Universidad de las palmas de gran canaria



Descargar 1.92 Mb.
Página20/26
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño1.92 Mb.
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   26

Nosotros /as y nuestro medio




Introducción.
Numerosos estudios psico-sociológicos sobre la valoración del medio ambiente; sobre las problemáticas urbanas en las últimas décadas; sobre las cambiantes formas de relación del hombre con su medio, pone en tela de juicio la idoneidad del actual ritmo de vida y directrices de la misma.

Cuando hablamos de Medio Ambiente, lo hacemos considerándolo en relación a los factores básicos y esenciales del proceso de desarrollo de la persona. Entre otros están, los factores biológicos, los afectivo-familiar, o los socioculturales.

Así pues, cuando por ejemplo hablemos de analizar “elementos de contaminación”, no debemos quedarnos en los comúnmente conocidos. Sino ser más perspicaces y enlazarlos con otros de carácter más social o interpersonal, de influencia en el desarrollo de la persona.

Por ejemplo, es conocido que una continua exposición a un elevado nivel de ruido es perjudicial para la salud, pero también lo es para una adecuada relación interpersonal, ya que el clima de la conversación resulta inadecuado.

De la misma forma, cuando se trate de analizar cual es nuestra forma de relacionarnos con el medio, no sólo es quedarnos en qué tipo de vehículo de transporte usamos o cuanta basura generamos. El análisis se puede llevar a estudiar formas de relación con el medio más complejas. (como son las reales). Por ejemplo, antes de analizar el nivel de basura que genero, puede preguntarme qué tipos de productos consumo y en que cantidad; que proceso de elaboración lleva aparejado cada producto en cuestión; forma de comercio del mismo; etc….

Con todo esto, pretendemos hacer ver lo importante que es dar un carácter lo más global posible al tema de trabajo. No obstante, tanto el nivel de profundización y de globalización, lo marcarán las condiciones de los destinatarios de nuestro proceso educativo. No obstante, volvemos a recordar dos personas con las mismas condiciones, podrán lograr cosas distintas en la medida en que se varíen las motivaciones…(es decir, todo dependerá de lo bien que nos lo montemos).



Actividades.
A continuación te detallamos una serie de actividades que se nos ocurre serían válida para trabajar diferentes objetivos dentro de la educación ambiental.

Juego del Veo-veo: consiste en describir elementos de nuestro medio, podríamos pintarlos como son o están y luego cómo nos gustarían que estuviesen o fuesen. De esta segunda manera, será como los dejaremos por el lugar de trabajo, así estaremos rodeados por los elementos en el estado que más nos gustan.

Hagamos un viaje: presentamos dos modalidades para esta actividad;

a.- Por nuestra ciudad: con un mapa de la misma, vemos como desplazarnos de un punto a otro. Podemos escoger trayectos que sean usuales para los participantes. Luego analizamos las ventajas e inconvenientes de las distintas rutas posibles para el desplazamiento, elementos de interés en cada ruta posible, niveles de contaminación en las diferentes rutas que hacen que el paseo sea más desagradable,…

b.- Por nuestra isla: lo mismo pero con un mapa de la isla.

Rebumbio: se trata de colocarse por el espacio de trabajo de diferentes formas, ocupando por persona el máximo y mínimo espacio, moviéndonos rápido o lentamente, etc…. Luego analizaríamos las diferentes situaciones y llegaríamos a conclusiones (al ir más deprisa hay más choques, al ocupar mucho espacio no cabemos todas /os,…).

La máquina mágica: imaginándonos que acabamos de inventar una máquina mágica que es capaz de transportarnos de forma inmediata a diferentes lugares, convertimos el lugar de trabajo en diferentes ambientes. Por ejemplo, imaginamos estar en una panadería, en una oficina pública o en un pinar de nuestras cumbres. Según el lugar que imaginemos, podremos representar mediante rol play una situación característica de ese lugar y analizarla: qué hacen los personajes, cómo lo hacen, consecuencias de lo que hacen, formas alternativas y mejores de hacer lo mismo, habilidades sociales en el trato con los demás,…

Análisis de nuestros espacios de convivencia: es una técnica de contenido semejante a la anterior, solo que en esta abordaremos espacios más comunes de nuestra vida a analizaremos sus condiciones. Por ejemplo hablaremos del salón donde vemos la tele, o del comedor, y analizaremos los niveles de luminosidad, de ruido, ventilación, etc.

La historia de un día: te proponemos el siguiente texto para lo que tu creas más oportuno, usarlo para distensión, o reflexión y análisis,


Una vez, a media noche, las personas tuvieron el mundo a su disposición. Durante mucho tiempo, habida cuenta de lo que sabemos, permanecieron muy tranquilos: durante la mañana y la tarde de ese día se limitaron a vagabundear en pequeños grupos, a cazar animales con lanzas y flechas, a refugiarse en cavernas y a vestirse con pieles. Hacia las seis de la tarde empezaron a aprender algo sobre semillas y agricultura, sobre el pastoreo y cosas semejantes; hacia las siete y media se habían establecido en grandes ciudades, en especial en Egipto y la India y entre los países comprendidos entre estas dos naciones.

Después llegó Moisés, que partió a la búsqueda de la tierra prometida, a las nueve menos cuarto. Tras él vinieron Buda en la India, Sócrates en Grecia y Confucio en China, que se juntaron y fueron todos juntos, aunque sin llegar a conocerse, hacia las diez y diez. En torno a las diez y media apareció Cristo, algo después de la Gran Muralla China y de Julio Cesar. A las once fue el momento de Mahoma.

Hacia las once y media surgieron las grandes ciudades en Europa del Norte. A partir de las doce menos cuarto la gente salió de estas grandes ciudades y saquearon el resto del mundo por doquier. Primero expoliaron América del Norte y del Sur, luego la India, y finalmente, cuando sólo faltaban cuatro minutos para media noche, le llegó el turno a África. Dos minutos antes de la media noche se desencadenó una gran guerra entre ellos, a la que siguió otra semejante sólo cincuenta segundos después. En el último minuto del día, esas personas del Norte de Europa fueron expulsadas de la India, de África y de muchos otros países, pero no de Norteamérica, donde se habían instalado de forma estable. Es ese último minuto, además, inventaron las armas nucleares, desembarcaron en la Luna, fueron responsables de, prácticamente, doblar la población mundial y consumieron más petróleo y metales de los que se habían utilizado en las precedentes veintitrés horas y cincuenta y nueve minutos.

Volvía a ser media noche, el inicio de un nuevo día.


Publicado en “En pié de Paz nº 1”

Tomado de LEARNING FOR CHANGE IN WORL SOCIETY: REFLECTIONS, ACTIVITIES AND RESOURCES

Robin Richardson. World Studies Project. 1979


Actividades para educación para el consumo.
Dado el tipo de población a la que nos dirigimos, personas sin hogar, que, ni siquiera tienen la misma oportunidad de consumir que podemos tener cualquiera de nosotros, puede parecer un tanto sarcástica la propuesta de trabajar con este colectivo la temática de educación para el consumo.

No obstante, aunque nos parezca clara la idea de que no podemos dirigirnos a este colectivo, de la misma manera con la que podemos hacerlo con personas que poseen nuestras mismas posibilidades económicas, no es desechable la propuesta de trabajo de este tema con estos usuarios.

Lo que en este apartado pretendemos es ofrecerte, en líneas muy generales, el tipo de contenido que si podríamos ofrecer a estas personas. Para ello te exponemos algunos ejemplos de actividades que puedes poner en práctica:
- Hablemos de nuestros derechos constitucionales.- Esta actividad consiste básicamente en informar a los usuarios de algunos de nuestros derechos básicos recogidos en la Constitución, tales como: el derecho a una vivienda digna, alimentación, vestido y calzado, educación y atención sanitaria.

No se trata de echarles el rollo para que no sirva de nada, se trata de darles una información básica, para poder entrar en diálogo a partir de este momento, si la situación nos lo permite. Es conveniente que la información a tratar sea lo más concreta posible, tratando de no usar mucho texto. El uso de dibujos hace más atractiva la exposición de la información.


- Hablemos de nuestros deberes.- Esta actividad convendría realizarla después de la anterior. Consideramos que tiene una fase previa, que sería la reflexión de nuestros destinatarios acerca de la situación en la que se encuentran. Después trataríamos de conocer si acuden a pedir ayuda cuando la necesitan.

El trabajo de esta actividad se plantea en torno a tres conceptos claves:



Acción: Esto quiere decir si conocen los lugares donde pueden acudir a exigir que los derechos expuestos anteriormente se cumplan.

Conciencia crítica: Quiere decir que los usuarios reflexionen acerca de lo que deberían haber puesto de su parte y no han puesto, o si han podido o no hacer algo al respecto.

Solidaridad: Se trata de que los usuarios de esta acción sean solidarios con los que se encuentran en su misma situación.


Compartir con tus amigos:
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   26


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal