Universidad Mayor, Real y pontificia De San Francisco Xavier De Chuquisaca



Descargar 1.05 Mb.
Página8/15
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño1.05 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15

La Autoformulación de Preguntas en la Lectura

Es enseñar a los estudiantes a hacerse preguntas sobre los textos que lee. Se puede ofrecer modelos sobre la base de los siguientes pasos:



  • Presentar un texto adecuado a los intereses o al nivel lector de los estudiantes.

  • Formular preguntas de tres tipos sobre su contenido:

  • En el texto mismo (preguntas cuyas respuestas se encuentran explícitamente en el texto. Se les llama preguntas “Ahí mismo”

  • Las que exigen leer entre líneas y establecer relaciones entre diferentes partes del texto (preguntas cuyas respuesta se encuentran en diferentes partes del texto y algunas en forma implícita). Se les llama “Pensar y buscar”

  • El lector hace (preguntas basadas en su experiencia y conocimiento. Se les llama “Basadas en mí mismo”.

En la medida en que leen y se autoformulan preguntas, los estudiantes van tomando conciencia de que existen diversos tipos de preguntas y de que todas son importantes para comprender un texto.

Un ejemplo de esta estrategia se puede realizar con el siguiente texto:

“Hace 70 millones de años, el lugar llamado Cal Ork’o o cerro de cal, era un inmenso lago de aguda dulce, en torno al cual vivieron y se desarrollaron varias especies de dinaosaurios herbívoros y carnívoros, eso lo testimonian las huellas halladas en los muros de piedra caliza de la zona y particularmente en un farallón de 1.300 metros de largo y 70 de altura, conocido como el muro de los titanosaurios.

Este muro que en el cretácico formó la orilla de un lago y que luego se elevó verticalmente por movimiento de las placas tectónicas, ha registrado el paso de los gigantescos titanosaurios, que eran los mayores saurópodos herbívoros de la época, caminando uno junto al otro”.

Una vez que los estudiantes leyeron, se puede plantear una serie de preguntas como:

¿Dónde se desarrollaron las especies de dinosaurios?

¿Qué encontraron el lugar llamado Cal Ork’o?

¿Cómo fue antes el lugar dónde encontraron las huellas y que ocurrió después?

¿Qué haría el hombre si aún existieran esos gigantesco titanosaurios?

Después de formular las preguntas se pide a los estudiantes que respondan, en qué se basaron para encontrar las respuestas. De ese modo tomarán conciencia de que algunas respuestas corresponden al primer tipo de preguntas, es decir que están explicitadas en una oración del texto;”ahí mismo”; a este tipo de preguntas corresponderían las dos primeras; ¿Dónde se desarrollaron las especies de dinosaurios? ¿Qué encontraron el lugar llamado Cal Ork’o?

En el segundo tipo de pregunta, la respuesta está en el texto pero se requiere de más de una oración para localizarla: se necesita “pensar y buscar”. La pregunta podría ser ¿Cómo fue antes el lugar dónde encontraron las huellas y que ocurrió después?

Para el tercer tipo de pregunta, el lector debe buscar la respuesta en sus propios conocimientos, es decir “basados en sí mismo”, ya que ella no está explicitada en el texto. La pregunta ¿Qué haría el hombre si aún existieran esos gigantesco titanosaurios?

Solicitar a los estudiantes que subrayen en el texto las palabras u oraciones donde encontraron las respuestas a las preguntas tipo “Ahí mismo” y “Pensar y buscar” y que observen que las primeras aparecen en una misma oración y que la segundas aparecen en más de una oración. A continuación se debe reflexionar que las preguntas tipo “Basadas en mí mismo” no aparecen el texto.

Es importante enseñar a los estudiantes a utilizar de manera sistemática; esta forma de clasificar las preguntas, es pedir que hagan la mayor cantidad de preguntas, luego de leer en silencio textos apropiados. El trabajo en grupos ayuda a la comprensión lectora, organizar grupos para que categoricen sus preguntas y respuestas de acuerdo a la clasificación aprendida.



  1. Secuencia de enseñanza de esta estrategia

Se puede seguir los siguientes pasos:



  • Presentar el significado y la terminología de esta estrategia a grupos de estudiantes. Un buen procedimiento consiste en presentarles una descripción de los tres tipos de preguntas.

  • Algunas veces en los libros se presentan preguntas que piden información que se encuentra fácilmente en el mismo texto.

  • Analizar junto con los estudiantes las diferencias entre las respuestas basadas en el texto y las basadas en el propio conocimiento. Luego llamar la atención sobre las diferencias entre las respuestas basadas en el texto: las “Ahí mismo” y “Pensar y buscar”.

  • Mostrar que las primeras respuestas están en una oración y que para las segundas hay que buscar la información en más de una oración o párrafo.

  • En la primera etapa los estudiantes analizan por qué las preguntas y las respuestas son representativas de cada uno de los tipos de pregunta.

  • En la segunda etapa los estudiantes identifican los tres tipos de preguntas en el texto.

  • Finalmente, en la tercera etapa los estudiantes formulan preguntas y ellos tiene que leer, decidir y escribir las estrategias de respuestas que utilizarán.

Es importante que los estudiantes tomen conciencia de que las respuestas al tipo de preguntas basadas en una sola oración del texto, sólo tienen una manera de responderlas; sin embargo, las que corresponde al segundo tipo de preguntas dejan al lector algún margen de interpretación o inferencia.

Las preguntas basadas en el lector pueden ser diferentes de una persona a otra. Es decir, en el segundo y tercer caso no se puede hablar de respuestas correctas o incorrectas, sino que ellas deben ser lógicas en relación al contenido.

Estas estrategias deben ser profundizadas cuando los estudiantes ya entendieron el uso de los tres tipos de preguntas, para que su atención se focalice en la selección de la mejor respuesta a la pregunta.

Enseñanza del Pensamiento Crítico en Educación Superior

Para comenzar, es importante señalar la innegable importancia que se concede a la formación del pensamiento crítico a nivel de la educación superior o terciaria. Así, la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI (1999) al hablar sobre la calidad de la educación señala la importancia de reformular los planes de estudio, no contentarse con el mero dominio cognoscitivo de las disciplinas e incluir la adquisición de competencias para la comunicación, el análisis creativo y crítico, la reflexión independientes y el trabajo en equipo en contextos multiculturales.

Específicamente, sobre los estudiantes proponen en la Conferencia formarlos para que se conviertan en ciudadanos profundamente motivados, provistos de sentidos críticos y capaces de analizar los problemas y buscar soluciones.

Otros documentos encaminados a abordar la calidad de las competencias que han de desarrollar los profesionales, de cara al siglo XXI, señalan “El pensamiento Crítico reflexivo es una dimensión importante que debe ser tenida en cuenta en cualquier evaluación de competencias genéricas desarrolladas durante la educación superior”.

Proyectos educativos particulares señalan abiertamente que la formación de los estudiantes debe estar orientada a que éstos desarrollen un hábito reflexivo, crítico e investigativo que les permita formarse esquemas básicos de vida y mantener abierta su voluntad de indagar y conocer.

Si bien es propósito de la formación el desarrollo del pensamiento crítico, los resultados no son alentadores. Kember después de revisar evidencias de investigación en este campo, sugiere que a nivel de educación superior existen una serie de factores que pueden estar afectando las posibilidades de desarrollo del pensamiento crítico. Uno de tales factores es el diseño de los currículos, el cual ha sido visto como determinante para que los profesores se centren en los contenidos fundamentalmente durante sus clases, más que en el desarrollo del pensamiento crítico. El autor formula como explicación tentativa, el carácter específico de los contenidos frente a aquellas habilidades potencialmente generalizables. (44)

Por otra parte, los profesores reciben poca asesoría en relación con lo que puede ser considerado un “buen” pensamiento; es decir que, en general, no tienen claro qué es lo que se supone que deben ayudar a desarrollar en sus estudiantes. Así, el vacío de claridad respecto a lo que es pensamiento crítico conduce a la confusión respecto a cómo podría ser desarrollado y evaluado un buen pensamiento. Tal confusión conduce a que se generen experiencias de aprendizajes que no conducen necesariamente al desarrollo de habilidades de pensamiento generalizables.

También se estableció que existen ocho falacias de los profesores respecto a la enseñanza y el aprendizaje, que inhiben la posibilidad de desarrollo del pensamiento crítico.

1. Profesores que creen que no tienen nada que aprender de los estudiantes. En el campo del pensamiento crítico, el profesor es también un aprendiz que necesita ser receptivo a nuevas ideas.

2. Pensamiento crítico es solamente asunto del profesor. Así, el profesor debe pensar las respuestas y presentarlas suavemente, usando la mejor tecnología disponible para ello.

3. Existe el mejor programa para enseñar el pensamiento crítico. Al respecto, Sternberg estableció que no existe el mejor programa para esto, y los resultados dependen no solamente del programa sino también de las metas que se persiguen; asimismo, incide en ello el contexto o la cultura en la cual el pensamiento del aprendiz está situado.

4. La elección de un programa de pensamiento crítico está basado en un número binario de elecciones. Usualmente lo que puede resultar efectivo es la combinación de un amplio rango de aproximaciones.

5. Énfasis en la respuesta correcta, cuando lo que realmente es importante es el pensamiento detrás de la respuesta

6. La discusión es un medio para un fin. Sin embargo, quienes han ahondado en el tema consideran que el pensamiento crítico puede ser considerado un fin en sí mismo.

7. La noción de maestría en el aprendizaje: se espera que el estudiante logre un 90% de respuestas correctas en un 90% del tiempo establecido para esto. Usualmente el pensamiento y la ejecución pueden ser mejorados más allá, existiendo condiciones para ello.

8. El papel de un curso sobre pensamiento crítico es enseñar pensamiento crítico

En general, la investigación sugiere la existencia de fuertes relaciones entre las concepciones de los profesores y la forma como se aproximan a la enseñanza. Aquellos profesores que simplemente han seguido lineamientos curriculares no parecen enseñar a pensar bien. Las concepciones de los estudiantes seguramente desempeñan también un papel importante en los logros del proceso de enseñanza-aprendizaje, por lo cual afectar sus concepciones ha de ser considerada también como meta importante.

Si bien la enseñanza del pensamiento crítico ha generado escepticismo en algunos investigadores, otros se han interesado por las posibilidades que se ofrecen a nivel de educación superior, e inclusive han indagado la manera como cambios en el pensamiento se vinculan con el tipo de disciplina que cursan los estudiantes.



Las Categorías Mentales

¿Qué es lo que nos hace a los seres humanos diferentes entre sí?

La apariencia es una respuesta popular, tal vez incluso sus opiniones o sus gustos. Sin embargo, la más viable es una mirada consciente: de la forma en que actuamos, la forma en que interactuamos con nuestro entorno, incluidas las personas y otros organismos. Por supuesto, debemos darnos cuenta de que nuestra manera de actuar es derivada de la forma en que pensamos, de las influencias que nos enseñaron en nuestra juventud, junto con las influencias de todo el presente e incluso se extiende hacia el futuro.

Todas estas influencias forman un ser que es uno mismo, esta situación se denomina consola o el molde. El molde contiene todas sus influencias de la historia de vida, y eso es lo que uno es, sin embargo, como un arqueólogo, a veces tenemos que encontrar la más antigua, la parte más influyente del molde. Esta es la parte donde los bloques de construcción primero se fijan y epílogos todo lo que es causa y efecto de la forma inicial. La primera fundación en el que se creó el molde por lo general es la genética básica, los primeros momentos de la vida, en el útero, y su primera percepción del mundo exterior.



Clasificación de las categorías mentales

Mediante la observación de la base de la personalidad se puede encontrar cuatro categorías mentales distintas: El hacedor, el hablador, el tutor, y el pensador. La diferencia fundamental entre estas cuatro personalidades es como buscar el conocimiento (49).



La Personalidad del Hacedor

La primera personalidad es el hacedor, tiene una disposición activa, pero más es una persona que lleva los otros tres. A la vista del público, el hacedor es muy conocido y las razones que incluyen son: el liderazgo natural, a veces las hazañas valientes, y más notablemente como el cumplidor de las actividades (49).

El hacedor es el explotador y debido a esto, él es el más conocido de los cuatro. La forma en que el conocimiento explota a través de la investigación del pensador, y por lo tanto estos dos deben tener una relación mutua en una comunidad óptima.

Un orador, es un explotador de las acciones hacedores, esto significa que para el resto de la civilización mundial, el hacedor y el pensador requiere asegurar que todos los mensajes se han recibidos. En resumen podemos indicar que el hacedor es un líder activo, pero esto no significa que ahora siempre está a cargo. Por ejemplo, el tutor es también un líder, pero uno más conservador.



La Personalidad del Hablador

El segundo y a veces los más criticados de la personalidad es la persona que habla, por ser de un carácter vago y amplio, y a veces tienen problemas para la racionalización de sus atributos. Sin duda estas personas hablan, y hablan mucho, pero también es cierto que estas personas a veces hablan por considerar importante una conclusión, y ahí radica la diferencia. El orador tiene como característica más fundamental, ser alguien que necesita estar en el centro de atención, porque necesita expresar sus ideas y puntos de vista, pero lo es más importante es alguien que recoge su información de los medios de comunicación exterior y otras formas de comunicación, a diferencia del pensador, que reúne los conocimientos de la observación y cálculos (49).

Lo que esto significa es que la persona que habla no es un innovador, no se verá un hablador con inventos del año u otros premios, sino que podrá ver la persona que habla como el comercializador. El orador descubre la información, entonces explota, esto se puede ver en la radiodifusión o propagandas, que se produce con fines comerciales. El hablador es una posición interesante porque podría ser la más poblada de las cuatro.

La Personalidad del Tutor o Guardián

El tutor es el más controvertido. ¿Por qué? Sobre todo debido a la falta de comprensión estructurada de este pensamiento. Como su nombre lo indica, el tutor es una figura muy autoritaria. El tutor es alguien que mira sobre la sociedad y de la minoría, es una figura con autoridad, pero esto no significa que los demás no lo son. Este hombre o mujer es alguien que siempre está buscando el desarrollo de su hábitat. Muchos de estos intentos de avanzar se traducirían en más preocupaciones y miedo al fracaso y problemas en el futuro, pero esto es innegable (49).

La primera característica es ser una persona de autoridad y de protección, lo que no quiere decir que están a la cabeza. De hecho, la mayoría de los tutores no son líderes a causa de una incapacidad para comprometerse realmente y desarrollar ideas. Considerando que un hacedor estaría bien. Esto coloca el guardián en la posición de un factor principal quizás, o un supervisor de la cabeza, pero rara vez en la persona a cargo.

El tutor no es un líder y por lo tanto debe confiar en el hacedor o de otros para tomar el control. Como se puede ver, el tutor no es más que indiferente a todas las otras personalidades, es el equilibrio a los extremos, es el ser que siempre encuentra lo que él cree como beneficios y mejoras.



El Personalidad del Pensador

Al igual que el guardián del pensador tiene una función natural del poder, la gente en esta categoría se consideran a los poderosos y sabios. Esto sucede a menudo en la palabra que se define como pensador ahora, pero cuando se coloca en el contexto de los hábitos mentales del pensador se convierte en un carácter más básico y previsible.

El pensador es el buscador del conocimiento y es fuente de las demás categorías. Es una persona más influyente, porque todas las acciones son la causa del conocimiento, ya sea al buscarlo o de explotarlo. Además de ser el fundador de los conocimientos, tiene buenas conexiones con otras personas. En lugar de hazañas, que sólo buscan el conocimiento, ellos deben aprender a explotar sus resultados mediante la formación de grupos o clubes. Los pensadores son como imanes, poner dos juntos se repelen, pero si se configura correctamente, se atraen. Así es como funciona el pensador en el mundo exterior. Los pensadores no se consideran altamente negativos (49).

Las otras tres categorías requieren del pensador para sobrevivir, es decir que uno sería más o menos favorable es bastante difícil. Sin embargo, con algunas observaciones básicas y consideración a las normas, nos encontramos con que el pensador siempre tiene puntos positivos cuando se considera el hacedor.

La persona que habla es el papel más percibido negativamente. Esto se debe a la función de completar la petición del pensador ya que está cubierto por otro el hacedor. La persona que habla no es más que una torta sobre cocción perfectamente cocido. Al igual que la relación entre el hacedor y el hablador, el guardián cae en la regla horizontal y no es ni una reacción positiva ni negativa.

Para justificar las cuatro personalidades: un orador, pensador, guardián, y hacedor de ella, hay que referirse a lo que puede significar para la propia personalidad.

Los modelos son útiles, pero, sin embargo, sólo son tan funcionales como el usuario las hace, demasiado poderosos y se pierde de vista cómo la sociedad y las fuerzas externas. Demasiado débil y no somos capaces de comprender nuestra propia existencia. Por otra parte, aquellos que tienen la habilidad de imagen en un modelo, pero no formar parte del modelo, será capaz de comprender mejor la respuesta a la pregunta final: ¿Por qué buscar el conocimiento?. Al igual que todos los pasados y los futuros puestos, el tema se establecerá para ver la comprensión de sí mismo, y el subconsciente, y su entorno de todos los que tejen dentro y fuera de la vida cotidiana.


  1. Marco contextual

La Escuela Superior de Formación de Maestros “Juan Misael Saracho” de Tarija-Canasmoro tiene aproximadamente sesenta y nueve años de experiencia y se esfuerza por la formación de docentes en las diferentes especialidades bajo los nuevos paradigmas educativos propuestos. El propósito que tienen es abandonar la práctica pedagógica tradicional, implementando nuevas formas de organización del aula e innovar desarrollando experiencias pedagógicas que contribuyan a una formación sólida de los futuros maestros.



Área Institucional

Aspecto Histórico

La Escuela Superior de Formación de Maestros “Juan Misael Saracho”, fue fundada primero como Escuela Normal Rural en el pueblo de San Lorenzo el 25 de Abril de 1938, durante el gobierno de Germán Busch, firmando como Ministro de Instrucción el Dr. Bernardo Navajas Trigo y siendo su primer director don Walter Torrico. Posteriormente, en el año 1941, se trasladó al lugar denominado “La Pampa” de la comunidad de Canasmoro, donde funciona en la actualidad.



Ubicación Geográfica

La Escuela Superior de Formación de Maestros “Juan Misael Saracho”, se encuentra en el departamento de Tarija, en la provincia Méndez, en la comunidad de Canasmoro, en el cantón del mismo nombre, a 7 Km. de San Lorenzo, capital de la primera sección de la Provincia Méndez y a 22 Km, de la Ciudad de Tarija.



Aspecto Social

En la ESFM “Juan Misael Saracho” de Tarija, se observa la existencia de dos grupos humanos, una mayoría de origen tarijeño y una minoría de origen guaraní y quechua. La religión con mayor cantidad de personas es la católica, luego están otras religiones evangélicas.



Aspecto Económico

La mayoría de los estudiantes son hijos de padres con moderados recursos económicos, la principal actividad que desarrollan son trabajos de construcción, labores de casa, actividades agrícolas y ganaderas. También se cuenta con estudiantes que trabajan por las noches en diferentes actividades.



Aspecto Cultural y lingüístico

La población estudiantil se caracteriza por ser proteger sus costumbres y tradiciones; conservan aires de grandeza y orgullo por su origen y su cultura. Entre las costumbres y tradiciones heredadas de sus antepasados están el carnaval, la fiesta de San Roque, la fiesta de la Virgen de Chaguaya, Santa Anita, y otras fiestas tradicionales.

La mayoría de los estudiantes tienen como lengua predominante el castellano.

Infraestructura Física y Equipamiento

El INSJMS cuenta con un predio e infraestructura propios, en una extensión que consta aproximadamente de 100.000 m2, de los cuales se disponen para fines académicos y administrativos alrededor de 20 ambientes construidos. La ESFMJMS cuenta con aulas equiparadas con el respectivo mobiliario, laboratorios de computación, equipos de sonido y material bibliográfico para docentes y estudiantes.



Área Pedagógica

Organización Curricular

La Escuela Superior de Formación de Maestros “Juan Misael Saracho”, cuenta con un Plan Operativo Anual, planes y programas de estudio de módulo del nivel primario y secundario en sus diferentes especialidades, de acuerdo al Diseño Curricular Base de Formación Docente. Dentro de las planificaciones de aula están contemplados los planes semestrales, proyectos de aula, secuencias didácticas o unidades de aprendizaje elaborados por cada docente.

La ESFMJMS cuenta con la carrera de nivel inicial, la carrera de primaria con sus especialidades de 1er. y 2do ciclo, tercer ciclo con las especialidades de Matemática y Lenguaje, en la carrera de Secundaria con las especialidades de Matemática, Lenguaje y Comunicación, Física y Química, Biología y por último la carrera de música tanto para el nivel Primario y Secundario.

Datos de Alumnos y Docentes

La Escuela Superior de Formación de Maestros “Juan Misael Saracho” cuenta con 3 directores, 33 docentes, 7 administrativos, 9 funcionarios de apoyo, 901 estudiantes en todos sus niveles y especialidades, como se muestra en la siguiente tabla:



Tabla 1

Cargo

Varones

Mujeres

Totales

Directores

2

1

3

Administrativos y Personal de servicios.

10

6

16

Docentes

19

14

33

Total Personal:

31

21

52

Este centro de formación docente tiene 901 estudiantes entre sus niveles inicial, primaria y secundara como se observa en la siguiente tabla:


Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal