Unión europea medidas antidumping sobre determinado calzado procedente de china



Descargar 2.76 Mb.
Página27/62
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.76 Mb.
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   ...   62
a. Reglamento de reconsideración

i.9La Comisión comenzó su análisis de los factores e índices económicos que influyen en el estado de la rama de producción señalando que se había recurrido al muestreo. La Comisión explicó que los indicadores de daño se habían establecido en dos niveles: i) elementos macroeconómicos y ii) elementos microeconómicos. Señaló que los elementos macroeconómicos se evaluaron a nivel de toda la rama de producción, es decir, de toda la producción de la UE, sobre la base de la información obtenida de asociaciones de productores nacionales y de empresas individuales. Siempre que fue posible, esos factores se cotejaron con la información general proporcionada por las estadísticas oficiales pertinentes. El análisis de los elementos microeconómicos se llevó a cabo a nivel de los productores de la UE incluidos en la muestra.859 Por lo que respecta a los indicadores macroeconómicos, la Comisión evaluó información sobre producción, capacidad de producción, utilización de la capacidad, volumen de ventas, cuota de mercado, empleo, productividad, crecimiento, magnitud del margen de dumping y recuperación de los efectos de prácticas de dumping o de subvención anteriores. En lo que concierne a los indicadores microeconómicos, la Comisión evaluó información sobre existencias, precios de venta, flujo de efectivo, rentabilidad, rendimiento de la inversión, capacidad de obtención de capital, inversiones y salarios.860

i.10La Comisión abordó la información relativa a estos factores y los argumentos de las partes interesadas y llegó a la conclusión de que considerando que la producción se hace por encargo y que normalmente no se mantienen existencias o estas se componen tan solo de encargos cumplidos que aún no han sido entregados o facturados, se constató que esos factores importan muy poco para el análisis del daño. De manera análoga, puesto que el sector sigue haciendo un uso intensivo de mano de obra, la Comisión consideró que la capacidad de producción no se veía técnicamente limitada y dependía principalmente del número de trabajadores contratados por los productores. La producción de la UE, así como el volumen de ventas disminuyeron aproximadamente al mismo ritmo que el consumo, y las ventas, la cuota de mercado y el empleo de los productores de la Unión se mantuvieron estables. La productividad experimentó una disminución moderada. La Comisión constató que, si bien habría podido esperarse que el cambio a un nuevo modelo empresarial aumentase las ventas y la producción, era evidente que el declive económico que afectaba a la industria antes de imponerse la medida se había detenido, permitiendo que una gran parte de la rama de producción cambiara su modelo empresarial modernizando los procesos de producción con el desarrollo de agrupaciones especializadas, trasladando la producción hacia la gama más alta y desplazando el enfoque de la distribución al por mayor hacia el suministro directo a minoristas. La Comisión declaró que el análisis de los indicadores microeconómicos pertinentes también reflejaba la opinión de que la rama de producción se había recuperado parcialmente, con un aumento de los precios de venta, el flujo de efectivo, las inversiones y los beneficios, pero no había podido recuperarse hasta alcanzar los niveles normales de beneficios e inversión y seguía teniendo problemas para reunir capital y desarrollar los salarios, lo que demostraba que la situación todavía era frágil y que el daño no se ha eliminado totalmente. En términos generales, la Comisión llegó a la conclusión de que la investigación reveló que la rama de producción de la UE seguía sufriendo un perjuicio importante.861



1. supuesto cambio en la definición de la rama de producción nacional

i.11China observa que, en la investigación inicial, la Comisión evaluó los factores de daño en dos niveles: "para toda la rama de producción de la Unión Europea" con respecto a los indicadores macroeconómicos y "a nivel de los productores de la Unión Europea incluidos en la muestra", con respecto a los indicadores microeconómicos.862 China señala además que, en la reconsideración por expiración, la Comisión evaluó una vez más los factores de daño en dos niveles: "para 'toda la producción de la Unión [Europea]'" con respecto a los factores macroeconómicos y "a nivel de los productores de la Unión Europea incluidos en la muestra" con respecto a los factores microeconómicos.863 A juicio de China, esto indica que la Comisión tuvo en cuenta datos de productores no pertenecientes a la rama de producción de la UE en su determinación de la existencia de daño864, o que, entre la investigación inicial y la reconsideración por expiración, modificó la definición de la rama de producción de la UE. China señala que se excluyó de la rama de producción nacional a los productores de la UE que importaban más del 25 por ciento de su producción de China y/o de Viet Nam. Sin embargo, la evaluación de las importaciones procedentes de China y de Viet Nam efectuadas por los productores de la UE, así como la determinación de si un productor estaba o no relacionado con un exportador chino o vietnamita, se hicieron únicamente respecto de los reclamantes, que representaban en torno al 35 por ciento de la producción total de la UE.865 En consecuencia, China afirma que la Unión Europea analizó los factores macroeconómicos sobre la base de información que incluía los datos de dos grupos de productores que no pertenecían a la rama de producción de la UE: a) los productores de la UE no reclamantes, que representaban cerca del 65 por ciento de la producción del producto similar en la UE, y b) los productores de la UE que habían dejado de producir y subcontrataban la mayor parte de su producción fuera de la Unión Europea o eran grandes importadores del producto considerado y/o estaban relacionados con exportadores de China.866 China sostiene que estos dos grupos podían haber producido el producto similar en la Unión Europea, pero no pertenecían a la rama de producción de la UE definida por la Comisión en la reconsideración por expiración. En consecuencia, China afirma que tomar en consideración la información correspondiente a esos dos grupos, como parte de "toda la producción de la Unión Europea", era incompatible con el párrafo 4 del artículo 3.867

i.12China mantiene que la Unión Europea afirmó por primera vez en su primera comunicación escrita presentada en el marco de la presente diferencia que, a los efectos de la reconsideración por expiración, la rama de producción nacional incluía tanto a los productores de la UE reclamantes como a los no reclamantes.868 Afirma que, en la investigación inicial, la Unión Europea utilizó una definición de la rama de producción nacional que solamente comprendía a los productores de la UE reclamantes.869 China sostiene que, en contra de la posición de la Unión Europea en la presente diferencia, varios factores confirman que en la reconsideración por expiración la rama de producción nacional solamente incluía a los reclamantes.870 China afirma que la Unión Europea estaba obligada, en virtud de la legislación de la UE, a utilizar en la reconsideración por expiración la misma definición de la rama de producción nacional que había utilizado en la investigación inicial, y que, si esa definición de la rama de producción nacional experimentaba modificaciones, estaba obligada a exponer las razones que justificaban la modificación.871

i.13China sostiene que, si en la reconsideración por expiración la "rama de producción nacional" solamente comprendía a los reclamantes, la Unión Europea infringió los párrafos 1 y 4 del artículo 3 y el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping al tener en cuenta en su determinación de la existencia del daño datos relativos a los productores de la UE no reclamantes y a los productores que habían dejado de producir en la Unión Europea, subcontrataban la mayor parte de su producción fuera de la Unión Europea, eran grandes importadores del producto considerado y/o estaban relacionados con exportadores de China.872 China aduce que la Unión Europea debía haber "actuado de manera compatible" y debía haber evaluado los factores macroeconómicos sobre la base de los datos de los productores de la UE reclamantes, que según China integraban la rama de producción nacional o de los datos de los productores de la UE incluidos en la muestra, tal como la Comisión había hecho, según afirma China, en la investigación inicial, porque el párrafo 4 del artículo 3 exige que se evalúe la repercusión de las importaciones objeto de dumping sobre la rama de producción nacional.873

i.14Por otra parte, China sostiene que si en la reconsideración por expiración, la rama de producción nacional comprendía a todos los productores de la UE, la Unión Europea infringió no obstante los párrafos 1 y 4 del artículo 3 y el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping.874 Aduce en primer lugar que los datos en que se basó la Comisión incluían datos relativos a productores relacionados con productores chinos o grandes importadores de calzado fabricado en virtud de subcontratos en China o terceros países.875 En segundo lugar, China afirma que la producción fue evaluada sobre la base del 100 por ciento de la producción de la UE según la información de Prodcom, mientras que los demás indicadores de daño, concretamente, la capacidad de producción, la utilización de la capacidad, la productividad, el empleo, el crecimiento y la magnitud del margen de dumping fueron evaluados sobre la base de los datos facilitados por las asociaciones de productores nacionales, que representaban en torno al 80 por ciento de la producción de la UE.876

i.15La Unión Europea sostiene que, en la reconsideración por expiración, la rama de producción nacional no se definía únicamente como los productores de la UE reclamantes, sino que también comprendía a los productores de la UE no reclamantes.877 La Unión Europea afirma que los documentos que figuran en el expediente no confidencial dejan claro que el análisis de la Unión Europea no se basó en información relativa a productores ajenos a la rama de producción nacional.878 Además, la Unión Europea explica que, con respecto a los productores que subcontrataban su producción fuera de la Unión Europea, sólo se tuvieron en cuenta los datos relativos a su producción en la UE.879 La Unión Europea sostiene que, dado que la rama de producción nacional se definió como la totalidad de la producción de la UE, no era difícil ajustar los datos de Prodcom para excluir a las dos empresas que se constató que estaban relacionadas con productores exportadores chinos así como a la empresa que había puesto fin a su producción.880

i.16Señalamos desde un principio que China no ha formulado ninguna alegación con arreglo al párrafo 1 del artículo 4 del Acuerdo Antidumping aduciendo que la Unión Europea definió erróneamente la rama de producción nacional en la reconsideración por expiración. Más bien, la alegación de China, tal como la entendemos, es que la Unión Europea infringió los párrafos 1 y 4 del artículo 3 y el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping porque: i) en el contexto de la reconsideración por expiración modificó la definición de la rama de producción nacional que se había utilizado en la investigación inicial; y ii) al evaluar los factores de daño, analizó datos correspondientes a productores que no pertenecían a la rama de producción nacional, tal como se definió en la reconsideración por expiración.881 China también cuestiona la afirmación de la Unión Europea de que, en la reconsideración por expiración, la Comisión definió la rama de producción nacional como toda la producción del producto similar de la UE.

i.17Pasando primero al último punto mencionado, observamos que el Reglamento de reconsideración aborda la cuestión de la definición de la rama de producción de la UE del siguiente modo:

"En general, la investigación ha mostrado que sigue habiendo una producción importante de calzado de cuero en la Unión, establecida en varios Estados miembros y que emplea a unas 262.000 personas. El sector de la producción de calzado está constituido por unas 18.000 PYME situadas principalmente en siete países europeos, con especial concentración en tres países productores principales.

Sin embargo, la investigación reveló que dos empresas pertenecientes al mismo grupo estaban relacionadas con productores exportadores de la República Popular China y que este grupo importaba también cantidades significativas del producto afectado a través de sus exportadores asociados en China, entre otros. Por consiguiente, estas empresas fueron excluidas del concepto de producción comunitaria en el sentido del artículo 4, apartado 1, y del artículo 5, apartado 4, del Reglamento de base.

Sobre la base de lo expuesto, se estableció que la producción global de la industria comunitaria en el sentido del artículo 4, apartado 1, y del artículo 5, apartado 4, del Reglamento de base representó 366 millones de pares de zapatos durante el PIR.

Considerando que los productores de la Unión que apoyaban la solicitud representaban más del 25 por ciento de la producción total y en ausencia de oposición igual o superior a este porcentaje, se concluyó que la solicitud contaba con el apoyo de una gran proporción de la industria comunitaria, en el sentido del artículo 4, apartado 1, y del artículo 5, apartado 4, del Reglamento de base."882

Recordamos que, como China aduce, la Comisión evaluó la producción, un factor "macroeconómico", sobre la base de la producción total de la UE que figuraba en los datos de Prodcom. Esto es evidente más adelante en el cuadro 9 del Reglamento de reconsideración donde se comunica que la producción durante el período de investigación a efectos de la reconsideración fue de 365.348.000 pares. A nuestro juicio, aunque la Comisión habría podido ser más clara al exponer la definición de la rama de producción de la UE, es evidente que, como cuestión de hecho, la rama de producción de la UE en la reconsideración por expiración se definió como la totalidad de la producción del producto similar calzado de la UE. Por consiguiente, concluimos que no existe ninguna base fáctica para la alegación formulada por China en el sentido de que la Comisión actuó de manera incompatible con los párrafos  1 y 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping al tomar en consideración datos correspondientes a productores que no pertenecían a la rama de producción de la UE, en lo que respecta a los factores macroeconómicos. Las pruebas de que disponemos demuestran que la información a que China se remite en este sentido se refiere a la totalidad o una parte significativa de la producción total de la UE, es decir, a la rama de producción de la UE identificada por la Comisión.

i.18China afirma que la Unión Europea modificó la definición de la rama de producción nacional utilizada en la investigación inicial y sostiene que, al hacerlo, actuó de manera incompatible con los párrafos 1 y 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping. Incluso si se acepta como cierta la afirmación de China, y la Unión Europea no niega que en la investigación inicial la rama de producción nacional se definió como los productores de la UE reclamantes, observamos que los argumentos de China a este respecto parecen estar basados en la legislación de la UE. Cualesquiera que sean las prescripciones de dicha legislación sobre la materia, no son pertinentes para nuestro análisis de si la Unión Europea actuó de manera incompatible con las obligaciones que le corresponden en el marco del Acuerdo Antidumping. China no ha demostrado que ese Acuerdo prevea alguna obligación que impida a la Unión Europea definir la rama de producción nacional en la reconsideración por expiración de manera diferente que en la investigación inicial.



2. uso de la base de datos Prodcom y de la información suministrada por asociaciones nacionales de calzado

i.19China afirma que, con independencia de la definición de la rama de producción de la UE, la evaluación del daño realizada por la Unión Europea no se basó en un "examen objetivo" de "pruebas positivas".883 China sostiene que la base de datos Prodcom usada por la Unión Europea es una fuente de datos no objetiva y no proporcionó pruebas positivas para determinar la producción de la rama de producción nacional de la UE en este asunto, pues incluye datos de productores que no pertenecen a la rama de producción nacional, está basada en datos comunicados sobre una base anual y no respecto del período objeto de investigación, que comprendió seis meses de 2007 y seis meses de 2008, contiene datos relativos a una categoría de calzado más amplia que el producto similar, incluye estimaciones884 y está generalmente basada en los volúmenes vendidos y no en los volúmenes producidos.885 Por consiguiente, China sostiene que la evaluación realizada por la Comisión de la producción y productividad de la rama de producción de la UE no se basó en datos precisos, objetivos y verificables y, por ende, no se basó en pruebas positivas. Además, China observa que la evaluación de los indicadores macroeconómicos realizada por la Comisión también utilizó datos proporcionados por asociaciones nacionales de calzado en relación con los volúmenes de producción. China afirma que los datos facilitados por esas asociaciones: i) incluían datos relativos a productores que no pertenecían a la rama de producción nacional, puesto que las asociaciones facilitaban datos concernientes a todos los productores representados del Estado miembro de la UE; ii) estaban basados en estimaciones y supuestos no verificables elaborados por las asociaciones; y iii) estaban parcialmente basados en datos de Eurostat-Prodcom; y iv) no eran específicos del producto similar, sino que correspondían a una categoría de calzado más amplia que el producto similar. Por lo tanto, China sostiene que la evaluación de la producción realizada por la Unión Europea fue incompatible con el párrafo 4 del artículo 3, donde se prescribe que la evaluación solamente se hará respecto a la "rama de producción nacional".886

i.20China afirma asimismo que en materia de capacidad de producción, utilización de la capacidad, volumen de ventas, empleo, productividad y cuota de mercado, la única fuente de información eran los datos facilitados por las asociaciones de productores nacionales de los Estados miembros de la UE y los datos de algunos productores individuales. Afirma que esos datos eran sobre una base agregada para 2006, 2007 y el período de investigación a efectos de la reconsideración y sostiene que la Unión Europea no podía excluir los datos de productores que habían dejado de producir o que subcontrataban su producción.887 Además, China alega remitiéndose a declaraciones de las asociaciones nacionales de productores de que se trata, que la mayoría de los datos facilitados por las asociaciones nacionales de productores que cooperaron eran estimaciones o supuestos y no correspondían al producto similar, sino a una categoría de calzado más amplia, y afirma que estos no podían constituir "pruebas positivas" en el sentido del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.888 China aduce que la verificación de estimaciones, de ser posible, no prueba que esos datos fueran fiables ni que constituyeran pruebas positivas.889

i.21La Unión Europea sostiene que los datos de Prodcom solamente reflejaban la producción genuina de la UE.890 La Unión Europea observa que dado que existe siempre el riesgo de que los datos de empresas vinculadas sean incluidos en bases de datos de carácter general como Prodcom, "si la posible inclusión de esos datos invalida un análisis realizado en el marco del párrafo 4 del artículo 3, lo que China aduce realmente es que, cuando la rama de producción nacional es muy grande, no es posible llevar a cabo un análisis de los factores pertinentes de manera compatible con el párrafo 4 del artículo 3 ... pues existe siempre el riesgo de que algunas de esas empresas queden incluidas."891 Por otra parte, la Unión Europea explica que la Comisión también utilizó otras fuentes de información sobre los indicadores macroeconómicos, principalmente, la información facilitada por la asociación del sector y estudios de mercado relativos a éste y verificó los datos proporcionados por las asociaciones nacionales.892 La Unión Europea sostiene asimismo que la Comisión cotejó los datos verificados y no verificados con información y datos provenientes de otras fuentes y también cotejó las tendencias con la información obtenida de la muestra. La Unión Europea considera que en una situación, como la que se da en el presente asunto, en la que la rama de producción es grande y fragmentada, ese proceso es un modo razonable y fiable de obtener datos.893 De hecho, la Unión Europea indica que el enfoque de la Comisión puede haber tenido como resultado los datos más precisos posibles y rechaza la sugerencia de China según la cual la Comisión debía haberlos extrapolado a partir de la muestra, como no más fiable, sino quizá menos fiable.894 La Unión Europea sostiene que en ocasiones es necesario basarse en las estimaciones y no ve motivo alguno para que estimaciones razonables sujetas a visitas de verificación, realizadas para entender la manera en que se obtuvieron y los supuestos en que se basaron, no puedan constituir pruebas positivas.895

i.22Recordamos nuestra conclusión de que, en la reconsideración por expiración, la Comisión definió la rama de producción de la UE como la totalidad de la producción de la UE del producto similar calzado. Por lo tanto, en la medida en que los argumentos de China afirman que los datos en que se basó la Comisión pueden haber incluido información o productores que no pertenecían a la rama de producción nacional, rechazamos esos argumentos. En la medida en que China aduce que la Comisión incurrió en error respecto a las fuentes de los datos que obtuvo, recordamos que nada de lo dispuesto en el párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping prescribe un método para la determinación de la existencia de daño. A nuestro juicio, indudablemente no hay nada en el texto de esa disposición o en el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping que prescriba la manera en que la autoridad investigadora debe obtener información a los efectos de su determinación de la existencia de daño y mucho menos existe una limitación expresa o tácita acerca de las fuentes de las que puede derivarse información a ese respecto. Claramente, la autoridad investigadora debe "evaluar" todos los factores económicos pertinentes, y para hacerlo, debe disponer de información relativa a esos factores. Sin embargo, no podemos ver en esa obligación nada que limite la actuación de la autoridad investigadora en procura de la información necesaria. Por otra parte, si bien China ha argumentado que hay defectos en los datos obtenidos por la Comisión, no nos ha convencido de que esos defectos fueran suficientemente importantes para socavar la determinación de la existencia de daño o de tal naturaleza que pudieran hacerlo.

i.23De hecho, no nos sorprende que pueda haber defectos o lagunas en la información obtenida por una autoridad investigadora en el contexto de su examen del daño y no vemos nada en el párrafo 4 del artículo 3 ni en ninguna otra disposición del Acuerdo Antidumping, que impida tener en cuenta esos datos y basarse en los mismos. Naturalmente, una autoridad investigadora no puede simplemente hacer caso omiso de que los datos en los que basa su determinación pueden adolecer de algún tipo de carencia. Sin embargo, en este asunto, nos parece evidente que la Comisión hizo esfuerzos razonables para obtener la mayor cantidad posible de datos, verificó los datos obtenidos en la medida que pudo hacerlo y utilizó otros métodos de verificación de los datos para cerciorarse de su exactitud, conforme a lo prescrito en el párrafo 6 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. Observamos al respecto que, aunque China concede mucha importancia a la supuesta imposibilidad de verificar las estimaciones y otra información concreta en que se basó la Comisión, la "verificación" de información no es, de hecho, una prescripción del Acuerdo Antidumping. El párrafo 6 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping, que no está en cuestión en la presente diferencia, prescribe que las autoridades investigadoras, excepto cuando se basan en los hechos de que se tenga conocimiento, "en el curso de la investigación, se cerciorarán de la exactitud de la información presentada por las partes interesadas en la que basen sus conclusiones". Si bien la verificación in situ es sin duda un método por el cual una autoridad investigadora puede cerciorarse de la exactitud de la información, no es en modo alguno el único método para hacerlo y, como se indicó anteriormente, no es obligatoria en ningún caso. A nuestro juicio, el método de la Comisión, consistente en tomar en consideración diversas fuentes de información, verificarlas cuando fue posible y cotejarlas entre sí, es un método razonable a este respecto. Por tanto, rechazamos el argumento de China de que la Unión Europea actuó de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping en lo que respecta a las fuentes de información que le sirvieron de base y los datos utilizados en su evaluación de los factores de daño.



3. indicadores macroeconómicos concretos

i.24China sostiene que la Comisión apenas evaluó algunos factores, concretamente, la recuperación de los efectos de prácticas de dumping anteriores y la magnitud del dumping.896

i.25China cuestiona la extensión de la explicación facilitada por la Comisión acerca de su análisis de la magnitud del dumping, pero no afirma que sea insuficiente desde el punto de vista sustantivo o incompatible de otro modo con el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.897 El Reglamento de reconsideración dispone lo siguiente a ese respecto:

"La repercusión del margen de dumping real en la industria de la Unión, habida cuenta del volumen y los precios de las importaciones procedentes de los países afectados, no puede considerarse insignificante."898

Aunque de manera ciertamente sucinta, esta declaración describe claramente la evaluación de este factor realizada por la Comisión: la magnitud del margen de dumping tuvo sobre la rama de producción nacional una repercusión que no fue insignificante. A nuestro juicio, esto es suficiente, en particular, dado que no se cuestionó en modo alguno el fondo de esa conclusión, es decir, la opinión de que la repercusión de la magnitud del margen de dumping no fue insignificante. El mero hecho de que la declaración de la Comisión sea breve no demuestra que adolezca de cualquier insuficiencia. Por lo tanto, rechazamos este aspecto de la alegación de China.

i.26De manera análoga, China cuestiona la extensión de la explicación facilitada por la Comisión acerca de su análisis de la recuperación de los efectos de prácticas de dumping o de subvención anteriores, sin plantear ningún argumento adicional en cuanto a la suficiencia o compatibilidad de esa explicación.899 Observamos que no se trata de un factor que deba examinarse de conformidad con el párrafo 4 del artículo 3, pero sí un factor que la Comisión aparentemente consideró pertinente y, en consecuencia, abordó. El Reglamento de reconsideración dice lo siguiente:

"En octubre de 2006 se impusieron medidas antidumping contra las importaciones de determinado calzado con parte superior de cuero originarias de la República Popular China y Vietnam. En este período se observó solo una recuperación parcial de la situación de los productores de la Unión, como más adelante se detalla."900

De nuevo, sin ser extensa, la declaración anterior describe claramente la evaluación de este factor realizada por la Comisión: pese a la aplicación de medidas antidumping, la rama de producción de la UE solamente se había recuperado parcialmente de los efectos perjudiciales de las importaciones objeto de dumping. A nuestro juicio, esto es suficiente, en particular, dado que no se cuestionó en modo alguno el fondo de esa conclusión, es decir, que la rama de producción solamente se había recuperado parcialmente de los efectos de prácticas de dumping anteriores. De nuevo, el mero hecho de que la declaración de la Comisión sea breve no demuestra que adolezca de cualquier insuficiencia.

i.27Sobre la base de lo expuesto, consideramos que China no ha demostrado que la Unión Europea actuó de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping al realizar su evaluación de todos los factores e índices económicos pertinentes que influyen en el estado de la rama de producción, en el contexto de la determinación de la existencia de daño en la reconsideración por expiración. Al no haber constatado ninguna incompatibilidad respecto al párrafo 4 del artículo 3, consideramos que China tampoco ha demostrado ninguna incompatibilidad con el párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que China no ha demostrado que la Unión Europea actuó de manera incompatible con el párrafo 3 del artículo 11 del Acuerdo Antidumping al concluir que había probabilidad de continuación o repetición del daño basándose, al menos en parte, en la determinación de que el daño continuó durante el período de investigación a efectos de la reconsideración.901



Compartir con tus amigos:
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   ...   62


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal