U/5 Imperialismo



Descargar 56.07 Kb.
Fecha de conversión19.11.2018
Tamaño56.07 Kb.

CAP. IV- U. 5

UNIDAD 5: IMPERIALISMO Y COLONIALISMO.
Preguntas clave:
• ¿Qué factores motivaron el desarrollo del proceso imperialista en las últimas décadas del siglo XIX?

• ¿Qué consecuencias tuvo la formación de grandes imperios coloniales para el mundo?

• ¿Qué te sugiere el concepto de "Paz Armada"?

1. EL IMPERIALISMO EUROPEO
En las últimas décadas del siglo XIX, las potencias europeas se propuesieron colonizar África y Asia, continentes en los que llegaron a construir grandes imperios.

1.1. Los factores de la expansión
El proceso expansivo europeo fue producto de una serie de factore que entremezclados, propiciaron una nueva configuración del mundo.
Demográficos. El gran aumento de población que había experimentado Europa fue motivo de que hombres y mujeres, deseosos de mejorar sus condiciones de vida, se lanzaran fuera de las fronteras en busca de soluciones a su alicaída existencia.
Económicos. El auge industrial europeo llevó a las potencias a la búsqueda de nuevas fuentes de materias primas que alimentaran su creciente industria, y de nuevos mercados que absorbieran la sobreproducción a través del consumo. Estas condiciones fueron ampliamente satisfechas en África y Asia; continentes que contaban con un rico suelo y subsuelo así como con una abundante población que, además de consumir, le prporcionaría mano de obra barata.
Políticos. Las empresas coloniales se presentaban como un campo donde desarrollar el espíritu nacionalista, muy en boga en esa época. Los estados sostenían la idea de que solo las grandes naciones, poseedoras de una voluntad de poder y capacitadas para la lucha por la existencia, estaban predestinadas a ejercer la supremacía a costa de “pueblos inferiores”. Así, con estos fundamentos se buscaba la máxima grandeza, que se conseguiría, poseyendo inmensos territorios ricos y poblados. En algunos casos, las empresas coloniales sirvieron, además, para distraer la atención sobre problemas internos, o bien, para dejar en el olvido derrotas y humillaciones.
Ideológicos. De los fundamentos del nacionalismo surge la conciencia de misión, según la cual el hombre blanco civilizado está llamado a cumplir una función dirigente o hegemónica respecto de otros pueblos y razas. Por otra parte, y dentro del ámbito ideológico, surge el ideal misionero y evangelizador, de parte de católicos y protestantes, producto de la recuperación religiosa que experimenta Europa de aquella época.
Culturales. El reciente interés científico por conocer en profundidad y extensión el planeta, dio lugar a las grandes exploraciones geográficas que prepararon, en muchas ocasiones, el camino a los estados para su expansión imperial. Muchos hombres, emprendieron arriesgadas empresas contagiados por el afán de curiosidad y aventura divulgada por la prensa, y por el "aroma" romántico de la época.

Superaron obstáculos increíbles, buscando descubrir los secretos de la Tierra: atravesaron desiertos, incursionaron en las selvas vírgenes o viajaron a los polos. Así se conocieron regiones del interior de los continentes casi desconocidas en la época. Hombres franceses e ingleses como Park, Clapperton, Spake, Burton, Stanley, Livingstone, Barth, Nachtigal y Rhodes cuyo apellido dio nombre a Rodesia, que destacaron en estas empresas. Siguiendo el curso de los grandes ríos se adentraron en el corazón ardiente de África, y descubrieron los secretos del continente negro.


De esta forma, los exploradores, agrupados en sociedades geográficas, abrieron el camino. Tras ellos llegaron las grandes compañías comerciales y financieras apoyadas por los estados y los ejércitos, y transformaron a los nuevos territorios en áreas de dominación.

2. LOS IMPERIOS COLONIALES
Las potencias europeas, especialmente Francia e Inglaterra, establecieron grandes imperios coloniales en África y Asia, gracias a la relativa debilidad de las civilizaciones asentadas en estos continentes.
África estaba poblada casi en su totalidad por tribus de raza negra, con excepción de la franja mediterránea. Estas tribus apenas pudieron oponer resistencia a la penetración europea, que ostentaba una gran superioridad técnica. La división interna que enfrentaban constantemente a unas tribus con otras, fueron fomentadas y aprovechadas después por los europeos. Así, la lanza de estos pueblos, fue fácilmente quebrada y doblegada por el hierro europeo. Ellos practicaban una agricultura itinerante o vivían de la ganadería, y poseían una religión animista.
En Asia, la situación fue algo distinta. Allí existían civilizaciones milenarias (China, India), en muchos aspectos superiores a la europea, que opusieron una firme resistencia a la colonización, pero que debido a su “inmovilismo” técnico y económico, terminaron por quedar bajo el yugo europeo.
2.1. Las formas de dominio
A partir de 1870, el sistema colonial europeo sufre cambios en cuanto al tipo de control que se ejerce sobre los pueblos sometidos. Surgen formas como:
Las concesiones. Hubo países que, bajo este sistema, pudieron mantener su independencia, a cambio de algunas ventajas comerciales a las potencias colonizadoras, como la cesión de puertos. Tal es el caso de Hong Kong, que tras la “Guerra del Opio” fue cedido a Inglaterra.
Los protectorados. En ellos, la potencia protectora controlaba la política exterior y la explotación de determinadas riquezas, mientras que en el orden interno las autoridades locales mantuvieron sus atribuciones.
Las colonias. Territorios sometidos totalmente a la soberanía de la potencia colonizadora, así como a su administración. Podían tener un carácter estratégico, dada su posición, caracterizarse por la explotación o por el poblamiento.
1.2. Inglaterra, la más beneficiada.
De todas las potencias europeas de la época, Inglaterra fue la que logró constituir el mayor Imperio colonial. En el año 1870 la corona británica ya poseía territorios en la costa atlántica africana (Gambia, Costa de Oro y Nigeria) y en el Golfo de Adén (Somalía), pero su gran objetivo fue formar un espacio colonial que se extendiera de norte a sur en este continente. Así fue ocupando para tal efecto, Egipto, Sudán, Kenia, Uganda, Rhodesia, Bechuanalandia y África del Sur.
En suelo asiático, India fue la principal posesión británica, y en 1877 esta fue elevada a la categoría de Imperio. Posteriormente, la anexión de Birmania y Afganistán sirvieron de freno a la expansión francesa y rusa en Indochina.
Fuera de África y Asia, Inglaterra estableció colonias en Oceanía, Nueva Zelanda, y varios archipiélagos del Pacífico.
2.3. Francia, le pisa los talones.
El segundo gran imperio en extensión e importancia, fue el deFrancia. Ocupó toda la parte noroeste de África, agregándose a estos territorios parte de Somalía y la isla de Madagascar.
En Asia, después de someter la resistencia de sus habitantes, Francia impuso su dominio en los actuales territorios de Vietnam, Laos y Camboya con los que conformó la llamada Unión Indochina. Completaban el imperio francés la posesión de Nueva Caledonia de Oceanía y las islas de San Pedro y Miguelón en la costa atlántica canadiense.
2.4. Los que llegaron tarde...
El resto de las potencias europeas debieron conformarse con el establecimiento de dominios de extensión mucho menor que los de Inglaterra y Francia.

Alemania, que en los inicios del Imperialismo se encontraba abocada al logro de su unificación, ocupó tardíamente Togo, Camerún, Nambia y Tanzania.

Italia, igual que Alemania, se incorporó tarde al proceso, logrando en África los territorios de Eritrea y otra parte de Somalía.

Bélgica obtuvo el Congo.



Portugal ocupó Angola, Mozambique y Cabo Verde, mientras que España recibió los pequeños territorios del Sahara, Guinea y una pequeña parte del protectorado de Marruecos.
2.5. Choque entre los protagonistas.
Las fricciones generadas entre los actores del proceso expansivo europeo se hicieron evidentes en el reparto de África. Con el fin de evitarlas, a instancias de Bismarck, se reunió la Conferencia de Berlín en 1878, y a pesar de los acuerdos allí logrados, no se consiguió eliminar los problemas.
Entre los acuerdos adoptados destacaron el derecho a ocupación del interior de un territorio (el hinterland), para la potencia que ocupara sus costas; la libre navegación de los grandes ríos africanos; la ocupación efectiva de un territorio: no valían títulos de posesión teóricos ni derechos históricos; se prohíbe la trata de esclavos.
A pesar de lo estipulado, Inglaterra tuvo serios conflictos con Francia y Portugal. Su proyecto de crear un imperio en sentido norte–sur (desde El Cairo a El Cabo) chocó con la pretensión francesa de unir Senegal con la Somalía francesa y la portuguesa y de formar un solo bloque con Angola y Mozambique.
2.6. Consecuencias del proceso.
Para los pueblos colonizados, el proceso imperialista europeo significó la imposición de una civilización distinta, que originó una profunda crisis en las culturas autóctonas. El europeo, convencido de que su cultura era la más avanzada, sentía la obligación de darla a conocer y de buscar los medios para que los demás la hicieran suya. Así, propaga sus costumbres, religión y concepciones filosóficas. El desarrollo económico de las colonias se promueve de acuerdo a los intereses y necesidades de los colonizadores. Las obras de infraestructura, como ferrocarriles y puertos, transforman la base económica de los territorios coloniales; de los cultivos de subsistencia se pasa a los sistemas de “plantaciones”. Pueblos enteros vieron destruidas sus tradiciones, creándose con ello un motivo permanente de futuros conflictos.
Sin embargo, hay que reconocer que la colonización introdujo también elementos que contribuyeron a mejorar la condición de vida de estos pueblos; se establecieron administraciones modernas y modelos de organización política, así como la introducción y aplicación de la medicina científica.
Para los colonizadores, el proceso imperialista significó contar con extensos territorios de donde extraer recursos que le permitieron fortalecer su crecimiento industrial, con lo que, a la vez, se establecía la base de la superioridad europea de esta época.

3. CONFLICTOS LATENTES DE FINES DEL SIGLO XIX Y PAZ ARMADA.
Hacia el final del siglo XIX subsistía en Europa una serie de conflictos nacionalistas. Por un lado, los casos de Irlanda y Polonia, y por otro, los problemas surgidos tras el Congreso de Viena, que pretendía restaurar las monarquías europeas amenazadas por el liberalismo, al integrar diversos pueblos en los imperios austríaco, húngaro y turco.
3.1. El caso irlandés.
A pesar de que desde el siglo XVI, Irlanda estaba bajo la soberanía de la monarquía inglesa, había mantenido su autonomía, pero en 1800, el Acta de Unión la incorporaba totalmente a la estructura política británica. Los irlandeses eran católicos pero solo podían elegir diputados protestantes y debían contribuir con un impuesto al sostenimiento de la Iglesia Anglicana. Fueron objeto de discriminaciones políticas y religiosas y enfrentaban también el problema de la propiedad de la tierra, monopolizada por los ingleses, quienes les cobraban onerosos arriendos.
Entre los años 1846 y 1849, una gran crisis económica sumió a Irlanda en la miseria más espantosa. Los propietarios ingleses, insensibles a los sufrimientos y al hambre de los colonos, los desalojaron en masa de los campos que cultivaban, pues los arriendos estaban impagos. La mayoría de ellos emigró a los Estados Unidos de América, desde donde apoyaron con armas y dinero las tentativas revolucionarias que buscaban la eliminación de las diferencias, así como la plena autonomía de Irlanda. La mayor parte de la población de la isla veía en la independencia la única solución a sus problemas. Solo el Ulster, una región del norte cuya población era mayoritariamente protestante, quería mantener la unión con Gran Bretaña.
3.2. El caso polaco.
El Congreso de Viena dejó a Polonia dividida. Una parte fue anexada a Prusia, mientras que el gran ducado de Varsovia pasó a poder de Rusia, cuyo zar Alejandro I, manifestó el deseo de preservar la autonomía del territorio incorporado, estableciendo un gobierno inspirado en los principios liberales. En 1815, fue aprobada una constitución, que retomaba los deseos manifestados por el monarca ruso.
A partir de 1825 la situación empeoró, ya que la política aplicada por Nicolás I exacerbó los sentimientos nacionalistas del pueblo polaco, que protagonizó dos grandes sublevaciones, reprimidas en forma sangrienta por las tropas del zar. Como consecuencia, Polonia fue incorporada como un territorio más dentro de Rusia, con lo cual se prohibió su idioma. Sin embargo, la represión y opresión de que fue objeto el pueblo polaco no opacó su identidad, ya que, apoyada en la religión católica, se mantuvo viva.
3.3. El Imperio Austro-Húngaro
En 1815, bajo la hegemonía de Austria, fueron incorporados al Imperio pueblos de distintas razas y nacionalidades, como alemanes, checos, húngaros, eslovacos, polacos y rumanos. Muy pronto estos pueblos comenzaron a luchar por sus reivindicaciones, que nunca fueron satisfechas a pesar de los esfuerzos por lograrlo. Las jornadas de 1848 fueron un claro ejemplo que terminaron aplastadas, por estar impregnadas de un profundo componente nacionalista.
A partir de 1867, el Imperio fue reestructurado, denominándolo desde entonces austro-húngaro, lo que en la práctica significó la separación del territorio en dos zonas con gobiernos y parlamentos distintos, aunque la unidad del imperio estaba asegurada por el emperador que se erigía en el eje de ambos gobiernos. El nuevo sistema, favoreció a los turcos, no así a los demás pueblos, que seguían esperando su emancipación.
3.4. La situación balcánica
La decadencia del Imperio turco en el siglo XIX, provocó que los pueblos balcánicos sometidos se sublevaran. Grecia, Montenegro, Servia, Rumania y Bulgaria fueron adquiriedo sucesivamente la independencia. Apenas acontecido esto, los Balcanes se transformaron rápidamente en un escenario de conflictos, motivados por la gran diversidad étnica de su población y por la ambición de Rusia, Francia, Alemania e Inglaterra, que estaban esperando disfrutar del reparto y posesión de los territorios.
3.5. La Paz Armada
La guerra de 1870, que ocurrió en medio del proceso unificador de Alemania, había generado una fuerte enemistad con Francia. Al mismo tiempo, el desarrollo marítimo y colonial de la potencia germana preocupaba a Inglaterra, así como el propósito de Austria-Hungría de expandirse en los Balcanes alarmaba a Rusia. A todo esto se sumaba la frustración de Italia que, ante la imposibilidad de extender su influencia en la costa africana del Mediterráneo (intentos que fueron frenados por Francia), decidía inclinarse hacia Alemania.
Frente a esta enmarañada madeja de rivalidades se formó la Triple Alianza, integrada por Alemania, Austria-Hungría e Italia, y la Triple Entente, constituida por Francia, Rusia e Inglaterra.
Cada país perfeccionó su ejército y aumentó la escuadra, los armamentos y las fortificaciones. Así, la mayor parte de los respectivos presupuestos fueron destinados a los gastos militares; los impuestos aumentaron pues se necesitaban mayores recursos; los jóvenes interrumpieron los estudios, y otros, el trabajo para recibir instrucción militar.
Se hicieron varios intentos por detener esta carrera armamentista. Uno de ellos fue la Conferencia de La Haya (1900), pero las grandes potencias no lograron el acuerdo sobre el alcance y la forma de reducir sus elementos bélicos. Y en medio de un nacionalismo exaltado y de una carrera armamentista desenfrenada, los roces entre los bloques formados se hicieron más profundos, dando origen al primer gran conflicto mundial.

Cronología
1864

• Exploración del Sahara.

1869

•Apertura del Canal de Suez.



1875

• Inglaterra se convierte en propietaria del Canal de Suez.

1877

• Se establece el imperio de la India.



1878

• Congreso de Berlín.

1879

• Austria-Hungría ocupa Bosnia Herzegovina.



1882

• Creación de la Triple Alianza.

1886

• Inglaterra incorpora a Birmania.



1887

• Cecil Rodhes crea la Compañía Británica Sudafricana.

1891-1893

• Alianza Franco-Rusa.

1900

• Creación del Tribunal Internacional de La Haya.



1902

• Sudáfrica se convierte en dependencia Británica.

1904

• Creación de la Triple Entente.



1908

• El Congo se constituye en colonia belga.

1910

• Constitución de la Unión Sudafricana.


DESARROLLO

IMPRESIONISMO: VAN GOGH Y GAUGUIN
Este movimiento nació como una reacción al realismo. Surgió en Francia, en el último cuarto del siglo XIX. Para los pintores impresionistas, la sensación era la fuente de todos los conocimientos. Algunos estudiosos del arte lo consideran como una reacción contra la recién descubierta técnica de la fotografía, explicando así por qué el artista impresionista sale al exterior en busca de la luz y lo fugitivo.
Una mañana estábamos pintando cuando uno de nosotros se quedó sin negro y empleó en su lugar el azul... El impresionismo había nacido.

Renoir.


¿Qué es el impresionismo?
El impresionismo, en su más amplia proyección, era un reflejo de la necesidad de aire libre de los habitantes de la ciudad.

Peter de Francia: El Impresionismo. Ed. Edhasa, España.



Los orígenes del impresionismo
El punto de partida del impresionismo se encuentra en una exposición celebrada en 1874 en los salones del fotógrafo Nadar, en la que bajo el título de Compañía Limitada de Pintores, Escultores y Grabadores, expusieron unos treinta artistas, entre los que se encontraban Monet, Renoir, Sisley, Boudin, Degas y Pissarro, entre otros. Uno de los críticos asistentes, Louis Leroy, acuñó la palabra “impresionista” para ridiculizar un cuadro de Monet, titulado Impresión, sol levante.

¿Qué pintan?
La máxima preocupación de los pintores impresionistas fue la representación de la luz y del color. La forma de los objetos es considerada por ellos como transitoria y cambiante, ya que depende de la luz que se proyecta sobre ellos.
Los impresionistas pintan de preferencia al aire libre, y la pintura, gracias a este procedimiento, se enriqueció con nuevos temas: calles trepidantes, jardines públicos, el mundo animado de las estaciones ferroviarias, las carreras de caballos, las bailarinas, las regatas, y una infinidad de temas, manifestándose en todos ellos la preocupación por recoger los efectos de la luz.

Van Gogh y la naturaleza
Su punto de partida fue la naturaleza, especialmente el paisaje del mediodía de Francia, en Arlés que era su patria espiritual. La naturaleza le conmovía profundamente, y esta emoción prestaba fuerza a su fantasía para elaborar la impresión obtenida.
Se empieza por la infructuosa tentativa de querer seguir a la naturaleza, pero se termina limitándose a crear con la paleta, y la naturaleza viene después, decía.

La pintura de Van Gogh
Van Gogh pinta con pinceladas irregulares, líneas románticas entrecortadas, que manifiestan la impaciencia que le producía su exaltación interna. Los colores puros iban depositando su huella sobre el lienzo, trabajados con la mano, con la espátula, con el mango del pincel, o en muchos casos, exprimidos directamente de los tubos.
En su deseo de mantener la visión provocada por la primera impresión, partió de la impresión cromática. Pintó con colores puros, con rojo, azul, verde y amarillo, especialmente con amarillo real; colores que él sabía dotar de mayor profundidad, de mayor fuego que en la realidad, colores que en su fantasía ardían de un modo excesivamente pasional.

Bela Lázar:Conferencia sobre los pintores impresionistas. Ed. Labor, España, 1992.



Gauguin, Impresionismo y Postimpresionismo
En sus primeros tiempos Gauguin abrazó la técnica impresionista. Fruto de este período son sus obras Le christ jeune, La lutte de jacobet de l’ange y su autorretrato, todas ellas pintadas con gran sencillez.
Posteriormente, se apartó del impresionismo dando en sus pinturas mayor importancia a la composición y aplicando colores brillantes de gran intensidad.

Un pintor viajero
En busca de un país utópico donde pudiera verse libre de las trabas sociales, Gauguin se dedicó a viajar por el mundo. Así, en 1891, atraído por el embrujo de los trópicos, se instaló en Tahiti, donde adoptó la vida indígena y realizó sus mejores obras. Allí buscó la inspiración en los ricos colores tropicales. D’esprit veile, Seule, Jours delicieux, La fruite devaut la case y Dos mujeres maoríes, son algunas de sus magníficas obras de esta época.
El último cuadro de Gauguin, titulado ¿De dónde venimos?, ¿qué somos?, ¿a dónde vamos?, es el más significativo de toda su producción. En esta pintura alegórica intentó representar por medio del color, las líneas y las masas equilibradas, las preguntas que todos los pueblos se han formulado sin hallar respuesta.
El símbolo se crea por medio de armonías sabias. El color, como la música, porta en sus vibraciones cuanto más de universal, y por tanto de indefinido, existe en la naturaleza, su energía secreta.

TALLER
Comprensión

• Define las principales características del Impresionismo.

• ¿Por qué se da el nombre de “impresionismo” al movimiento pictórico del último cuarto del siglo XIX?

• ¿Qué rasgos particulares presenta la pintura de Van Gogh?

• ¿Qué diferencias puedes establecer entre la época postimpresionista de Gauguin y los impresionistas puros?
Investiga

• ¿Qué proyecciones tuvo el impresionismo en nuestro país? Señala algunos representantes.

• En alguna enciclopedia de arte busca datos de la pintura de Renoir y Monet.


ACTIVIDADES

Comprension de la unidad
1. ¿En qué forma el capitalismo fue causa del colonialismo?

2. ¿Por qué los procesos colonizadores de África y Asia fueron distintos?

3. ¿Cuál fue el objetivo de la Conferencia de Berlín?.¿Qué principios se establecieron en ella?

4. ¿Qué relación existe entre el nacionalismo y el proceso colonizador del siglo XIX?

5. ¿Cuál es la diferencia entre el plan colonizador inglés y francés en África? ¿A qué conflicto dió origen esta diferencia?

6. Describe las consecuencias que tuvo para los pueblos dominados y dominadores, la expansión colonial. Utiliza un cuadro como el siguente:


Consecuencias Consecuencias Consecuencias

Económicas Políticas Culturales

Dominados
Dominadores

7. ¿Qué rasgos comunes puedes establecer en los conflictos que se mantienen latentes a fines del siglo XIX?

8. ¿A qué se llama "período de la paz armada"? Fundamenta tu repuesta.

9. Explica en qué forma la rivalidad de los intereses imperialistas y el nacionalismo exaltado llevaron a las potencias a involucrarse en un gran conflicto. Da tu respuesta a través de un ejemplo.

10. Con respecto a los puntos de conflicto mencionados como latentes a finales del siglo XIX:

– ¿Fueron totalmente solucionados?

– ¿Cuál es su situación actual? Para dar respuesta a esto toma uno de ellos y haz un "estudio de caso". Busca información en enciclopedias, y en la prensa, y presenta un informe escrito.

Entender la Historia
1. La "conciencia de la misión" ha llevado al hombre a emprender una serie de empresas de la más diversa índole. En el siglo XIX, ésta se manifestaba en la acción del hombre blanco que, guiado por su superioridad, llevaba a los más atrasados, a los "inferiores" su civilización.

Hoy en día asistimos a una serie de acontecimientos en los que aún se esgrime este tipo de motivación.

• ¿En qué acontecimientos actuales puedes reconocer la presencia de esta "conciencia"?

• ¿Qué países utilizan en la actualidad la "conciencia de misión" para justificar sus acciones?

• Si antes fue la necesidad de civilizar,¿cuál es ahora la excusa esgrimida?

• ¿Cuál es tu opinión o postura frente a la llamada "conciencia de misión"?

¿Crees que ella justifica el "atropello" de los pueblos"?
2. En el periodo de "paz armada" los países se dedicaron a aumentar y perfeccionar su potencial bélico.

• ¿Se puede hablar hoy en día de una nueva paz armada? Argumenta tu respuesta.

• ¿Qué motivos crees tú que explicarían hoy la aplicación de esta política?
3. Imagina que eres el Primer Ministro de una potencia que necesita expandir sus dominios:

• ¿Cómo justificarías tu expansionismo?

• ¿Qué sistema de expansión escogerías? ¿Por qué?
4. Ahora imagina que eres un líder en el país escogido para la expansión. Basado en los motivos utilizados por el Primer Ministro,

• ¿Cuál sería tu postura frente a la ocupación de tu territorio?

• Si la aceptas, ¿qué argumentos utilizarías para convencer a tu pueblo?

• Si la rechazas, ¿cómo defenderías tu territorio?



Trabajo con las fuentes
Visión de un poeta negro
El sol del desastre se ha levantado en occidente, abrazando los hombres y las tierras pobladas(...)

La calamidad cristiana se ha abatido sobre nosotros como una nube de polvo.

Al principio, llegaron pacíficamente, con palabras tiernas y suaves.

Venimos a comerciar, decían, a reformar las creencias de los hombres, ha echar de aquí la opresión y el robo, a vencer y barrer la corrupción.

No todos adivinamos sus intenciones, y ahora, he aquí que somos sus inferiores.

Ellos nos sedujeron con pequeños regalos, ellos nos dieron a comer cosas buenas (...) pero ahora han cambiado de tono.

El Haij' Ommar: en Bouillon: Le XIX Siècle et ses Racines.


Responde de acuerdo al texto:

• Según las palabras del poeta, ¿qué mecanismos utilizaron los europeos para ocupar los territorios?

• ¿Cómo ves el proceso colonizador?

• ¿Cómo interpretas la frase ...la calamidad cristiana se ha abatido sobre nosotros...?

• ¿Contrasta esta visión con la de F Garnier?; ¿por qué?

La colonización como visión civilizadora
Un país como Francia, cuando pone el pie en una tierra extranjera y bárbara, ¿debe proponerse exclusivamente como fin de la extensión de su comercio y contentarse con este móvil único que es el apetito de ganancias?
Esta nación generosa cuya opinión rige la Europa civilizada y cuyas ideas han conquistado el mundo entero, ha recibido de la Providencia una misión más alta: la de emancipación, la de llamada a la luz y a la libertad de las razas y de los pueblos todavía esclavos de la ignorancia y del despotismo

¿y será la que apague con sus propias manos la llama de la civilización ante las tinieblas profundas del Annam?

F.Garnier: La Conchinchine Francaise en 1884

Editorial Edentú 1964.
Responde de acuerdo al texto:

• ¿Cómo entiende el autor el espíritu de la misión?

• ¿Por qué dice que Francia es la llamada a cumplir la misión civilizadora?

• ¿Cómo considera a los pueblos que van a colonizar?

• ¿Qué otro móvil colonizador cita el autor?

Justificación del colonialismo
La colonización es la fuerza expansiva de un pueblo, es su potencia de reproducción, es su dilatación y su multiplicación a través del espacio; es la sumisión del universo o de una gran parte de él a su lengua, a sus costumbres, a sus ideas y a sus leyes. Un pueblo que coloniza es un pueblo que pone las bases de su grandeza futura(...). Desde el punto de vista material, el número de los individuos que forman la raza, aumenta en una proporción sin límites; la cantidad de recursos nuevos, de nuevos productos(...), es inconmensurable; el campo que se abre a los capitales de la metrópolis y el dominio explotable que se ofrece a la actividad de sus ciudadanos, son infinitos.
Desde el punto de vista moral e intelectual, este crecimiento del número de las fuerzas y de las inteligencias humanas, estas condiciones diversas en las que todas estas inteligencias se encuentran situadas, modifican y diversifican la producción intelectual (...).
Sea cual fuere el punto de vista en que nos situemos (...) siempre nos encontraremos con una verdad incontestable: el pueblo que coloniza más, es el primer pueblo; y si no lo es hoy, ya lo será mañana.

P. Leroy- Beaulieu : De la Colonización Chezles Peuples Modernes. París, 1870.-


Responde de acuerdo al texto:

• ¿Qué factores colonizadores pueden identificarse en el texto?

• ¿Cómo define el autor el proceso colonizador?

• ¿Qué beneficios trae la colonización al país colonizador?



• ¿Qué importancia otorga Leroy- Beaulieu al proceso colonizador? ¿Qué teoría plantea?

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal