Viaje a polonia, visitando francia, alemania, autria e italia



Descargar 0.68 Mb.
Página8/12
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño0.68 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

Día 12 de agosto (domingo)

Ruta: Sromowce Wyzne-Debno-Lopuszna-Kalwaria Zebrzydowska

A las nueve de la mañana comienzan los descensos por el río, en este momento llueve pero no intensamente, nos da miedo meternos dos horas en la barca y que nos sorprenda una lluvia torrencial.

Según las previsiones meteorológicas los barqueros nos indican que hacia las 12,00 horas el día estará completamente despejado, para hacer tiempo marchamos hacia la localidad cercana de Debno para ver su iglesia de madera y luego regresar. A mitad del camino deja de llover y regresamos anticipadamente al parking para hacer nuestro rafting. A nuestro regreso nos cobran el parking 35 Zl durante todo el día.

Estamos en los montes Pieniny se han hecho famosos por sus espectaculares paisajes, atravesaremos en barca por el valle que ha formado la erosión del río Dunajec. Estas montañas se encuentran situadas al noroeste a 30 Km. de la cordillera de Tatra. El descenso se realiza en balsa por el río, que discurre entre las gargantas calcáreas, es una de las atracciones más importantes de Polonia. La balsa discurre por aguas mansas en principio pero poco a poco se van encrespando y forman los rápidos. El río se remansa de nuevo hasta llegar a la localidad de Szczawnica.

La barca esta formada por la unión de cinco canoas que se ajustan hasta formar una gran plataforma para alojar a 10 personas (mínimo), sino hay ese numero de personas, si se quiere salir hay que pagar el precio del mínimo de personas: La barca está controlada por dos balseros que conocen el río palmo a palmo, en sus manos portan unas perchas, uno va en la proa y se dedica a servir de guía de la plataforma, el otro hace de timón introduciendo su percha continuamente.

A los 10 minutos de la salida vemos en la orilla derecha otro tipo de barcas situada en un embarcadero, se trata de la frontera con Eslovaquia que también se dedica hacer este tipo de viajes, aunque sus barcas y sus uniformes no son tan vistosos.

Pasamos cerca de las tres montañas más elevadas de la cadena montañosa se llaman las tres coronas: Okrąglica (982 m), Flat Rock (950 m) y su Roca (920 m), el río da un vertiginoso giro a la derecha, estamos en la parte más bonita del recorrido. Ahí en 1287, el beato Kinga se refugio en un castillo de los tártaros de la orden de santa Clara, cuyas ruinas se ven en lo alto de los picos.

Más adelante, atravesamos en lo que llaman Ostra Skala, es una inmensa roca saliente, aquí el Dunajec gira bruscamente y se introduce en la parte más angosta de la garganta. Poco a poco el río se va amansando hasta que llegamos a la ciudad de Szczawnica. Hemos recorrido 18 kilómetros y hemos empleado un poco más de dos horas en la barca.

Nada más llegar a Szczawnica hacemos un receso y aprovechamos para comprar una variedad de quesos frescos de la región; enseguida nos dirigimos al parking para hacer el regreso a nuestro punto de partida donde hemos dejado la autocaravana (esta incluido en el precio del raftig).

De camino a nuestro destino final de la jornada hay un par de iglesia de madera que queremos visitar, una es la Debno, las coordenadas GPS del parking para autocaravanas utilizado es: N 49.46829 // E 20.21277, es un sitio apto para la pernocta de autocaravanas.

Nos encontramos ante uno de los ejemplos más bonitos de la arquitectura gótica en madera en Europa, estamos ante la iglesia parroquial de san Miguel Arcángel en Debno, fue construida en madera de alerce, entre 1550 y 1560, costaba solamente de dos unidades: el presbiterio y la nave. En 1601 se amplio y se construyó la torre de la campana.

El interior, la nave destaca por sus pinturas policromadas es una de las más antiguas de Polonia, se emplearon un total de 33 colores y 77 diferentes temas, los más generales son vegetales y ornamentos geométricos, también se plasman temas figurados y de animales, sobretodo se identifican los ciervos.

El presbiterio esta dominado por un altar mayor con un tríptico del siglo XVI presidido en el centro por la Virgen con el Niño, a su izquierda el arcángel san Miguel con su espada y santa Catalina a la derecha; en la calle de la izquierda encontramos a san Juan Evangelista y San Estanislao; en la calle de la izquierda san Juan Bautista y san Nicolás. En el segundo nivel se halla una escena de la Pasión de Cristo en Gesemaní.

En las naves hay dos altares de estilo barroco, a la izquierda hay un armario con figuras góticas de la Virgen y el Niño, en el centro; santa Cecilia y santa Catalina a la izquierda; santa Barabara y santa Dorotea a la derecha.

Unos kilómetros más allá pasamos por la puerta de otra iglesia de madera, su porte nos obliga a pararnos, las coordenadas GPS del parking para autocaravanas en la localidad de Lopuszna son N 49.47382 // E 20.13051.

La iglesia de Lopuszna esta dedicada a santa Trinidad y san Antonio Abad, fue construida en la segunda mitad del siglo XV, posteriormente fue añadida la torre en el siglo XVII, dentro del estilo gótico tardío. En la actualidad el edificio esta formado por la torre, la nave y el presbiterio.

El interior, la nave es un poco más ancha que el presbiterio y que la torre, sobre las paredes policromadas con pinturas del siglo XVI, aunque la mayoría fue reconstruida en el siglo XX.

El presbiterio esta presidido por un altar con un tríptico gótico del siglo XV, en el centro una escena de la coronación de la Virgen Maria y la santísima Trinidad, en la calle de la izquierda san Antonio el ermitaño, abajo san Francisco de Asís; en la calle de la derecha san Leonardo, abajo san Francisco de Siena.

Sobre la nave dos retablos barrocos de la primera mitad del siglo XVIII; un grupo escultórico del calvario, el cuadro de la adoración de santa Trinidad del siglo XVIII. Sobre el iconostasio la figura de Cristo en la Cruz.

La iglesia esta rodeada con una valla de madera con una puerta al estilo de las iglesias de Zakopane.

A las 19,00 horas llegamos al segundo santuario más importante de Polonia Kalwaria Zebrzydowska; el parking que utilizamos para la visita y la pernocta se encuentra situado en la misma puerta del santuario (gratuito); las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N 49.85992 // E 19.67491.

La noche en el parking del santuario y estando tan cerca de Dios irremediablemente se convierte en plácida y tranquila, también nos han acompañado en nuestros sueños, por primera vez en el viaje, varias autocaravanas, llevamos varios cientos de kilómetros y en este punto es la primera vez que vemos una autocaravana, esto da la medida de cómo esta desarrollado el autocaravanismo en Polonia.



Día 13 de agosto (lunes)

RUTA: Kalwaria Zebrzydowska-Barnald Dolny-Wadowice-Wieliezka

Me levanto muy prontito para disfrutar del lugar es uno de los centros de peregrinación del país, para mi sorpresa ya están celebrando la primera misa de la mañana en una de las capillas laterales destina a la veneración de la Virgen de Kalwaria, esta tan llena de gente que además de la capilla lateral ocupa también la nave central, ambas están totalmente repletas de gente, esto da una imagen del verdadero fervor con que los polacos viven la religión católica. Con este poder de gente dedicado al culto no me extraña que fuese nombrado un papa polaco, lo que no entiendo es como no se dedican a exportar sacerdotes por toda Europa, en España bien estamos necesitados de ellos. Me incorporo a la misa para conocer las diferencias de culto con nuestras misas, me busco un asiento del coro que hay libre, justo en una de las sillerías que en las grandes celebraciones son ocupadas por monjes para cantar la misa. Lo primero que me llama la atención es la cantidad de sacerdotes que concelebran la misa, en total he contado ocho sacerdotes, tres están en la capilla lateral y cinco más en la nave de la iglesia, prácticamente la totalidad de la misa se celebra con los fieles de rodillas, me alegra haber elegido esta parte del iglesia porque me evita ponerme de rodillas, hasta ahora no lo había hecho en mi vida, esto me hace pasar más desapercibido. Son tantas las veces que se ponen en pie y tantas de rodillas que he perdido la cuenta, la misa al final va durar casi 60 minutos, en los laterales puedo ver como hay otros dos curas escuchan los pecados de los fieles en el sacramento de la confesión, puedo ver como el cura asiste apasionado dentro de un confesionario al relato de los pecados de una mujer mayor, debe de tener más de 80 años y su aspecto es de viuda, ¡me pregunto!, ¿Qué puede haber hecho esta mujer para confesarse durante más de media hora?, el cura escucha con verdadero detalle los pormenores del relato, para finalizar la dirige unas palabras, imagino que dándola un consejo o bien otorgándola el perdón de Dios, la mujer abandona el confesionario y se incorpora a la misa de rodillas con cara de alivio, su lugar es inmediatamente ocupado por otra mujer, esta, es de mediana edad, la cara del sacerdote es de atención. Mientras la misa discurre de la misma forma, más bien me parece tener una cierta conexión con las misas ortodoxas. Llegado el sacramento de la eucaristía, me sorprende que aquí los fieles no van hasta el altar mayor para recibir el sacramento, aquí los ocho sacerdotes acuden fila por fila con las copas en la mano para llevarla ante los fieles, estos se levantan al paso del cura, reciben el sacramento, y se vuelven arrodillar, normalmente todos lo reciben, imagino que esta mal visto no hacerlo porque será la primera misa del día, al pasar por mi lado, permanezco sentado y el sacerdote parece entender que estoy en la misa de observador, el desarrollo del sacramento hace que se ralentice mucho más la misa y lleguemos hasta aproximadamente una hora, es tan larga que antes de terminar algunos de los curas están preparando la capilla mayor para la próxima misa que se celebrará inmediatamente.

Después de la misa salgo al exterior para recorrer el vía crucis Kalwaria Zebrzydowska, esta considerado el más antiguo de Polonia, sino también el más insólito. Lo encargó en 1600 Nikolaj Zabrzydowski, era gobernador de Cracovia y un ardiente católico, con la idea de copiar el trazado de Jerusalén.

En total hay más 40 capillas esparcidas por las colinas, fueron construidas entre 1605 y 1632. Las más notables son obra del arquitecto y orfebre flamenco Paul Baudarth. Otras presentan formas insólitas: la Casa de la Virgen María, en forma de rosa mística, la Casa de Caifas, en forma de elipse. Las fachadas tienen decoraciones flamencas.

El santuario esta vinculado a la figura de Juan Pablo II, que aparece en un lugar destacado a la entrada del templo. Era una de las iglesias en que le gustaba venir para inclinar la cabeza ante la Señora de Kalwaria y para rezar en silencio del paisaje de los Beskides, en las capillas e iglesia de vía crucis.

Dicen que Karol Wojtyla peregrinaba a Kalwaria Zebrzydowska con su padre desde chiquitito, después de joven y cuando se hizo sacerdote siguió con la tradición, también siendo arzobispo y cardenal. Muchas veces acudía solo para que nadie le viera. Cuando fue elegido papa vino a rezas a Kalwaria dos veces en 1979 y 2002.

La iglesia tiene una fachada de estilo barroco, fue construida en 1702. Las demás dependencias monásticas fueron construidas por Paul Baudarth, arquitecto y orfebre flamenco de Amberes y Giovanni María Bernadoni, un arquitecto jesuita italiano, entre 1603 y 1667. La nave central esta rodeada de dos torres, en la parte superior la estatua de la Virgen María rodeada de los cuatro evangelistas.

El interior, la planta es de dos naves, la capilla mayor esta dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles que se encuentra en el centro de altar con dos columnas barrocas, las capillas laterales están embutidas en los vanos de los contrafuertes.

La capilla más importante se encuentra en el lateral al lado del evangelio, es de estilo rococó con una cúpula linterna pintada con frescos para ensalzar la figura de la Virgen, esta destina a la veneración de la Virgen de Kalwaria, llamada Virgen Eslava, la primera referencia escrita a la virgen es de la inquisición de 1641, dicen que ese mismo año la iglesia lloro lágrimas de sangre produciéndose un milagro, el obispo no lo creyó, se decreto que no fuera venerada públicamente: La pintura se enrollo y se guardo en el tesoro de la sacristía del monasterio. Se aprobó que la imagen fuera expuesta en un altar especial para la veneración exclusiva de los monjes, poco a poco fue atrayendo más gente y se tuvo que devolver al altar actual.

La capilla del coro esta destinada a la veneración de san Antonio de Padua construida en 1687 en estilo barroco; en la nave del evangelio se encuentra la capilla de la Virgen de la Inmaculada Concepción, fue construida en 1749

Después de la visita al santuario partimos hacia el pueblo natal del Papa Juan Pablo II, antes de llegar, paramos en Barwald Dolny para la visita a su iglesia de madera; las coordenadas GPS del parking para autocaravanas utilizado corresponde con N 49.86567 // E 19.58045.

La iglesia de san Erasmo de Barwald Dolny es una de las más antiguas de la diócesis de Cracovia. Aparece en los primeros documentos históricos en 1326. La historia identifica la iglesia vinculada al castillo medieval de Barwald construido muy cerca, en la montaña de Zar, aunque en el siglo XIV fue destruido.

La primera iglesia fue construida en el siglo XVI, fundada por la familia Komorowscy. Due construida en madera y dedicada a la veneración de la Virgen de la Asunción. Pero muy cerca se encontraba otra mayor dedicada también a la Virgen y que acabamos de visitar, Kalwaria Zebrzydowska, se decidió cambiar el nombre a la figura de san Erasmo.

La iglesia actual que vemos fue construida en 1782 por Jan Biberstein Stariowieyski –una de las personas más influyentes económicamente de la zona– , el escudo de la familia se puede ver en la iglesia en un lugar preferente de la nave derecha. La torre es uno de los restos de la antigua iglesia y data del siglo XVI. La torre se unió al presbiterio y no a la nave y formaba parte de la sacristía. La iglesia esta rodeada por un muro de piedra construido en el siglo XIX, según la leyenda se utilizaron las piedras del antiguo castillo de Barwald.

En el interior se aprecian los restos de la antigua iglesia como la cruz de estilo tardo-gótico situada en el travesaño de la primera mitad del siglo XVI, anteriormente estaba colocada en el altar mayor y la imagen de santa María del mismo siglo, situado en el lado del evangelio de la nave. Los tres altares también son de la misma época y el mismo estilo, a la izquierda el de santa María, ya mencionada, el altar de san Nicolás del siglo XIX y de san José del siglo XX. En la coronación del altar se encuentra la imagen barroca de la familia de santa María.

En el altar de la epístola se hallan dos imágenes: el Corazón de Jesús de 1887 y de la Trinidad. En la parte superior de este altar se encuentra una escena de la estigmatización de san Francisco en el siglo XVIII; la pila bautismal es de estilo barroco y el órgano de 1794, construido en la escuela Stankiewicz de Zator.

El altar mayor esta presidido por la imagen de san Erasmo, es una pintura de 1877. El santo Erasmo vivía en Italia en los siglos III y IV, fue obispo de Formia y murió como mártir en el año 305. Es un santo muy venerado, a él se puede acudir ante cualquier necesidad, especialmente ante el dolor de abdomen y la tan temida peste, también acudían los marineros antes de iniciar un viaje marítimo.

La nave principal y el presbiterio esta policromada en 1850 mientras que la del porche oeste es de nueva factura. Fue pintada en el 2007 e imita la pintura de la nave principal y el presbiterio. En la bóveda del presbiterio las pinturas representan la Anunciación de santa María; en la nave principal la Transfiguración de Jesús, momento en que se revela la figura divina de Jesús Nazareno; en el porche se representa los cuatro evangelistas: san Mateo (el ángel), san Marcos (el león), san Lucas (el buey) y san Juan (el águila). Para unificar el interior de la iglesia se han incorporados algunos elementos que imitan el estilo barroco: la mesa del altar, las sillas, el coro y la cruz.

Seguimos nuestro camino, no estaba en el programa visitar Wadowice, pero vamos bien de tiempo y tenemos curiosidad para ver en que medio se desarrollo la vida de uno de los papas más carismáticos de los últimos tiempos.

Para la visita a Wadowice no tenemos ninguna referencia lo hemos decidido sobre la marcha y tenemos que improvisar y descubrir un parking cercano. El aparcamiento que localizamos se encuentra a escasos 600 metros de la casa de Juan Pablo II, no tiene ninguna limitación de horario, ni de pago, únicamente es utilizado la parte central por las autoescuelas para ejecutar sus las maniobras de aprendizaje, las coordenadas GPS del parking para autocaravanas son: N 49.88897 // E 19.49382.

De camino hasta llegar a Wadowice nos venimos preguntado ¿cómo es la ciudad que vio nacer a una de las personas más famosas del mundo?. La primera impresión que tenemos es que es una ciudad muy sencilla, una ciudad que no tiene grandes monumentos, una ciudad que figura empezará el circuito turístico gracias a la figura de Karol Wojtyla.

Hasta estos momentos ya hemos hablado de que hemos encontrado Polonia con una palabra que define la situación “En Construcción” y en el caso de Wadowice ésta palabra, está multiplicada por mil, no hay calle que no tenga una zanja, no hay plaza que no tenga un andamio, no hay edificio publico o privado que no este en proceso de profunda rehabilitación, ¡y como no! hasta la casa de Karol Wojtyla está en obras hasta mediados del 2013. Para poder imaginar como fue los primeros momentos en la vida del papa el ayuntamiento ha habilitado un espacio donde exponer como vivió el papa de joven. El propio papa definió la ciudad de Wadowice: Y la vida empezó, y la escuela empezó, y los estudios empezaron, y el teatro empezó, y el sacerdocio empezó.

La casa museo de Juan Pablo II es una de las más antiguas de la ciudad, fue construida en los primeros años del siglo XIX, es de dos pisos, tiene un estilo clasicista. La planta baja era habitada, corresponde con el salón donde comía Karol Wojtyla con su padre después de la muerte de su madre.

El ambiente que nos muestran es de una familia acomodada, donde se presentan los platos de la cocina polaca, la cuna que utilizo en su niñez acompañados de retratos de la época, cuadros y fotografías, los objetos de estudio, escritorio axial, como algunas de sus cartas, una completa colección de su vestuario desde sacerdote, obispo, cardenal y papa.

Los mitómanos que lleguen a Wadowice pueden hacer un amplio recorrido por todos los lugares que formaron la vida de Karol Wojtyla, podemos visitar la Basílica de la Virgen María que nos recibe con la estatua de Juan Pablo II, aquí recibió su bautismo, su primera comunión y vino en tres ocasiones a rezar ante la capilla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. La escuela de Hombres de Wadowice es otro de los destinos en que asistió entre 1926 y 1930. La antigua pastelería de Farol Hagenhuber, según la tradición era utilizada por los bachilleres porque cando aprobaban venían a esta pastelería para apostar quien comería el mayor numero de pasteles de la especialidad “Kremowki”. El edificio del colegio Marcin Wadiwita aquí fue alumno de la escuela entre 1930 y 1938. El santuario de san José, aquí después de la comunión recibió un escapulario de las manos del padre Sebastián, en el 2005 volvió al Monasterio para agradecerlo públicamente. La iglesia del apóstol san Pedro fue construida para agradecer la elección de Juan Pablo II como papa. El edificio del cuartel del 12ª Regimiento de infantería era el lugar donde trabajaba el padre y el hijo participaban de las celebraciones como hijo de militar. La casa de cultura fue el centro donde Juan Pablo II participaba en las representaciones teatrales.

Muy cerca se encuentra la Basílica de la santísima Virgen de Wadowice, fue construida en el siglo XIV en madera y piedra en el siglo XV que resulto quemada. En el siglo XVIII fue nuevamente edificada en estilo barroco tardío, obra del arquitecto Franciszek Sosna.

La fachada destaca por su torre central coronada con forma de cebolla que da un aspecto ortodoxo, destaca sus ornamentos y esculturas de piedra, realizadas por Zygmunt Langman. Donde se representa a la Virgen acompañada de los dos patrones de Polonia: san Estanislao y san Adalberto.

El interior, la planta esta dividida en tres naves y el presbiterio ligeramente alargado, fue consagrada en el 1992 por Juan Pablo II como Basílica menor. Sobre las bóvedas que están totalmente policromada con frescos que presentan los cuadros bíblicos de las enseñanzas de Juan Pablo II.

El presbiterio tiene el altar mayor decorado con una policromía que representa la imagen de la Virgen y el niño, cuya vestimenta esta adornada en plata, además hay otras pinturas de los santos de Polonia que recuerdan el Evangelio de las ocho bendiciones.

La capilla situada en la nave norte de la Sagrada Familia se encuentra la pila bautismal barroca y hace los oficios de baptisterio, tiene la tapa de oro coronada con la cruz. Aquí fue bautizado Karol Wojtyla de la mano del capellán militar Franciszek Zak. En el lado sur se encuentra la capilla de san Cruz con la imagen del Cristo Crucificado.

En la nave norte se halla el altar de la Virgen del Perpetuo Socorro, aquí Karol Wojtyla rezaba todos los días antes de ir al colegio, asimismo, siendo papa Juan Pablo II, rezó aquí en sus tres peregrinaciones, como reliquia se halla el rosario ofrecido por Juan Pablo con ocasión de la coronación de la virgen, además se encuentra el despertador suizo que el papa había recibido de los habitantes de Lourdes durante la visita en el 2004.

A las afueras de la Basílica se encuentra la estatua de Juan Pablo II fue consagrada el día 30 de junio de 2006 por el cardenal Stanislaw Dziwisz. Es una de las más realistas que se han hecho de la figura del Papa. La idea de esta estatua es presentar al pontífice como un nuevo Moisés de nuestros tiempos que conduce al pueblo de la tierra de la esclavitud a la tierra prometida. Al igual que Moisés que hizo brotar el agua de la roca para dar de beber al pueblo sediento, en esta ocasión el báculo pastoral del Papa mana agua viva que recuerda el extraordinario dinamismo del pontificado de Juan Pablo II.

Hemos hecho una fugaz visita a Wadowice, pero antes de partir nos paramos a comer, vemos en un restaurante que tiene un cartel “oferta Salchichas a 20 Zl” (0,50 €) el precio es tentador, al final comemos salchichas, patatas de varias formas, y algunas otras cosas que sin saber que eran pero estaban buenas, el precio que pagamos incluida la bebida fueron 20€ (8 personas), como curiosidad se pagaba la comida al peso, pesaban el plato pesaban el contenido y te aplicaban la diferencia, mi imagino que cuando la ciudad sea un destino turístico pues nada de esto será posible. ¡Mientras aprovechamos las oportunidades!.

Después partimos para Wieliczka donde se encuentra la Mina de Sal, el parking que utilizaremos para la pernocta y la visita esta totalmente lleno de autocaravanas; las coordenadas GPS del lugar N49.98685 // E 20.05159, el precio es de 20 Zl para todo un día, antes de la noche nos sellan el ticket para poder pernoctar.

Son las 14,00 horas cuando llegamos a Wieliczka, enseguida me informo de cómo hay que hacer la visita a la mina, me comentan que hay dos visitas en castellano, una a las 11,20 y la siguiente es a las 16,20. Puedes hacer la visita en dos modalidades con una guía en polaco, el precio es más barato y las colas son mayores o en idioma extranjero, las visitas están programadas con reducidos horarios, los precios son más caros y las colas de las taquillas son insignificantes, optamos por esta última, te recomiendan que estés 20 minutos antes para iniciar el recorrido.

Son las 16,00 horas cuando esperemos nuestra llamada, por un momento el sistema de entrada me recuerda a muchos de los monumentos de Alemania, por ejemplo el castillo del rey loco, pero aquí no son tan eficaces. Son las 16,25 p.m. y el luminoso se queda paralizado, después de algunos problemas conseguimos entrar.

Hay varias recomendaciones que debemos de conocer antes de la visita: la temperatura interior oscila entre los 14 º y los 16º por lo que se recomienda llevar una prenda de abrigo, la humedad en algunos sitios es alta, el acceso a la mina se hace bajando 380 escalones hasta el nivel que marca la cota de 64 metros bajo tierra, una vez comenzado el recorrido no se permite abandonarlo, la salida a la superficie se hace desde el pozo Danilowicz situado en el nivel III a 135 metros de profundidad en un ascensor, la duración de la visita es de un mínimo de dos horas y otras dos horas más si también se quiere visitar el museo.

Además de las visitas turísticas, la mina sigue funcionando para la extracción de sal pero también es un escenario para bodas, conferencias, conciertos, banquetes y exposiciones. La mina tiene un microclima especial y se aprovecha para el tratamiento de las enfermedades del sistema respiratorio, el asma y alergias en un Centro Subterráneo de Tratamiento y Rehabilitación, situado a 125 metros de profundidad.

La mina de sal de Wieliczka es una verdadera ciudad subterránea que se extiende por nueve niveles bajo tierra, alcanzando unas profundidades ente 64 y 327 metros. La extracción de sal durante estos siglos ha configurado un laberinto con 2400 cámaras unidas por galerías cuya longitud asciende a 245 Km.

La ruta que vamos a visitar discurre por 23 cámaras por unas galerías de 2,5 Km., en tres niveles diferentes y bajaremos desde un mínimo de 64 m hasta un máximo de 135 metros de profundidad. Viajaremos para ver unos inmensos paisajes excavados en las profundidades subterráneas con unos paisajes de lagos de salmuera y enormes cámaras. Durante siglos de explotación se han construido numerosas obras de arte con esculturas de sal, bajorrelieves que aluden a las tradiciones religiosas, históricas, mineras. También, se visitan una colección de máquinas y equipos que representan la historia del desarrollo de los avances en las técnicas mineras.

La cristalización de la sal se produce hace 13,5 millones de años y debido a unos intensos movimientos tectónicos en los Cárpatos, los residuos de sal fueron desplazados y plegados en las profundidades.

La explotación de sal duró continuamente desde la Edad Media hasta 1996. Antes de que se alcanzaran los filones de sal gema en las profundidades, se recuperaba la sal por medio de la cocción de la salmuera procedente de lagos salíferos superficiales. Este método era conocido desde 3500 años a.C. Mientras se iban agotando las reservas superficiales, se empezó a buscar la sal cavando pozos cada vez más profundos, hasta alcanzar los primeros bloques de la mina.

En el siglo XVIII, la mina de Wieliczka forma parte de la empresa Salinas de Cracovia, siendo parte de la propiedad del príncipe y posteriormente del rey. Entre 1772 y 1918 la mina fue gestionada por Austria, Una vez recuperada la independencia del país la mina pasó a ser propiedad de Estado polaco.

La visita a la mina comienza, como ya hemos indicado, bajando por una escalera del pozo Danilowicz hasta llegar al nivel I a una profundidad de 64 bajo tierra. En el fundo del pozo una placa de granito nos indica: “Primera ruta de peregrinación subterránea” “Alabado sea dios” en la mina de sal de Wieliczka, inaugurada e 6 de enero de 2010 por el Arzobispo Metropolitano de Cracovia Stanislaw Dziwisz.

Entramos en la boca el pozo Antonia a una profundidad de 63,8 metros. Una reconstrucción del dispositivo de extracción de los bloques de sal, los mineros les dejaban con forma de cilindro y se elevaban a los niveles más altos y de ahí a la superficie.

La siguiente cámara se la llama Ursula, fue excavada en la parte superior de un gran bloque de sal verde, en la parte inferior se formo después la cámara Michalowice, esta sala fue excavada entre 1649 y 1686. En 1830 se abrió para la ruta turística.

Pasamos a la cámara de Nicolás Copérnico, fue el gran astrónomo polaco, que visito la mina en 1493, durante sus estudios en la Academia Cracoviana. En la parte central de la cámara se erigió una estatua que conmemora los 500 años del nacimiento de Copérnico. La estatua fue esculpida en sal por Wadyslaw Hapek en 1973.

La explotación de esta cámara termino en la segunda mitad del siglo XVIII, después se convirtió en una sala destinada al transporte con la instalación de una máquina tirada de caballos, esta máquina era madera y servia para elevar la sal desde los niveles más bajos hasta el nivel I, y luego, a la superficie.

La cámara esta construida dentro de un bloque de sal verde, se conservó gracias a un tipo especial para asegurar la mina. Se trata de una construcción de vigas de madera (kaszta) que sostienen el techo de la cámara, este tipo de entramado era el más apropiado para el aseguramiento de las bóvedas de las cámaras mineras.

La capilla de san Antonio era una de los apartados donde los mineros podían celebrar sus misas diarias y los mineros podían dar gracias de los peligros de los trabajos en la profundidad de la mina.

La capilla fue construida entre los años de 1690 y 1710 en estilo barroco. Es una de las más antiguas de las capillas subterráneas. Este tipo de cámaras necesitan un mantenimiento cada cierto tiempo por el proceso natural de lixiviación (disolución) de la sal. Los últimos trabajos de consolidación se llevaron a cabo en los años 60 del pasado siglo XX. Se reconstruyó el portal con las escaleras que llevan a la capilla, los elementos de las columnas y las estatuas de los santos en el porche.

El interior de la capilla se divide en tres partes: presbiterio, nave y porche, con sus respectivas estatuas, altares y púlpito. El patrono es san Antonio, se reconoce al santo por ser al que todos los mineros recurren para encontrar cosas perdidas, además de ser el protector de los mineros. Sobre el altar principal se encuentran las figuras de Cristo Crucificado, la Virgen con el niño y el patrono san Antonio. En las hornacinas laterales están las estatuas de san Estanislao de Szczepanow y de san Clemente. En el presbiterio se instalaba la estatua del rey que reinaba en cada época, hay una representación de la Pasión que no esta en buen estado. También están muy dañados los altares laterales dedicados a san Pedro de Alcántara y san Casimiro.

El porche donde se reunían los mineros fue separado del presbiterio y de la nave por arcadas y por una barandilla, donde se encuentran las estatuas: san Francisco, santo Domingo, san Pedro y san Pablo, a su lado hay un púlpito esculpido en sal.

Seguimos por pasadizos hasta llegar a la cámara de Janowice fue excavada en lo que era una gran bloque de sal en la mitad del siglo XVII. En 1967 se decoro con seis estatuas de sal a tamaño natural, esculpidas por Mieczyslaw Kluzek. Cuenta la leyenda más pintoresca de la región de Wieliczka, que relata el descubrimiento de la sal a mediados del siglo XIII bajo el gobierno del príncipe de Cracovia y Sandomierz, Boleslaw el Púdico. Según la leyenda, su esposa Kinga hija de Bela IV, rey de Hungría, al recibir la dote de una de las minas de sal en Marmarosz, tiro su anillo de compromiso al fondo de un pozo. Cuando llego a Polonia, la princesa ordeno excavar un pozo. Los mineros, obedecieron su voluntad, llegaron hasta el primer bloque de sal, encontraron en este bloque el anillo de compromiso de la princesa Kinga. El anillo fue trasladado junto con los yacimientos de sal hasta Wieliczka. Desde esa época la sal no falta en Polonia, Kinga paso a ser la patrona de los mineros, posteriormente fue canonizada por Juan Pablo II en 1999.

Un espectáculo de luz y sonido ambientado en la Edad Media nos traslada a los orígenes legendarios de la mina de Wieliczka.

Pasamos a la cámara Quemada que se encuentra a una profundidad de 64,3 metros, recibe ese nombre porque fue donde se desató un incendio en esa parte de la mina destruyendo las protecciones de madera. La cámara se formó como resultado de la explotación de la sal entre el siglo XVII y XVIII.

La cámara representa los peligros de la mina, principalmente el derrumbe y las explosiones de gas metano. Las masas de tierra presionan constantemente los espacios excavados por los mineros. En 1972 se esculpieron un grupo de figuras que evocan estos peligros, obra de Mieczyslaw Kluzek, titulado “Los Mineros Penitentes”.

El metano es un gas que se acumula en el techo de las cámaras, es más ligero del aire. Se libera de las masas terrestres durante la explotación de la sal mezclado con determinadas proporciones de aire, llega a ser explosivo en contacto con el fuego. El metano era más peligroso en la antigüedad porque no se conocía los métodos eficaces de ventilación y además se usaban lamparillas de fuego para la iluminación.

La cámara Sielec se encuentra a 64,5 metros de profundidad, se halla en una enorme roca de sal roja estratificada, se empezó a cavar en la primera mitad del siglo XVII. En la parte derecha de la entrada los mineros colgaron la imagen de la Madre de Dios Triunfante.

En esta cámara se expone una amplia colección de dispositivos auténticos empleados en la mina, que servían para el transporte de sal por las galerías subterráneas. Durante siglos eran los propios mineros los que hacían el transporte hasta la introducción de los caballos de tiro que sustituyeron la pesada carga a partir del siglo XVI. El último caballo en prestar servicio se llamaba Baska y fue retirado en la mina en el 2002. La sal fina era cargada en barriles y se colocaba sobre trineos, las cajas se transportaban sobre unos carriles hasta finales del siglo XVIII. Los bloques de sal más grande se cortaban con forma cilíndrica, esta forma les permitía rodarlos con perchas de madera. En el año 1862 se introdujo unos pequeños trenes con vagoncillos tirados por caballos, luego fueron sustituidas por baterías y después fueron totalmente eléctricos.

La siguiente cámara es de Casimiro el Grande, esta a una profundidad de 63,3 metros. Se empezó la excavación en el siglo XVIII con la perforación de un gran bloque verde. En 1968 se le dio el nombre de Casimiro el Grande, en conmemoración de los seis siglos desde la institución del estatuto de las Salinas de Cracovia por ese rey. Se nombró a un gerente en calidad de administrador que regentaba la extracción y el comercio de sal en nombre de rey.

En el siglo XIV los ingresos de la Salinas de Cracovia constituían la tercera parte de los impuestos del erario público. Con estos, se financiaron las grandes construcciones reales como las casas de vecindad en Cracovia, el castillo de Wawel, además de numerosas iglesias y conventos.

La cámara esta presidida por el busto del rey Casimiro el Grande, fue esculpida por Wladyslaw Hapek en 1968.

La cámara tuvo que ser asegurada mediante un encofrado y con un entablamento de madera llamada “órgano”. En el centro de la cámara hay un malacate –eran máquinas de tipo cabestrante del tipo sajón. La capacidad de carga era de dos toneladas, por lo que podían transportar grandes bloques de sal llamados “ídolos”. La máquina consta de un cilindro vertical con un tambor para cable, de cuatro brazos con enganches para caballos y un freno de zapatas.

La siguiente galería horizontal Kunegunda, se encuentra a una profundidad de 64,5 metros, es una zona dedica a la exposición donde se presenta los trabajos en la zona, actuando con el proceso de cocción de la sal desde el neolítico, pasado por la Edad Media hasta llegar a la Primera Guerra Mundial cuando se organiza la cocción en vacío como método de extracción.

La cámara Pieskowa Skala pasa del nivel I y II superior, pasamos desde una profundidad de los 65 metros a los 90,7 metros. Se comenzó a explotar en el siglo XVII creando un espacio de comunicación entres los dos niveles que lleva el nombre de los Hermanos Markowski.

En el piso de la cámara se ha conservado una escalera por la cual los mineros transportaban la sal menuda en bolsas especiales “cuma” o en cubetas de madera. La cámara recrea el ambiente de trabajo en las mina en condiciones reales.

Llegamos a la galería transversal Kunegunda, se encuentra a la profundidad de 90,7 metros, dos esculturas de mineros enanos se encuentran a la entrada, son obra del minero-escultor Józef Markowski, también conserva los canalones trasversales para evacuar las fugas de agua y evitar la erosión de la mina. El agua se depositaba en unas cubas y se transportaba a unos depósitos especiales. Luego se sacaba a la superficie en costales de cuero o en cubos de madera.

Para la extracción del agua con salmuera se diseñan varias máquinas: dentro de un tubo de madera, sumergido uno de los extremos en el agua, se desplazaba e impulsaba por medio de un tambor, una cadena con nudos de cuero y tenia ciertas semejanzas con un rosario, su nombre: “paternóster”. El movimiento de la cadena hacia ascender la columna del agua entre un tramo y otro. Mediante este dispositivo se podía ascender el agua desde una profundidad de 60 metros.

Fondo de pozo Kunegunda, se encuentra a una profundidad de 90,8 metros, se formo en la primera mitad del siglo XIX, desde aquí se transportaba la sal desde el nivel II hasta subir al Nivel I. Se decoro con las figuras de unos enanos, obra del escultor Stefan Kozik. Representan las diferentes ocupaciones de los mineros: carretero, carguero, triturador y carpintero. Las condiciones físicas del pozo debido a la cristalización repetida de la sal se forman estalactitas y estalagmitas creando una panorámica visual distinta a la de una mina de sal.

Llegamos a la Capilla de la santa Cruz, se encuentra en el nivel II a una profundidad de 91 metros. Esta cámara llevaba el nombre del emperador austriaco Franz Josef I y posteriormente su dedico como capilla. El altar está en un nicho revestido de madera y rematado por un ángulo de media punta. La construcción se apoya sobre dos grandes columnas de madera con capiteles decorados con interesantes motivos como si se tratase de un claustro románico. La imagen del cristo de madera es del siglo XIX, a los lados están las figuras de dos monjes arrodillados, esculpidas en sal, Enfrente está la figura policromada de la Madre de Dios Triunfante, obra del arte barroco del taller de un maestro de la región de Malopolska.

El interior está iluminado por un candelabro colgante de madera y cristales de sal, fabricado en la segunda mitad del siglo XIX.

La siguiente estancia se la llama Capilla de Santa Kinga, se encuentra en el nivel II a una profundidad que oscila entre 91,6 m y 101,4 metros. Se fundo en 1896 en el espacio que se había creado después de la extracción de un inmenso bloque de sal verde. Tiene 54 metros de largo y entre 15 y 18 metros de ancho y una altura que oscila entre 10 y 12 metros. Recorre el Nivel II superior llamado de los hermanos Markowski hasta bajar al nivel II inferior que lleva el nombre de Adam Mickiewicz. Los trabajos de decoración se prolongaron después de 70 años, estos trabajos son obra de Jósef Markowski; el altar central compuesto en tres partes. En el centro se encuentra el óleo de Ferdynand Olesinski que representa a santa Kinga con un minero entregándola el anillo extraído de un bloque de sal. En 1914 se puso en su lugar la figura de sal de santa Kinga, obra de Józef Markowski y las paredes se decoraron con la figura de san José, patrono de los carpinteros, y de san Clemente, patrono de los mineros y de toda la parroquia de Wieliczka.

Hay un púlpito que imita las fortificaciones del castillo de Wawel, con la figura del dragón. En la parte izquierda se encuentra la estatua del Cristo Crucificado y dos estatuas de monjes arrodillados. En la pared sur se encuentran esculpidas la capilla de la Resurrección. Los altares laterales están dedicados al Sagrado Corazón de Jesús y a la Madre de Dios. A la entrada, a la izquierda, esta la figura de un minero con el candil, a la derecha, la estatua de Nuestra Señora de Lourdes.

Entre 1920-1927, los trabajos de escultura en la capilla de santa Kinga fueron continuados por Markowski, se dedico durante este periodo y se realizaron los bajorrelieves: “La sentencia de Herodes” y “la degollación de los Santos Inocentes”, las estatuas de las tres Marías de la capilla de la resurrección y el pequeño bajorrelieve de santa Kinga con un minero.

Entre 1927-1963 se completo la capilla con las obras de Antoni Wyrodek que realizo los bajorrelieves: “La huida a Egipto”, “El Cristo enseñando el templo”, “El camino de Belén”, “Las bodas de Caná”, también hizo una copia de “La ultima Cena” siguiendo el modelo de Leonardo da Vinci. Además, construyó el piso y la balaustrada que separa el presbiterio de la nave. El último bajorrelieve: “El incrédulo Tomás”.

Sobre el hastial norte se encuentra el belén de la Navidad, obra del escultor Mieczslaw Klizek y los candelabros colgantes adornados con cristales de sal que imita una lámpara de cristal de Bohemia. En 1999 se construyó la estatua de Juan Pablo II, el proyecto fue realizado por Czeslaw Dzwigaj, obra del escultor Stanislaw Aniol.

Las últimas actuaciones en la capilla fueron para crear una uniformidad, se crearon nuevos proyectos escultóricos. Para unificar el presbiterio se sustituyó la mesa de madera del altar por una nueva esculpida en sal. En la parte delantera se realizó un nicho donde se depositaron las reliquias de santa Kinga traídas a Wieliczka en 1994 al convento de las clarisas de Stara Sacz.

A la izquierda del relicario está representado el escudo de las dinastía húngara de los Arpad, y a la derecha, el escudo capitular de los obispos de Croacia.

Se ha añadido un púlpito de la palabra de Dios, el trono papal, la sillería del coro y la cruz papal, para la construcción de la cruz se emplearon diferentes tipos de roca de sal traídas desde distintas minas polacas: Wieliczka, Bochnia, Klodawa y Sieroszowice.

La galería que une la capilla de santa Kinga con la plataforma superior de la cámara Stanislaw Staszoc, fue dedicada a Juan Pablo II.

La cámara Erazm Baracz se excavó en el siglo XIX en un bloque de sal verde. Destaca por el pilar de sal, que constituye un método de aseguramiento natural de las excavaciones, una vez terminada la explotación.

En el centro de la cámara un pequeño lago salinero de 9 metros de profundidad. Actualmente se sigue explotando la producción de sal utilizando la salmuera de las fugas subterráneas.

La cámara Michalowice se encuentra en el nivel II inferior a una profundidad de 108,8 metros., la excavación de esta parte de la mina es única en su género por su tamaño, su explotación duro desde el siglo XVI al siglo XVIII. Sus 35 metros de altura ha obligado siempre a instalar aseguramientos del techo y de las paredes en madera. En 1963 se colocó en la cámara una estatua del minero, esculpida por Mieczyslaw Kluzek.

La cámara Drozdowice se halla en el nivel II y a una profundidad de 110,6 metros, su explotación abarco desde el siglo XVII hasta el siglo XVIII. Los trabajos se realizaron a mano, con cuñas que se aplicaban en las paredes. En la entrada, en uno de los encofrados, se cavaron dos nichos para placas conmemorativas con los textos de antiguas canciones de los mineros. En 1967 se colocó en la parte central la escultura que representa a dos carpinteros, obra de Antoni Wyrodek.

La cámara Weimar tiene una estatua a la entrada de Johann Wolfgang Goethe realizada en el 2001 por el escultor minero Josef Piotr Kowalczyk, conmemora la visita del poeta a la mina acompañando al príncipe Weimar.

La cámara se formo a principios del siglo XX explotándose con métodos mecánicos. En 1960 fue inundada con salmuera, creándose un lago. Por encima del lago hay la estatua del Guardián del Tesoro, el protector de la mina.

La cámara de Josef Pilsudski se encuentra a una profundidad que oscila ente 120,1 y 130,9 metros, esta decorada con la escultura del Mariscal de Polonia Józef Pilsudski, obra del minero escultor Stanislaw Aniol en 1997.

La explotación de la cámara a principios del siglo XIX, de dos bloques de sal verde. En el siglo XIX los austriacos unieron las dos cámaras gemelas por medio de un túnel de 10 metros. Y llenaron la parte baja con un lago de salmuera. Se puede apreciar la figura de san Juan Nepomuceno, patrono de los que se están ahogando.

El cruce de la galería horizontal Kazanow y de la galería transversal Paniatowski, se encuentra a una profundidad 124,3 metros. En 1172 debido al tratado de anexión, la mina de sal pasó a ser gestionada por Austria, se empezó a renovar la maquinaria y a cambiar los métodos de extracción. Las galerías conducidas en la línea este-oeste, a lo largo del filón de sal, se llamaban “horizontales” y las que se trazaban en la línea norte-sur levaban el nombre de “transversales”. Se incorporo el uso de una locomotora de baterías utilizándola para el transporte de personas y de mercancías.

La cámara Stanislaw Staszic, se encuentra a una profundidad de 124,7 metros, el nombre viene de unos de los mejores geólogos polacos, tiene una escultura de sal, obra de Antoni Wyrodek en 1964. La explotación de la sala comenzó en el siglo XIX y principios del siglo XX. En la Segunda Guerra Mundial los alemanes intentaron preparar una sala de montaje de aviones y trajeron muchos obreros de los campos de concentración. Tiene un bajorrelieve conmemorativo con los nombres de los doce lugares que fueron incluidos en la lista de 1978 como Patrimonio Mundial de Cultura y naturaleza de la UNESCO.

En la cámara Stanislaw Staszic, se encuentra a 124,7 metros de profundidad, se instaló en 2003 un ascensor que comunica con el mirador de la parte superior a 100 metros de profundidad.

El guardián del Tesoro es el señor de los espacios subterráneos, aparece en un nicho cavado en la galería transversal Poniatowski. Los mineros durante siglos creyeron en duendes protectores de la mina que les ayudaba para advertir de los peligros inminentes de un posible derrumbe, fuego o explosión. La sala expone un conjunto de estatuas que hacen referencia a los encuentros del Guardián con los mineros de Wieliczka.

La cámara Witold Budryk ha sido habilitada como restaurante, la excavación se realizo para extraer un bloque de sal roja durante la época de la administración austriaca. Utilizándose indistintamente como método la roza manual y la voladura, lleva el nombre del profesor de la Academia de Metalurgia y Minería de Cracovia.

Seguimos bajando hasta la cámara Warsawa, en estos momentos esta dedicada como espacio cultural. La cámara se creo en 1818 y 1821 para explotar un yacimiento de sal roja, es una de las más grandes con unas dimensiones de 54 m. de largo, 17 m de ancho y 9 metros de alto. Tiene un monumento a los mineros realizado en 1951, obra de Stefan Kozik.

La reunión de los grupos que quieren visitar el Museo de las Salinas de Cracovia se hace en la cámara Wisla, los otros grupos tienen que pasar al fondo del pozo Danikowicz en el nivel III para subir en el ascensor a la superficie.

La galería inclinada Prinzinger se creo en el siglo XIX, durante la Primera Guerra Mundial se añadió una escalera que comunica con la galería horizontal Antonia, en el nivel III a 135 metros de profundidad. Una placa conmemorativa en la sala celebra la vuelta al castillo de Wawel de las cenizas del poeta romántico Juliusz Slowacki. Tiene el busto del poeta, obra de Józef Piotr Kowalczyk.

La capilla de san Juan esta en el nivel III a una profundidad de 135 metros, también es llamada capilla de santa Cruz. Esta considerada como una de las capillas de madera más bonitas de la mina, tiene un altar y una bóveda de madera. Tiene dos inscripciones que informan de la fecha de la fundación de la capilla y sobre sus constructores Lepiarski hizo esta capilla en el año 1859” y la otra, Pintado por Nümberger Steiger 1859”.

La capilla tiene una bóveda de madera incrustada en la pared de sal, esta adornada con policromía que representa la Santa Trinidad, Sobre el altar mayor se encuentra un crucifijo, sobre un fondo, también policromado, que representa a Jerusalén. Desde 1859 y hasta 1896 se celebraban aquí las principales ceremonias religiosas.

La cámara Isabela esta en el nivel III a una profundidad de 113,6 metros, es una de las cámaras que tenían sal con forma de capas muy finas, en los hastíales se pueden ver la sedimentación natural del yacimiento, inclinando hacia el sur lo que confirma que la mina se creo como levantamiento de la cordillera de los Cárpatos.

El fondo del Pozo Danilowicz, se halla en el nivel III a una profundidad de 135,6 metros, es el lugar donde se coge el ascensor que tiene cuatro niveles, cada uno de ellos para 9 personas, se mueve a una velocidad de 4 metros por segundo. La sala esta decorada con el cuadro de Santa Kinga, patrona de los mineros, obra de Piotr Moskal, sobre unos nichos las estatuas de san Francisco y santa Clara, talladas en madera de tilo, obra de Pawel Janowski y la frase que todos los mineros dicen a la salida a modo de despedida “Dios te bendiga”.

Abandonada la mina nos dirigimos al parking. La noche en este lugar es tranquila porque verdaderamente nos sentimos arropados por la compañía de tantos compañeros autocaravanistas, es la primera vez desde nuestra entrada en Polonia que tenemos el placer de dormir con tantos compañeros, entre ellos algunos españoles, caras y nombres conocidos.



Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal