Tercer Informe de Evaluación



Descargar 0.77 Mb.
Página6/21
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño0.77 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

  • Los modelos actuales sobre la dinámica de los hielos indican que la capa de hielo del oeste del Antártico podría producir una subida de 3 metros en el nivel del mar en los próximos mil años, pero estos resultados dependen mucho de las hipótesis de los modelos con respecto a los escenarios de cambio climático, la

    dinámica de los hielos y otros factores.

    Se necesitan más medidas para tratar las lagunas de

    información y de comprensión.
    Se necesita más investigación para mejorar la capacidad de detectar, asignar

    y comprender el cambio climático, reducir las incertidumbres y proyectar

    los cambios climáticos futuros. En particular, se necesitan más

    observaciones constantes y sistemáticas, así como estudios de procesos

    y de modelización. La disminución de las redes de observación constituye

    un problema serio. A continuación presentamos los campos que

    requieren intervenciones de manera prioritaria.


    • Observaciones y reconstrucciones sistemáticas:

    . Invertir la disminución de las redes de observación en

    muchas partes del mundo.

    . Mantener y ampliar la base de observaciones para los estudios

    climáticos suministrando datos coherentes, a largo plazo y precisos

    que comprendan la aplicación de una estrategia para las

    observaciones mundiales integradas.

    . Mejorar la elaboración de reconstrucciones de los períodos climáticos

    pasados.

    . Mejorar las observaciones de la distribución espacial de gases de efecto invernadero y aerosoles.


    • Estudios de los procesos y de modelización:

    . Mejorar la comprensión de los mecanismos y factores que llevan

    a los cambios en el forzamiento radiativo.

    . Comprender y caracterizar los importantes procesos y retroacciones

    aún no resueltos, físicos y biogeoquímicos, en el sistema

    climático.

    . Mejorar los métodos para cuantificar las incertidumbres de las

    proyecciones y escenarios climáticos, incluyendo en ello las

    simulaciones de conjunto a largo plazo mediante modelos

    complejos.

    . Mejorar la estructura jerárquica integrada de los modelos

    climáticos mundiales y regionales haciendo hincapié en la

    simulación de la variabilidad climática, los cambios climáticos

    regionales y los fenómenos extremos.

    Cambio climático 2001–– La base científica


    . Establecer una relación más eficaz entre los modelos de

    clima físico y el sistema biogeoquímico y, al mismo tiempo,

    mejorar la combinación con las descripciones de las actividades

    humanas.

    Íntimamente ligadas con estos puntos fundamentales, hay necesidades

    asociadas con el fortalecimiento de la coordinación y cooperación

    internacionales para utilizar mejor los recursos científicos, informáticos

    y los derivados de las observaciones. Ello exigiría que

    también se fomentase el libre intercambio de datos entre los científicos.

    Es necesario especialmente incrementar la capacidad de

    observación y de investigación en muchas regiones, sobre todo en

    los países en desarrollo. Por último, existe el imperativo constante

    de comunicar los avances de las investigaciones en términos que

    sean pertinentes para tomar decisiones, meta fundamental de esta

    evaluación.

    Escenarios de emisiones del Informe especial sobre escenarios de emisiones (IE-EE)

    A1. La familia de escenarios y línea evolutiva A1 describe un mundo futuro de crecimiento económico muy rápido; la población

    mundial alcanza su nivel más alto a mitad del siglo y disminuye posteriormente, produciéndose una rápida introducción de nuevas

    tecnologías más eficaces. Las cuestiones importantes subyacentes son la convergencia entre las regiones, la capacitación y mayores

    interacciones culturales y sociales, con una importante reducción de las diferencias regionales en los ingresos per cápita. La familia de

    escenarios A1 se divide en tres grupos que describen las distintas direcciones del cambio tecnológico en el sistema

    energético. Los tres grupos A1 se distinguen por su énfasis tecnológico: fuentes de energía intensivas de origen fósil (A1FI), de origen

    no fósil (A1T) o un equilibrio entre todas las fuentes (A1B) (el equilibrio se define como la no dependencia excesiva de una fuente de

    energía concreta, suponiendo que se apliquen ritmos similares de mejoras en todas las formas de aprovisionamiento energético y en

    las tecnologías de uso final).

    A2. La familia de escenarios y línea evolutiva A2 describe un mundo muy heterogéneo. La cuestión subyacente es la autosuficiencia y

    preservación de las identidades locales. Los perfiles de fertilidad en las distintas regiones tienden a converger muy lentamente,

    lo cual acarrea un aumento continuo constante de la población. El desarrollo económico tiene una orientación principalmente regional

    y el crecimiento económico per cápita y el cambio tecnológico están más fragmentados y son más lentos que en otras líneas

    evolutivas.

    B1. La familia de escenarios y línea evolutiva B1 describe un mundo convergente, con la misma población mundial, que alcanza su

    nivel más alto a mediados del siglo para disminuir posteriormente, como en la línea evolutiva A1 pero con cambios rápidos en las

    estructuras económicas hacia una economía de la información y de los servicios, con reducciones en el consumo de materiales e

    introducción de tecnologías limpias y de recursos eficaces. En esta línea evolutiva se hace hincapié en las soluciones mundiales a la

    sostenibilidad económica, social y ambiental, lo que comprende una mejora de la equidad, pero sin iniciativas climáticas adicionales.

    B2. La familia de escenarios y línea evolutiva B2 describe un mundo en el que se hace hincapié en las soluciones locales a la sostenibilidad

    económica, social y ambiental. Se trata de un mundo cuya población mundial crece continuamente, a un ritmo menor al de la

    línea evolutiva A2, con niveles medios de desarrollo económico y cambios tecnológicos menos rápidos y más variados que en las

    líneas evolutivas B1 y A1. Aunque el escenario también está orientado hacia la protección ambiental y la equidad social, se centra en

    los niveles local y regional.

    Se ha escogido un escenario ilustrativo de cada uno de los seis grupos de escenarios A1B, A1FI, A1T, A2, B1 y B2. Todos deben

    considerarse igualmente adecuados.

    Los escenarios del IE-EE no incluyen otras iniciativas climáticas, lo cual significa que no se incluyen los escenarios que suponen

    explícitamente la aplicación de la Convención Marco sobre el Cambio Climático, de las Naciones Unidas, o los objetivos de emisiones

    del Protocolo de Kioto.
    REFERENCIAS DEL RESUMEN PARA RESPONSABLES DE POLÍTICAS (RRP)

    En este apéndice se presentan las referencias que remiten los temas tratados en el Resumen para responsables de

    políticas (página y tema en cada punto) a las secciones correspondientes de los capítulos del informe completo que

    contienen información más amplia acerca del tema.

    Un conjunto de observaciones cada vez mayor describe la imagen global de un mundo en fase de calentamiento y de otros cambios en el sistema climático.

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    3 La temperatura media mundial de la superficie ha aumentado

    de 0,6°C aproximadamente en el siglo XX • Capítulo 2.2.2



    • Capítulo 2.2.2 • Capítulo 2.3 • Capítulo 2.2.2

    3 Las temperaturas han aumentado durante los cuatro últimos

    decenios en los 8 kilómetros inferiores de la atmósfera



    • Capítulo 2.2.3 y 2.2.4 • Capítulo 2.2.3 y 2.2.4

    • Capítulo 2.2.3, 2.2.4 y • Capítulo 12.3.2

    4 La extensión del hielo y de la capa de nieve ha disminuido

    • Para los tres puntos: Capítulo 2.2.5 y 2.2.6

    4 El nivel medio del mar en todo el mundo ha subido y el

    contenido de calor de los océanos ha aumentado



    • Capítulo 11.3.2 • Capítulo 2.2.2 y • Capítulo 11.2.1

    4 También se han producido cambios en otros aspectos importantes

    del clima • Capítulo 2.5.2 • Capítulo 2.7.2



    • Capítulo 2.2.2 y 2.5.5 • Capítulo 2.7.2

    • Capítulo 2.6.2 y 2.6.3 • Capítulo 2.7.3 • Capítulo 2.7.3 6 Algunos aspectos importantes del clima parecen no haber cambiado • Capítulo 2.2.2 • Capítulo 2.2.5 • Capítulo 2.7.3

    • Capítulo 2.7.3

    Las emisiones de gases de efecto invernadero y de aerosoles

    debidas a las actividades humanas siguen modificando la

    atmósfera de diversas formas que se prevé que afectarán al clima.

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    6 Párrafo: “Los cambios en el clima se producen ...”

    Capítulo 1, Capítulo 3.1, Capítulo 4.1, Capítulo 5.1,

    Capítulo 6.1, 6.2, 6.9, 6.11 y 6.13


    6 Las concentraciones de gases atmosféricos de efecto invernadero

    y su forzamiento radiativo siguen aumentando como

    consecuencia de las actividades humanas.
    Dióxido de carbono: • Capítulos 3.3.1, 3.3.2, 3.3.3 y

    3.5.1 • Capítulo 3.5.1 • Capítulo 3.2.2, 3.2.3, 3.5.1 y

    Cuadro 3.1 • Capítulo 3.5.1 y 3.5.2

    Metano: • Capítulo 4.2.1

    Óxido nitroso: • Capítulo 4.2.1

    Halocarbonos: • Capítulo 4.2.2

    Forzamiento radiativo de gases uniformemente/mezclados


    • Capítulo 4.2.1 y Capítulo 6.3 Ozono estratosférico: • Capítulo 4.2.2 y Capítulo 6.4 Ozono troposférico: • Capítulo 4.2.4 y Capítulo 6.5

    7 Los aerosoles antropógenos son efímeros y producen

    principalmente un forzamiento radiativo negativo.—



    • Capítulo 5.2 y 5.5.4 • Capítulo 5.1, 5.2 y Capítulo 6.7

    • Capítulo 5.3.2, 5.4.3 y Capítulo 6.8

    8 Los factores naturales han intervenido poco en el forzamiento

    radiativo del siglo pasado. –– • Capítulo 6.11 y 6.15.1



    • Capítulo 6.9 y 6.15.1 • Capítulo 6.15.1

    La confianza en la capacidad de los modelos para proyectar el

    clima futuro ha aumentado

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    8 Párrafo; “Se necesitan modelos climáticos ...”

    Capítulo 8.3.2, 8.5.1, 8.6.1, 8.10.3 y Capítulo 12.3.2
    8 • Capítulo 7.2.1, 7.5.2 y 7.6.1 • Capítulo 8.4.2


    • Capítulo 8.6.3 y Capítulo 12.3.2

    • Capítulo 8.5.5, 8.7.1 y 8.7.5

    Hay nuevas pruebas más fehacientes de que la mayor parte del

    calentamiento observado en los últimos 50 años se debe a las

    actividades humanas

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    8 Párrafo: “El Segundo informe de evaluación (SIE) ...”

    Capítulo 12.1.2 y 12.6

    8–9 • Capítulo 12.2.2, 12.4.3 y 12.6 • Capítulo 12.4.1, 12.4.2,

    12.4.3 y 12.6 • Capítulo 12.2.3, 12.4.1, 12.4.2, 12.4.3 y 12.6



    • Capítulo 12.4.3 y 12.6 • Capítulo 12.6

    9 “A la luz de las nuevas pruebas ...” Capítulo 12.4 y 12.6

    9 “Asimismo, es muy probable ...” Capítulo 11.4

    La influencia humana seguirá cambiando la composición atmosférica durante el siglo XXI.

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    10 Párrafo: “Se han utilizado modelos para hacer ...” Capítulo

    4.4.5 y Apéndice II

    10 Gases de efecto invernadero • Capítulo 3.7.3 y Apéndice II


    • Capítulo 3.7.1, 3.7.2, 3.7.3 y Apéndice II

    • Capítulo 3.7.3 y Apéndice II • Capítulo 3.2.2 y Apéndice II

    • Capítulo 4.4.5, 4.5, 4.6 y Apéndice II • Capítulo 3.7.3

    10 Aerosoles • Capítulo 5.5.2, 5.5.3 y Apéndice II

    10 El forzamiento radiativo en el siglo XXI



    • Capítulo 6.15.2 y Apéndice II

    Se prevé que la temperatura media y el nivel del mar mundiales

    suban de acuerdo con los escenarios del IE-EE del IPCC

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    10 Temperatura • Capítulo 9.3.3 • Capítulo 9.3.3



    • Capítulo 2.2.2, 2.3.2 y 2.4

    • Capítulo 9.3.3 y Capítulo 10.3.2

    • Capítulo 8.6.1, Capítulo 12.4.3, Capítulo 13.5.1 y 13.5.2

    • Capítulo 10.3.2 y Recuadro 10.1 • Capítulo 9.3.2

    12 Precipitaciones

    • Capítulo 9.3.1, 9.3.6, Capítulo 10.3.2 y Recuadro 10.1 12 Fenómenos extremos Cuadro 1: Capítulo 2.1, 2.2, 2.5, 2.7.2,

    2.7.3, Capítulo 9.3.6 y Capítulo 10.3.2

    • Capítulo 2.7.3 y Capítulo 9.3.6

    Se prevé que la temperatura media y el nivel del mar mundiales

    suban de acuerdo con los escenarios del IE-EE del IPCC (cont.)

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    12 El Niño • Capítulo 9.3.5 • Capítulo 9.3.5

    13 Monzones • Capítulo 9.3.5

    13 Circulación termohalina • Capítulo 9.3.4

    13 Nieve y hielo • Capítulo 9.3.2 • Capítulo 11.5.1



    • Capítulo 11.5.1 • Capítulo 11.5.4

    13 Nivel del mar • Capítulo 11.5.1

    Cambio climático 2001–– La base científica

    El cambio climático antropógeno perdurará muchos siglos.

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    13 • Capítulo 3.2.3, Capítulo 4.4 y Capítulo 6.15


    • Capítulo 9.3.3 y 9.3.4 • Capítulo 11.5.4 • Capítulo 11.5.4

    • Capítulo 11.5.4

    Se necesitan más medidas para tratar las lagunas de información

    y de comprensión

    Página del RRP Referencia: Tema del RRP—Capítulo y sección

    13-14 Para todos los puntos: Capítulo 14, Resumen ejecutivo


    RESUMEN TÉCNICO

    CAMBIO CLIMÁTICO 2001 –– LA BASE CIENTÍFICA

    Informe especial del Grupo de trabajo I

    del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático

    La “aceptación” de los informes del IPCC en un período de sesiones del grupo de trabajo o del grupo de expertos significa que el texto no ha sido sometido a examen y consenso párrafo por párrafo, pero no obstante presenta una visión amplia, objetiva y equilibrada del asunto en cuestión.

    Coordinadores principales

    D.L. Albritton (EE.UU.), L.G. Meira Filho (Brasil)

    Autores principales


    U. Cubasch (Alemania), X. Dai (China), Y. Ding (China), D.J. Griggs (Reino Unido), B. Hewitson (Sudáfrica), J.T. Houghton (Reino Unido),

    I. Isaksen (Noruega), T. Karl (EE.UU.), M. McFarland (EE.UU.), V.P. Meleshko (Federación de Rusia), J.F.B. Mitchell (Reino Unido),

    M. Noguer (Reino Unido), B.S. Nyenzi (Tanzanía), M. Oppenheimer (EE.UU.), J.E. Penner (EE.UU.), S. Pollonais (Trinidad y Tabago),

    T. Stocker (Suiza), K.E. Trenberth (EE.UU.)

    Colaboradores
    M.R. Allen, (Reino Unido), A.P.M. Baede (Países Bajos), J.A. Church (Australia), D.H. Ehhalt (Alemania), C.K. Folland (Reino Unido),

    F. Giorgi (Italia), J.M. Gregory (Reino Unido), J.M. Haywood (Reino Unido), J.I. House (Alemania), M. Hulme (Reino Unido), V.J. Jaramillo

    (México), A. Jayaraman (India), C.A. Johnson (Reino Unido), S. Joussaume (Francia), D.J. Karoly (Australia), H. Kheshgi (EE.UU.),

    C. Le Quéré (Francia), L.J. Mata (Alemania), B.J. McAvaney (Australia), L.O. Mearns (EE.UU.), G.A. Meehl (EE.UU.), B. Moore III (EE.UU.),

    R.K. Mugara (Zambia), M. Prather (EE.UU.), C. Prentice (Alemania), V. Ramaswamy (EE.UU.), S.C.B. Raper (Reino Unido),

    M.J. Salinger (Nueva Zelandia), R. Scholes (Sudáfrica), S. Solomon (EE.UU.), R. Stouffer (EE.UU.), M-X. Wang (China), R.T.Watson (EE.UU.),

    K-S. Yap (Malasia)

    Redactores


    F. Joos (Suiza), A. Ramirez-Rojas (Venezuela), J.M.R. Stone (Canadá), J. Zillman (Australia)

    Resumen técnico del Grupo de trabajo I del IPCC

    A. Introducción

    A.1 El IPCC y sus grupos de trabajo

    El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático

    (IPCC) fue creado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM)

    y el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

    (PNUMA) en 1988. El objetivo era y sigue siendo proporcionar

    una evaluación de la comprensión de todos los aspectos del cambio climático1,

    incluso cómo las actividades humanas pueden provocar esos

    cambios y sufrir sus consecuencias. Se había reconocido ampliamente

    que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en las que

    influyen los seres humanos pueden alterar el sistema climático (véase

    el recuadro 1), con posibles efectos perniciosos o benéficos. También

    se reconocía que para afrontar esas cuestiones planetarias era necesaria

    una organización a escala mundial, y una la evaluación de la y una

    del asunto por las comunidades de expertos del mundo entero.

    En su primer período de sesiones, el IPCC se organizó en tres grupos de trabajo. Las tareas actuales de los grupos de trabajo son: para el Grupo de trabajo I, los aspectos científicos del sistema climático y del cambio climático; para el Grupo de trabajo II, los impactos y las adaptaciones al cambio climático, y para el Grupo de trabajo III, las opciones para atenuar el cambio climático. El IPCC presentó su Primer Informe de Evaluación (PIE) importante en 1990 y su Segundo Informe de Evaluación (SIE) importante en 1996.

    Los informes del IPCC (i) son descripciones actualizadas de lo que se sabe y lo que no se sabe acerca del sistema climático y sus factores conexos, (ii) están basados en los conocimientos de las comunidades de expertos internacionales, (iii) se producen mediante un procedimiento profesional abierto y examinado entre pares, y (iv) están basados en publicaciones científicas cuyos resultados se resumen en términos útiles para los responsables de tomar decisiones. Aunque la información evaluada es pertinente para adoptar políticas, el IPCC no establece una política pública general, ni aboga por ninguna en especial.

    El alcance de las evaluaciones del Grupo de trabajo I incluye observaciones de los cambios y tendencias actuales en el sistema climático, una reconstrucción de los cambios y tendencias históricos, una comprensión de los procesos involucrados en tales cambios y la incorporación de este conocimiento a modelos que puedan atribuir las causas de los cambios, así como proporcionar la simulación de cambios futuros naturales y provocados por los seres humanos en el sistema climático.

    A.2 El Primer y el Segundo Informes de Evaluación del

    Grupo de trabajo I

    En su Primer Informe de Evaluación en 1990, el Grupo de trabajo I describió

    en términos generales el estado de la comprensión del sistema

    climático y del cambio climático que se había logrado en los decenios precedentes de investigación. Se destacaron varios aspectos importantes. El efecto invernadero es una característica natural del planeta y se comprende sus fundamentos físicos. La concentración de GEI en la atmósfera estaba aumentando, debido en gran medida a las actividades humanas. Se predijo que un continuo incremento de las emisiones de GEI en el futuro provocaría considerables aumentos en la temperatura media de la superficie del planeta, que excederían la variación natural de los últimos varios milenios y que sólo podría revertirse lentamente. El siglo pasado había experimentado, para esa fecha, un calentamiento en la superficie de casi 0,5°C, claramente coherente con los incrementos que predecían los modelos climáticos en los GEI, pero también era comparable a lo que se sabía entonces acerca de la variación natural. Por último, se señaló que el nivel actual de comprensión en ese momento y las capacidades existentes de los modelos climáticos limitaban la predicción de los cambios del clima en regiones específicas.

    Basándose en los resultados de nuevas investigaciones y en los informes especiales producidos en el ínterin, el Grupo de trabajo I del IPCC evaluó el nuevo estado de la comprensión en su Segundo Informe de Evaluación (SIE2) en 1996. En ese informe se recalcó que la concentración de gases de efecto invernadero seguía aumentando en la atmósfera y que sería necesario reducir muy sustancialmente las emisiones para estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera (que es el objetivo último del Artículo 2 de la Convención Marco sobre el Cambio Climático, de las Naciones Unidas). Además, la temperatura mundial continuó aumentando en general y los últimos años fueron los más cálidos por lo menos desde 1860. La capacidad de los modelos climáticos para simular hechos y tendencias observados había mejorado, en particular con la inclusión de los sulfatos en aerosol y el ozono estratosférico como agentes de forzamiento radiativo en los modelos climáticos.

    Utilizando esta capacidad de simulación para comparar las pautas observadas en los cambios regionales de temperatura, en ese informe se llegó a la conclusión de que la capacidad de cuantificar la influencia humana sobre el clima mundial era limitada. Las limitaciones surgían porque la señal prevista todavía estaba surgiendo del ruido de la variabilidad natural y debido a la incertidumbre sobre otros factores clave. Sin embargo, el informe llegó también a la conclusión de que “el saldo de la evidencia sugiere una discernible influencia humana sobre el clima mundial”. Por último, a partir de una serie de escenarios hipotéticos sobre la abundancia de GEI, se simuló un conjunto de respuestas del sistema climático.

    A.3 El Tercer Informe de Evaluación: este Resumen Técnico El Tercer Informe de Evaluación importante del Grupo de trabajo I del IPCC se cimenta en esas evaluaciones anteriores e incorpora los resultados de los últimos cinco años de investigación sobre el clima. Este


    1 En el uso del IPCC, cambio climático se refiere a todo cambio en el clima a través del tiempo, ya sea debido a la variabilidad natural o como resultado de actividades humanas. Este

    uso difiere del que se hace en el Convención Marco sobre el Cambio Climático, donde cambio climático se refiere a un cambio en el clima atribuido directa o indirectamente a actividades

    humanas que alteran la composición de la atmósfera mundial y que se suman a la variabilidad natural del clima observada durante períodos comparables. Véase la definición

    de los términos científicos y técnicos en el Glosario del Apéndice I.

    2 En este Resumen técnico se hace referencia al Segundo Informe de Evaluación del IPCC como SIE.
    20 Cambio climático 2001–– La base científica

    Recuadro 1: ¿Qué es lo que produce cambios en el clima?

    La Tierra absorbe la radiación del Sol, sobre todo en la superfiresultado,

    sus concentraciones responden mucho más rápidacie.

    Esta energía es redistribuida luego por las circulaciones mente a los cambios en las emisiones.

    atmosférica y oceánica, y es irradiada nuevamente al espacio en

    longitudes de onda más largas (infrarrojas). Para la media anual La actividad volcánica puede inyectar en la estratosfera grandes

    y para la Tierra en su conjunto, la energía de la radiación solar cantidades de gases azufrosos (sobre todo, anhídrido sulfuroque

    ingresa se equilibra aproximadamente con la radiación so), que se transforman en aerosoles de sulfatos. Las erupciones

    terrestre saliente. Cualquier factor que altere la radiación recibida individuales pueden producir un gran forzamiento radiativo negadel

    Sol o perdida en el espacio, o que altere la redistribución de tivo, aunque transitorio, tendiente a enfriar la superficie de la



    Compartir con tus amigos:
  • 1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


    La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
    enviar mensaje

        Página principal