Tema-13 FÍsica de la atmósfera



Descargar 181.49 Kb.
Página4/4
Fecha de conversión11.11.2017
Tamaño181.49 Kb.
1   2   3   4

9.-Sustancias radiactivas. Isótopos radiactivos como el Radón-222, Yodo-131, Cesio-137, Cesio-134, Estroncio-90, Plutonio-239 etc, son emitidos a la atmósfera como gases o partículas en suspensión. Su presencia en la atmósfera puede ser debida a fenómenos naturales. Por ejemplo, algunas rocas, especialmente los granitos y otras rocas magmáticas, desprenden isótopos radiactivos. Por este motivo en algunas zonas hay radiactividad natural mucho más alta que en otras.

Otra causa son los rayos cósmicos que se dirigen hacia la Tierra, principalmente protones y partículas α, que interactúan con los núcleos de átomos presentes en la atmósfera. En este sentido, la capa de aire que está encima de nosotros actúa como un techo protector. La interacción de las partículas cósmicas con los núcleos en el aire produce reacciones nucleares en las que se crean nuevas partículas que continúan viajes hacia la superficie. Una fracción mínima de los rayos cósmicos primarios logra llegar hasta la superficie terrestre y son principalmente, las partículas llamadas muones.

Normalmente se encuentran, estas partículas radiactivas, en concentraciones bajas que no son peligro. En la actualidad preocupa de forma especial la acumulación de radón en el aire que se produce sobre terrenos de alta emisión de radiactividad. El departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la USC pone en evidencia que en el área de Santiago de Compostela el 9% de los cánceres de pulmón tiene un origen directo en las emisiones de gas radón.

Una consecuencia del efecto absorbente de la atmósfera es que la intensidad de los rayos cósmicos aumenta según la altura de la superficie. Por otra parte el campo magnético terrestre desvía los rayos cósmicos hacia las regiones polares, por lo que las dosis aumentan con la latitud. Se estima que el promedio de equivalente de dosis de rayos cósmicos para un ser humano es de 30milirems cada año.


Roentgen Equivalent Man (REM) es una unidad física utilizada antiguamente, y en la actualidad por los países anglosajones (aunque la están cambiando), para indicar la peligrosidad de una radiación. Sus dimensiones son julio por kg (J/kg).

La unidad admitida en el SI para medir esta cantidad es el Sievert (Sv) con las mismas dimensiones que el rem. La equivalencia con la nueva unidad es 1 Sv = 100 rem.


Cuando los rayos cósmicos, especialmente los rayos cósmicos galácticos de alta energía, chocan contra la atmósfera de la tierra, producen frecuentemente una cascada de partículas atómicas secundarias "lluvia aérea". Este diagrama ilustra un rayo cósmico entrante (en rojo, en la parte superior) y la lluvia aérea resultante, que incluye protones (verde), neutrones (anaranjados), piones (amarillo), muones (morados), fotones (azules), electrones y positrones (color rosado). Una lluvia aérea puede consistir en millones de partículas, dependiendo de la energía del rayo cósmico inicial.


El rayo cósmico primario que penetra en la atmósfera produce una cascada de partículas elementales

10.- El Smog

Las zonas urbanas ofrecen especiales características en lo que respecta al clima. La emisión de residuos a la atmósfera, la especial disposición de los edificios, de altura muy variada, y la gran cantidad de radiación solar que absorben los materiales de construcción producen el fenómeno llamado inversión térmica, una capa de aire más caliente que la inferior.


De esta manera se impide los movimientos verticales del aire, de forma que los agentes contaminantes de la atmósfera urbana quedan concentrados sobre la superficie, sin poder dispararse a zonas más elevadas. Ese estancamiento de partículas sólidas en suspensión da origen, en condiciones anticiclónicas, a una mezcla de niebla con partículas de humo que se conoce con el nombre de smog fotoquímico (humoniebla fotoquímica).

El término "smog", un anglicismo resultado de las palabras smoke (humo) y fog (niebla), comenzó a utilizarse a principios del siglo XX en Inglaterra para denominar a una espesa niebla cargada de sustancias tóxicas como hollín y azufre, consecuencia de la contaminación atmosférica provocada por la combustión del carbón. http://static.consumer.es/www/imgs/2006/12/smog.jpg

En la actualidad, los países más avanzados han desarrollado sistemas de control y de depuración de los combustibles que generan esta neblina tóxica, conocida como smog gris o industrial, por lo que su incidencia es menor. Sin embargo, en países en vías de industrialización como China o algunos países de Europa del Este, donde el carbón es una importante fuente de energía, todavía es un grave problema en algunas ciudades.

Por su parte, el denominado "smog fotoquímico" es un fenómeno común hoy día en prácticamente todas las ciudades del mundo. Los óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles (COVs) reaccionan en presencia de la luz solar produciendo una mezcla nociva de aerosoles y gases (ozono troposférico, formaldehído, cetonas, etc.).

Los causantes de la emisión de estas sustancias son principalmente el tráfico, que genera entre el 50 y el 70% de la contaminación de las grandes ciudades europeas, y en menor medida las centrales eléctricas.

Este tipo de smog se describió por primera vez en Los Ángeles en los años 40, y se agrava especialmente en grandes ciudades con mucho tráfico, soleadas, y con poco movimiento de aire. También es especialmente significativo en ciudades con costa o cercanas a ella, como Los Ángeles o Tokio, y en grandes urbes situadas en amplios valles, como la ciudad de México.

El verano es la peor estación para este tipo de polución se le llama smog de verano y algunos fenómenos climatológicos, como las inversiones térmicas, pueden agravarlo en determinadas épocas al dificultar la renovación del aire. En Europa, el smog fotoquímico afecta especialmente a la región mediterránea. En este sentido, algunos expertos afirman que el ozono es, en la actualidad, uno de los contaminantes atmosféricos más importantes en España.

Asimismo, el denominado "smog de invierno" o "smog ácido" se puede formar cuando las temperaturas son bajas y las concentraciones de dióxido de azufre aumentan por las emisiones de las calefacciones centrales de las casas. En invierno, la temperatura del suelo es a veces inferior que la de las capas altas de la atmósfera, haciendo que el aire permanezca cerca del suelo, y con ello los elementos contaminantes. http://static.consumer.es/www/imgs/2006/12/polucion2.jpg

Smog Industrial

El llamado smog industrial o gris fue muy típico en algunas ciudades grandes, como Londres o Chicago, con mucha industria, en las que, hasta hace unos años, se quemaban grandes cantidades de carbón y petróleo pesado con mucho azufre, en instalaciones industriales y de calefacción. En estas ciudades se formaba una mezcla de dióxido de azufre, gotitas de ácido sulfúrico formado a partir del anterior y una gran variedad de partículas sólidas en suspensión, que originaba una espesa niebla cargada de contaminantes, con efectos muy nocivos para la salud de las personas y para la conservación de edificios y materiales.


En muchas ciudades el principal problema de contaminación es el llamado smog fotoquímico. Con este nombre nos referimos a una mezcla de contaminantes de origen primario (NOx e hidrocarburos volátiles) con otros secundarios (ozono, peroxiacilo, radicales hidroxilo, etc.) que se forman por reacciones producidas por la luz solar al incidir sobre los primeros. 

NO2(g) + hν → NO(g)+ O(g)

Esta mezcla oscurece la atmósfera dejando un aire teñido de color marrón rojizo cargado de componentes dañinos para los seres vivos y los materiales. Aunque prácticamente en todas las ciudades del mundo hay problemas con este tipo de contaminación, es especialmente importante en las que están en lugares con clima seco, cálido y soleado, y tienen muchos vehículos. El verano es la peor estación para este tipo de polución y, además, algunos fenómenos climatológicos, como las inversiones térmicas, pueden agravar este problema en determinadas épocas ya que dificultan la renovación del aire y la eliminación de los contaminantes.

Principio del formulario

Una vez que el oxígeno y el nitrógeno se combinan, forman varios compuestos químicos gaseosos que reciben el nombre genérico de "óxidos de nitrógeno", a menudo abreviado con el término NOx. Algunos de estos compuestos, principalmente el monóxido de nitrógeno, también conocido como óxido nítrico (NO), y sobre todo el dióxido de nitrógeno (NO2), producen importantes impactos medioambientales y en la salud.

La naturaleza es la productora principal de óxidos de nitrógeno, mediante la descomposición bacteriana de nitratos orgánicos, por la combustión vegetal o por la actividad volcánica. No obstante, la acción humana está incrementando la emisión de este tipo de gases, mediante el escape de vehículos motorizados, sobre todo de tipo diesel, la combustión del carbón, petróleo o gas natural, el uso de fertilizantes, el incremento de residuos de origen humano y animal, y durante diversos procesos industriales.

El smog, aparte de reducir la visibilidad natural, irrita los ojos, las mucosas y el aparato respiratorio, incrementando considerablemente la tasa de mortalidad. Afecta negativamente a la vegetación. Su prevención requiere controlar adecuadamente la emisión de humos procedentes de calderas, hornos, industrias metálicas, vehículos, incineradores, etc.



MEDIDAS PARA SU PROTECCIÓN

Los efectos de la contaminación atmosférica, tanto a nivel individual como a nivel local o global, están directamente relacionados con las actividades antrópicas, por lo que las medidas frente a la contaminación, tanto preventivas como correctoras, se han de centrar en los procesos energéticos, los transportes y las actividades industriales.



a) Medidas preventivas.

  • Planificar los usos del territorio con el fin de ubicar las industrias donde sus efectos sobre los seres humanos y el medio ambiente sean menores.

  • Potenciar el transporte público

  • Evaluar el impacto ambiental de cualquier proyecto que pueda tener una incidencia medioambiental

  • Elaborar normas legislativas que regulen los niveles de emisión

  • Adoptar políticas de información y educación ambiental

b) Medidas correctoras.- Se aplican cuando las medidas preventivas no alcanzan los objetivos exigidos.

  • Garantizar una buen dispersión en el entorno por medio de chimeneas adecuadas, evitando en lo posible la contaminación transfronteriza

  • Modificar el proceso y/o las materias primas que reduzcan las emisiones contaminantes. Así, por ejemplo, reducir el contenido de azufre en los gasóleos, evitar el consumo de carbón utilizando ga o gasóleo.

  • Imponer sanciones y tasas ecológicas por contaminación y vertidos

  • Diseñar e imponer tácticas de control de emisiones hasta conseguir los estándares de calidad del aire se hayan establecido



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal