Tribunal Aduanero Nacional Expediente No. 98-0035-ca



Descargar 21.22 Kb.
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño21.22 Kb.

Tribunal Aduanero Nacional

Expediente No.98-0035-CA


Voto N°121-99





SENTENCIA N° 066-99. Tribunal Aduanero Nacional, San José, a las dieciseis horas con quince minutos del veintinueve de julio de mil novecientos noventa y nueve.
Recurso de apelación interpuesto por la Agencia Aduanal XXXXX, en representación de la Sociedad XXX, contra la resolución número RES-AL-793-93 del día 2 de noviembre de 1993 emitida por la Licda. Loretta Rodríguez Múñoz, en su condición de Subdirectora General de Aduanas.
RESULTANDO


  1. Que mediante declaración aduanera N° XXX del xxxxxxx de 1992 de la Aduana de Limón, la Agencia Aduanal XXX, tramita en la línea 1 el despacho a consumo de 440 cajas de pinturas y esmaltes para cerámica, declarados en la posición arancelaria 3209.80.00 del arancel de importación (véase folio N°6).




  1. Que mediante escrito de fecha 19 de enero de 1993, la Agencia Aduanal XXX, presenta reclamo administrativo dentro del plazo conferido al efecto, por errónea clasificación arancelaria en la línea 1 de la declaración N° XXX, por considerar que la correcta posición es 3208.00.00 . (véase folio 2 a 5).




  1. La Dirección General de Aduanas emite la resolución RES-AL-793-93 del 2 de noviembre de 1993, declarando sin lugar el reclamo planteado, con fundamento en el artículo 176 del Código Aduanero Uniforme Centroamericano (CAUCA I), Sección 12:04 apartado 2 del RECAUCA y Pronunciamiento de la Procuraduría General de la República número C-375-83 del 31-10-83. (véase folio11 a 14).




  1. Mediante escrito s/n de fecha 22 de diciembre de 1993, la Agencia Aduanal XXX presenta recurso de revocatoria con apelación en subsidio ante el Comité Arancelario, indicando que en los casos en que la descripción de la mercancía es correcta en reiteradas oportunidades se han emitido resoluciones sobre clasificación arancelaria sin existir muestra certificada, además el despacho fue bajo la modalidad de pago previo y aún no existe regulación expresa en cuanto a muestra certificada se refiere.




  1. La Administración Aduanera dicta la resolución RES-AL-704-95 del 30 de mayo de 1995, rechazando por improcedente el recurso de revocatoria interpuesto contra la resolución RES-AL-793-93 y eleva los autos al Comité arancelario, cita y emplaza a la parte recurrente para que haga valer sus derechos ante el superior en grado (véase folio 26 y 27).




  1. Con oficio s/n de fecha 7 de junio de 1995, la Agencia Aduanal XXX S.A., se apersona ante el Comité Arancelario, dentro del plazo conferido al efecto, argumentando lo siguiente: (véase folios 30 al 33).




  1. Manifiestan que en el documento de destinación aduanera y demás documentos adjuntos se consignó la descripción de la mercancía como “Pinturas y esmaltes para cerámica”. De conformidad con el artículo 93 del CAUCA I le corresponde al funcionario aduanero por su capacidad y conocimiento clasificar correctamente la mercancía de acuerdo al arancel.

  2. En otras oportunidades el Comité Arancelario ha resuelto favorablemente casos donde la descripción de la mercancía es correcta y no da cabida a error en cuanto a la clasificación arancelaria, en este caso la partida 3208.00.00 es específica para el uso en cerámica.

  3. Se debe destacar que la empresa XXX S.A., se dedica principalmente a la fabricación de artículos de cerámica.

  4. El despacho de la mercancía se realizó bajo la modalidad de Pago Previo, se revisó en el predio de Transportes Alvarado y Gómez en Limón, por lo que la revisión somera no permitió que se dejara muestra certificada, que se debe tomar en cuenta que la práctica comercial y la agilización que se pretende en los trámites u operaciones aduaneras, pone de manifiesto el desface que existe en cuanto a la realidad de la actividad y la norma sobre la muestra certificada.

  5. Solicitan se corrija el error, se reclasifique la mercancía en la partida 3208.00.00 y se acredite a la cuenta de la Agencia XXX la suma de dinero pagada de más




  1. Mediante Auto N° 021-98 de fecha 9 de julio de 1998, este Tribunal acogió las inhibitorias presentadas por la Lic. Shirley Contreras Briceño y Lic. Loretta Rodríguez Muñoz y las tuvo por separadas del conocimiento del presente asunto, ordenándose gestionar lo relativo a su suplencia. Mediante Oficio N° RH-RSI-666-99 de fecha 21-7-99 se nombra al Lic. Ronald Powan Chinchilla y con Oficio N° RH-RSI-669-99 del 23-7-99 se nombra al Lic Luis Juárez Ruiz, como miembros suplentes, por lo que a efectos de conocer del presente caso, se integra este Tribunal con dichos suplentes. (véase folio N° 35 y 36).




  1. En las presentes diligencias se han respetado las formalidades legales en la tramitación del recurso de apelación.



Redactan los Licenciados Céspedes Zamora y Reyes Vargas; y ,
CONSIDERANDO

I- El recurrente declara la mercancía “Pinturas y Esmaltes para cerámica” en la posición arancelaria 3209.80.00, de lo cual la Administración no hace modificación alguna. Posterior al despacho la Agencia Aduanal se percata del supuesto error cometido en la clasificación arancelaria, indicando que a las pinturas y esmaltes para cerámica les corresponde la posición 3208.00.00. Al respecto, cabe señalar que para clasificar los productos de recubrimiento (pinturas, barnices, colorantes, esmaltes, pigmentos, etc), la Nomenclatura Internacional aplica el criterio de composición de las mercancías para ubicarlas en las diferentes partidas del Capítulo 32 que reza: “ Extractos curtientes y tintóreos; taninos y sus derivados; materias colorantes, colores ,pinturas, barnices y tintes; mástiques; tintas.” La mercancía objeto de la controversia al describirla como “pinturas y esmaltes para cerámica” no necesariamente la hace clasificable en la partida 32.08, pues si bien la agencia la describe de esa forma induce a error a la administración pues en la casilla referente a la descripción de la mercancía también indica la posición 3209.80.00, que comprende las demás pinturas, barnices y esmaltes; es decir describe la mercancía para la industria cerámica y la clasifica en otra partida arancelaria, de lo cual la Aduana no modifica la descripción ni la posición arancelaria indicada. No queda claro para este Tribunal si lo que está correcto es la descripción o la clasificación arancelaria de la mercancía. Las pinturas, barnices y esmaltes del capítulo 32 se pueden ubicar en diferentes partidas dependiendo de su presentación y composición. La partida específica 32.08 incluye los Pigmentos, opacificantes y colores preparados, composiciones vitrificables, lustres líquidos y preparaciones similares, para las industrias de cerámica, esmalte o vidrio; engobes; frita de vidrio y otros vidrios en forma de polvo, gránulos, laminillas o copos.”, por otra parte la posición 32.09 incluye los “Barnices, pinturas al agua, pigmentos al agua preparados de la clase de los que se utilizan para el acabado de los cueros; otras pinturas; pigmentos molidos en aceite de linaza, en “white spirit”, en esencia de trementina, en un barniz o en otros medios, utilizables para la fabricación de pinturas; hojas para el marcado a fuego; tintes presentados en formas o envases para la venta al por menor; soluciones definidas en la nota 4 del presente capítulo.”, ambas posiciones requieren de pruebas físico-químicas que permitan determinar la naturaleza de la mercancía para su correcta clasificación arancelaria.


II- De lo anterior se desprende, que no lleva razón el recurrente al indicar que

todas las pinturas y esmaltes al declararlas para la industria cerámica, corresponden a la partida 32.08, pues es necesario corroborar su composición y presentación, ya que lo que las hace clasificarlas en una u otra posición varía dependiendo de la composición química del producto, y como lo indica la Nomenclatura del Consejo de Cooperación Aduanera (vigente a la fecha de interposición del reclamo), la partida 32.08 comprende un conjunto de preparaciones utilizadas esencialmente en las industrias de cerámica (porcelana, loza, gres, etc) en las industrias de vidrio o para el revestimiento o decoración (esmaltado) de artículos de metal , cuya composición es diferente en cada uno de éllos. Algunos de estos productos son mezclas en seco obtenidas por cocción de óxidos (óxidos de antimonio, de plata, de arsénico, de cobre, de cromo, etc) o de sales (como fluoruros o fosfatos) que resisten a temperaturas elevadas generalmente superiores a 300 °C, otros llamados esmaltes o barnices consisten en mezclas de sílice con feldespato, caolín, carbonatos, etc., con adición de pigmentos o de opacificantes. Por otra parte la posición 32.09 incluye también barnices, pinturas , pigmentos y otros productos de recubrimiento cuya composición varía dependiendo del tipo de resinas, solventes o diluyentes, sustancia filmógena (ligante), cargas, cantidad de pigmentos o colorantes, etc., y de otras características especificas propias de los artículos de recubrimiento incluídos en el capítulo 32. (Notas Explicativas de la Nomenclatura del Consejo de Cooperación Aduanera, Tomo I, páginas N° 486 a 490).




  1. Por las características merceológicas descritas anteriormente y como bien lo indica el recurrente, para el desalmacenaje de estos productos es necesario efectuar análisis de laboratorio para determinar la naturaleza de las mismas y efectuar pruebas científicas para su correcta clasificación tanto en la partida 32.08 como en 32.09, pruebas tales como: análisis de disolvente, calcinación, desecación, análisis de cenizas, formación de película , prueba a altas temperaturas y ensayo de vitrificación (en el caso de pinturas para cerámica), análisis de infrarrojo, etc.




  1. La disconformidad del interesado sobre la clasificación arancelaria, no puede subsanarse con sólo la lectura de la casilla correspondiente a la descripción de la mercancía contenida en la declaración aduanera, ya que en este caso debido a la naturaleza del producto, es indispensable como elemento de prueba el contar con un análisis o estudio del mismo.

Prueba que el legislador ha establecido como a cargo del recurrente y fijado un momento para ello a efecto de garantizar su veracidad. Dicha prueba además resulta indispensable a efecto de establecer por medios técnicos la correcta clasificación de la mercancía.


  1. En virtud de lo expuesto y habiendo contado con todos los elementos disponibles en expediente, considera este Tribunal que la muestra es INDISPENSABLE para resolver el presente asunto, ya que no se puede prescindir de élla para determinar la naturaleza o composición de ésta mercancía, por lo que estima que al no existir elementos de prueba suficientes en el expediente, por no haber el interesado aportado las pruebas para fundamentar su pretensión, lo procedente es rechazar el recurso presentado.


POR TANTO
De conformidad con el artículo 91 del Código Aduanero Uniforme Centroamericano, Transitorio III y artículo 205 de la Ley General de Aduanas, este Tribunal declara sin lugar el recurso de apelación interpuesto y confirma la resolución recurrida. Se da por agotada la vía administrativa. Devuélvase el expediente administrativo a la oficina de origen para lo correspondiente.

Notifíquese…


Lic. Alejandra Céspedes Zamora Lic. Luis Alberto Juárez Ruiz

Lic. Desiderio Soto Sequeira Lic. Luis A. Gómez Sánchez

Lic. Elizabeth Barrantes Coto Lic. Dick R. Reyes Vargas

Lic Ronald Powan Chinchilla

Presidente Suplente





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal