Tercer Informe de Evaluación



Descargar 0.77 Mb.
Página16/21
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño0.77 Mb.
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   21

La mayor parte de las características de la respuesta geográfica observada en los experimentos con los escenarios IE-EE son similares en distintos escenarios (véase la Figura 20), y se asemejan a las características observadas en los experimentos que incluyen incrementos hipotéticos del CO2 del 1%. La mayor diferencia entre los experimentos que suponen un incremento del CO2 del 1% y no incluyen aerosoles de sulfatos, y los experimentos del IE-EE, es la moderación regional del calentamiento en las zonas industrializadas que muestran los experimentos del IE-EE, en los que es mayor el forzamiento negativo de los aerosoles de sulfatos. Este efecto regional se observó en el SIE solamente en el caso de dos modelos, pero actualmente se ha demostrado que esta respuesta se repite en la mayoría de los modelos más recientes.

Es muy probable que en casi toda la superficie terrestre, el calentamiento sea más rápido que el promedio mundial, sobre todo en las altas latitudes del hemisferio norte durante la estación fría. Los resultados (véase la Figura 21) de las últimas simulaciones de MCGAO forzadas con escenarios de emisiones A2 y B2 del IE-EE indican que, en el invierno, el calentamiento en todas las regiones septentrionales de latitudes altas supera en más de un 40% el índice medio de calentamiento mundial en cada uno de los modelos (que es de 1,3 a 6,3°C en toda la gama de modelos y escenarios considerados). En verano, el calentamiento supera en más de un 40% la variación media mundial en el centro y el norte de Asia. Solamente en el sur de Asia y en la región meridional de América del Sur durante los meses de junio, julio y agosto, y en Asia sudoriental en ambas estaciones, los modelos coinciden en señalar un calentamiento inferior al promedio mundial.

RESULTADOS DE LOS MODELOS CLIMÁTICOS SIMPLES

Debido al costo informático, los MCGAO sólo pueden ejecutarse para un número reducido de escenarios. Es posible calibrar un modelo simple para representar las respuestas medias mundiales de los MCGAO y ejecutarlo para un número mucho mayor de escenarios.


Resumen técnico del Grupo de trabajo I del IPCC 57

A2


B2

Figura 20: Cambio anual medio de la temperatura (sombreado en colores) y su margen de variación (isolíneas) (Unidad: °C) en el

escenario A2 del IE-EE (recuadro superior) y en el escenario B2 del IE-EE (recuadro inferior). Ambos escenarios comparan el período

2071-2100 con el período 1961-1990 y se simularon con MCGAO. [Basado en las Figuras 9.10d y 9.10e]

Cambio climático 2001–– La base científica

Cambio de la temperatura en relación con

el promedio mundial del modelo

Calentamiento muy superior al promedio

Calentamiento superior al promedio

Calentamiento inferior al promedio

Divergencias en cuanto a la magnitud del calentamiento

Enfriamiento

A2 B2

DEF


JJA

Ecuador


i

i

i



i

i

i



i

i

i



i

ii


ii

ii


i

ii


ii

ii


i

Figura 21: Análisis del grado de concordancia entre los resultados de distintos modelos en lo que respecta al calentamiento regional

relativo (comparado con el calentamiento medio mundial indicado por cada modelo). Las regiones se clasifican en las siguientes

categorías: las que muestran resultados que coinciden en señalar un calentamiento de más del 40% por encima del promedio mundial

(‘calentamiento muy superior al promedio’); las que muestran resultados que coinciden en señalar un calentamiento por encima del

promedio (‘calentamiento superior al promedio’); las que muestran resultados que coinciden en señalar un calentamiento por debajo del

promedio (‘calentamiento inferior al promedio’); o las que muestran divergencias entre los modelos en cuanto a la magnitud del

calentamiento regional relativo (‘divergencias en cuanto a la magnitud del calentamiento’). También existe una categoría de regiones en

las que se coincide en señalar un enfriamiento (que nunca ocurre). Para que se considere que existe concordancia entre los modelos,

es necesario que coincidan los resultados de por lo menos siete de los nueve modelos. El calentamiento medio anual a nivel mundial

indicado por los modelos mostró un margen de variación de entre 1,2 y 4,5°C para el escenario A2 y de entre 0,9 y 3,4°C para el

escenario B2, de tal modo que una amplificación regional del 40% representa un margen de variación de entre 1,7 y 6,3°C para el

escenario A2, y de entre 1,3 y 4,7°C para el escenario B2.

[Basado en el Capítulo 10, Recuadro 1, Figura 1]

Se proyecta que la temperatura media de la superficie mundial valores sin precedentes si se le compara como mínimo con los últimos

aumentará entre 1,4 y 5,8ºC (Figura 22ª) en el período comprendi-10.000 años, de acuerdo con los datos paleoclimáticos.

do entre 1990 y 2100. Estos resultados, obtenidos con varios modelos

climáticos 6,7, corresponden a los 35 escenarios del IE-EE sin La clasificación entre los escenarios del IE-EE en lo que se refiere a

excepción. Se proyecta que los aumentos de temperatura serán mayo-la temperatura media mundial varía con el tiempo. En particular, en

res que los indicados en el SIE, que oscilaban aproximadamente los escenarios que prevén un uso más intenso de combustibles de orientre

1,0 y 3,5°C en seis escenarios IS92. El valor más alto y el mar-gen fósil (y por ende mayores emisiones de dióxido de carbono,

gen de variación más amplio de las temperaturas proyectadas se como el escenario A2), las emisiones de SO2 también registran valodeben

princi-palmente al menor nivel de las emisiones de SO2 previsto res más altos. En el corto plazo (hasta el año 2050 aproximadamenen

los escenarios del IE-EE, en comparación con los escenarios IS92. te), el efecto de enfriamiento de las emisiones más abundantes de

El ritmo de calentamiento proyectado es muy superior a los cambios dióxido de azufre disminuirá considerablemente el calentamiento

observados durante el siglo XX y es muy probable que alcance causado por el aumento de las emisiones de GEI en escenarios como

6 Los modelos climáticos complejos basados en la física son el principal instrumento para proyectar el cambio climático futuro. A fin de explorar los distintos escenarios, estos modelos

se complementan con modelos climáticos simples que se calibran para generar una respuesta equivalente a la que se obtiene con los modelos climáticos complejos en la temperatura

y el nivel del mar. Estas proyecciones se obtienen utilizando un modelo climático simple cuya sensibilidad del clima y absorción de calor por los océanos se calibran para adecuarlos

a cada uno de los siete modelos climáticos complejos. La sensibilidad del clima utilizada en el modelo simple oscila entre 1,7 y 4,2º C, valores comparables al margen de variación

comúnmente aceptado de 1,5 a 4,5º C.

7 Este margen de variación no tiene en cuenta las incertidumbres en la modelización del forzamiento radiativo, como las relacionadas con el forzamiento de los aerosoles, aunque sí prevé

una pequeña retroacción climática del ciclo del carbono.
Resumen técnico del Grupo de trabajo I del IPCC

el A2. El efecto contrario se advierte en los escenarios B1 y B2, en Para el año 2100, las diferencias en las emisiones previstas en los esceque

las emisiones de combustibles de origen fósil y de SO2 son narios del IE-EE y las distintas respuestas de los modelos climáticos

menores y dan lugar a un mayor calentamiento en el corto plazo. Sin añaden una incertidumbre similar al margen de variación de la

embargo, a más largo plazo, el nivel de las emisiones de GEI con un temperatura mundial. Surgen además otras dudas debido a la incertiperíodo

de vida más prolongado, como el CO2 y el N2 O, se con-dumbre que existe en el forzamiento radiativo. La mayor incertidumvierten

en las principales fuerzas determinantes de los cambios cli-bre en lo que se refiere a los forzamientos es la que se deriva de los

máticos resultantes. aerosoles de sulfatos.

a)

Año


b)

7

6



5

4

3



2

1

0



1800 1900 2000 2100

Año


A1FI

A1B


A1T

A2


B1

B2


IS92a (método del TIE)

Envolvente para varios

modelos y todo el conjunto

de escenarios del IE-EE

Envolvente de los resultados del

modelo para el conjunto de

escenarios del IE-EE

Las barras

indican el margen

de variación de los

resultados de los

distintos modelos

para 2100

Figura 22: Resultados obtenidos con un modelo simple: a) proyecciones de la temperatura media a nivel mundial en los seis escenarios

ilustrativos del IE-EE, utilizando un modelo climático simple adaptado a una serie de modelos complejos con distintos niveles de sensibilidad

del clima. También se indican, con fines de comparación, los resultados obtenidos con el mismo método respecto del escenario

IS92A. La parte sombreada de color oscuro representa el área envolvente de todo el conjunto de 35 escenarios del IE-EE, que se

obtiene utilizando el promedio de los resultados del modelo (con una sensibilidad media del clima de 2,8°C). La parte sombreada en un

tono más claro es el área envolvente que se obtiene sobre la base de las proyecciones de los siete modelos (con una sensibilidad media

del clima de entre 1,7 y 4,2°C). Las barras muestran, para cada uno de los seis escenarios ilustrativos del IE-EE, el margen de variación

de los resultados del modelo simple para el año 2100, en sus versiones adaptadas a siete MCGAO. b) Igual a a), pero en este caso se

representa también el forzamiento antropógeno histórico estimado.

[Basado en las Figuras 9.14 y 9.13b]

2000 2020 2040 2060 2080 2100

0

1

2



3

4

5



6

Cambio de la temperatura (°C)

A1FI

A1B


A1T

A2


B1

B2


IS92e alto

IS92a


IS92c bajo

Envolvente para varios

modelos y todo el conjunto

de escenarios del IE-EE

Envolvente de los resultados del

modelo para todo el conjunto

de escenarios del IE-EE

Las barras

indican el margen

de variación de los

resultados de los

distintos modelos

para 2100

(método del TIE)

Cambio de la temperatura (°C)

Cambio climático 2001–– La base científica

ii

i

i



0 0

0

i



i

i

i



i

i

i



ii

i

i



i

ii


i

i

i



ii

i

i



ii

0

0



0

00


0

i

i



i

i

i



i

0

Cambio en las precipitaciones



A2 B2

DEF


JJA

Gran aumento

Leve aumento

Sin cambios

Señales contradictorias

Leve disminución

Gran disminución

Ecuador


Figura 23: Análisis del grado de concordancia entre los resultados de distintos modelos en lo que respecta al cambio en las precipitaciones

a nivel regional. Las regiones se clasifican en las siguientes categorías: las que muestran resultados que coinciden en señalar un

cambio medio superior al 20% (‘gran aumento’); las que muestran resultados que coinciden en señalar un cambio medio de entre 5 y 20%

(‘leve aumento’); las que muestran resultados que coinciden en señalar un cambio de entre –5 y +5%, o un cambio medio de entre



  • 5 y +5% (‘sin cambios’); las que muestran resultados que coinciden en señalar un cambio medio de entre –5 y –20% (‘leve disminución’);

las que muestran resultados que coinciden en señalar un cambio medio de menos de –20% (‘gran disminución’);o las que muestran

divergencias (‘señales contradictorias’). Para que se considere que existe concordancia entre los modelos, es necesario que coincidan

los resultados de por lo menos siete de los nueve modelos.

[Basado en el Capítulo 10, Recuadro 1, Figura 2]

F.4 Proyecciones de los cambios futuros en las precipitaciones Se proyecta que habrá un aumento de los promedios mundiales de vapor de agua, evaporación y precipitaciones. A escala regional se observan tanto aumentos como disminuciones. Los resultados (véase la Figura 23) de simulaciones realizadas recientemente con MCGAO, forzadas con escenarios de emisiones A2 y B2 del IE-EE, indican una probabilidad de aumento de las precipitaciones tanto en verano como en invierno en las latitudes altas. Durante el invierno también se observan aumentos en las latitudes medias del hemisferio norte, en las zonas tropicales de África y en la Antártida, y durante el verano en el sur y el este de Asia. En Australia, América Central y el África meridional se registra una disminución constante de las lluvias durante el invierno.
De acuerdo con las tendencias observadas en un número reducido de

estudios realizados con MCGAO actuales y MCG más antiguos, y de

estudios de regionalización, existe una estrecha correlación entre

la variabilidad interanual de las precipitaciones y el promedio de las

precipitaciones. Es probable que si el promedio de las precipitaciones

aumenta en el futuro, también aumente la variabilidad. A la inversa,

es probable que la variabilidad de las precipitaciones disminuya

únicamente en las zonas en las que descienda el promedio de las

precipitaciones.

F.5 Proyecciones de los cambios futuros en los fenómenos extremos Hace poco tiempo que se comenzó a comparar los cambios en los fenómenos climáticos y meteorológicos extremos observados hasta la fecha, con los cambios proyectados por los modelos (Cuadro 4). Es muy probable que aumente el número de días calurosos y las olas de calor en casi toda la superficie terrestre. Se proyecta que estos aumentos serán más acentuados sobre todo en las zonas en las que disminuya la humedad del suelo. Se prevé que la temperatura mínima diaria aumentará en casi toda la superficie terrestre y que el ascenso será por lo general mayor en los lugares en que se retraiga la nieve y el hielo.

Es muy probable que disminuya el número de días de heladas y las olas

de frío. Se proyecta que los cambios en la temperatura del aire en la

superficie y en la humedad absoluta en la superficie provocarán un

aumento del índice de calor (medida que refleja los efectos combinados

de la temperatura y la humedad). También se proyecta que el

ascenso de la temperatura del aire en la superficie determinará un

aumento en el número de grados-día de refrigeración (medida que

indica el nivel de enfriamiento necesario en un día determinado después

de que la temperatura supera un determinado umbral) y una reducción

en el número de grados-día de calefacción. Se prevé que las precipitaciones

extremas aumentarán hasta alcanzar valores superiores al

promedio y que también aumentará la intensidad de los fenómenos de

precipitaciones. Se proyecta que la frecuencia de las precipitaciones
Resumen técnico del Grupo de trabajo I del IPCC

Cuadro 4: Estimaciones de la confianza en los cambios observados y proyectados en los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos.

En este cuadro se presenta una evaluación del grado de confianza en los cambios observados en los fenómenos meteorológicos y climáticos

extremos durante la segunda mitad del siglo XX (columna de la izquierda) y en los cambios proyectados para el siglo XXI (columna de la

derecha)a. Esta evaluación, se ha realizado basándose en studios sobre observaciones y modelización, así como en la justificación física que

tienen las proyecciones futuras en todos los escenarios comúnmente utilizados, y se basa también en la opinión de expertos (véase la nota de

pie de página 4). [Basado en el Cuadro 9.6]

Confianza en los cambios

observados

(segunda mital del siglo XX)

Cambios en los fenómenos

Confianza en los cambios proyectados

(para el siglo XXI)

Probable Aumento de las temperaturas

máximas y de la cantidad de días

calurosos en casi todas las zonas

terrestres

Muy probable

Muy probable Aumento de las temperaturas

mínimas y disminución de la can-

tidad de días fríos y días de heladas

en casi todas las zonas

terrestres

Muy probable

Muy probable Reducción del rango de variación

de la temperatura diurna en la

mayoría de las zonas terrestres

Muy probable

Probable, en muchas zonas Aumento del índice de calor en 8

las zonas terrestres

Muy probable, en la mayoría de las zonas

Probable, en muchas zonas

terrestres de latitudes medias a

altas del Hemisferio Norte

Más episodios de precipitaciones

intensasb

Muy probable, en muchas las zonas

Probable, en unas pocas zonas Aumento de la desecación continental

durante el verano y riesgo

consiguiente de sequía

Probable, en la mayoría de las

latitudes continentales interiores de

las latitudes medias (ausencia de proyecciones

uniformes respecto de otras zonas)

No se observa en los pocos

análisis disponibles

Aumento de la intensidad máxima

de los vientos de los ciclones

ctropicales

Probable, en algunas zonas

No hay datos suficientes para

hacer una evaluación

Aumento de la intensidad media

y máxima de las precipitaciones

de los ciclones tropicalesc

Probable, en algunas zonas


a Para conocer más detalles vea el Capítulo 2 (observaciones) y los Capítulos 9 y 10 (proyecciones).

b Con respecto a otras zonas, no hay datos suficientes o existen discrepancias entre los análisis disponibles.

c Los cambios pasados y futuros en la ubicación y la frecuencia de los ciclones tropicales son inciertos.

extremas se incrementará en casi todo el mundo. Las proyecciones indican una desecación general de la superficie continental en las latitudes medias durante el verano. Esto se atribuye a una combinación de temperaturas más altas con una mayor evaporación potencial, no compensada por un aumento en las precipitaciones. Hay pocas coincidencias aún entre los modelos en cuanto a los cambios futuros en la intensidad, la frecuencia y la variabilidad de las tormentas en las latitudes medias. Hay pocas pruebas coherentes que muestren cambios en la frecuencia proyectada de los ciclones tropicales y las zonas de formación.

No obstante, algunas mediciones de la intensidad indican

aumentos en las proyecciones, y algunos estudios teóricos y de modelización sugieren que el límite superior de esa intensidad podría subir. Es probable que la intensidad media y máxima de las precipitaciones causadas por los ciclones tropicales aumente visiblemente.

Con respecto a otros fenómenos extremos, muchos de los cuales pueden

tener consecuencias importantes para el medio ambiente y la

sociedad, la información de que se dispone actualmente no es suficiente

para evaluar las tendencias más recientes, y la confianza en los modelos

y el grado de comprensión de éstos no son suficientes para hacer

8 Índice de calor: Combinación de la temperatura y la humedad que mide los efectos en el grado de bienestar humano.


proyecciones firmes. Existen en particular algunos fenómenos a muy

pequeña escala, como las tormentas eléctricas, los tornados, el granizo

y los relámpagos, que no se simulan en los modelos mundiales.

Tampoco se ha hecho un análisis suficiente de la posibilidad de que se

produzcan cambios en los ciclones extratropicales.

F.6 Proyecciones de los cambios futuros en la circulación termohalina La mayoría de los modelos muestran un debilitamiento de la circulación termohalina (CTH) en el hemisferio norte, que contribuye a una disminución del calentamiento de la superficie del mar en la parte más septentrional del Atlántico Norte. Incluso en los modelos en que se debilita la CTH, las proyecciones indican de todas maneras un calentamiento en Europa debido al aumento de los GEI. En los experimentos en que la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera se estabiliza en el doble de su valor actual, se proyecta que la CTH del Atlántico norte superará esa etapa de debilitamiento inicial en el lapso de uno o varios siglos. La CTH podría desaparecer por completo en cualquiera de los dos hemisferios si el ritmo de variación del forzamiento radiativo es lo suficientemente alto y se aplica durante el tiempo suficiente. Los modelos indican que cuando la CTH disminuye, también se reduce su capacidad de recuperarse ante una perturbación; en otras palabras, una CTH que se ha debilitado parece ser menos estable, y su desaparición puede tornarse más probable. Sin embargo, aún es muy pronto para afirmar con confianza si es probable


o no que la CTH desaparezca en forma irreversible, o predecir el

umbral en el que podría desaparecer, y cuáles podrían ser los efectos

de su desaparición en el clima. Ninguna de las proyecciones actuales

obtenidas con modelos acoplados muestran una desaparición total de

la CTH para el año 2100. Si bien la CTH del Atlántico norte se debilita

en la mayoría de los modelos, la importancia relativa de los flujos

de calor en la superficie y de agua dulce varía de un modelo a otro.

Aparentemente, los cambios en la fuerza del viento tienen una influencia

muy reducida en la respuesta transitoria.

F.7 Proyecciones de los cambios futuros en las formas de variabilidad natural Muchos modelos muestran una respuesta media similar al fenómeno El Niño en la zona tropical del Pacífico, con proyecciones que indican que el ascenso de las temperaturas en la superficie del mar en la región ecuatorial del Pacífico central y oriental va a ser mayor que en la región ecuatorial del Pacífico occidental, y traerá aparejado un desvío de las precipitaciones medias hacia el este. Aunque muchos modelos muestran un cambio similar al de El Niño en los valores medios de las temperaturas en la superficie del mar en la zona tropical del Pacífico, las causas son inciertas; si bien se ha vinculado a los cambios en el forzamiento radiativo de las nubes, o al amortiguamiento por evaporación del gradiente este-oeste de la temperatura de la superficie del mar en algunos modelos, o a ambos procesos. La confianza en las proyecciones de los cambios futuros de frecuencia, amplitud y configuración espacial de los episodios El Niño en la zona tropical del Pacífico se ha visto menoscabada por algunas deficiencias en la simulación de El Niño en los modelos complejos. Las proyecciones actuales muestran poco cambio o un leve aumento en la amplitud de los episodios El Niño en los próximos 100 años. Sin embargo, aunque la amplitud de El Niño no cambie, o cambie muy poco, es probable que el calentamiento de


Cambio climático 2001–– La base científica

la Tierra dé lugar a fenómenos más extremos de desecación y lluvias intensas y a un mayor riesgo de que se produzcan sequías e inundaciones a raíz de los episodios El Niño en muchas regiones. También es probable que el calentamiento vinculado al aumento de la concentración de GEI acentúe la variabilidad de las precipitaciones monzónicas estivales en Asia. Los cambios en la duración y en la intensidad medias de los monzones dependen de las particularidades del escenario de emisiones. La confianza en estas proyecciones se ve limitada por la precisión con que los modelos climáticos simulan la evolución estacional detallada de los monzones. No hay un acuerdo claro en cuanto a los cambios que podrían producirse en la frecuencia o la estructura de las formas de variabilidad natural, como la Oscilación del Atlántico Norte, lo que significa que la magnitud y la índole de los cambios varían según el modelo.



Compartir con tus amigos:
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal