Unión europea medidas antidumping sobre determinado calzado procedente de china



Descargar 2.76 Mb.
Página13/62
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.76 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   62

2.Alegaciones I.1, I.2, I.3 y I.4 - Supuesta infracción del párrafo 10 del artículo 6 y los párrafos 2, 3 y 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping

a)Argumentos de las partes


i.1China aduce que el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping requiere que las autoridades investigadoras calculen en principio un margen de dumping individual para cada exportador o productor de las importaciones que se alega que son objeto de dumping. Excepcionalmente, permite el uso de una muestra cuando el número de exportadores, productores, importadores o tipos de productos es alto. Según China, el texto y el contexto del párrafo 10 del artículo 6 indican claramente que ésta es la única excepción a la norma obligatoria de calcular un margen de dumping individual para cada exportador o productor de que se tenga conocimiento. China aduce que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base crea una excepción adicional a la norma general de calcular un margen de dumping individual para cada productor o exportador de que se tenga conocimiento. China reconoce que el apartado 5 del artículo 9 se refiere a la imposición de derechos antidumping, pero afirma que "lógicamente la determinación de un derecho antidumping individual presupone la determinación de un margen de dumping individual".256 Dado que la determinación de los márgenes de dumping y de los derechos antidumping están estrechamente vinculadas, China considera que el hecho de que un exportador o productor pueda obtener un trato individual con arreglo al apartado 5 del artículo 9 determina efectivamente si se calculará un margen de dumping individual para él, en razón de que sólo después de la determinación de ese margen individual puede aplicarse un derecho antidumping individual a ese exportador o productor. Según China, al disponer que los productores o exportadores de economías que no son de mercado estarán sujetos a un margen de dumping para todo el país a menos que satisfagan los criterios de esa disposición, el apartado 5 del artículo 9 infringe lo dispuesto en el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping en sí mismo.257

i.2Suponiendo que esta alegación esté dentro del mandato del Grupo Especial, la Unión Europea aduce que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no es incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. La Unión Europea empieza su argumentación detallando los fundamentos del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base, que en opinión de la Unión Europea reflejan, en el caso de las economías que no son de mercado, el concepto de la "imposición de medidas antidumping encaminadas fundamentalmente a hacer frente a la fuente real de la discriminación en los precios".258 La Unión Europea explica que en su opinión, en una economía que no es de mercado, el Estado, dado su control sobre los medios de producción y su intervención en la economía, puede considerarse como un proveedor cuyo comportamiento de dumping puede identificarse y encararse en virtud del Acuerdo Antidumping. Dado el control del Estado sobre el comercio internacional en una economía que no es de mercado, no sería pertinente nombrar las empresas exportadoras que no actúan en forma independiente del Estado, ya que constituyen colectivamente un solo proveedor, el Estado. Además, la Unión Europea afirma que la aplicación de un derecho único es necesaria para evitar que se eludan las medidas antidumping canalizando las exportaciones a través del proveedor con el derecho más bajo. La Unión Europea explica a continuación que está facultada para tratar a China como una economía que no es de mercado, entre otras cosas, mediante la aplicación del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base. Afirma que el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping no puede interpretarse en el sentido de que el muestreo es la única excepción al principio general de que se calcule un margen de dumping individual para cada productor involucrado en una investigación.259 A este respecto, la Unión Europea afirma que en el asunto Corea - Determinado papel el Grupo Especial estableció el principio de que el párrafo 10 del artículo 6 permite que una autoridad investigadora trate a dos o más entidades jurídicas separadas como un solo proveedor y determine un margen de dumping individual para ese proveedor.260

i.3Según la Unión Europea, el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base permite que las autoridades de la UE identifiquen la fuente de dumping en las investigaciones que entrañan economías que no son de mercado, a saber, el Estado como proveedor, o proveedores independientes.261 Considera que, en el contexto de una economía que no es de mercado, está facultada para suponer que el Estado controla el comercio internacional y que en consecuencia el hecho de que la carga de demostrar que satisfacen las condiciones del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base recaiga sobre los exportadores o productores está justificado.262 La Unión Europea reitera su opinión de que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no se refiere a la determinación de los márgenes de dumping y se ocupa solamente de esta cuestión del umbral.263

i.4China aduce que el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping establece claramente que debe establecerse un derecho antidumping individual para cada productor o exportador, que sería el monto apropiado del derecho para ese productor o exportador.264 Según China, el requisito de designar específicamente los proveedores, leído junto con el párrafo 10 del artículo 6, establece que el derecho debe establecerse sobre una base individual para cada productor o exportador excepto cuando no sea posible hacerlo a causa del gran número de productores o exportadores. Además, China considera que el contexto del párrafo 2 del artículo 9, refiriéndose a este respecto al artículo 9 en su totalidad y al párrafo 10 del artículo 6 y los párrafos 4 y 5 del artículo 9 en particular, apoya el parecer de que el margen de dumping y el derecho antidumping deben establecerse sobre una base individual. China alega que el párrafo 2 del artículo 9 no permite la imposición automática de un derecho para todo el país a los productores que no satisfacen los criterios del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base y que en consecuencia el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping.265 China afirma que al no determinar el derecho sobre una base individual y al imponer un derecho para todo el país la Unión Europea no percibe derechos en "la cuantía apropiada" conforme lo requerido en el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping.266

i.5La Unión Europea dice que el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping no requiere que un derecho antidumping sea específico para una empresa, sino solamente que se "designe" a los proveedores. Así pues, según la Unión Europea, el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no está dentro del ámbito de ese artículo. Además, la Unión Europea alega que "la cuantía apropiada" en el contexto del párrafo 2 del artículo 9 se refiere al monto "adecuado", que puede calcularse para el Estado como un proveedor en una investigación que involucra una economía que no es de mercado. En opinión de la Unión Europea, el párrafo 2 del artículo 9 permite la imposición de derechos para todo el país en el caso de importaciones de economías que no son de mercado siempre que el derecho no exceda la cuantía "apropiada" calculada para "la fuente" o el proveedor de las importaciones, el Estado. En todo caso, la Unión Europea reitera que el muestreo no es la única circunstancia en que las autoridades investigadoras pueden apartarse del principio general contenido en la primera oración del párrafo 10 del artículo 6. La Unión Europea afirma que el término "imposible" en la tercera oración del párrafo 2 del artículo 9 no tiene el mismo significado que en el caso de la situación de un gran número de proveedores prevista en el párrafo 10 del artículo 6 e implica en cambio que las autoridades investigadoras pueden especificar un derecho para el país proveedor cuando los derechos individuales serían ineficaces, imposibles o no adecuados para su uso para un fin particular y que, en opinión de la Unión Europea, esto incluye una situación en que la especificación de derechos para cada proveedor haría esos derecho ineficaces, es decir, sin efecto en la fuente de la discriminación en los precios.267

i.6Con respecto a la alegación al amparo del párrafo 3 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, China recuerda que se asigna a los productores chinos que no reúnen las condiciones para el trato individual con arreglo a la legislación de la UE un margen de dumping calculado para todo el país. China afirma que ese margen para todo el país, basado en una comparación del valor normal calculado para el país análogo con un promedio ponderado de los precios de exportación de todos los productores chinos que cooperaron, por oposición a los productores individuales, no se calcula de manera compatible con el artículo 2 del Acuerdo Antidumping. Según China, un derecho basado en ese margen es a su vez incompatible con el párrafo 3 del artículo 9, dado que dará por resultado la percepción en el caso de algunos productores/exportadores de un derecho superior al que les corresponde.268

i.7Como cuestión inicial, la Unión Europea aduce que la alegación de China al amparo del párrafo 3 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping depende de que se constate que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base infringe el párrafo 2 del artículo 9 y, en alguna medida, el párrafo 10 del artículo 6 en sí mismo. Dado que la Unión Europea considera que esas alegaciones no pueden prosperar, afirma que la alegación de China al amparo del párrafo 3 del artículo 9 también debe rechazarse. Sin embargo, afirma que dado que los proveedores que no reciben trato individual forman parte de una entidad única, el Estado, y sus precios de exportación se utilizan para calcular el margen de dumping del Estado, la manera en que se calcula el margen de dumping para el Estado no es diferente de la manera en que la Unión Europea calcula el margen de dumping para las empresas vinculadas y ambas cosas son compatibles con el Acuerdo Antidumping.269

i.8China afirma que en la medida en que se aplica a las investigaciones en que se utiliza el muestreo, el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con el párrafo 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping por dos razones. En primer lugar, el derecho calculado para los productores que cooperaron no incluidos en la muestra reflejará el promedio ponderado de los márgenes calculados para los productores incluidos en la muestra que, en la medida en que esos productores no reciben un trato individual, será incompatible con el artículo 2 del Acuerdo Antidumping. En segundo lugar, China afirma que la última oración del párrafo 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping establece una obligación no calificada de aplicar derechos individuales a todo productor individual examinado con arreglo al párrafo 10.2 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. Sin embargo, el apartado 5 del artículo 9 sujeta el derecho a un derecho individual al cumplimiento de condiciones adicionales. Así pues, sólo se asignará a los productores examinados individualmente con arreglo a la disposición de la UE por la que se aplica el párrafo 10.2 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping un derecho individual si satisfacen lo establecido en el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base.270



i.9Como cuestión inicial, la Unión Europea afirma que la alegación de China al amparo del párrafo 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping depende en su totalidad de sus alegaciones con arreglo al párrafo 10 del artículo 6 y el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping. La Unión Europea afirma que, dado que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no es incompatible con las obligaciones establecidas en esas dos disposiciones, la alegación de China al amparo del párrafo 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping también debe rechazarse. En todo caso, la Unión Europea afirma que la alegación de China incurre en error como cuestión de hecho, dado que ignora que el margen de dumping se calcula para el proveedor, el Estado, y en los casos en que se utiliza el muestreo, el derecho impuesto a los proveedores no incluidos en la muestra que cooperaron no excede el promedio ponderado de los márgenes de dumping aplicado a los proveedores que reciben un trato de economía de mercado o un trato individual y los resultados intermedios determinados para los proveedores que no reciben trato individual.271

b)Argumentos de los terceros

i)Brasil

i.1El Brasil aduce que el método utilizado para calcular los márgenes de dumping que se establece en el artículo 2 y el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping, así como las excepciones a ese método, sólo se aplican cuando los precios y los costos se establecen de acuerdo con las normas de una economía de mercado. El Brasil considera que pueden aplicarse regímenes excepcionales para la determinación del valor normal y del precio de exportación en las investigaciones relativas a economías que no son de mercado y que la autoridad investigadora disfruta de cierto margen de discreción para establecer su método para el cálculo del margen de dumping en el caso de países cuyas economías no son de mercado y para establecer los criterios que los exportadores de esos países deben satisfacer para recibir el trato de economía de mercado. El Brasil considera también que nada impide que los Miembros de la OMC traten a las entidades jurídicas situadas en países cuyas economías no son de mercado colectivamente como un solo productor o exportador para los fines de la determinación del dumping. Según el Brasil, el hecho de que una empresa particular sea o no clasificada como una empresa distinta o como un solo productor o exportador en conjunción con otras empresas con arreglo al párrafo 6 del artículo 10 del Acuerdo Antidumping depende en buena medida de los hechos en cada caso. Afirma que en las economías que no son de mercado está especialmente justificado el trato de exportador único. Lo que importa es cómo se aplica en la práctica la disposición de la Unión Europea, y el Brasil pide al Grupo Especial que evalúe si la legislación de la UE y la práctica administrativa pertinente aseguran igualdad de oportunidades y normas claras para que los exportadores chinos demuestren si operan independientemente del Estado en lo que respecta a un número finito de criterios claros y si, sobre esa base, los exportadores pueden tener derecho a que se les asigne un margen de dumping individual.272 El Brasil afirma también que el artículo 9 del Acuerdo Antidumping no establece que las autoridades deben imponer derechos individuales a cada empresa, ni impide que las autoridades consideren las empresas estrechamente vinculadas como una entidad única para los fines de la determinación del margen de dumping. El Brasil considera que una infracción del párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping depende enteramente de una infracción del párrafo 3 del artículo 9 y que un derecho antidumping que se ajusta a lo dispuesto en el párrafo 3 del artículo 9 es necesariamente "apropiad[o]" según el significado del párrafo 2 del artículo 9. El Brasil afirma que, dado que el margen de dumping y la cuantía apropiada del derecho antidumping sólo pueden determinarse después de que se decida si las empresas pueden o no considerarse entidades separadas para la determinación de los márgenes de dumping, no sería lógico concluir que el hecho de no establecer derechos individuales para las empresas que se determina que operan como un exportador separado es incompatible con el artículo 9 del Acuerdo Antidumping.273
ii)Colombia

ii.1Colombia recuerda que las Partes Contratantes en el GATT de 1947 señalaron que las dificultades para imponer derechos antidumping sobre los productos de países cuyas economías no son de mercado era resultado de la dificultad de determinar el valor normal de bienes no producidos en condiciones de mercado. Colombia señala a este respecto la segunda nota interpretativa al párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994, en el Anexo 1 del GATT de 1994 ("segunda nota interpretativa al párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994"), que se refleja en el párrafo 7 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping. Considera en consecuencia que los Miembros de la OMC pueden utilizar métodos como la reconstrucción del valor normal a través de un país análogo para calcular el valor normal de los productos que son objeto de una investigación de dumping de economías que no son de mercado.274 Colombia invita al Grupo Especial a determinar si en las circunstancias particulares del caso, el trato diferencial que da la Unión Europea a China y a otros países, en razón de que esos países no tienen economías de mercado, está permitida con arreglo al párrafo 7 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping y la segunda Nota interpretativa al párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994.
iii)Japón

iii.1El Japón opina que la única excepción a la norma obligatoria de los márgenes de dumping individuales establecida en la primera oración del párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping es la que se establece en la segunda oración, a saber, cuando el número de exportadores o de productores de que se tiene conocimiento es tan grande que no permite un cálculo individual. Sin embargo, el Japón señala que ni ésta ni otras disposiciones del Acuerdo Antidumping establecen criterios específicos para identificar un exportador o un productor. El Japón considera que el Miembro importador tiene cierto margen de discreción para definir el significado de estos términos. El Japón observa, a este respecto, el informe del Grupo Especial en el asunto Corea - Determinado papel y afirma que, dependiendo de los hechos particulares de un caso dado, una autoridad puede constatar que un grupo integrado por múltiples entidades jurídicas constituye un solo exportador. Sin embargo, el Japón distingue esta cuestión de la obligación de determinar un margen de dumping individual para el exportador. Una vez que la autoridad determina lo que constituye un "exportador", el Japón considera que la obligación de determinar los márgenes de dumping individuales se aplica con respecto a los exportadores así identificados, y los márgenes de dumping individuales para esos exportadores deben calcularse a menos que se aplique la excepción contenida en la segunda oración del párrafo 10 del artículo 6. El Japón señala que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base parece establecer criterios para identificar exportadores individuales en el contexto de investigaciones que entrañan economías que no son de mercado. El Japón no toma ninguna posición con respecto a si los criterios específicos establecidos en el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base serían compatibles con el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping y pide al Grupo Especial que examine cuidadosamente cómo funcionan los criterios establecidos en el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base en las investigaciones antidumping a la luz de la norma obligatoria y la excepción contenidas en el párrafo 10 del artículo 6.275
iv)Turquía

iv.1Turquía opina que de la primera oración del párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping se desprende que el trato individual es una norma general y la segunda oración del párrafo 10 del artículo 6 es una excepción a la norma general permitida cuando se utiliza el muestreo. Turquía considera que es posible que el muestreo no sea la única excepción a la norma general prevista en el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. Según Turquía, el Acuerdo Antidumping contiene normas para las economías que operan en condiciones de economía de mercado. Dado que no hay normas específicas o excepciones previstas en el Acuerdo Antidumping para las economías que no operan en condiciones de mercado, Turquía cree que no sería apropiado buscar una excepción para las economías que no son de mercado en el propio párrafo 10 del artículo 6. Sin embargo, considera que cabe esperar que haya excepciones a las normas generales sobre el cálculo del valor normal y el precio de exportación para las economías que no son de mercado, y hace referencia a este respecto a la segunda nota interpretativa al párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994 y al Protocolo de Adhesión de China. En opinión de Turquía, los Miembros de la OMC reconocen que China no funciona todavía en condiciones plenamente de mercado y que tanto los precios internos como los precios de exportación no son determinados libremente por las fuerzas del mercado, y es por eso razonable no tener en cuenta los precios de las exportaciones ni los precios internos. Además, Turquía considera que los informes de grupos especiales anteriores y del Órgano de Apelación demuestran que no es incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping que se trate a entidades jurídicas distintas como una sola entidad si las condiciones así lo requieren. Turquía considera también que el muestreo no es la única excepción a la norma general contenida en la primera oración del párrafo 10 del artículo 6 y que podría haber otras situaciones, incluidas circunstancias en que se establece un umbral para el trato individual, en que las autoridades investigadoras están facultadas para no determinar márgenes de dumping individuales, y en consecuencia derechos antidumping individuales, para cada exportador o productor de que se tiene conocimiento. En consecuencia, Turquía considera que un Miembro puede legalmente establecer un umbral que refleja circunstancias especiales en términos de las variables que afectan a la producción, las ventas y los precios para otorgar el trato individual con arreglo al párrafo 10 del artículo 6.276
v)Estados Unidos

v.1Los Estados Unidos no están de acuerdo con la alegación de China de que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible en sí mismo con el párrafo 10 del artículo 6 y los párrafos 2, 3 y 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping y consideran que los argumentos jurídicos de China se basan en una interpretación errónea de las disposiciones pertinentes del Acuerdo Antidumping. Los Estados Unidos consideran que la prescripción general contenida en el párrafo 10 del artículo 6 de que una autoridad investigadora calcule un margen de dumping individual se aplica sólo con respecto a cada "exportador" o "productor" de que se tenga conocimiento y la autoridad investigadora debe por tanto decidir primero si una empresa particular es un "exportador" o "productor". Según los Estados Unidos, dado que el Acuerdo Antidumping no contiene ninguna definición de exportador ni de productor ni se establecen en él criterios para determinar si una entidad particular constituye un exportador o productor, una autoridad investigadora puede concluir, sobre la base de los hechos, qué entidades constituyen un productor o exportador individual como condición previa para el cálculo de un margen de dumping individual, que incluya la determinación de los factores que pueden ser pertinentes para hacer esa determinación. En opinión de los Estados Unidos, la consideración de la relación entre las empresas y la realidad de sus respectivas actividades comerciales es especialmente pertinente en el contexto de los productores y exportadores de una economía que no es de mercado. Sin embargo, los Estados Unidos no están de acuerdo con la Unión Europea en que las realidades económicas de las empresas de economías que no son de mercado constituyen una excepción adicional a la primera oración del párrafo 10 del artículo 6 y consideran en cambio que ello forma parte de la tarea que corresponde a la autoridad investigadora al determinar los exportadores y productores para los cuales debe establecerse generalmente un margen individual. Los Estados Unidos opinan que, en la medida en que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es un mecanismo para que la autoridad investigadora examine las relaciones entre las empresas, ese mecanismo no parece incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 y sería en cambio crítico para ayudar a la autoridad investigadora a cumplir la norma general del párrafo 10 del artículo 6 de calcular un margen de dumping único para cada exportador o productor de que se tiene conocimiento. Los Estados Unidos afirman que dada la influencia del Gobierno de China en las prácticas y decisiones comerciales de las empresas en China, no tendría mucho sentido que una autoridad investigadora asignara un margen de dumping individual a una empresa exportadora de China sin confirmar primero que la empresa funciona como un exportador separado e independiente de la influencia del Gobierno, de manera que se evite un posible traspaso de las actividades de exportación entre las instalaciones de producción y empresas que podrían ser jurídicamente distintas a fin de evitar los derechos antidumping. Así pues, los Estados Unidos concluyen que una autoridad investigadora puede aplicar criterios para determinar si una empresa individual es un exportador o productor sin actuar de manera incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. Los Estados Unidos afirman también que la interpretación de China del artículo 9 es incorrecta. Además, consideran que la decisión de si un grupo de empresas funciona como entidad única debe ser adoptada por la autoridad investigadora antes de determinar cómo deben aplicarse los derechos a las importaciones de esas empresas, y si llega a la conclusión de que varias empresas están estrechamente vinculadas y funcionan como una sola entidad, la autoridad investigadora puede aplicar un derecho único a las importaciones de todas esas empresas, incluso con arreglo a la interpretación de China del artículo 9. En todo caso, los Estados Unidos consideran que las alegaciones de China al amparo del artículo 9 del Acuerdo Antidumping parecen depender de sus alegaciones al amparo del párrafo 10 del artículo 6, que sostienen que se basan en una interpretación incorrecta de esa disposición y no proporcionan en consecuencia ningún fundamento para las alegaciones consiguientes de China en virtud del artículo 9 del Acuerdo Antidumping.277
vi)Viet Nam

vi.1Viet Nam considera que la única excepción a la norma del párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping que requiere que las autoridades investigadoras determinen márgenes de dumping individuales para los exportadores o productores interesados es el muestreo, cuando el número de exportadores, productores y/o importadores es demasiado grande para hacer viable una determinación. Viet Nam afirma que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base requiere que los exportadores y productores de un país cuya economía no es de mercado satisfagan condiciones adicionales para recibir el trato individual, y es por lo tanto incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. Viet Nam opina que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base sólo prevé derechos individuales para los exportadores que satisfacen los requisitos para obtener el trato individual, que Viet Nam considera condiciones adicionales y discriminatorias y que está así en contravención del párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, que Viet Nam sostiene que requiere derechos antidumping individuales. Viet Nam considera que los derechos antidumping para todo el país aplicados a los exportadores que no reciben trato individual excederán necesariamente el margen de dumping individual de algunos de los exportadores o productores incluidos en el cálculo del promedio del derecho, en infracción del párrafo 3 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping. Viet Nam sostiene que, en razón de que con arreglo al apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base, el margen de dumping para los exportadores o productores que no reciben trato individual no se calculará sobre la base de datos individuales de los exportadores o productores, las autoridades investigadoras no pueden calcular un promedio ponderado del margen de dumping para todos los exportadores o productores incluidos en la muestra, conforme lo estipulado en el párrafo 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping. Además, Viet Nam afirma que, al establecer condiciones adicionales antes de que se apliquen derechos individuales, el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con el párrafo 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, que dispone que las autoridades aplicarán derechos individuales a las importaciones de todo exportador o productor no incluido en el examen que ha proporcionado la información necesaria en el curso de la investigación.278

c)Evaluación realizada por el Grupo Especial


i.1Empezamos por señalar que las mismas alegaciones fueron consideradas recientemente por el Grupo Especial encargado del asunto CE - Elementos de fijación (China), una diferencia entre las mismas partes, en que esas partes formularon sustancialmente los mismos argumentos que hemos resumido. El informe definitivo del Grupo Especial en esa diferencia se remitió a las partes el 29 de septiembre de 2010 y se distribuyó a los Miembros de la OMC y al público el 3 de diciembre de 2010, es decir, con tiempo suficiente para que las partes consideraran las constataciones del Grupo Especial al formular y presentarnos sus argumentos.279 En efecto, en su segunda comunicación escrita China se basó explícitamente en esas constataciones en sus argumentos relativos a esas alegaciones.280 El informe está actualmente ante el Órgano de Apelación como objeto de una apelación y una apelación cruzada de las partes.281 No se espera una decisión en ese procedimiento de apelación antes de que demos traslado de nuestro informe definitivo en esta diferencia a las partes. La Unión Europea declaró en nuestra segunda reunión que solamente los informes de los grupos especiales "adoptados" eran obligatorios y creaban expectativas legítimas entre los Miembros y sugirieron que considerásemos la posibilidad de esperar un informe del Órgano de Apelación sobre esta cuestión a fin de tener en cuenta ese informe antes de emitir nuestro informe provisional en el presente caso, afirmando que ello no causaría una demora indebida en las actuaciones de este Grupo Especial y aseguraría que nuestras constataciones contribuyeran efectivamente a una pronta solución de esta diferencia.282 Posteriormente, después de presentada una apelación, la Unión Europea solicitó por escrito que demorásemos la publicación de nuestro informe provisional hasta después de que el Órgano de Apelación se hubiera pronunciado en la apelación en CE - Elementos de fijación (China).283 China se opuso a la solicitud de la Unión Europea.284 Denegamos la solicitud de la Unión Europea.285

i.2Aunque reconocemos que el informe no adoptado de un grupo especial no obliga a las partes, consideramos con todo que podemos tenerlo en cuenta en nuestras propias deliberaciones y, en la medida en que consideramos que el análisis, el razonamiento y las conclusiones de ese informe son persuasivos con respecto a las cuestiones que tenemos ante nosotros, podemos utilizarlo. En nuestra opinión, esta forma de actuar es más eficaz y eficiente que esperar una decisión del Órgano de Apelación, en particular cuando, como ocurre aquí, los procedimientos de apelación se han demorado por petición conjunta de las partes y el reclamante se opone a la demora.286 Así pues, hemos considerado cuidadosamente las opiniones del Grupo Especial en el asunto CE - Elementos de fijación (China) en nuestras deliberaciones sobre la diferencia que tenemos ante nosotros. Como se analiza más detalladamente a continuación, consideramos persuasivos el análisis y el razonamiento de ese Grupo Especial sobre las cuestiones que se plantean en nuestra consideración de las alegaciones de China con respecto al apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base "en sí mismo" y hemos adoptado por eso en gran medida su razonamiento y sus conclusiones como propios en esta diferencia.

i.3Empezamos por señalar el desacuerdo entre las partes sobre el alcance y el funcionamiento del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base. La Unión Europea afirma que ese apartado se ocupa de la imposición de derechos antidumping y no se refiere en absoluto al cálculo de los márgenes de dumping. China, por el contrario, considera que el apartado 5 del artículo 9 no se limita a determinar si se asignará a los productores individuales de una economía que no es de mercado derechos antidumping individuales sino que también establece si se determinarán márgenes de dumping individuales. Al considerar la disposición en su totalidad, estamos de acuerdo con China a este respecto. Observamos que, conceptualmente, la imposición de un derecho antidumping individual debe lógicamente estar precedida por el cálculo de un margen de dumping individual. Nos parece evidente que no hay en las leyes o los reglamentos de la UE ninguna otra disposición que establezca si se determinará o no un margen de dumping individual para productores o exportadores individuales, y la Unión Europea no ha cuestionado este parecer. Dado el vínculo entre el cálculo de un margen de dumping y la imposición de un derecho antidumping, nos parece que, normalmente, una autoridad investigadora calcularía un margen de dumping e impondría un derecho antidumping sobre la misma base. Así pues, un derecho antidumping individual sólo podría imponerse y sólo se impondría si se hubiera calculado antes un margen de dumping individual. Consideramos por tanto que la determinación de si la Comisión calculará o no márgenes de dumping individuales para productores o exportadores individuales en una investigación que implique una economía que no es de mercado se hace exclusivamente a través del funcionamiento del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base. El hecho de que la disposición sólo se refiera específicamente a la imposición de derechos antidumping no afecta nuestra opinión a este respecto.

i.4Observamos que el Grupo Especial que se ocupó del asunto CE - Elementos de fijación (China) llegó a la misma conclusión. Estamos de acuerdo con el razonamiento de ese Grupo Especial, y con su conclusión:

"el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no se refiere únicamente al establecimiento de derechos antidumping, sino también al cálculo de los márgenes de dumping. [...] en la práctica, el resultado de la prueba del trato individual prevista en el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base determina la naturaleza del cálculo del margen, individual o para todo un país, que llevarán a cabo las autoridades de la Unión Europea".287

i.5Pasando al fondo de las alegaciones de China contra el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base, observamos que los argumentos de China en virtud del párrafo 10 del artículo 6 y los párrafos 2, 3 y 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping se basan todos en la premisa de que el Acuerdo Antidumping requiere un trato individual para los productores o exportadores objeto de una investigación con respecto a la determinación del dumping, incluido el cálculo de un margen de dumping individual basado en los propios precios de exportación de cada productor o exportador, y la imposición del derecho basado en ese margen calculado individualmente.288

i.6Al igual que el Grupo Especial que se ocupó del asunto CE - Elementos de fijación (China), consideramos apropiado examinar primero la disposición del Acuerdo Antidumping que se ocupa más directamente de la cuestión del trato individual, el párrafo 10 del artículo 6, y pasar luego, en caso necesario, a las demás disposiciones planteadas por China.289 El párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping dispone en su parte pertinente:

"6.10 Por regla general, las autoridades determinarán el margen de dumping que corresponda a cada exportador o productor interesado del producto sujeto a investigación de que se tenga conocimiento. En los casos en que el número de exportadores, productores, importadores o tipos de productos sea tan grande que resulte imposible efectuar esa determinación, las autoridades podrán limitar su examen a un número prudencial de partes interesadas o de productos, utilizando muestras que sean estadísticamente válidas sobre la base de la información de que dispongan en el momento de la selección, o al mayor porcentaje del volumen de las exportaciones del país en cuestión que pueda razonablemente investigarse.

[...]

6.10.2 En los casos en que hayan limitado su examen de conformidad con lo dispuesto en el presente párrafo, las autoridades determinarán, no obstante, el margen de dumping correspondiente a todo exportador o productor no seleccionado inicialmente que presente la información necesaria a tiempo para que sea considerada en el curso de la investigación, salvo que el número de exportadores o productores sea tan grande que los exámenes individuales resulten excesivamente gravosos para las autoridades e impidan concluir oportunamente la investigación. No se pondrán trabas a la presentación de respuestas voluntarias."



i.7En nuestra opinión, es evidente, como concluyó el Grupo Especial que se ocupó del asunto CE   Elementos de fijación (China), que el párrafo 10 del artículo 6 establece el principio de que una autoridad investigadora debe calcular un margen de dumping individual para cada exportador o productor del producto objeto de investigación de que se tiene conocimiento, a menos que se aplique la única excepción a ese principio, establecida en la segunda oración. No encontramos nada en los argumentos de la Unión Europea que apoye la conclusión de que el párrafo 10 del artículo 6 admite otras excepciones al principio de los márgenes de dumping individuales, fuera de la situación delineada en la segunda oración. Consideramos también evidente que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no sirve en efecto para resolver la cuestión de si es posible tratar a dos entidades jurídicamente distintas como un productor único, para el que puede calcularse un margen de dumping único, y en cambio presume que es así y requiere que los exportadores individuales demuestren lo contrario, sobre la base de criterios que no guardan una relación directa con las relaciones entre las entidades en cuestión.

i.8Así pues, por las mismas razones expuestas con más detalle por el Grupo Especial encargado del asunto CE - Elementos de fijación (China)290, concluimos que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping en sí mismo porque condiciona el cálculo de los márgenes de dumping individuales para los productores o exportadores en una investigación relativa a economías que no son de mercado a la satisfacción de las condiciones para el trato individual contenidas en la disposición.

i.9Pasando a la alegación de China al amparo del párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, observamos que esta disposición se refiere también al trato individual en la imposición de derechos antidumping. El párrafo 2 del artículo 9 dispone en su parte pertinente:

"Cuando se haya establecido un derecho antidumping con respecto a un producto, ese derecho se percibirá en la cuantía apropiada en cada caso y sin discriminación sobre las importaciones de ese producto, cualquiera que sea su procedencia, declaradas objeto de dumping y causantes de daño, a excepción de las importaciones procedentes de fuentes de las que se hayan aceptado compromisos en materia de precios en virtud de lo establecido en el presente Acuerdo. Las autoridades designarán al proveedor o proveedores del producto de que se trate. Sin embargo, si estuviesen implicados varios proveedores pertenecientes a un mismo país y resultase imposible en la práctica designar a todos ellos, las autoridades podrán designar al país proveedor de que se trate. Si estuviesen implicados varios proveedores pertenecientes a más de un país, las autoridades podrán designar a todos los proveedores implicados o, en caso de que esto sea impracticable, todos los países proveedores implicados."

i.10El párrafo 2 del artículo 9 que ha permanecido sin cambios desde que se negoció en la Ronda Kennedy, es un predecesor de las normas más detalladas establecidas en el párrafo 10 del artículo 6, que se añadió al Acuerdo Antidumping después de la Ronda Uruguay y que se refiere en forma más detenida al principio básico del trato individual establecido en la disposición anterior. Aunque la redacción es algo diferente, en nuestra opinión, la estructura similar de las dos disposiciones apoya la conclusión de que se refieren al mismo principio básico, a saber, que los exportadores y productores individuales en una investigación antidumping deben ser tratados en forma individual para la determinación y la imposición de derechos antidumping. No vemos tampoco nada en el texto del párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, o en su contexto, que sugiera que el concepto de "impracticable" en esa disposición pueda referirse a la eficacia de las medidas antidumping impuestas.

i.11Así pues, y por las mismas razones expuestas más detalladamente en el informe del Grupo Especial en CE - Elementos de fijación (China)291, consideramos evidente que el párrafo 2 del artículo 9 propiamente entendido requiere que las autoridades investigadoras designen los proveedores individuales a los que se imponen derechos antidumping, excepto cuando el número de proveedores es tan grande que sería impracticable hacerlo, en cuyo caso puede nombrarse el país proveedor. Constatamos en consecuencia que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base, que requiere que se imponga un derecho para todo el país a los productores o exportadores en las investigaciones que involucran economías que no son de mercado a menos que satisfagan las condiciones para el trato individual en esa disposición, es incompatible con el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping en sí mismo.



i.12Con respecto a las alegaciones de China al amparo de los párrafos 3 y 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, observamos que el Grupo Especial encargado del asunto CE - Elementos de fijación (China) aplicó el principio de economía procesal con respecto a esas alegaciones y concluyó que sería apropiado hacerlo, ya que una constatación no contribuiría a la resolución de la diferencia ni ayudaría a su aplicación.292 Nada en los argumentos que tenemos ante nosotros en esta diferencia293 nos lleva a concluir otra cosa y por lo tanto, y por las mismas razones, consideramos apropiado aplicar el principio de economía procesal y abstenernos de hacer constataciones con respecto a las alegaciones de China al amparo de los párrafos 3 y 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping.

3.Alegación I.5 - Supuesta infracción del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994

a)Argumentos de las partes

i)China

i.1China alega que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base infringe el artículo I del GATT de 1994 porque esta disposición sólo se aplica a algunos Miembros de la OMC, incluida China, y no a todos los Miembros de la OMC. Según China, la concesión automática del trato individual en el caso de las importaciones de países con economía de mercado constituye una ventaja o un favor que no se concede en el contexto de las importaciones de China y de otras economías que no son de mercado, en contravención del párrafo I del artículo 1 del GATT de 1994. China aduce que si bien las condiciones para el trato individual deben ser satisfechas por los productores y exportadores, es evidente que se aplican sobre la base del origen de las importaciones, ya que los requisitos sólo se aplican a China y a otros pocos países cuyas economías no son de mercado. Por último, China afirma que el requisito de satisfacer los criterios adicionales del apartado 5 del artículo 9 demuestra que la ventaja del trato individual no se concede "incondicionalmente", ya que el hecho de que se conceda un margen individual y un derecho individual depende del origen de las importaciones en cuestión. China sostiene que su alegación al amparo del párrafo1 del artículo I es independiente de su alegación de que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con varias disposiciones del Acuerdo Antidumping. A este respecto, China aduce que no hay conflicto entre el Acuerdo Antidumping y el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 y en consecuencia el Grupo Especial debe considerar la alegación al amparo del párrafo 1 del artículo I independientemente de sus constataciones con respecto al Acuerdo Antidumping.294
ii)Unión Europea

ii.1La Unión Europea afirma que la alegación de China en virtud del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 depende de una constatación de que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con el Acuerdo Antidumping. La Unión Europea aduce que, si el Acuerdo Antidumping permite que los Miembros de la OMC condicionen el derecho a un margen de dumping individual al cumplimiento de determinadas condiciones en las investigaciones que implican economías que no son de mercado, en virtud del principio de lex specialis y el párrafo 2 b) del artículo II del GATT de 1994, no puede haber infracción del artículo I del GATT de 1994. La Unión Europea señala que la Nota interpretativa general al Anexo 1A del Acuerdo sobre la OMC dispone que, en caso de conflicto entre una disposición del GATT de 1994 y otro acuerdo del Anexo 1A, prevalecerá la disposición del otro acuerdo. Independientemente de esto, la Unión Europea aduce también que el trato de dos situaciones diferentes de dos maneras diferentes no infringiría necesariamente el principio de la nación más favorecida ("NMF") contenido en el artículo I del GATT de 1994. A este respecto, la Unión Europea afirma que las importaciones procedentes de economías de mercado y no de mercado pueden ser tratadas en forma diferente en las investigaciones antidumping porque son diferentes en su naturaleza. Por último, afirma que toda ventaja en el caso del trato individual se basa en la naturaleza de los proveedores de que se trata, y no está vinculada al producto o a su origen y no hay en consecuencia discriminación entre productos similares en el sentido del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994. La Unión Europea aduce que China supone que el Acuerdo Antidumping no permite el trato diferente de los proveedores de las economías que no son de mercado al afirmar que no hay conflicto entre el Acuerdo Antidumping y el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 y alega que esta posición es circular y debe rechazarse. En opinión de la Unión Europea, hay conflicto cuando hay "incompatibilidad de contenidos", lo que incluye situaciones en que un acuerdo prohíbe lo que otro permite. En este caso, si el Grupo Especial concluye que el apartado 5 del artículo 9 no infringe el requisito de no discriminación del párrafo 2 del artículo 9 de Acuerdo Antidumping, por definición, el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no puede infringir la disposición de no discriminación del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994.295

b)Argumentos de los terceros

i)Colombia

i.1Colombia afirma que si el Grupo Especial concluye que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es compatible con las obligaciones de la Unión Europea con arreglo al Acuerdo Antidumping, debería constatar que no hay infracción del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994. Colombia considera que, en este caso, los elementos del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 deben leerse en conjunto con las disposiciones del Acuerdo Antidumping. Así pues, Colombia invita al Grupo Especial a determinar si, en las circunstancias particulares del caso, el trato diferente que da la Unión Europea a China y a otros países, en razón de que esos países no tienen economías de mercado, está permitido con arreglo al párrafo 7 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping y a la segunda nota interpretativa al párrafo 1 del artículo VI del GATT de 1994. Colombia se refiere también a los argumentos de las partes en lo que respecta al término "incondicionalmente" tal como se utiliza en el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994. Colombia señala que el término incondicionalmente no significa que la concesión de una ventaja no pueda estar sujeta a ciertos requisitos. Según Colombia, el Grupo Especial debe determinar si los requisitos del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base infringen el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994, es decir, si los requisitos son discriminatorios sobre la base del origen de los productos. Por último, Colombia recuerda los compromisos asumidos por China en oportunidad de su adhesión a la OMC y las obligaciones de los Miembros de la OMC para con China, tal como se establecen en el Protocolo de Adhesión.296
ii)Viet Nam

ii.1Viet Nam recuerda que el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 establece el principio del trato de la nación más favorecida. Señala que con arreglo al apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base, un productor o exportador de una economía que no es de mercado que no satisficiera los criterios para el trato individual no obtendría un derecho individual, y recibiría así un trato menos favorable que los exportadores y productores de las economías de mercado. Según Viet Nam, el hecho de que un Miembro de la OMC acepte ser reconocido como economía que no es de mercado no significa que acepta ese trato menos favorable.297

c)Evaluación realizada por el Grupo Especial


i.1China alega que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base infringe el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 porque esta disposición sujeta a algunos Miembros de la OMC con economías que no son de mercado, incluida China, a condiciones adicionales para que los productores/exportadores reciban trato individual, en tanto que los Miembros de la OMC con economías de mercado reciben automáticamente trato individual. Según China, la obtención automática del trato individual es una "ventaja" que no se acuerda a las importaciones de economías que no son de mercado, en infracción del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994.

i.2El párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 dispone:

"Con respecto a los derechos de aduana y cargas de cualquier clase impuestos a las importaciones o a las exportaciones, o en relación con ellas, o que graven las transferencias internacionales de fondos efectuadas en concepto de pago de importaciones o exportaciones, con respecto a los métodos de exacción de tales derechos y cargas, con respecto a todos los reglamentos y formalidades relativos a las importaciones y exportaciones, y con respecto a todas las cuestiones a que se refieren los párrafos 2 y 4 del artículo III, cualquier ventaja, favor, privilegio o inmunidad concedido por una parte contratante a un producto originario de otro país o destinado a él, será concedido inmediata e incondicionalmente a todo producto similar originario de los territorios de todas las demás partes contratantes o a ellos destinado." (sin negritas en el original)

El párrafo 1 del artículo I codifica el principio NMF, que "ha sido durante mucho tiempo la piedra angular del GATT y es uno de los pilares del sistema de comercio de la OMC".298 El texto de esta disposición es claro. Los Miembros de la OMC tienen la obligación de tratar de la misma manera productos similares, independientemente de su origen.299 Así pues, la discriminación entre productos similares originarios o destinados a diferentes países está prohibida por el principio NMF.300 La redacción del párrafo 1 del artículo I establece que una parte reclamante debe demostrar tres elementos para establecer una infracción del párrafo 1 del artículo I: i) una ventaja, privilegio, favor o inmunidad del tipo abarcado por el artículo I, ii) que no se concede inmediata e incondicionalmente a iii) todos los productos similares de todos los Miembros de la OMC.301

i.3Pasando a los hechos en este caso, parece evidente que los reglamentos y formalidades aplicados en las investigaciones antidumping, incluido el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base, están dentro del alcance de los "reglamentos y formalidades relativos a las importaciones" a que se refiere el párrafo 1 del artículo I. Es también evidente, sobre la base de nuestras anteriores conclusiones302, que el apartado 5 del artículo 9 afecta a las importaciones de determinados países, al establecer criterios para determinar si se tendrán en cuenta los precios de exportación de los productores o exportadores objeto de investigaciones antidumping en la Unión Europea, se calcularán márgenes de dumping individuales, y se impondrán derechos individuales a la importación de los productos pertinentes en la Unión Europea. Estamos de acuerdo con China en que la concesión automática del trato individual a las importaciones de países con economías de mercado constituye una "ventaja" en el sentido del párrafo 1 del artículo I.303 En nuestra opinión, el trato individual garantiza que los productores y exportadores que reciben ese trato no estarán sujetos a derechos más altos que su propio margen de dumping, como ocurriría en el caso de algunos productores o exportadores sujetos a un derecho para todo el país impuesto sobre la base de un margen calculado sobre el promedio de los precios de exportación. Además, el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base enumera los Miembros de la OMC, incluida China, a cuyos productores no se acordará automáticamente el derecho a márgenes de dumping y derechos antidumping individuales, y que deben cumplir las condiciones de esa disposición para beneficiarse de ese derecho. Así pues, la aplicación del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base dará en algunas instancias por resultado que las importaciones del mismo producto procedentes de diferentes Miembros de la OMC reciban un trato diferente en las investigaciones antidumping realizadas por la Unión Europea. Esto determina en nuestra opinión que la ventaja del trato individual automático está condicionada por el origen de los productos. Consideramos en consecuencia que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base infringe la obligación del trato NMF establecida en el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994.

i.4La Unión Europea afirma que no se infringe el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 al dar a los proveedores de economías que no son de mercado un trato diferente del que se da a los proveedores de economías de mercado porque se trata de situaciones diferentes. A este respecto, la Unión Europea afirma que la disponibilidad de una ventaja puede estar sujeta a condiciones sin infringir el párrafo 1 del artículo I, cuando esas condiciones se refieren a la "situación o la conducta" del país exportador.304 La Unión Europea señala que en varias disposiciones del Acuerdo Antidumping se dispone explícitamente un trato diferente para los productos de Miembros diferentes, y que no se incumple al hacerlo el párrafo 1 del artículo I. En opinión de la Unión Europea, las importaciones procedentes de países con economías de mercado y con economías que no son de mercado pueden estar sujetas a un trato diferente en las investigaciones antidumping porque son diferentes en su carácter y no haber por tanto ninguna discriminación.305 No obstante, en nuestra opinión, las importaciones de economías que no son de mercado pueden recibir un trato diferente del que reciben las importaciones de países con economías de mercado sólo en la medida en que el Acuerdo Antidumping u otros acuerdos pertinentes de la OMC permiten ese trato diferenciado.306 Sin embargo, la Unión Europea no ha demostrado que ninguna disposición del Acuerdo Antidumping, o de ningún otro acuerdo pertinente de la OMC, permitiría el trato diferente de las importaciones de países cuya economía no es de mercado previsto en el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base.

i.5La Unión Europea tampoco ha demostrado que haya ninguna diferencia pertinente en el carácter de las importaciones de economías que no son de mercado que justifique un trato diferente. Aunque la Unión Europea aduce que es así, no ha establecido una base fáctica suficiente sobre la cual podamos concluir que hay una diferencia pertinente en el carácter de las importaciones de las economías que no son de mercado y las de países con economías de mercado. De hecho, observamos que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base permite que productores individuales en economías que no son de mercado demuestren que funcionan con arreglo a los principios de la economía de mercado y reúnen las condiciones para recibir un trato individual. En nuestra opinión, esto sugiere que toda diferencia en el carácter de las importaciones de economías que no son de mercado y de países con economía de mercado depende de los hechos y circunstancias específicos del productor y del producto en cuestión y no del hecho de que la economía del país exportador sea clasificada por otro Miembro de la OMC como una economía que no es de mercado.307

i.6La Unión Europea considera que la alegación de China al amparo del párrafo 1 del artículo I depende de una constatación de que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base infringe el Acuerdo Antidumping. China, por su parte, sostiene que su alegación al amparo del párrafo 1 del artículo I es independiente de sus alegaciones de infracción del Acuerdo Antidumping. Observamos a este respecto que, habiendo concluido como se indicó anteriormente, que el apartado 5 del artículo 9 es incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 y el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, es evidente, incluso suponiendo que la afirmación de la Unión Europea sea correcta, que esta condición se satisface. Sin embargo, aunque es evidente que el Acuerdo Antidumping expone en detalle los requisitos del artículo VI del GATT de 1994 para la imposición de una medida antidumping308, en nuestra opinión, esto no significa que una infracción del GATT de 1994, y en particular del párrafo 1 del artículo I, sólo puede determinarse después de que se haya demostrado una infracción del Acuerdo Antidumping. No solo consideramos posible que un Miembro pueda actuar de manera incompatible con una disposición del propio artículo VI del GATT de 1994 y además en contravención del párrafo 1 del artículo I, sino que es también posible que en algunas circunstancias un Miembro pueda actuar de manera incompatible con el párrafo 1 del artículo I en la aplicación de sus reglamentos antidumping con Miembros diferentes, sin que haya una infracción específica del Acuerdo Antidumping.

i.7La Unión Europea afirma también que si el Acuerdo Antidumping permite que los Miembros de la OMC condicionen el derecho a un margen de dumping individual al cumplimiento de determinadas condiciones en las investigaciones que implican economías que no son de mercado, no puede haber infracción del párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 en virtud del principio de la lex specialis y del párrafo 2 b) del artículo II del GATT de 1994. No estamos de acuerdo en que el párrafo 2 b) del artículo II del GATT de 1994 limite el alcance del párrafo 1 del artículo I. La parte introductoria del párrafo 2 b) del artículo II dice: "Ninguna disposición de este artículo impedirá a una parte contratante imponer en cualquier momento sobre la importación de cualquier producto: [...] un derecho antidumping [...] aplicado de conformidad con las disposiciones del artículo VI". Es así evidente que el párrafo 2 b) del artículo II se refiere solamente al artículo II del GATT de 1994 estableciendo una "cláusula de resguardo" para las medidas antidumping aplicadas de manera compatible con las disposiciones del artículo VI del GATT de 1994 con respecto a las disposiciones del párrafo 1 a) y b) del artículo II, que rigen la cuantía máxima de los derechos de aduana. Por último, recordamos que la nota interpretativa general al Anexo 1A del Acuerdo sobre la OMC dispone que en caso de conflicto entre una disposición del Acuerdo Antidumping y una disposición del GATT de 1994 prevalecerá la primera en el grado en que haya conflicto. La Unión Europea trata de aplicar esta norma sobre el conflicto para aducir que, cuando algo está permitido en virtud del Acuerdo Antidumping, este permiso prevalece sobre la prohibición de discriminación establecida en el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994. No estamos de acuerdo con esto. En nuestra opinión, no hay conflicto entre el Acuerdo Antidumping y el GATT de 1994 en este caso. Así pues, no vemos nada que impida que un Miembro cumpla las dos obligaciones con arreglo al Acuerdo Antidumping y el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994 y no hay por lo tanto necesidad de recurrir al principio de la lex specialis ni a la nota interpretativa general para resolver un conflicto entre las dos.309

i.8Sobre la base de lo que antecede, concluimos que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base infringe el principio del trato NMF contenido en el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994.310


4.Alegación I.7 - Supuesta infracción del párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994

a)Argumentos de las partes

i)China

i.1China aduce que la Unión Europea no administra el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base de manera "uniforme" porque el derecho para todo el país no se calcula de manera uniforme en cada caso. En cambio, el método del cálculo varía dependiendo del grado de cooperación de los productores extranjeros objeto de una investigación. Se utilizan diferentes métodos según que el nivel de cooperación sea alto o bajo. Además, cuando el nivel de cooperación es bajo, se utiliza una variedad de métodos diferentes de los utilizados si el nivel de cooperación es alto. En opinión de China, esa aplicación no uniforme del apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con la obligación contenida en el párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994. Además, China aduce que la Unión Europea no administra el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base de manera "razonable" porque el margen de dumping para todo el país se establece de manera no razonable, con frecuencia utilizando de manera inapropiada los hechos disponibles.311
ii)Unión Europea

ii.1La Unión Europea afirma que el Reglamento antidumping de base no requiere que las autoridades de la UE administren el apartado 5 del artículo 9 de manera particular, y prevé en cambio un resultado particular. Así pues, la Unión Europea afirma que el apartado 5 del artículo 9 no está dentro del ámbito de aplicación del párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994. En todo caso, la Unión Europea considera que la determinación del margen de dumping sobre la base del nivel de cooperación no lleva por sí misma a una falta de uniformidad. Por último, afirma que la alegación de China relativa al uso de los hechos disponibles no recibe apoyo ni en el razonamiento jurídico ni en las pruebas.312

b)Argumentos de los terceros

i)Colombia

i.1Colombia considera que la alegación de China plantea la cuestión de determinar si es jurídicamente aceptable alegar que una medida es "en sí misma" incompatible con las obligaciones de un Miembro en virtud del párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994. Según Colombia, dado que el ámbito de aplicación de las obligaciones de los Miembros de la OMC en virtud del párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994 se limita a la administración, es decir, a la aplicación de las medidas en cuestión, una reclamación contra la medida "en sí misma" no es permisible. No obstante, Colombia sugiere que el Grupo Especial podría considerar esta alegación en las circunstancias del presente caso en vista de los argumentos de China relacionados con la aplicación de la medida, pese a que la alegación se presenta formalmente contra la medida "en sí misma".313
ii)Estados Unidos

ii.1Los Estados Unidos señalan que el párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994 se refiere a la administración de los instrumentos establecidos en el párrafo 1 del artículo X. Esas leyes y reglamentos pueden impugnarse en virtud del párrafo 3 a) del artículo X cuando reflejan la administración de un instrumento establecido en el párrafo 1 del artículo X pero no pueden impugnarse de otra manera en virtud del párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994. Los Estados Unidos afirman que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base no parece referirse a la administración de ningún otro instrumento jurídico, y parece en cambio proporcionar reglas sustantivas sobre la forma en que deben imponerse los derechos antidumping en determinadas circunstancias. En consecuencia, están de acuerdo con la Unión Europea en que, en estas circunstancias, el apartado 5 del artículo 9 no puede considerarse en sí mismo en infracción del párrafo 3 a) del artículo X del GATT.314

c)Evaluación realizada por el Grupo Especial


i.1Recordamos que hemos concluido anteriormente que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible "en sí mismo" con el párrafo 10 del artículo 6 y el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping. La alegación de China al amparo del párrafo 3 a) del artículo X del GATT de 1994 se refiere a la forma en que la Comisión administra esta medida. Habiendo constatado que la propia medida es incompatible "en sí misma" con el párrafo 10 del artículo 6 y el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping, no vemos ninguna razón para determinar si esta medida incompatible con la OMC es administrada de manera uniforme y razonable por la Unión Europea y en consecuencia aplicamos el principio de la economía procesal y no hacemos ninguna constatación con respecto a esta alegación.315

5.Alegación I.6 - Supuesta infracción del párrafo 4 del artículo XVI del Acuerdo sobre la OMC y el párrafo 4 del artículo 18 del Acuerdo Antidumping


i.1China afirma que, dado que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 y los párrafos 2, 3 y 4 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping y con el párrafo 1 del artículo I del GATT de 1994, y que la Unión Europea no administra esta disposición de manera compatible con el artículo 3 a) del artículo X del GATT de 1994, se desprende como consecuencia que la Unión Europea infringió el párrafo 4 del artículo XVI del Acuerdo sobre la OMC y el párrafo 4 del artículo 18 del Acuerdo Antidumping, que requieren ambos que los Miembros de la OMC aseguren la conformidad de sus leyes, reglamentos y procedimientos administrativos con sus obligaciones en el marco de la OMC.316 Por otra parte, la Unión Europea afirma que, dado que China no ha demostrado ninguna de las infracciones que alega, el Grupo Especial debe rechazar esta alegación consiguiente.317

i.2Tanto el párrafo 4 del artículo XVI del Acuerdo sobre la OMC como el párrafo 4 del artículo 18 del Acuerdo Antidumping disponen que cada Miembro de la OMC "se asegurará de" la "conformidad de sus leyes, reglamentos y procedimientos administrativos" con los acuerdos pertinentes. Concluimos que el apartado 5 del artículo 9 del Reglamento antidumping de base es incompatible con el párrafo 10 del artículo 6 y el párrafo 2 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping. Y concluimos en consecuencia que la Unión Europea ha actuado de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo XVI del Acuerdo sobre la OMC y con el párrafo 4 del artículo 18 del Acuerdo Antidumping.318




Compartir con tus amigos:
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   62


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal