Tuberculosis Fact Sheet



Descargar 16.32 Kb.
Fecha de conversión01.04.2018
Tamaño16.32 Kb.

606 N Minnesota Ave, Suite 2

Hastings, NE 68901

(402) 462-6211

FAX: (402) 462-6219

Toll Free: (877) 238-7595

WEB: www.southheartlandhealth.org




Hoja de Datos Sobre Pertusis (Tos Ferina)
¿Qué es pertussis o tos ferina (tos convulsiva)?

  • La tos ferina (pertussis) es una enfermedad muy contagiosa que se distingue por fuertes ataques de tos. Se le llama tos "ferina" por el sonido agudo que hacen los niños y adultos cuando tratan de respirar durante o después de un ataque fuerte de tos.


¿Cuáles son los síntomas?

  • Por lo general, la tos ferina empieza con síntomas parecidos a los de un resfriado o gripe tales como secreción de la nariz, estornudos, fiebre y una tos ligera. Dichos síntomas pueden durar hasta dos semanas y van seguidos por ataques de tos cada vez más fuertes. Si tiene fiebre, por lo general es baja.

  • Durante un episodio de tos:

    • se escucha el sonido típico de la enfermedad a medida que el paciente lucha por respirar

    • a tos generalmente produce una mucosidad espesa y abundante

    • pueden ocurrir vómitos

    • los labios y las uñas pueden volverse azules debido a la falta de oxígeno

    • después de un ataque de tos el paciente queda agotado

  • La tos ferina leve es difícil de diagnosticar porque sus síntomas se parecen a los de un resfriado. Por lo general, existe tos prolongada pero sin el sonido agudo típico de esta enfermedad

  • Los síntomas más leves por lo general afectan a todas las edades pero están aumentando entre los niños en edad escolar.

  • Los ataques de tos pueden durar muchos meses si se produce la "enfermedad clásica" o sólo unos días si es la forma leve de la enfermedad.

  • Los síntomas aparecen entre 6 y 21 días (7 a 10 días como promedio) de haber estado expuesto a la bacteria.


¿Cuáles son algunas de las complicaciones posibles?

  • La pulmonía es la complicación y la causa más común de muertes infantiles relacionadas con la tos ferina.

  • Los niños muy pequeños están a mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la tos ferina, incluyendo convulsiones, encefalopatía (inflamación del cerebro), otitis media (infección grave del oído), anorexia (perdida del apetito prolongado) y deshidratación.


¿Cómo se transmite?

  • La causa de la tos ferina es una bacteria que se encuentra en la boca, nariz y garganta de la persona infectada y se transmite por contacto cercano cuando una persona infectada habla, estornuda o tose.

  • Es más contagiosa durante las primeras dos a tres semanas de la infección, con frecuencia antes de que empiecen los ataques de tos fuertes.

  • Las escuelas y guarderías también son una fuente de infección común para los niños.

  • Los niños mayores, adolescentes, adultos y padres que quizás tienen la enfermedad en la nariz o la garganta sin sentir ningún síntoma de la enfermedad pero que pueden transmitir la infección a los bebés o niños pequeños de la casa.


¿Quién puede padecer de esta enfermedad?

  • La tos ferina (pertussis) puede ocurrir a cualquier edad pero los bebés y los niños pequeños corren mayor riesgo de sufrir consecuencias que pongan en peligro su vida.

  • Epidemias recientes han demostrado que los adolescentes y niños mayores son portadores de la enfermedad, que en su forma más leve es difícil de reconocer. La enfermedad leve no diagnosticada contribuye al contagio de la enfermedad entre los bebés y niños pequeños.

  • La personas que padecen tos ferina leve pueden transmitir la enfermedad a los bebés y niños pequeños no vacunados o parcialmente vacunados, quienes son más susceptibles a enfermedades y complicaciones graves tales como la pulmonía, la encefalitis y convulsiones relacionadas con la tos ferina.

  • Cualquiera - en particular los bebés y niños pequeños - que no estén vacunados tienen mayor riesgo de contraer tos ferina grave.


¿Cómo se trata?

  • La tos ferina se trata con antibióticos, y se les indica a los pacientes que tomen toda la medicina recetada y que eviten el contacto con cualquier persona, especialmente con bebés y niños pequeños.

  • Pregúntele a su profesional de la salud sobre cuáles son las opciones de tratamiento si piensa que su hijo puede tener tos ferina.


¿Cómo se puede prevenir?

  • Aunque no existe una protección contra la tos ferina que dure toda la vida, la inmunización es la mejor medida preventiva para su hijo. La vacuna contra la tos ferina es la vacuna de la difteria, tétano y pertussis (DTaP) y debe administrarse en 5 dosis: a los 2, 4, 6, y 15-18 meses de edad y de 4 a 6 años de edad. Es muy importante que su hijo reciba las 5 dosis para obtener la máxima protección.

  • Niños y adolescentes (de edad 11-18) que han completado la serie de vacunas infantiles también pueden recibir una vacuna Tdap (tétano, difteria, pertusis) de refuerzo llamada Boostrix. Adultos de edad 11-64 son elegibles para recibir la vacuna de refuerzo Tdap llamada Adacel. Consulte con su proveedor de la salud para estar seguro de que su hijo ha sido vacunado.


Si necesita más información, por favor haga contacto:

Departamento de Salud del Distrito Sur de Heartland

402-462-6211 ó 1-877-238-7595 (número gratis)







Information compiled from Nebraska Department of Health and Human Services, Epidemiology Division

For more information please contact South Heartland District Health Department

606 N. Minnesota Ave, Suite 2, Hastings, NE 68901



402-462-6211 or toll free 877-238-7595 or www.southheartlandhealth.org






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal