V economía internacional economía de los Estados Unidos de Norteamérica Situación Estados Unidos de Norteamérica Tercer trimestre 2015



Descargar 2.69 Mb.
Página1/28
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño2.69 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28


V. ECONOMÍA INTERNACIONAL

Economía de los Estados Unidos de Norteamérica



Situación Estados Unidos de Norteamérica Tercer trimestre 2015 (BBVA Research)

El 25 de agosto de 2015, la sección de estudios económicos de BBVA Research publicó el análisis económico “Situación Estados Unidos de Norteamérica, Tercer trimestre 2015”. A continuación se incluye el capítulo 1. Perspectiva Global y el 3. Previsiones Económicas.



  • Perspectivas favorables para los mercados desarrollados, pero riesgos adicionales a la baja en los mercados emergentes, con especial atención a China.

  • Se espera que el primer aumento de la tasa de los fondos federales se produzca en septiembre, aunque las presiones globales podrían retrasar la decisión hasta diciembre.

  • Persistente incertidumbre que, sumada al lento ritmo de crecimiento en el primer trimestre de 2015, ha obligado a revisar a la baja el crecimiento para 2015 en Estados Unidos de Norteamérica de 2.9 a 2.5 por ciento.


F1 P-07-02 Rev.00



1. Perspectiva Global

Moderación del crecimiento global y marcada desaceleración en las economías emergentes

Continúa el crecimiento económico global, si bien a un ritmo más lento del esperado, especialmente en los mercados emergentes (ME), y con riesgos a la baja algo más significativos. Las perspectivas para los mercados desarrollados (MD) siguen siendo favorables y en 2015 el crecimiento debería ser el más fuerte registrado desde 2010, apoyado por los bancos centrales, menor deuda en el sector privado y precios del petróleo más bajos. El crecimiento económico en los ME se desacelerará por quinto año consecutivo como consecuencia de la desaceleración en China y los precios más bajos de las materias primas. En conjunto, el crecimiento global reflejará el impacto del aumento de tasas de la Reserva Federal, la primera desde enero de 2004, y el ritmo de la desaceleración económica en China. En el escenario más probable, el Producto Interno Bruto (PIB) global en 2015 repetirá el incremento de 3.4% registrado en 2014 y se acelerará a 3.8% en 2016.




PIB MUNDIAL: CRECIMIENTO ANUAL

-Porcentaje, previsiones 2015-2016-



FUENTE: BBVA Research.

A pesar de la sorpresa negativa del PIB de Estados Unidos de Norteamérica en el primer trimestre, las economías desarrolladas siguen compartiendo alentadoras perspectivas de crecimiento, que contribuirán a mitigar el impacto en la actividad y el comercio mundial de la actual desaceleración en las principales economías emergentes. Concretamente, las naciones desarrolladas presentan el potencial de crecer a su ritmo más rápido desde 2010, ligeramente por encima de 2.0% en términos anuales, mientras que los principales mercados emergentes podrían volver a experimentar un crecimiento más débil por quinto año consecutivo.

ÍNDICE BBVA DE TENSIONES FINANCIERAS



FUENTE: BBVA Research.

Aparte de la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para la economía mundial, una característica del contexto global en el último trimestre ha sido la manifestación de algunos de los eventos de riesgo que BBVA Research resaltó hace tres meses y, si empeoraran, ello podría poner fin a la recuperación económica global. El primero tiene que ver con el brote de inestabilidad financiera en China. Fue ocasionado por la brusca corrección de su mercado bursátil, en una situación de desaceleración del crecimiento y recurriendo a un importante endeudamiento, y un proceso de liberalización financiera aún en marcha. El segundo, igualmente significativo, es la crisis griega y las dificultades para alcanzar un acuerdo que asegure que el país pueda afrontar sus compromisos financieros a corto plazo, así como la sostenibilidad de su deuda a través de reformas para mejorar la capacidad de la economía para crecer a largo plazo.

La combinación de estos eventos de riesgo, junto con el próximo aumento de tasas de la Reserva Federal, ha aumentado las perturbaciones financieras en todo el mundo, especialmente en forma de mayor volatilidad en los mercados bursátiles y de divisas, con un mayor impacto en la eurozona y en Asia. El repunte en el índice de tensiones financieras de BBVA ha sido significativo, tanto en el bloque de los países desarrollados como en las economías emergentes, desde finales de 2014. En este sentido, el mantenimiento de políticas monetarias laxas, sobre todo tras la implantación del programa de compra deuda pública del Banco Central Europeo (BCE), está siendo determinante. Con todo, el riesgo de que se produzca otro brote de volatilidad financiera cuando se lleve a cabo el aumento de tasas en Estados Unidos de Norteamérica sigue siendo elevado.



Con respecto a la situación de los precios, uno de los factores distintivos del escenario global en el pasado trimestre ha sido la moderación de la caída de las tasas de inflación en respuesta a la estabilización de los precios del petróleo y la magnitud de los estímulos monetarios. Con todo, en el conjunto de los países desarrollados, siguen estando algo por debajo de niveles compatibles con los objetivos de estabilidad de precios fijados por las autoridades monetarias. La corrección de las previsiones de los precios del petróleo debido tanto a factores de oferta como a la desaceleración de la demanda en China podría convertirse en una carga para la incipiente recuperación de los precios al consumidor y dar lugar a caídas más fuertes de los precios industriales y de las importaciones. El aumento de la oferta de petróleo procedente de Irán tras su acuerdo nuclear con Estados Unidos de Norteamérica y la mayor eficiencia de los canales de producción de este último país anuncia un incremento de la oferta mayor del previsto a principios de año. Aunque los precios más bajos de la energía resultantes de una mayor disponibilidad de la oferta podrían activar el crecimiento económico global a mediano plazo, podrían frenarlo a corto plazo, dado su impacto negativo en los ingresos de los productores netos y las inversiones del sector energético en economías como la estadounidense.

PRECIO DEL BARRIL DE PETRÓLEO Y PREVISIONES

-Dólares-



FUENTE: BBVA Research y Bloomberg.



EXPECTATIVAS DE INFLACIÓN A MEDIANO PLAZO

-Swaps de inflación, porcentaje-



FUENTE: BBVA Research y Bloomberg.

La dirección de las políticas monetarias y los acontecimientos en relación con una agravación de los riesgos y los mercados de materias primas seguirán marcando el curso de los flujos de capitales y, por tanto, de las variables financieras. La divergencia prevista entre las políticas monetarias de la Reserva Federal y del BCE, así como la incertidumbre en torno a la resolución de la crisis griega, seguirán reforzando el dólar frente al euro en un escenario en el que el diferencial de rendimiento entre los activos soberanos de ambas zonas seguirá siendo más favorable a Estados Unidos de Norteamérica. Por otra parte, el crecimiento más lento en la mayoría de las economías emergentes limitará la apreciación de sus divisas.

China se ha convertido en el foco de atención durante el pasado trimestre debido a la brusca corrección de su mercado bursátil y el impacto potencial que esto podría tener en su ciclo económico nacional y el crecimiento mundial. De momento, el primer semestre del año ha producido un incremento de 7.0% en el PIB en términos anuales, aunque es probable que el ritmo de crecimiento de la economía se desacelere incluso más debido al impacto del reciente brote de tensiones financieras. Aparte del efecto negativo en la confianza del sector privado, también podría darse un cambio de rumbo en las decisiones de consumo como consecuencia de la caída de la riqueza financiera de los hogares1. No obstante, más que nada, es probable que se produzca un deterioro de las condiciones financieras para las grandes empresas, asociado a la suspensión de nuevas inversiones y la pérdida de valor de las garantías que respaldan los préstamos bancarios. Éstos son los factores responsables de la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento de China en 2015 y 2016 a 6.7 y 6.2%, respectivamente (0.3 puntos porcentuales y 0.4 por debajo del escenario en abril).



CHINA: CRECIMIENTO ECONÓMICO,

-Porcentaje anual-



FUENTE: BBVA Research.

La batería de medidas de estímulo puestas en marcha por las autoridades chinas para evitar la posibilidad de un contagio incluso peor del ciclo de actividad económica es el motivo por el que no se espera que se produzca una corrección más intensa de la tasa de crecimiento. Y esto incluso teniendo en cuenta la desaceleración continuada de la economía (la estabilización del índice general de precios por debajo de 2.0% es un buen ejemplo). Además de las tres reducciones de la tasa de referencia y los dos recortes del requerimiento de reservas que se han producido desde finales de 2014, se ha implantado un programa para inyectar liquidez en el sector bancario mediante el descuento de la deuda de las administraciones locales (seudo flexibilización cuantitativa) y las decisiones recientes han ido dirigidas a la estabilización del mercado bursátil, que ha recibido un impulso decisivo de las empresas públicas. Es probable que la política monetaria laxa continúe durante el resto del año, con un recorte adicional de 50 puntos base en la tasa de referencia, y que la política fiscal se flexibilice paulatinamente.

CHINA: TASAS DE INTERÉS DE REFERENCIA,

-Porcentaje-



FUENTE: BBVA Research y Haver.

En conjunto, los ME —con todas las diferencias que existen entre ellos— se enfrentan a un escenario incierto, con menor demanda de China y el próximo aumento de las tasas de interés en Estados Unidos de Norteamérica, que encarece su financiamiento. Una depreciación de las divisas comparable a la de la crisis de 2008-2009 es un reflejo de ello. En los próximos meses, los dilemas de política económica a los que se enfrentan los ME serán más evidentes, a medida que intentan apoyar el ciclo interno mientras mantienen un equilibrio entre el riesgo de desanclar las expectativas de inflación y la falta de financiamiento externo, especialmente en las economías más integradas financieramente y aquellas con mayores desequilibrios externos. Existirán diferencias pronunciadas en la manera en que respondan las autoridades, dependiendo de las fortalezas y vulnerabilidades de sus respectivos modelos de crecimiento.

El patrón en la eurozona sigue siendo de recuperación sostenida, con tasas de crecimiento trimestrales del PIB del orden de 0.4% en los dos primeros trimestres del año. La demanda interna, y en concreto el consumo privado, siguen apuntalando la mejora de la actividad, que empieza a ser una característica común en el conjunto de las principales economías. La mejor dinámica en Francia e Italia se combina con el fuerte crecimiento del PIB de Alemania y España, que aumenta a un ritmo trimestral de casi 1.0%. La aparición de determinados focos de riesgo con diferentes impactos en la región podría reducir ligeramente el crecimiento previsto para 2015 y 2016 pero, con todo, las previsiones siguen siendo positivas (1.4% en 2015 y 1.9% en 2016, 0.1 punto porcentual y 0.3 puntos porcentuales por debajo de las previsiones en abril).



EUROZONA: CRECIMIENTO ECONÓMICO

-Porcentaje anual-



FUENTE: BBVA Research.

La recesión económica en Rusia y la desaceleración en China podrían afectar a la dinámica de las exportaciones en una situación en la que la depreciación del euro podría ser más contenida de lo previsto a comienzos del año. El crecimiento de las inversiones sigue siendo una de las cuestiones pendientes en la recuperación de la eurozona, ya que sigue languideciendo a un nivel bajo (menos de 22% del PIB), motivo por el cual un endurecimiento de las condiciones de financiamiento, combinado con la incertidumbre en relación con la crisis griega, podría llegar a afectar a las nuevas decisiones de endeudamiento (mayores costos y/o una reducción del principal de los préstamos concedidos) y, en última instancia, las inversiones. Por otra parte, la caída de los precios del petróleo y los estímulos monetarios del BCE2 constituyen elementos clave de apoyo para que el crecimiento del PIB alcance las tasas previstas. La mejora de la demanda y la magnitud de las inyecciones de liquidez del BCE están reduciendo, de hecho, el riesgo de deflación, a juzgar por la estabilización de las cifras de inflación y el repunte en las expectativas de precios a mediano plazo. Sin embargo, tendremos que esperar hasta 2017 para que las tasas de inflación converjan hacia el 2.0 por ciento.

EUROZONA: CONSUMO PRIVADO E INGRESO

DISPONIBLE REAL DE LOS HOGARES

- Variación anual, porcentaje-



FUENTE: BBVA Research y Eurostat.

Además de la consolidación de la recuperación económica, la eurozona se enfrenta a importantes retos a mediano plazo. El más significativo es sin duda intentar disipar cualquier escepticismo acerca de la irreversibilidad del proyecto de unión monetaria. Los firewalls financieros, los avances en la unión bancaria y las reformas emprendidas en las diversas economías de la zona, así como el reforzamiento del ciclo económico, han reducido significativamente el contagio financiero de la crisis griega en comparación con 2010 y 2012. Con todo, a falta de mayores avances hacia una unificación de los mercados bancarios y de capitales que pueda permitir una reducción de la fragmentación financiera, planes que demuestren la voluntad de avanzar hacia una mayor integración fiscal, y sin replantearse los posibles programas de rescate, el riesgo de que surjan escenarios perturbadores en la eurozona en su conjunto es elevado. Las discrepancias observadas en las negociaciones entre el gobierno griego y las autoridades europeas, y entre estas últimas y otras organizaciones oficiales como el FMI en relación, por ejemplo, con la necesidad de abordar la cuestión de la reestructuración de la deuda, ponen de manifiesto la necesidad de definir un marco para gestionar la asistencia financiera para países con problemas de sostenibilidad de su deuda que vaya más allá de la consolidación fiscal.


PREVISIONES ECONÓMICAS




2014

2015

I

II

III

IV

I

II

PIB real (% anualizado y desestacionalizado)

-0.9

4.6

4.3

2.1

0.6

2.3

PIB real (contribución, puntos porcentuales)



















Consumo privado

0.9

2.6

2.3

2.9

1.2

2.0

Inversión fija bruta

-0.4

2.0

1.2

0.4

1.4

0.1

No residencial

1.0

0.6

1.1

0.1

0.2

-0.1

Residencial

-0.1

0.3

0.1

0.3

0.3

0.2

Exportaciones

-1.0

1.3

0.2

0.7

-0.8

0.7

Importaciones

-0.4

-1.5

0.2

-1.6

-1.1

-0.5

Gobierno

0.0

0.2

0.3

-0.3

0.0

0.1

Tasa de desempleo (Porcentaje, promedio)

6.6

6.2

6.1

5.7

5.6

5.4

Nómina no agrícola promedio (miles)

193

284

237

324

195

226

Precios al consumidor (Porcentaje anual)

1.4

2.1

1.8

1.2

-0.1

0.0

Subyacente al consumidor (Porcentaje anual)

1.6

1.9

1.8

1.7

1.7

1.8

Balance fiscal (% PIB)

-

-

-

-

-

-

Tasa objetivo Reserva Federal (Porcentaje, fdp)

0.25

0.25

0.25

0.25

0.25

0.25

Índice de precios viv. Core Logic (Porcentaje anual)

11.08

8.05

6.06

5.32

4.79

5.70

Valores tesoro 10 años (rendimiento porcentual, fdp)

2.72

2.60

2.53

2.21

2.04

2.36

Dólar EUN/Euro (fdp)

1.38

1.36

1.29

1.23

1.08

1.12

Precio del Brent (dólares por barril, promedio)

108.2

109.7

101.8

76.4

53.9

61.7

Continúa…


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal