Unión europea medidas antidumping sobre determinado calzado procedente de china



Descargar 2.76 Mb.
Página28/62
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.76 Mb.
1   ...   24   25   26   27   28   29   30   31   ...   62
b. Reglamento definitivo

i.28En el Reglamento definitivo, la Comisión señaló que según su práctica habitual, los indicadores de daño se establecían bien a nivel macroeconómico, sobre la base de datos correspondientes al conjunto de la rama de producción de la Comunidad, o bien a nivel microeconómico, sobre la base de los datos de las empresas incluidas en la muestra, pero no a ambos niveles.902 La producción, la capacidad de producción, la utilización de la capacidad, el volumen de ventas, la cuota de mercado, el empleo, la productividad, el crecimiento, la magnitud del margen de dumping y la recuperación de los efectos de las prácticas de dumping o de subvención anteriores se examinaron a nivel macroeconómico. Los precios de venta, el flujo de efectivo, la rentabilidad, el rendimiento de la inversión y la capacidad de obtención de capital se examinaron a nivel microeconómico. La Comisión abordó la información relativa a esos factores y los argumentos de las partes interesadas. Para terminar, la Comisión confirmó la conclusión del Reglamento provisional según la cual la Comunidad había sufrido un perjuicio importante.903

i.29Más concretamente, en el Reglamento definitivo, la Comisión confirmó que a nivel de los indicadores macroeconómicos, es decir, a nivel de la rama de producción comunitaria en su conjunto, el daño se materializó principalmente en una disminución del volumen de las ventas y de las cuotas de mercados y que, puesto que el calzado se fabrica por encargo, esto también repercutió directamente de manera negativa en el nivel de producción y el empleo en la Comunidad. Por otra parte, la Comisión también confirmó que, a nivel de los elementos microeconómicos, la situación era muy perjudicial y observó, por ejemplo, que las empresas incluidas en la muestra habían registrado en 2003 el nivel más bajo posible de beneficio, aunque esto podría explicarse, en parte, por sus prácticas anteriores relativamente importantes en materia de inversión, es decir, el efecto de la amortización en la rentabilidad. Sin embargo, la Comisión constató que ese nivel de beneficio disminuyó posteriormente a pesar de la reducción significativa de sus inversiones y que, durante el período de investigación alcanzó el nivel más bajo de todo el período considerado, con excepción de 2003. La Comisión observó que ello estaba lejos de cualquier nivel aceptable y que, a falta de otros factores que lo expliquen, como las fuertes inversiones anteriores, era claramente muy perjudicial. De manera análoga, la Comisión constató que el flujo de efectivo presentó una peligrosa tendencia a la baja y alcanzó su nivel más bajo durante el período de investigación, un nivel que solo puede considerarse muy perjudicial. La Comisión declaró que los productores incluidos en la muestra no estaban, durante el período de investigación, en condiciones de bajar aún más sus precios sin registrar pérdidas. En cuanto a las pequeñas y medianas empresas, la Comisión constató que no podían afrontar pérdidas durante un período importante sin verse obligadas a cerrar. En términos generales, la Comisión llegó a la conclusión de que, aunque antes de 2004 la situación de la rama de producción comunitaria podía considerarse simplemente perjudicial, desde entonces estaba sometida a un daño constante muy importante.904



1. evaluación basada en datos no verificados y cotejo de los datos con información general

i.30China afirma que la Unión Europea se basó en datos no verificados supuestamente obtenidos de productores individuales en la etapa de la reclamación.905 Además, China sostiene que el "cotejo" de esos datos con la información general facilitada por las asociaciones nacionales no eliminó el error, toda vez que se basó en información proporcionada por asociaciones nacionales que incluían a productores que no pertenecían a la rama de producción de la UE.906 China afirma que la Comisión tenía a su disposición la información presentada por los productores incluidos en la muestra, en materia de producción, capacidad de producción, utilización de la capacidad, número de empleados, sueldos y salarios y ventas en la Unión Europea, información ésta que había sido verificada y a partir de la cual la Comisión podía haber hecho extrapolaciones. Además, China cuestionó el examen de la capacidad y la utilización de la capacidad sobre la base de información relativa a la producción y cifras sobre el empleo que supuestamente no son fiables.907 China niega la afirmación de la Unión Europea de que la referencia a la totalidad del sector del calzado tenía carácter de antecedente y que no se utilizaron datos concernientes a todo el sector. China reconoce que "el Reglamento definitivo no parece mencionar la información concerniente a toda la rama de producción de calzado", pero aduce a continuación que "está claro, sin embargo, que la esencia de esa información quedó plasmada en la conclusión sobre la existencia del daño".908 Por ejemplo, China sostiene que la información facilitada por las federaciones nacionales que no eran reclamantes respecto al número de cierres de empresas fue considerada "especialmente pertinente" por la Comisión en su constatación de que las pérdidas de los productores incluidos en la muestra no podían sostenerse más de unos meses antes de que se vieran obligados a cerrar.909

i.31La Unión Europea explica que en el contexto de la investigación inicial la rama de producción nacional se definió como los productores reclamantes y afirma que la información sobre indicadores macroeconómicos relativos a la rama de producción nacional de las que entonces eran las CE se obtuvo de la reclamación y de los formularios de legitimación enviados a los reclamantes y no de asociaciones que incluían empresas que no pertenecían a la rama de producción nacional. La Unión Europea reconoce que el Reglamento provisional contenía un breve análisis de la totalidad del sector del calzado, pero sostiene que se trataba de información con carácter de antecedente y que además no quedó plasmada en el Reglamento definitivo, sino que se centró en el análisis de los indicadores macroeconómicos y microeconómicos relativos a la rama de producción de las que entonces eran las CE y en la muestra de esa rama de producción, respectivamente. La Unión Europea sostiene que la Comisión basó su análisis en información proveniente de múltiples fuentes, sujeta a múltiples comprobaciones. La Unión Europea rechaza la sugerencia de China según la cual la Comisión podía, en cambio, haber extrapolado información a partir de la muestra sobre toda la rama de producción nacional, pues ese método también tiene inconvenientes en cuanto a la falta de verificación y abarcaría directamente menos de la totalidad de la producción de la rama de producción nacional.910

i.32En el Reglamento definitivo se declara claramente que la información sobre factores macroeconómicos se basó en datos relativos al conjunto de la rama de producción comunitaria.911 China reconoce que la información a este respecto se obtuvo de productores individuales en la etapa de la reclamación.912 Entendemos que el argumento de China es que, dado que esa información no se verificó no cabía basarse en ella y que el cotejo de esos datos con información procedente de asociaciones de productores nacionales que incluían empresas que no pertenecían a la rama de producción nacional de las que entonces eran las CE no solucionaba el problema. Recordamos nuestra opinión de que nada de lo dispuesto en los párrafos 1 y 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping prescribe la manera en que la autoridad investigadora debe obtener información a los efectos de su determinación de la existencia de daño. Indudablemente, no hay ninguna limitación, expresa o tácita, de las fuentes de las que es posible obtener la información que se utilice para efectuar esa determinación. Por otra parte, recordamos nuestra opinión de que nada de lo dispuesto en el párrafo 4 del artículo 3 o en cualquier otra disposición del Acuerdo Antidumping, impide examinar datos que no sean perfectos o que no hayan sido verificados o basarse en ellos, siempre y cuando la autoridad investigadora esté convencida de la exactitud de la información. Por último, recordamos nuestra opinión de que el método adoptado por la Comisión, es decir, tomar en consideración diversas fuentes de información, verificarlas cuando sea posible y cotejarlas era razonable en ese sentido. Por lo tanto, rechazamos el argumento de China según el cual la Unión Europea actuó de manera incompatible con los párrafos 1 y 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping en lo que respecta a las fuentes de la información en que se basó y los datos utilizados en su evaluación de los factores de daño en la investigación inicial.



2. examen de indicadores concretos del daño

i.33China afirma que, en la investigación inicial, la Unión Europea no examinó objetivamente todos los factores económicos pertinentes sobre la base de pruebas positivas.



a) capacidad de producción y utilización de la capacidad

i.34China aduce que la Unión Europea no utilizó los datos verificados de que disponía en relación con la capacidad de producción y la utilización de la capacidad y en lugar de ello, se centró en un examen del nivel de empleo.913 China aduce que las cifras sobre el empleo no son "pruebas positivas" de la capacidad de producción, puesto que la capacidad también depende de otros factores de producción.914 China señala que la Unión Europea no calculó en absoluto la capacidad de producción sobre la base de las cifras relativas al empleo, dando por sentado que había una correlación directa entre el empleo y la capacidad de producción.915

i.35La Unión Europea considera que la interpretación que hace China del concepto de capacidad de producción es demasiado rígida, cuando ésta se usa como factor de daño, para abarcar adecuadamente las formas muy distintas que una rama de producción puede revestir en las economías modernas.916 La Unión Europea explica que no utilizó datos de los productores de la UE incluidos en la muestra en relación con la capacidad instalada y la utilización de la capacidad porque consideró que la capacidad de producción era un indicador macroeconómico respecto del cual era posible y más apropiado realizar una evaluación a nivel de toda la rama de producción.917 La Unión Europea explica además que la Comisión se centró en los datos sobre el empleo más que en la capacidad material instalada porque en las circunstancias que rodean a la rama de producción de calzado, las limitaciones de la capacidad dependen de los niveles de empleo y no de la capacidad material instalada.

i.36El Reglamento provisional explica del siguiente modo que la Comisión se centrara en los datos sobre el empleo en su evaluación de la capacidad y la utilización de la capacidad:

"Aunque una fábrica está teóricamente diseñada para lograr determinado nivel de producción, este nivel dependerá en gran medida del número de trabajadores que contrate. Como ya se ha explicado, en la mayor parte del proceso de fabricación de calzado se hace un uso intensivo de mano de obra. En estas circunstancias, para un número estable de empresas, la mejor manera de medir la capacidad consiste en examinar su nivel de empleo. Se ha de consultar, por tanto, el cuadro que figura más adelante en el que se muestra el nivel de empleo de la industria de la Comunidad. Alternativamente, la evolución del número de empresas activas en el sector refleja también adecuadamente la capacidad global de producción. Esta evolución se ha examinado ya y cabe recordar que, durante el período considerado, más de 1.000 empresas tuvieron que cerrar."918

El Reglamento definitivo reitera esa opinión:

"Aunque una fábrica está teóricamente diseñada para lograr determinado nivel de producción, este nivel dependerá en gran medida del número de trabajadores que contrate. Como ya se ha explicado, en la mayor parte del proceso de fabricación de calzado se hace un uso intensivo de mano de obra. En estas circunstancias, para un número estable de empresas, la mejor manera de medir la capacidad consiste en examinar su nivel de empleo. Se remite, por tanto, al cuadro siguiente relativo a la evolución del empleo.

Como el empleo (y, por lo tanto, la capacidad) disminuyó en líneas generales con arreglo a la producción, la utilización de la capacidad siguió siendo en conjunto la misma durante todo el período."919

A nuestro juicio, el examen que hizo la Unión Europea de la "capacidad de producción" y la "utilización de la capacidad" sobre la base del nivel de empleo era razonable a la luz de las circunstancias que rodean a la rama de producción de calzado. No vemos motivos para exigir que la Comisión, además, analice datos relativos a factores que consideró menos pertinentes y probatorios, es decir, la información de los productores de la UE incluidos en la muestra, habida cuenta, en particular, de que examinó esos indicadores a nivel macroeconómico. Por otra parte, constatamos que la Unión Europea evaluó claramente la capacidad y la utilización de la capacidad de la rama de producción de las que entonces eran las CE y por consiguiente, rechazamos la afirmación de China según la cual la Unión Europea no examinó objetivamente esos factores, como cuestión de hecho. China no formula ningún otro argumento en cuanto a la suficiencia o la compatibilidad del examen de la Comisión a este respecto y, por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China.

b) valor de las ventas; cuotas de mercado basadas en el volumen de negocio y factores que afectan a los precios internos

i.37China afirma que la Unión Europea no examinó de manera adecuada el valor de las ventas, las cuotas de mercado basadas en el volumen de negocio y los factores que afectan a los precios internos.920 Sostiene que los conceptos de "valor de las ventas" y "cuota de mercado basada en el volumen de negocio" están implícitos en los términos "ventas" y "cuota de mercado", pues nada de lo dispuesto en el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping limita esos términos a volúmenes, y, por tanto, afirma que era necesario tener en cuenta esos factores.921 La Unión Europea sostiene que el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping se refiere a una "disminución [...] de las ventas", lo que parece implicar un criterio de volumen, más que de valor, y que los volúmenes de ventas fueron evaluados en consonancia con la práctica habitual de la Comisión.922 La Unión Europea sostiene que China no explica las razones por las cuales debía haberse examinado el análisis de las cuotas de mercado basadas en el volumen de negocio.923 En cuanto a la no inclusión de una evaluación de los factores que afectan a los precios internos, la Unión Europea aduce que en otros lugares del Reglamento se efectuó un análisis sustancial de los factores causantes de daño y en este sentido se remite al considerando 200 del Reglamento definitivo y al considerando 189 del Reglamento provisional y los cuadros conexos.924 Además, la Unión Europea afirma que China parece interpretar el término "afectan" como si se exigiera un análisis de la relación causal respecto a los factores que afectan a los precios internos, lo que, según la Unión Europea, no es el caso, incluso en el marco del párrafo 5 del artículo 3, y, de todos modos, la relación causal es un tema que no se trata en el párrafo 4 del artículo 3.925

i.38Con respecto a esos factores de daño, el Reglamento definitivo dice lo siguiente:

"Debido a que la producción se realiza por encargo, el volumen de ventas de la industria de la Comunidad siguió una tendencia descendente similar a la de la producción. El número de pares vendidos en el mercado comunitario disminuyó en más de 60 millones entre 2001 y el período de investigación, es decir, en un 33 por ciento.

En términos de cuota de mercado, esto se traduce en una pérdida de casi nueve puntos porcentuales. La cuota de mercado de la industria de la Comunidad cayó del 26,5 por ciento en 2001 al 17,7 por ciento durante el período de investigación. ...

El precio de venta unitario medio disminuyó constantemente durante el período considerado. En conjunto, la disminución fue del 7,5 por ciento. La caída de los precios de la industria de la Comunidad puede parecer limitada, sobre todo si se compara con la disminución del 30 por ciento del precio de las importaciones objeto de dumping durante el período considerado. Sin embargo, debe interpretarse teniendo en cuenta que el calzado se produce por encargo y que, por consiguiente, los nuevos pedidos solo suelen aceptarse si el correspondiente nivel de los precios permite, al menos, cubrir gastos. A este respecto, en el cuadro siguiente se observa que, durante el período de investigación, la industria de la Comunidad no pudo bajar más sus precios sin registrar pérdidas."926

El Reglamento definitivo también menciona una disminución del precio de las importaciones cercana al 30 por ciento y calcula que el porcentaje en que el precio de las importaciones fue inferior a los precios de la rama de producción nacional de las que entonces eran las CE fue del 13,5 por ciento respecto a las importaciones chinas y del 15,9 por ciento respecto a Viet Nam.927

i.39Recordamos que el párrafo 4 del artículo 3 no se refiere ni al valor de las ventas ni a las cuotas de mercado basadas en el volumen de negocio. En realidad, China no aduce lo contrario pero afirma que "un análisis bien fundamentado y económicamente sólido incluiría algo más que los simples volúmenes de ventas" y que, "a falta de datos sobre el volumen de negocio, un análisis basado únicamente en el volumen no es suficientemente objetivo".928 Aunque no discrepamos de la afirmación de China de que considerar esos elementos podría muy bien tener como resultado un análisis bien fundamentado y económicamente sólido, ello no demuestra que sea obligatorio tenerlos en cuenta. Sencillamente, el hecho de que tener en cuenta determinados factores pueda, en general, mejorar una determinación no demuestra que sea obligatorio hacerlo, a pesar de que los factores de que se trata no estén mencionados en el párrafo 4 del artículo 3. China no ha planteado argumentos concretos que sugieran que no haber acometido ese análisis en la investigación inicial socavó el razonamiento y las conclusiones de la Comisión respecto a los factores que sí tuvo en cuenta o la determinación de la existencia de daño en su conjunto.

i.40China también reconoce que la Comisión analizó las tendencias de los precios de venta internos, pero afirma que no se hizo una evaluación de los factores que influyen en ellos. La expresión "factores que afecten a los precios internos" figura en el párrafo 4 del artículo 3 y por lo tanto, estos factores deben ser evaluados por la autoridad investigadora en todos los casos. Sin embargo, nada de lo dispuesto en el párrafo 4 del artículo 3 ofrece orientación en cuanto al ámbito de este factor o la manera en que la autoridad investigadora ha de evaluarlo, ni sobre la información que debe servir de base para realizar esa evaluación. China tampoco ha planteado argumentos en ese sentido, afirmando simplemente que la Comisión no abordó ese factor. Estamos de acuerdo con la Unión Europea en que tener en cuenta los "factores que afecten a los precios internos" no obliga a la autoridad investigadora a analizar las causas de las modificaciones de esos precios per se. Además, observamos que la Comisión abordó al menos un factor que afecta a los precios internos al concluir que las importaciones objeto de dumping subcotizaron los precios del producto nacional similar y que los precios de venta de la rama de producción nacional cayeron. China no formula ningún otro argumento en cuanto a la suficiencia o compatibilidad del examen de la Comisión en este sentido y, por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China.

c) grandes variaciones de la rentabilidad y el rendimiento de las inversiones

i.41China sostiene que hubo grandes variaciones de la rentabilidad y el rendimiento de las inversiones, que la Unión Europea no examinó de manera adecuada.929 La Unión Europea explica que el nivel de beneficios nunca fue elevado y se estaba deteriorando, de modo que pequeñas modificaciones tendrían como resultado grandes cifras cuando se presentaran de año en año y que, dado que la rama de producción hace un uso intensivo de mano de obra, las cifras correspondientes al rendimiento de las inversiones eran propensas a la inestabilidad y no se consideraban de mayor importancia.930

i.42En materia de rentabilidad y rendimiento de las inversiones el Reglamento definitivo contiene el siguiente cuadro y evaluación:


"Flujo de efectivo, rentabilidad y rendimiento de las inversiones




2001

2002

2003

2004

PI

Flujo de efectivo (miles EUR)

13.943

10.756

8.575

10.038

4.722

Índice: 2001

=

100

100

77

61

72

34

% de beneficios sobre el volumen de negocio neto

1,6%

1,8%

0,2%

1,8%

0,5%

Rendimiento de las inversiones

6,1%

7,3%

1,0%

8,2%

2,3%

Fuente: Respuestas verificadas al cuestionario.

Los indicadores de rendimiento anteriores confirman la situación descrita en el considerando 190 del Reglamento provisional y muestran un debilitamiento patente de la situación financiera de las empresas durante el período considerado. Se recuerda que el empeoramiento general fue especialmente marcado durante el período de investigación e indica tendencias adversas significativas durante el primer trimestre de 2005, es decir, el último trimestre del período de investigación. En efecto, el nivel de rentabilidad, que ya era bajo al principio del período considerado, siguió disminuyendo drásticamente.

A falta de nuevos datos o argumentos fundamentados al respecto, se confirman los considerandos 191 a 193 del Reglamento provisional.

El nivel general de beneficio se mantuvo bajo durante todo el período considerado, lo cual pone de relieve la vulnerabilidad financiera de las PYME afectadas. Como se indica más abajo, el nivel de beneficio durante el período considerado y, especialmente, durante el período de investigación está muy por debajo del nivel normal que debería haber tenido la industria en condiciones normales."931

i.43Observamos que, aunque el párrafo 4 del artículo 3 exige que la autoridad investigadora evalúe los "beneficios", no existe una prescripción expresa que la obligue a evaluar las variaciones de la rentabilidad o a determinar si esas variaciones son grandes o pequeñas. Estimamos evidente que la Comisión se ocupó de los beneficios. China no lo cuestiona ni cuestiona los hechos subyacentes a la evaluación de los beneficios realizada por la Comisión, pero afirma que ésta no abordó un aspecto de la información sobre los beneficios, a saber, las grandes variaciones de la rentabilidad aducidas. No obstante, observamos, como lo hicimos anteriormente, que nada de lo dispuesto en el párrafo 4 del artículo 3 ofrece orientación en cuanto a la manera en que la autoridad investigadora ha de evaluar los beneficios ni sobre la información que debe servir de base para llevar a cabo la evaluación. China tampoco ha formulado argumentos en ese sentido, por ejemplo, acerca de la razón por la cual, en su opinión, esas grandes variaciones eran importantes en la investigación inicial, ni ha afirmado que la importancia de esas variaciones o la necesidad de tenerlas en cuenta se adujo ante la Comisión de tal manera que se señalara a su atención un factor pertinente no enumerado en el párrafo 4 del artículo 3. China no formula ningún otro argumento en cuanto a la suficiencia o compatibilidad del examen de la Comisión en este sentido y, por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China

d) productividad

i.44China alega que la Unión Europea no explicó por qué llegó a la conclusión de que hay daño, a pesar de la productividad positiva y estable.932 La Unión Europea señala que los niveles de producción están directamente relacionados con el empleo, pero que la productividad de quienes siguieron contratados no se vio afectada y, por consiguiente, la productividad se mantuvo relativamente estable pese al deterioro de la situación de la rama de producción y los niveles de empleo.933

i.45Con respecto a la productividad, el Reglamento definitivo dice lo siguiente:

"La productividad se estableció dividiendo el volumen de producción entre la mano de obra de la industria de la Comunidad, según la información que figura en los cuadros anteriores. Según estos cálculos, la productividad de la industria de la Comunidad se mantuvo relativamente estable durante el período considerado."934

i.46El párrafo 4 del artículo 3 obliga a la autoridad investigadora a evaluar la "productividad" y está claro, y China no lo cuestiona, que la Comisión se ocupó de ese factor. Sin embargo, China aduce que la Comisión no explicó por qué, pese a la "productividad positiva", la Comisión determinó de todos modos que la rama de producción nacional de las que entonces eran las CE sufría un daño importante. China aduce que,

"[s]i la productividad se mantiene estable, se entiende que, de ser necesario, la rama de producción podía reducir el empleo y, por lo tanto, este factor no refleja daño alguno. No se ha presentado una explicación adecuada del hecho de que, ante ese factor positivo, la Unión Europea de todos modos llegó a la conclusión de que la rama de producción estaba sufriendo daño."935

i.47El fundamento de la conclusión a que llegó la Comisión respecto al daño se enuncia en los considerandos 214 y 215 del Reglamento definitivo, que establecen lo siguiente:

"Más concretamente, se confirma que, a nivel de los indicadores macroeconómicos, es decir, a nivel de la industria comunitaria en su conjunto, el perjuicio se materializó principalmente en una disminución del volumen de las ventas y de las cuotas de mercado. Puesto que el calzado se fabrica por encargo, esto también repercutió directamente de manera negativa en el nivel de producción y el empleo en la Comunidad.

Se confirma también que, a nivel de los elementos macroeconómicos, la situación es muy perjudicial.

Por ejemplo, las empresas incluidas en la muestra registraron en 2003 el nivel más bajo posible de beneficio, lo que sin embargo puede explicarse, en parte, por sus prácticas anteriores relativamente importantes en materia de inversión (efecto de la amortización en la rentabilidad). No obstante, ese nivel de beneficio disminuyó posteriormente a pesar de la reducción significativa de sus inversiones y, de hecho, durante el período de investigación alcanzó el nivel más bajo de todo el período considerado, con excepción de 2003, es decir, lejos de cualquier nivel aceptable y, a falta de otros factores que lo expliquen, como las fuertes inversiones anteriores, claramente muy perjudicial. Del mismo modo, el flujo de efectivo presentó una peligrosa tendencia a la baja y alcanzó su nivel más bajo durante el período de investigación, un nivel que solo puede considerarse muy perjudicial. Las empresas incluidas en la muestra no estaban durante el período de investigación en condiciones de bajar aún más sus precios sin registrar pérdidas. Las PYME, en concreto, no pueden afrontar las pérdidas durante un período importante sin verse obligadas a cerrar. En conjunto, aunque antes de 2004 la situación de la industria comunitaria podía considerarse simplemente perjudicial, desde entonces está sometida a un perjuicio constante muy importante."

El Reglamento provisional había llegado a conclusiones similares:

"El análisis de los indicadores macroeconómicos, es decir, de la industria comunitaria en su conjunto, reveló que el perjuicio se había materializado principalmente en una disminución del volumen de las ventas y de las cuotas de mercado. Puesto que el calzado se fabrica por encargo, esto también repercutió directamente de manera negativa en el nivel de producción y el empleo en la Comunidad. Durante el período considerado, el volumen de ventas de la industria de la Comunidad en el Mercado comunitario disminuyó en más de un 30 por ciento, la cuota de mercado disminuyó en 9 puntos porcentuales, la producción cayó en un 34 por ciento y el empleo se redujo en un 31 por ciento, es decir, se perdieron 26.000 puestos de trabajo.

En razón de la estructura de costes de la industria del calzado, las empresas tienen que ser rentables o dejar el negocio. Con unos gastos directos, principalmente de mano de obra y materias primas, que representan hasta el 80 por ciento de los costes de producción, el calzado se fabrica por encargo sólo una vez que el cálculo de costes directos ha mostrado un nivel suficiente de rentabilidad para las partes.

El análisis de los elementos microeconómicos reveló que las empresas incluidas en la muestra habían alcanzado el más bajo nivel posible de beneficio durante el período de investigación. El nivel de beneficio durante el período de investigación estuvo en torno a la cobertura de costes, y el flujo de efectivo siguió una peligrosa tendencia descendente. El análisis de la situación de las empresas incluidas en la muestra reveló que, durante el período de investigación, no habían estado en condiciones de bajar aún más sus precios sin registrar pérdidas, lo cual, en el caso de las PYME, no puede sostenerse más de unos meses antes de que se vean obligadas a cerrar.

En este contexto, la información facilitada por las Federaciones Nacionales sobre el número de cierres de empresas es especialmente pertinente. Entre 2001 y el período de investigación, las federaciones informaron de más de 1.000 cierres de empresas.

Habida cuenta de lo anterior, se llega a la conclusión de que la industria de la Comunidad ha sufrido un perjuicio importante a efectos de lo dispuesto en el artículo 3, apartado 5, del Reglamento de base."936

i.48Es verdad que ni el Reglamento provisional ni el Reglamento definitivo mencionan de manera específica la cuestión de la productividad en estas conclusiones. Sin embargo, nos resulta evidente que ello se debe al hecho de que el nivel de productividad no fue considerado un factor importante en el análisis de la Comisión. Recordamos que el párrafo 4 del artículo 3 dispone que ningún factor bastará necesariamente para obtener una orientación decisiva respecto al examen de la repercusión de las importaciones objeto de dumping sobre la rama de producción nacional. Además, como se explicó anteriormente937, no es necesario, para formular una constatación de la existencia de daño, que todos los factores tenidos en cuenta apoyen esa constatación directamente, mostrando una evolución negativa. Habida cuenta de que la rama de producción de calzado de las que entonces eran las CE se caracterizaba por su uso intensivo de mano de obra, es evidente que la Comisión no consideró el hecho de que la productividad no estuviese disminuyendo como un factor importante que debilitaba la conclusión sobre la existencia de daño. Desde luego, no consideramos necesaria una explicación más detallada de por qué se justificaba una constatación de la existencia de daño a pesar de que la productividad era estable, aunque podría haber sido preferible que la Comisión la abordara específicamente en el contexto de su conclusión sobre la existencia del daño. Sin embargo, no podemos concluir que esa omisión demuestra, en este caso, que su determinación no estuvo basada en una evaluación objetiva de pruebas positivas o que no fue una determinación que adoptaría una autoridad investigadora razonable a la luz de los hechos y basándose en las razones aducidas. La conclusión de la Comisión destaca el uso intensivo de mano de obra de la producción de calzado y el deterioro del empleo en la rama de producción. Lo anterior nos basta para seguir el razonamiento de la Comisión y entender su conclusión de que la rama de producción resultó muy perjudicada a pesar de la estabilidad de la productividad, que no es, a primera vista, una característica claramente negativa. China no ha formulado tampoco argumentos concretos que sugieran lo contrario ni plantea ningún otro argumento en cuanto a la suficiencia o compatibilidad del examen de la Comisión en este sentido. Por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China.

e) magnitud del margen de dumping

i.49China también alega que la Unión Europea no ofreció una "explicación convincente" con respecto al factor "magnitud del margen de dumping".938 La Unión Europea explicó que se constató que la repercusión de la magnitud del margen de dumping no era insignificante.

i.50China afirma que no hubo "en absoluto un análisis" de este factor, aunque reconoce que el Reglamento provisional dispone que "habida cuenta del volumen y los precios de las importaciones de los países afectados, [esta repercusión] no puede considerarse insignificante". Según China, esto es simplemente una referencia vaga a determinados factores, nada más que un enfoque basado en una lista de control y, a falta de cualquier indicación acerca de los volúmenes y precios que se tuvieron en cuenta, debe llevar a la conclusión de que no se realizó evaluación alguna.939

i.51No estamos de acuerdo con ese planteamiento. En el Reglamento definitivo se declara a este respecto que se confirma el considerando 184 del Reglamento provisional940, que a su vez dice lo siguiente:

"Por lo que respecta a la repercusión del margen de dumping real en la industria de la Comunidad, habida cuenta del volumen y los precios de las importaciones de los países afectados, no puede considerarse insignificante."941

Aunque de manera ciertamente sucinta, esta declaración describe claramente la evaluación de este factor realizada por la Comisión. Por consiguiente, no hay ninguna base fáctica para la afirmación de China según la cual la Comisión no tuvo en cuenta la magnitud del margen de dumping. Con respecto a la afirmación de China de que esa evaluación fue insuficiente, observamos, como lo hicimos anteriormente, que nada de lo dispuesto en el párrafo 4 del artículo 3 ofrece orientación en cuanto a la manera en que la autoridad investigadora ha de evaluar la magnitud del margen de dumping o la información que debe tenerse en cuenta al realizar esa evaluación, más allá, por supuesto, del margen de dumping real de que se trate. China tampoco ha planteado ningún argumento sustantivo a este respecto, por ejemplo, sobre las razones por las que, en su opinión, la magnitud del margen de dumping debía haberse considerado importante o insignificante. China no formula ningún otro argumento en cuanto a la suficiencia o compatibilidad del examen de la Comisión a este respecto y, por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China.



f) varios productores incluidos en la muestra no mostraron signos de daño

i.52China afirma que varios productores incluidos en la muestra no mostraron signos de daño, lo cual requería un análisis más exhaustivo.942 China aduce que "el análisis de la repercusión de las importaciones sobre los productores nacionales en caso de muestreo debía tomar en consideración el hecho de que una gran parte de los productores no incluidos en la muestra no está sufriendo daño, al menos en relación con los factores de daño en función de los cuales la UE decidió recurrir a la muestra en primer término."943 La Unión Europea recuerda que las constataciones relativas al daño implican una valoración general de distintos factores y no deben formularse en función de un único factor. Por otra parte, la Unión Europea afirma que no hay un requisito de que se constate que todas y cada una de las empresas concretas han sufrido daño.944

i.53Estamos de acuerdo con la Unión Europea. Como se explicó más arriba, la determinación de la existencia de daño debe hacerse con respecto a la rama de producción nacional en su conjunto. El párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping no exige que todos y cada uno de los factores de daño, considerados individualmente, sean indicativos de la existencia de daño. No vemos en los párrafos 1 y 4 del artículo 3 ninguna base para la opinión de que la situación de las empresas individuales de la rama de producción nacional debe ser examinada a fin de determinar si estas, consideradas aisladamente, muestran signos de daño. China afirma que el hecho de que una gran parte de las empresas incluidas en la muestra no muestre signos de daño constituye una "prueba positiva" que la autoridad investigadora debe examinar al considerar la repercusión de las importaciones sobre los productores nacionales, en el sentido del párrafo 1 del artículo 3.945 Sin embargo, esto presupone que la situación de las empresas individuales debe evaluarse en primer término, tesis respecto de la cual China no ha indicado un fundamento jurídico. Observamos al respecto que el presente asunto no es un caso en el que participe una rama de producción regional conforme a lo previsto en el párrafo 1 ii) del artículo 4 del Acuerdo Antidumping, donde se prescribe específicamente que, para concluir que existe daño, debe constatarse que "las importaciones objeto de dumping caus[a]n daño a los productores de la totalidad o la casi totalidad de la producción en ese mercado." A nuestro juicio, si existiera una prescripción similar aplicable como regla general, no habría sido necesario incluir esa disposición específica en el párrafo 1 ii) del artículo 4. Por consiguiente, llegamos a la conclusión de que la Comisión no estaba obligada a tomar en consideración la situación de las empresas individuales para determinar si, consideradas aisladamente, mostraban signos de daño. En consecuencia, consideramos que, a fortiori, la Comisión no actuó de manera incompatible con el párrafo 1 o el párrafo 4 del artículo 3, al no tener en cuenta si los productores individuales estaban sufriendo un daño. Por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China.

g) la supresión del contingente

i.54China alega que la Unión Europea no examinó adecuadamente la medida en que el repentino aumento de las importaciones procedentes de China se debió a la supresión del contingente para las importaciones de calzado a partir de enero de 2005, a fin de asegurarse de que cualquier daño sufrido a consecuencia de ello no se atribuyera a las importaciones objeto de dumping.946 La Unión Europea sostiene que el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping exige que se lleve a cabo un examen del estado de la rama de producción para determinar la repercusión de las importaciones objeto de dumping sobre esa rama de producción y que las cuestiones que tocan a la causa o las causas de ese daño se examinen en el marco del párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.947

i.55Estamos de acuerdo con la Unión Europea. Observamos que China formuló una alegación relativa al supuesto hecho de que la Unión Europea no separó y distinguió los efectos de la supresión del contingente del daño causado por las importaciones objeto de dumping. Abordamos esa alegación en otro lugar del presente informe y llegamos a la conclusión de que la Comisión no incurrió en error al constatar que la supresión del contingente para el calzado chino no fue "otro factor" causante de daño a la rama de producción nacional de las que entonces eran las CE, al mismo tiempo que las importaciones objeto de dumping.948

i.56China afirma efectivamente que, "en relación" con la infracción con respecto a la relación causal, la Unión Europea no examinó adecuadamente el volumen de las importaciones en el marco de los párrafos 1 y 2 del artículo 3 porque, si bien señaló la aceleración de las importaciones debida a los acontecimientos ocurridos en lo tocante a las importaciones chinas, no realizó un "examen a fondo más detallado del volumen de las importaciones, ni determinó qué volumen cabía considerar en consonancia con las expectativas ni cuál obedecía a la supresión del contingente".949 Sin embargo, China no ha planteado ningún argumento que sugiera que la supresión del contingente fue un factor económico pertinente que debió tomarse en consideración al amparo del párrafo 4 del artículo 3 en la investigación inicial.

i.57El párrafo 1 del artículo 3 exige un examen objetivo del volumen de importaciones objeto de dumping, mientras que el párrafo 2 del artículo 3 precisa que,

"En lo que respecta al volumen de las importaciones objeto de dumping, la autoridad investigadora tendrá en cuenta si ha habido un aumento significativo de las mismas, en términos absolutos o en relación con la producción o el consumo del Miembro importador."

Ninguna de estas disposiciones ofrece orientación en cuanto a la manera en que la autoridad investigadora ha de examinar el volumen de las importaciones objeto de dumping o considerar si han aumentado. En realidad, no vemos nada en esas disposiciones que obligue a considerar si la supresión de un contingente causó un aumento de las importaciones objeto de dumping. A nuestro juicio, nada de lo establecido en los párrafos 1 y 2 del artículo 3 sugiere que se exige un análisis "a fondo", como China propone, de las razones subyacentes de las modificaciones del volumen de las importaciones objeto de dumping. De hecho, no vemos en absoluto cuál es la pertinencia de las razones de un aumento importante de las importaciones objeto de dumping para el examen y análisis que debe llevar a cabo la autoridad investigadora con arreglo a los párrafos 1, 2 y 4 del artículo 3.950 Por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China.

i.58Sobre la base de lo anteriormente expuesto, concluimos que China no ha demostrado que la Unión Europea infringió el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping en su evaluación de todos los factores e índices económicos pertinentes que influyen en el estado de la rama de producción en el contexto de la investigación inicial. Al no haber constatado ninguna infracción del párrafo 4 del artículo 3, consideramos que tampoco hay infracción de los párrafos 1 y 2 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping y por lo tanto, rechazamos las alegaciones de China formuladas al amparo de esas disposiciones.




      1. Compartir con tus amigos:
1   ...   24   25   26   27   28   29   30   31   ...   62


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal