Título: La presencia de los rasgos afroaméricanos en la constitución de la identidad cordobesa actual



Descargar 63.48 Kb.
Fecha de conversión11.02.2019
Tamaño63.48 Kb.

4.2 Poblaciones afrodescendientes

Coordinadora: Estela María García da Cunha (Brasil)


Título: Pasado y Presente del aporte africano en la identidad cordobesa contemporánea
Autores: María José Becerra, Diego Buffa, Claudia García, Juan José Vagni y Juan Manuel Zeballos*

Introducción
Desde épocas muy tempranas del período colonial la Argentina experimentó una fuerte mixtura entre las culturas europea, nativa y africana. Una vez lograda la independencia y consolidado el Estado Nación, se necesitó de un discurso que homogeneizara y cohesionara a la sociedad para cimentar la identidad nacional. Ésta surgió sobre la negación y el ocultamiento de lo “diferente”, de todo aquello que no se asociará con una nacionalidad hispánica, fruto de la mezcla del nativo y del español. Así, los afros y sus descendientes, por el hecho de haber sido esclavos, quedaron ausentes de la nueva narrativa de la identidad nacional argentina.

Se fue generando desde entonces una doble negación: una oficial y otra propia de los grupos afrodescendientes. La primera, proveniente del Estado en donde se argumentaba que en la Argentina no habían quedado negros ya que la mayoría habían muerto en las guerras de independencia o en las guerras civiles, y que la causa de la desaparición definitiva habrían sido las enfermedades, como la peste amarilla, que golpearon duramente a estos sectores cuyas condiciones de vida eran sumamente precarias. Y la segunda, surgió de los mismos afrodescendientes, automarginados por miedo a la discriminación social ya que su pasado los unía a los sectores más bajos y dominados de una sociedad estamental como la colonial. Estas prácticas generaron la invisibilización de los afrodescendientes y permearon la inserción de los inmigrantes africanos que llegaron a partir del siglo XIX con el resto de los migrantes europeos, quienes sufrieron no solo esta invisibilidad, sino que además se le sumó su condición particular colonial, que los llevo a identificarse como “europeos” y no como africanos. Esto permitió profundizar aun más la idea de la inexistencia de afrodescendientes en Argentina.

Todas estas prácticas tuvieron un profundo impacto en la sociedad cordobesa como consecuencia de la amalgama existente entre las culturas europeas, nativa y africana. Ya desde los primeros censos en el periodo colonial, se observa una amplia presencia de afrodescendientes cuyas labores sostenían económicamente no solo a esta zona, sino que además la articulaban con el espacio económicamente más dinámico de la región: el potosino. Esta presencia se va diluyendo en los sucesivos recuentos poblacionales – tanto municipales, como provinciales y una vez organizado el Estado nacional, en los censos nacionales–, debido a la aplicación de este discurso oficial negativo hacia este grupo. Aún así y con ciertas limitaciones, la presencia de los afrodescendientes puede rastrearse en la sociedad y en la cultura de Córdoba a través de la descripción que de esta zona hacen los viajeros, en el aporte a las filas de los diferentes ejércitos que en todas las épocas se realizaron, en la iconografía, en fotos, en los juicios donde se los implicaba directa o indirectamente en algún tipo de delito, etc.

Nuestro trabajo parte entonces, del supuesto de que la discriminación que sufren los afrodescendientes y los africanos –incluimos dentro de este término a los de segunda y tercera generación– en Córdoba es fruto de un discurso generado históricamente por el Estado y reconstruido por los propios sectores en estudio, marginándose hasta su invisibilización, borrando la presencia afro en la conformación de nuestra identidad como cordobeses.

De este modo, se da un marco de continuidad, en donde se recogen los lineamientos propios de la sociedad colonial –como el ordenamiento en castas- y se lo “traspola” a una sociedad democrática donde el “discurso” social, aunque no sea oficial, determina una sociedad claramente diferenciada en donde cada grupo “sabe”, conoce, cual es el lugar que debe ocupar.

Cabe aclarar que este trabajo constituye un primer avance de un proyecto de mayor envergadura, por lo que lo expuesto representa sólo un desarrollo preliminar de los objetivos planteados.


Un primer antecedente
Como primera referencia, nuestro trabajo procurará rescatar aquellas huellas que los afros han dejado en la historia y la cultura de Córdoba, especialmente en el período colonial, etapa en la cual aún no se ha hecho patente su invisibilización. En este marco, adquiere un singular interés el arte religioso virreinal, que se manifestó en las numerosas iglesias, conventos y estancias de nuestro territorio. Por ello, trataremos de rastrear la presencia del negro esclavo en las diferentes expresiones artísticas de la Colonia.

Un testimonio puntual podría llegar a ser la presencia en Córdoba de algún “cuadro de las castas”. Estas representaciones pictóricas conformaron un género específico y funcionaban como muestrarios del complejo mestizaje en los territorios coloniales.

Una etapa específica del trabajo de campo estará orientada a relevar los principales espacios que podrían aglutinar dichos testimonios: el Museo de Arte Religioso Juan de Tejeda, la iglesia de las Carmelitas, el museo y la iglesia de las Teresas, el conjunto de la Manzana Jesuítica, la iglesia y convento de los dominicos, la iglesia y convento de los Franciscanos, la iglesia y convento de La Merced, la Casa-Museo del Marqués de Sobremonte, las estancias de Alta Gracia, Jesús María, Colonia Caroya y Santa Catalina, entre otros. Asimismo, será oportuno consultar a Sergio Barbieri: fotógrafo, artista, cineasta y restaurador de arte, quien fuera responsable de la recuperación de innumerables piezas de pintura e imaginería virreinal en Córdoba y el norte del país, en una tarea encomendada por la Academia Nacional de Bellas Artes.

La identificación de estos testimonios contribuiría a revelar el escenario de la vida cotidiana en el período colonial y especialmente las formas de visiblización de este colectivo.


Una visibilización marginal: un estudio de caso
En esta parte de la investigación pretendemos examinar como antecedente un caso particular, que nos permite reconocer el escenario en que se asentará el proceso de invisibilización de los afrodescendientes. Para ello abordaremos las formas de resistencia que presentó la población esclava y afrodescendiente libre y las formas de integración de esta última en el período 1820 – 1853.

Las fuentes que nos permiten abordar estas temáticas y comprender a esta población afrocordobesa como agentes activos, son numerosas y diversas. Estas se encuentran principalmente en el Archivo Histórico de la Provincia de Córdoba y el Archivo del Arzobispado de Córdoba.

En primer lugar teniendo en cuenta que los esclavos eran considerados objetos, se generó una profusa cantidad de documentación donde los encontramos incluidos como mercancías factibles de ser compradas y vendidas, legadas, heredadas, inventariadas junto a otras propiedades por lo cual los encontramos en cartas de compra venta, poderes e inventarios, pero también eran sujetos de derecho con una legislación propia. Dada esta ambivalencia y los resquicios del sistema podían solicitar su libertad, querellar cuando la libertad era prometida y no se efectuaba, acusar a sus amos de maltrato o de no cumplir con las obligaciones estipuladas por la ley. Por lo tanto, aparecen obteniendo la libertad a través de distintos mecanismos presentes en las cartas de libertad y los testamentos, en juicios como querellantes, testigos u objeto de disputa entre individuos de la clase dominante en los expedientes judiciales, o acusados de cometer crímenes contra la propiedad y las personas.

En el caso de la población afrodescendiente no esclavizada nos interesa saber de que manera se integraron una vez libres en las redes sociales, resistiéndose e intentando a su vez integrarse en una sociedad que de alguna manera los marginaba por su origen intentando vislumbrar sus actividades, condiciones de vida, etc.

Avanzamos en esta primera parte centrándonos en el grupo esclavizado y en la criminalidad como forma de resistencia, analizando los crímenes que cometieron en las últimas décadas de la esclavitud; formas de oposición que fueron compartidas también con la población afrodescendiente libre como grupo subordinado. Esta parte de la investigación se desarrollará en base a documentos del Archivo Histórico de Córdoba.

El relevamiento de los juicios criminales a partir de los índices presenta algunas dificultades, principalmente en la carátula de los expedientes, porque en muchos de ellos no se aclara si los implicados pertenecían a alguna casta o si eran esclavos, por lo cual la búsqueda requerirá de un trabajo exhaustivo y la revisión de la mayoría de los documentos.

Hasta el momento hemos encontrado, trabajando con los índices y con la salvedad antes mencionada, tres casos de robo correspondientes a los años 1823, 1826 y 1844 y dos casos de homicidio de 1823 y 1834, donde el esclavo o esclavos son acusados por estos delitos.

El proceso que presentamos a continuación comienza con la averiguación por la muerte de Don Miguel Montenegro, residente en Caminiaga, ocurrida a mediados del mes de agosto de 18331.

El difundo se dirigía a San Juan a llevar unas mulas junto a dos peones , su hijo de crianza Don Luís y un esclavo de su propiedad llamado Carlos de 28 años .

Los testigos coinciden en el relato de los hechos: al llegar al paraje de “San Luís Para Acá”, Montenegro los mandó junto a Don Luís en busca de unas mulas para cargar que se encontraban a poca distancia , quedándose en compañía del esclavo , Cuando regresaban les salió al camino el negro y les comunicó que había matado al amo.

Al llegar al lugar indicado encontraron “… el cadáver boca abajo degollado ,cubriendo el cuerpo con un cuero, bestía solo una camisa y los calsones bajos…”2

Luego, el mismo negro enterró el cuerpo al costado de un arroyo y según relató el peón Juan Esteban:

“… que todo esto lo presenciaron otro peon , llamado Mariano Reynoso, y Don Luis : y que en aquel acto, dijo el referido negro a todos los indicados : que se hallaba perdido, y que si no tenían a bien la muerte que habia ejecutado ; era hombre allí , y donde quira [ sic] a que nada le contestaron en razon de ver que el negro se hallaba con una ( sobre tachado dos ) pistola y un cuchillo, aquella arma del difunto …”3

Las autoridades una vez aprendido el esclavo intentaron descubrir las causas del crimen. Interrogado uno de los peones declaraba que “… el propio negro dijo al exponente que habia muerto a su amo, sin más causa, que para comer y vivir a gusto…”4

Mientras que Don Luis expresaba que el negro le servía a Don Miguel “… con una grande imboluntariedad [sic] y modo desagradable, cuya causa ignora; aunque infiere (…) de que habiéndose fugado desde joben, lo recaudó al transcurso de muchos años , y que por este motibo le disgustaría el verze sugeto a la servidumbre de su amo.”5

Al parecer este esclavo vivió fugado muchos años en la zona de Jujuy.

Por su parte el esclavo expresaba en su testimonio que desde hacía quince años era esclavo de Don Miguel pero que no estuvo todos ellos a su servicio; nada tenía en contra de su amo y que lo mató por requerimiento de Don Luís con la promesa de que luego “…Quedaría libre de su esclavitud…”6

Luego de una investigación y nuevos testimonios la acusación del negro contra Don Luis queda desestimada y el esclavo es condenado a muerte en beneficio de la “seguridad pública”.

Al dictaminar la ejecución se hizo especial referencia al horrendo y asombroso crimen llevado a cabo como venganza por la captura y fiscalización de parte del amo. La ejecución del negro serviría como ejemplo y para la seguridad de todos los que tienen esclavos.

El destino del esclavo no fue menos horroroso que el de su amo: se concretó una mañana en Caminiaga. Colgó del cuello desde las diez hasta las seis de la tarde. Posteriormente, el verdugo le cortó los miembros y la cabeza. Finalmente sus restos fueron entregados a la Hermandad de la Caridad para ser enterrados en el cementerio.


El análisis de estos casos pone en evidencia que el esclavo aunque se asimilaba a un objeto era al mismo tiempo pasible de ser objeto judiciable y de acusar un juicio contra sus amos. Esta contradicción nos demuestra el grado de visibilidad normativa de estos sectores.
Estado Nación e invisibilización: marcos de referencia para el estudio de los afrodescendientes en la Argentina hacia el 1900
Desde finales del siglo XIX comenzaron a cobrar importancia en la Argentina discursos racistas provenientes del Estado y de algunos miembros de los sectores más acomodados de la sociedad, los cuales estaban ligados tanto al poder económico como político.

Desde 1880 la Argentina estaba inmersa en un proceso de inmigración aluvial, ya que esta era pensada como una ecuación básica para la creación tanto de una sociedad como de una comunidad política modernas.7 En otras palabras, la inmigración era concebida como una pieza fundamental dentro del proyecto económico y del sistema de dominación política llevado a cabo por los encargados de la Organización Nacional.8 De esta manera, frente a la valoración negativa tanto de los componentes nativos como afrodescendientes (sin olvidar la gama los mestizos), la inmigración europea desempeñaría un rol “civilizatorio”; actuando como agente docente por la transmisión de hábitos de trabajo, ya que provendría de sociedades consideradas más avanzadas y adecuadas al modelo productivo que el país procuraba conformar; a la vez que solucionaba la escasez crónica de oferta de mano de obra producto de la reducida población nacional.

En Córdoba hacia el 1900 las opiniones racistas fueron evidentes. Tales discursos expresados por la “elite”, eran tributarios de dos marcos de referencias diferentes que por aquel entonces se superpusieron.

En tal sentido y por un lado, se recuperaba la ordenación social jerárquica propia del período colonial con las categorizaciones que el mismo conllevaba: se trataba básicamente una estratificación social basada en criterios de orden “raciales”. Debe recordarse que la sociedad colonial se estructuró y ordenó a partir de la jerarquía de la blanca, imponiendo éste último grupo una marcada diferenciación y discriminación hacia los demás colectivos fuesen éstos nativos, “negros” o los diferentes “tipos” de mestizos: las denominadas “castas”.

De allí que lo anterior sea coincidente con la aseveración expresada por Teun van Dijk acerca que “el racismo en Latinoamérica tiene sus raíces históricas en el colonialismo europeo, así como sus creencias racistas y su práctica”9. Vale decir que el racismo registrado tanto en la Argentina en general como en Córdoba en particular hacia el 1900, tiene su origen en la dominación colonial española. Ésta fue generadora de una matriz de pensamiento basada en una concepción racista y estamental de la sociedad, la cual fue reapropiada y reproducida por un sector social en una nueva y disímil coyuntura. Esta línea de pensamiento, siguiendo la propuesta de Taguieff, formaría parte de un racismo universalista de tipo bioevolucionista o biomaterialista, el cual defiende la idea de la existencia de razas adelantadas y atrasadas insertas en un proceso evolutivo general. Las cualidades intelectuales y “civilizatorias”, desde esta perspectiva, estarían determinadas por la pertenencia “racial”. Este tipo de racismo, siguiendo al autor, legitima la dominación colonial o el exterminio de las consideradas razas inferiores.10

Por otro lado y en segundo lugar, en aquel momento se comenzaron a percibir los aportes de las denominadas “nuevas ciencias y teorías” tales como la frenología desarrollada por el fisiólogo alemán Franz Joseph Gall a principios del siglo XIX, la craneometría del antropólogo francés Paul Broca, la desviación de la teoría evolucionista de Charles Darwin conocida como darwinismo social,11 la eugenesia del británico Francis Galton y la antropología criminal del italiano Cesare Lombroso que postulaba la teoría del criminal nato -la cual estaba inmersa dentro del paradigma positivista desarrollado por Augusto Comte-.12 Estas últimas, en su totalidad, involucraban una marcada biológización, la cual significaba que a partir de las diferencias físicas de la especie humana, en primera instancia, se asignaban, valoraciones de todo tipo: morales, psicológicas, intelectuales, sociales, y culturales, para luego establecer una jerarquía “racial”.

Ambos marcos conceptuales operaron sobre la población afrodescendiente (aunque no únicamente sobre ésta),13 pero insertos en un proceso general de “emblanquecimiento/invisibilización” de la sociedad, el cual apuntaba a instalar la idea de una “nación blanca”, desdibujando, disimulando y hasta ocultando el aporte “afro” (y nativo) a la población nacional.14 En este sentido y respondiendo a la noción de “emblanquecimiento/invisibilización”, desde el Estado (y desde la “elite”) se articuló un discurso de “negación relativa” de los afrodescendientes. Ésta reconocía la presencia de africanos durante el régimen colonial, pero hacia el 1900, “oficialmente” ya no existían como colectivo étnico diferente. A lo sumo, “lo afro” podía pervivir en las diferentes variantes de mestizos pero siempre sometidos a un proceso general de “emblanquecimiento”, cuyo resultado desembocaba en la desaparición total del colectivo originariamente procedente de África.

La negación como herramienta, inserta en un proceso estructural de “emblanquecimiento/invisibilización” cuyo fin es la creación de la noción de “nación blanca” -ya sea a través de prácticas materiales como el fomento de la política inmigratoria de puertas abiertas, la no aparición en los instrumentos burocráticos de registro y control de la población o de ingeniería discursiva (instalación de una determinada versión histórica, por ejemplo)-, debe ser considerada una práctica racista cuyo perfil es heterofóbica, el cual niega absolutamente las diferencias, evaluándolas negativamente e implicando la homogeneidad como ideal.15


Invisibilidad, identidad y ciudadanía: aspectos metodológicos
Partimos de considerar a la identidad como una construcción social. En este marco intentamos identificar cómo determinados grupos o sectores de la sociedad son estigmatizados y estigmatizan ciertos rasgos culturales identitarios, aún perteneciendo a los mismos, generándose así un alto grado de discriminación y una degradación de los elementos culturales originarios. Para ello se plantean ciertas estrategias identitarias que suponen una toma de posición ya sea de un individuo o de un grupo, para uno o más fines en función de distintos factores ya sean sociales, culturales, históricos o psicológicos, según la situación en la que debe interactuar.16 Las finalidades más frecuentes de las estrategias colectivas son la visibilización o sea el reconocimiento de un grupo por los otros actores; la asimilación; la diferenciación, que permite la construcción de un “nosotros” en relación a los “otros”; la diferenciación, que implica la exaltación de ciertas características del grupo con un fin político; la temporalidad que los identifica con una historia; intereses sociales y beneficios psicológicos17

En nuestro caso de estudio, vemos que la asimilación jugó un papel de suma importancia, convirtiéndose en la práctica más importante llevando a que las personas no se consideran afrodescendientes, aún en los casos en que son concientes de su pasado. Fruto de este ocultamiento y por temor a ser discriminados, la gran mayoría de las personas han “perdido” su historia familiar y siguen negando su pasado, aunque sea evidente el genotipo afro en ellos. Lo mismo sucede con la comunidad africana, aunque su situación sea diferente en cuanto al ocultamiento (por lo general este grupo mantiene aún una diferencia en el color de su piel, que el otro grupo ha perdido en su gran mayoría). Esta invisibilidad lleva a que el Estado no plantee políticas adecuadas para estos grupos, por lo que éstos siguen sufriendo esa doble marginación que observábamos para finales del siglo XIX: la del Estado y la de ellos mismos.

En este sentido, pretendemos identificar cuáles fueron las prácticas identitarias que estos dos grupos –afrodescendientes y nuevos migrantes africanos– adquirieron y que los llevaron a su invisibilidad. Para esto hemos elegido como instrumente metodológico la realización de entrevistas.

La investigación se sustentará en gran medida en el testimonio directo de aquellos grupos que identificamos como nuestro objeto de estudio: los afrodescendientes – descendientes de los antiguos esclavos y sus mezclas– y los inmigrantes africanos llegados a nuestro país a partir de siglo XIX.

Para ambos grupos, la Provincia de Córdoba presenta una marcada centralidad, por lo que constituye un espacio de estudio fructífero y estimulante. Para el primer caso, podemos recordar que durante el período colonial, este territorio fue uno de los principales lugares de asentamiento de la población afro, utilizada como mano de obra esclava en las misiones y establecimientos productivos. Respecto al segundo grupo, en el último Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda realizado en el 2001, se registraron 139 africanos de reciente migración en la Provincia, siendo así el segundo lugar elegido como residencia luego de la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo se carece de estudios sistemáticos que revelen la presencia afro y su aporte en la identidad cordobesa contemporánea, situación que no se condice con la trayectoria que éstos grupos han desarrollado y siguen haciendo, en nuestra región.

En este marco, nuestra labor estará orientada, en primer lugar, a reconocer los procesos de invisibilización puestos en marcha tanto a nivel oficial –sosteniendo que en la Argentina los negros desaparecieron por las guerras de la Independencia y civiles del siglo XIX y por las epidemias–, como por los propios grupos de afrodescendientes y africanos –automarginados por miedo a la discriminación social–.

Nuestro propósito central será entonces hacer visibles tanto las huellas históricas y culturales como la presencia activa de los afros en el espacio cordobés actual. Para ello deberemos identificar las estrategias identitarias que cada grupo utilizó y utiliza, sus formas de visibilización/ocultamiento, de integración/aislamiento, de resistencia/asimilación.

En ese camino, nos proponemos llevar adelante un registro que nos permita conocer sus lugares de origen, la composición de sus grupos familiares, las profesiones que ejercen, las organizaciones que los aglutinan, la inserción que muestran dentro de la sociedad cordobesa, sus facilidades y dificultades para la integración.

El trabajo de campo se realizará en los distintos barrios de Córdoba, utilizando a informantes clave que nos permitan identificar a los afrodescendientes y africanos. Una vez hallados éstos y contando con su disposición, se les realizarán entrevistas personales, bajo el formato de semi-estructuradas.

Consideramos que esta es la técnica más adecuada para acceder a los datos requeridos y reconstruir los procesos específicos. Estas entrevistas contarán con una guía de temas y preguntas orientadoras para ordenar la conversación. Este guión-cuestionario se irá reformulando o ampliando, si fuera necesario, a medida que avance el trabajo de investigación. Estas modificaciones pueden surgir por la necesidad de explorar otras facetas del problema, por nuevas aspectos a relevar que surjan del testimonio de los propios entrevistados o por la necesidad de contrastación de fuentes.

El cuestionario procurará en primer lugar identificar al entrevistado, obteniendo sus datos personales básicos (nombre y apellido; edad; grupo étnico –si lo conociera–; procedencia, origen o nacionalidad). Por otro lado, se buscará conocer la composición de su grupo familiar, tanto en su país de origen como en su nueva lugar de residencia. Por último, se indagará acerca de su nivel de educación o la ocupación que desarrollare en su sitio de procedencia.

En segundo lugar, se tratará de reconstruir el proceso migratorio del entrevistado. Aquí será necesario recolectar datos tales como el año de salida de su país de origen y el año de llegada al país de residencia, el circuito migratorio o las escalas realizadas en el trayecto, el medio de transporte utilizado, el estatus jurídico de su migración (legal o ilegal). Con especial atención, se consultará sobre los motivos que originaron su migración; sobre las personas, organismos o instituciones que le ayudaron a salir de su país y sobre el papel de su familia en este proceso. También será relevante observar qué conocimiento tenía del lugar donde pensaba emigrar y qué expectativas tenía para venir aquí.

La tercera área de exploración, estará vinculada al estatus legal que el migrante posee en nuestro país. Se intentará averiguar su actual situación migratoria: residente legal, ilegal o nacionalizado. Seguidamente, trataremos de conocer el proceso que debió transitar para la obtención de papeles en este país, las dificultades y facilidades que encontró, los organismos e instituciones que intervinieron a lo largo del ciclo, etc. Por último y si fuera posible, trataremos de conocer cuál fue el papel de las autoridades diplomáticas de su país de origen en este aspecto.

El cuarto aspecto a relevar en las entrevistas es el de la ocupación que desarrolla en nuestro país y el proceso de integración social que atraviesa en el mismo. Esta fase representa el corazón de nuestra investigación y nos permitirá conocer aquellos aspectos más relevantes que contribuyan a desentrañar el proceso de visibilización/ocultamiento de los migrantes africanos en Córdoba. Aquí dialogaremos acerca de las tareas y actividades que llevan adelante, si han tenido acceso a algún nivel de educación, en qué instituciones y si se han diplomado. Al mismo tiempo se observará su participación en instituciones sociales o culturales de nuestro medio, las facilidades y dificultades que han tenido para integrarse social y económicamente en nuestro país y los obstáculos y oportunidades que encontraron para su permanencia o desarrollo en el mismo. Luego, trataremos de captar las acciones u omisiones que desde el Estado o desde la ciudadanía los afectan en sus derechos o en su condición personal. En esta etapa del diálogo abordaremos asuntos tales como la recepción que han recibido del resto de la comunidad, si consideran que la sociedad argentina es racista y si el Estado –en sus diferentes niveles– les dedica la suficiente atención en sus políticas públicas frente a sus problemáticas o necesidades específicas. Un aspecto importante a considerar también es el del respeto a su singularidad cultural y las expectativas que guardan en cuanto a la protección y defensa de sus derechos.

Asimismo, será fundamental observar su autopercepción como emigrantes en nuestro país, si se sienten marginados, aislados o excluidos; o por el contrario reconocidos y contenidos socialmente. Y por último, si la contribución que están haciendo en esta sociedad es suficientemente valorada y apreciada, tanto por el Estado como por el resto de la población.

El último aspecto a tratar en las entrevistas es la relación que mantienen con otros emigrantes. Se analizarán los vínculos que sostienen con sus paisanos o con otros emigrantes del continente africano y si han constituido organizaciones o instituciones que los representen. Por otro lado, se procurará observar el mantenimiento de las tradiciones y costumbres africanas en el escenario cordobés (uso de la lengua, enseñanza a los hijos, prácticas religiosas y culturales, expresiones artísticas, prácticas culinarias, entre otras), tanto en el espacio privado como público. Finalmente, se consultará si mantienen contactos con su país de origen, si han contribuido a la emigración de otros compatriotas y si han participado en la recepción o integración de los mismos en la ciudad de Córdoba.
Comentarios preliminares
Como ya señalamos, la realización de este proyecto está planteada en dos años, por lo que en esta primer etapa nos propusimos trabajar en dos niveles simultáneos, para así abarcar un mayor proceso histórico. Por un lado, realizamos un diseño bibliográfico a través del cual analizar la importancia de la población afrodescendiente en Córdoba, desde su fundación y hasta la conformación del Estado Nación en 1880, momento en el que se comenzó a construir el discurso invisibilizador o de homogeneización étcnica, . También relevamos la legislación y lo escrito en la época sobre las activiades de estos grupos, las castas.

Por otro lado, llevaremos adelante un estudio de campo que nos permita un primer acercamiento al reconocimiento de cada uno de los actores y su identificación como tal –ya sea afrodescendiente o africano–. Realizaremos así un relevamiento que nos permita identificar las estrategias identitarias que cada grupo utilizó y utiliza. Para el primer grupo realizaremos un rastreo de fotografías y testimonios –memorias, biografías, relatos de viajeros, entre otros– en repositorios oficiales y en familias que se identifiquen como afrodescendientes. En este marco, las fotografías recolectadas serán un vehículo para la reconstrucción de la historia oral y las redes familiares a través de entrevistas. Esta parte del proyecto es quizás la mas difícil y lenta debido a la negación y al ocultamiento, por lo que nos resulta difícil hacer afirmaciones aún., razón por la cual lo dejaremos para otro trabajo.

Para el segundo grupo, los africanos, estamos confeccionado un modelo de entrevista que nos posibilite confeccionar posteriormente un registro para conocer su lugar de origen, su profesión, las organizaciones que los aglutinan y su inserción dentro de la sociedad cordobesa.

Ambas instancias están estructuradas de la siguiente manera: una etapa de formulación teórica en la que se confeccionaron los instrumentos a utilizar; otra de recolección de datos, tanto en los repositorios como en el campo; y una de análisis, procesamiento y evaluación de los datos.

La idea de rastrear los rasgos afro en la construcción de la identidad cordobesa es fundamental en la redefinición de una ciudadanía plena. En la actualidad y dentro del marco de las redefiniciones identitarias que se están dando a lo largo de toda América, la temática adquiere mayor relevancia. Desde el 2000, la CEPAL ha iniciado un censo sobre las comunidades afrodescendientes del continente para reconocer su situación socioeconómica y cultural y plantear políticas específicas. En la Argentina aún no se tienen datos al respecto. Solamente el censo del 2001 ha mostrado las cifras de los africanos de reciente migración, que ascenderían a 1883, pero nada se dice de los afrodescendientes.

Por ello, este trabajo está pensado como un disparador para la realización de futuras investigaciones dirigidas a reconstruir nuestra identidad como cordobeses y comprender así los niveles que adopta la discriminación en la sociedad contemporánea. Comprender que la identidad cordobesa, y por ende la Argentina, se ha construido en base a invisibilidad de los aportes culturales de los afrodescendientes y de los africanos, constituye un aporte fundamental al conocimiento de nuestra identidad como sociedad y a las Ciencias Sociales, en general.



Bibliografía
ASSADOURIAN, Carlos S: "El tráfico de esclavos en Córdoba de Angola a Potosí: Siglos XVI - XVII", En: Cuadernos de Historia, 36. Córdoba U N C. 1966.

BOURDIEU, Pierre: El Sentido Práctico. Madrid. Taurus, 1991.


CELTON, Dora Estela: “La venta de esclavos en Córdoba, Argentina entre 1750 y 1850”.En: Cuadernos de Historia. Serie población Nº 2, FF Y H. UNC, Córdoba, 2000.
CORTEZ WISSENBACH, Maria Cristina: Sonhos Africanos, vivencias ladinas. Escravo e forros en Sâo Paulo. (1850 - 1880) Editora Hicites, Historia Social USP. Sao Paulo, 1998.
D´ADESKY, Jacques Racismos e Anti-racismos no Brasil. Pluralismo Étnico e Multiculturalismo, Pallas, 2001, p. 27.
DIMUNZIO, Andrea Karina y GARCÍA Claudia: “Resistencia Esclava en Córdoba. Mediados del siglo XVIII a principios del siglo XIX.” Trabajo Final de Licenciatura en Historia. FFYH, UNC. Junio 2004. Manuscrito.


___________________________________________: “Esclavos Cimarrones. La fuga: una estrategia de resistencia esclava”, en Contra-relatos. Desde el Sur. Apuntes sobre África y Medio Oriente. Año 2, nº 3 .CEA. UNC. 2006


____________________________________________: “Quemando las naves... Las estrategias de resistencia más violentas desplegadas por los esclavos en Córdoba entre mediados del siglo XVII y principios del siglo XIX”, en Iº Jornadas Nacionales de Historia Social, La Falda , Córdoba , mayo y junio de 2007.En CD.


___________________________________________: “La libertad deseada, ¿la libertad lograda…? Las Cartas de Libertad otorgadas a los esclavos en Córdoba entre mediados del Siglo XVIII y principios del Siglo XIX”, en Anuario de la Escuela de Historia nº 6, UNC, 2008.

FRAGUAS, N. y MONSALVE, P. Procesos de conformación de la identidad étnica en América Latina en Antropología LISCHETTI, Mirtha (compiladora), Eudeba, Buenos Aires, 1997, p. 199.


GOLDBERG, Marta y MALLO, Silvia: “La población africana en Buenos Aires y su campaña. Formas de vida y subsistencia 1750-1850, en Temas de África y Asia, Facultad de Filosofía y letras, U B A, Nº 2, 1993.
GÜIMARAES, Antonio Sergio Alfredo: El mito del anti-racismo en Brasil, en Nueva Sociedad Nº 144, julio-agosto 16. Página 43.
HALPERÍN DONGUI, Tulio: El espejo de la historia. Problemas argentinos y perspectivas latinoamericanas. ¿Para qué la inmigración? Ideología y política inmigratoria en la Argentina (1810-1914), Historia y cultura. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1987, p. 191.

KARASCH, Mary C: A vida dos escravos no Rio de Janeiro. 1808- 1850. Companhia das Letras. Sao Paulo. 2000.


LEVAGGI, A: “La condición jurídica del esclavo en la época hispánica”, en Revista de Historia del Derecho, N° 1, Bs. As., 1973.
LÓPEZ, Nelly: “Algunos elementos para el estudio del esclavo y del liberto en Córdoba en el lapso 1810-1853”, en Primer congreso de Historia Argentina y Regional, Academia Nacional de la Historia, Buenos Aires, 1973.
LVOVICH, Daniel Nacionalismo y antisemitismo en la Argentina, Buenos Aires. Ediciones Argentina, 2003, p. 216.
MACHADO PEREIRA, María Helena: Crime e escravidão. Trabalho, luta e resistência nas lavouras paulistas. 1830-1888, Editora Brasiliense, Sao Paulo, 1987.
__________________________________: “Trabalho, compensaçao e crime. Estratégia e contra – estratégia.” En: Estudio Económico, V. 18 N especial, São Paulo ,1988.
MAFFIA, Marta y CEIRANO, Virginia: “Estrategias políticas y de reconocimiento en la comunidad caboverdiana de Argentina”, en Contra/Relatos desde el Sur,. Apuntes sobre África y Medio Oriente, año 3 nª 4, Córdoba, 2007.
MALLO, Silvia: “Los afroporteños: del peculio al patrimonio y la propiedad, en Actas del XII Congreso Nacional de Arqueología Argentina, Tomo II, La Plata, 1999.
MIRANDA, Marisa y VALLEJO, Gustavo (comp.): Darwinismo social y eugenesia en el mundo latino, Siglo Veintiuno Editores, 2005, pp. 59-73.
PAIVA, Eduardo: Escravos e Libertos nas Minas Gerais do Século XVIII. Estratégias de Resistência A través dos Testamentos , Ed. Annablume, Sao Paulo, Brasil, 1995.
PEÑA DE MARCARLUPÚ, Gabriela: Los derechos de los esclavos. Legislación y realidad en la Córdoba del siglo XVIII”, en Revista de Historia del Derecho, Buenos Aires, 1995.
REIS, Joao José y SILVA, Eduardo: Negociaçao e conflicto, A resistencia escrava no Brasil. Companhia das Letras, Sao Paulo, 1989.

ROSAL, Miguel A: “Morenos y pardos propietarios de inmuebles y de esclavos en Buenos Aires, 1750- 1830.”, en Seminario de Estudios sobre la cultura afro- rioplatense. Historia y presente, Octubre de 2000. Publicado en Formato CD.


RUIBAL, Beatriz: Ideología del control social Buenos Aires 1880-1920, Centro Editor de América Latina. Buenos Aires, Argenitna 1993, p. 7.

SAGUIER, Eduardo: “La fuga esclava como resistencia rutinaria y cotidiana en el Buenos Aires del siglo XVIII”, en Revista de Humanidades de Ciencia Sociales, Instituto de Investigaciones económicas y Sociales. Universidad autónoma Gabriel Rene Moreno, segunda época Vol. 1, Nº 2, diciembre 1995.


SCOTT, James C: “Formas cotidianas de rebelión campesina.”, en Historia Social, Nº 28, 1997.
_______________: Los dominados y el arte de la Resistencia. Discursos ocultos, Ed. Era. México, 2000. Traducción al español: Jorge Aguilar Mora.
TABOADA LEONETTI, Isabelle, (1990) “Stratégies identitaires et minorities: le poînt de vue du sociologue”, en Strategies Identitaires, París: PUF, en MAFFIA, Marta y CEIRANO, Virginia: “Estrategias políticas y de reconocimiento en la comunidad caboverdiana de Argentina”, en Contra/Relatos desde el Sur,. Apuntes sobre África y Medio Oriente, año 3 nª 4, Córdoba, 2007,
VAN DIK, Teun A.: Dominación étnica y racismo discursivo en España y América Latina, Gedisa, p. 111.


* Integrantes del Programa de Estudios Africanos, Centro de Estudios Avanzados, Universidad Nacional de Córdoba - Proyecto avalado y subsidiado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Córdoba.

1 AHPC, Crimen Cap. Leg 179, exp 4.

2AHPC, Crimen Cap. Leg 179, exp 4. F 103 r

3 AHPC, Crimen Cap. Leg 179, exp 4. F 99v

4 AHPC, Crimen Cap, Leg 179, exp 4.F 100 v

5 AHPC, Crimen Cap, Leg 179, exp 4. F 103 r

6 AHPC, Crimen Cap, Leg 179, exp 4. F 104 v

7 HALPERÍN DONGUI, Tulio El espejo de la historia. Problemas argentinos y perspectivas latinoamericanas. ¿Para qué la inmigración? Ideología y política inmigratoria en la Argentina (1810-1914), Historia y Cultura, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1987, pág. 191. El amplio consenso en torno al rol de la inmigración, de acuerdo al autor, no se dio únicamente en el momento de la “organización nacional”, sino que sus raíces se encuentran desde fines del siglo XVIII cuando, por ejemplo, el economista rioplatense Hipólito Vieytes preconizaba la sustitución de la monoproducción ganadera a través de una agricultura desarrollada y de la producción de artesanías rurales.

Así mismo, un funcionario de la corona: Félix de Azara propiciaba hacia 1801, frente a escasa y dispersa población, la inmigración como solución al problema a través de la creación de núcleos poblacionales que se dedicasen a las actividades ganaderas. Se debe señalar que por aquel entonces no se hacían consideraciones sobre el origen étnico de la inmigración.



8 RUIBAL, Beatriz Ideología del control social Buenos Aires 1880-1920.Centro Editor de América Latina. Buenos Aires, 1993, pág 7.

9 VAN DIK, Teun A. Dominación étnica y racismo discursivo en España y América Latina, Gedisa. pág. 111.

10 D´ADESKY, Jacques Racismos e Anti-racismos no Brasil. Pluralismo Étnico e Multiculturalismo.. Pallas, 2001, pág. 27

11 De acuerdo con Wolowesky, la teoría evolucionista de Darwin -darwinismo- no sólo era una explicación del origen del hombre, sino que además se preocupó “por el devenir biológico como forma de determinación social”. WOLOWESKY, Eduardo “La sociobiología en cuestión...”, en MIRANDA, Marisa y VALLEJO, Gustavo (Coompiladores) Darwinismo social y eugenesia en el mundo latino, Siglo XXI Editores, 2005, pp. 59-73.

12 Con relación a todos estos últimos tópicos, Tzvetan Todorov introduce el término “racialismo”, para marcar la diferencia con el “racismo vulgar”. El “racialismo” representa entonces, el rechazo y el desprecio realizados bajo la forma de elucubraciones racionales sistematizadas que se envistieron con el ropaje científico, diferenciándose de los anteriores sentimientos de miedo que promovía la oposición a los grupos humanos distintos.

13 Otros colectivos étnicos tales como nativos, mestizos, latinos, árabes, gitanos, judíos fueron racializados a través de los marcos de referencia mencionados.

14 La noción de emblanquecimiento empleada sobre afrodescendientes y nativos estaba inserta dentro de una idea mayor de homogeneización étnica, la cual a través de la fusión buscaba la eliminación también de las particularidades de diferentes grupos inmigrantes. LVOVICH, Daniel Nacionalismo y antisemitismo en la Argentina. Buenos Aires, Ediciones Argentina, 2003, pág. 216

15 GÜIMARAES, Antonio Sergio Alfredo: “El mito del anti-racismo en Brasil”, en Nueva Sociedad Nº 144, julio-agosto 16, pág. 43.

16 Cfr. TABOADA LEONETTI, Isabelle, (1990) “Stratégies identitaires et minorities: le poînt de vue du sociologue”, en Strategies Identitaires, París: PUF. pp.43-83, en MAFFIA, Marta y CEIRANO, Virginia: “Estrategias políticas y de reconocimiento en la comunidad caboverdiana de Argentina”, en Contra/Relatos desde el Sur,. Apuntes sobre África y Medio Oriente, año 3 nª 4, Córdoba, 2007, pp. 82-83.

17 MAFFIA, Marta y CEIRAO, Virginia: “Estrategias políticas y de reconocimiento en la comunidad caboverdiana de Argentina”, en Contra/Relatos desde el Sur,. Apuntes sobre África y Medio Oriente, año 3 nª 4, Córdoba, 2007, pp. 83-85


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal