There in the dark



Descargar 86.05 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño86.05 Kb.


LA ESCRITURA DE LA ETERNIDAD DORADA
JACK KEROUAC

1.
¿Creé yo ese cielo? Sí, porque si se tratara de algo más que un concepto en mi mente, yo no habría dicho “cielo”. Esa es la razón por la cual yo soy la eternidad dorada. No somos dos aquí, lector y escritor, sino uno, una eternidad dorada, Aquello Que Es, Aquello Que Todo Es.


2.
El Buda despierto para mostrarte el camino, el Mesías escogido para morir en la degradación de la sentencia, la eternidad dorada. El uno que es lo que es, la eternidad dorada, o Dios o Tataghata - el nombre. Lo nombrado. El Dios humano. La divinidad perceptiva. La Divina animada. La Deificada. La Verificada. La que es libre. La Liberadora. La Quieta. La Sentada. La Establecida. Eternidad Dorada. Todo está Bien. El Vacío. La que está Lista. La más Quieta. La más Asentada. La Justificada. La Feliz.
3.
Ese cielo, si no se tratara más que de una ilusión de mi mente mortal, no habría dicho “ese cielo”. De tal manera que yo hice ese cielo, yo soy la eternidad dorada. Soy una Eternidad Dorada Mortal.

4.
Fui despertado para que así se me mostrara el camino, elegido para morir en la degradación de la vida, porque soy una Eternidad Dorada Mortal.


5.
Yo soy la eternidad dorada en su forma animada mortal.

6.
Estrictamente hablando, no hay yo, pues todo es vacío. Yo soy vacío, soy un no-existente. Todo es dicha.


7.
Esta ley verdadera no contiene más realidad que el mundo.
8.
Tú eres la eternidad dorada porque no hay yo ni hay tú, sólo una eternidad dorada.
9.
El Que Se Da Cuenta. En ningún caso entretiene la imaginación, porque la cosa es una no-cosa. Conocer esto es la Divinidad humana.
10.
Este mundo es la película de todo lo que existe, una única película, hecha del mismo material de principio a fin, que no pertenece a nadie y es todo aquello que es.
11.
Si no fuéramos todos la eternidad dorada no estaríamos aquí. Dado que estamos aquí no podemos evitar ser puros. Decir al hombre que sea puro como el ángel castigador sanciona al malvado y el ángel benefactor recompensa al bueno sería como decir al agua “Sé Mojada”. Nada sobra, todas las cosas dependen de la realidad suprema que ya está establecida como la crónica del destino del Karma adquirido.
12.
Dios no está fuera de nosotros sino que es nosotros, los vivos y los muertos, los que nunca han vivido y los que nunca han muerto. Esto que ahora deberíamos saber es la realidad suprema, fue escrita hace tiempo en los archivos de la mente universal, ya está hecha, no hay más por hacer.

13.
Este es el conocimiento que proyecta la eternidad dorada en todas las cosas, que somos nosotros, eres tú y soy yo, y que no va más allá de nosotros, tú, yo.

14.
¿Qué nombre daremos a lo que carece de nombre, a la eterna materia común de la mente? Si la llamáramos esencia alguien podría pensar que nos referimos al perfume, o al oro, o a la miel. Ni siquiera es mente. Tampoco algo que se pueda argumentar, algo que se pueda expresar con palabras; ni siquiera es algo sin final, de hecho tampoco es misterioso o inexplicable al escrutarlo; es lo que es; es eso, es esto. Podríamos fácilmente llamar a la eternidad dorada “Esto”. Pero “¿qué supone un nombre?”, preguntaba Shakespeare. La eternidad dorada con otro nombre sería igual de dulce. Un Tathagata, un Dios, un Buda con otro nombre, un Alá, un Sri Krishna, un Coyote, un Brahma, un Mazda, un Mesías, un Amida, un Aremedeia, un Maitreya, un Palalakonuh, 1 2 3 4 5 6 7 8 serían igual de dulces. La eternidad dorada es X, la eternidad dorada es A, la eternidad dorada es ▲, la eternidad dorada es ●, la eternidad dorada es □, la eternidad dorada es l-a e-t-e-r-n-i-d-a-d d-o-r-a-d-a. En el principio fue la palabra; antes del principio, en la interminable infinitud sin principio, fue la esencia. Ambas cosas, la palabra “Dios” y la esencia del mundo son vacío. La forma del vacío que es el vacío que toma la forma de forma, es lo que vemos y oímos y sentimos exactamente ahora, y lo que probamos y olemos y pensamos mientras lees esto. Espera un poco, cierra los ojos, deja que tu respiración se detenga alrededor de tres segundos, escucha el silencio interior del útero del mundo, deja que tus manos y que tus terminaciones nerviosas fluyan, re-reconoce la dicha que olvidaste, el vacío y la esencia y el éxtasis que siempre debe haber sido y ha de ser la eternidad dorada. Esta es la lección que olvidaste.

15
Hace tiempo que la lección fue dictada en los sistemas del otro mundo que han cambiado de forma natural en el vacío y despertado, y están aquí ahora sonriendo en nuestra sonrisa y frunciendo el cejo en nuestro entrecejo fruncido. Es simplemente como si la eternidad dorada pretendiera sonreír y fruncir el ceño a sí misma; como una ondulación en la llanura del océano del conocimiento. El destino de la humanidad es desvanecerse en la eternidad dorada, regresar purificada en sus manos que no son manos. El ombligo recibirá, se tornará del revés, y devolverá lo que ha entregado de valor; el anillo de la carne se cerrará; las personalidades de los héroes muertos del pasado son polvo en blanco.

16
Lo importante es que estamos esperando, no cuán cómodos estamos mientras lo hacemos. El hombre del Paleolítico esperaba en cuevas el descubrimiento del porqué estaba allí, y cazaba; los hombres modernos esperan en hogares lustrosos y tratan de olvidar la muerte y el nacimiento. Estamos esperando descubrir que esto es la eternidad dorada.
17
Llega con el tiempo.

18
Hay una felicidad en la que creer con seguridad, y que es lo que hace que todo sea conforme con el éxtasis eterno, ahora y siempre.

19
La Madre Kali se devora a sí misma. Todas las cosas, sin embargo, vienen para irse. Todas esas formas sagradas, que no se manifiestan, carentes de forma incluso, auténticos cuerpos de brillante éxtasis blanco, que alcanzan el trance, “en el vacío y el silencio”, como si fueran punteados por el cortador del Diamante, requeridos para ser únicamente lo que son: Alegres.

20.


La sonrisa secreta de Dios en los árboles y las teteras, en las cenizas y las frondas, el fuego y el ladrillo, la carne y la esperanza mental del hombre. Todas las cosas, lejos de anhelar verse reunidas con Dios, nunca se habían abandonado a sí mismas y aquí están, Dharmakaya, el cuerpo de la ley verdadera, la cualidad universal de todo esto.

21.
“Más allá de la búsqueda del cambio y el miedo, más allá de toda alabanza y culpa” la Escritura Lankavatara sabe decir, es él quien es en el tiempo y en el sin tiempo, en el ego y en la ausencia de ego, en sí mismo y en la ausencia de sí mismo.

22.

Mira fija y profundamente al mundo que te antecede como si fuera hueco: innumerables espíritus sagrados, formas de buda y salvadores dioses ocultos que sonríen. Todos los átomos emiten luz dentro del oleaje, no existe separación personal entre ellos. Un colibrí puede entrar en una casa y un halcón no; así que descansa y siéntete a salvo. Mientras buscas la luz, puedes ser devorado súbitamente por la oscuridad y encontrar la luz verdadera.



23.

Las cosas no se cansan de ir y venir.

Los vuelos se posan en las delicadas viandas.
24
La causa de la aflicción del mundo es el nacimiento.

La cura de la aflicción del mundo es un palo encorvado.

25

Aunque sea todo, estrictamente hablando no hay eternidad dorada porque todo es nada: no hay cosas y no hay un ir y venir porque todo es vacío; y el vacío consiste en esas formas, el vacío es esta única relación de todas las formas entre sí.


26

Todas estas mismidades ya se han desvanecido. Einstein estableció que este universo presente es una burbuja que se expande, y tú sabes lo que eso significa.



27

Descarta tales categorías imaginarias de los fenómenos como la tuya propia, tú eres parte del ser humano, tú eres una masa innumerable de motas solares; cada mota un relicario. Al igual que tu recato ante los otros, así la mismidad como división de un infinito número de seres, o mismidad identificada como una y la misma que existe eternamente. Sé atento y noble, sé generoso con tu tiempo, tu atención y tus posesiones, y sé amable, porque la vacuidad de este pequeño espacio de carne que llevas contigo y llamas tu alma, tu entidad, es la misma vacuidad en todas las direcciones del espacio inmensurablemente vacío, el mismo, único y sagrado vacío en todas partes. ¿Por qué ser alguien pendiente de ti mismo y desprovisto de libertad, Hombre Dios, en tus sueños? Despierta, pues eres desinteresado y libre. “Consciente y erguida mora tu mente en ningún lugar” sostiene Hui Weng de China. Todos estamos ya en el cielo.

28

Los sueños más estrepitosos tienen lugar en una mente perfectamente silenciosa. Ahora que sabes esto, prescinde de la balsa.



29

Eres tacaño y mezquino, esos son los auténticos pecados, y el pecado es sólo un concepto nuestro debido a un hábito prolongado. Eres generoso y eres amable, esas son las auténticas virtudes, y son sólo conceptos. La eternidad dorada se asienta más allá del pecado y la virtud, no está ligada a ninguna de ellas, no está ligada a nada, no es vinculable porque la eternidad dorada es solitaria. El molde tiene vertientes pero es un único molde. El campo tiene meandros pero es un solo campo. Todas las cosas son formas diferentes de la misma cosa. La llamo la eternidad dorada, ¿cómo la llamas tú, hermano? Porque la bendición y el mérito de la virtud, y el castigo y el mal fario del pecado simplemente se parecen a tantas y muchas palabras.


30

La sociabilidad es una gran sonrisa, y una gran sonrisa no es más que dientes. Descansa y sé amable.



31

No hay necesidad de negar esa maldad llamada GU GU GU, que no existe, de la misma manera que no hay necesidad de negar esa maldad llamada sexo y Renacimiento, que tampoco existe, es solamente una forma del vacío. La gota de semen procede de una larga línea de naturalezas despiertas que fueron tus padres, una sagrada afluencia, una sucesión de fluidos salvadores llegada del vientre del vacío oscuro y que allí regresa, fantástica imaginación mágica de la iluminación, destello, juegos, sueños, ni siquiera juegos, sueños.

32

“El vientre de exuberante fertilidad”, la llamó Asvhaghosha, formas radiantes fuera de su vientre de vacío exuberante. En el vacío no hay Porqué, ningún conocimiento del Porqué, ningún desconocimiento del Porqué, ninguna pregunta o respuesta al Porqué, y nada significativo que añadir a esto.


33

Un hombre molesto y asustado es como la eternidad dorada que pretendiera sentir el ánimo de la molestia y el temor; un hombre tranquilo y alegre es como la eternidad dorada que pretendiera experimentar con tales sensaciones; un hombre que experimenta su ser Sintiente es como la eternidad dorada que pretendiera experimentar eso también; un hombre que no tiene pensamientos es como la eternidad dorada que pretende ser ella misma; porque el vacío de todas las cosas no tiene principio ni final y en el presente es infinito.



34

“El amor lo es todo” dijo St. Thérèse de Lisieux, que escogió el Amor por vocación y reveló su felicidad, desde el pórtico de su jardín, con una sonrisa gentil, vertiendo rosas en la tierra, de forma que el mendigo del rayo recibiera la ofrenda infinita de su oscuro vacío. El hombre va a mendigar en la nada absoluta. “La ignorancia es el padre. La Energía del hábito es la Madre”. Los opuestos no son lo mismo y, por la misma razón, lo son.


35

Las expresiones “átomos de polvo” y “los grandes universos” son sólo expresiones. La idea que implican es sólo una idea. La creencia de que vivimos aquí dentro de esta existencia, divididos en varios seres, pasando y repartiendo nuestra propia comida, desechando sin cesar cáscaras de cuerpos una tras otra, sin un criterio de discriminación definido o personal, es sólo una idea. El estado de nuestra Inteligencia Inmortal puede verse en esa luz que palpita entre los ojos del Ojo de la Sabiduría de los antiguos: sabemos lo que hacemos, no nos molesta nada: porque somos la eternidad dorada que quiere jugar al mágico juego de cartas y hacer creer que es real, que es un gran sueño, un jubiloso éxtasis de palabras e ideas y carne, una flor etérea que se cierra y se vuelve a abrir, una película, un exuberante puñado de líneas que saltan al vacío, el vientre de Avalokistesvara, un silencio vasto y secreto, tiempo de primavera en el Vacío, dioses jóvenes que hablan y beben en una nube. Nuestros 32.000 “chilicosmos” llevan todas las marcas de la excelencia. Una luz ciega y láctea inunda nuestras noches; y la mañana es un cristal.



36

Da un regalo a tu hermano, pero no hay regalo que se compare a la garantía de que él es la eternidad dorada. La auténtica comprensión de este mundo trae lágrimas a tus ojos. La otra orilla está justo aquí, perdona y olvida, protege y tranquiliza. Los que te atormentan serán purificados. Levanta tu mano diamantina. Ten fe y espera. El curso de tus días es un río que resuena sobre tu espalda rocosa. Estás sentado en el suelo del mundo con una cabeza de hierro. La Religión es tu triste corazón. Tú eres la eternidad dorada y debe estar hecha por ti. Y significa una cosa: Nada-sucedió-nunca. Esto es la eternidad dorada.

37

Cuando el príncipe de Kalinga cortó la carne de los miembros y el cuerpo de Buda, incluso entonces estaba Buda libre de ideas tales como su propio ser, su mismidad o cualquier otra mismidad, seres divididos en muchos sí mismos, o seres vivientes unidos e identificados dentro de una sola eterna mismidad. La eternidad dorada no es “yo”. Antes de que puedas darte cuenta de que estás soñando te despertarás, Atman. Si el Buda, el Uno Despierto, hubiera dado crédito a cualquiera de estos juicios imaginarios de y sobre las cosas, habría caído en la impaciencia y odiado su sufrimiento. En lugar de ello, como Jesús en la Cruz, vio la luz y murió amablemente, amando todas las cosas que existen.


38

El mundo fue hilado a partir de una brizna de hierba; fue confección de una mente. El cielo confección hecha a partir de una brizna de hierba, el cielo confección de una mente. Ni te hará mucho bien, ni te hará mucho daño. El imperturbable Oriental, es la eternidad dorada.


39

Se le llama un Yogui, se le llama un Predicador, un Ministro, un Brahmin, un Parson, un Chaplain, un Rôshi, un Laoshih, un Maestro, un Patriarca, un Papa, un Comisario Espiritual, un Consejero, un Asesor, un Bodhisattva-Mahasattva, un Anciano, un Santo, un Chamán, un Líder, que nada piensa de sí mismo como ente separado de otro, ni más elevado ni más rebajado, sin escenarios o conocimientos, sin misteriosos estigmas ni una santidad concreta, sin oscuro conocimiento salvaje, sin autoridad establecida venerable, más bien es un sabio que ríe tontamente mientras barre la cocina con una escoba. Después de cenar, un humo silencioso. Porque no hay una enseñanza definitiva: el mundo es Naturaleza sin disciplina que va interminablemente en todas direcciones hacia el interior de tu cuerpo y hacia afuera en el espacio.



40

Meditar a la intemperie. Los árboles oscuros de noche no son realmente los árboles oscuros de noche, es tan sólo la eternidad dorada.


41

Un mosquito tan grande como el Monte Everest es mucho más grande de lo que crees; una pezuña de caballo es más delicada de lo que parece. Un altar consagrado a la eternidad dorada, lleno de rosas y lotos y diamantes, es la celda del prisionero humilde, celda así de fría y lóbrega. Boecio besó la Toga de la Verdad Madre en una cueva romana.



42

¿Crees tú que el vacío del cielo se desmoronará alguna vez? Cualquier niño pequeño sabe que todo el mundo irá al cielo. Saber que nunca nada sucediera no es realmente saber que nunca sucedió nada, es la eternidad dorada. En otras palabras, nada puede compararse a decirle a tu hermano y a tu hermana que lo que sucedió, lo que está pasando, lo que sucederá, nunca sucedió realmente, no está sucediendo realmente y nunca sucederá, es sólo la eternidad dorada. Nunca nació nada y nada nunca morirá. De hecho, ni siquiera sucedió el hecho de que supieras de la eternidad dorada a través de la accidental lectura de esta escritura. El hecho es simplemente falso. No hay advertencias de clase alguna que se emitan desde la eternidad dorada; haz lo que desees.


43

Incluso en sueños, sé amable, porque, de cualquier forma, no hay tiempo, ni espacio, ni mente. “Todo es sin-nacer”, dijo Bankei de Japón, cuya madre escuchó esto de su hijo y pasó a, como solemos decir, “morir feliz”. E incluso si hubiera muerto desdichada, morir desdichado no es realmente morir desdichado, es la eternidad dorada. Es imposible existir, es imposible ser perseguido, es imposible dejar pasar tu recompensa.


44

Ochocientas cuatro mil miríadas de Seres Despiertos a través de innumerables remolinos de épocas aparecieron para trabajar duro y salvar un grano de arena, y era solamente la eternidad dorada. Y sus recompensas todas juntas no eran más grandes o más pequeñas que aquella que se ganó un trozo de zurullo seco. Es una recompensa más allá de lo concebido.



45

Cuando hayas comprendido esta escritura, deshazte de ella. Si no puedes comprender esta escritura, deshazte de ella. Insisto en tu libertad.

46

Oh Imperecedera Eternidad, todas las cosas y todas las leyes de la verdad son no-cosas, de tres maneras, que son la misma: COMO COSAS DEL TIEMPO no existen y nunca lo hicieron, porque ya han pasado y no hay tiempo. COMO COSAS DEL ESPACIO no existen porque no hay un átomo más lejano que encontrar o sopesar o entender, ni tampoco materia o espacio vacío. COMO COSAS DE LA MENTE no existen, porque la mente que concibe o las divisa lo hace al verlas, escucharlas, tocarlas, o leerlas, saborearlas o dando cuenta de ellas mentalmente y sin esta mente no serían vistas o escuchadas u olidas o probadas o mentalmente percibidas, son discriminadas de todo aquello que no es necesario por ser juicios imaginarios de la mente, son en realidad dependientes de la mente que las distingue, por sí mismas no hay tales cosas, son en realidad fruto de la mente, vistas sólo por la mente, son en verdad visiones vacías de la mente, el cielo es una visión, todo es una visión. ¿Qué significa esto, que estoy en este universo interminable pensando que soy un hombre sentado bajo las estrellas en la terraza terrestre, pero vacío y despierto en realidad a través de la vacuidad y el ser despierto de todas las cosas? Significa que estoy vacío y despierto, y que no hay diferencia entre mí mismo y todas las demás cosas. Significa que he llegado a ser lo que todas las cosas son.


47

El-Que-Alcanza-A-Ser-Lo-Que-Todo-Es, el Tathagata Sánscrito, no tiene idea alguna, pero soporta en esencia y por igual la esencia de todas las cosas, que es lo que existe, en el vacío y en silencio. Lo que significa de manera imaginaria extenderse hasta hacer montañas o tan lejos como al germen concierne extenderse más aún para hacer toperas. Un millón de almas fueron destiladas a través del infierno pero nadie las vio ni las contó. Un gentío inmenso no es realmente un gentío inmenso, es sólo la eternidad dorada. Cuando San Francisco llegó al cielo no se sumó al cielo ni le quitó mérito a la tierra. Localiza el silencio, posee el espacio, sitúame el ego. “Desde el principio” dijo el sexto Patriarca de la Escuela China “ninguna cosa es”.

48

Aquel que ama la vida entera con piedad e inteligencia no es realmente aquel que ama la vida entera con piedad e inteligencia, es simplemente auténtico. El universo es conocido por completo porque es desconocido. La iluminación llega cuando no te preocupa. Es un buen tocón de árbol este en que estoy sentado. No puedes comprender tu propio dolor, mucho menos tu eterna recompensa. Te quiero porque eres yo. Te quiero porque no hay nada más que hacer. Es simplemente la auténtica eternidad dorada.



49

¿Qué significa que aquellos árboles y montañas sean mágicos e irreales? Significa que aquellos árboles y montañas son mágicos e irreales. ¿Qué significa que aquellos árboles y montañas no son mágicos sino reales? Significa que aquellos árboles y montañas no son mágicos sino reales. Los hombres simplemente hacen juicios imaginarios en ambos sentidos, y todo el tiempo no hay más que la auténtica eternidad dorada.


50

Si la eternidad dorada fuera algo más que meras palabras, no se podría decir “eternidad dorada”. Esto significa que las palabras se usan para indicar la indeterminación sin fin de la realidad. Si la indeterminación sin fin de la realidad fuera algo más que palabras, no se podría decir “interminable indeterminación de la realidad”, no se podría decir tal cosa. Esto significa que la eternidad dorada está fuera del alcance de nuestra búsqueda de términos, rechaza firmemente ser descrita, se escapa de nosotros y nos conduce hacia sí. El nombre no es realmente el nombre. De la misma manera, no se podría decir “este mundo” si este mundo no fuera más que meras palabras. No hay nada ahí salvo simplemente eso. Se sabe de largo que no hay nada respecto a la vida sino el hecho mismo de vivirla. Es Lo Que Es y Es Todo Lo Que Es.


51

No hay sistema de enseñanza ni recompensa alguna por enseñar la eternidad dorada, porque nada ha sucedido. En la eternidad dorada enseñanza y recompensa ni se han desvanecido ni mucho menos aparecido. La eternidad dorada no tiene siquiera que ser perfecta. Es una tontería por mi parte hablar sobre ella. Hablo sobre ella porque no hay mandamiento ni advertencia de ningún tipo, tampoco bendición o recompensa. Hablo sobre ella simplemente porque estoy soñando que hablo sobre ella en un sueño ya consumado, hace siglos, del cual ya he despertado, y era solamente un sueño vacío, de hecho nada que haya existido, nada que haya sucedido nunca en absoluto. La belleza de alcanzar la eternidad dorada reside en que nada se alcanza en realidad.



52

La amabilidad y la simpatía, la comprensión y el estímulo, todos estos dones son cosa mejor que simples regalos u ofrendas: no hay razón para ello en el mundo sin porqués. De todas maneras, sé amable. Recuerda que la eternidad dorada eres tú mismo. “Si alguien sencillamente practicara la amabilidad” dijo Gotama a Subhuti “alcanzaría al momento la más elevada y perfecta sabiduría”. Luego añadió: “La amabilidad es, después de todo, sólo una palabra y debería desplegarse en el acto sin pensar en la amabilidad”. Mediante la práctica de la amabilidad con todos y cada uno por doquier te verás pronto sumergido en el trance sagrado, las diferencias de personalidades definidas devendrán aquello que misteriosamente son, nuestra felicidad común y eterna, la pureza imperecedera de todas las cosas, la enorme esencia brillante de la mente, una única cosa constante por todas partes, el lácteo amor sagrado y eterno, la luz blanca de todas las cosas y en todas partes, la felicidad vacía, “svaha”, resplandeciente, preparada y despierta, la compasión en el sonido del silencio, la trillonaria multitud de miríadas que eres tú.

53

Todo está en su lugar, la forma es vacío y el vacío forma, y nosotros estamos aquí para siempre, en una forma u otra, que están vacías. Todo está en su lugar, no estamos aquí, allí, o en parte alguna. Todo está en su lugar, los gatos duermen.



54

La imperecedera esencia tranquila, mira a tu alrededor y ve la esencia que sonríe por todas partes. Cuán pillo fue hecho el mundo, Maya, que-ni-siquiera-se-hizo.

55

Existe el mundo a la luz del día. Si estuviera completamente oscuro no lo verías pero seguiría estando ahí. Si cierras los ojos lo ves como realmente es: un vacío misterioso de múltiples partículas que revolotean. En la luna grandes mosquitos de paja saben esto desde la amabilidad de sus corazones. Hablando con propiedad, qué dulzura hay en todo y de qué manera tan irreconocible se presenta. No te preocupes por nada.


56

Los Juicios Imaginarios sobre las cosas, en este maravilloso vacío en que-nada-sucedió-nunca, no tienes que rechazarlos ni aún menos aceptarlos. “Eso parece un árbol, vamos a llamarlo árbol” dijo Coyote al Hacedor en el principio, y rodearon la fuente primera palmeándose las barrigas.


57

Perfectamente desinteresada, en su belleza, la mariposa no se lo toma como algo personal, simplemente desaparece entre los árboles. Así tú, amable y humilde y ni-siquiera-aquí, no fue con ánimo voraz que viste la luz que pertenece a todo el mundo.


58

Contempla tu dedo pequeño, el vacío que desprende no es diferente del vacío del infinito.


59

Los gatos bostezan porque se dan cuenta de que no hay nada por hacer.


60

Arriba en el Cielo no recordarás todos estos trucos tuyos. Ni siquiera suspirarás “¿Por qué?”. Ya sea como polvo atómico o como grandes ciudades, ¿cuál es la diferencia? Un árbol todavía es un mero bebedor de la raíz primera. El rostro torcido del puma continúa mirando al cielo azul con ojos ciegos, ¡Ah dulce y divino, indescriptible paraíso verde plantado en mitad del aire! Caitanya, solamente es la conciencia. No a través de los pensamientos de tu mente, sino por las dulces creencias de tu corazón rompes el lazo y abres la puerta dorada y desapareces en el cuarto brillante, el éxtasis intemporal, el eterno Ahora. Soldado, ¡sígueme! – nunca hubo una guerra. Arjuna, ¡no luches!- ¿Por qué luchar contra nada? Bendice y siéntate.



61

Recuerdo que se me supone un hombre y una conciencia y enfoco mis ojos y la señal reaparece y las palabras del pobre libro dicen “El mundo, tal como Dios lo hizo” y no hay palabras en mi corazón piadoso para expresar la belleza ignorante del trance que había antes de que leyera esas palabras. No tenía idea tal de que hubiera un mundo.

62

Este mundo no tiene marcas, señales o evidencia de existencia, ni los sonidos que comparte, como accidente del viento o voces de animales que rebuznan, sin embargo acércate y escucha la eterna quietud del silencio que marcha y sigue en medio de todo esto, y que ha estado yendo, y seguirá marchando sin fin. Esto es porque el mundo no es nada más que un sueño y simplemente pensamiento y la eternidad sin fin no le presta atención. De noche bajo la luna, o en una habitación en calma, la quietud del instante, la música secreta de lo sin-nacer sigue y sigue, más allá de la concepción, despierta más allá de la existencia. Hablando con propiedad, despierta no es en realidad despierta porque la eternidad dorada nunca se fue a dormir: lo puedes comprobar por el sonido constante del Silencio que atraviesa este mundo como un diamante mágico a través de tu ilusorio no darte cuenta de que tu mente creó el mundo.


63

El Dios del Indio Americano del anti plano era el Coyote. Él dice: ¡“Tierra! Esos seres que viven sobre tu superficie, ninguno desaparece, todos se transformarán. Cuando les haya hablado, cuando hayan hablado conmigo, desde ese mismo momento, sus palabras y sus cuerpos, que utilizan habitualmente para moverse, cambiarán. No los habré oído.”



64

Estaba oliendo flores en el jardín, y cuando me incorporé y respiré hondo y la sangre fluyó a mi cerebro y me desperté de la muerte yaciendo de espaldas en la hierba, adiviné que aparentemente me había desmayado, o muerto, alrededor de sesenta segundos. Me vio mi vecino pero pensó que simplemente me había echado en la hierba a disfrutar del sol. Durante ese momento intemporal de inconsciencia, vi la eternidad dorada. Vi el cielo. En él nada había sucedido nunca, los sucesos de hace un millón de años eran sencillamente ilusorios e incomprensibles como lo eran los sucesos de los siguientes diez minutos. Era perfecto, la soledad dorada, el vacío dorado, Esto-O-Aquello, algo humilde sin duda. Había un anillo entusiasta de silencio que perduraba a la perfección. No había preguntas a cerca de estar vivo o no estar vivo, a cerca de gustos o aversiones, cerca o lejos, ni preguntas a cerca de dádivas o agradecimientos, misericordia o juicio, sufrimiento o su opuesto o cualquier otra cosa. Era el útero mismo, la solitud absoluta, ALAJA VIJNANA el almacén universal, el Gran Tesoro Libre, la Gran Victoria, el cumplimiento sin fin, la alegre y misteriosa esencia del Orden. Parecía la sonrisa que sonríe, una adoración adorable, una graciosa gratitud adorable, una seguridad sin caducidad, una tarde refrescante, rosas, ceniza dorada inmaterial brillante e infinita, la Edad Dorada. Lo “dorado” me llegó desde el sol a mis pupilas, y la “eternidad” del súbito instante en que desperté al hecho de que había estado allí de donde todo procede y adonde todo regresa, en el “Así-Que” imperecedero, y que por tanto nunca va ni viene; la llamo en consecuencia la eternidad dorada pero tú puedes llamarla como quieras. Cuando recuperé la consciencia lamenté incluso tener un cuerpo y una mente que se daban cuenta repentinamente de que nunca siquiera tuve un cuerpo o una mente o nada que hubiera sucedido en algún momento y todo estaba en su lugar por siempre, siempre y siempre, Oh gracias gracias gracias.


65

Esta es la primera enseñanza de la eternidad dorada.


66

La segunda enseñanza de la eternidad dorada es que nunca hubo una primera enseñanza de la eternidad dorada. Cerciórate por tanto.

© Traducción: Fernando Garcín, 2010-2012.

INTRODUCCIÓN / NOTAS


(extracto de la introducción de Anne Wadman de 1994)
Según Jack Kerouac, Gary Snyder le dijo en un momento dado de su fructífera camaradería, percibiendo el interés de Jack por los asuntos del dharma: “Muy bien Kerouac, es hora de que escribas un Sutra”. Y Kerouac procedió a escribir su Escritura de la Eternidad Dorada. Esto sucedió en 1956. Tradicionalmente “Sutra” tiene la raíz sánscrita “siu”, que significa “enhebrar” un hilo o cuento. También implica encontrar un punto de encuentro o cruce, referido al intersticio de la iluminación del Buda con la comprensión del estudiante. Un Sutra es históricamente un diálogo entre el Gotama y uno o más de sus discípulos, y conlleva la transmisión de las palabras exactas del Buda. Escritura, por otro lado, remite al canon cristiano –las Sagradas Escrituras o los textos sagrados de la Biblia-. Kerouac tenía un conocimiento profuso de ambos cánones, así como aprecio por los mismos. Y es capaz, en este extraordinario relato, de juntar ambos en su mente, además de añadirle algo del chamanismo nativo americano en la figura del Coyote. La forma de este texto es decididamente más budista que cristiana. También rebosa del meticuloso ingenio de Kerouac, de su original sagacidad.
La Escritura de la Eternidad Dorada se nutre de la meditación discerniente de Kerouac sobre la naturaleza de la no permanencia y la conciencia, sutil como el “dharma” mismo invoca. Estamos aquí para desaparecer, por tanto vamos a ser tan vitales y generosos como podamos. La inteligencia y compasión que subyacen a este texto siguen vivos.

(NOTA DEL TRADUCTOR)

Jorge Luis Borges escribió sobre el budismo:”La leyenda del Buda es iluminativa y no se impone”.

Jack Kerouac siguió el consejo, y aceptó el desafío de su amigo y gran poeta Gary Snyder, y escribió “La Escritura de la Eternidad Dorada”.

El budismo concuerda con Hume y Shopenhauer en que no hay un sujeto, hay estados mentales. No hay un “yo pienso” sino un “se piensa”. Como si dijéramos “Llueve”, la lluvia es algo que está sucediendo. Dado que el yo no existe, o que es irreal, ego que exponer, ante la comprensión de este hecho, no pensaremos en el yo que pueda ser feliz o en nuestro deber de que sea feliz. Esto lleva a un estado de calma. La dulzura y la amabilidad en las palabras de Kerouac de esta Escritura.

A la iluminación se llega bruscamente; no se trata de una serie de silogismos. Uno debe intuir de pronto la verdad, es el “satori”, un hecho brusco que está más allá de la lógica, como Kerouac muestra con gran ingenio en su descripción de su desmayo en el jardín.


Un amigo norteamericano me hizo llegar un ejemplar de la edición norteamericana de City Lights (editorial y librería del gran poeta beat Lawrence Ferlinguetti) y al leerla entendí la sugerencia de Snyder a Kerouac. Era un sutra y era una iluminación.

Las palabras de Kerouac me llegaron en un momento en que necesitaba atravesar esa senda y ver que la disciplina es un momento de sencillez en un mundo patas arriba.

Dos años y medio después, tras haberme internado en su Escritura y traducido mientras los meses eran días, los días horas y las horas un resplandor efímero en el cielo, he llegado a sentir la proximidad de Jack Kerouac a través de sus palabras, a internarme en la disciplina de la transmisión de las palabras entre dos lenguas, a comprender que la luz dura apenas un momento y luego es la oscuridad propicia para miles de pequeñas luces tan importantes como esta. Esta es sólo una más. Es de Jack, y Jack ya no está. Tampoco yo. Formas eternas y pasajeras de la Eternidad Dorada.

© Fernando Garcín, 2011



GLOSARIO

NOTAS RELACIONADAS CON TÉRMINOS Y NOMBRES ESPECÍFICOS QUE APARECEN EN EL LIBRO DE JACK KEROUAC “LA ESCRITURA DE LA ETERNIDAD DORADA”



Tathāgata o Tathagata: igual en sánscrito y pali, es un término que la tradición del budismo atribuye al propio Buda para referirse a sí mismo en las Escrituras budistas.
Karma: Es la energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas, y que explican reacciones a lo vivido que son experiencias cambiantes en pasado, presente y futuro.

Sri Krishna: Krishna es la forma principal del Dios del hinduismo, Visnú, en sánscrito significa negro, oscuro. Sri Krishna era una encarnación del amor divino, y es el principal foco de la tradición hinduista, que entrega al mundo el Bhagavad Gita.


Coyote: personaje mitológico común en muchas culturas nativas de América del Norte basado en el animal del mismo nombre. Coyote figura prominentemente en varios mitos sobre la creación. En uno de ellos, Coyote crea a las primeras personas pateando una bola de barro hasta que formó al primer hombre. Coyote también aparece en otras historias para explicar las costumbres de los pueblos o el porqué de algunas cosas.

Brama: Brahmā (literalmente ‘evolución’ o ‘desarrollo’ en sánscrito) es el dios creador del universo y miembro de la Tri-murti (‘tres formas’), la tríada conformada por Brahmā (dios creador), Vishnú (dios preservador) y Shivá (dios destructor). Según el budismo, los brahmá son dioses con mucho más poder que los devas y que gozan de mayor felicidad y mayor permanencia que todos los seres vivos del universo
Mazda: Ahura Mazda (Ahura Mazdā) u Ormuz es el nombre en idioma avéstico para una divinidad exaltada por Zoroastro como el Creador no creado. Mazda significa sabiduría, es un nombre femenino (como el griego Sofía), Ahura, significa, literalmente, el "Ser Alto" es masculino. Ahura Mazda es omnisciente, abstracto y trascendente, sin imagen concreta.
Amida: El Buda Amida es el corazón de la fe y de la práctica budista Shin. Primero revelado por el Buda histórico hace 2.600 años, el nombre Amida deriva del sánscrito antiguo, Amitabha o Amitayus, que significan vida y luz inmensurables o unidad. Sería el vehículo que permite que experimentemos la dimensión incomprensible de nuestra naturaleza verdadera (dharma). Amida señala a la fuerza vital sin nombre que nos cuida o la verdad que nos rodea e impregna que trabaja incesantemente para despertarnos a la realidad tal y como es: nirvana.

Maitreya: Maitreya es un nombre que aparece en la religión budista para referirse al próximo Buda histórico.
Palalakonuh: nombre Azteca o Toltec de la Serpiente del Sol del Mundo de los antiguos Indios de Norte América.
Madre Kali: en el hinduismo se la considera la Fuente del Ser, realidad última o Diosa Madre benévola; del sánscrito “oscuridad” o “mujer negra”.
Dharmakaya: La más sublime y veraz realidad del universo, la manifestación inconcebible, no manifestada del Buda (del sánscrito: “cuerpo auténtico”). La Conciencia misma, consciente de sí misma, siempre existente y plena de bienaventuranza, anterior a cualquier dualidad conceptual corrompida por emociones o nociones confusas, creadas por la cognición mental. Por ello puede afirmarse que se halla más allá de la mente y el pensamiento
Escritura Lankavatara: uno de los “sutras” claves del budismo chino, japonés y tibetano. La fecha de su composición en sánscrito es incierta, pero su primera traducción al chino antecede el 443 de nuestra era. El Buda, que terminaba una estancia con los “nagas” oceánicos, cumpliendo con el pedido del rey de Lanka, expone el Sutra.
Asvhaghosha: poeta y filósofo hindú, ascético divulgador del Dharma, escribió poemas y obras en sánscrito y una épica historia del Buda.
Avalokistesvara: el bodishatva de la compasión. Es conocido en Tíbett con el nombre de Chenrezigg y en Japón como Kannon. En China, Avalokiteśvara fue sincretizado con la figura de la Diosa Madre, a que se refiere Kerouac, dando lugar a la “bodhisattva Guānyīnn”.
Príncipe de Kalinga. Unos 250 años antes de Cristo el emperador del Norte de la India Ashoka Maurya emperador de la India, que conquistó Kalinga, abrazó el budismo tras observar la muerte y el sufrimiento en la batalla, y envió emisarios a diversos lugares y países, entre ellos Judea.

Atman: Como concepto filosófico, el ātma o ātman, término sánscrito para naturaleza, esencia, vida, aliento, corazón, alma, mente, es el término usado para referirse al Espíritu universal, el alma suprema. El Espíritu, el Yo, el Yo superior o verdadero yo, el Observador Silencioso,

Brahmin: (o Brahman): en la India corresponde a la casta de la enseñanza, la de los profesores o predicadores.

Parson: rector de una Iglesia independiente, no controlada por ninguna gran organización eclesiástica. También referido a loa tradición anglicana.
Chaplain: capellán, miembro del clérigo, como un pastor o un imán, adscrito a una organización secular, como un hospital, una prisión o una universidad.
Rôshi: maestro zen.
Laoshih: Maestro en chino mandarín, viejo maestro, influido por las enseñanzas de Confucio.
Bodhisattva-Mahasattva: término del budismo referido a alguien embarcado en el camino del Buda de manera significativa. Es un término compuesto: bodhi ("supremo conocimiento", iluminación) y sattva (ser).

El boddhisatva sigue las enseñanzas del Buda pero añadiendo una connotación universalista, ya que hace votos para no realizar el nirvana definitivo hasta que todos los seres sean liberados
Boecio: ha sido calificado como el último representante de la cultura romana antigua y el primero de los intelectuales medievales. Filósofo y teólogo, traductor de Platón y Aristóteles, su filosofía intenta suavizar su aflicción demostrándole que la verdadera felicidad consiste en el desprecio de los bienes de este mundo y en la posesión de un bien imperecedero, que coincide con la Providencia universal que gobierna todas las cosas, concepto éste que toma del Estoicismo. Como cónsul y después primer ministro del rey ostrogodo Teodorico el Grande, cayó en desgracia acusado de conspirar a favor del Imperio bizantino y fue encarcelado, torturado y decapitado.
Gotama: el buda Gautama, o Diddattha Gotama.
Subhuti: en la tradición budista es el más conocido de los discípulos con que Buda habla cuando imparte el Sutra del Diamante, responsable en la tradición de muchos sutras, y personaje de diversos koan.
Koan: historias, diálogos o preguntas que no tienen una explicación a través del pensamiento racional sino a través de la intución.
Svaha: en el Hinduísmo y el Budismo, el término sánscrito svāhā corresponde a una interjección en los mantras, que indica el final de un mantra. En el lenguaje tibetano, svaha se traduce como así sea y pronunciado como "soha". Se canta en sacrificios de fuego . Como nombre femenino, svāhā también significa oblación, representa una diosa menor, originalmente una ninfa, y preside ofrendas al fuego.
Maya: madre del Buda histórico. Maya significa “ilusión”. La reina tiene un sueño en el que el rey convoca a sus astrólogos. La reina dará luz a un hijo que podrá ser el Buda, el Despierto, el Lúcido.
Caitanya: encarnación de Krishna, Dios.

Arjuna: se encuentra en el centro del Cantar de Bhagavad Gita, dialogo entre el guerrero Arjona y el dios Krishna, durante la lucha entre los Pándavas y sus adversarios, los hijos de Dhritarashtra; conocidos como los Kauravas. Al principio, Arjuna era reacio a participar en la batalla, debido a la matanza que sabía que iba a causar en las filas enemigas, que incluían a muchos de sus propios familiares. Sin embargo, fue persuadido por su auriga y amigo cercano, el dios Krishná, para cambiar de opinión. El diálogo entre ambos acerca de los temas involucrados en la guerra —el valor, el deber del guerrero, la naturaleza de la vida humana y el alma y el papel de los dioses— conforman el argumento del Bhagavad Gita.
Alaja Vijnana: esta teoría pertenece a la escuela Budista Vijnanavada donde se dice que todas las sensaciones percepciones, pensamiento o conocimiento se originan partiendo de una realidad llamada Alayavijnana. La palabra Alaya significa conservar o mantener.
En el Budismo el lenguaje de los seres iluminados tienden a exponer la vía de la realización, este lenguaje que tiene su fuente en la sabiduría que transmite las palabras y conceptos, debe sin embargo de servirse de palabras y conceptos para poder trascender las palabras y los conceptos, es como dice el Lakavatara Sutra “la penetración a través de los medios hábiles”.
St. Thérèse of Lisieux, (1873 –1897), nacida Marie-Françoise-Thérèse Martin, fue una monja Carmelita Francesa. También se la conoce como “La Pequeña Flor de Jesús”.
Ella no creía que fuera necesario realizar actos heroicos para alcanzar la santidad o expresar el amor por Dios. Escribió que su única manera de probar su amor era escoger flores y que cada una de ellas fuera la representación de todo pequeño sacrificio, de toda mirada y palabra, de cada gesto hecho por amor.

NOTAS ADICIONALES:

He respetado la palabra “chilicosmos” (chillicosms en el original) tal como Kerouac la usa, con su mezcla de inventiva y sugerencia de algo picante –más apropiada que una referencia a la palabra inglesa “chill” (escalofrío) - dada su conocida relación con México y sus referencias a este país en otras de sus obras.

La expresión inglesa GOO GOO GOO, referida a los sonidos emitidos por los bebés las he traducido por GU GU GU.

He traducido literalmente “trillonaria”, dado que existe la expresión en USA, aunque en castellano se use billonaria o multimillonaria.



© Fernando Garcín, 2010-2011.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal