Unión europea medidas antidumping sobre determinado calzado procedente de china



Descargar 2.76 Mb.
Página21/62
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.76 Mb.
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   62

e)Alegaciones II.1 y III.3 - Supuesta infracción de los párrafos 1 y 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping y del párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994 - Método NCP

          1. Argumentos de las partes
a. China

i.1En lo que se refiere tanto a la reconsideración por expiración como a la investigación inicial, China alega que la Unión Europea actuó de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping al utilizar, con el fin de clasificar diferentes tipos del producto, un amplio sistema de números de control del producto (NCP) que a juicio de China dio lugar a la clasificación de tipos de calzado sumamente diferentes en una sola categoría de NCP e impidió una comparación equitativa entre el precio de exportación y el valor normal, así como la utilización de los precios del mercado interno para realizar el cálculo del margen de dumping que exige el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping. En el contexto de la reconsideración por expiración, China alega también que la reclasificación de determinado calzado de una categoría de NCP a otra durante la reconsideración por expiración impidió hacer una comparación equitativa entre el precio de exportación y el valor normal, lo cual infringe el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping. China alega que, como consecuencia del amplio sistema de NCP y de la reclasificación de determinado calzado, la determinación de la existencia de dumping de la Unión Europea en la reconsideración por expiración fue incompatible con el párrafo 1 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping y el párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994.573

i.2China indica, a modo de ejemplo, que un único NCP incluía una amplia gama de estilos de calzado y/o procesos de producción, o incluía diferentes zapatos con costos de producción y precios de fábrica diferentes.574 Afirma además que la reclasificación del calzado de deporte, el calzado similar al de deporte y el calzado de senderismo dentro de la categoría "A: Urbano" aumentó aún más la gama de diferentes tipos de calzado incluidos en una sola categoría, ya que todo el calzado de deporte, el calzado similar al de deporte y el calzado de senderismo se agrupó con todos los distintos tipos de calzado urbano. En opinión de China, este enfoque mezcló tipos de calzado completamente diferentes y automáticamente impidió una comparación equitativa.575

i.3China argumenta que si la Unión Europea decide utilizar un sistema de NCP, está obligada a reflejar adecuadamente todas las características del producto que puedan influir en la comparabilidad de los precios, y el no hacerlo dará lugar a una comparación no equitativa a menos que pueda subsanarse esa falta de equidad con ajustes apropiados calculados correctamente.576 China alega que, como la Comisión utilizó un sistema de NCP excesivamente amplio, tanto en la reconsideración por expiración como en la investigación inicial se dio exactamente esa situación, y los exportadores no pudieron demostrar las diferencias que influían en la comparabilidad de los precios para que se tuvieran en cuenta. En particular, China afirma que los productores chinos no podían de ninguna manera cuantificar esas diferencias para los cientos de diferentes tipos de calzado clasificados dentro del mismo NCP a fin de solicitar ajustes específicos, y que en esas circunstancias, la única solución a que podían recurrir los exportadores era solicitar la introducción de categorías específicas dentro del sistema de NCP vigente.577 En lo que respecta a la investigación inicial, China afirma específicamente que el sistema de NCP i) no tenía en cuenta el tipo o la calidad del cuero utilizado en la producción del producto considerado y ii) agrupó categorías de calzado extremadamente diferentes dentro de un único NCP y no tuvo en cuenta las diferencias entre los procesos de producción (por ejemplo, el número o el tipo de operaciones de cosido, que hacen que los costos de producción y los precios de venta sean significativamente diferentes). Además, China alega que el hecho de que no se identificase desde el principio de la investigación inicial el calzado destinado a actividades deportivas ni el calzado deportivo de tecnología especial afectó gravemente a las comparaciones de precios realizadas.578

i.4China afirma que, a pesar de las reiteradas comunicaciones de las partes interesadas en las que planteaban objeciones a los detalles del sistema de NCP, la Unión Europea no modificó en modo alguno tal sistema. En este sentido, China discrepa de la opinión de la Comisión de que el sistema de NCP permitía comparar hasta 600 categorías o tipos de producto diferentes y de que no se presentaron razones justificadas para modificarlo. Según China, el hecho de que el sistema de NCP permitiese teóricamente comparar hasta 600 categorías de calzado no es pertinente, ya que el sistema no garantizaba una comparabilidad suficiente de los diferentes tipos de calzado clasificados en el mismo NCP. Además, China sostiene que las pruebas demuestran que las partes interesadas sí presentaron observaciones motivadas y detalladas en las que se oponían a que se utilizase el sistema de NCP.579

i.5En lo que se refiere a la investigación inicial, China alega además que la Unión Europea actuó de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping al introducir un ajuste incorrecto en el valor normal del país análogo para tener en cuenta diferencias en la calidad del cuero utilizado por los productores chinos y brasileños. En lo que toca al ajuste correspondiente al cuero, China también alega que la Unión Europea infringió el párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994.580 Sostiene que, de conformidad con el párrafo 4 del artículo 2, no basta con tener en cuenta los factores que influyan en la comparabilidad de los precios, sino que también es necesario que la manera de tenerlos en cuenta se calcule de forma correcta, con objeto de garantizar una comparación equitativa. En este caso, según China, el ajuste correspondiente al cuero impidió una comparación equitativa, ya que la Comisión, al hacer el ajuste, utilizó datos de productores chinos a los que no había concedido el trato de economía de mercado.581 Específicamente, China señala que, mientras por un lado, la Comisión no concedió el trato de economía de mercado a 11 productores chinos incluidos en la muestra, considerando que no actuaban en condiciones de economía de mercado, por otro lado la Comisión utilizó posteriormente los datos de esos productores, que por lo demás no tuvo en cuenta, para hacer ajustes significativamente altos, del 21,6 por ciento, en el valor normal basado en los costos o precios de los productores brasileños.582

b. Unión Europea

i.6En lo que respecta a la reconsideración por expiración, la Unión Europea sostiene que China no ha establecido que el sistema de NCP utilizado infringiese el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping.583 La Unión Europea observa que China reitera los mismos argumentos relativos a aspectos del sistema de NCP que se plantearon durante la reconsideración y que fueron rechazados por la Comisión, que constató que no justificaban cambio alguno del sistema de NCP.584 Además, la Unión Europea argumenta que las categorías utilizadas por la Comisión reflejaban consideraciones importantes relativas al mercado y a los costos. Asimismo, afirma que, si bien la clasificación de los productos en categorías de NCP es lo que más pesa a la hora de garantizar la comparabilidad con vistas a la comparación de precios, los resultados pueden perfeccionarse mediante ajustes apropiados y teniendo en cuenta los factores apropiados, algo que no se solicitó en la reconsideración en litigio. Tampoco ha aportado China pruebas que demuestren que las diferencias que indica habrían hecho imposibles los ajustes.585

i.7En opinión de la Unión Europea, no hay nada en el artículo 2 que se refiera a la utilización de NCP, y por tanto los Miembros tienen libertad para utilizar un sistema de NCP a menos que en la práctica impida hacer una comparación equitativa. Por consiguiente, la Unión Europea rechaza la afirmación de China de que los sistemas de NCP deben ajustarse a determinadas prescripciones para cumplir lo dispuesto en el párrafo 4 del artículo 2. Además, argumenta que, al igual que el Acuerdo Antidumping no obliga a utilizar un sistema de NCP, tampoco hay obligación de utilizar un sistema que evite toda dificultad de comparación que obedezca a diferencias entre los productos dentro de una categoría dada de NCP.586 Según la Unión Europea, China no ha establecido que las categorías de NCP tuviesen características que hiciesen imposibles las solicitudes de ajustes. Además, la Unión Europea afirma que carecen de justificación las alegaciones de China sobre el supuesto hecho de que la Unión Europea no realizó una comparación correcta del calzado a raíz de la decisión de no incluir el calzado deportivo de tecnología especial en el alcance de la investigación inicial.587

i.8En lo que se refiere al ajuste para tener en cuenta la calidad del cuero en la investigación inicial, la Unión Europea afirma que se hizo sobre la base de los precios del mercado mundial, no sobre la base de algunos aspectos internos, propios de una economía que no es de mercado, de las actividades de las empresas chinas.588

          1. Argumentos de los terceros
a. Estados Unidos

i.9Los Estados Unidos consideran que, al tener debidamente en cuenta las diferencias de las que se demuestre que influyen en la comparabilidad de los precios, la autoridad investigadora cumple las obligaciones que le corresponden en virtud del párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping. Además, sostienen que, en general, las disposiciones del párrafo 4 del artículo 2 no afectan per se a la base sobre la que se agrupan o clasifican los productos objeto de investigación con fines de comparación, pero si se demostrase que las diversas clasificaciones de productos influyen en la comparabilidad de los precios, "tener debidamente en cuenta" esas diferencias satisfaría la obligación de la autoridad de tomar en consideración las diferencias que influyen en la comparabilidad de los precios.589
          1. Evaluación realizada por el Grupo Especial

i.10Las alegaciones de China se refieren al método de NCP utilizado por la Unión Europea para clasificar diferentes tipos de calzado tanto en la reconsideración por expiración como en la investigación inicial, así como a la reclasificación de determinado calzado en la reconsideración. China sostiene que las amplias categorías de los NCP y la reclasificación de determinado calzado de una categoría de NCP a otra en la reconsideración por expiración, que según alega aumentaron aún más la divergencia entre tipos de calzado dentro de una misma categoría, impidieron hacer una comparación equitativa entre los precios de exportación y los precios del país análogo a los fines de calcular el margen de dumping, y por tanto fueron incompatibles con el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping.590

i.11El párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping establece lo siguiente en la parte pertinente:

"Se realizará una comparación equitativa entre el precio de exportación y el valor normal. Esta comparación se hará en el mismo nivel comercial, normalmente el nivel 'ex fábrica', y sobre la base de ventas efectuadas en fechas lo más próximas posible. Se tendrán debidamente en cuenta en cada caso, según sus circunstancias particulares, las diferencias que influyan en la comparabilidad de los precios, entre otras las diferencias en las condiciones de venta, las de tributación, las diferencias en los niveles comerciales, en las cantidades y en las características físicas, y cualesquiera otras diferencias de las que también se demuestre que influyen en la comparabilidad de los precios." (no se reproduce la nota de pie de página)

El párrafo 4 del artículo 2 exige, como se ha indicado más arriba, que se realice una "comparación equitativa" entre el valor normal y el precio de exportación. A tal fin, la comparación se debe hacer en el mismo nivel comercial y sobre la base de ventas efectuadas en fechas lo más próximas posibles. Además, el párrafo 4 del artículo 2 obliga a que "se tenga debidamente en cuenta" "cualquier" diferencia entre el valor normal y el precio de exportación de la que se "demuestre" que influye en la "comparabilidad de los precios".591 Sin embargo, el párrafo 4 del artículo 2 no contiene ninguna orientación metodológica sobre cómo se deben tener debidamente en cuenta las diferencias que influyan en la comparabilidad de los precios. Esto, a nuestro juicio, implica que, a reserva de la obligación de garantizar una "comparación equitativa", la autoridad investigadora puede "tener debidamente en cuenta" cualesquiera diferencias necesarias con arreglo al método que considere adecuado al respecto.592

i.12Además, nos parece claro que, al tiempo que obliga a la autoridad investigadora a garantizar una comparación equitativa593, el párrafo 4 del artículo 2 obliga a las partes interesadas a presentar solicitudes motivadas de que se "tengan debidamente en cuenta" -mediante ajustes o de otro modo- determinadas diferencias, y a que en sus solicitudes demuestren que hay una diferencia que influye en la comparabilidad de los precios.594 Por consiguiente, de ello se deduce que para acreditar prima facie la infracción del párrafo 4 del artículo 2, la parte reclamante debe demostrar que debía haberse tenido debidamente en cuenta: i) una diferencia; ii) de la que se haya demostrado que influye en la comparabilidad de los precios entre el valor normal y el precio de exportación; y iii) que la autoridad investigadora no hizo el ajuste.595

i.13Entendemos que, para cumplir la prescripción del párrafo 4 del artículo 2 de tener debidamente en cuenta las diferencias que influyan en la comparabilidad de los precios, las autoridades investigadoras pueden dividir los productos en grupos o categorías de bienes con características comunes dentro del producto similar y hacer comparaciones del valor normal y el precio de exportación para esos grupos comparables de bienes, como parte de su determinación de la existencia de dumping. Otra posibilidad es que las autoridades investigadoras hagan ajustes para tener en cuenta las diferencias que influyan en la comparabilidad de los precios respecto de cada precio de exportación y valor normal que se haya de comparar; o bien pueden utilizar una combinación de esos dos enfoques o un método completamente diferente.596 Cualquiera de esos métodos puede satisfacer la prescripción del párrafo 4 del artículo 2 de "tener debidamente en cuenta" las diferencias de las que se demuestre que influyen en la comparabilidad de los precios para garantizar una comparación equitativa. No vemos nada en el párrafo 4 del artículo 2 que limite la gama de opciones metodológicas de la que disponen las autoridades investigadoras al comparar el valor normal y el precio de exportación, a reserva siempre del requisito de que la comparación efectivamente realizada debe satisfacer la prescripción fundamental del párrafo 4 del artículo 2, es decir, debe ser una "comparación equitativa" en la que "se tengan debidamente en cuenta" las diferencias de las que se demuestre que influyen en la comparabilidad de los precios.

i.14China no plantea objeciones a la utilización por la Comisión de un método de NCP ni en la reconsideración por expiración ni en la investigación inicial per se; en cambio, argumenta que el método de NCP utilizado por la Comisión fue "extremadamente amplio" y vago, circunstancia que según China se vio agravada por el hecho de que la Comisión reclasificó el calzado en la reconsideración por expiración. China afirma que las clasificaciones "extremadamente amplias" utilizadas no captaban todas las diferencias que influían en la comparabilidad de los precios y, por tanto, impidieron una "comparación equitativa" entre los precios de exportación y los precios del país análogo. Para China, una autoridad investigadora que utilice un sistema de NCP está obligada a reflejar todas las características del producto que puedan influir en la comparabilidad de los precios en las categorías definidas.597

i.15No estamos de acuerdo. Recordamos que el párrafo 4 del artículo 2 no aborda cómo se deben tener debidamente en cuenta las diferencias que influyan en la comparabilidad de los precios. De este modo, al no haber ninguna orientación al respecto, consideramos que no cabe interpretar que el párrafo 4 del artículo 2 establece obligaciones específicas en lo que se refiere a los métodos que pueden utilizar las autoridades investigadoras para garantizar una comparación equitativa. Por consiguiente, no vemos que tenga fundamento jurídico la afirmación de China de que la Comisión estaba obligada a reflejar en su método de NCP todas las características del producto que puedan haber influido en la comparabilidad de los precios.

i.16Además, recordamos nuestra opinión de que el hecho de que el párrafo 4 del artículo 2 exija a las autoridades investigadoras que garanticen una comparación equitativa no significa que las partes interesadas no tengan obligación alguna en este proceso. De hecho, consideramos que, de conformidad con el párrafo 4 del artículo 2, si un exportador cree que el método adoptado por la autoridad investigadora es inadecuado para garantizar una comparación equitativa, le corresponde presentar solicitudes motivadas para que se tengan debidamente en cuenta las diferencias necesarias para garantizar tal comparación. En el presente caso, sin embargo, no vemos nada en las pruebas que se nos han sometido que nos indique que los productores chinos presentaran solicitudes motivadas de que se hicieran ajustes con respecto a los factores que supuestamente influían en la comparabilidad de los precios. China tampoco ha demostrado lo contrario.598 Argumentar simplemente, como lo hicieron las partes interesadas ante la Comisión y como lo hace China aquí, que las categorías de NCP establecidas por la Comisión eran "demasiado amplias" para permitir una comparación equitativa no es suficiente, a nuestro parecer, para que los exportadores satisficiesen las obligaciones que les correspondían a este respecto.

i.17China argumenta que debido a las categorías de NCP "excesivamente amplias" utilizadas por la Comisión, fue imposible que los exportadores chinos solicitasen ajustes para que se tuviesen en cuenta las diferencias que influían en la comparabilidad de los precios. En particular, afirma que, habida cuenta de los centenares de tipos de calzado diferentes clasificados en el mismo NCP, los exportadores no podían en modo alguno cuantificar las diferencias debidas a las características físicas y técnicas que influían en la comparabilidad de los precios.599 Sin embargo, a nuestro juicio, el mero hecho de que una autoridad investigadora opte por utilizar un sistema basado en una clasificación del producto considerado en grupos comparables, aunque se trate de grupos definidos ampliamente, no altera la carga de demostrar la necesidad de tener debidamente en cuenta determinados aspectos ni traslada de algún modo dicha carga de las partes interesadas a las autoridades investigadoras.600 Además, observamos que las pruebas que se nos han sometido demuestran que era posible hacer ajustes y que de hecho se hicieron, tanto en la reconsideración por expiración como en la investigación inicial.601 Por consiguiente, no nos convence el argumento de China de que, debido a los centenares de clases diferentes de tipos o modelos de calzado incluidos en una categoría de NCP, los exportadores no pudieron cuantificar las diferencias que supuestamente influían en la comparabilidad de los precios.

i.18En lo que se refiere a la investigación inicial, China formula una alegación específica adicional, a saber, que la Unión Europea actuó de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 2 al hacer un ajuste incorrecto para tener en cuenta las diferencias en la calidad del cuero.

i.19Según China, la Unión Europea infringió el párrafo 4 del artículo 2 porque el ajuste del 21,6 por ciento que hizo la Comisión en el valor normal del país análogo para tener en cuenta las diferencias en la calidad del cuero era incorrecto. El principal argumento de China es que, al calcular el ajuste, la Comisión utilizó datos sobre costos de productores chinos a los que no había concedido el trato de economía de mercado. La Unión Europea afirma que el ajuste correspondiente a la calidad del cuero se hizo sobre la base de los precios del mercado mundial, no sobre la base de los aspectos de las operaciones de las empresas chinas propios de economías que no son de mercado. En particular, la Unión Europea señala que se constató que el cuero utilizado por los productores chinos incluidos en la muestra había sido importada de países con economía de mercado.

i.20De acuerdo con nuestra interpretación, el argumento de China parte de la afirmación fáctica de que el ajuste en cuestión se hizo sobre la base de datos relativos a costos de producción distorsionados correspondientes a los productores chinos a los que la Comisión había denegado el trato de economía de mercado. Sin embargo, no encontramos pruebas que justifiquen esta afirmación. En la parte pertinente, el Reglamento definitivo dice lo siguiente:

"[S]e consideró oportuno aportar una corrección a los ajustes realizados para tener en cuenta los costes del cuero ... Se constató que los productores de los países exportadores, en particular los de China, estaban vendiendo calzado de cuero de mayor calidad que el vendido por los productores brasileños en su mercado interno. La diferencia de calidad se debía esencialmente a la mayor calidad del cuero utilizado, cuyo precio de compra era asimismo más elevado. Es decir, que el cuero del calzado exportado de China y Vietnam era más caro que el utilizado en Brasil para fabricar zapatos vendidos en el mercado interior. A tal efecto, el valor de los insumos de cuero utilizados por los productores del país análogo se comparó con los valores correspondientes de los utilizados por los productores chinos y vietnamitas. Se llegó a la conclusión de que la mayoría de cuero utilizado por estos productores había sido importado de países de economía de mercado. En consecuencia, para determinar el ajuste se utilizó una media que incluía los precios del mercado mundial. ...

Algunas partes afirmaron que no era adecuado realizar ajustes para tener en cuenta la calidad del cuero cuando se constataba que el coste de producción en los países exportadores estaba distorsionado debido a que todos, salvo uno, de los exportadores de dichos países, no habían obtenido el trato de economía de mercado.

Esta alegación debe refutarse. Es cierto que dicho trato se denegó también porque se consideró que la influencia estatal incidía en los costes/los precios, pero, como se apuntó anteriormente, se constató que el cuero había sido importado de países de economía de mercado."602

Por consiguiente, el Reglamento definitivo indica claramente que la Comisión utilizó los datos sobre el costo del cuero de los productores chinos incluidos en la muestra a los que se había denegado el trato de economía de mercado precisamente porque constató que este elemento particular de esos datos no estaba distorsionado, ya que el cuero utilizado por los productores chinos había sido importado de países de economía de mercado, y por consiguiente su costo era un costo que reflejaba condiciones de economía de mercado. Por consiguiente, no vemos que tenga una base fáctica la afirmación de China de que el ajuste para tener en cuenta la calidad del cuero se hizo sobre la base de datos relativos a costos de producción distorsionados de los productores chinos a los que la Comisión había denegado el trato de economía de mercado, lo cual impidió que se hiciera una comparación equitativa.

i.21Sobre la base de lo arriba expuesto, concluimos que China no ha demostrado que la Unión Europea actuase de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping debido al método de NCP utilizado y al ajuste para tener en cuenta la calidad del cuero realizado por la Comisión en la investigación inicial.603 Asimismo, concluimos que China no ha demostrado que la Unión Europea actuase de manera incompatible con el párrafo 3 del artículo 11 del Acuerdo Antidumping al utilizar el método de NCP o al reclasificar determinado calzado en la reconsideración por expiración.604

f)Alegación III.2 - Supuesta infracción del párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping - Cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general, así como por concepto de beneficio


i.1En esta sección de nuestro informe nos ocupamos de la alegación de China de que, en la investigación inicial, la Unión Europea no reconstruyó el valor normal correspondiente al único productor chino al que había concedido el trato de economía de mercado de conformidad con las prescripciones del párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping.605
          1. Argumentos de las partes
a. China

i.2China argumenta que el método aplicado por la Unión Europea para calcular las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general, así como por concepto de beneficios correspondientes a Golden Step fue incompatible con el párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping, en particular con el párrafo 2.2 iii) del artículo 2 porque el método no fue razonable, y la Unión Europea no calculó el límite máximo de los beneficios según lo previsto en esa disposición. Según China, si una autoridad investigadora reconstruye el valor normal, el párrafo 2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping establece que añadirá una "cantidad razonable" por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general, así como por concepto de beneficios. Por su parte, el párrafo 2.2 del artículo 2 establece, en su parte introductoria, que las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general se basarán en "datos reales relacionados con la producción y ventas del producto similar en el curso de operaciones comerciales normales, realizadas por el exportador o el productor objeto de investigación", y que cuando esas cantidades no puedan determinarse sobre esta base, podrán determinarse sobre la base de uno de los tres métodos que indica a continuación, entre ellos el recogido en el párrafo 2.2 iii) del artículo 2 en litigio en la presente diferencia, que dispone lo siguiente:

"cualquier otro método razonable, siempre que la cantidad por concepto de beneficios establecida de este modo no exceda del beneficio obtenido normalmente por otros exportadores o productores en las ventas de productos de la misma categoría general en el mercado interno del país de origen."

Basándose en el texto del párrafo 2.2 iii) del artículo 2, China afirma que hay dos condiciones que regulan la utilización de "cualquier otro método razonable": en primer lugar, el método utilizado para calcular los gastos administrativos, de venta y de carácter general y el beneficio debe ser razonable y, en segundo lugar, el beneficio establecido de conformidad con el método razonable no excederá del límite máximo.606 China sostiene que la Unión Europea no respetó ninguna de las dos condiciones en la investigación inicial.607

i.3Con respecto a la primera condición, China hace referencia a la declaración del Grupo Especial que se ocupó del asunto CE - Salmón (Noruega) de que "un método para calcular los gastos administrativos, de venta y de carácter general que aumenta indebidamente estos gastos hasta un nivel superior al que deberían haber tenido no puede ser 'razonable' en el sentido del párrafo 2.2 iii) del artículo 2".608 China señala que las cantidades determinadas por la Comisión son muy superiores a los gastos administrativos, de venta y de carácter general y al beneficio comunicados por la propia Golden Step, así como a la cifra de beneficio del 6 por ciento calculada por la rama de producción de calzado de las que entonces eran las CE. Según China, la utilización de datos de dos empresas de sectores industriales no relacionados y que no son necesariamente representativas del sector al que pertenecen, produce resultados que no son razonables. Además, China hace referencia a la declaración del Grupo Especial que se ocupó del asunto Tailandia - Vigas doble T, según el cual:

"la intención de estas disposiciones es obtener resultados que se aproximen lo más posible al precio del producto similar en el curso de operaciones comerciales normales en el mercado interno del país exportador."609

Según China, el método utilizado por la Comisión en la investigación inicial no garantizaba que el valor normal reconstruido se aproximase todo lo posible al valor normal que se habría obtenido sobre la base de los precios internos de Golden Step, por lo que no era razonable.610

i.4En lo que se refiere a la segunda condición, China afirma que es evidente que la Unión Europea no calculó el punto de referencia correspondiente al límite máximo establecido en el párrafo 2.2 iii) del artículo 2.611 Sostiene que los Miembros de la OMC que utilizan el método previsto en el inciso iii) tienen necesariamente que calcular el límite previsto en dicho inciso.612 China afirma que los propios términos del texto indican que no hay excepciones a esta prescripción. A su juicio, esto incluye los casos en los que la autoridad investigadora no pueda calcular el límite máximo, suponiendo que una situación de ese tipo llegara a darse. De todas formas, mantiene que ese no fue el caso en la investigación inicial, ya que la Comisión podría haber utilizado datos correspondientes a los productores exportadores del sector textil para calcular el límite máximo, ya que sostiene que el sector textil concierne a "productos de la misma categoría general" que el calzado.613

b. Unión Europea

i.5La Unión Europea considera que, al no haber otros datos, tenía que aplicar el párrafo 2.2 iii) del artículo 2 para calcular el valor normal correspondientes a Golden Step.614 Reconoce que el método adoptado tenía que ser "razonable" y respetar el límite máximo.615 Sostiene que la noción de "razonabilidad" ha de interpretarse en el contexto en el que aparece, y hace referencia a la declaración del Grupo Especial que se ocupó del asunto Tailandia - Vigas doble T en relación con los incisos i) y ii) del párrafo 2.2 del artículo 2, según la cual la intención de estas disposiciones era

"obtener resultados que se aproximen lo más posible al precio del producto similar en el curso de operaciones comerciales normales en el mercado interno del país exportador."616

A juicio de la Unión Europea, esta norma también es pertinente para interpretar la noción de razonabilidad del inciso iii). Sin embargo, la Unión Europea sostiene que esto no responde a la pregunta de cuánto peso debe concederse a cada uno de los criterios de esta norma en situaciones en las que no pueden respetarse por igual. Según la Unión Europea, en la investigación inicial en litigio, la Comisión decidió que la ventaja de satisfacer los criterios correspondientes al "curso de operaciones comerciales normales" y el "mercado interno del país exportador" superaba el inconveniente de apartarse un tanto del criterio del "producto similar". La Unión Europea reconoce que los productos no eran similares, ni siquiera de la "misma categoría general", pero sostiene que la Comisión constató que había importantes similitudes entre las empresas cuyos datos se utilizaron y Golden Step, sobre todo que los datos se referían a empresas chinas a las que se había concedido el trato de economía de mercado, eran recientes y provenían de empresas que tenían ventas representativas en el mercado interno.617

i.6La Unión Europea sostiene que había que utilizar algunos criterios para limitar el ámbito de los datos que debía examinar, y afirma que China no ha demostrado que los seleccionados por la Comisión -el tamaño y el criterio temporal- no fuesen razonables. Además, señala que la obligación que establece el párrafo 2.2 iii) del artículo 2 no consiste en encontrar el "mejor" método, sino uno "razonable", y que puede haber más de un método con tales características. La Unión Europea afirma que le corresponde a China la carga de demostrar que el método de la Unión Europea fue irrazonable y que esa carga no queda satisfecha demostrando que la alternativa que proponía China era razonable, ni siquiera demostrando que de alguna manera era mejor que la utilizada por la Unión Europea.618 La Unión Europea rechaza la sugerencia de China de que la Comisión pudo utilizar el método fijado en el párrafo 2.2 ii) del artículo 2, ya que todos los demás exportadores o productores del producto en China no cumplían los requisitos para recibir el trato de economía de mercado. A juicio de la Unión Europea, el fin de los criterios relativos al trato de economía de mercado es determinar si pueden utilizarse los datos de las empresas para determinar valores normales, y, si se constata que no pueden utilizarse para ello porque la empresa no funciona como una empresa en una economía de mercado, debe deducirse también que sus datos quedan igualmente descalificados para ser utilizados del modo previsto en el párrafo 2.2 ii) del artículo 2 a fin de determinar el valor normal de otra empresa.619



i.7En opinión de la Unión Europea, el párrafo 2.2 iii) del artículo 2, que establece el límite máximo, parte de la base de que hay "ventas de productos de la misma categoría general en el mercado interno del país de origen", y no proporciona orientación alguna sobre lo que debería suceder si no se dan tales condiciones.620 La Unión Europea afirma que la conclusión lógica es que si no se dan las circunstancias necesarias, no puede aplicarse el límite máximo, y la actuación de los Miembros pasa a regirse por el criterio de "razonabilidad".621 Según la Unión Europea, en las circunstancias del presente caso no se podía aplicar el "límite máximo" porque los datos especificados en esa disposición para calcular tal límite no existían, ya que no hubo ventas de productos de la misma categoría general por empresas a las que se hubiese concedido el trato de economía de mercado. Además, la Unión Europea considera que las mismas razones que prohíben la utilización de datos de empresas a las que no se les ha concedido el trato de economía de mercado en el contexto del párrafo 2.2 ii) del artículo 2 también prohíben su utilización para calcular el límite máximo previsto en el párrafo 2.2 iii) del artículo 2.622 Sin embargo, a su juicio, la prescripción relativa al "método razonable" sigue actuando como una restricción.623 Por último, la Unión Europea sostiene que tratar los textiles en litigio en la investigación a la que hace referencia China como si fuesen la "misma categoría general" que el calzado en litigio en la investigación inicial habría sido contrario al Acuerdo Antidumping, y por tanto no podían utilizarse los datos de las empresas textiles para calcular el límite máximo.624
          1. Evaluación realizada por el Grupo Especial

i.8Antes de abordar la alegación de China, deseamos llamar la atención sobre los siguientes hechos, que consideramos no controvertidos. Golden Step era la única empresa china a la que se concedió el trato de economía de mercado en la investigación inicial, lo que la hizo acreedora a un valor normal calculado con arreglo a las normas aplicadas a los países de economía de mercado. Al calcular el valor normal para Golden Step, la Comisión determinó en primer lugar que Golden Step no había hecho ventas en el mercado interno durante el período objeto de la investigación, por lo que sus propios precios no podían servir de base para determinar el valor normal. La Comisión concluyó que no se podían utilizar los precios de los demás vendedores o productores chinos porque no se les había concedido el trato de economía de mercado, por lo que reconstruyó el valor normal correspondiente a Golden Step sobre la base de los propios costos de fabricación de esa empresa, más una cantidad correspondiente a los gastos administrativos, de venta y de carácter general y al beneficio. La Comisión no utilizó los datos de Golden Step para calcular las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general y por concepto de beneficio. A este respecto, declaró lo siguiente:

"Dado que el productor exportador beneficiario del trato de economía de mercado no realizó ventas en el mercado interno y que no se había concedido tal trato a ningún otro productor exportador chino, dichos gastos, así como el beneficio, debieron determinarse basándose en cualquier otro método razonable, según lo dispuesto en el artículo 2, apartado 6, letra c), del Reglamento de base.

En consecuencia, la Comisión utilizó los gastos de venta, generales y administrativos, y los márgenes de beneficio de los productores exportadores chinos que habían obtenido recientemente el trato de economía de mercado en el marco de otras investigaciones y que realizan ventas interiores en el curso de operaciones comerciales normales, de conformidad con el artículo 2, apartado 2, del Reglamento de base.

Los gastos de venta, generales y administrativos, y los márgenes de beneficio se añadieron a los costes de fabricación soportados por el productor exportador en cuestión con respecto a los modelos exportados."625

Las cantidades así determinadas se comunicaron a Golden Step.626

i.9Golden Step presentó observaciones una vez se le comunicaron estas cantidades; entre otras cosas señaló que no se le habían revelado las cifras utilizadas para obtener las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general y por concepto de beneficio, ni los sectores de productos de que se trataba.627 Posteriormente, la Comisión comunicó que las cifras utilizadas eran promedios correspondientes a productores chinos de los sectores de la química y la ingeniería a los que se había concedido el trato de economía de mercado en dos investigaciones recientes y que los niveles de gastos administrativos, de venta y de carácter general y de beneficios de estos productores eran similares. La Comisión declaró que consideraba que los datos utilizados eran "razonables" y "comparables, en lo que se refiere a los tipos de elementos de gastos administrativos, de venta y de carácter general, a los precios de exportación de Golden Step". En relación con este último aspecto, la Comisión reconoció que los sectores de la química y la ingeniería eran diferentes, pero señaló que las empresas eran similares en sus dimensiones a Golden Step, y, de manera análoga a Golden Step, no tenían grandes costos de venta ni departamentos de I+D importantes.628

i.10El párrafo 2.2 del artículo 2, de que se trata en relación con esta alegación, establece lo siguiente:

"A los efectos del párrafo 2, las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general, así como por concepto de beneficios, se basarán en datos reales relacionados con la producción y ventas del producto similar en el curso de operaciones comerciales normales, realizadas por el exportador o el productor objeto de investigación. Cuando esas cantidades no puedan determinarse sobre esta base, podrán determinarse sobre la base de:

i) las cantidades reales gastadas y obtenidas por el exportador o productor en cuestión en relación con la producción y las ventas en el mercado interno del país de origen de la misma categoría general de productos;

ii) la media ponderada de las cantidades reales gastadas y obtenidas por otros exportadores o productores sometidos a investigación en relación con la producción y las ventas del producto similar en el mercado interno del país de origen;

iii) cualquier otro método razonable, siempre que la cantidad por concepto de beneficios establecida de este modo no exceda del beneficio obtenido normalmente por otros exportadores o productores en las ventas de productos de la misma categoría general en el mercado interno del país de origen."

i.11En el presente caso no hay controversia en cuanto a lo que hizo la Comisión con objeto de determinar un valor normal para Golden Step en la investigación inicial. Tampoco la hay en torno al hecho de que no podían utilizarse "datos reales relacionados con la producción y ventas del producto similar en el curso de operaciones comerciales normales" de Golden Step, el productor chino objeto de investigación, como base para determinar las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general y por concepto de beneficios. Lo que está en litigio es, en primer lugar, si el método utilizado por la Comisión para determinar las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general, así como por concepto de beneficios fue razonable en el sentido del párrafo 2.2 iii) del artículo 2, y, en segundo lugar, si la Unión Europea incumplió esa disposición al no determinar el límite máximo del beneficio fijado en el párrafo 2.2 iii) del artículo 2, el "beneficio obtenido normalmente por otros exportadores o productores en las ventas de productos de la misma categoría general en el mercado interno del país de origen", con lo que no garantizó que la cantidad por concepto de beneficios que había establecido no excediese de ese límite.

i.12Abordaremos en primer lugar la segunda cuestión. Es un hecho no controvertido que la Comisión no sólo no calculó el límite máximo establecido en el párrafo 2.2 iii) del artículo 2 sino que no intentó hacerlo. La Unión Europea afirma que en el presente caso no se disponía de los datos necesarios para calcular el límite máximo, y sugiere que esta circunstancia autorizaba a la Comisión a no tener en cuenta esta prescripción. En cualquier caso, la Unión Europea sostiene que, pese a todo, la decisión de la Comisión fue restringida por la prescripción relativa al "método razonable".

i.13Aun si se supone que la Comisión no disponía en este caso de los datos pertinentes sobre la base de los cuales se podía calcular el límite máximo, no vemos cómo ello la excusa del cumplimiento de las prescripciones del Acuerdo Antidumping. Sin embargo, si nos centramos en el caso que se nos ha sometido, es un hecho no controvertido que la Comisión no intentó calcular el límite máximo requerido en el párrafo 2.2 iii) del artículo 2.629 Aunque entendemos el argumento de la Unión Europea en cuanto a las razones por las que sería inapropiado utilizar los datos de otros productores chinos de calzado a los que no se les había concedido el trato de economía de mercado como base para calcular el límite máximo, no hay indicios, ni siquiera argumentos, que sugieran que la propia Comisión consideró el cálculo del límite máximo en el momento en que realizó su determinación. Es más, no hay indicios de que la Comisión examinase en ningún momento si había productores que vendiesen "productos de la misma categoría general" cuyos datos habrían podido utilizarse para ese fin. Consideramos que el hecho de que no se hiciese tal examen es especialmente problemático dado que la Comisión consideró razonable utilizar los datos de productores de productos de los sectores de la química y la ingeniería como base para determinar las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general y por concepto de beneficios, pero aparentemente nunca se preguntó siquiera si podía ser razonable utilizar los datos de esas empresas para calcular el límite máximo.630 Dado que no hay controversia respecto de que, como cuestión de hecho, la Comisión no determinó "el beneficio obtenido normalmente por otros exportadores o productores en las ventas de productos de la misma categoría general en el mercado interno del país de origen", es evidente que la Comisión no pudo garantizar -ni garantizó- que la cantidad por concepto de beneficio que estableció para Golden Step no excediese de ese nivel.



i.14Por tanto, concluimos que China ha demostrado que, en la investigación inicial, la Unión Europea actuó de manera incompatible con el párrafo 2.2 iii) del artículo 2 del Acuerdo Antidumping al determinar las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general y por concepto de beneficios correspondientes Golden Step. Teniendo en cuenta esta conclusión, consideramos que es innecesario que abordemos también el primer aspecto de la alegación de China  a saber, si el método utilizado por la Unión Europea para determinar las cantidades por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general y por concepto de beneficios correspondientes a Golden Step fue "razonable"- ni que formulemos constataciones al respecto.631

g)Alegación III.4 - Supuesta infracción del párrafo 6 del artículo 2, junto con el párrafo 1 del artículo 3 y el párrafo 1 del artículo 4, del Acuerdo Antidumping - Exclusión del producto considerado y/o el producto similar del calzado deportivo de tecnología especial (STAF) cuyo precio no sea inferior a 7,50 euros/par

          1. Argumentos de las partes
a. China

i.1China alega que la Unión Europea infringió lo dispuesto en el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping, leído conjuntamente con el párrafo 1 del artículo 3 y el párrafo 1 del artículo 4, en la investigación inicial al excluir el calzado deportivo de tecnología especial (STAF) cuyo precio no sea inferior a 7,50 euros/par del alcance del producto considerado y del producto similar, pero no excluir el STAF de precio inferior a ese nivel. En opinión de China, conceptual y técnicamente, no hay diferencia entre el STAF por debajo y por encima de ese nivel de precios, y las justificaciones para excluir el STAF por encima de ese nivel de precios también son válidas para el STAF por debajo de ese nivel de precios.632 China señala que la definición del producto considerado en una investigación antidumping determina el alcance del producto supuestamente objeto de dumping al que cabe atribuir el daño, y al que se podrán imponer medidas antidumping, así como la "referencia" para determinar el producto similar que se define en el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping.633 China reconoce que grupos especiales anteriores concluyeron que el Acuerdo Antidumping no recoge una definición específica de la expresión "producto considerado". Sin embargo, estima que este caso es diferente ya que afirma que, aplicando los criterios para la determinación del "producto similar" a la determinación del producto considerado, la Comisión concluyó que el STAF es un producto similar diferente del resto del calzado sujeto a investigación.634 China sostiene que, al determinar si excluía determinado STAF del producto considerado en este caso, la Unión Europea constató que todos los productos incluidos en el producto considerado son similares.635 Para China, la conclusión lógica es que, al determinar que se debía excluir determinado STAF del producto considerado, la Unión Europea aplicó la prueba del producto similar.636 Por consiguiente, argumenta, carece de importancia que la Unión Europea hiciera o no "declaración alguna sobre la 'similitud' de los productos incluidos en el producto considerado". Lo que importa, según China, es que las diferencias entre el STAF y el calzado distinto del calzado STAF constatadas por la Unión Europea impiden constatar que puedan considerarse "similares" esos productos.637

i.2China señala que la Comisión no excluyó todo el STAF del producto considerado, sino sólo aquél cuyo precio no sea inferior a 7,50 euros/par. Por consiguiente, afirma, la Comisión dividió el STAF en categorías de precio inferior y superior y excluyó únicamente la categoría de precio superior, algo que China considera inadmisible. Para China, sobre la base del sentido corriente de la palabra "producto" y el contexto del párrafo 6 del artículo 2, el "producto" considerado sigue siendo un producto independientemente de su precio, y por tanto la autoridad investigadora no puede definirlo en función de su precio de exportación. A juicio de China, el párrafo 6 del artículo 2 exige que las autoridades investigadoras "definan" el producto considerado y publiquen esa definición para informar a las partes interesadas. China afirma que si se determina el producto considerado por referencia a su precio de exportación, se dificulta la evaluación por las partes interesadas de si la investigación las afecta.638 En opinión de China, al determinar que el STAF es un producto similar diferente del resto del calzado y, pese a ello, decidir excluir sólo el STAF cuyo precio no sea inferior a 7,50 euros/par, la Unión Europea no definió correctamente el producto considerado en el sentido del párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping.



i.3China considera además que al haberse concluido que el STAF es un producto diferente del resto del calzado, el STAF por debajo de cierto nivel de precios no puede ser "similar" al calzado distinto del STAF. Por consiguiente, según China, la Unión Europea infringió lo dispuesto en el párrafo 6 del artículo 2, leído conjuntamente con el párrafo 1 del artículo 3 y el párrafo 1 del artículo 4 del Acuerdo Antidumping, al determinar que "el producto afectado y todos los tipos de calzado correspondientes con parte superior de cuero, producidos y vendidos en Brasil, elegido como país análogo, así como los producidos y vendidos por la industria comunitaria en el mercado comunitario, son similares". China afirma que esta conclusión sobre el producto similar, recogida en el considerando 41 del Reglamento definitivo, es incompatible con el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping.639
b. Unión Europea

i.4La Unión Europea considera que la alegación de China parte de una premisa falsa. Afirma que la Comisión no constató en ningún momento que el STAF y el calzado distinto del STAF no fuesen productos similares640; en cambio, consideró la cuestión de si debía incluir en el alcance del producto considerado el STAF, y, en caso afirmativo, qué STAF. La Unión Europea señala que varios informes de grupos especiales establecen que el alcance del producto considerado no se limita a los productos "similares", y que el párrafo 6 del artículo 2 no se aplica a la definición del producto considerado.641 Además, considera que las dificultades que pueda causar a los exportadores la definición del producto considerado no generan un fundamento jurídico que permita impugnar la medida en litigio.642 A su juicio, ni la lógica ni ninguna limitación jurídica impiden utilizar el precio como criterio para definir el producto considerado.643 La Unión Europea considera que China no ha identificado fundamento jurídico alguno que respalde su posición de que no se puede utilizar un nivel de precios para definir el producto considerado, y que las consideraciones sobre las dificultades de los exportadores para estimar si los afecta una investigación no generan fundamento jurídico alguno que permita constatar una infracción.644
          1. Argumentos de los terceros
a. Brasil

i.5El Brasil sostiene que al decidir excluir determinado STAF y mantener otro STAF, la Comisión definió el alcance del producto considerado. Partiendo de su interpretación de anteriores informes de grupos especiales, el Brasil afirma que el Acuerdo Antidumping no contiene disciplinas que rijan cómo se debe definir el producto considerado. A su juicio, las autoridades investigadoras tienen un alto grado de facultades discrecionales en el marco de la OMC para decidir si excluyen del alcance del producto considerado un subconjunto de un determinado tipo de productos.645
b. Colombia

i.6Colombia considera que esta cuestión abordada por las partes plantea dos preguntas que debe resolver el Grupo Especial: i) si las autoridades investigadoras tienen que definir el producto considerado; y ii) en qué medida existe una obligación de evaluar el daño y de identificar la rama de producción nacional, con respecto a los productos similares. Colombia señala que el informe del Grupo Especial que se ocupó del asunto CE - Salmón (Noruega) aclaró que las autoridades nacionales tienen libertad para elegir el producto sujeto a investigación. Según Colombia, habida cuenta de esa decisión, no hay ninguna prescripción jurídica que obligue a los Miembros de la OMC a incluir en el producto considerado todos los productos similares posibles. Colombia afirma que, al identificar la rama de producción nacional afectada y el daño causado a esa rama de producción, es preciso evaluar la similitud entre el producto considerado y el producto interno similar. En este contexto, y teniendo en cuenta los debates sobre la similitud en otros contextos, Colombia considera pertinentes, entre otros, aspectos como las características físicas de los productos, los usos o aplicaciones, si son sustituibles, los canales de distribución y las preferencias y gustos del consumidor.646
          1. Evaluación realizada por el Grupo Especial

i.7El párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping dispone lo siguiente:

"2.6 En todo el presente Acuerdo se entenderá que la expresión 'producto similar' ('like product') significa un producto que sea idéntico, es decir, igual en todos los aspectos al producto de que se trate, o, cuando no exista ese producto, otro producto que, aunque no sea igual en todos los aspectos, tenga características muy parecidas a las del producto considerado."

Aunque China afirma que la infracción que alega se refiere a esta disposición "leída conjuntamente con" el párrafo 1 del artículo 4 y el párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping, no está claro qué importancia tienen las dos últimas disposiciones en el contexto de su argumento. China cita estas dos disposiciones y hace hincapié en la expresión "productos similares" que aparece en ambas, pero no formula argumentos sustantivos basados en ninguna de ellas. No aclara cómo deberían "leerse conjuntamente" esas dos disposiciones con el párrafo 6 del artículo 2, ni de qué manera esa "lectura conjunta" da forma a su alegación, la cual nos deja un tanto perdidos a la hora de comprender la pertinencia del párrafo 1 del artículo 3 y el párrafo 1 del artículo 4 a este respecto. China no ha formulado argumento alguno sobre el sentido del párrafo 6 del artículo 2 sobre la base del contexto del párrafo 1 del artículo 3 o el párrafo 1 del artículo 4 del Acuerdo Antidumping o que se refiera a ellos. En esencia, entendemos que China formula una alegación basada en el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping y realizaremos nuestro análisis sobre esa base.

i.8Observamos que, como afirma la Unión Europea y reconoce China, varios grupos especiales han sostenido que el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping no se aplica a la determinación del alcance del producto considerado.647 China trata de diferenciar esas decisiones basándose en que, en el presente caso, la Unión Europea concluyó que el STAF no era "similar" al resto del calzado, y estructura su alegación, al menos en parte, como una alegación relativa a la corrección de esa determinación sobre el "producto similar". A nuestro juicio, sin embargo, China ha comprendido erróneamente la naturaleza del análisis y las conclusiones de la Comisión al respecto.

i.9Conviene hacer un breve examen de los hechos pertinentes. El Anuncio de inicio de la investigación inicial definía el producto investigado del siguiente modo:

"calzado con parte superior de cuero natural o regenerado distinto de: el calzado concebido para la práctica de una actividad deportiva, que esté o pueda estar provisto de clavos, tacos, ataduras, tiras, barras o accesorios similares, el calzado para patinar, esquiar, para la práctica de snowboard (tabla para nieve), lucha, boxeo o ciclismo, las pantuflas y demás calzado de casa con puntera de protección originario de la República Popular China y Vietnam ('el producto afectado')".648

Varias partes interesadas argumentaron que determinados otros tipos de calzado deportivo también debían haber sido excluidos del alcance del producto investigado y, específicamente, que el "calzado deportivo de tecnología especial" o "STAF" debía ser excluido. La Comisión tuvo en cuenta estas afirmaciones y las abordó en su Reglamento provisional llegando a la conclusión de que el STAF es un calzado muy sofisticado, con características técnicas distintivas, concebido específicamente para su uso en actividades deportivas. La Comisión también concluyó que el STAF es "diferente de los demás tipos de calzado" en varios aspectos. La Comisión examinó esas diferencias en los canales de venta, los usos finales y la percepción del consumidor y en las tendencias de importación, y concluyó provisionalmente que se debía excluir el STAF de la definición del producto considerado y, por tanto del alcance de la investigación. La Comisión también tuvo en cuenta argumentos formulados por la rama de producción nacional según los cuales no debía excluirse el STAF, ya que las tendencias de la moda habían introducido el calzado deportivo en el mismo segmento del mercado que el resto del calzado informal y consideró asimismo argumentos que abogaban por la exclusión de todo el calzado deportivo, no solo el STAF, pero los rechazó. La Comisión concluyó que debía considerarse que todos los tipos del producto descritos, con excepción del STAF, formaban un único producto, que era el "producto afectado".649 La Comisión concluyó que

"todos los tipos de calzado con parte superior de cuero natural o regenerado producidos y vendidos en los países afectados y en Brasil, y los producidos y vendidos por la industria de la Comunidad en el mercado comunitario son similares a los exportados de los países afectados a la Comunidad."650

i.10En el Reglamento definitivo, la Comisión revisó la decisión de excluir el STAF sobre la base de los argumentos presentados por la rama de producción de calzado de las que entonces eran las CE, que se oponía a la exclusión del STAF en el Reglamento provisional. La rama de producción de calzado de las que entonces eran las CE afirmaba que el STAF tenía los mismos canales de venta y la misma valoración de los consumidores que el producto considerado. y subrayaba que, en caso de que a pesar de todo se excluyera el STAF, su valor mínimo en la definición del TARIC entonces vigente debería fijarse en un nivel más elevado.651 Los importadores, por su parte, argumentaron que el valor mínimo del STAF debía reducirse de 9,00 a 7,50 euros. La Comisión aceptó los argumentos de estos últimos y concluyó que "una reducción ... de un 1,50 EUR se considera razonable y necesaria para reflejar" los cambios en los costos de producción, las pérdidas y la competencia que influían en los niveles de precios del STAF. La Comisión rechazó argumentos de varios exportadores que pedían que se ampliase la definición del STAF para incluir el calzado con suelas de vinilacetato-etileno y/o moldeo directo. La Comisión concluyó confirmando "la exclusión del calzado deportivo de tecnología especial de la definición del producto afectado"652, y a continuación concluyó que "el valor mínimo de dicho calzado debería reducirse de 9 a 7,50 EUR. ... se excluye definitivamente del procedimiento el calzado deportivo de tecnología especial cuyo precio no sea inferior a 7,50 EUR".653 La Comisión confirmó las conclusiones provisionales modificadas y concluyó que "debe entenderse que todos los tipos del producto afectado constituyen un solo y el mismo producto" A continuación señaló que, dado que no se había recibido ninguna observación, se confirmaban las conclusiones provisionales sobre el producto similar y se concluía definitivamente que "el producto afectado y todos los tipos de calzado correspondientes con parte superior de cuero, producidos y vendidos en Brasil, elegido como país análogo, así como los producidos y vendidos por la industria comunitaria en el mercado comunitario, son similares".654

i.11Sobre la base de lo arriba expuesto es evidente para nosotros que la Comisión determinó que el STAF cuyo precio no sea inferior a 7,50 euros quedaba excluido del producto considerado en la investigación inicial.655 Esto no es, sin embargo, una determinación del producto similar en el sentido del párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping.656 Estamos de acuerdo con los diversos grupos especiales anteriores que han concluido que el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping no se aplica a la determinación del alcance del producto considerado.657 Por consiguiente, la determinación de la Unión Europea en la que se excluye del producto considerado el STAF cuyo precio no sea inferior a 7,50 euros no está sujeta al párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping, y, por tanto, concluimos que la alegación de China carece de fundamento jurídico.

i.12China trata de integrar en el ámbito del párrafo 6 del artículo 2 la determinación de la Comisión relativa a la exclusión del STAF del producto considerado argumentando que, "en la práctica", la Comisión realizó una determinación relativa al producto similar. Aparentemente, a juicio de China, el hecho de que, al estimar si debía excluir el STAF del producto considerado, la Comisión parece haber considerado factores similares a los que considera al formular determinaciones sobre el producto similar hace que la definición del producto considerado por la Unión Europea esté sujeta al párrafo 6 del artículo 2. Rechazamos este intento de transformar lo que es claramente una consideración y conclusión de la Comisión sobre el alcance del producto considerado en una determinación sobre el producto similar en el marco del párrafo 6 del artículo 2. El mero hecho de que una autoridad investigadora constate que determinados factores son pertinentes para su análisis y definición del producto considerado en un caso concreto, y publique un aviso al respecto, y el que esos factores también sean pertinentes para la evaluación del producto similar no significa que la primera determinación se convierta en una determinación del producto similar sujeta al párrafo 6 del artículo 2.

i.13En la medida en que China aduce que la Unión Europea infringió lo dispuesto en el párrafo 6 del artículo 2 al determinar que "todos los tipos de calzado correspondientes con parte superior de cuero, producidos y vendidos en Brasil, elegido como país análogo, así como los producidos y vendidos por la industria comunitaria en el mercado comunitario" son similares al producto considerado, que incluía el STAF cuyo precio sea inferior a 7,50 euros, parece argumentar que todos los productos comprendidos en el alcance del producto similar deben ser "similares" a todos los productos comprendidos en el alcance del producto considerado, y ese no es el caso aquí, de hecho, porque la Unión Europea determinó que el STAF y el calzado distinto del STAF no son similares. Aunque no nos queda claro que China haya efectivamente formulado este argumento en este contexto, señalamos que los mismos informes de grupos especiales de la OMC a los que se hace referencia más arriba también rechazaron la posición de que todos los productos comprendidos en el producto similar tienen que ser "similares" a todos los productos comprendidos en el alcance del producto considerado, es decir, la noción de "similitud cruzada".658 Estamos de acuerdo con esta conclusión. Aun si se supusiera que China tuviese razón al afirmar que el STAF y el calzado distinto del STAF no son "similares" en el sentido del párrafo 6 del artículo 2, tanto el STAF cuyo precio sea inferior a 7,50 euros como el calzado distinto del STAF están comprendidos en el alcance del producto considerado definido por la Comisión, y, como hemos concluido más arriba, esto no constituye una infracción de lo dispuesto en el párrafo 6 del artículo 2. A nuestro juicio, el hecho de que no haya "similitud cruzada" no demuestra que se haya infringido el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping. China no ha argumentado que haya incompatibilidad alguna entre el alcance del producto considerado definido por la Comisión y el alcance del producto similar determinado por la Comisión; ambos coinciden claramente.



i.14Sobre la base de lo arriba expuesto, concluimos que China no ha demostrado que la Unión Europea actuase de manera incompatible con el párrafo 6 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping, leído conjuntamente con el párrafo 1 del artículo 3 y el párrafo 1 del artículo 4, en la investigación inicial al excluir el calzado deportivo de tecnología especial (STAF) cuyo precio no sea inferior a 7,50 euros/par del alcance del producto considerado, o del producto similar y no excluir el STAF de precio inferior a ese nivel.


      1. Compartir con tus amigos:
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   62


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal