Unión europea medidas antidumping sobre determinado calzado procedente de china



Descargar 2.76 Mb.
Página36/62
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.76 Mb.
1   ...   32   33   34   35   36   37   38   39   ...   62

b)Alegación II.6 - Supuesta infracción del párrafo 1.2 del artículo 6 - No haber dado a conocer las pruebas inmediatamente


i.1En esta sección de nuestro informe nos ocupamos de la alegación de China de que la Unión Europea procedió de forma incompatible con el párrafo 1.2 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping en la reconsideración por expiración por no haber puesto "inmediatamente" a disposición de otras partes interesadas ciertas pruebas presentadas por escrito.
          1. Argumentos de las partes
a. China

i.2China considera que, teniendo en cuenta el significado que figura en el diccionario del término "inmediato", las pruebas presentadas por escrito por una parte interesada deben ser puestas a disposición de las otras partes interesadas "rápidamente" y "sin demora".1159 China sostiene que: i) aunque las empresas C, B y G presentaron versiones no confidenciales de sus respuestas al cuestionario sobre el daño y no solicitaron trato confidencial, la Comisión no puso estas respuestas a disposición de las partes interesadas "inmediatamente" considerando, por su propia iniciativa, que parte de la información de esas respuestas era confidencial; ii) la respuesta revisada al cuestionario de la empresa H, cuyo original no se pudo imprimir o no era legible, no se facilitó inmediatamente; y iii) las respuestas al cuestionario sobre el interés de la Unión de cinco productores de la UE incluidos en la muestra no fueron dadas a conocer en absoluto.1160

i.3China, apoyándose en las opiniones del Grupo Especial que entendió en el asunto Guatemala - Cemento II, alega que el párrafo 1.2 del artículo 6, interpretado conjuntamente con el párrafo 5 del artículo 6, deja claro que i) una autoridad investigadora no puede demorar la divulgación de pruebas simplemente porque exista la posibilidad, no corroborada por ninguna solicitud de trato confidencial, de que las pruebas contengan información confidencial; ii) no corresponde que una autoridad investigadora, por su propia cuenta, haga conjeturas o juzgue si en un documento presentado por una parte interesada hay información confidencial o no; y iii) la parte que presenta las pruebas es la que debe solicitar el trato confidencial y dar "justificación suficiente" para la confidencialidad y, en caso de no haberla, la obligación de la autoridad investigadora es poner las pruebas presentadas por una parte interesada inmediatamente a disposición de todas las demás partes interesadas.1161 China está en desacuerdo con la opinión de la Unión Europea de que la prescripción de actuar "inmediatamente" que figura en el párrafo 1.2 del artículo 6 comienza a tener vigencia después de que la autoridad investigadora se ha asegurado de que la comunicación no contiene información confidencial, lo cual China considera que es una "medida de control injustificada" cuando no se ha solicitado el trato confidencial ni quien presenta la versión no confidencial ha demostrado la existencia de una "justificación suficiente".1162

i.4China afirma que los hechos de esta diferencia son similares a los que examinó el Grupo Especial que se ocupó del asunto Guatemala - Cemento II. En particular, China sostiene que la Unión Europea no ha aportado ninguna prueba que demuestre que los productores incluidos en la muestra interesados solicitaron trato confidencial y presentaron "justificación suficiente" para que se diera trato confidencial a las partes de la respuesta al cuestionario que la Unión Europea alega que eran confidenciales. China sostiene que en la reconsideración por expiración no hubo más pedidos de trato confidencial que el referido a los nombres de los reclamantes y que el carácter confidencial reconocido a los nombres de los reclamantes no podía extenderse automáticamente a otra información proporcionada en las respuestas al cuestionario.1163

i.5China no está de acuerdo con la opinión de la Unión Europea de que las autoridades investigadoras "están autorizadas, de hecho están obligadas" a determinar la condición verdaderamente confidencial de las pruebas antes de ponerlas a disposición de las partes interesadas. Según China, las autoridades investigadoras que reciben pruebas identificadas como "no confidenciales" tienen la obligación clara de ponerlas a disposición de las partes interesadas inmediatamente, sin considerar si las pruebas están identificadas correctamente como "no confidenciales" o no. A este respecto, China sostiene que una parte que presenta una respuesta a un cuestionario que no es confidencial sabe perfectamente que la información puede ser dada a conocer. Además, China considera que el Grupo Especial que se ocupó del asunto Guatemala - Cemento II dejó claro que no incumbe a las autoridades investigadoras juzgar o hacer conjeturas acerca de si un documento presentado por una parte interesada contiene información confidencial o no. China sostiene, por consiguiente, que no corresponde a las autoridades investigadoras identificar aspectos preocupantes, explicar sus preocupaciones a la parte interesada y conseguir el acuerdo de la parte interesada sobre si en una respuesta no confidencial a un cuestionario hay información confidencial o no.1164

i.6Además, China considera que la posición de la Unión Europea, si se aceptase, llevaría a una situación que no está prevista en el Acuerdo Antidumping: un proceso en el que las autoridades investigadoras asumirían efectivamente la tarea de las partes interesadas de juzgar qué información es confidencial y qué información se presenta sobre una base confidencial. Según China, éste no es el objeto ni el fin del párrafo 5 del artículo 6, ya sea interpretado por separado o en el contexto del párrafo 1.2 del artículo 6. China considera también que la interpretación que hace la Unión Europea podría muy bien dar como resultado una situación sobre la cual el Grupo Especial que entendió en el asunto Guatemala - Cemento II hizo una advertencia expresa: la elusión de la prescripción concreta del párrafo 1.2 del artículo 6, que atentaría contra la finalidad de esa disposición. China afirma que, aunque el Grupo Especial esté de acuerdo con la posición de la Unión Europea, de cualquier manera la Unión Europea infringió el párrafo 1.2 del artículo 6 al no haber facilitado "inmediatamente" las demás partes de las respuestas al cuestionario de las empresas C, B y G que claramente no eran confidenciales.1165

b. Unión Europea

i.7La Unión Europea manifiesta que la Comisión invocó correctamente la confidencialidad como un motivo para demorar la divulgación de información y no está de acuerdo en que el informe del Grupo Especial que entendió en el asunto Guatemala - Cemento II invalide lo que hizo a este respecto. La Unión Europea sostiene que, en ese caso, no hubo ninguna solicitud de trato confidencial y que la autoridad investigadora guatemalteca, actuando por propia iniciativa, demoró la divulgación de las pruebas simplemente por la posibilidad de que contuviera información confidencial. La Unión Europea dice que en la reconsideración por expiración de que se trata en este caso, se habían hecho y aprobado solicitudes justificadas de trato confidencial y la Comisión tenía muy buenas razones para creer que las respuestas al cuestionario presentadas como "versiones no confidenciales" contenían información que los productores querían que quedase abarcada por esas solicitudes previas de trato confidencial.1166

i.8La Unión Europea alega que la situación a la que se enfrentó la Comisión cuando recibió las respuestas al cuestionario de los productores de la UE incluidos en la muestra era que se había hecho una solicitud de trato confidencial de la identidad de las empresas que apoyaban la solicitud de reconsideración y la Comisión había llegado a la conclusión de que había justificación suficiente para esa solicitud y decidió dar a la información carácter confidencial. Sin embargo, a pesar de las solicitudes de trato confidencial de las partes, la Comisión consideró que determinada información contenida en las versiones no confidenciales de sus respuestas al cuestionario, si se daba a conocer a las otras partes interesadas, podría haber revelado la identidad de las empresas que habían respondido, que era justamente la información para la que se había pedido y otorgado trato confidencial. Dado este comportamiento aparentemente contradictorio por parte de las empresas, la Comisión llegó a la conclusión de que había una seria posibilidad de que no hubieran entendido la índole de este aspecto del procedimiento y, por consiguiente, decidió que había serias dudas acerca de si las empresas querían verdaderamente que se diera a conocer la información en cuestión.1167 Por ello, la Comisión postergó la divulgación de las respuestas no confidenciales del cuestionario hasta que aclaró los propósitos de los productores con respecto al trato confidencial de la información.1168

i.9La Unión Europea aduce que las autoridades investigadoras están autorizadas, y de hecho están obligadas, a determinar el verdadero carácter de la información sobre cuyo carácter confidencial haya una duda genuina, antes de que ponerla a disposición de las partes interesadas. La Unión Europea se basa en el texto del párrafo 5 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping, que estipula la protección de la información confidencial. La Unión Europea sostiene que, para garantizar esa protección, la autoridad investigadora tiene la obligación de aclarar los propósitos de una parte con respecto a la confidencialidad cuando la autoridad investigadora no está segura de cuáles son. La Unión Europea considera además que la determinación de la autoridad investigadora sobre este particular debe guiarse también por la prescripción que figura en el párrafo 13 del artículo 6 de que las autoridades investigadoras "tendrán debidamente en cuenta las dificultades con que puedan tropezar las partes interesadas ... para facilitar la información solicitada". Según la opinión de la Unión Europea, la "información solicitada" incluye la información que estaba destinada a justificar la solicitud de trato confidencial.1169

i.10Además, la Unión Europea afirma que, de cualquier manera, las versiones no confidenciales de las respuestas se pusieron a disposición de las partes interesadas "inmediatamente". La Unión Europea considera que el plazo para determinar la disponibilidad inmediata comienza en el momento en que se ha determinado que las pruebas no tienen carácter confidencial.1170 La Unión Europea opina también que la cuestión de si la información se da o no a conocer inmediatamente debe resolverse ponderando por un lado las razones de la demora y, por el otro, la obligación de actuar de inmediato. En lo que atañe al primer factor, la Unión Europea considera que se debe tener en cuenta la importancia que el Acuerdo Antidumping asigna a la confidencialidad de la información. En lo que respecta al segundo factor, la Unión Europea señala que el Acuerdo Antidumping no proporciona ninguna orientación acerca de la importancia que debe otorgarse a la obligación de actuar de inmediato cuando ésta entra en conflicto con el derecho al trato confidencial. La Unión Europea considera que en esta situación un elemento que se ha de tener en cuenta es el derecho de las partes interesadas a defender sus intereses y la orientación dada en este contexto por el párrafo 4 del artículo 6. En este caso, la Unión Europea destaca que las versiones no confidenciales de las respuestas al cuestionario fueron dadas a conocer a fines de 2008, es decir un año antes de que se adoptara el Reglamento de reconsideración y, por lo tanto las partes interesadas dispusieron de muchos meses para estudiar y formular su posición acerca de esas respuestas.1171

i.11Con respecto a las respuestas al cuestionario sobre el interés de la Unión de cinco productores de la UE incluidos en la muestra, la Unión Europea rechaza las alegaciones de China como cuestión de hecho. Sostiene que, como se dijo en la primera reunión sustantiva con el Grupo Especial, sólo se recibieron tres respuestas a los cuestionarios sobre el interés de la Unión de los productores de la UE incluidos en la muestra y todas esas respuestas se pusieron a disposición de las partes interesadas, hecho que China no cuestiona. La Unión Europea también argumenta que, al contrario de lo que afirma China, es a China como reclamante a quien corresponde la carga de demostrar las afirmaciones fácticas en que se sustentan sus alegaciones.1172

          1. Evaluación realizada por el Grupo Especial

i.12El párrafo 1.2 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping dispone lo siguiente:

"6.1.2 A reserva de lo prescrito en cuanto a la protección de la información de carácter confidencial, las pruebas presentadas por escrito por una parte interesada se pondrán inmediatamente a disposición de las demás partes interesadas que intervengan en la investigación." (sin negritas en el original)

Por lo tanto, el párrafo 1.2 del artículo 6 obliga a las autoridades investigadoras a poner las pruebas inmediatamente a disposición de las otras partes interesadas que intervienen en la investigación. Sin embargo, el texto del párrafo 1.2 del artículo 6 deja claro que esta obligación está supeditada a "lo prescrito en cuanto a la protección de la información de carácter confidencial".

i.13China alega que la Unión Europea infringió esta disposición en el Reglamento de reconsideración al no haber dado a conocer "inmediatamente" determinadas pruebas. Más abajo consideramos cada una de las alegaciones de error de China.

i.14En relación con los hechos, no hay ningún desacuerdo entre las partes con respecto a que las respuestas al cuestionario de que se trata en esta alegación son "pruebas presentadas por escrito" y que, por consiguiente, están sujetas a las prescripciones del párrafo 1.2 del artículo 6 en la medida en que no son confidenciales. Tampoco hay ningún desacuerdo en que las pruebas se pusieron a disposición de las otras partes interesadas.1173 La cuestión de que se trata en esta alegación es si la Unión Europea cumplió la prescripción de dar a conocer las pruebas "inmediatamente".

a. respuestas no confidenciales al cuestionario sobre el daño de cuatro productores de la UE incluidos en la muestra

i.15China alega que la Unión Europea infringió el párrafo 1.2 del artículo 6, i) porque la Comisión, basándose en que las respuestas contenían información confidencial, demoró la divulgación de las respuestas no confidenciales al cuestionario sobre el daño de las empresas B, C y G, a pesar de que estos productores no solicitaron que se diera trato confidencial a la información incluida en esas respuestas; y ii) porque la Comisión no puso a disposición de las partes interesadas "inmediatamente" las respuestas al cuestionario sobre el daño de las empresas B, C, G y H.1174

i.16Con referencia al primer aspecto de la alegación de China, hacemos notar algunos hechos importantes. Las pruebas que tenemos a nuestra disposición indican, y la misma Unión Europea así lo reconoce, que la Comisión excluyó del expediente no confidencial las respuestas no confidenciales al cuestionario sobre el daño de las empresas B, C y G, mientras verificaba con esos productores si la información contenida en esas respuestas era confidencial.1175 En el curso de estas actuaciones, la Unión Europea explicó que la Comisión había recibido una solicitud, que consideró justificada y que aprobó, de que se diera trato confidencial a la identidad de los productores de la UE.1176 Posteriormente la Comisión recibió las respuestas "no confidenciales" al cuestionario de las partes cuya identidad era información confidencial, que parecían contener datos que revelarían esa información confidencial en caso de que se dieran a conocer a las demás partes interesadas. En consecuencia, la Comisión trató de aclarar los propósitos de los productores con respecto a la confidencialidad de información contenida en sus respuestas que, de haberse puesto a disposición de las otras partes, podría haber revelado su identidad. Para esto, la Comisión demoró la divulgación de las respuestas no confidenciales en cuestión.1177

i.17China no discute la explicación de la Unión Europea de la demora en dar a conocer las versiones no confidenciales de las respuestas al cuestionario de que se trata. Sin embargo, China afirma que la Unión Europea no presentó ninguna prueba que demostrara que la demora se produjo porque la Comisión no estaba segura de cuáles eran los propósitos de los productores con respecto a la confidencialidad.1178 Además, China manifiesta que el que debe decidir si la información es confidencial es quien la presenta y, por consiguiente, las autoridades investigadoras que reciben pruebas identificadas como "no confidenciales" deben darlas a conocer sin hacer ninguna consideración acerca de si las pruebas son o no de hecho tratadas correctamente como "no confidenciales".1179

i.18Destacamos que está claro como cuestión de hecho que la Comisión había recibido y aprobado una solicitud de trato confidencial de la identidad de los productores de la UE. En estas circunstancias, no consideramos que se necesiten pruebas del motivo de la demora, es decir pruebas en apoyo de la explicación de la Unión Europea del retraso, que China no cuestiona, para que nosotros evaluemos los argumentos de las partes con respecto a las medidas de la Unión Europea según el párrafo 1.2 del artículo 6.

i.19Estamos de acuerdo con China en que es el que presenta la información quien debe solicitar que se le dé trato confidencial, como está previsto en el párrafo 5 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. Sin embargo, destacamos que el párrafo 5 del artículo 6 obliga a la autoridad investigadora a no revelar información confidencial, cuando dispone que "[d]icha información [confidencial] no será revelada sin autorización expresa de la parte que la haya facilitado". Consideramos que no puede interpretarse que el párrafo 1.2 del artículo 6 exija a una autoridad investigadora que dé a conocer las pruebas inmediatamente en una situación en la que la autoridad investigadora tiene una preocupación fundada sobre la posible divulgación de información confidencial que se produciría si revelase las pruebas en cuestión.

i.20Recordamos que la obligación de revelar las pruebas "inmediatamente" del párrafo 1.2 del artículo 6 es "[a] reserva de" la prescripción de proteger la información confidencial. En este caso, la Unión Europea explicó que la Comisión demoró la divulgación de las respuestas "no confidenciales" al cuestionario de los productores interesados para estar segura de que no revelaba información sobre su identidad a la que se había otorgado trato confidencial. No vemos nada en el Acuerdo Antidumping, incluido el párrafo 1.2 del artículo 6, que impida que una autoridad investigadora trate de averiguar si la información presentada por una parte interesada tiene carácter confidencial para asegurarse de que la autoridad investigadora no infringe el párrafo 5 del artículo 6 revelando información sobre la que tiene una razón justificada para creer que puede ser confidencial.1180 En este caso, estamos de acuerdo con la Unión Europea en que, habiendo otorgado trato confidencial a la identidad de los productores de la UE, cuando la Comisión recibió respuestas a los cuestionarios que parecían contener información que, de ser puesta a disposición de las partes interesadas, habría revelado la identidad de los productores que presentaban la información, la Comisión tenía derecho a determinar los hechos con el fin de evitar infringir ella misma el párrafo 5 del artículo 6. En este sentido, destacamos que hemos constatado que el otorgamiento de trato confidencial a esta información por parte de la Unión Europea no era incompatible con el párrafo 5 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping.1181 En estas circunstancias, rechazamos los argumentos de China sobre este particular.

i.21Pasando al segundo aspecto de la alegación de China, sobre la presunta omisión de la Comisión de dar a conocer "inmediatamente" las respuestas a los cuestionarios de las empresas B, C, G y H, señalamos los hechos siguientes. La empresa B presentó su respuesta no confidencial al cuestionario el 19 de noviembre de 2008. La respuesta no fue dada a conocer porque contenía información que había que analizar más a fondo con la empresa, en concreto la información que figuraba en el cuadro D del cuestionario.1182 El 28 de noviembre de 2008, es decir nueve días después, la respuesta no confidencial al cuestionario se agregó al expediente no confidencial.1183 La empresa C presentó su primera versión no confidencial de la respuesta al cuestionario el 20 de noviembre de 2008. Sin embargo, por consideraciones de confidencialidad, esta respuesta no se agregó inmediatamente al expediente no confidencial. Lo mismo sucedió con la segunda comunicación de la empresa C. La respuesta no confidencial definitiva de la empresa C se presentó el 15 de diciembre de 2008 y se añadió al expediente no confidencial, pero las pruebas no dejan claro cuándo sucedió esto.1184 La Unión Europea sostiene que fue dada a conocer inmediatamente, el 15 de diciembre de 2008, es decir 25 días después de la comunicación inicial, mientras que China manifiesta que fue divulgada después de esa fecha pero sin especificar en cuál. La empresa G presentó su respuesta no confidencial al cuestionario el 17 de noviembre de 2008. Esta respuesta no fue dada a conocer por motivos de confidencialidad. La versión revisada de la respuesta no confidencial de la empresa G, presentada el 26 de noviembre de 2008, se añadió al expediente no confidencial el 27 de noviembre de 2008, es decir nueve días después de la comunicación inicial.1185 La empresa H presentó su respuesta no confidencial al cuestionario el 19 de noviembre de 2008, pero debido a un error técnico la respuesta no se pudo leer ni imprimir. El 5 de diciembre de 2008 se entregó una versión de la respuesta que se podía imprimir.1186 Las pruebas no indican cuándo se añadió esta versión al expediente no confidencial. China sostiene, y la Unión Europea no lo cuestiona, que la respuesta no confidencial al cuestionario de la empresa H se puso a disposición de las partes alrededor del 9 de diciembre de 2008.1187

i.22Recordamos que antes llegamos a la conclusión de que la Unión Europea tenía derecho a demorar la divulgación de las respuestas no confidenciales al cuestionario mientras determinaba si, divulgándolas, haría pública información que podía dar como resultado la revelación de información confidencial. Por consiguiente, a nuestro juicio, los períodos durante los cuales la Comisión consultó a las empresas B, C y G sobre este asunto no demuestran que las pruebas no se hayan puesto inmediatamente a disposición de las otras partes interesadas en el sentido del párrafo 1.2 del artículo 6. En consecuencia, los períodos de demora que debemos tener en cuenta para determinar si la Unión Europea procedió de forma incompatible con el párrafo 1.2 del artículo 6 son los siguientes:

a) Empresa B - un período indeterminado inferior a nueve días

b) Empresa C - o bien ninguna demora o un período indeterminado

c) Empresa G - un día

No consideramos que estos períodos constituyan demoras que demuestren que la Unión Europea no puso las pruebas a disposición de las otras partes interesadas inmediatamente. Recordamos que la reconsideración por expiración se inició el 3 de octubre de 2008 y que la determinación definitiva fue emitida el 22 de diciembre de 2009. Según nuestra mejor estimación a partir de las pruebas de que disponemos, las versiones no confidenciales de las respuestas al cuestionario de estos tres productores fueron puestas a disposición de las partes interesadas a más tardar a mediados de diciembre de 2008, pocos días después de que la Comisión determinara si poniéndolas a disposición de las partes interesadas divulgaría información confidencial.

i.23La palabra "promptly" (inmediatamente) es definida como "in a prompt manner, without delay" (de forma inmediata, sin demora)1188 y "[i]n a prompt manner; readily, quickly; at once, without delay, directly, forthwith, there and then" ("[d]e forma inmediata, rápidamente, enseguida; ahora mismo, sin demora; directamente, al instante, aquí y ahora").1189 Según nuestra opinión, estas definiciones no sustentan la conclusión de que, para cumplir con lo establecido en el párrafo 1.2 del artículo 6, la información tiene que facilitarse sin que pase tiempo en absoluto. Consideramos que el requisito de facilitar las pruebas inmediatamente debe entenderse en el contexto de la actuación de que se trate. En el contexto de una actuación que dura meses, en la que las partes tienen numerosas oportunidades de participar en la investigación después de que las pruebas están disponibles, consideramos que las demoras en este caso no constituyen una violación del párrafo 1.2 del artículo 6 y, por consiguiente, rechazamos la alegación de China con respecto a las empresas B, C y G.

i.24La empresa H presentó su respuesta no confidencial al cuestionario el 19 de noviembre de 2008, pero debido a un error técnico la respuesta no se pudo leer ni imprimir. El viernes 5 de diciembre de 2008 se presentó una versión de la respuesta que se podía imprimir.1190 Las pruebas no indican cuándo se añadió esta versión al expediente no confidencial. China afirma, y la Unión Europea no lo cuestiona, que la respuesta no confidencial del cuestionario de la empresa H se puso a disposición de las partes interesadas alrededor del martes 9 de diciembre de 2008.1191

i.25China considera que la Unión Europea debería ser considerada responsable de toda la demora, desde la fecha original de presentación de la versión inutilizable de la respuesta al cuestionario de la empresa H hasta el 9 de diciembre de 2009. No estamos de acuerdo. Consideramos que no puede interpretarse que el párrafo 1.2 del artículo 6 exija que una autoridad investigadora divulgue pruebas de las que no dispone en una forma que se pueda emplear, como en este caso, en el que la respuesta al cuestionario de la empresa H no se pudo leer ni imprimir hasta el 5 de diciembre de 2008. Por consiguiente, la única demora en la divulgación de la respuesta al cuestionario de la empresa H fue el período comprendido entre el viernes 5 de diciembre y el martes 9 de diciembre, o sea cuatro días incluido un fin de semana. En el contexto de estas actuaciones, en las que las partes tienen muchas oportunidades de participar en la investigación después de haberse divulgado las pruebas, consideramos que esta demora de cuatro días no constituye un incumplimiento del párrafo 1.2 del artículo 6 y, por lo tanto, rechazamos la alegación de China con respecto a la empresa H.

b. respuestas no confidenciales al cuestionario sobre el interés de la Unión de cinco productores de la UE incluidos en la muestra

i.26China alega que aunque los ocho productores de la UE incluidos en la muestra de la reconsideración por expiración debían completar el cuestionario sobre el interés de la Unión, en el expediente no confidencial sólo se incluyeron las respuestas de tres productores y, por lo tanto, la Unión Europea infringió el párrafo 1.2 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping al no haber facilitado las respuestas al cuestionario de los cinco productores restantes incluidos en la muestra.

i.27La Unión Europea, en la primera reunión con las partes, indicó que en realidad se habían recibido solamente tres respuestas al cuestionario sobre el interés de la Unión de los productores de la UE incluidos en la muestra y que las versiones no confidenciales de esas respuestas se habían incluido en el expediente no confidencial.1192 China no cuestiona que tres respuestas se facilitaron inmediatamente, pero sostiene que la Unión Europea no ha presentado ninguna prueba de que los otros cinco productores de la UE no respondieron, y no mencionó ese hecho en su primera comunicación escrita, en el Reglamento de reconsideración ni en ninguna nota para el expediente en el curso de la investigación, pese a las repetidas solicitudes de aclaración formuladas por las partes interesadas en relación con la ausencia de las respuestas no confidenciales a los cuestionarios sobre el interés de la Unión correspondientes a esos cinco productores. En particular, China aduce que, no habiendo pruebas de la Unión Europea que demuestren que cinco productores de la UE incluidos en la muestra no presentaron respuestas al cuestionario sobre el interés de la Unión, su alegación en virtud del párrafo 1.2 del artículo 6 es válida. China solicita que el Grupo Especial pida a la Unión Europea que presente alguna correspondencia u otra prueba que sustente su afirmación de que cinco productores incluidos en la muestra no presentaron respuestas al Cuestionario sobre el interés de la Unión.1193

i.28Aunque China opina que la Unión Europea no siguió de buena fe los procedimientos de solución de diferencias por no haber señalado antes que los cinco productores de la UE en cuestión no presentaron respuestas al cuestionario sobre el interés de la Unión, cuando habría tenido conocimiento de ello desde enero de 20091194, aceptamos la declaración de la Unión Europea sobre este particular como cuestión de hecho.1195 Por lo tanto, la alegación de China de que se produjo una infracción se basa en una premisa fáctica errónea. El párrafo 1.2 del artículo 6 exige que "las pruebas presentadas por escrito" se pongan inmediatamente a disposición de las demás partes interesadas. Cuando no se ha presentado nada a la autoridad investigadora, como en este caso, no hay nada que pueda proporcionarse y, por consiguiente, no se puede constatar ninguna violación del párrafo 1.2 del artículo 6. Por lo tanto, rechazamos la alegación de China hecha en virtud del párrafo 1.2 del artículo 6 con respecto a las respuestas no confidenciales al cuestionario sobre el interés de la Unión de cinco productores de la UE incluidos en la muestra.



Compartir con tus amigos:
1   ...   32   33   34   35   36   37   38   39   ...   62


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal