Tecnicas de expresión oral y escrita



Descargar 222.53 Kb.
Página3/6
Fecha de conversión02.02.2019
Tamaño222.53 Kb.
1   2   3   4   5   6

3.4 MODELOS COMUNICATIVOS PARA MANEJO DE AUDITORIO
La estructura de los mensajes que se van a transmitir en el auditorio, básicamente se encuentra constituida por dos componentes que se refieren al contenido y al tratamiento de la información. Como ya habíamos precisado anteriormente bajo una concepción pedagógica es tan fundamental el qué se va enseñar y el cómo se va enseñar. Para lo anterior se puede utilizar un modelo comunicativo de tipo mecanicista como el planteado por Berló. Por otra parte se pueden utilizar, los elementos teóricos del modelo Wilber – Jiménez, que intenta comprender la comunicación y la complejidad humana en toda su dimensionalidad y en especial para solucionar en gran medida el interrogante pedagógico ¿A quién le vamos a enseñar?

Con respecto al modelo de Berló, ya tratado en el capítulo de comunicación es imperioso hacer las siguientes precisiones:





  • Tanto el hablante (fuente), como el oyente (receptor), deben compartir los mismos componentes.

  • El canal se encuentra asociado a los sentidos humanos, porque son conductos físicos-biológicos portadores de mensajes.

  • En el modelo de Berló solo se plantea los canales naturales, sin tener en cuenta los canales artificiales o medios de comunicación como la televisión, radio., prensa, Internet, etc que son fundamentales para el manejo de auditorios.

  • Tan poco se tienen en cuenta los sentidos cinésicos, vestibulares, que también actúan en los procesos comunicativos.

  • Las habilidades comunicativas (hablar, escribir, escuchar, leer, reflexionar, crear) con capacidades que deben de tener tanto el oyente como el hablante para poder utilizar correctamente los códigos del lenguaje.

  • Las actitudes como predisposiciones emocionales que asume el oyente y hablante son determinantes, en un buen manejo de auditorio, pues las ansiedades, los miedos, el estrés, la falta de dominio temático, la falta de motivación e interés se reflejarán en el hablante, de tal forma que afectará en forma muy negativa el manejo de auditorio.

  • Con respecto a los conocimientos es necesario partir de los preconceptos o de los saberes que tienen los oyentes. En este sentido se recomienda hacer un diagnostico de entrada, antes de comenzar la exposición, necesitamos de esta forma no sólo conocer los contenidos sino las características principales de los oyentes en lo relacionado con el uso de los conceptos a tratar, con el nivel de formación, con el conocimiento del idioma, etc.

  • En lo relacionado con el contexto cultural, ya hemos manifestado la relación estrecha entre comunicación-educación y cultura. Al respecto es necesario tener en cuenta todo ese conjunto de significados, valores, saberes, identidades interiores que compartimos con los oyentes y que tanto influyen en los procesos comunicativos.

  • El mensaje con respecto a lo comunicativo, tiene una alta complejidad, pues son muchos los factores que en el actúan tanto de carácter sintáctico como semántico (elemento, estructura, contenido, tratamiento, código), los cuales fueron analizados en el capitulo de comunicación.

  • Los canales naturales y artificiales, en la medida de lo posible deben de ser estimulados en forma total e integrada. Al respecto sólo hemos creído que utilizando la imagen apropiadamente es más que suficiente (una imagen vale más que mil palabras), lo cual es un gran error, pues son muchos los sentidos que hay potenciar, como los cenestésicos o viscerales, en los cuales existe una sensación general de la existencia del propio cuerpo, independiente de los sentidos, y resultante de la síntesis de las sensaciones simultáneas y sin localizar, de los diferentes órganos y singularmente los abdominales y toráxicas (ver trabajo de técnica escritural con fantasía y relajación)

Para comprender más a fondo a los oyentes, en toda su complejidad humana, es necesario plantear un modelo adicional (Wilber-Jiménez), que nos permita entender que el significado del ser no sólo es una tarea positivista-conductista-intelectual, sino que es una tarea que implica el conocimiento de su interioridad, tanto a nivel de la conciencia como a nivel emocional. Sólo de esta forma contribuiremos a formar el sentido de la existencia humana


En síntesis el fundamento del modelo, se refieren a los aspectos interiores y exteriores de la realidad humana, es decir lo cognoscible y lo no cognoscible. El cuadrante A corresponde a lo observable-verificable, es decir son descripciones temáticas externas de tipo objetivo y empírico. Así pues en cualquier texto científico usted puede encontrar estos elementos. En el cuadrante B es de tipo subjetivo e interno y los conceptos se refieren a la profundidad interna, es decir a la evolución de al conciencia misma. El cuadrante C se refiere a la parte relacionada con el interior colectivo y que en términos sencillos tiene que ver con toda la serie de procesos de tipo cultural, que es necesario potenciar a nivel comunicativo (saberes, tradiciones, creencias, mitos, retos, significados, valores, identidades). La parte D, se refiere a lo exterior-colectivo de tipo social, en lo relacionado con las formas materiales e institucionales externos que se producen a nivel del desarrollo de las comunidades; es decir, son el fundamento material de la visión del mundo, a diferencia de la visión de mundo que compartimos en forma colectiva e interiorizada, es decir lo cultural.

La complejidad de este modelo, es explicada en el capítulo de comunicación. Nuestro interés es presentar algunos ejemplos prácticos usados en el manejo de auditorios, utilizando este modelo:


Tema El juego (holograma de juego)

En síntesis, la utilización de un modelo comunicativo adecuado requiere:


  1. Comprender las 5 habilidades comunicativas

  2. Utilizar los canales naturales y artificiales de la comunicación.

  3. Tener en cuenta los preconceptos de los oyentes.

  4. Tener seguridad y conocimiento temático

  5. Comprender los saberes culturales del oyente

  6. Entender que el sujeto-oyente es un ser integral

  7. Conocer la complejidad humana de los oyentes.


3.5AUXILIADORES DEL LENGUAJE

Con respecto a la utilización de algunos auxiliares del lenguaje, sólo haremos referencia a los citados por José Hleap Borrero (1993), en lo referente a los ilustradores, los reguladores y la exposición de afectos que consideramos pueden contribuir enormemente al manejo apropiado de auditorios.

Los ilustradores son movimientos que están íntimamente ligados a lo que se esté hablando, pueden repetir, sustituir, contradecir o aumentar la información que proporciona la comunicación lingüística.

Entre los ilustradores tenemos:




  • Los bastones: movimientos que acentúan una palabra o frase concreta. Ejemplo: “ es con usted... (dedo indicando al interlocutor) con quien quiero hablar”




  • Los apuntadores: son movimientos que señalan, con alguna parte del cuerpo el elemento del cual se esta hablando. Ejemplo: “Es con usted...(dedo indicando al interlocutor ) con quien quiero hablar”.





  • Espaciales: Son movimientos que se utilizan para describir el tamaño de un objeto o una distancia. Ejemplo; “Te juro, era un pez... (extendiendo los brazos) así de grande”




  • Pictográficos: Son movimientos que describen forma del objeto o persona de la cual se está hablando. Ejemplo: “Esta muchacha... (movimiento de manos describiendo curvas) es realmente muy atractiva”





  • Kinetógrafos: Son movimientos que muestran una acción corporal. Ejemplo: “Llegó el bueno y le pegó así...(gesto de un puño) y el otro rodó por el suelo”.


Los reguladores son actos con los que se busca mantener o modificar la conversación. Mientras que los ilustradores se utilizan como apoyo de lo que se está diciendo, los reguladores actúan sobre la manera como se dice.


Forman parte de los reguladores, todos los actos que indican al que está hablando, la necesidad de aclarar más el tema, de hacer más dinámica la exposición, de continuar, repetir o dejar intervenir al otro, etc. Al mismo tiempo, los reguladores señalan a quien escucha la necesidad de poner más atención, de hablar, etc.
El uso de determinados reguladores y su frecuencia, tiene estrecha relación con la pertenencia de los hablantes de una etnia, clase social y cultura especificas. Muchos malos entendidos sobre las claves de regulación de la conversación, se deben a la diferencia cultural entre los hablantes.
Las exposiciones de afectos son los gestos que expresan la emoción de los interlocutores. Como ya habíamos visto, la cara es la parte del cuerpo en la cual se articulan distintos gestos para expresar los afectos; sin embargo, en muchas expresiones se conjugan los movimientos de la mano y la postura corporal.
Existen además unas reglas de exposición de los afectos que son aprendidos socialmente. Las cuatro reglas principales son: desintensificar, super intensificar, neutralizar y enmascarar la gestualidad que expresa los afectos.
Aunque habitualmente somos concientes de nuestros gestos de emoción, es común que ante una situación, en la cual debemos reprimir su aparición, el gesto nos traiciona. Esto, fundamentalmente, porque la conciencia sólo tiene un control parcial sobre las emociones.




    1. MANEJO DE ELEMENTOS PROXEMICOS

Para antropología, la palabra proxémico sirve para designar las observaciones y teorías interrelacionadas del uso que los sujetos de una determinada cultura hacen de los espacios. De esta forma lo proxémico dentro del aula de clase o en un auditorio, se convierte en un acto facilitador del proceso comunicativo y por consiguiente ayuda al proceso de aprendizaje. Es de aclarar que no es la posición espacial, de los oyentes sino la interrelación que allí se produce lo que permite que allí se desarrolle el aprendizaje, como un proceso de intercambio de saberes entre dos límites (preconceptos y discurso).


En el manejo de auditorios lo más importante es el proceso de relaciones que se produce en la cotidianidad del aula o en el auditorio, que inclusive el proceso de apropiación de un concepto aislado, dado que las relaciones son la esencia y el fundamento del desarrollo humano, específicamente en el plano de la cultura y de la socialización del conocimiento y de la integridad humana.
En las distancias mayores de 9 metros (distancia pública-fase lejana), la mayoría de los oradores o hablantes, saben por sentido común que tanto el tono, el timbre, el volumen y la intensidad de la voz; tienden a ser muy diferentes al ritmo conversacional cotidiano. (distancia personal-fase cercana), para Edward Hall, en su libro “La dimensión Oculta”; nos dice que: “Se pierden los sutiles matices del significado con el tono normal de voz, así como los detalles de la expresión facial y el movimiento. No solo la voz sino todo lo demás debe ser exagerado o amplificado”. (1996:153).
Por otra parte, la comunicación no verbal, de tipo gestual, entra a jugar un papel determinante en lo relacionado con el uso adecuado de los auxiliadores del lenguaje ya tratados anteriormente (bastones, apuntadores, espaciales, pictográficos, kinetográficos), que son movimientos que están fusionados a lo que se está hablando (ilustradores) y sirven para sustituir, contradecir, afirmar, destacar, aumentar la información. En este sentido se recomienda no exagerar mucho de ellos, para no adoptar posiciones artificiales que no benefician el acto comunicativo. Existen otros auxiliadores muy característicos de nuestras culturas, los cuales se producen en forma natural y espontánea. Lo interesante de este hecho, es la necesidad de afectar con nuestro cuerpo, el cuerpo y la mente del oyente.

En lo relacionado con el uso de los reguladores y la exposición de afectos, también son determinantes, cuando se manejan estos tipos de distancia tan grandes; para podernos dar cuenta, si es necesario cambiar nuestra metodología o temática, para hacer más agradable la conferencia. De otro lado el ritmo de la pronunciación se hace más lenta, y las palabras se pueden pronunciar con mayor claridad, en el caso de utilizar micrófono. En caso contrario las personas que se encuentran en las primeras filas tendrán la sensación de que el hablante les está gritando, debido al volumen alto de la voz y al mismo esfuerzo del orador.


Esto se puede atenuar un poco, utilizando una exposición de afectos, que enmascare el rostro del conferencista, con la sensación de alegría o de buen genio. Para Edward T. Hall: “La persona entera se ve muy pequeña y como puesta en escena o enmarcada. La visión va captando más y más a la persona, hasta quedar toda ella dentro del reducido círculo de la visión más precisa. En ese punto -en que las personas parecen hormigas- se esfuma rápidamente el contacto humano”. (1996:154).
El acercamiento de los sujetos a los espacios en nuestra cultura latinoamericana, es mucho más íntimo y cercano en las prácticas cotidianas que las culturas norteamericanas. Lo anterior se evidencia fácilmente al observar el manejo de los espacios en nuestra cotidianidad en reuniones sociales, charlas entre amigos, en bares, tiendas, espectáculos e inclusive buses, aunque la interacción sea forzada. Estos espacios que en muchos casos, entran al espacio íntimo, (fases cercana y lejana entre 15 y 45 cts.), Y distancias personales entre 45 y 120 cm, según Hall. La distancia, de esta forma, entre las personas, varía de una cultura a otra.
El consejero de comunicación intercultural Edward Hall nos da un ejemplo:

“Los americanos que han pasado algún tiempo en América Latina sin aprender estas consideraciones de espacio se adaptan de otra manera, atrincherándose tras sus mesas, usan sillas y máquinas de escribir para hacer que el latino-americano esté a una distancia cómoda. El resultado es que el americano puede hasta saltar obstáculos para llegar a una distancia desde la cual puede hablar cómodamente” (Hall:14)

El uso de la proxemia, dentro del aula de clase, se presta para hacer variaciones espaciales diferentes. Por ejemplo, si se cambia la ubicación tradicional por trabajo con círculos, en los cuales se incluye el maestro, las distancias proxémicas estarán entre 3.5 a 7 mts, que también es una distancia pública, pero de tipo cercana, en la cual la voz no es tan alta, como en el caso anterior, sino que el volumen es moderado y agradable. A esta distancia según Hall: ” Se produce una cuidadosa elección de las palabras y de la forma de las frases, así como cambios gramaticales sintácticos, etc” (1996:152). La zona de la visión es clara y abarca tanto el rostro del oyente como su cuerpo.
Los siguientes datos, corresponden a enunciados dichos por estudiantes al transformarse una aula de clase en círculo, durante todo un año.



  • Los estudiantes afirman que se ven más entre ellos mismos.

  • Existe mayor comunicación con el profesor

  • Se entiende mejor porque existe mayor visibilidad

  • Se oye mejor porque la atención se centra más.

  • Se respira mejor porque existe mayor espacio libre.

  • Se observa mejor la experimentación y la actividad por realizar.

  • Existe mayor organización del espacio

  • Existe mayor libertad de movimiento

  • Existe mayor comunicación de los compañeros.

Los argumentos anteriores y la teoría asimilada del manejo de los espacios interculturales permiten deducir lo siguiente:



      1. Los territorios individuales de los educandos se reducen considerablemente, produciendo un espacio de intimidad, en el cual los alumnos se comunican entre sí.

      2. A nivel perceptual la reflexión aumenta, puesto que se involucra en un contexto cultural de espectáculo y juego, que se encuentra en el imaginario del educando como una serie de estructuras de su presente y de su pasado (circo, fogata, plaza de toros, fútbol, etc.)

      3. El territorio de educador incorporado al círculo toma fuerza como punto de apoyo y de integración, eliminando la jerarquización tradicional de su ubicación al frente de los educandos.

      4. Las comunicaciones entre los estudiantes y el profesor aumentan considerablemente puesto que hay unificación de territorios.

      5. La educación en círculo mejora la estética del salón, el círculo connota armonía y equilibrio a nivel perceptual ,pues del círculo surgió el óvalo, el cual es el origen de los cánones estéticos y arquitecturas antiguas tanto griegas como romanas.

      6. La imágenes toman fuerza perceptual hacia delante, pues el espacio detrás del educando se vuelve mínimo, observándose un todo y no un espacio reducido. Se intensifica más la nitidez de la fovea y el ángulo de la mácula, en la retina del ojo humano (cubre un ángulo visual de 3 grados en el plano vertical y de 12 a 15 grados en el horizontal) a nivel celular y perceptual. Según Hall “la visión macular es muy clara, pero no tanto, ni tan aguda como la foveal, donde una persona normal puede ver con precisión un circulito de 1/96 de pulgada a 0.64 cm.”

      7. Aumenta el grado de tridimensionalidad perceptual de lo expuesto, pues el foco del objeto se encuentra en primer plano y no frente al tablero donde la profundidad de campo visual se confunde con la pizarra.

      8. El ambiente espacial se presta más para introducir didácticas que involucren el juego, pues se elimina la ansiedad y el miedo de los espacios de poder de la escuela tradicional.

      9. Según Edward Hall, la distancia personal-fase (de 45 a 75 centímetros), permite “una particular precisión de la tridimensionalidad de los objetos, cuya redondez, sustancia y forma se perciben de modo diferente que a cualquier otra distancia. Las texturas superficiales son también muy prominentes y se diferencian claramente unas de otras. El lugar donde uno está en relación, con otra persona señala las relaciones que hay entre ambos, o el modo de sentir uno respecto al otro, o ambas cosas”. Al incorporarse el docente al círculo humano, se preocupa más por indagar problemas de tipo actitudinal y familiar de sus alumnos que de tipo cognitivo, pues el espacio reducido induce culturalmente a que esto se haga.

      10. El tono de la voz del profesor se vuelve más natural en el proceso, entra en el espacio de la conversación cotidiana y no de la transmisión unidireccional de la plaza pública (similar a los políticos u oradores) que según Hall es distancia pública fase lejana a más de 9 metros de distancia, “allí se pierden los sutiles matices del significado con el tono normal de voz, así como los detalles de la expresión facial y el movimiento. No sólo la voz, sino todo lo demás debe ser exagerado o simplificado”.

En síntesis la distribución de los espacios de la escuela tradicional reflejan, los espacios de poder y autoridad de los agentes involucrados en el proceso, naturalizado el proceso de dominación de la escuela y presentando obstáculos a los procesos comunicativos. Los espacios comunes como áreas de interacción poseen gran diversidad de relaciones y significaciones que nos permitirán integrar la comunicación como proceso en las practicas escolares, eliminando la jerarquización tradicional, con respecto a la ubicación espacial del maestro y los educandos.


3.6 DISEÑO DE MATERIALES Y UTILIZACIÓN DE MEDIOS
Para el manejo de auditorios, es fundamental una adecuada presentación de materiales de respaldo. Para tal fin es indispensable tener en cuenta como mínimo los principios estéticos de la composición, para la elaboración de todo tipo de materiales: fotografías, folletos, boletines, diapositivas de power-point, carteles, rota-folios, etc. Lo anterior debido a que muchos oradores, en la actualidad son muy amigos de la utilización de técnicas computarizadas, creyendo que con el sólo hecho de usarlas, es suficiente y descartan cualquier posibilidad de crear por si mismo, otras alternativas creativas, en beneficio del proceso estético de la comunicación humana.
Para la elaboración de cualquier material impreso o visual se debe tener en cuenta como mínimo los siguientes principios:
3.6.1SIMPLICIDAD: Cuando diseñamos cualquier material impreso, entre menos elementos posea, es mucho mejor a nivel visual. A los preceptores no les gusta las imágenes complejas o saturadas de muchos elementos, de otra parte si existen varios elementos deben de tener una finalidad común, con relación al contenido o a la idea principal, que se desea expresar. Lo mismo debe de hacerse con los colores que se utilizan, a veces creemos que utilizando muchos, esto impactará y es todo lo contrario. Utilice colores antiestrés como el verde-azul y colores armónicos como existen en la naturaleza, en vez de utilizar colores pastel, que son fríos para muchas culturas.
3.6.2PUNTO DE MÁXIMO INTERES: En todos los diseños, debe existir un foco, o un punto de interés que atrape al receptor, es decir que lo hechice y lo asombre acaparándole todo el interés posible. Si se logra a nivel de composición rescatar y ubicar adecuadamente el punto de máximo interés, con ello se podrá simplificar tanto el contenido, como el mensaje de lo que usted desea resaltar. El punto de máximo de interés, se encuentra muy ligado al principio de la simplicidad, pues estos dos elementos combinados nos producirán la belleza necesaria de cualquier construcción imaginativa.
3.6.3EQUILIBRIO: cuando nos vemos en la necesidad, de trabajar con varias imágenes o varios textos, que deseamos resaltar, es necesario ubicar los diferentes elementos, de una forma tal que metafóricamente sean como los platillos y las masas de una balanza. Si utiliza la zona izquierda y la derecha o imágenes en diagonal, estas pueden ser compensados con el uso de viñetas, recuadros, títulos que den la sensación de armonía y equilibrio.

Al respecto la ley de Nuremberg utilizada por los periódicos, puede servirnos como referencia para lo que aquí se plantea:

La ley plantea la necesidad de seguir los lineamientos de una Z invisible, que se debe de trazar sobre lo que se va a componer de la forma:

Si se utiliza los planteamientos de las teorías diádicas del cerebro, es preferible los textos resaltados al lado derecho y las imágenes al lado izquierdo como hacen muchos periódicos de prestigio.



Por otra parte, se pueden utilizar también la diagramación de las páginas en forma de L,U,T.

3.6.4 DIAGONALES: El uso de imágenes y líneas en forma diagonal, son considerados a nivel estético, uno de los recursos visuales más importantes para manejar no sólo el equilibrio icónico, sino para romper la monotonía que producen el juego de las líneas sencillas o paralelas. Lo importante de este efecto es que se elaboren del margen izquierdo al superior derecho y viceversa, pero que no existan cruces simétricos entre los diagonales.
Las diagonales originan perspectivas naturales, muy estéticos; como se puede observar en los paisajes, especialmente cuando los árboles se cierran en diagonal en infinito, dado una sensación de libertad.
3.6.5LIMITE INTERNO DEL MARCO: Estos no se encuentran determinados por elaborar recuadros o viñetas externas en un determinado diseño, como por ejemplo las diapositivas que se encuentran prediseñados en el power-point. Lo anterior puede contribuir a la estética, pero no es determinante. En consecuencia, es necesario entender que el marco debe de ser creado por nosotros o adaptado al mismo proceso natural de composición; por ejemplo: si tomo una fotografía de la luna y la enmarco en un pedazo de árbol o parte del techo de una cabaña, la imagen será mucho más impactante que estando sola en el infinito. Lo mismo sucede al sacarles fotografías a los niños, estos quedaran mucho mejor enmarcados al lado de la puerta, en una ventana, mirando por medio de una llanta, sacando su cabeza por detrás de un árbol, etc. De esta forma el límite interno del marco es fundamental para la estética.
3.6.6 LA SECCIÓN AUREA: Para evitar que el punto de máximo interés quedara en el centro Luca Pacioli y Leonardo D´vinci, se dieron a la tarea de estudiar una serie de pautas naturales que existían en la naturaleza misma; de tal forma que comprendieron que la mayoría de las cosas, incluyendo el universo y los seres vivos, seguían unos parámetros de ordenamiento de tipo estético que los condujo a descubrir los fundamentos estéticos de la sección áurea. El estudio de estas proporciones se evidencia en la utilización, de estas formas, en las construcciones arquitectónicas tanto de la cultura babilónica como de la griega. El uso del diagramas pentagonales, contenía más de 200 manifestaciones, relacionados con la sección áurea, que para artistas y filósofos la definieron de la siguiente forma: “La división de una línea en proporción extrema y media”. Estas mismas claves rigen por ejemplo en la construcción del Partenón y en la Acrópolis de Atenas. Para Rafael Sánchez, en su libro “El montaje cinematográfico” ”Luca Pacioli, era un incansable observador de la naturaleza y asiduo estudioso de las artes y de las matemáticas. Investiga la esencia de esta proporción y comprueba con sorpresa que una misma formulación geométrica parece irradiar unificación y variación por todos los ámbitos de la belleza. La llama “divina proportio” y escribe un tratado, “de divina proportione”, en el año 1509, con la asistencia e ilustraciones de Leonardo D´vinci”. (1976:73) La representación geométrica es la siguiente:

Sea la línea AB, sobre el punto B se levanta una perpendicular BC de longitud igual a la mitad de AB. Se unen los puntos C y A. Se apoya el compás en C, y con radio AS, se traza el punto T, que marca la sección Aurea buscada la proporción resultante es la siguiente


TB/AT=AT/AB, esto da un resultado =0.618, que los pintores, diseñadores, arquitectos, fotógrafos reemplazan por 5/8=0.625 o 3/5 o ley de tercios.

En términos de diseño de materiales, el cuadro correspondiente se debe de dividir de la siguiente forma. Para ubicar los puntos de máximo interés.

Puntos de máximo interés (ley de tercios)

Si desea una precisión más matemática, utilice las escalas antes mencionadas con relación al 0.618.Es pertinente aclarar, que no se trata de saturar con imágenes los cuatro puntos fuertes de la imagen de la sección áurea, a veces con ubicar un punto fuerte, o los que se encuentran más relacionados en el plano, es más que suficiente.

Para su utilización es conveniente rellenar los espacios de la sección áurea, dependiendo de los que quiere reflejar en una imagen. Por ejemplo, a nivel fotográfico si desea presentar profundidad de campo, sature la zona inferior ; si desea dar sensación de libertad y altura haga lo contrario.

Para comprender más este proceso estético naturalista, a continuación se presentan una serie de ejemplos que recoge Rafael Sánchez , que a nuestro modo de ver son fundamentales para entender el principio de composición estética más grande descubrimiento por el hombre.


En síntesis para un apropiado diseño de materiales y medios se debe tener en cuenta lo siguiente:




  1. Conocer el principio estético de la simplicidad

  2. Saben trabajar con los puntos de máximo de interés en las imágenes

  3. Manejar un adecuado equilibrio en la composición

  4. Romper la monotonía utilizando la variedad y los diagonales en la composición.

  5. Introducir siempre en un marco interno lo que va a presentar

  6. Utilizar la ley de tercios y la sección aurea en los diseños de impresos.


3.7CONSIDERACIONES DE TIPO PEDAGOGICO Y DIDÁCTICO
El manejo apropiado de un auditorio o de un aula de clase, requiere que como mínimo conozcamos algunos modelos pedagógicos y las didácticas pertinentes de los mismos.
Para tal efecto, se sugiere las lecturas correspondientes al capitulo teórico de Neuropedagogía – Escritura.
3.7.1 EVALUACIÓN

Los mecanismos de evaluación que aquí se plantean, son de carácter cualitativo-formativo, en el sentido de que no se tratan de medir “Logros o competencias” de los hablantes del proceso implicado en el manejo de auditorios, sino de lo que se trata es de asumir el termino de competencia como un “saber-hacer” que tiene una gran gama de interpretación de carácter cognitivo y axiológico, siendo muy difícil hacer evaluaciones de corte conductista-cuantitativo. Esto debido, a la misma complejidad humana y a la forma como se desarrolla un proceso cognitivo a nivel cerebral. Recordemos que en el cerebro existen más de 100.000 millones de neuronas y cada neurona toca 10.000 y a su vez es tocada por otras 10.000 originando alrededor de 10 a la 14 sinapsis cerebrales, para cualquier proceso de percepción y asimilación de conceptos.


La gran cantidad de asociaciones cognitivas que existen en el cerebro humano, impiden hacer evaluaciones de tipo cuantitativo-objetivo, pues cada sujeto asimila en forma diferente cualquier tipo de concepto, construyendo de esta forma mundos alternativos-creativos, muy diferentes al dominio experiencial del hablante. El proceso de manejo de auditorio y el educativo, asumidos en términos expositivos- instruccionales, es una relación unidireccional (emisor-receptor), que no da lugar al proceso de confrontación abierta, a las diferencias, a las singularidades, a los saberes culturales, al desarrollo creativo y a la gran posibilidad que tienen los sujetos, a partir de sus mapas cognitivos y culturales, de poder construir nuevas realidades, o nuevos conocimientos.
Acerca de esto Fabio Jurado, nos dice: Respecto al término de competencias, es necesario aclarar que no se trata del acto competir con otros ni se trata de la competitividad en el ámbito del mercado; se trata de un saber-hacer que todo sujeto porta en un determinado campo, que siempre es diferente en cada sujeto y en cada momento y que sólo es posible identificar en la acción misma; se trata de un dominio y de un acumulado de experiencias de distinto tipo, que le ayuda al sujeto desenvolverse en la vida práctica y de construir horizonte social siempre en relación con el otro” (2000:85).

Por esta razón, se hace necesario tanto ubicar parámetros de auto-evaluación, como de seguimiento externo, como el presentado en este libro, manejando una hoja de criterio de carácter cualitativo.


Para la auto-evaluación se sugiere hacer las prácticas analizadas en capítulos anteriores (ejercicios para la voz, auxiliadores del lenguaje, etc) antes de las exposiciones y en la medida de lo posible utilizando grabadoras, cámara de video, espejo, etc, para poder uno captar los errores y poderlos explicitar, con el propósito de hacer las correcciones que aquí se plantean.

En lo referente a la hoja de criterio, se puede asumir también como procesos de auto-evaluación o como evaluación externa que puede hacer el docente, después de una práctica de manejo de auditorio o de presentación de trabajos a nivel del aula.




En conclusión, para un adecuado proceso de evaluación de prácticas de auditorio y de aula debe tener en cuenta lo siguiente:



  1. La evaluación debe de ser de tipo cualitativo.

  2. La evaluación se debe de centrar sobre el “saber hacer”

  3. Los puntos clave de la evaluación se debe de focalizar en el contenido y la forma del tratamiento de la información

  4. Para perfeccionar el proceso es necesario un proceso auto-evaluación y evaluación externa.

  5. Utilización de modelos comunicativos y pedagógicos en el proceso.

  6. Utilización de materiales y medios utilizando las leyes de composición vistas anteriormente

  7. Desarrollo organizado del trabajo de exposición

  8. Participación de los oyentes en el proceso.

3.8 RECOMENDACIONES FINALES


Fuera de las recomendaciones existentes dentro del corpus de este capítulo, es necesario presentar un menú de sugerencias, que aunque parezcan elementales son determinantes para un buen manejo de auditorio.
3.8.1El modo de vestir. que usted presenta en el manejo del auditorio, debe adaptarse tanto a las condiciones de su personalidad, como a las circunstancias que amerite el auditorio. El vestido completo es ideal para conferencias empresariales o manejo de auditorios en géneros de seminarios, simposios, paneles de carácter nacional o internacional. La ropa informal, se puede aceptar en auditorios de adolescentes, personal universitario u otros de acuerdo a las clases sociales. Con respecto al traje femenino debe ser sobrio, natural, adaptado a la moda, sin llegar a ser de tipo provocativo o insinuante, puesto que esto afectará al oyente, causando distracciones que incidirá profundamente en la rigurosidad conceptual del discurso que se esté manejando.
3.8.2La postura corporal que usted asuma, debe ser natural y espontánea. Recuerde que su cuerpo refleja en gran medida su estado emocional y psíquico. Muchas de las tensiones musculares, se dan a nivel del cuello y de la espalda, originando de esta forma muchos comportamientos de carácter metonímico( comportamientos atrapados en el torrente del inconsciente), que van a reflejar inseguridad.
Estos comportamientos se ven reflejados en el sudor, en los movimientos rápidos, en el estar tocando continuamente la cara, el cuello, la barbilla o dando golpes sobre la mesa. Las posturas que adquiere el hablante, en un proceso comunicativo se presentan en gran variedad de formas, de acuerdo a la cultura: el modo de andar, de ponerse de pie, de recostarse, de gesticular, transmiten al oyente muchos mensajes inconscientes y conscientes que es necesario explicitar para no cometer errores que delaten nuestro estado de ansiedad-estrés-miedo, que tengamos. Por esta razón se recomiendan los trabajos de respiración y relajación expuestos en este libro.

3.8.3Modo de hablar y de empezar un discurso. sea sencillo y espontáneo, camine hacia el escenario en forma erguida, pero sin arrogancia, procure que sus músculos permanezcan relajados, inclusive si le toca hablar desde un atril o de pie. Diríjase al público observándolo de frente y presente su primer saludo de una forma amable y sencilla, recuerde de dar los agradecimientos pertinentes tanto a la mesa de dirección como al público en general. Si el discurso le toca darlo sentado, adopte una posición cómoda y con el torso erguido con naturalidad y transmita su discurso siempre mirando al público y no elevando la mirada. Recuerde presentarse tal como es usted...un ser humano y no ser atrapado en el torrente de los títulos o de la doctoritis aguda que poseen muchos oradores arrogantes.

3.8.4el ritmo corporal. Flora Davis, en su libro: “La comunicación no verbal” nos dice: “Que el cuerpo del hombre baila continuamente al compás de su discurso. Cada vez que una persona habla, los movimientos de sus manos y dedos, los cabeceros, los parpadeos, todos los movimientos del cuerpo coinciden con ese compás” (1976:137). Aunque parezca difícil de creer, el oyente se mueve al compás del relato del que habla, este fenómeno se llama “sincronía interaccional” y plantea que cuando existe una conversación, las personas involucradas no sólo están unidas por las palabras que intercambian, sino que existe un ritmo que también se comparte. Desde esta perspectiva el ritmo del lenguaje del orador debe de ser armónico e irresistible, para que el oyente se incluya en este proceso y no se excluya, como sucede en muchos casos.

Los seres humanos son increíblemente muy sensibles al lenguaje y a los sonidos, por ejemplo los tonos menores de la voz, reflejan tristeza y amargura; mientras que los tonos altos reflejan todo lo contrario. Este es uno de los motivos por los cuales el ritmo y el tono de la voz en el manejo de auditorios, preferiblemente se debe mantener alto, solo haciendo descansos correspondientes a los de los contenidos.

La sincronía interaccional; sirve para indicar al hablante, que el oyente esta escuchando realmente en sincronía. Si el oyente se distrae, este proceso fallará o desaparecerá por completo, viéndose el conferencista en la necesidad de utilizar reguladores del lenguaje.

3.8.5 Lo proxémico, es necesario recordar que las culturas latinoamericanas, a diferencia de las culturas anglosajonas, son “culturas de contacto”, es decir son culturas que han estructurado sus microespacios a través de la cercanía y el calor humano que representa la mayoría de las prácticas cotidianas y el calor humano, que representan la mayoría de las prácticas cotidianas, en que se producen contactos o entrecruce de cuerpos (baile-conversación-sexo, etc). A distancias cortas según Edward Hall las personas se comunican no sólo por medio de palabras sino por el tacto, el olor, la temperatura del cuerpo, cada uno es consciente del ritmo respiratorio del otro, de las variaciones en el color o textura de la piel. Lo contrario sucede cuando manejamos a distancias públicas de más de 3 metros, como la mayoría de los auditorios, en donde tenemos que poner a funcionar en forma eficiente los auxiliadores del lenguaje. (apuntadores, espaciales, Kinetógrafos, bastones, etc) y todo aquellos mecanismos de interacción que podamos provocar en el público mismo; bien sea a través de socio-dramas, psicodramas, talleres compartidos en las mismas sillas. Es decir buscar al máximo la participación de los oyentes, para evitar el modelo expositivo o frontal tan usado a nivel de auditorio.

3.8.6 El miedo-estrés y ansiedad: Son los elementos que más influyen negativamente en el manejo de un auditorio. Al respecto se hace necesario aclarar que la mayoría de los oradores y docentes con experiencia, experimentan esta sensación, cada vez que hay necesidad de enfrentarse frente a un grupo. En este sentido lo primero que hay que hacer es “reconocer a ese enemigo”, para aprovecharse de el. Es necesario sentirlo, explicitando y no arrojándolo al inconsciente, pues más daño nos puede causar, para poder de que del mismo producto de la ansiedad surja la creatividad.

De la misma forma, como del caos surge el orden y del orden surge el caos, las estrellas nacen de las explosiones de las galaxias, del desorden mismo del universo. Así podríamos decir que del caos ocasionado por el miedo, pueden surgir elaboraciones o cosas nuevas. Si no hay movimiento de neuronas y flujo de adrenalina los procesos de comunicación a nivel de auditorio pueden volverse sosos y monótonos.

La timidez es producto de las estructuras reptílicas-instintivas del cerebro humano, actúan como alarmas en el proceso de supervivencia humana. Si se logra racionalizar desde córtex frontal intelectivo, es posible anular dicho efecto. En caso contrario los procesos de planificación de la exposición aquí presentado, le servirán demasiado para quitar el miedo y la ansiedad que produce el manejo de público, recuerde que si usted planifica su exposición adecuadamente tiene el 80% del éxito asegurado.
Lo que últimas teme un orador o un hablante es que su discurso no llegue o sea desaprobado por los oyentes, para esto basta con una buena preparación previa a nivel temático y un uso racional de medios audiovisuales que permitan hacer más impactante la labor del orador.

Utilice mecanismos de relajación antes de comenzar el discurso y cuando esté frente al público no huya de la mirada de los oyentes y haga todo lo contrario, míreles de frente y piense que el temor y la ansiedad sólo se produce al comienzo del discurso, posteriormente todo entrará en un procesos de armonía comunicativa y su mensaje será finalmente aceptado, pues usted ha entendido que es humano y que todos de una u otra forma hemos tenido temor ante dicho proceso, a pesar de estar diciendo que llevamos 20 – 30 años de experiencia docente.


3.8.7Escenario y público: Es inevitable hacer ensayos previos y visita al auditorio en forma anticipada para verificar tanto aspectos técnicos, como para informarse sobre las características de la población que va asistir a su charla. Entre mayor cantidad de información de sus oyentes recoja, será mucho mejor, porque podrá hacer modificaciones al contenido, a la forma del discurso y a las metodologías que va abordar. Entre la información a recoger intente verificar lo siguiente:

  • Edad promedio de los participantes

  • Nivel de formación académica

  • Clases sociales

  • Saberes culturales y costumbres

  • Motivación de los participantes (obligados, pagando por su propia cuenta, invitados, etc.)

En lo relacionado con la parte técnica verifique el funcionamiento de los equipos, especialmente los de tipo audiovisual que se va a usar, no se confié mucho del funcionamiento de estos, pues pueden haber fallas mecánicas o humanas en este proceso. En tal sentido es necesario planes de contingencia, relacionados con la utilización de medio tecnológicos alternativos. Por ejemplo, si usted tiene en su material visual en power-point para presentación con equipos de video beam, elabore también diapositivas en acetatos, ojalá a color, para que los tenga en caso de existir algunas fallas de las mencionadas.
Evite todo lo que puede originar ansiedad y estrés, antes de comenzar su discurso. Si es un seminario o un simposio y a usted le toca en los últimos días, escuche todos los otros participantes con tranquilidad y mesura, pues un manejo de auditorio, no implica un acto de competitividad con el otro, ni mucho menos un proceso para opacar al otro, como sucede en muchos seminarios. Al respecto piense en su discurso y no en el del otro, pues tanto el suyo, como el del cual ha considerado su rival; tienen un interés particular para el oyente, que se encuentra deseoso de escucharlo. Evite todo tipo de confrontación y contradicción al respecto con el otro conferencista frente al auditorio. Si desea hacer este tipo de discusiones hágalo aparte del auditorio.

3.8.8Tiempo de exposición: Si el tiempo manejado por usted es preciso (utilizando cronograma de exposición), esto ocasionará una muy buena impresión ante los oyentes. Por lo contrario si usted se alarga demasiado en su discurso, puede causar monotonía y fastidio en el oyente. No se alargue sin necesidad, pues todos los elementos, que usted utilice con respecto a la posibilidad de síntesis y de concreción serán muy benéficos para su discurso. Sin embargo lo anterior no implica que usted no haga procesos de refuerzo sobre las ideas principales, especialmente en el espacio de las conclusiones.
Lo principal, fuera del contenido del discurso, es el tratamiento y la forma humana como usted llega a los oyentes. Si usted planificó de una manera pertinente su discurso, el tiempo lo manejará de una manera sistemática y organizada; originando de esta forma una muy buena impresión en el oyente; pues este valorará la rigurosidad del mismo y no la improvisación que muchos oradores hacen.
Por último recuerde: “Aplaudir antes de oír un discurso es un acto de fe...en medio de él es un acto de esperanza; al final...puede ser un acto de caridad”

3.9 MODALIDADES EN EL MANEJO DE AUDITORIO

Se refieren a diferentes formas de expresión tanto verbal, como escrita, que adquieren las aulas o los auditorios, para dinamizar la presentación y la argumentación de ciertas temáticas que lo requieren.



Entre las formas o modalidades más comunes se encuentran:
3.9.1 MESA REDONDA


  1. Definición – Características: Es una discusión organizada por un equipo de expertos o conocedores de una determinada temática, en la cual sus participantes exponen y argumentan puntos de vista contradictorios, divergentes ante un determinado auditorio.

  2. Actividades previas: Se deben seleccionar entre cuatro a seis personas, elegidas de tal forma, que se establezca un equilibrio, es decir, si son 4, ojalá todas las exposiciones sean diferentes. Es necesario planear la temática con anticipación, hacer reuniones previas con el equipo que va actuar en la mesa redonda. De esta reunión debe surgir un cronograma de intervención y de exposición que incluya como mínimo, el orden, tiempo, tema y la utilización de materiales pertinentes.

  3. Desarrollo y Recomendaciones:

    1. El presidente o moderador de la mesa, debe ser un experto en la temática y su actuación debe ser objetiva e imparcial.

    2. El presidente debe ser una persona de alta capacidad analítica y sintética para que sus intervenciones y resúmenes finales sean pertinentes a la temática a tratar?

    3. Los miembros de la mesa, deben reunirse también, unos minutos previos al debate, para aclarar y ultimar detalles.

    4. Los integrantes de la mesa se deben sentar a los lados del moderador en forma de U, de tal forma que sean totalmente visibles al auditorio.

    5. En el semicírculo formado por la mesa de trabajo, los integrantes se deben ubicar de frente a su opositor, es decir los expertos que tengan ideas contrarias entre sí; no deben de colocarse seguidos, para dar la idea de debate.

    6. Se deben asignar límites de tiempo, para cada una de las intervenciones, que pueden oscilar entre 5 – 10 minutos, para cada uno de los miembros de la mesa. Dicha exposición deberá hacerse en forma organizada y secuencial; de tal forma que se alternen los puntos de vista contrarios.

    7. Las preguntas del auditorio, por lo regular se hacen al final. El coordinador al abrir la sesión expondrá y explicará todos las reglas negociados de la mesa redonda.

    8. El moderador abrirá la sesión con una pregunta clave, una tesis u opinión o una hipótesis sin resolver, con el propósito de centrar y acaparar la atención de los oyentes.

    9. Las preguntas que se hagan deben de ser de tipo argumentativo e interpretativo.

    10. El tiempo ideal para una mesa redonda está entre 50 y 60 minutos, de manera tal que se tenga en cuenta un espacio final, tanto para las conclusiones como para las preguntas de los oyentes.

    11. El nivel de discusión debe ser informal, estilo conversatorio, para evitar confrontaciones fuentes o que no vengan al caso.

    12. El moderador debe actuar, de tal forma que permita una variedad de enfoques y no un proceso de monopolización del mismo.

    13. Al terminar la primera sesión de exposiciones, el coordinador presentará un resumen sintético de opiniones, de acuerdo a los apuntes previos que debió tomar destacando más las oposiciones que los acuerdos, para dar una oportunidad final de confrontación en la cual cada miembro podrá hablar por espacio de dos minutos.

    14. Al finalizar la mesa redonda, el moderador presentará las conclusiones finales e invitará al auditorio a efectuar sus preguntas de carácter ilustrativo y no expositivo.

  4. Sugerencias Prácticas

    1. Utilice materiales audiovisuales de respaldo.

    2. Utilice cronogramas de exposición e intervención

    3. El moderador debe introducir el tema y presentar a los expositores

    4. El moderador debe evitar el uso de juicios de valor

    5. El moderador no se debe ser dogmático y arrogante intelectual

    6. Utilice reguladores del lenguaje, cuando algo va mal en la mesa

    7. Las preguntas del auditorio deben hacerse en forma escrita y dirigidas al miembro que desea que se la responda

    8. Si se permiten preguntas orales, no debe permitir que dichas preguntas, se conviertan en exposiciones particulares.

    9. Las recomendaciones del capítulo como hablar en público y manejo de auditorio de este libro, pueden ser de mucha utilidad.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal