Tema 4: Las categorías de las palabras ¿Qué son las categorías de las palabras?



Descargar 39.64 Kb.
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño39.64 Kb.

Tema 4: Las categorías de las palabras

¿Qué son las categorías de las palabras?

El ser humano tiende a etiquetar y clasificar su realidad más próxima. Al igual que en cualquier otra ciencia, la lingüística tiene distintos métodos de clasificación de las unidades que la conforman. Uno de ellos es mediante la formación de categorías gramaticales.

Según Wikipedia, una categoría gramatical es: “…una variable lingüística que puede tomar diferentes valores que condicionan la forma morfológica concreta de una palabra mucho más general que el uso tradicional del término…”1. Esto significa, en otras palabras, que una categoría gramatical es un conjunto de rasgos que definen un tipo de palabra en sus funciones gramaticales comunes, o como dice en el libro “… una categoría o clase de palabra es un conjunto de vocablos con características gramaticales comunes…”

Existen dos tipos de categorías:



  • Variables (es decir, que las palabras que las componen pueden ser flexionadas):

  • Invariables (no poseen flexión en sus morfemas o lexemas):

    • Adverbio

    • Preposición

    • Conjunción

    • Interjección

Visto esto, vayamos por partes y comencemos por el nombre o sustantivo.

El nombre o sustantivo

Un nombre o sustantivo es la categoría gramatical más básica. Con los sustantivos designamos objetos o personas de nuestra realidad. Al ser una categoría variable podrá ser flexionada.

¿Cuáles son las características básicas del nombre o sustantivo?


  • El nombre o sustantivo tiene género y número propios e impone estos rasgos morfológicos a las categorías dependientes de él (artículo, adjetivo…)

  • Como es una categoría flexiva admite dos tipos de formación de palabras: derivación y composición

  • Como hemos dicho antes, el nombre o sustantivo designa una realidad, es decir, que hace referencia a una realidad, ya sea concreta o abstracta

  • Pueden funcionar como núcleos de Sintagma Nominal, así como desarrollar las funciones sintácticas de Sujeto, Complemento Directo, Complemento Indirecto, Atributo…

Según podemos leer en la web http://enciclopedia.us.es/index.php/Sustantivo

“…Definición de sustantivo:



El sustantivo, también conocido como nombre es una categoría gramatical de palabra con el que se denomina a las personas, animales y cosas para indicar que son unidades de pensamiento autónomas e independientes, que reciben directamente la acción del verbo, admitiendo de acompañantes a artículos o determinantes y adjetivos que concuerdan en género y número con ellos.

Funciones del sustantivo en una oración:

Núcleo del sujeto: María va a la escuela.

Núcleo del complemento predicativo o atributo en las oraciones con el verbo ser u oraciones atributivas: Mi casa es de madera maciza.

Complemento de otro sustantivo, generalmente unido al otro sustantivo mediante una preposición: La falda de María tiene lunares.

Complemento de un adjetivo: Me gusta el verde pistacho.

Complemento del verbo. El sustantivo puede ser:

Objeto o complemento directo: Me he comprado un coche nuevo.

Objeto o complemento indirecto: No des besos al perro.

Complemento circunstancial: Los niños están jugando en la calle.

Complemento agente: El puerto fue destruido por el huracán.

Locuciones adverbiales: En realidad (= realmente), no sé qué hacer.

Vocativo: ¡Hombre, no me digas eso!...”2

¿Cuáles son los tipos de nombres que nos podemos encontrar?

Este punto lo afrontaremos en función de los contrarios con los que nos podamos topar:


  • Nombres comunes vs nombres propios: El nombre común es aquel que designa una realidad general mientras que los nombres propios son que se usan para mencionar a personas o lugares específicos.

Ej: Común: Perro

Propio: Alicante

Según Wikipedia: “…Los nombres propios por su propia naturaleza designativa, tienen un único referente asociado, pero carecen de significado lingüísticamente construido (esto es diferente a que un nombre propio etimológicamente derivara de un nombre común con auténtico significado. Esta caracterización anterior, diferencia por tanto a los nombre propios de los nombres comunes. Los nombres propios tienen una referencia singular, mientras que los nombres comunes tienen una referencia colectiva, es decir, desginan a un conjunto de entidades (objetos, experiencias, acciones, etc.).

El nombre común hace posible la función designadora del lenguaje, pues permite la clasificación o segmentación de la realidad en conceptos designables. El concepto reúne en una clase lo que, siendo diverso y múltiple, tiene algo de común, un aspecto, una cualidad, una propiedad, que lo representa: el significado que, como palabra, remite a una representación mental, el concepto. De esta forma se transforman las experiencias únicas, irrepetibles y subjetivas en algo comunicable y por tanto con carácter de objetividad. Esa objetividad se logra mediante el significado en cuanto el otro pueda entender o comprender a través de la expresión lingüística el mismo contenido objetivo, es decir, el mismo concepto, y su referente sea el mismo objeto del mundo o la misma interpretación de las experiencias subjetivas…”3


  • Nombres concretos vs abstractos: Los nombres concretos son aquellos que se pueden percibir por los sentidos o tienen algún tipo de existencia mientras que el abstracto no se puede percibir por los sentidos y designa ideas.

Ej:

Concreto: Folio

Abstracto: Sabiduría

Según Wikipedia: “…Un nombre concreto se opone a nombre abstracto en la clasificación semántica del sustantivo. Un nombre concreto es aquel que se puede percibir con los sentidos (como "mesa") mientras que uno abstracto designa entidades no perceptibles de manera directa (como "amor")…”4



  • Nombres colectivos vs individuales: Los colectivos se refieren como su propio nombre indica a colectividades de personas o cosas de la misma naturaleza, mientras que los individuales son todo lo contrario, es decir, evidencian la inexistencia de un conjunto.

Ej:

Colectivo: Jauría

Individual: Perros

Según Wikipedia: “…En gramática, el nombre colectivo o sustantivo colectivo es el sustantivo que en singular expresa una colección o agrupación de objetos, animales o personas semejantes, en contraposición a los nombres individuales (p. ej., alumnado es un nombre colectivo, mientras que alumno es individual). Téngase en cuenta que un sustantivo sigue siendo colectivo aunque se encuentre en plural.



Ejemplos

alameda, conjunto de álamos

arboleda o bosque, conjunto de árboles

banco, conjunto de peces

bandada, conjunto de aves que vuelan juntas/conjunto de peces/tropel o grupo bullicioso de personas

caballería, conjunto de caballeros.

cabellera, conjunto de cabellos

cañaveral, conjunto de cañas

cardumen, conjunto de Pez|peces

caserío, conjunto de casas

clientela, conjunto de clientes

constelación, conjunto de estrellas

coro, conjunto de voces, de personas reunidas para cantar,

cristalería, conjunto de objetos de la vajilla que consiste en vasos, copas y jarras de cristal,

cubertería, conjunto de cucharas, tenedores, cuchillos y utensilios semejantes para el servicio de mesa

ejército, conjunto de soldados

enjambre, conjunto de abeja/s u otros insecto/s

equipo, cada uno de los grupos de personas que disputan un encuentro deportivo

escuadrón, porción de tropa formada en filas según las reglas de la táctica militar

flota, conjunto de barcos/conjunto de vehículos de una empresa

follaje, conjunto de hojas

gentío, conjunto de gente

hato, conjunto de bovino/s

herbario, conjunto de hierbas

manada, conjunto de ciertos animales de una misma especie que andan reunidos

muchedumbre, conjunto y multitud de personas o cosas

orquesta, grupo de músicos que interpretan obras musicales con diversos instrumentos

piara, conjunto de cerdo/s

rebaño, conjunto de oveja/s (ahora se usa para otros rumiantes)

roquedal, conjunto de piedras

sillería, conjunto de sillas

tropa, conjunto de cabos y soldados

vajilla, conjunto de platos, fuentes, vasos, tazas, etc., que se destinan al servicio de la mesa

vecindario, conjunto de vecinos de un municipio…”5


  • Nombres contables vs nombres incontables: Los nombres contables son aquellos que podemos contar por medio de numerales cardinales, mientras que los incontables designan realidades que no se pueden contar.

Ej:

Contable: Perro

Incontable: Dinero

Según la RAE: “…contable.


1. m. Gram. El que designa personas, animales o cosas que se pueden contar; p. ej., caballo, conserje, mesa…” y “… no contable.


  1. m. Gram. El que designa sustancias, materias y otras nociones que no son contables…”6

Existen más clases, pero éstas son las fundamentales.

Como hemos dicho antes, el sustantivo es una categoría flexiva, por lo que debemos saber como se forman sus morfemas para indicar los rasgos de género y número.



El género

El género es el rasgo morfológico y gramatical que define la palabra como masculina o femenina, es decir, define el sexo de las palabras.

La principal función del género es la de marcar concordancia con el artículo y con el adjetivo, y puede ser masculino, femenino, neutro así como en casos especiales, común, epiceno y ambiguo.

Según Wikipedia: “…En castellano es una discriminación formal que posee capacidades contrastivas diversas; cuentan con él el sustantivo, el adjetivo, el artículo y algunos pronombres. Sirve para establecer concordancia entre un adjetivo y el sustantivo al que califica y entre un artículo y el sustantivo al que actualiza. La concordancia es algo menos estricta cuando se trata de sujeto y atributo (Estas cosas son lo peor, Esta persona eres tú, etc). El género masculino es la forma no marcada o inclusiva: si digo "los alumnos de esta clase" me refiero a alumnos de sexo masculino y femenino; el género gramatical femenino es la forma marcada y por tanto resulta la exclusiva o excluyente: si digo "las alumnas de esta clase" no me refiero también a los de sexo masculino, sino solamente a los de sexo femenino. Se expresa por medio de morfemas constitutivos:



-o o nada para el masculino: camarero.

-a, -esa, -isa, ina, -iz para el femenino: leona, abadesa, poetisa, gallina, actriz.

De ahí que se pueda considerar que, en castellano, un sustantivo puede estar marcado [+femenino] y la ausencia de la marca femenina, [-femenina], es el masculino, que no está marcado para femenino pero aun así puede incluir elementos femeninos. Indica generalmente, cuando se refiere a seres animados, sexo masculino o femenino, entre otras nociones.

Existe además el género neutro entre los artículos (lo, que sirve para sustantivar adjetivos y señalar conceptos abstractos: "lo profundo", "lo externo"), los pronombres personales en tercera persona del singular (ello, lo), los demostrativos (esto, eso, aquello), algunos pronombres indefinidos (algo, nada) y los adverbios cuantificadores (cuanto, cuánto, tanto). Los adjetivos con ellos deben concordarse en masculino singular, dado que no tienen marcas específicas para el género neutro.

Entre las otras capacidades contrastivas del género gramatical español figuran las siguientes:

Masculino pequeño (anillo, cubo) - Femenino grande (anilla, cuba)

Masculino humano (cosechador, impresor) - Femenino cosa (cosechadora, impresora)

Masculino elogioso (gallo, zorro) - Femenino despectivo (gallina, zorra)

Masculino individual (leño) - Femenino colectivo (leña)

El género en castellano puede ser vacilante: el mar, la mar. Algunas palabras, sobre todo denominaciones de animales, necesitan marcar el femenino sexual o el masculino sexual con las palabras macho o hembra: "águila macho", "águila hembra". Otras veces, la evolución de una palabra ha provocado su "cambio de género": la puente es ahora el puente, la reuma el reuma, etc…”7

Además de todo esto, existen como hemos dicho antes, varios casos especiales de género.



  • Género común: cuando una palabra es igual tanto para masculino como para femenino y sólo se pueden distinguir mediante los artículos y los adjetivos que la acompañan

Ej:

El guitarrista/ La guitarrista

El modelo/ La modelo


  • Género epiceno: normalmente aplicado a nombres de insectos y animales no comunes en el entorno urbano. Son nombres que en su forma normal aparecen en masculino o femenino, por lo que para evitar confusiones hay que añadir los términos “macho” o “hembra” en función de la palabra.

Ej:

Hormiga macho

Elefante hembra


  • Género ambiguo: aplicado sobre todo a nombres no animados(es decir, ni personas ni animales) en los que no está clara la desinencia de género porque simplemente no tienen.

Ej:

El/ La Mar

El / El calor

Por último, debemos estudiar el morfema de número y su formación.



El número

Al igual que en el caso del género, el número es el morfema que indica si la palabra está en singular o en plural, es decir, si estamos hablando de una o varias personas o cosas.

Su principal función, al igual que en el caso del género, es la de indicar concordancia con los artículos, adjetivos y demás otras palabras que la acompañan, así como indicar unidad o pluralidad.

Según Wikipedia: “…El español distingue sólo singular ~ plural, siendo ejemplar así del sistema típico de las lenguas romances. El número está indicado morfológicamente en sustantivos, adjetivos, verbos, determinantes y la mayor parte de los pronombres.



En el modelo canónico para el sustantivo y el adjetivo el morfema de número se sitúa al final de la palabra, y se expresa mediante la alternancia de los morfemas de singular (-Ø) y plural (representado por -s cuando la palabra acaba en vocal y en -es cuando la palabra termina en consonante o en semivocal: cárcel ~ cárceles; buey ~ bueyes; si la palabra es oxítona y termina en vocal acentuada, el uso autoriza que se opte por -s o -es indistintamente, aunque la Academia recomienda el uso de -es: maniquís ~ maniquíes, esquís ~ esquíes).

Algunos sustantivos se usan sólo en plural (víveres) (plurale tantum) y otras sólo en singular (singulare tantum). Otras cambian de significado según se usen en singular o plural, expresando:

diferencias entre una materia, de suyo incontable, y variedades o instancias de la misma: vino ~ vinos, madera ~ maderas;

El plurale tantum es el caso habitual de algunos objetos con partes simétricas: pantalones, gafas, tijeras, pinzas, espaldas, narices, lomos.

En el verbo el morfema de número está fusionado con el de persona, conformando la desinencia verbal; las oposiciones regulares son -o ~ -mos para la primera persona, -s ~ -is / -n para la segunda, y -Ø ~ -n para la tercera. Siendo el español un idioma en que es frecuente la elisión pronominal, muchas veces sólo el número del verbo indica el del sujeto de la oración.

El plural de los pronombres personales y posesivos es irregular, mostrando supletismo…”8

¿Cómo se forma el plural?



El plural se suele formar en castellano añadiendo al singular las terminaciones –s o –es dependiendo de si acaba en vocal o consonante dicho singular (para más información mirar el libro de texto en el cuadro de formación del plural)

1 http://es.wikipedia.org/wiki/Categoría_gramatical

2 http://enciclopedia.us.es/index.php/Sustantivo

3 http://es.wikipedia.org/wiki/Nombre_propio

4 http://es.wikipedia.org/wiki/Nombre_concreto

5 http://es.wikipedia.org/wiki/Nombre_colectivo

6 http://buscon.rae.es/draeI/SrvltObtenerHtml?LEMA=nombre&SUPIND=0&CAREXT=10000&NEDIC=No

7 http://es.wikipedia.org/wiki/Género_gramatical

8 http://es.wikipedia.org/wiki/Número_gramatical



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal