Unión europea medidas antidumping sobre determinado calzado procedente de china



Descargar 2.76 Mb.
Página8/62
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.76 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   62

VII.Constataciones

A.Introducción


i.1Esta diferencia se refiere a tres medidas introducidas por la Unión Europea: 1) el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento (CE) Nº 1225/2009 del Consejo, relativo a la defensa contra las importaciones que sean objeto de dumping por parte de países no miembros de la Comunidad Europea (el "Reglamento antidumping de base"); 2) el Reglamento de Ejecución (UE) Nº 1294/2009 del Consejo, de 22 de diciembre de 2009, por el que se mantienen los derechos antidumping definitivos sobre las importaciones de determinado calzado con parte superior de cuero originario, entre otros, de China, tras una reconsideración por expiración (el "Reglamento de reconsideración"); y 3) el Reglamento (CE) Nº 1472/2006 del Consejo, de 5 de octubre de 2006, por el que se establece un derecho antidumping definitivo sobre las importaciones de determinado calzado con parte superior de cuero procedente, entre otros, de China (el "Reglamento definitivo"). Las alegaciones de China con respecto al Reglamento (UE) Nº 1225/2009 cuestionan la medida "en sí misma", en tanto que sus alegaciones en conexión con los Reglamentos Nº 1294/2009 y 1472/2006 impugnan los elementos específicos de esas medidas e incluyen, con respecto al Reglamento definitivo, aspectos del Reglamento antidumping de base ("en su aplicación"). Las alegaciones de China se refieren a distintas disposiciones del Acuerdo Antidumping, el GATT de 1994 y el Acuerdo de Marrakech por el que se establece la Organización Mundial del Comercio (el "Acuerdo sobre la OMC"), así como el Protocolo de Adhesión de la República Popular de China144 ("Protocolo de Adhesión de China") y el informe del Grupo de Trabajo sobre la Adhesión de China.145

i.2La Unión Europea planteó varias cuestiones preliminares en una solicitud de resolución preliminar y en sus comunicaciones por escrito. La Unión Europea aduce que muchas de las alegaciones a que se hace referencia en la solicitud de establecimiento de un grupo especial y en las comunicaciones escritas de China están fuera del mandato del Grupo Especial porque no fueron objeto de consultas, porque no se identificaron en ninguna forma en la solicitud de establecimiento de un grupo especial o porque no se identificaron en la solicitud de establecimiento de un grupo especial de manera compatible con las prescripciones del párrafo 2 del artículo 6 del ESD. Además, la Unión Europea alega que todas las alegaciones formuladas por China al amparo del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping no están sometidas al Grupo Especial, dado que esta disposición no impone una obligación independiente a los Miembros y no puede en consecuencia ser objeto de reclamación por una parte, y que ninguna de las alegaciones de China al amparo del párrafo 6 i) del artículo 17 satisface los requisitos del párrafo 2 del artículo 6 del ESD. Por último, la Unión Europea alega que China no justifica prima facie algunas alegaciones contenidas en sus comunicaciones escritas. Nos ocupamos a continuación de la solicitud de la Unión Europea de una resolución preliminar, antes de considerar los aspectos sustantivos de la diferencia.


B.Principios pertinentes relativos a la norma de examen, la interpretación de los tratados y la carga de la prueba


i.1Aunque las partes no han planteado cuestiones relativas a estos asuntos per se, cada una se ha referido a ellos en el curso de sus comunicaciones. Establecemos a continuación el marco de referencia que aplicaremos en estas actuaciones con respecto a la norma de examen, la interpretación de los tratados y la carga de la prueba.

1.Norma de examen


i.1El artículo 11 del ESD establece la norma de examen para los grupos especiales de la OMC en general. El artículo 11 impone a los grupos especiales una obligación general de hacer "una evaluación objetiva del asunto", obligación que abarca todos los aspectos del examen por un grupo especial del "asunto", tanto de hecho como de derecho.146

i.2El párrafo 6 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping, que establece la norma especial de examen aplicable a las diferencias con arreglo al Acuerdo Antidumping dispone que el Grupo Especial:

"i) al evaluar los elementos de hecho del asunto, determinará si las autoridades han establecido adecuadamente los hechos y si han realizado una evaluación imparcial y objetiva de ellos. Si se han establecido adecuadamente los hechos y se ha realizado una evaluación imparcial y objetiva, no se invalidará la evaluación, aun en el caso de que el grupo especial haya llegado a una conclusión distinta;

ii) interpretará las disposiciones pertinentes del Acuerdo de conformidad con las reglas consuetudinarias de interpretación del derecho internacional público. Si el grupo especial llega a la conclusión de que una disposición pertinente del Acuerdo se presta a varias interpretaciones admisibles, declarará que la medida adoptada por las autoridades está en conformidad con el Acuerdo si se basa en alguna de esas interpretaciones admisibles."

Tomados en conjunto, el artículo 11 del ESD y el párrafo 6 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping establecen la norma de examen que debemos aplicar con respecto a los aspectos de hecho y de derecho de la presente diferencia.

i.3El Órgano de Apelación ha aclarado la norma de examen de los hechos de conformidad con la disposición que antecede en los términos siguientes:

"Está firmemente establecido que los grupos especiales no deben realizar un examen de novo ni tampoco adherirse simplemente a las conclusiones de la autoridad nacional. El examen de esas conclusiones por el grupo especial debe ser crítico y penetrante, y basarse en las informaciones que obren en el expediente y las explicaciones dadas por la autoridad en el informe que haya publicado. El grupo especial debe examinar, a la luz de las pruebas obrantes en el expediente, si las conclusiones a que llegó la autoridad investigadora son razonadas y adecuadas. Lo 'adecuado' habrá de depender inevitablemente de los hechos y las circunstancias del caso y de las alegaciones que se hayan hecho; pero hay varias líneas generales de investigación que probablemente sean pertinentes. El examen minucioso que efectúe el grupo especial deberá comprobar si el razonamiento de la autoridad es coherente y tiene solidez intrínseca. El grupo especial debe examinar a fondo si las explicaciones dadas revelan la forma en que la autoridad investigadora ha tratado los hechos y las pruebas obrantes en el expediente y si disponía de pruebas positivas en apoyo de las inferencias que hizo y las conclusiones a que llegó. El grupo especial debe examinar si las explicaciones dadas demuestran que la autoridad tuvo en cuenta debidamente la complejidad de los datos que tenía ante sí, y si explican por qué rechazó o descartó otras explicaciones e interpretaciones de las pruebas del expediente. El grupo especial debe admitir la posibilidad de que las explicaciones dadas por la autoridad no sean razonadas o no sean adecuadas a la luz de otras explicaciones plausibles diferentes, y debe cuidar de no asumir él mismo la función de evaluador inicial de los hechos ni adoptar una posición pasiva y 'simplemente aceptar las conclusiones de las autoridades competentes'."147

El Órgano de Apelación ha aclarado también las relaciones entre el artículo 11 del ESD y el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping como sigue:

"Al examinar el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping, es importante tener presente que los grupos especiales y las autoridades investigadores tienen funciones distintas. Las autoridades investigadoras están obligadas, con arreglo al Acuerdo Antidumping, a formular determinaciones fácticas pertinentes a su determinación general de la existencia de dumping y de daño. De conformidad con el párrafo 6 i) del artículo 17, la función de los grupos especiales consiste simplemente en examinar el "establecimiento" y la "evaluación" de los hechos que han llevado a cabo las autoridades investigadoras. A tal fin, el párrafo 6 i) del artículo 17 impone a los grupos especiales la obligación de 'evaluar los elementos de hecho'. La redacción de esta expresión refleja fielmente la obligación que impone el artículo 11 del ESD a los grupos especiales de hacer 'una evaluación objetiva de los hechos'. Así pues, el texto de ambas disposiciones obliga a los grupos especiales a 'evaluar' los hechos, lo que, a nuestro juicio, es evidente que requiere un análisis o examen activo de los hechos pertinentes. El párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping no dice expresamente que los grupos especiales estén obligados a hacer una evaluación de los hechos que sea 'objetiva'. No obstante, resulta inimaginable que el párrafo 6 i) del artículo 17 obligara a los grupos especiales a algo distinto que a 'evaluar [objetivamente] los elementos de hecho del asunto'. En este punto, no consideramos que haya ningún 'conflicto' entre el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping y el artículo 11 del ESD."148

i.4En consecuencia, con respecto a las medidas antidumping impugnadas de que se trata, a saber, el Reglamento de reconsideración y el Reglamento definitivo, es posible que constatemos que los aspectos cuestionados son compatibles con el Acuerdo Antidumping si determinamos que la autoridad investigadora de la UE, la Comisión de la Unión Europea ("la Comisión"), estableció debidamente los hechos y los evaluó de manera imparcial y objetiva, y que las determinaciones en cuestión se basaron en una interpretación admisible de las disposiciones del tratado pertinente.149 De conformidad con el párrafo 5 ii) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping, en nuestra evaluación de la cuestión, debemos basar nuestro examen en "los hechos comunicados de conformidad con los procedimientos internos apropiados a las autoridades del Miembro importador". No haremos un examen de novo de las pruebas que tuvo ante sí la Comisión durante las actuaciones, y si constatamos que la Comisión estableció debidamente los hechos e hizo una evaluación imparcial y objetiva, no sustituiremos el examen de la Comisión por nuestro propio juicio, aunque podríamos haber hecho una determinación diferente si hubiéramos examinado las pruebas que tuvo ante sí la autoridad investigadora.


2.Las normas de interpretación de los tratados


i.1El párrafo 2 del artículo 3 del ESD dispone que el sistema de solución de diferencias sirve para aclarar las disposiciones de los acuerdos abarcados "de conformidad con las normas usuales de interpretación del derecho internacional público". Se acepta generalmente que estas normas consuetudinarias son las reflejadas en los artículos 31 y 32 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados ("la Convención de Viena"). El párrafo 1 del artículo 31 de la Convención de Viena dispone que:

"Un tratado deberá interpretarse de buena fe conforme al sentido corriente que haya de atribuirse a los términos del tratado en el contexto de éstos y teniendo en cuenta su objeto y fin".

En varios informes se ha examinado la aplicación de las disposiciones de la Convención de Viena sobre la interpretación de los tratados en la solución de diferencias en la OMC. Es evidente que la interpretación debe basarse sobre todo en el texto del tratado150, pero que el contexto del tratado desempeña también un papel. Está también bien establecido que estos principios de interpretación "ni exigen ni aprueban que se imputen al tratado palabras que no existen en él o que se trasladen a él conceptos que no se pretendía recoger en él".151 Además, los grupos especiales "deben guiarse por las normas de interpretación de los tratados establecidas en la Convención de Viena y no deben aumentar ni disminuir los derechos y obligaciones previstos en el Acuerdo sobre la OMC".152

i.2Como se señaló antes, el párrafo 6 ii) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping contiene una disposición especial concerniente a la interpretación del Acuerdo Antidumping.153 El Órgano de Apelación, refiriéndose a la relación entre el párrafo 6 ii) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping y el ESD, declaró que:

"La primera frase del párrafo 6 ii) del artículo 17, que refleja fielmente el texto del párrafo 2 del artículo 3 del ESD, aclara que el grupo especial 'interpretará' las disposiciones del Acuerdo Antidumping 'de conformidad con las reglas consuetudinarias de interpretación del derecho internacional público'. Esas reglas consuetudinarias se recogen en los artículos 31 y 32 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados ('Convención de Viena'). Es evidente que este aspecto del párrafo 6 ii) del artículo 17 no entraña ningún 'conflicto' con el ESD, sino que más bien confirma que las reglas habituales de interpretación de los tratados en el marco del ESD son también aplicables al Acuerdo Antidumping." ...

"Esta segunda frase del párrafo 6 ii) del artículo 17 presupone que la aplicación de las reglas de interpretación de los tratados de los artículos 31 y 32 de la Convención de Viena podría dar lugar al menos a dos interpretaciones distintas de algunas disposiciones del Acuerdo Antidumping, que, con arreglo a esa Convención fueran 'interpretaciones admisibles'. En tal supuesto, se considera que la medida está en conformidad con el Acuerdo Antidumping 'si se basa en alguna de esas interpretaciones admisibles'."154

Así pues, con arreglo al Acuerdo Antidumping, un grupo especial debe aplicar las mismas reglas de interpretación de los tratados que en cualquier otra diferencia cuando se trata de la interpretación de disposiciones del Acuerdo Antidumping. Lo que es distinto es que el párrafo 6 ii) del artículo 17 establece explícitamente que si en la revisión de una medida antidumping encuentra más de una posible interpretación de las disposiciones del Acuerdo Antidumping, el grupo especial podría confirmar una medida que se base en una de esas interpretaciones.

3.La carga de la prueba


i.1Los principios generales aplicables a la carga de la prueba en la solución de diferencias de la OMC requieren que una parte que alega el incumplimiento de una disposición de un acuerdo de la OMC por otro Miembro afirme y demuestre su alegación.155 China, la parte reclamante en esta diferencia, debe en consecuencia demostrar prima facie un incumplimiento de las disposiciones pertinentes de los acuerdos de la OMC que cita, y que la Unión Europea debe refutar. Sin embargo, observamos que en términos generales, cada parte que afirma un hecho, ya se trate de la parte reclamante o demandada, debe proporcionar pruebas al respecto.156 En consecuencia, corresponde a la Unión Europea proporcionar pruebas de los hechos que afirma.

i.2La cantidad y el tipo de pruebas requeridos para establecer una presunción de que lo que se afirma es verdadero "variará necesariamente para cada medida, para cada disposición y para cada caso".157 Sin embargo, recordamos también que "la acreditación prima facie es aquella que requiere, a falta de una refutación efectiva por parte del demandado, que el Grupo Especial, como cuestión de derecho, se pronuncie a favor del reclamante que efectúe la acreditación prima facie".158 En esta diferencia, la Unión Europea ha afirmado que China no ha demostrado prima facie varias de sus reclamaciones. Si estamos de acuerdo con esto, no necesitamos seguir analizando esas alegaciones, y las desestimaremos.




Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   62


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal