S a/55/5 rEV. Original: ingléS fecha: octubre de 2015 Asambleas de los Estados miembros de la ompi quincuagésima quinta serie de reuniones Ginebra, a 14 de octubre de 2015



Descargar 1.97 Mb.
Página1/42
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño1.97 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42




wipo-s

S

A/55/5 rEV.

ORIGINAL: INGLÉS

fecha: 2 OCTUBRE DE 2015


Asambleas de los Estados miembros de la OMPI

Quincuagésima quinta serie de reuniones

Ginebra, 5 a 14 de octubre de 2015

PROPUESTA DE PRESUPUESTO POR PROGRAMAS PARA EL BIENIO 2016/17
Documento preparado por la Secretaría
1.La presente propuesta revisada de presupuesto por programas para el bienio 2016/17 contiene las modificaciones acordadas en la vigesimocuarta sesión del Comité del Programa y Presupuesto (14 a 18 de septiembre de 2015) (véase el documento A/55/4, “Decisiones adoptadas por el Comité del Programa y Presupuesto).

2.Se invita a las Asambleas de los Estados miembros de la OMPI y de las Uniones, en lo que a cada una concierna, a que aprueben el presupuesto por programas del bienio 2016/17 (documento A/55/5 Rev.).

[Sigue la propuesta de presupuesto por programas para el bienio 2016/17]
[Página en blanco]

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
PROPUESTA DE PRESUPUESTO POR PROGRAMAS
PARA EL BIENIO 2016/17


ÍNDICE


1.La presente propuesta revisada de presupuesto por programas para el bienio 2016/17 contiene las modificaciones acordadas en la vigesimocuarta sesión del Comité del Programa y Presupuesto (14 a 18 de septiembre de 2015) (véase el documento A/55/4, “Decisiones adoptadas por el Comité del Programa y Presupuesto). 1

2.Se invita a las Asambleas de los Estados miembros de la OMPI y de las Uniones, en lo que a cada una concierna, a que aprueben el presupuesto por programas del bienio 2016/17 (documento A/55/5 Rev.). 1

PRÓLOGO DEL DIRECTOR GENERAL 7

I. PANORAMA FINANCIERO Y DE RESULTADOS 9

II. DESCRIPCIÓN DE LOS PROGRAMAS, POR META ESTRATÉGICA 30

III. ANEXOS 199

IV. APÉNDICES 269

PRÓLOGO DEL DIRECTOR GENERAL


La elaboración del presupuesto por programas es una oportunidad para que los Estados miembros fijen los resultados que desean que la Organización logre en el siguiente bienio y para que la Organización diseñe los programas necesarios para obtener dichos resultados.


La Organización tiene la suerte de contar con sólidos cimientos financieros en los que puede apoyarse para planificar y poner en práctica ese proceso que permite definir resultados y concebir programas encaminados al logro de dichos resultados. Confiamos en finalizar el bienio en curso (2014-2015) con un superávit moderado. Se prevé que en el próximo bienio (2016-2017), los ingresos aumenten en un 6% para situarse en 756,3 millones de francos suizos, resultado de un aumento de la demanda en los sistemas mundiales de P.I. (principalmente, en lo que respecta al Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), el Sistema de Madrid para las marcas, y el Sistema de La Haya para los dibujos y modelos industriales). Proponemos que los gastos aumenten en un 4,9% para situarse en 707 millones de francos suizos, lo que se traduciría en un superávit de 20,8 millones de francos suizos tras los ajustes estimados en relación con las Normas Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSAS), importe que se propone emplear principalmente para crear un nivel de reservas que ofrezca mayor seguridad.
Pero la saludable situación financiera de la Organización no debe verse como cosa natural. Se ha sustentado en la expansión de los sistemas mundiales de P.I. Aunque estamos convencidos de que ambos, Sistema de Madrid y Sistema de La Haya, serán objeto de una rápida expansión en los próximos años, la principal fuente de ingresos sigue siendo el PCT (cerca del 76% del total de ingresos). En el aumento de la demanda relativa al PCT influyen varios factores y varios de ellos apuntan a que puede que el crecimiento de la demanda que se ha acusado en los últimos años no continúe al mismo ritmo a mediano plazo.
Al mismo tiempo, la Organización debe responder a varios requisitos de inversión importantes. Para obtener ingresos, los sistemas mundiales de P.I. deben prestar servicios de alta calidad y eficaces en función de los costos, recurriendo cada vez más para ello a sofisticadas plataformas informáticas. Dichas plataformas han permitido obtener considerables mejoras de la productividad así como reducir costos de personal pero exigen un desarrollo y un perfeccionamiento constantes. A ello viene a añadirse, como es el caso para todas las demás organizaciones y empresas de nuestro mundo contemporáneo interconectado, el hecho de que la Organización está expuesta a la vulnerabilidad del entorno en línea. Y para mitigar esa vulnerabilidad hay que realizar grandes inversiones en seguridad informática así como en mecanismos para garantizar la continuidad de las actividades y capacidad de reacción de la Organización.
Nos hemos propuesto que esas grandes inversiones adicionales en el próximo bienio se realicen sin aumentar tasa alguna en los sistemas mundiales de P.I. Proseguirá así el extraordinario récord de los últimos siete años, en el sentido de que no se han aumentado las tasas. Se trata de un hecho sin precedentes si se compara con los aumentos de tasas que se han llevado a cabo en las oficinas nacionales y regionales de P.I., por lo que, como es lógico, un día habrá que proceder a aumentos razonables en las tasas.
El inestable contexto económico mundial y, en particular, los tipos de interés negativos constituyen un desafío financiero adicional. Los tipos de interés negativos llegan en un momento en el que la Organización se ve obligada a dejar el tradicional recurso seguro de inversión que ofrece el Departamento Federal de Finanzas de la Confederación Suiza. Esos factores requieren la adopción de una política de inversiones prudente y responsable que permita que la Organización conserve su capital, y la adopción de una política sensata de cobertura de los riesgos que entraña la exposición en distintas monedas para el pago de las tasas PCT.
En los párrafos 17 a 39 se exponen las principales prioridades programáticas propuestas para el próximo bienio. Permítanme formular observaciones en cuatro ámbitos en particular y con una perspectiva que va más allá del próximo bienio.
En primer lugar, deseo referirme a la agenda normativa (meta estratégica I) de la Organización. En los últimos cuatro años, los Estados miembros han adoptado tres acuerdos internacionales, a saber, el Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, el Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso, y el Acta de Ginebra del Arreglo de Lisboa relativo a las Denominaciones de Origen y las Indicaciones Geográficas. El efecto y la legitimidad de dichos acuerdos dependerán de que sean objeto de una ratificación rápida y generalizada entre los Estados miembros. En la agenda normativa de la Organización sigue habiendo importantes temas por resolver, algunos de ellos desde hace mucho tiempo. A ello cabe añadir que, en un mundo globalizado y complejo, caracterizado por rapidísimos y fundamentales cambios tecnológicos, y en el que la propiedad intelectual desempeña una función cada vez más importante, ha llegado el momento de iniciar un diálogo sobre la futura agenda normativa de la Organización como foro multilateral de elaboración de la política internacional de propiedad intelectual. Esas cuestiones y los interrogantes que plantean incumben a los Estados miembros. Y exigen compromiso con el multilateralismo, determinación y voluntad adecuada por parte de dichos Estados. A falta de ello, nuestro marco multilateral permanecerá estancado y sin progresos.
El segundo ámbito al que deseo referirme es el de los sistemas mundiales de P.I. (meta estratégica II). Esos sistemas constituyen la base de los ingresos de la Organización y representan cerca del 95% de sus ingresos totales. La composición de dichos sistemas, en particular, la de los sistemas de Madrid y de La Haya, es hoy objeto de una rápida expansión geográfica que parte de una base relativamente limitada (hay en la actualidad, 95 Partes Contratantes del Sistema de Madrid y 49 Partes Contratantes de la última Acta del Sistema de La Haya). En aras de la legitimidad y la sostenibilidad de dichos sistemas, es importante que sigan ampliándose y dando cabida a una participación geográfica cada vez mayor. También conviene que sigan modernizándose, labor de la que se ocupan varios grupos de trabajo de los Estados miembros constituidos en virtud de los respectivos tratados.
En tercer lugar, deseo destacar la vasta gama de plataformas de tecnologías de la información (T.I.) que gestiona la Organización (meta estratégica IV) y que sustentan el funcionamiento del sistema mundial de propiedad intelectual. Enormes son los progresos que se han realizado en este ámbito en los últimos años. Las plataformas de T.I. del PCT, el Sistema de Madrid y el Sistema de La Haya, a las que vienen a añadirse las bases de datos mundiales sobre P.I. (PATENTSCOPE, Base Mundial de Datos sobre Marcas y Base Mundial de Datos sobre Diseños) además de plataformas como el Servicio de Acceso Digital (DAS), WIPO CASE (Acceso Centralizado a la Búsqueda y el Examen) e IPAS (Sistema de Automatización de la Propiedad Industrial), utilizado en más de 80 países, aportan muchos de los elementos que hacen posible una verdadera infraestructura mundial de P.I. Todas esas plataformas son objeto de una utilización generalizada en el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo y en ellas participan comunidades muy diversas, a saber, oficinas de P.I., industria, ONG y el público en general. Confiamos en seguir avanzando de modo que dichas plataformas formen parte de una plataforma mundial integrada de P.I.
Por último, cabe mencionar los vastos programas que dedica la Organización al desarrollo. A instancias de los Estados miembros, el desarrollo ha pasado a incorporarse en todas las metas estratégicas sustantivas de la Organización. Los programas que se dedican exclusivamente al desarrollo, concretamente, las oficinas regionales en la sede, la Academia y la coordinación de la Agenda para el Desarrollo, tienen hoy que responder a desafíos cada vez mayores para responder al aumento de la demanda de servicios, consecuencia natural de la mayor importancia que ha adquirido la propiedad intelectual en la economía. Parte de la respuesta a ese desafío, en lo que seguimos esforzándonos, es ser más coherentes en la atribución de responsabilidades para la creación de capacidad, cuestión que hoy impregna todo el programa de la Organización.

Francis Gurry

Director General



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal