Universidad de las palmas de gran canaria



Descargar 1.92 Mb.
Página9/26
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño1.92 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   26
Participación: En la formulación de propuestas así como en las actividades que se lleven a cabo.

· Integración: Fomentar el abandono de sentimientos de marginación social, convirtiéndose en protagonistas de la defensa de sus intereses.

· Implicación: De las personas que trabajan con ellos en el proceso, creando una labor de equipo.

Para conseguir esto hemos definido una serie de objetivos generales.



Objetivos generales:

· Conocer el propio cuerpo e identificar las normas higiénicas necesarias para su cuidado.

· Adquirir conductas autónomas de higiene.

· Descubrir la higiene personal, no como una obligación impuesta, sino como un hábito que le ofrece una serie de ventajas:

- Presencia agradable para uno mismo y para los demás.

- Prevención de enfermedades, etc.

· Reconocer y relacionar hábitos higiénicos saludables con prevención de enfermedades.

· Conocer los utensilios de higiene más importantes.

· Adquirir una higiene correcta de la piel.

· Conocer los mecanismos de formación y eliminación del sudor, así como de los factores negativos de su acumulación (olor, rozaduras, irritaciones,...).

· Saber en que estación climática nos encontramos y el tipo de ropa más adecuado para cada una de ellas.

· Conseguir una higiene de las zonas cerradas al exterior, utilizando el calzado y la ropa interior adecuadamente.

· Conocer y comprender el funcionamiento de los órganos de los sentidos, y las medidas de higiene básicas para conseguir su máximo aprovechamiento.

· Aprender los hábitos adecuados para conseguir una correcta higiene en los alimentos que se ingieren.

Beneficiarios:

· Ancianos que acudan a un hogar de pensionistas.

· Ancianos válidos pertenecientes a un centro de la tercera edad.

Duración de las actividades:

La duración aproximada de las actividades estará entre treinta minutos y una hora.

Evaluación:

Participación

Integración

Implicación

Podemos evaluar la participación teniendo en cuenta el número de asistentes y el descenso o aumento de los mismos durante todas las sesiones.

Enlazando con lo anterior, durante las sesiones podemos comprobar el interés que los ancianos tienen con respecto a los temas a tratar y a las actividades a realizar. Así mismo, esto nos va a permitir ir modificando las actividades si comprobamos en las sesiones que estas no han sido las adecuadas para motivar e implicar al anciano.

Tanto la integración como la implicación se podrán deducir observando si los ancianos que participan son siempre los mismos o por el contrario hay un interés general por implicarse y relacionarse con el resto del grupo.

ACTIVIDADES ENFOCADAS A LA HIGIENE DEL CUERPO

Denominación de la actividad: " Me gusta estar limpio"

Objetivos específicos:

· Insistir en las ventajas de la ducha o el baño diario.

· Relacionar los hábitos higiénicos con la aceptación personal y por parte de los demás.

· Desmitificar los riesgos del baño: frío, resfriado, etc.

· Explicar las diferentes formas de cuidado del cuerpo: ducha estimulante / baño relajante.

· Utilizar instrumentos de higiene adecuadamente: jabón, esponja, champú, toalla, cepillos, ...



Descripción de la actividad:

Nombrar las distintas partes del cuerpo y los utensilios necesarios para su cuidado e higiene.

Metodología:

Comenzaremos esta actividad dividiendo a este colectivo en pequeños grupos en los que puedan hablar de cómo eran los hábitos higiénicos en el pasado. De esta forma iremos introduciéndolos en el tema al mismo tiempo que les daremos la oportunidad de ir conociéndose mejor.

A continuación distribuiremos diferentes utensilios de aseo entre los diferentes grupos formados para que los ancianos nos digan qué partes de su cuerpo pueden asear con los mismos.

Al cabo de 10 minutos un representante de cada grupo dará a conocer lo que se ha dicho en su grupo. Una vez acabada la exposición les daremos a conocer distintas opciones sobre los utensilios anteriormente utilizados.

Denominación de la actividad: "Role playing"

Objetivos específicos:

· Destacar la importancia que tienen los hábitos higiénicos para la salud.

· Conocer las diferentes situaciones de mala y buena higiene.

· Valorar que un aspecto limpio y cuidado ayuda a relacionarse con los demás.



Descripción de la actividad:

Crear diferentes situaciones acerca de los buenos y malos hábitos higiénicos y la importancia de éstos.



Metodología:

En pequeños grupos los ancianos crearán y representarán diferentes situaciones donde quede patente lo que son y no son los hábitos higiénicos, dando a conocer a través del Role Playing la importancia que tiene el estar limpio y tener un aspecto cuidado.



Denominación de la actividad: " Me gusta estar sano "

Objetivos específicos:

· Comprender la necesidad de mantener una buena higiene personal para proteger nuestra salud.

· Entender los cuidados que requieren algunas partes específicas del cuerpo.



Descripción de la actividad:

Describir algunas partes del cuerpo que necesitan una higiene especial.



Metodología:

Mediante una lluvia de ideas iremos recogiendo lo que los ancianos conocen a cerca del tema. Una vez concluida ésta, apuntaremos aquellas ideas que son más relevantes, las cuáles quedarán reflejadas en un mural. Por último y a través de la colaboración de una enfermera, les daremos a los ancianos las indicaciones necesarias para la higiene de esas partes específicas del cuerpo.

ACTIVIDAD ENFOCADA A LA HIGIENE DE LOS PIES

Denominación de la actividad: " Dale un masaje "

Objetivos específicos:

· Aprender a realizar masajes para que el anciano pueda practicarlos diariamente tanto en las plantas como en los dedos de los pies, para estimular el riego sanguíneo y aliviar la presión propia de los zapatos.

· Aprender una serie de pautas que permitan a los ancianos llevar a cabo una higiene adecuada de sus pies.



Descripción de la actividad:

Darle a conocer a los ancianos la importancia de la higiene y cuidados de los pies, así como la práctica de los masajes para la vida diaria.



Metodología:

Se les pedirá a los ancianos que formen un círculo alrededor del educador social, el cual se situará en el centro, para que todos puedan atender a las explicaciones. A continuación el educador social comenzará a realizar la técnica del masaje en los pies de un anciano que se ofrezca como voluntario.

Una vez finalizada la explicación se distribuirán a los asistentes en parejas para que estos puedan aplicarse alternativamente el masaje.

Después de que todos los ancianos hayan terminado el masaje, el educador social procederá a explicarles una serie de pautas higiénicas para que aprendan a asearse los pies de una forma adecuada. Estas pautas son las que a continuación se detallan:

· Cambiarse a diario los calcetines o medias.

· Aplicarse diariamente loción corporal a los pies. Indíquele que lo haga siempre tras un lavado minucioso y que elimine el exceso de loción con una toalla. Recuérdele que se ponga calcetines o medias limpias después del procedimiento.

· Hacerse friegas con alcohol o loción de carpe dos veces al día en caso de sudación excesiva o mal olor. Debe secarse escrupulosamente los pies y cambiarse cada día los calcetines.

· Pasar un bastoncillo de madera, a ser posible de naranjo, por debajo de cada uña para eliminar los restos de piel adherida.


· Frotarse con una piedra pómez los talones, plantas y caras laterales de los pies para eliminar la piel muerta.
· Cortarse las uñas en línea recta, a menos que lo contraindiquen problemas específicos. En caso de existir alguna complicación, las uñas deberá cortarlas un podólogo.

Técnica del masaje: cómo dar un masaje en los pies

Un masaje en los pies estimula la circulación sanguínea, reduce el edema, favorece la relajación y mejora la flexibilidad.



Precaución: La presencia de lesiones o trastornos vasculares en los pies puede constituir una contraindicación para aplicar el masaje.

Pasos a seguir:

Obtenga un frasco de aceite o loción.

Para iniciar el masaje, sostenga el pie derecho del anciano con una mano y con los nudillos de la otra vaya realizando pequeños círculos por toda la planta, incluyendo el talón. Ejerza una presión firme, ya que si es muy ligera puede provocar cosquillas.

Observación: Nunca saque a colación el tema de las cosquillas, pues, si lo insinúa, es posible que el paciente note esa sensación.

Procure no aplicar una presión excesiva en los pies de una persona anciana, ya que son más sensibles que los de un individuo joven.

A continuación sostenga el pie con los dedos de ambas manos mientras se realizan pequeños círculos con los pulgares.

Seguidamente ponga una mano bajo su tobillo y eleve ligeramente el pie. Con la punta de los dedos de la otra mano, incluido el pulgar, vaya realizando pequeños círculos por la cara plantar.

Localice los tendones que surcan el dorso del pie, desde la base del tobillo hasta cada uno de los dedos.

Mientras sostiene el talón con una mano, deslice con firmeza el pulgar de la otra entre los dedos del pie.

Tenga cuidado con la presión que ejerce, ya que puede resultar molesta para el anciano.

A continuación, coja de nuevo el pie con ambas manos. Coloque los dedos debajo de la planta y los talones de sus manos en la parte dorsal del pie.

Apriete éste entre los dedos de los talones de sus manos, y después deslice las manos hacia los bordes del pie. Repita el procedimiento tres veces.
A continuación sujete el pie con una mano y la base del dedo gordo con el pulgar y el índice de la otra mano. Con suavidad y haciendo movimientos rotatorios, como sacacorchos, vamos girando el dedo mientras desliza los suyos hacia la punta de aquél. Repita el procedimiento en cada dedo.

Para finalizar el masaje, coja el pie entre las palmas de sus manos y sosténgalo durante algunos segundos. Devuélvalo a su posición original y repita el masaje en el otro pie.

Recuerde lavarse minuciosamente las manos tras el masaje.

ACTIVIDAD ENFOCADA A LA HIGIENE DE LAS MANOS

Denominación de la actividad: " Manten limpias tus manos "

Objetivos específicos

· Destacar la higiene de manos y uñas como fuente de transmisión de gérmenes

· Lavarse las manos siempre antes de las comidas, aunque creamos que "están limpias".

· Lavarse las manos siempre después de la utilización de los sanitarios.

· Lavarse las manos después de haber tocado un animal, haber estado en contacto con la tierra o con otros objetos posibles transmisores de enfermedades.

· Llevar las uñas cortas y limpias. Enseñar la utilización de cepillos especiales con tal fin.

· Destacar la importancia de llevar las manos limpias en relación a la higiene de otras partes del cuerpo, como la cara (ojos, nariz, boca, orejas,...).



Descripción de la actividad:

Dado que la higiene de las manos y uñas es fundamental para la promoción de la salud, por ser una de las partes del cuerpo que interviene más en la transmisión directa de enfermedades, pretendemos que los ancianos adquieran hábitos higiénicos para evitar las infecciones y mantener las manos cuidadas.



Metodología:

El educador/a social le explicará a los ancianos cómo se debe realizar una buena higiene de las manos abarcando los siguientes aspectos: cómo cortarse las uñas, qué utensilios son necesarios, qué productos se emplean, etc. También les explicará las consecuencias negativas que puede tener el no asearse las manos, ya que de esta forma pueden entrar en nuestro organismo microorganismos y gérmenes del exterior que pueden llegar a provocarnos alguna enfermedad.

ACTIVIDAD ENFOCADA A LA HIGIENE BUCODENTAL

Denominación de la actividad: " Dientes como perlas "

Objetivos específicos:

· Interiorizar las reglas básicas para una correcta higiene bucodental: cómo y cuándo.

· Inculcar el hábito de la higiene bucodental mediante el correcto uso del cepillo de dientes y la correcta alimentación.

· Cepillarse los dientes después de cada comida, y sobre todo al acostarse, para eliminar todos los restos alimentarios.

· Enseñar un correcto cepillado con un cepillo dental duro y de cabeza pequeña. Lo más importante es cepillarse correctamente, no importa que sea con agua, en seco o con pasta dental. En el caso de utilizar pasta dental será mejor la que contenga flúor.

· Inculcar la necesidad de acudir al dentista al menos una vez al año para revisión y control de nuestra boca y dentadura.

· Comprender que los dientes no deben ser utilizados para otras funciones que no sean las masticatorias (abrir botellas, frutos secos,...).



Descripción de la actividad:

Darle a conocer al anciano que la higiene bucodental es un aspecto fundamental a tratar en la promoción de la salud.



Metodología:

Podemos crear varios murales sobre:

· El correcto cepillado.

· Los alimentos peligrosos para nuestros dientes.

· Las funciones específicas de los dientes.

· Etc.

Para finalizar se proyectarán diversas diapositivas que se podrán solicitar en los diferentes centros de atención primaria.



ACTIVIDADES ENFOCADAS A LA HIGIENE EN LA ALIMENTACIÓN

Denominación de la actividad: " Higiene en los alimentos y salud "

Objetivos específicos

· Conocer los riesgos que se derivan de una falta de higiene en los alimentos

· Crear hábitos correctos en los ancianos que les permitan dar lugar a una adecuada higiene de los alimentos que vayan a consumir.

· Conocer la existencia de gérmenes que causan enfermedades y que se encuentran en la nariz, garganta, orina, heces y piel.

· Saber que estos gérmenes se trasmiten a los alimentos:

- Directamente: al toser, estornudar, hablar,...

- Por las manos (uñas, heridas, orzuelos), lavarse bien y cubrir las heridas.

- Por el polvo y la tierra. No comer lo que cae al suelo, lavar la fruta si se come entera con piel, lavarse las manos tras tocar dinero, animales... SIEMPRE ANTES DE COMER O MANIPULAR LOS ALIMENTOS.

- Por el agua: lavarse siempre con agua limpia, beber agua potable.

- Por insectos y animales en general; no tocar animales cuando se está comiendo.

- Por utensilios (cubiertos, vasos, servilletas, toallas, etc.). No intercambiarse las cosas y usar sólo lo propio.



Descripción de la actividad:

Darle a conocer a los ancianos la importancia que tiene para nuestra salud el mantener una adecuada higiene en los alimentos. También se les informará sobre las distintas enfermedades que se derivan de unos hábitos incorrectos a la hora de manipular los alimentos que se van a consumir.

Metodología:

A través de una charla informativa se le explicará a los ancianos cuales son las pautas higiénicas básicas que deben tener presentes a la hora de manipular aquellos alimentos que vayan a consumir.

A continuación se realizará un role playing en el que se les pedirá a los ancianos que representen situaciones en las que se respeten las normas higiénicas explicadas. De esta forma se comprobará si los asistentes han comprendido y asimilado la información aportada en la charla informativa.



Denominación de la actividad: " Cuida tu alimentación "

Objetivos específicos:

· Llevar una dieta equilibrada y variada.

· Dar lugar a una correcta ingesta de líquidos.

· Consumir un número adecuado de comidas.

Conocer la composición de los alimentos y su valor nutritivo.

Dar lugar a una correcta conservación, manipulación y preparación de los alimentos.

· Aprender la importancia de fijarnos en la fecha de caducidad de los alimentos.

· Aprender a distinguir alimentos en buen y mal estado.

Descripción de la actividad:

Darle a conocer a los ancianos la importancia que tiene para su salud el llevar una dieta equilibrada y variada, así como el conservar, manipular y preparar correctamente los alimentos que van a consumir.



Metodología:

Se proyectará un vídeo explicativo, donde se informe sobre las dietas más adecuadas para tener una buena salud.

Una vez finalizada la proyección del vídeo les explicaremos a los ancianos las pautas más adecuadas que se deben seguir para diferenciar alimentos que se encuentren en mal estado, así como aquellas que se deben tener en cuenta para conservar los alimentos en buen estado de una forma adecuada.



ASPECTOS SOCIALES

El proceso de envejecimiento humano incluye cambios fisiológicos y psicológicos que son secuenciales, acumulativos e irreversibles. Pero los cambios no se producen con el mismo ritmo en un individuo dado y no lo hacen en todas las personas de la misma edad.

El envejecimiento puede ser definido como una categoría cronológica o como un proceso fisiológico degenerativo. Se podría definir como la edad en la que ocurren limitaciones funcionales en la movilidad física, en un contexto económico como la edad en que la reconvención a nuevos sistemas de trabajo no es financiera para la compañía, o dado que la expectativa de la duración del empleo no compensa a la compañía de los pagos de las prestaciones económicas sociales. O, socialmente, como la edad en que se sale definitivamente del mundo laboral y se entra en el de la jubilación.

Si nos fijamos en los ancianos como un grupo de población, dentro de una perspectiva global, cabe señalar causas determinantes de una cierta marginación en la tercera edad:

· Disminución de su capacidad económica al ser separados bruscamente del proceso de producción, convierte a los jubilados en un sector carente de interés en la actividad económica y en la vida social.

· Las relaciones sociales sobre el principio de la competencia y rivalidad aumenta su marginación social.

· El cambio de la familia extensa a la familia nuclear hace que el anciano pase de ser el “patriarca” a la condición de marginado.

· El vertiginoso cambio de nuestra sociedad, no permite a los mayores adaptarse a las nuevas condiciones de vida.

· El gran movimiento migratorio desplaza la sociedad rural hacia el medio urbano, hace que los ancianos se queden solos en los pueblos.

· La pobreza cultural sufrida desde su juventud los coloca en una posición desfavorable.

Una de las más graves consecuencias de la situación de los mayores en nuestra sociedad es la interiorización de sus minusvaloraciones.

En el anciano se desarrollan sentimientos de inferioridad, de automarginación, cuyas consecuencias más inmediatas son la pérdida de identidad, el aislamiento voluntario, la pasividad y la sensación de inutilidad.

Según un análisis realizado por el INSERSO en 1981, se resume un perfil de la forma de vida y características psicosociales de la Tercera Edad de la siguiente manera:

· Los ancianos viven su vejez como algo natural, y perciben el rol tradicional del consejo dentro del ambiente familiar.

· El sentido de solidaridad es mayor entre los varones y en el medio rural que entre las mujeres y en el medio urbano. En cuanto a su talante vital respecto a su vejez, las mujeres son más pesimistas.

· El 46% que viven en los núcleos familiares de sus hijos, se sienten a gusto, queridos y valorados en el desempeño de sus roles sociales, sobre todo en el medio rural, lo que cabe deducir una buena integración en la vida social.

· La soledad afecta en gran manera a los ancianos que viven en residencias, ya que ven muy disminuidas sus relaciones socio-familiares.

· No es tan general que los ancianos se sientan queridos por la sociedad. Una tercera parte se ve, simplemente aceptada. Una quinta parte nota indiferencia y hay otros tantos que hablan de marginación.

· Su gran necesidad es tener asegurada una plaza en alguna residencia.

· La ayuda a domicilio es la necesidad que sienten en un segundo término.

· Ante todo, preocupa a los ancianos su estado de salud.

El malestar de los ancianos tiene diversos factores causantes que describimos brevemente:

· Disminución de los ingresos económicos. La media de los ingresos de las personas mayores de 65 años es menor que la mitad de las personas jóvenes. El porcentaje de pobreza entre los ancianos es mucho mayor que en otras edades. En consecuencia tienen menos alimentos, ropas, casa adecuadas, actividades recreativas y de otro tipo.

· Disminución de la importancia del papel que juegan en la sociedad. Pierden su papel de padres al abandonar sus hijos la casa, así como el papel de trabajadores y sus contactos sociales al jubilarse. No es extraño que puedan sentirse inútiles y caer en estados de soledad. Todo ello motivado por los perjuicios hacia la vejez, al estar la sociedad orientada hacia la juventud.

· Pérdida de seres queridos. Alrededor de un tercio de los hombres y más de la mitad de las mujeres de 64 años son viudos o viudas, muchos han perdido a sus hijos, parientes y amigos íntimos. Aparte de pena, depresión y sentimiento de soledad, la pérdida de seres queridos quede cambiar la forma de vivir, disminuir los ingresos económicos o hacer a una persona más descuidada y con menos deseos de vivir.

· Situaciones de aislamiento por incapacidad física. Aparte de los problemas orgánicos y el sufrimiento físico, hay que considerar el stress psicológico por la supresión de las relaciones sociales. Por ejemplo; dificultades para comunicarse que tiene una persona con alteraciones graves de la vista y el oído.

· Frecuente disminución de las facultades intelectuales. Se pueden encontrar dificultades de memoria, disminución de la capacidad de aprender, enlentecimiento de la capacidad de respuesta y otros deterioros.

La intervención educativa en colectivos de tercera edad cobra sentido cuando se considera el ciclo vital de la persona como un continuo proceso de asimilación de la realidad exterior y de acomodación a ella en el cual se requiere que la persona lleve a término procesos de reajuste y de reorientación. La vejez exige adaptarse a abandonar formas de comportamientos anteriores, obligaciones y derechos y , a la vez, asumir nuevas obligaciones, derechos y tareas.

Todo Proyecto Social de Animación Sociocultural debe acercarse al medio en el que se pretende actuar. Su objetivo consiste en planificar una acción que conduzca a una transformación cuando lo que ocurre puede y debe mejorarse, propiciando una toma de conciencia por parte del colectivo afectado.

CONCLUSIONES DEL ESTUDIO SOBRE SITUACIÓN FUNCIONAL DE LOS ANCIANOS EN CANARIAS

Según un estudio epidemiológico y llevado a cabo en 1994 en la Sociedad Canaria de Geriatría y Gerontología, abarcando una muestra de 285 ancianos, del conjunto de los ancianos residentes en Canarias, se ha llegado a la siguiente conclusión:

- El 11% de los ancianos canarios viven solos.

- Algo más del 1% de los ancianos de Canarias viven en instituciones geriátricas o gerontológicas.

- El 12% de los ancianos de Canarias dicen recibir ayuda económica regular por parte de sus amigos o familiares para completar su pensión o pensiones.

- Casi un 25% de las personas de edad residentes en Canaria sufren alguna caída cada semestre.

- Los ancianos canarios reciben menos visitas médicas pero se hospitalizan más que el resto de España.

- De entre las enfermedades crónicas que más afectan a los ancianos, destaca en Canarias la diabetes, que es dos veces más frecuente entre los ancianos de esta región que del resto de España.

- El 21% de los ancianos canarios que no han sido operados de cataratas están incapacitados a causa de las mismas.
- El 78% de los ancianos de Canarias podrían llevar a cabo todas las Actividades de la Vida Diaria (AVD) Básicas (AVD-B) sin ayuda, pero sólo el 51% de nuestros ancianos podrían realizar todas las AVD Instrumentales (ADV-I) sin ayuda.

- El 11% de los ancianos canarios tienen incontinencia urinaria frecuente, y un 30% adicional refiere tenerla ocasional.

- Con las edades avanzadas aumenta la repercusión funcional de las hemiplejía y de las afecciones reumáticas en la población anciana de Canarias.

- Al avanzar la edad aumenta en los ancianos los problemas visuales, pero no las dificultades auditivas.



FUNCIÓN DEL EDUCADOR SOCIAL
Como conclusión del presente tema y como hemos podido observar en el desarrollo del mismo, la importancia que tiene la adquisición de hábitos higiénicos podemos analizarla en dos niveles: individual y social.

A nivel individual por la relevancia que puede suponer para uno mismo en cuanto a su propia estima, y en la generación de un autoconcepto positivo, que no significa otra cosa que el que cada sujeto se acepte como es, con sus virtudes y defectos, y esta aceptación de uno mismo, comienza por la aceptación del propio cuerpo, donde el conocimiento y reconocimiento del mismo va a ser básico; e igualmente importante será el reconocimiento externo del sujeto.

Del mismo modo esta aceptación repercute en el reconocimiento por parte de los demás. La importancia de la higiene en el nivel social viene dada sobre todo porque el sujeto vive y se desarrolla en sociedad, y el mantener unos hábitos higiénicos va a facilitar la convivencia y la aceptación por parte de los otros; lo contrario, provocará rechazo.

También hemos reflexionado sobre el papel que como educadores sociales podemos ejercer en el ámbito de las personas mayores y hemos llegado a la conclusión de que nuestra intervención en este campo de trabajo debe ser dinamizadora y educativa. Para ello tendremos que plantearnos nuestra intervención desde tres niveles:

· El individual: El educador social debe trabajar para dar respuestas a las necesidades del colectivo de ancianos en el que interviene, proponiéndole aquellas actividades que realmente signifiquen algo para la persona que recibe la atención. Estas actividades se llevarán a cabo a través de dinámicas de grupo que tengan en consideración los procesos interactivos de los participantes que son, a fin de cuentas, los usuarios de la intervención dinamizadora del educador.

· El entorno: Es necesario educar el entorno de las personas mayores, pero, ¿qué entendemos por entorno?. Se podría definir como el espacio donde el usuario vive (domicilio, residencia, centro de día, clubs u hogares de personas mayores, etc...). El educador debe intervenir educando los equipamientos, potenciando que el entorno sea estimulativo para la persona mayor que lo utiliza. Con el fin de transformar los modelos de intervención puramente asistenciales hacia una acción educativa del entorno, es necesario potenciar la intervención sobre las personas que lo configuran. Educar el entorno de las personas mayores quiere decir educar a las personas que lo forman. Este segundo nivel es esencial, es la clave de cualquier tipo de intervención dinamizadora. Un medio para conseguir estos procesos de transformación radica en el trabajo de equipo interdisciplinar.

· El nivel social: Este último nivel es el más general y parte de la idea que las posibilidades reales de las PERSONAS mayores enriquecen el tejido social. El educador tiene que potenciar procesos de sensibilización de la sociedad, dando a conocer las potencialidades de las personas mayores. Así mismo, debe sensibilizar sobre los problemas reales de la vejez, sobre la posibilidad de ofrecer una mejor calidad de vida a nuestros mayores. Con el fin de favorecer acciones concretas en este sentido, será necesario realizar la intervención educativa sobre valores tan sólidos pero, al mismo tiempo, tan frágiles como son la cooperación, la solidaridad y la tolerancia.


BIBLIOGRAFÍA

RODRÍGUEZ, S. y CASTELLANO, A. (1995): Intervención clínica y psicosocial en el anciano, Instituto canario de estudios y promoción social y sanitaria (ICEPSS), Las Palmas de Gran Canaria.

GARCÍA, M. (1999): Salud comunitaria y promoción de la salud, Instituto canario de estudios y promoción social y sanitaria (ICEPSS), Las Palmas de Gran Canaria.

MEDINA, R. (1991): Animación socio cultural de la vida diaria en la 3ª edad, Servicio central de publicaciones del Gobierno Vasco, Vitoria.

PÉREZ, E. Y FERNÁNDEZ, A. (1994): Auxiliar de Enfermería, Editorial interamericana Mc Grawhill, Madrid.

HOOKER, S. (1983): La tercera edad. Comprensión de sus problemas y auxilios prácticos para los ancianos, Gedisa, Barcelona.

BURNS, E. ; ISAACS, B. Y GRACIE, T. (1980): Enfermería Geriátrica, Morata, Madrid.

VARIOS (1987): Guía para la elaboración del programa del anciano en atención primaria de salud, Ministerio de sanidad y consumo, Madrid.

VARIOS (1984): Ser humano. El anciano, Cruz Roja Española, Madrid.

PÉREZ, D. (1995): Recursos Socio-Sanitarios para los ancianos en Canarias, Servicio Canario de Salud, Las Palmas de Gran Canaria.

ROSSELLI, M. y ARDILLA, A. (1986): Cómo entender y cuidar a nuestros ancianos en la casa. Guía para la atención de la salud en el hogar, la prensa médica mexicana, México.

MCUAN, B. (1985): Cuidados geriátricos en enfermería, Doymas, Barcelona.

VARIOS (1995): Cuidados en la vejez, el apoyo informal, Ministerio de asuntos sociales INSERSO, Madrid.

LOZANO, A. y MARTÍNEZ, V. (1998): Calidad de vida en ancianos, colección ciencia y técnica, Cuenca.

PERLADO, F. (1995): Teoría y práctica de la geriatría, Díaz de Santos S.A., Madrid.

GÓMEZ, C. y RIUS, M. (1998): Educación para la salud, Consejería de Sanidad. Dirección general de salud pública, Valencia.

PÉREZ, G. (1997): Elaboración de proyectos sociales casos prácticos, Narcea S.A., Madrid.

PARCERISA, A. (1999): Didáctica de la educación social, enseñar y aprender fuera de la escuela, Graó, Barcelona.

8. PERSONAS SIN HOGAR

9. VIOLENCIA JUVENIL

Nélida Gonzalez Martín, Fernanda Miranda Cambres, Inés Diaz Jiménez
La agresión maligna no es instintiva sino que se adquiere, se aprende. Las semillas de la violencia se siembran en los primeros años de la vida, se cultivan y se desarrollan durante la infancia y comienzan a dar sus frutos malignos en la adolescencia . Estas simientes se nutren y crecen estimuladas por los ingredientes crueles del medio hasta llegar a formar una parte inseparable del carácter del adulto....

LUIS ROJAS MARCOS, Las semillas de la violencia, 1995.

INTRODUCCION

En las palabras de Luis Rojas Marcos que preceden a este capítulo , hemos encontrado el resumen perfecto del tema que vamos a abordar : la violencia ; así como la explicación y/o justificación a muchas de las estrategias que aconsejaremos llevar a cabo.

Tal y como afirma este autor , la violencia comienza a desarrollarse desde los primeros años de vida, de ahí la importancia que encontramos en su prevención y tratamiento desde la primera institución con la que el individuo tiene contacto : la escuela.

Sin embargo, no debemos descargar esa enorme responsabilidad únicamente sobre el sistema educativo y así, sobre las personas encargadas de educar a nuestros menores : los profesores. La tarea educativa no puede estar ,exclusivamente, destinada a éstos.

De hecho, los menores tienen como primer modelo conductual a ese entorno más inmediato que es la familia; es lo que ven en este núcleo familiar lo que aprenden y , con el tiempo, imitan.

Con todo esto, queremos destacar la importancia de la colaboración entre estas dos importantes instituciones sociales : la familia y la escuela.

Aun así, no deja de ser cierto que el individuo también se ve influido por una serie de aspectos como pueden ser los medios de comunicación o el entorno social, que están fuera de nuestro alcance; pero qué duda cabe de que el buen entendimiento entre la escuela y la familia ayudará a paliar los efectos negativos que los anteriores aspectos puedan causar en el menor.

Por otro lado, el hecho de que estos ingredientes violentos pasen a formar parte de la personalidad del individuo, hace que consideremos la atención individualizada como modelo de intervención más adecuado a la hora de tratar esta problemática.



Definición de violencia.

[…] uso de una fuerza , abierta u oculta, con el fin de obtener de un individuo, o de un grupo, algo que no quiere consentir libremente […]

Hemos elegido esta definición que ofrece J.A. Younis ( citando a Jean Marie Domenach ) , puesto que consideramos que engloba tanto la violencia física, como psíquica.

El hecho de que queramos ofrecer una definición que abarque los dos campos de este término, se debe a que en el desarrollo de este tema : la violencia juvenil, haremos alusión ya no sólo a las agresiones , sino a las consecuencias psíquicas que la violencia pueda tener en los jóvenes.



Principales manifestaciones : violencia escolar y tribus urbanas.

Dentro de las principales manifestaciones de la violencia juvenil, vamos a centrarnos , por un lado, en aquélla que comienza a más temprana edad , que es la que se da en los centros educativos ; seguidamente, nos basaremos en la violencia llevada a cabo por las tribus urbanas, teniendo en cuenta que -en ocasiones- es protagonizada por aquellos individuos que han comenzado a exteriorizar aspectos violentos en la escuela.




Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   26


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal