas de la guerra polaco-bolchevique de 1919-1921.

También se complementa esta sección con una colección de retratos del país: el rey Jan III Sobieski, Tadeusz Kosciuszko, el conde Jozef Poniatowski, el general Henryk Dabrowski.

Se completa la exposición con una galería de pintores polacos del siglo XX; Los pintores locales de Lublin; el arte popular en la región de Lublin; monedas y medallas de la región de Lublin entre el siglo X y el siglo XX; armamentos polacos del siglo XIV al siglo XX.

La entrada a la capilla de la iglesia de la Santa Trinidad esta permanentemente controlada, se hace en grupos de 30 personas, cada hora en punto, y el tiempo de permanencia en la capilla es de 45 minutos, los horarios son en punto entre las 10,00 y las 17,00 horas .

La construcción de la capilla se inicia en 1326, posteriormente se convierta en la capilla real porque aquí se firmo el contrato de boda entre Jadwigą y Władysławem Jagiełłą.

La capilla se pinto con hermosos frescos bizantinos en 1418 por un equipo de pintores anónimos liderados por el maestro Andrew, todo esto se conoce porque hay una inscripción en el arco toral que dice que fue terminada el 10 de agosto de 1418. Entre todos los santos se ve la figura de su fundador Ladislao Jagellón. En el siglo XVI la iglesia se amplio con un estilo renacentista. Los frescos se cubrieron y estuvieron ocultos hasta el año 1899 en que durante una restauración aparecieron, gracias al descubrimiento del pintor José Smolinski que estaba haciendo unos trabajos en la base de la torreta

Los frescos hablan de las festividades y de los patrones en la iglesia bizantina y el ciclo de la Pasión de Cristo. Destacan la imagen de Cristo que se presenta como majestad, la escena de la anunciación, el cielo con profetas y santos. Las pinturas de la pared del arco iris y las de la parte inferior de la nave se realizan con otra técnica, son obra del maestro Juszko, se caracteriza por un esquema icnográfico mucho más arcaico.

La iglesia es de una sola nave y el presbiterio, tiene en el centro una enorme columna con forma de palmera. El interior de la iglesia no solamente era un lugar para la celebración de los ritos, fue creado para reflejar al Dios del Universo. Los frescos de la capilla se representan la visión teocéntrica bizantina del orden mundial, esto se manifiesta de forma jerárquica, colocando en la parte más alta de las bóvedas los temas intemporales, en la parte más baja y en los techos los temas más cercanos a la tierra. El tema constante es la gloria de Dios y se le sitúa en la cúpula, el siguiente es el relato de los profetas y el ciclo del Evangelio sobre la nave.

Contrariamente a lo pensado, la Capilla de Lublin tiene muy poco que ver con el espacio en que se presentan las iglesias bizantinas, el pilar interior se eleva en medio del pasillo y las ventanas ojivales góticas es el espacio que es aprovechado para la creación de la pintura bizantina. Por orden de importancia las pinturas en las bóvedas se representan, sobre el coro: Cristo Majestad, el Espíritu Santo con forma de paloma, querubines, los serafines que son los espíritus bienaventurados, Tronos, los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, los Ángeles y diferentes jerarquías, san Juan, la Virgen María. En el techo de la nave se representan: querubines, el trono de Dios (el trono de la segunda venida), los ángeles del coro, los símbolos de los evangelistas. Sobre las paredes del coro del lado norte: se representa la Ascensión, la oración de Cristo en Getsemaní, La última cena, la comunión de los apóstoles, el lavado de los pies de los apóstoles, las tropas de choque , la conspiración de Judas con los sacerdotes y el no arrepentimiento de Pedro, una mujer en la tumba de Cristo. Y también dos de las pinturas relacionadas con el fundador: Retrato ecuestre de Wladyslaw Jagiello, Herb Śreniawa. Sobre la pared oriental se representa a: La captura de Cristo y el tribunal del sanedrín. En la pared sur: La predicación de la Pasión, el Tribunal de Pilato, la Intimidación, la Flagelación, la colocación de la Cruz, la Crucifixión, el Descendimiento de la Cruz, el rey David, el rey Salomón, santo Paraskewa Piątnica y la inscripción del fundador. Sobre los muros de la nave norte se representa a: san Paphonocius, san Onofre, La Presentación de Cristo, el bautismo de Cristo, santo Tomás el Apóstol, la Transfiguración, la Resurrección de Lázaro, la Entrada en Jerusalén, los santos: Cosme, Damian, Cyrus y Juan, la Dormición de la Virgen María. Sobre la pared oriental se representa a: la Anunciación, el Mandylion icono que representa cara de Cristo con forma humana, descenso a los infiernos, Deesis es otro icono bizantino que representa la “suplica”, la Hospitalidad de Abraham, san Pablo y los tres Padres de la Iglesia Oriental. Sobre la pared sur del muro se representan: Melquiades, Isaías, La Visitación y santa Elizabeth, la Natividad, Micah nombre sacado de la Biblia hebrea, Elías en el desierto, el desmayo de la Santa Madre, La curación del hombre con la mano seca, la Aparición de Jesús, San Gierasimus, la muerte del pobre Lázaro, la Comunión y el funeral a María en Egipto, Masacre de los Inocentes, el fundador en oración. Sobre la pared occidental se representa: Ezequiel, Jonás, Santa Theodora Stratilates, St. Teodor Tiron, un numero de santos no identificados, Daniel dentro del foso de los leones, las santos: Pacome, Antonia la Grande, Macario el anciano, Sabas de Capadocia, Spirydon de Trimitont, Daniel el estilista, los santos: Cosme, Damián y Juan, el fundador en oración.

Toda esta iconografía representada sobre el techo y las paredes representa la jerarquía para proclamar la Gloria de Dios. Sobre la bóveda de presbiterio aparece el Pantocrátor entronado para anunciar el texto evangélico de Juan: “Yo soy la luz del mundo, quien me sigue, no camina en tinieblas, sino que tiene la luz de la vida.”. La figura de Dios se encuentra rodeada rodeado por una mandorla, más allá de las criaturas apocalípticas surgen proclamar el evangelio de Dios a todo el mundo.

Las pinturas utilizan la técnica del fresco que consiste en mezclar los colores al agua con mortero húmedo de cal que se mezcla con lino y paja picada. Los pintores preparan la mezcla teniendo en cuenta la cantidad de material que necesitan para los trabajos diarios. La composición figurada se pinta en color ocre brillante, los pigmentos naturales utilizados son: blanco, azurita, malaquita, carbón, arcilla y hierro para sacar los tonos de ocre y rojo.

A la salida del castillo dejamos la autocaravana en el mismo parking; una pareja de recién casados llegan en ese momento para fotografiarse al amparo de la imagen tan bonita que describe el castillo de Lublin. Es la imagen más común en todos lo monumentos de Polonia, todas las novias quieren dejar retratado ese día tan especial en los edificio más bonitos de su ciudad.

Caminamos por la ciudad a la búsqueda del cementerio judío, atravesamos una gran avenida donde se encuentra un mercadillo, cruzamos la estación de autobuses y sobre un promontorio pegado a la comisaría de policía vemos la entrada al cementerio, se halla en la calle Ulica Kalinowszczyna, no tiene perdida.

Según nuestra guía de viajes indicaba que para poder visitar el cementerio judío había que contactar con Bibianna Honing y ponía un número de teléfono. La llamamos y nos dice que el cementerio se encuentra a la izquierda de la oficina de la policía y que podemos visitarlo libremente.

En la entrada al cementerio se ha construido una especie de memorial que indica Cmentarz Zydowski, Izba Pamieci, es una puerta de hormigón que identifica el cementerio judío más antiguo del país. Fue construido en 1541 mediante un privilegio que se concedió a los judíos para poder enterrarse en la zona. En 1830 el cementerio se cerró por haberse completado pero durante el siglo XX siguieron enterrándose algunos judíos. Durante la Segunda Guerra Mundial había más de 3000 tumbas pero las lápidas fueron sacadas y se usaron para la pavimentación de las calles, en la actualidad todavía se pueden ver algunos disparos y agujeros producidos por las bombas.

En el interior se ven numerosas lápidas amontonadas, la más antigua es de 1541 y pertenece al rabino Jakuba ha-Lewi. En el cementerio están enterrados los representantes de la comunidad judía de Lublin, las decoraciones de las lápidas utilizan la corona es una forma de presentar el respeto a los difuntos; el león se le pone a una persona muy fuerte y valiente; y la mano vertiendo una jarra se ponen en las tumbas de los Levi, por supuesto la estrella de David y la paloma con una rama en el pico.

Como curiosidad vemos una tumba que dice: Josef Honig 18-05-1917; 5-06-2003 y debajo indica: Bibianna Honig fecha de nacimiento 2-12-1927; no tiene la fecha de fallecimiento; intuimos que es la mujer que hemos hablado por teléfono porque por la voz era una mujer muy mayor, entonces ha dejado la lápida lista solamente para poner ¿la fecha de su fallecimiento?! Curiosa previsión!

Regresamos hasta el parking en la plaza del Castillo donde hemos dejado la autocaravana, para iniciar nuestro viaje a Zamosc.

Durante el recorrido tenemos un incidente con la policía de tráfico polaca, se sitúan delante de la autocaravana que cierra la expedición y le obligan aparar en una gasolinera próxima, solamente le piden los papeles de la carta verde y el permiso de circulación. Luego pudimos imaginar que lo que hacen te introducen el puntero que llevan como detector de alcohol, en caso de dar positivo en el aire de la autocaravana te obligan hacer el examen rutinario al conductor soplando para hacer el test de alcoholemia con el etilómetro.

Mientras, los demás miembros hacemos una revisión mental desde los últimos kilómetros del recorrido para ver si habíamos incurrido en alguna infracción y la verdad no la encontramos porque somos muy respetuosos con las numerosas y a veces contradictorias señalizaciones de tráfico de las carreteras polacas. Visto que no hemos hecho nada irregular, solamente corresponde con una revisión rutinaria, dicen los policías, seguimos nuestro camino.

Antes de llegar a Zamosc paramos en una estación de lavado para dar un agua a la autocaravana y además aprovechamos para vaciar los tanques grises; desgraciadamente no podemos llenar de agua limpia porque nos indica el empleado que lo tiene prohibido por su jefe, pese a que le tentamos con una propina nos dice que esta vigilado por una cámara de grabación y su jefe se enteraría. El llenado de agua lo hacemos en una estación de gasolina en la propia Zamosc, donde encontramos uno de los pocos grifos de agua potable.

Marchamos hasta el centro antiguo de Zamosc donde llegamos bien entrada la tarde, acudimos al parking 24 horas que teníamos como referencia en el GPS, pero el vigilante nos indica que el parking esta completo. Parece que le damos pena al señor y nos indica que podemos aparcar junto a la valla de su parking, separado por una alambrada del parking publico contiguo, nos asegura que él se encargará de la vigilancia, así lo hacemos, intentamos agradecérselo económicamente pero no quiere dinero, lo intentamos nuevamente con unas cervezas que son siempre bien recibidas, él nos corresponde con lo que tiene a mano, con una bolsa de pimientos rojos y una garrafa de agua limpia.

El parking gratuito para autocaravanas en la ciudad de Zamosc se encuentra situado a 250 metros del centro urbano y tiene las coordenadas GPS N 50.71576 // E 23.26184.

La ciudad de Zamosc es una de las más fotográficas de toda Polonia y seguramente tiene una iluminación nocturna especial, pero es muy tarde y las fuerzas muy escasas para dar una vuelta por el centro urbano.

La única pega que encontramos en este aparcamiento público es que se encuentra enfrente de la discoteca Berbiri Hills, desgraciadamente no está insonorizada y se escucha la música pegadiza del momento durante toda la noche, bailamos dentro de la autocaravana la canción del verano brasileña “Au si eu te pego”, enseguida caemos en la mano del dios de los sueños, el clásico Morfeo, simplemente lo cito como una anécdota.

En este punto geográfico batimos un nuevo record con nuestra autocaravana es la coordenada más al Este que hemos estado nunca, conduciendo un vehículo E 23.26184, a partir de este punto iremos sucesivamente bajando en dirección Oeste.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal