Unión europea medidas antidumping sobre determinado calzado procedente de china



Descargar 2.76 Mb.
Página11/62
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.76 Mb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   62

2.Alegaciones de China sobre la base del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping


i.1China plantea ocho alegaciones de infracción del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping, relativas a diferentes aspectos del Reglamento de reconsideración y el Reglamento definitivo181, y formula argumentos separados con respecto a cada una de ellas. La Unión Europea objeta las alegaciones de China en virtud del párrafo 6 i) del artículo 17 aduciendo que no satisfacen los requisitos del párrafo 2 del artículo 6 del ESD, y solicita que el Grupo Especial decida que estas alegaciones están fuera de su mandato.182

a)Argumentos de las partes

i)China

i.1China aduce que el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping impone implícitamente a las autoridades investigadoras en los asuntos antidumping una obligación de determinar debidamente los hechos y de evaluar esos hechos de manera imparcial y objetiva.183 China afirma que el párrafo 6 i) del artículo 17 incorpora en el Acuerdo Antidumping normas amplias generalmente aplicables con respecto a todas las determinaciones de hecho realizadas por las autoridades investigadoras durante las investigaciones antidumping. En opinión de China, el párrafo 6 i) del artículo 17 es "la única fuente de los conceptos de 'establecimiento debido de los hechos' y de 'imparcialidad' [y como tal] no sólo debe considerarse en el sentido de que impone una obligación, sino de que impone una obligación de fondo más allá de lo contenido de otra forma en el Acuerdo Antidumping".184 Las alegaciones de China al amparo del párrafo 6 i) del artículo 17 se dividen en dos grupos diferentes.185 El primer grupo incluye alegaciones que entrañan una supuesta infracción del párrafo 6 i) del artículo 17 junto con una supuesta infracción de otra disposición del Acuerdo Antidumping que tiene "incorporada cierta redacción relativa a la imparcialidad y el debido proceso".186 Con respecto a estas alegaciones, China aduce que la cuestión consiste en determinar si "los conceptos de 'parcialidad' y 'debido establecimiento de los hechos' contienen una cuestión de fondo más allá de lo contenido ya por ejemplo en las expresiones 'pruebas positivas' y 'examen objetivo' que figuran en el párrafo 1 del artículo 3" del Acuerdo Antidumping.187 El segundo grupo de alegaciones incluye supuestas infracciones del párrafo 6 i) del artículo 17 independientemente de toda alegación de incumplimiento del párrafo 1 del artículo 3.188 Con respecto a este grupo, China aduce que la cuestión es la relación entre el párrafo 6 i) del artículo 17 y "las partes de una investigación que no se plantean en virtud de una disposición [del Acuerdo Antidumping] con una redacción relativa a la imparcialidad y el debido proceso incorporada ya explícitamente en ella, como el proceso de selección de un país análogo o la determinación de si un exportador o una rama de producción reúne las condiciones para el "trato de economía de mercado'".189 China sostiene que la "resolución de la segunda cuestión es una cuestión de primera impresión para el Grupo Especial".190

i.2China alega que si el Grupo Especial constata que la Comisión no satisfizo las normas amplias que China afirma que se establecen en el párrafo 6 i) del artículo 17, el Grupo Especial debe concluir "que las 'reglamentaciones en cuestión' son 'incompatibles' con [el párrafo 6 i) del artículo 17] del Acuerdo Antidumping". China cree que es preferible alegar un incumplimiento directo del párrafo 6 i) del artículo 17 a "añadir artificialmente esas alegaciones a las disposiciones sustantivas [...] o confiar en que el Grupo Especial plantee la cuestión espontáneamente". China afirma que lo primero llevaría a dificultades asociadas con aspectos de una investigación que están sujetos a la norma establecida en el párrafo 6 i) del artículo 17 pero que no tienen disposiciones exactamente correspondientes en el Acuerdo Antidumping, en tanto que lo último no es recomendable desde un punto de vista práctico.191


ii)La Unión Europea

ii.1La Unión Europea pide al Grupo Especial que decida, como cuestión preliminar, que las alegaciones de China en que se invoca el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping no están dentro de su mandato porque no cumplen el requisito del párrafo 2 del artículo 6 del ESD de proporcionar determinada información de manera "suficiente para presentar el problema con claridad", por dos razones.

ii.2En primer lugar, la Unión Europea aduce que el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping impone obligaciones solamente a los grupos especiales y no establece obligaciones independientes y separadas para los Miembros de la OMC. Afirma que el párrafo 6 i) del artículo 17, al igual que el artículo 11 del ESD, establece una norma de examen que deben aplicar los grupos especiales, y no puede en consecuencia crear obligaciones adicionales para los Miembros de la OMC.192 La Unión Europea afirma que en razón de que en su solicitud de establecimiento de un grupo especial, China se limita a enumerar el párrafo 6 i) del artículo 17, sus alegaciones en virtud de ese párrafo no cumplen el requisito del párrafo 2 del artículo 6 del ESD de proporcionar determinada información de manera "suficiente para presentar el problema con claridad", debido al lenguaje "inequívoco" del párrafo 6 i) del artículo 17, que establece obligaciones solamente para los grupos especiales y no para los Miembros de la OMC. En segundo lugar, la Unión Europea afirma que incluso si se supusiera, con fines de argumentación, que el párrafo 6 i) del artículo 17 impone determinadas obligaciones a los Miembros de la OMC, las alegaciones de China sobre la base del párrafo 6 i) del artículo 17 no cumplirían tampoco los requisitos del párrafo 2 del artículo 6 del ESD. En este contexto, afirma que teniendo en cuenta el texto y el contexto del párrafo 6 i) del artículo 17 las obligaciones resultantes de esta disposición deberían probablemente ser múltiples y "en el caso de disposiciones jurídicas complejas que entrañan obligaciones múltiples, no basta con enumerar simplemente una disposición jurídica para satisfacer los requisitos del párrafo 2 del artículo 6 del ESD". En consecuencia, la Unión Europea aduce que al limitarse a enumerar simplemente la disposición en la solicitud de establecimiento de un grupo especial, sin identificar cuál de las obligaciones jurídicas supuestamente impuestas por el párrafo 6 i) del artículo 17 fue supuestamente infringida por partes específicas, también insuficientemente identificadas, de determinadas medidas de la UE, China no proporcionó "un breve resumen del fundamento jurídico de la reclamación suficiente para presentar el problema con claridad".193 La Unión Europea afirma que China malinterpreta el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping y pretende reescribir el Acuerdo Antidumping, y que China no refutó los argumentos presentados por la Unión Europea en su solicitud de una resolución preliminar.194



ii.3En sus comunicaciones escritas, además de hacer referencia a los argumentos expuestos en su solicitud de una resolución preliminar, la Unión Europea se refiere a algunas alegaciones de China al amparo del párrafo 6 i) del artículo 17 de manera más específica.195 Con respecto a la alegación de incumplimiento del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping en el proceso de selección de un país análogo, la Unión Europea aduce que China hizo caso omiso de la distinción entre "establecimiento" y "evaluación" de los hechos que se hace en el párrafo 6 i) del artículo 17. Según la Unión Europea, "el proceso de solicitar información de los productores de un posible país análogo es evidentemente un proceso de establecimiento de los hechos, pero China acusa de todos modos a la Unión Europea de un comportamiento 'parcial' a este respecto [que sólo puede asociarse con la evaluación de los hechos]".196 Además, la Unión Europea sugiere que, con respecto a las alegaciones de China de infracciones del párrafo 6 i) del artículo 17 no asociadas con alegaciones de infracción del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping, es posible que lo que preocupa a China no esté previsto en el Acuerdo Antidumping. Afirma que ello "no significa que deba darse al párrafo 6 i) del artículo 17 la función de 'disposición comodín' para esas situaciones, sino simplemente que esas situaciones no están reglamentadas por el Acuerdo Antidumping y, en consecuencia, los Miembros de la OMC no están obligados por ninguna disciplina particular a ese respecto".197 La Unión Europea concluye que "China busca algo que los redactores [del Acuerdo Antidumping] no previeron". Señala por último que si el Grupo Especial llegara a la conclusión de que el párrafo 6 i) del artículo 17 se aplica a algunas, pero no necesariamente a todas las situaciones que podrían considerarse injustas, ello podría limitar toda obligación de "imparcialidad" inherente a otras disposiciones del Acuerdo Antidumping, un resultado que no cree que fuera el que querían los redactores.198

b)Argumentos de los terceros

i)Brasil

i.1El Brasil opina que el párrafo 6 i) del artículo 17 "define el nivel de deferencia que deben dar los grupos especiales a las determinaciones de los Miembros de la OMC con arreglo a otras disposiciones del Acuerdo Antidumping" y establece en consecuencia obligaciones "solamente para los grupos especiales en el curso de su evaluación de la conducta de las autoridades investigadoras durante la investigación". El Brasil afirma que la obligación de realizar una evaluación de manera imparcial y objetiva impuesta a las autoridades investigadoras figura en otras disposiciones del Acuerdo Antidumping, como el párrafo 1 del artículo 3 de ese Acuerdo. Por último, señala que el párrafo 6 i) del artículo 17 es una norma de procedimiento que se refiere a las consultas y la solución de diferencias en la OMC y sólo entra a tallar después de que la autoridad investigadora haya hecho sus determinaciones y haya finalizado la investigación.199
ii)Colombia

ii.1Colombia considera que, sobre la base de la jurisprudencia de la OMC, el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping no puede interpretarse en el sentido de que establece obligaciones adicionales o indirectas para las autoridades investigadoras. Afirma que las únicas obligaciones para los Miembros de la OMC con respecto a las investigaciones antidumping son las establecidas en disposiciones sustantivas, como el párrafo 1 del artículo 3 y el párrafo 3 del artículo 11 del Acuerdo Antidumping. Colombia concluye que el párrafo 6 i) del artículo 17 se limita aclarar la norma de examen que deben aplicar los grupos especiales de la OMC para evaluar las alegaciones al amparo del Acuerdo Antidumping.200
iii)Japón

iii.1El Japón afirma que el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping "establece fundamentalmente normas aplicables a los grupos especiales "y" no impone ninguna obligación directamente a las autoridades [investigadoras]".201
iv)Estados Unidos

iv.1Los Estados Unidos afirman que el párrafo 6 i) del artículo 17 de Acuerdo Antidumping no impone obligaciones a los Miembros de la OMC y que si se "interpretara el párrafo 6 i) del artículo 17 en el sentido de que impone una obligación a los Miembros [de la OMC] se estaría leyendo en esa disposición palabras que no contiene, lo que no cabe hacer con arreglo a las normas usuales de interpretación del derecho internacional público".202 En consecuencia, los Estados Unidos opinan que no es posible, mediante la utilización de la normas usuales de interpretación de los tratados, interpretar que el Acuerdo Antidumping contiene una norma de imparcialidad de aplicación general203, ni interpretar que el párrafo 6 i) del artículo 17 impone "obligaciones indirectas" a las autoridades investigadoras.204 Los Estados Unidos afirman que China procura crear una obligación adicional para las autoridades investigadoras mediante la revisión del texto del Acuerdo Antidumping.

c)Evaluación realizada por el Grupo Especial


i.1El párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping dispone, en su parte pertinente:

"El grupo especial, en el examen del asunto al que se hace referencia en el apartado 5:

i) al evaluar los elementos de hecho del asunto, determinará si las autoridades han establecido adecuadamente los hechos y si han realizado una evaluación imparcial y objetiva de ellos. Si se han establecido adecuadamente los hechos y se ha realizado una evaluación imparcial y objetiva, no se invalidará la evaluación, aun en el caso de que el grupo especial haya llegado a una conclusión distinta".

Se entiende generalmente que el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping es un aspecto de la norma de examen "separada" que deben aplicar los grupos especiales en las diferencias resultantes del Acuerdo Antidumping, específicamente en la consideración del establecimiento y la evaluación de los hechos por la autoridad investigadora.205 Esta disposición figura en la sección del Acuerdo Antidumping titulada "Consultas y solución de diferencias" y es así aplicable durante las actuaciones de los grupos especiales. La norma de examen contenida en el párrafo 6 i) del artículo 17 impone obligaciones directamente y en nuestra opinión exclusivamente a un grupo especial en el contexto de su resolución de una diferencia antidumping, al disponer que si un grupo especial concluye que la autoridad investigadora estableció adecuadamente los hechos e hizo una evaluación imparcial y objetiva, el grupo especial no invalidará la evaluación de la autoridad investigadora.206

i.2China afirma que, como, en su opinión, el Órgano de Apelación ha resuelto que el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping impone expresamente a los grupos especiales la obligación de dejar sin efecto un establecimiento o evaluación de los hechos en determinadas situaciones207, esta disposición también impone necesaria e implícitamente ciertas obligaciones a la autoridad investigadora en la realización de una investigación antidumping, específicamente, la de establecer adecuadamente los hechos y de evaluarlos de manera imparcial y objetiva. En opinión de China, otro Miembro puede impugnar directamente todas las determinaciones de hecho en una investigación antidumping en el contexto de la solución de diferencias con arreglo al párrafo 6 i) del artículo 17, independientemente de toda alegación de infracción de cualquier otra disposición del Acuerdo Antidumping. La Unión Europea no está de acuerdo y solicita al Grupo Especial que decida, como cuestión preliminar, que las alegaciones de China de infracciones del párrafo 6 i) del artículo 17 no están dentro de su mandato. Según entendemos, la objeción de la Unión Europea abarca dos aspectos, uno sustantivo, en que se aduce que el párrafo 6 i) del artículo 17 no impone obligaciones a los Miembros de la OMC sino solamente a los grupos especiales y que esta disposición no puede interpretarse como la base jurídica independiente de una alegación, y uno de procedimiento, en que se aduce que China no formuló sus alegaciones al amparo del párrafo 6 i) del artículo 17 con suficiente claridad para satisfacer lo dispuesto en el párrafo 2 del artículo 6 del ESD.208 China afirma que la cuestión de determinar si el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping impone implícitamente obligaciones a los Miembros de la OMC "es una cuestión de primera impresión para el Grupo Especial"209, por lo menos con respecto a las relaciones entre las normas amplias supuestamente establecidas por el párrafo 6 i) del artículo 17 y "las partes de la investigación que no se desprenden de una disposición que incorpora ya una redacción relativa a la imparcialidad y el debido proceso explícitamente integrada en ella".210 Sin embargo, China hace referencia al informe del Órgano de Apelación en Estados Unidos - Acero laminado en caliente en apoyo de sus opiniones, y parece así sugerir que la cuestión se ha considerado en el marco de la solución de diferencias de la OMC.211

i.3Consideramos que el texto del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping es claro según sus propios términos y sólo crea obligaciones para los grupos especiales, y no para las autoridades investigadoras de los Miembros de la OMC en la realización de sus investigaciones antidumping. Como se indicó antes, las normas usuales del derecho internacional público que debemos aplicar en esta diferencia establecen que las disposiciones de los tratados deben interpretarse de buena fe conforme al sentido corriente que haya de atribuirse a los términos del tratado teniendo en cuenta su contexto, objeto y fin.212 El sentido corriente del texto del párrafo 6 i) del artículo 17 ("el grupo especial [...] determinará") es claro y está dirigido específica y exclusivamente a las actuaciones de los grupos especiales. Nada en el texto sugiere que esta disposición se aplica también a las acciones de los Miembros de la OMC en general o a aspectos específicos de la realización de investigaciones antidumping por sus autoridades investigadoras. Además, el título del artículo 17 del Acuerdo Antidumping es "Consultas y solución de diferencias" y se establecen en él normas especiales para los procedimientos de solución de diferencias en el caso de medidas antidumping. Este contexto apoya nuestra opinión de que la disposición está dirigida solamente a los grupos especiales. Consideramos que cabe destacar especialmente que, cuando el artículo 17 se refiere a las acciones de los Miembros de la OMC, ello se desprende claramente de su propio texto, como ocurre en los párrafos 2, 3 y 4 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping.213 Además, el párrafo 5 del artículo 17 se refiere exclusivamente a la actuación del Órgano de Solución de Diferencias ("OSD") en el establecimiento de un grupo especial en una diferencia antidumping.214 De manera análoga, el párrafo 6 del artículo 17 se refiere solamente a las actuaciones de los grupos especiales en su resolución de una diferencia antidumping. Nuestra interpretación del sentido del párrafo 6 i) del artículo 17 se aplica por igual a los dos grupos distintos de alegaciones identificadas por China215, es decir, a las supuestas infracciones del párrafo 6 i) del artículo 17, donde hay también una supuesta infracción de otra disposición del Acuerdo Antidumping que contiene ya incorporado cierto lenguaje relativo a la imparcialidad y el debido proceso, y las infracciones alegadas del párrafo 6 i) del artículo 17 solamente. Nos parece evidente que una disposición del Acuerdo Antidumping que no impone obligaciones a las autoridades investigadoras de los Miembros de la OMC en la realización de las investigaciones antidumping no puede establecer una base jurídica independiente para una alegación de infracción del Acuerdo Antidumping por la autoridad investigadora.

i.4La posición de China no tiene en cuenta el sentido corriente del párrafo 6 i) del artículo 17 en su contexto inmediato. Las expectativas legítimas de los Miembros de la OMC están reflejadas en el texto de los acuerdos abarcados.216 En nuestra opinión, la interpretación de esta disposición como pretende China impondría a los Miembros de la OMC obligaciones que no se convinieron durante la negociación del Acuerdo Antidumping, de manera incompatible con el criterio bien establecido de que los principios de la interpretación de los tratados en la solución de diferencias en el marco de la OMC "ni exigen ni aprueban que se imputen al tratado palabras que no existen en él o que se trasladen a él conceptos que no se pretendía recoger en él".217 La aceptación de la interpretación de China sería también incompatible con el párrafo 2 del artículo 3 del ESD, dado que, en nuestra opinión, "aumentaría o disminuiría los derechos y obligaciones previstos en el [Acuerdo Antidumping]", y sería una aplicación indebida de los principios de interpretación de la Convención de Viena.

i.5Observamos que no se ha determinado en ningún informe de un grupo especial o del Órgano de Apelación que un miembro de la OMC haya actuado de manera incompatible con el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping. Los informes de la OMC que se refieren al párrafo 6 i) del artículo 17 se ocupan en general de las relaciones entre esta disposición y la norma de examen establecida en el artículo 11 del ESD y llegan a la conclusión de que no hay conflicto entre las dos disposiciones.218

i.6Reconocemos que el Grupo Especial encargado del asunto Egipto - Barras de refuerzo de acero consideró si una alegación de infracción del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping había sido presentada debidamente por Turquía. Sin embargo, el Grupo Especial no tuvo que decidir sobre la admisibilidad de esa alegación, ya que desestimó la supuesta alegación de infracción del párrafo 6 i) del artículo 17 por estar fuera de su mandato debido a la ausencia de una cita explícita de esta disposición en la solicitud de establecimiento de un grupo especial presentada por Turquía. Sin embargo, el Grupo Especial dijo que:

"Además, aunque al haber rechazado esta alegación por motivos de procedimiento no necesitamos determinar si una infracción del párrafo 6 i) del artículo 17 puede ser objeto de una alegación por una parte en una diferencia, tenemos serias dudas a este respecto. Lo que está claro, no obstante, y en cualquier caso, es que el párrafo 6 i) del artículo 17 establece las normas que un grupo especial debe aplicar cuando examina la cuestión que se le ha remitido en virtud del párrafo 5 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping. En este sentido, estamos por supuesto obligados a aplicarlas en nuestro examen de las alegaciones de esta diferencia."219

En Tailandia - Vigas doble T, el Órgano de Apelación se refirió a los párrafos 5 y 6 del artículo 17 y al párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping y dijo que:

"Los párrafos 5 y 6 del artículo 17 aclaran las facultades de examen que corresponden a un grupo especial establecido con arreglo al Acuerdo Antidumping. Estas disposiciones imponen al grupo especial obligaciones limitantes con respecto al examen del establecimiento y la evaluación de los hechos por parte de la autoridad investigadora. A diferencia del párrafo 1 del artículo 3, estas disposiciones no imponen obligaciones a los Miembros de la OMC. Además, mientras que las obligaciones contenidas en el párrafo 1 del artículo 3 se aplican a todas las determinaciones de la existencia de daño formuladas por los Miembros, las contenidas en los párrafos 5 y 6 del artículo 17 se aplican solamente cuando una determinación de la existencia de daño es examinada por un grupo especial de la OMC. Las obligaciones previstas en los párrafos 5 y 6 del artículo 17 son distintas de las previstas en el párrafo 1 del artículo 3."220

Aunque es verdad, como aduce China221, que el Órgano de Apelación en Tailandia - Vigas doble T se concentró en la relación entre el párrafo 1 del artículo 3 y los párrafos 5 y 6 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping, este pasaje refuerza nuestra interpretación de la naturaleza de las obligaciones en virtud del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping en el sentido de que afecta exclusivamente a las acciones de los grupos especiales y no a las de las autoridades investigadoras de los Miembros de la OMC en la realización de sus investigaciones sobre dumping.

i.7China cita el informe del Órgano de Apelación en Estados Unidos - Acero laminado en caliente en apoyo de su afirmación de que el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping impone obligaciones a las autoridades investigadoras.222 No estamos de acuerdo con la interpretación que hace China de este informe. En el pasaje del informe en que se basa China, el Órgano de Apelación declaró que:

"Al examinar el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping, es importante tener presente que los grupos especiales y las autoridades investigadoras tienen funciones distintas. Las autoridades investigadoras están obligadas, con arreglo al Acuerdo Antidumping, a formular determinaciones fácticas pertinentes a su determinación general de la existencia de dumping y de daño. De conformidad con el párrafo 6 i) del artículo 17, la función de los grupos especiales consiste simplemente en examinar el 'establecimiento' y la 'evaluación' de los hechos que han llevado a cabo las autoridades investigadoras. A tal fin, el párrafo 6 i) del artículo 17 impone a los grupos especiales la obligación de 'evaluar los elementos de hecho'. La redacción de esta expresión refleja fielmente la obligación que impone el artículo 11 del ESD a los grupos especiales de hacer 'una evaluación objetiva de los hechos'.

[...]


Aunque el texto del párrafo 6 i) del artículo 17 está redactado desde el punto de vista de la obligación de los grupos especiales -los grupos especiales 'harán' esas determinaciones- la disposición define de hecho simultáneamente cuándo puede considerarse que las autoridades investigadoras han actuado de forma incompatible con el Acuerdo Antidumping en el proceso de 'establecimiento' y 'evaluación de' los hechos pertinentes. Dicho de otra forma, el párrafo 6 i) del artículo 17 establece la norma adecuada que deben aplicar los grupos especiales al examinar la compatibilidad con la OMC del establecimiento y evaluación de los hechos por las autoridades investigadoras en el marco de las demás disposiciones del Acuerdo Antidumping. En consecuencia, los grupos especiales deben evaluar si las autoridades investigadoras han establecido adecuadamente los hechos y si han realizado una evaluación imparcial y objetiva de ellos."223

Entendemos que en este pasaje el Órgano de Apelación examina las relaciones entre la norma de examen establecida en el párrafo 6 i) del artículo 17 y la definida en el párrafo 11 del ESD.224 Esta interpretación se refuerza por el hecho de que esta sección del informe del Órgano de Apelación está encabezada por el epígrafe "Párrafo 6 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping y artículo 11 del ESD: norma de examen". En nuestra opinión, es evidente que el Órgano de Apelación no hizo constataciones en que se sugiere que el párrafo 6 i) del artículo 17 impone obligaciones a las autoridades investigadoras. Por el contrario, el Órgano de Apelación puso de relieve las diferentes funciones de los grupos especiales y de las autoridades investigadoras e indicó en el pasaje citado que el párrafo 6 i) del artículo 17 sólo contiene obligaciones para los grupos especiales cuando evalúan las determinaciones hechas por las autoridades investigadoras.

i.8Por último, China busca apoyo para su interpretación del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping en el informe del Órgano de Apelación en Australia - Salmón.225 En este caso, el Órgano de Apelación declaró que aunque el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (el "Acuerdo MSF") no contiene una disposición explícita que obligue a los Miembros de la OMC a determinar el nivel apropiado de protección, esa obligación está implícita en varias disposiciones de ese Acuerdo.226 El Órgano de Apelación concluyó que "[e]s evidente que no sería correcto interpretar el Acuerdo MSF de una forma que privara de eficacia a artículos o párrafos completos de ese Acuerdo y permitiera a los Miembros eludir las obligaciones que les impone".227 China hace un paralelo con Australia - Salmón para extraer una obligación implícita de las autoridades investigadoras resultante de las obligaciones explícitas contenidas en el párrafo 6 i) del artículo 17 para los grupos especiales, aduciendo que esa "obligación implícita sería necesaria para asegurar la utilidad de la obligación explícita".228

i.9No vemos de qué manera la declaración del Órgano de Apelación en Australia - Salmón es pertinente para este caso. Hay numerosas diferencias de hecho y de derecho entre esta diferencia y Australia - Salmón. Especialmente importante es el hecho de que en esa diferencia, el Órgano de Apelación constató que determinadas disposiciones del Acuerdo MSF presuponían que una determinada acción o decisión -en ese caso la determinación del nivel apropiado de protección- sería adoptada por un Miembro, pues de otra manera "sería evidentemente imposible examinar" si el Miembro cumplía con sus obligaciones en virtud del Acuerdo MSF.229 China no ha demostrado cómo o por qué la obligación que dice que impone implícitamente el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping a las autoridades investigadoras sería necesaria para hacer operacional la obligación explícitamente impuesta por esta disposición a los grupos especiales de la OMC. Esa explicación tampoco nos resulta evidente. En efecto, en nuestra opinión, los grupos especiales de la OMC son perfectamente capaces de cumplir sus obligaciones con arreglo al párrafo 6 i) del artículo 17 en ausencia de toda obligación implícita para las autoridades investigadoras, como propone China.

i.10Sobre la base de lo que antecede, concluimos que el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping no impone ninguna obligación a las autoridades investigadoras de los Miembros de la OMC en las investigaciones antidumping que pueda ser objeto de una constatación de infracción, y desestimamos en consecuencia todas las alegaciones de infracción del párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping presentadas por China.230

3.Alegaciones de China contra los Reglamentos Nº 1294/2009 y Nº 1472/2006 del Consejo

a)Supuesta falta de especificidad


i.1La Unión Europea objeta también la alegación II.5 de China, con respecto a la determinación de una relación causal en el Reglamento de reconsideración, y afirma que en la solicitud de establecimiento de un grupo especial de China no se presenta el problema con claridad conforme lo requerido en el párrafo 2 del artículo 6 del ESD. La Unión Europea señala que en esa solicitud, en lo que respecta a esta alegación, China cita el texto pertinente del párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping y afirma que el Reglamento de reconsideración no respeta las obligaciones establecidas en esa disposición. La Unión Europea considera que esto no es suficientemente específico para cumplir lo dispuesto en el párrafo 2 del artículo 6 del ESD. La Unión Europea alega que la medida en que esta alegación carece de especificidad se desprende claramente de una comparación con la alegación III.9 paralela, relativa a la determinación de la causa de daño en el Reglamento definitivo, en que China establece razones específicas, por ejemplo, el desempeño de las exportaciones de los productores de la UE y los cambios en las modalidades de consumo, como fundamento de esta reclamación.231

i.2La Unión Europea objeta también las alegaciones II.12 y III.19 de China, en que se alegan violaciones del párrafo 2.2 del artículo 12 del Acuerdo Antidumping en lo que respecta a la adecuación de la explicación de las determinaciones en la reconsideración por expiración y la determinación inicial. En su solicitud de establecimiento de un grupo especial, China aduce que la Comisión infringió el párrafo 2.2 del artículo 12 al no dar razones para sus decisiones, incluidas razones sobre la aceptación o el rechazo de los argumentos que se le presentaron. La Unión Europea afirma que la solicitud de establecimiento de un grupo especial de China no contiene ninguna indicación de cómo o dónde surgen estas fallas, y se limita a repetir el texto del artículo. Señala que los reglamentos en cuestión en este caso son largos y complejos, y la simple referencia a uno u otro reglamento en su totalidad no es suficiente para satisfacer el requisito del párrafo 2 del artículo 6 de identificar la medida pertinente en forma suficientemente específica. Además, la Unión Europea afirma que las obligaciones del párrafo 2.2 del artículo 12 se aplican virtualmente a todos los aspectos de las constataciones y determinaciones de las autoridades de la Unión Europea en los dos procedimientos de que se trata. Si bien las alegaciones de China abarcan así potencialmente casi todos los elementos de los reglamentos, no dan ninguna indicación de lo que China se propone plantear en la diferencia. Para la Unión Europea, esto demuestra una falta de identificación de la medida "con suficiente precisión para indicar la naturaleza de la medida y la esencia de lo que es objeto de litigio".232

i.3China aduce primero que la Unión Europea parece solicitar que el Grupo Especial excluya varias de las principales alegaciones sustantivas y procesales de China en razón de que China no cita los números de página o los párrafos en el Reglamento definitivo y el Reglamento de reconsideración, redactados por la propia Unión Europea.233 China afirma que los reglamentos en cuestión son "muy fáciles de navegar" y que el aparejamiento de las alegaciones con las secciones pertinentes de los reglamentos "llevaría sólo una pequeña fracción del tiempo" que la Unión Europea dedicó a solicitar resoluciones preliminares con respecto a esas alegaciones.234

i.4China observa que los grupos especiales y el Órgano de Apelación han concluido que la simple enumeración de disposiciones puede ser suficiente para proporcionar un breve resumen del fundamento jurídico de una reclamación y afirma que, con respecto a su alegación II.5, su solicitud de establecimiento de un grupo especial hace más que enumerar simplemente las formas en que la medida infringe la disposición. China aduce que la Unión Europea parece sugerir que China o bien redacta el fundamento jurídico sobre cuya base ataca una medida utilizando sus propias palabras, o bien analiza sus argumentos reales con respecto a la alegación, y afirma que el párrafo 2 del artículo 6 del ESD no requiere ninguna de las dos cosas. China afirma que aunque podría no ser así en todos los casos, en el contexto de una investigación antidumping, los elementos principales de lo que está en tela de juicio deben ser claros -en este caso- "la determinación de la Unión Europea de una relación causal, el requisito de no atribución y la objetividad de la autoridad investigadora con respecto a estas cuestiones". En opinión de China, para pretender algo más se requeriría "una exposición de los argumentos reales de China, lo que [...] ciertamente no es necesario". Además, China afirma que la solicitud de establecimiento de un grupo especial puede aclararse por referencia a la primera comunicación escrita de la parte reclamante, y que la Unión Europea no ha demostrado perjuicio.235

i.5China considera que numerosas secciones de los reglamentos en cuestión infringen el párrafo 2.2 del artículo 12 y espera que el Grupo Especial considere cada una de ellas, pero afirma que el lugar más apropiado para especificar las partes precisas de los reglamentos que infringen esta disposición es su primera comunicación escrita. China considera que la posibilidad de consultar la primera comunicación escrita de la parte reclamante para aclarar las alegaciones formuladas es especialmente pertinente con respecto a este tipo de alegación. Por último, observa que con respecto a estas alegaciones la Unión Europea no ha alegado perjuicio ni ofrecido detalles al respecto.236

i.6En lo que respecta a estas objeciones, hemos considerado cuidadosamente los términos de la solicitud de establecimiento de un grupo especial presentada por China. Observamos que, contrariamente a lo que afirma China, en la solicitud de establecimiento de un grupo especial no se indica, en lo que respecta al párrafo 5 del artículo 3, con respecto a qué se considera que el Reglamento de reconsideración es incompatible con el párrafo 5 del artículo 3, y se repite en cambio simplemente el texto de la disposición. China afirma que es "inconsecuente" que la solicitud "contenga la misma redacción que se encuentra en el texto de la disposición". China acepta que una parte no puede subsanar una solicitud de establecimiento de un grupo especial defectuosa en una primera comunicación escrita, pero afirma que, en la medida en que su solicitud puede carecer de especificidad, su primera comunicación escrita amplía lo establecido en las alegaciones incluidas en la solicitud y establece los argumentos precisos a los que tendrá que responder la Unión Europea.237 A este respecto, China se basa en la decisión del Órgano de Apelación en Estados Unidos - Acero al carbono de que "al examinar si una solicitud de establecimiento de un grupo especial es o no suficiente, pueden consultarse las comunicaciones presentadas y las declaraciones hechas durante el curso de las actuaciones, en particular la primera comunicación escrita de la parte reclamante, con el fin de confirmar el sentido de los términos empleados en la solicitud de establecimiento del Grupo Especial y como parte de la evaluación acerca de si el demandado ha sufrido o no perjuicios en sus posibilidades de defensa".238 De la misma manera, en lo que respecta a las alegaciones al amparo del párrafo 2.2 del artículo 12, no hay ninguna indicación de los aspectos de los reglamentos que China alega que son incompatibles con los requisitos de ese artículo, ya que la solicitud de establecimiento se limita a reproducir un pasaje del texto del artículo, y a alegar una infracción de ese texto. Consideramos que la solicitud de establecimiento de un grupo especial de China es muy poco precisa, y podría haberse redactado más explícitamente a este respecto. Sin embargo, cuando se considera a la luz de la primera comunicación escrita de China, que establece más específicamente los elementos particulares de las alegaciones de China en los argumentos planteados, concluimos que es suficiente, aunque apenas, para dar a la Unión Europea una idea básica de lo que se trata en la solicitud de establecimiento de un grupo especial. Denegamos en consecuencia la solicitud de la Unión Europea de una resolución preliminar con respecto a las alegaciones II.5, II.12 y III.19 y concluimos que están dentro de nuestro mandato.


b)Supuesta falta de consultas


i.1La Unión Europea plantea también una objeción preliminar sobre la base de una supuesta falta de consultas. La Unión Europea afirma que la alegación III.6 de China, relativa al cálculo del margen de beneficio en el contexto de la determinación del derecho inferior, está fuera del mandato del Grupo Especial porque no fue objeto de consultas.239 Esta alegación dice como sigue:

"Los párrafos 1 y 2 del artículo 3, el párrafo 1 del artículo 9 y el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping porque la Unión Europea no examinó objetivamente, sobre la base de pruebas positivas, el efecto de las importaciones objeto de dumping en los precios de productos similares en el mercado interno y la consiguiente repercusión de esas importaciones sobre los productores nacionales de tales productos ya que: ...

la UE estableció indebidamente el margen de beneficio para la rama de producción de la UE".240

La Unión Europea señala que la solicitud de consultas se ocupa del margen de beneficio en los párrafos 2.6 y 2.8 que dicen, respectivamente:

"Los párrafos 1 y 2 del artículo 3 y el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping, porque la UE no examinó objetivamente, sobre la base de pruebas positivas, el efecto de las importaciones objeto de dumping en los precios de productos similares en el mercado interno y la consiguiente repercusión de esas importaciones sobre los productores nacionales de tales productos ya que el cálculo de las ventas a precios inferiores efectuado por la UE se basó en una cantidad muy reducida de exportaciones de los productores/exportadores chinos incluidos en la muestra; la UE calculó erróneamente el margen de venta a precios inferiores al aplicar un coeficiente de reducción basado en el volumen al margen basado en los precios inicialmente calculado y al fijar el valor de las importaciones no causantes de daño con relación a los valores de las importaciones para un período no comprendido en el período de investigación."

"Los párrafos 1 y 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping, porque la UE no examinó objetivamente, sobre la base de pruebas positivas, el efecto de las importaciones objeto de dumping en los precios de productos similares en el mercado interno y la consiguiente repercusión de esas importaciones sobre los productores nacionales de tales productos, ya que varios indicadores clave de daño se analizaron sobre la base de los datos correspondientes a la producción total de la UE y no de los datos correspondientes a los productores de la UE incluidos en la muestra o la rama de producción de la UE; y la UE estableció indebidamente el margen de beneficio para la rama de producción de la UE."241

i.2Según la UE, al incorporar el párrafo 1 del artículo 9 del Acuerdo Antidumping en su solicitud de establecimiento de un grupo especial, cuando esa disposición no se menciona en la solicitud de celebración de consultas, China ha "modificado radicalmente la naturaleza de esta alegación".242 La Unión Europea aduce que el párrafo 2.6 de la solicitud de celebración de consultas se refiere a la cuestión del daño, pero la referencia al párrafo 1 del artículo 9, sumada a la mención específica del margen de beneficio en la solicitud de establecimiento de un grupo especial, sugiere que China trata de incluir la aplicación por la Unión Europea del principio del derecho inferior, que es una cuestión totalmente diferente y sólo se plantea después de hecha la determinación de daño. En opinión de la Unión Europea, el sólo hecho de que una cuestión, como la fijación de un precio inferior, pueda considerarse en el contexto del daño y del derecho inferior no significa que no son diferentes, de tal manera que una solicitud de celebración de consultas con respecto a una justifique una solicitud de establecimiento con respecto a una alegación relativa a la otra.243

i.3China observa que la exclusión de alegaciones del mandato de un grupo especial sobre la base de una diferencia entre la solicitud de establecimiento de un grupo especial y la solicitud de celebración de consultas es rara en la jurisprudencia de la OMC.244 Señala que la diferencia en este caso es la adición del párrafo 1 del artículo 9, con las alegaciones de daño, que afirma que es una "extensión lógica de la alegación inicial", y afirma que "el artículo 3 se ocupa de la determinación de la medida (de haberla) del daño, y el párrafo 1 del artículo 9 se refiere a la determinación del derecho sobre la base de la determinación del daño basada en el artículo 3".245 China señala que en todos salvo uno de los casos en que se basa la Unión Europea se trataba de la cuestión de modificar las medidas planteadas en la diferencia, y que el resultado no fue la exclusión de las medidas impugnadas del mandato. Incluso en un caso concerniente a un cambio en las alegaciones, el Grupo Especial no consideró que el cambio justificaba la constatación de que la alegación cuestionada estaba fuera de su mandato.246 China afirma que debe determinarse que las consideraciones adicionales incluidas en su alegación III.6 han "evolucionado naturalmente" a partir de la alegación análoga contenida en la solicitud de celebración de consultas.247

i.4Esta parte de las objeciones de la Unión Europea relativas al mandato plantea la cuestión de la relación entre la solicitud de celebración de consultas de una parte reclamante y el mandato del grupo especial. Recordamos que el ESD no contiene una disposición que se ocupe directamente de la cuestión. El artículo 4 del ESD, titulado "Consultas", dispone en su parte pertinente:

"4. Toda solicitud de celebración de consultas se presentará por escrito y en ella figurarán las razones en que se base, con indicación de las medidas en litigio y de los fundamentos jurídicos de la reclamación.

7. Si las consultas no permiten resolver la diferencia en un plazo de 60 días contados a partir de la fecha de recepción de la solicitud de celebración de consultas, la parte reclamante podrá pedir que se establezca un grupo especial. La parte reclamante podrá pedir el establecimiento de un grupo especial dentro de ese plazo de 60 días si las partes que intervienen en las consultas consideran de consuno que éstas no han permitido resolver la diferencia." (sin negritas en el original)

El artículo 17 del Acuerdo Antidumping contiene también disposiciones relativas a las consultas entre los Miembros de la OMC en las diferencias relacionadas con ese Acuerdo, y dispone en su parte pertinente:

"17.1 Salvo disposición en contrario en el presente artículo, será aplicable a las consultas y a la solución de diferencias en el marco del presente Acuerdo el Entendimiento sobre Solución de Diferencias.

[...]


17.3 Si un Miembro considera que una ventaja resultante para él directa o indirectamente del presente Acuerdo se halla anulada o menoscabada, o que la consecución de uno de los objetivos del mismo se ve comprometida, por la acción de otro u otros Miembros, podrá, con objeto de llegar a una solución mutuamente satisfactoria de la cuestión, pedir por escrito la celebración de consultas con el Miembro o Miembros de que se trate. Cada Miembro examinará con comprensión toda petición de consultas que le dirija otro Miembro.

17.4 Si el Miembro que haya pedido las consultas considera que las consultas celebradas en virtud del párrafo 3 no han permitido hallar una solución mutuamente convenida, y si la autoridad competente del Miembro importador ha adoptado medidas definitivas para percibir derechos antidumping definitivos o aceptar compromisos en materia de precios, podrá someter la cuestión al Órgano de Solución de Diferencias ("OSD")." (sin negritas en el original)

i.5Así pues, el párrafo 4 del artículo 4 del ESD dispone que una solicitud de celebración de consultas debe identificar las medidas en litigio e indicar los fundamentos jurídicos de la reclamación, y el párrafo 7 del artículo 4 del ESD estipula a su vez que si las partes no resuelven la diferencia dentro de los 60 días siguientes a la recepción de la solicitud de celebración de consultas, la parte reclamante puede solicitar el establecimiento de un grupo especial. El párrafo 1 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping establece que el ESD se aplica a las consultas y a la solución de diferencias que surgen en relación con el Acuerdo Antidumping. El párrafo 3 del artículo 17 del Acuerdo Antidumping dispone que si un Miembro considera que una ventaja resultante para él directa o indirectamente del Acuerdo Antidumping se halla anulada o menoscabada, o que la consecución de uno de los objetivos del mismo se ve comprometida, por la acción de otro Miembro, podrá pedir la celebración de consultas con el Miembro de que se trate. El párrafo 4 del artículo 17 establece que si las partes no solucionan la diferencia mediante consultas, el Miembro reclamante podrá someter la cuestión al OSD para solicitar el establecimiento de un grupo especial. Por último, el párrafo 5 del artículo 17 dispone que en esa situación el OSD establecería un grupo especial para resolver la diferencia.

i.6Sin embargo, nos parece evidente que ninguna de estas disposiciones apoya la proposición de que un Miembro reclamante no está autorizado para identificar en su solicitud de establecimiento de un grupo especial alegaciones no identificadas en su solicitud de celebración de consultas. El párrafo 2 del artículo 6 del ESD requiere que la solicitud de establecimiento mencione si se celebraron consultas, pero no dice que el alcance de la solicitud de celebración de consultas determina también el alcance de la solicitud subsiguiente de establecimiento de un grupo especial. El párrafo 4 del artículo 17 dispone que "la cuestión" puede remitirse al OSD, pero no dice que el ámbito de las consultas define esa "cuestión".

i.7El efecto de la solicitud de celebración de consultas de un Miembro reclamante en el mandato de los grupos especiales se ha examinado extensamente en informes anteriores. Por ejemplo, en el asunto Canadá - Aeronaves, el demandado adujo que ciertas alegaciones planteadas con respecto a medidas que no habían sido identificadas en la solicitud de celebración de consultas del Miembro reclamante estaban fuera del mandato del Grupo Especial. El Grupo Especial rechazó este argumento. Destacó el hecho de que el mandato de un grupo especial estaba determinado por la solicitud de establecimiento de un grupo especial del Miembro reclamante y añadió que mientras la solicitud de celebración de consultas y la solicitud de establecimiento de un grupo especial se refirieran a la misma "diferencia" las alegaciones planteadas en la solicitud de establecimiento estarían dentro de su mandato incluso si no se planteaban en la solicitud de celebración de consultas. En opinión del Grupo Especial, "con este enfoque se pretend[ió] preservar las debidas garantías de procedimiento sin perjuicio de reconocer que la 'cuestión' respecto de la cual se solicita la celebración de consultas no t[endría] necesariamente que coincidir con la 'cuestión identificada' en la solicitud de establecimiento de un grupo especial".248 Se desprende de este razonamiento que el alcance de una solicitud de celebración de consultas y el alcance de una solicitud de establecimiento de un grupo especial no necesitan ser idénticos. No se apeló contra las constataciones del Grupo Especial sobre esta cuestión particular.

i.8Se planteó una cuestión similar en el asunto Brasil - Aeronaves. El demandado en ese caso adujo que determinados programas de subvenciones no identificados en la solicitud de celebración de consultas del reclamante no estaban dentro del mandato del Grupo Especial, pese a que se identificaban en la solicitud de establecimiento de un grupo especial. El Grupo Especial señaló que con arreglo al ESD el mandato de un grupo especial de la OMC estaba determinado por la solicitud de establecimiento de un grupo especial del Miembro reclamante y no por su solicitud de celebración de consultas. Aunque reconocía la importancia de las consultas en lo que respecta a aclarar la situación entre las partes en la diferencia, razonó con todo que "limitar el alcance del procedimiento del grupo especial a exactamente el mismo asunto con respecto al cual se celebraron las consultas podría menoscabar la eficacia del procedimiento del grupo especial".249 Según el Grupo Especial:

"[U]n grupo especial puede considerar si las consultas se han celebrado con respecto a una 'diferencia', y que puede formularse correctamente una objeción preliminar si una parte puede demostrar que no se han celebrado las consultas requeridas con respecto a una diferencia. Sin embargo, no consideramos que el párrafo 7 del artículo 4 del ESD o el párrafo 4 del artículo 4 del Acuerdo SMC exijan una identidad precisa entre el asunto con respecto al cual se celebraron las consultas y el asunto con respecto al cual se solicita el establecimiento de un grupo especial."250

En la apelación, el Órgano de Apelación se manifestó de acuerdo con el razonamiento del Grupo Especial:

"Sin embargo, no consideramos que los artículos 4 y 6 del ESD, ni los párrafos 1 a 4 del artículo 4 del Acuerdo SMC, exijan una identidad precisa y exacta entre las medidas específicas que fueron objeto de las consultas celebradas y las medidas específicas identificadas en la solicitud de establecimiento de un grupo especial. Como señaló el Grupo Especial, '[u]na de las finalidades de las consultas, con arreglo al párrafo 3 del artículo 4 del Acuerdo SMC, es 'dilucidar los hechos del caso' y cabe esperar que la información obtenida durante las consultas pueda permitir al reclamante circunscribir el alcance del asunto con respecto al cual solicita el establecimiento del grupo especial'. Tenemos el convencimiento de que las medidas objeto de litigio en este asunto son las subvenciones brasileñas a la exportación para las aeronaves regionales en el marco del PROEX. Las partes celebraron consultas sobre estas subvenciones y esas mismas subvenciones fueron sometidas al OSD a efectos del establecimiento de un grupo especial. Recalcamos que los instrumentos reglamentarios que entraron en vigor en 1997 y 1998 no modificaron la esencia de las subvenciones a la exportación para las aeronaves regionales en el marco del PROEX."251

i.9Más recientemente, el Órgano de Apelación en Estados Unidos - Algodón americano (upland) puso de relieve la importancia de no limitar indebidamente el alcance de la diferencia sobre la base de la solicitud de celebración de consultas y observó que:

"Mientras la parte reclamante no amplíe el alcance de la diferencia, nos inspira reparos imponer un criterio demasiado rígido respecto de la 'identidad precisa y exacta' entre el alcance de las consultas y la solicitud de establecimiento de un grupo especial, ya que tal cosa significaría sustituir esta última por la solicitud de celebración de consultas. Conforme al artículo 7 del ESD, es la solicitud de establecimiento de un grupo especial la que rige el mandato, a menos que las partes convengan en otra cosa."252

i.10En el asunto México - Medidas antidumping sobre el arroz, el demandado adujo que el reclamante había ampliado el alcance del fundamento jurídico de la reclamación en la solicitud de establecimiento del grupo especial en comparación con la solicitud de celebración de consultas y solicitó que el Grupo Especial constatara que las alegaciones asociadas con las nuevas disposiciones jurídicas citadas en la solicitud de establecimiento estaban fuera del mandato del Grupo Especial. El Grupo Especial no aprobó esa solicitud por las razones siguientes:

"A nuestro juicio, el hecho de que, en comparación con la solicitud de celebración de consultas, en la solicitud de establecimiento se hayan añadido ciertas disposiciones a la lista de supuestas infracciones es una consecuencia del proceso de consultas, que cumple la finalidad de dilucidar los hechos del caso, permitiendo al reclamante circunscribir el alcance del asunto con respecto al cual solicita el establecimiento de un grupo especial. No significa que no se celebraran consultas sobre el asunto, puesto que la única diferencia entre la solicitud de celebración de consultas y la solicitud de establecimiento radica en el hecho de que se añadieron varias disposiciones jurídicas estrechamente relacionadas cuya infracción se alegaba. Las medidas seguían siendo las mismas, al igual que los fundamentos de derecho de la reclamación, como se desprende claramente de la descripción narrativa proporcionada en la solicitud de establecimiento. Por tanto, a nuestro juicio, se celebraron consultas sobre el asunto con respecto al cual se solicitó el establecimiento de un grupo especial. Por consiguiente, rechazamos la solicitud de México a este respecto."253

El Órgano de Apelación confirmó las constataciones del Grupo Especial a este respecto. Recordó sus constataciones anteriores sobre esta cuestión y señaló que el razonamiento expuesto en los informes anteriores sobre la diferencia entre el alcance de la solicitud de celebración de consultas y de la solicitud de establecimiento de un grupo especial con respecto a las medidas específicas en cuestión se aplicaba igualmente a la diferencia entre estos dos documentos en lo concerniente al fundamento jurídico de la reclamación. El Órgano de Apelación destacó que la función de las consultas era permitir el intercambio de información necesario para aclarar los perfiles de la diferencia, como resultado de lo cual el Miembro reclamante podría reformular sus alegaciones en su solicitud de establecimiento de un grupo especial. Según el Órgano de Apelación:

"[N]o es necesario que las disposiciones a las que se hace referencia en la solicitud de celebración de consultas sean idénticas a las enunciadas en la solicitud de establecimiento del grupo especial, siempre que pueda decirse razonablemente que los 'fundamentos de derecho' de la solicitud de establecimiento de un grupo especial se derivan de los 'fundamentos jurídicos' que configuraron el objeto de las consultas. Dicho de otra forma, es preciso que la adición de otras disposiciones no tenga por efecto la modificación de la esencia de la reclamación."254

i.11Sobre la base de lo que antecede, concluimos también que no es necesario que haya una identidad precisa entre la solicitud de celebración de consultas de China y su solicitud de establecimiento de un grupo especial con respecto a las medidas específicas en cuestión ni con respecto al fundamento jurídico de la reclamación. Mientras la solicitud de celebración de consultas y la solicitud de establecimiento de un grupo especial se refieran a "la misma cuestión" o, dicho de otro modo, en la medida en que "pueda decirse razonablemente que los fundamentos jurídicos de la solicitud de establecimiento de un grupo especial se derivan de los fundamentos jurídicos identificados en la solicitud de consultas", puede considerarse que una alegación, incluso si no se identifica específicamente en la solicitud de celebración de consultas, ha sido debidamente identificada en la solicitud de establecimiento del grupo especial y está dentro del ámbito de la solicitud de celebración de consultas y en consecuencia del mandato del grupo especial. Ésta es en nuestra opinión la situación en este caso. Denegamos en consecuencia la solicitud de una resolución preliminar presentada por la Unión Europea y concluimos que la alegación III.6 de China relativa al cálculo del margen de beneficio en el contexto de la determinación del derecho inferior está comprendida en nuestro mandato.




Compartir con tus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   62


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal