Universidad nacional autónoma de méxico



Descargar 1.04 Mb.
Página8/26
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño1.04 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   26

4.3 Regulación actual de las mesas directivas de casilla

En el año 2014, con el paquete de reformas en materia electoral, se publicó el 23 de mayo en el Diario Oficial de la Federación una nueva ley en materia electoral, denominada Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Con la reforma en mención, las mesas directivas de casilla tienen su sustento legal desde la Constitución que establece en su artículo 41 fracción V, apartado A, párrafo segundo que “las mesas directivas de casilla estarán integradas por ciudadanos”; la participación en este órgano electoral se considera una obligación ciudadana, así lo dispone el artículo 36 de la Constitución:
Son obligaciones del ciudadano de la República: (…) V. Desempeñar los cargos concejiles del municipio donde resida, las funciones electorales y las de jurado30.
Lo anterior es reiterado en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales que señala en su artículo octavo:
Es obligación de los ciudadanos integrar las mesas directivas de casilla en los términos de esta Ley.
Dentro del INE, el Consejo General es el responsable de aprobar los programas de capacitación para las personas funcionarias de casilla de acuerdo a lo ordenado por el artículo 215 de la LGIPE; también la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica interviene de alguna forma, ya que tiene como atribución diseñar y promover las estrategias para la integración de las mesas directivas de casilla de acuerdo a lo establecido en el artículo 58, inciso e).

Como se regula en el artículo 82 de la LGIPE, las mesas directivas de casilla se integran con una persona que ocupa la Presidencia, otra que ocupa la Secretaría, dos personas escrutadoras y tres suplentes generales; en caso de que la elección sea concurrente, se agrega una persona a la Secretaría y una persona al escrutinio de la casilla y se conforma una casilla única.

Como antes ya se mencionó, existen ciertos requisitos que la ciudadanía debe cumplir para poder ser elegida como funcionaria de casilla, los cuales se encuentran dispuestos en el artículo 83 de la LGIPE y que a continuación se numeran:

1. Ser mexicana por nacimiento, no adquirir otra nacionalidad.

2. Ser residente en la sección electoral que comprenda a la casilla;

3. Estar inscrita en el Registro Federal de Electores;

4. Contar con credencial para votar;

5. Estar en ejercicio de sus derechos políticos;

6. Tener un modo honesto de vivir;

7. Haber participado en el curso de capacitación electoral impartido por la junta distrital ejecutiva correspondiente;

8. No ser servidora pública de confianza con mando superior.

9. No tener cargo de dirección partidista de cualquier jerarquía.

10. Saber leer y escribir.

11. No tener más de 70 años al día de la elección.


El artículo 84 de la LGIPE establece una serie de atribuciones generales a las personas integrantes de la mesa directiva de casilla, que son:

1. Instalar y clausurar la casilla;

2. Recibir, escrutar y computar la votación de la misma,

3. Permanecer en todo momento en la casilla desde su instalación y hasta su clausura.


Por otra parte, los numerales 85, 86 y 87 de la misma ley en comento designa atribuciones específicas a cada cargo de la casilla, las cuales pueden revisarse en el siguiente cuadro:



Presidencia

Secretaría

Escrutinio

Presidir los trabajos de la mesa y velar por el cumplimiento de las disposiciones legales

Levantar las actas necesarias que se establezcan en la ley

Contar las boletas depositadas en cada urna

Recibir el paquete electoral de los Consejos Distritales

Contar ante los representantes de partido político el número de boletas

Contar el número de electores que votaron

Identificar a los electores

Anotar el folio de las boletas en las actas

Contar el número de votos emitidos a favor de cada candidata(o), fórmula o lista regional

Mantener el orden en la casilla

Comprobar que el nombre del elector este en la lista nominal

Auxiliar a la presidencia y a la secretaría en las actividades que les encomienden

Suspender temporal o definitivamente la votación en la casilla

Recibir los escritos de protesta (incidentes) de las personas representantes de partido político




Retirar de la casilla a cualquier persona que altere el orden, impida el libre sufragio, viole el secreto del voto, realice actos que afecten la autenticidad del escrutinio y cómputo, intimide o ejerza violencia sobre los electores, los representantes de los partidos o de los miembros de la mesa directiva

Inutilizar las boletas sobrantes




Practicar el escrutinio y cómputo de los votos







Turnar al Consejo Distrital el paquete electoral







Fijar los resultados del cómputo de la casilla fuera de la misma






La representación que tienen los partidos políticos y candidatos(as) independientes en la mesa directiva de casilla se encuentra regulada en el numeral 259 de la LGIPE en el que se establece que cualquiera de estos tienen derecho a nombrar una persona representante propietaria y una suplente ante cada mesa directiva de casilla, en las elecciones federales y en las elecciones locales, lo anterior hasta trece días antes de la jornada electoral.

Las mesas directivas de casilla se ubican a partir de los electores con los que cuente cada sección distrital uninominal, ya que en cada sección electoral por cada 750 electores o fracción debe instalarse una casilla, según lo establecido en el artículo 253 de la ley comentada. Las casillas se distribuyen atendiendo a la distribución numérica de la ciudadanía, además se considera la posibilidad de establecer casillas extraordinarias cuando las condiciones infraestructurales o culturales así lo exijan.

Respecto al procedimiento de integración de las mesas directivas de casilla, la ley su numeral 255 dispone de varios pasos a seguir para agotar de forma exhaustiva y ordenada su integración.


1. Primero, se realiza un corte del listado nominal el 15 de diciembre previo a la elección.

2. En el mismo mes el Consejo General sortea un mes del calendario que sirve como base para insacular a la ciudadanía.

3. Del 1 al 7 de febrero del año electoral las Juntas Distritales Ejecutivas insaculan al 13 por ciento de la ciudadanía a partir del mes sorteado, pero en ningún caso puede haber menos de 50 personas insaculadas en cada sección electoral.

4. Posteriormente la ciudadanía sorteada es convocada a recibir un curso de capacitación del 9 al 31 de marzo.

5. El Consejo General, en el mes de febrero del año electoral, mediante un sorteo elige una de las 26 letras del alfabeto que sirven, con base en el apellido paterno, para seleccionar a la ciudadanía que integre las mesas directivas.

6. Del 9 de febrero al 4 de abril las Juntas Distritales elaboran una lista con la ciudadanía que ha asistido a la capacitación y no ha tenido impedimento legal para participar.

7. De esta lista los Consejos insaculan a la ciudadanía seleccionada como funcionaria a más tardar el 6 de abril.

8. Antes del 8 de abril, las Juntas Distritales, con base en la escolaridad, asignan el cargo que desempeña la ciudadanía y se publican las listas antes del 10 de abril.

8. Finalmente la ciudadanía insaculada es notificada por los Consejos Distritales, otorgándoles su nombramiento y tomándoles la protesta de ley.
Para coadyuvar con la tarea de integrar y hacer funcionar las mesas directivas de casilla que es responsabilidad de las Juntas y Consejos Electorales, en el mes de enero del año electoral, la ley prevé la contratación de las y los Supervisores (SE) y Capacitadores Asistentes Electorales (CAE). Por su importancia se transcriben sus funciones según lo establecido en el artículo 303 de la LGIPE:
a) Visita, notificación y capacitación de los ciudadanos para integrar las mesas directivas de casillas; b) Identificación de lugares para la ubicación de las mesas directivas de casillas; c) Recepción y distribución de la documentación y materiales electorales en los días previos a la elección; d) Verificación de la instalación y clausura de las mesas directivas de casilla; e) Información sobre los incidentes ocurridos durante la jornada electoral; f) Traslado de los paquetes electorales apoyando a los funcionarios de mesa directiva de casilla; g) Realización de los cómputos distritales, sobre todo en casos de recuentos totales o parciales, y h) Los que expresamente les confiera el consejo distrital, particularmente lo señalado en los párrafos 3 y 4 del artículo 299 de esta Ley.
Como se observa en el presente análisis jurídico, las mesas directivas de casilla han acompañado a las jornadas electorales en la última centuria, han sido conformadas por la ciudadanía, al menos desde 1917, y han evolucionado atendiendo al contexto nacional, al crecimiento poblacional e incluso a los avances tecnológicos. Se puede señalar que los lineamientos generales en materia de las mesas directivas se han mantenido sin cambios sustanciales desde el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de 1990.

Es importante resaltar que la tarea de llevar a cabo la integración de este órgano es de vital importancia en la celebración de las elecciones. Sin duda, las mesas directivas de casilla han cobrado una relevancia fundamental en los procesos electorales, y al mismo tiempo poseen sus propias dificultades particulares por la cantidad de personas involucradas en su funcionamiento.





Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   26


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal