Rev Cubana Salud Pública 2000;26(1): 12-6



Descargar 323.85 Kb.
Página2/8
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño323.85 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

5. Semblanza de la familia (DOCUMENTO 5)


Pedro Ibrahim González Villarrubia1  

La familia


Lo que se entiende por familia, históricamente ha ido cambiando y diversificando los patrones y procesos inherentes a ella, por esta razón una pregunta bastante difícil es qué se entiende por el término familia, ya que por lo general se elude una respuesta satisfactoria. Otra explicación de la gran dificultad para encontrar una formulación que sirva de definición puede ser el hecho de que existen varios tipos separados de referencias.

Se nos ocurren varios elementos para una definición-estructura de roles, parentesco, residencia común, hogar, lazos afectivos, intensidad de interacción y así sucesivamente. Las personas que comparten un hogar suelen ser parientes y existen entre ellos fuertes lazos afectivos. Pero tal superposición no es en ningún caso perfecta, y las correlaciones entre los elementos difieren en cada cultura y pueden variar con el tiempo.1

Para los propósitos de este trabajo, adopto el siguiente concepto: Se entiende por familia a un grupo de personas que viven en común ciertos momentos de su vida y que cumplen conscientemente o no, una series de funciones sociales y personales determinadas.2 

El mito de Robinson Crusoe


Humanamente es imposible vivir aislado de manera total, la necesidad gregaria y comunicativa es imprescindible. Mas aún la reproducción justifica en primer lugar la función más importante de la familia para cohesionar los grupos humanos que conforman la sociedad existente desde la noche de 2 tiempos, y otras funciones de la familia (herencia cultural) se desprenden de la función primaria biológica. 

El matrimonio


"Se casaron, fueron muy felices y tuvieron muchos hijos". Este colofón tan frecuente de los cuentos infantiles quizás ha sido la proposición que a través de la cultura ha intentado estabilizar la unión de los cónyuges, pero cuando las fotografías de la boda fueron en un tiempo expresión de esperanzas e ilusiones íntimas, y ahora sirven de reproche o están guardadas, es porque no se cumplió la regla de oro del momento del casamiento: tener los ojos bien abiertos antes del matrimonio, etapa en las que las respectivas familias y los cónyuges ocultan todos los defectos; y tener los ojos bien cerrados después de las nupcias para perdonar los defectos, no huelga decir que este criterio no puede alentar diferentes comportamientos ajenos a una auténtica relación de pareja.

Son evidentes las diferencias biológicas y psicológicas entre el hombre y la mujer. La historia de la civilización ha propuesto que el constructo hombre vs mujer armoniza, y por medio de esta coalición se enfrentan a un amplio margen de contingencias socioculturales controlando las crisis evolutivas. 


Estructura y dinámica familiar


Con la revolución industrial, ha ocurrido una evolución en la estructura y funciones familiares, por los cambios sociales y económicos de estos últimos años, pero el papel del grupo familiar no ha cambiado mucho, la familia tiene sus raíces filosóficas: el respeto de los hijos a los padres, la concepción del trabajo como vía de crecimiento personal y el ocio como fuente de males, etc. y los roles cambian según las costumbres lo aconsejan.

En general, la familia como sistema social sufraga el coste psicológico, moral y económico de los procesos críticos que amenazan la supervivencia, a través de las funciones de mantenimiento de las fronteras que trataremos en un aparte por su importancia clínica y práctica. Las crisis se clasifican en 2 grandes grupos: situacionales (por ejemplo la enfermedad de un familiar), y las crisis de madurez o llamadas de desarrollo (por ejemplo el nacimiento de un hijo), y ambas pueden estar superpuestas. Toda crisis tiene 2 símbolos: peligro y oportunidad. Frente a toda crisis la gente necesita "una persona aparentemente confiable y con autoridad". 


Las familias patológicas


El enfoque de este acápite merece 3 consideraciones previas:

  1. El enfoque de la familia enferma o patológica se extiende más allá del modelo o paradigma médico tradicional, e integra los elementos de la teoría general de los sistemas y de las corrientes pospsicoanalíticas, pero esta teorización directa sobre causa-efecto no es necesariamente aceptada. Dicho en otra manera: el considerar que una familia es la génesis de la enfermedad mental de un miembro, es además de pesimista, una generalización aún científicamente no comprobada, quizás las alteraciones psicológicas de los miembros son consecuencia y no causa del individuo enfermo.

  2. Este aspecto tan controvertido no está exento de alguna verdad práctica, lo cual justifica su inclusión en esta panorámica.

  3. Los conceptos de sistema o subsistema dependen del sistema de referencia jerárquico que se tome; por ejemplo: un hijo constituye un subsistema de un grupo familiar, y la familia Pérez es un subsistema de familias de un barrio.

Las fronteras


Las fronteras son las reglas que definen el quién y el cómo en las transacciones familiares. Importa señalar que el término transacción no representa para nuestra exposición una negociación vulgar. Estas reglas deben estar suficientemente definidas, pero si son demasiado rígidos algunos subsistemas (miembros de la familia) pueden quedar aislados.

Las fronteras constituyen el guión en las relaciones del rol. En las cuestiones sobre el ámbito personal las fronteras son de gran importancia; cuando se tratan de los animales, esto es un asunto que se soluciona con la violencia o la muerte. El reconocimiento cotidiano de estos límites viene impuesto por la vida ordinaria que marca el espacio vital de cada persona. Los métodos que cada cual utiliza para no ser molestado por los demás miembros de la familia, son bien conocidos y determinados. Estos cambian de una familia a otra, pero están allí presentes y son generalmente respetados.

A papá le gusta la silla alta, a Susana le gusta ser la última en entrar al cuarto de baño, etc. Si se respetan estos límites los niños obtienen mayor autonomía, pero lo que resulta confuso para el grupo es que estos límites se hallen continuamente expuestos a nuevas definiciones.

Cuando una disposición invade la esfera particular de alguno, la importancia de la controversia depende del grado de amenaza experimentado por la persona, que cree que no se valora como suficientemente importante su vida privada, y son motivos de intercambios violentos físicos y/o morales. 


 Las fronteras incompetentes


Se ha postulado que en algunas familias de esquizofrénicos los familiares no permiten ninguna transacción real de la frontera con la comunidad. El miembro que intenta marchar queda de alguna manera diluido por la extensión de una familia que no permite a nadie dejarla o emanciparse de ella. Por ejemplo, el padre que sigue o acompaña a su hija en sus salidas como si fuera un detective, o la madre que acompaña a su hijo durante su luna de miel son ejemplos patológicos de lo que intentamos decir.

Es un hecho reconocido por la mayoría de los psicólogos clínicos que la falta del destete, si no es causa, por lo menos contribuye a la ulterior aparición de desajustes en la futura personalidad, y demuestra que no hay coalición matrimonial: la madre satisfecha psicológicamente de su cónyuge, no necesita evacuar toda su energía emocional en su hijo o hija impidiéndole su emancipación.3 


 Comunicación


Según el Webster´s Dictionary, la comunicación se considera cualquier interdependencia típica del comportamiento entre personas, proceso cuyo significado es intercambiado individualmente a través de un sistema común de símbolos.

Estaría más allá del alcance de este trabajo el repasar por completo toda la literatura que existe sobre la comunicación en general, y la comunicación no verbal en particular. Para los fines que nos hemos propuesto tomamos el presupuesto teórico de que el requisito básico de la vida familiar es la capacidad de expresar las necesidades de cada uno eficazmente.

La comunicación no verbal mal dirigida es uno de los ingredientes de la violencia moral y/o física. Un ejemplo sencillo podría ser la situación siguiente:

Niño de 2 años: - Tienes sangre.

Madre (silencio furioso).

Niño de 2 años: - ¿De dónde sale?

Madre (insensible): - Del dedo.

Niño de 2 años: - ¿Cómo te lo hiciste?

Madre: - Cuando cortaba tu maldita naranja (imputación de culpabilidad).

Niño de 2 años: - No fue así, te cortaste el dedo partiendo el pan (negación de aceptar la culpa o la atribución de la culpa).

La discusión a partir de ahora puede ocurrir por 2 caminos diferentes:

Opción A: Madre (riendo): - Ya comprendo que no tienes la culpa de que me cortase, no te preocupes.

Opción B: Madre: - No me explico las razones que tienes para no tomar la leche como todos los demás, en vez de que tenga yo que cortar una naranja y por consiguiente cortarme (se le atribuye al niño la intención de herir a su madre). Ocurre lo mismo que con tu padre y su maldito café de cada mañana, cuando todos tomamos te (deseo de extender la discusión y provocar al marido).

Padre (leyendo el periódico):- ¿Qué dices?

Madre (gritando): - Me he cortado el dedo y no te importa en absoluto.

Niño de 2 años y otro de 4 años, ambos dicen: - No grites a papá.

Madre: - Ya no le importo a nadie, están todos en contra mía.

Se ha pasado de una discusión simple sobre un hecho trivial (un dedo cortado), a una situación paranoica de gran escala, entablándose una discusión familiar. Esto marca normalmente etapa en que comienza la violencia llamada de "segundo grado", ya que no se relaciona con la situación inmediata familiar, sino con circunstancias anteriores en las que el individuo se ha sentido atacado y no ha sido capaz de defenderse del modo suficiente, ni responder y contraatacar de forma apropiada para zanjar la controversia en el momento, y por consiguiente, las intensas emociones acumuladas no llegaron a concluirse por completo.

Concluimos que el elemento central de la misión educativa familiar se refiere a la competencia comunicativa en la que los mensajes sean congruentes y no inconsistentes y contradictorios.4 

"Familias Cojas": La familia del alcohólico


La clasificación de las familias con fronteras rígidas, que se presentan en las llamadas familias patológicas es necesario reiterarla con fines de comprender el modelo de la familia del alcohólico. Esta familia es rígida, valora más el prestigio, el status de sus miembros por encima de su valor como personas, al examinar su cosmovisión y la expresión de afecto, vemos que los hijos y los nietos son piezas que responden al capricho de los padres y abuelos. Es la familia la que se resiste al cambio, e intenta mantener su mundo propio de sí, evitando la emancipación sobre todo afectiva de sus miembros.

Estas familias cerradas no perciben, o más bien no aceptan, que en el sistema familiar se exhiben signos de alarma, en la búsqueda de la emancipación de sus miembros, y no toleran que el cambio puede ser tan perturbador como estimulante.

En el estilo de vida de la familia cerrada " que facilita la perturbación de un miembro", y que se observa en la familia del alcohólico, se han identificado 4 momentos:


    1.  Etapa inicial: La familia intenta aislar el comportamiento del alcohólico, negarlo públicamente. En estos casos la persona alcohólica desenvuelve su vida social alcoholizada fuera del hogar, y permite a la familia desarrollar las dinámicas del resto de sus miembros.

 

    1. Etapa enredada: El alcohol y el alcohólico juegan un rol protagónico, y llegan a controlar las interacciones de sus miembros, el alcohólico aumenta su poder sobre los demás, a medida que va perdiendo el control de su vida. Aunque él dependa del grupo familiar, se vuelve "dictador" para asegurarse su atención. Él controla lo que dicen, qué es lo que hacen, qué es lo que piensan y aun lo que sienten. Es quien confecciona las reglas.

    1. Etapa de desintegración: Surge la violencia doméstica, la soledad de sus miembros, el rechazo intenso a la víctima y el surgimiento de la mártir que es la persona generalmente más cercana, que ama al dependiente e intenta protegerlo de las consecuencias de su enfermedad: el alcoholismo. Cada vez que la enfermedad y los momentos escandalosos de embriaguez se agudizan, se intensifica la ansiedad de la familia. Con el tiempo, el facilitador (mártir) asume las responsabilidades del dependiente alcohólico, y en la sociedad, el trabajo y entre sus amigos, admiran a la facilitadora (generalmente la madre o esposa) por ser tan fuerte y recta: ¡"Ella es una mártir"!. Luego entra en escena "el héroe", generalmente la hermana o el hermano mayor, que invierte esfuerzos para servir en el hogar. Este hijo da orgullo y esperanzas a la familia en su "charco de vergüenza".

Externamente este héroe o heroína da la apariencia de tener y vivir su vida de forma integrada y coherente, pero a menudo se siente confuso y solo. Para el héroe siempre hay una palabra de halago, para la persona alcohólica sólo hay un rechazo, o agresión disimulada o abierta, lo cual empeora su estado emocional, y busca refugio en su red de amigos fuera del hogar (el grupo de sus mismos intereses relacionados con el consumo del alcohol). En esta etapa el alcohólico ha sido abandonado: cada miembro tiene miedo a involucrarse con la víctima, por el daño que ha recibido y en muchos casos es sólo en esta etapa en que se busca ayuda profesional.

Este modelo merece su crítica: el hombre (nos referimos al concepto humano) es algo más que un manipulador social, el bienestar emocional es algo más que unos sentimientos introyectados de autoestima, pero la contribución se encuentra en la explicación lúcida de las sutilezas de los intercambios sociales comunes, más que una aproximación única a los problemas emocionales.

A los fines de autovaloración del problema tratado hasta el momento, exponemos el test de Mast que evalúa el problema del alcoholismo.5 Este test ha sido validado en nuestro medio sus siglas significan Michigan Alcoholism Screening Test y evalúa las preguntas 1, 4, 6 y 8 con 2 puntos si la respuesta es negativa; mientras que la respuesta positiva a la pregunta 7 califica con 0. El criterio de evaluación es como sigue (anexo):


  • 0-3 puntos: no bebedor

  • 4: dudoso

  • 5 o más puntos: bebedor problema.

Ambiente familiar, amas de casa


A pesar de los datos sociológicos que confirman la existencia de una relación compleja entre la familia y otras instituciones sociales, brevemente nos referiremos a un aspecto de esta relación: la ocupación de amas de casa.

Se ha confirmado de manera directa que algunas ocupaciones producen un efecto notable en la estructura y procesos de la familia, es el caso que nos ocupa.

Ser ama de casa demanda una permanente atención a miles de pequeños detalles, todos aparentemente sin importancia pero que no pueden olvidarse. Es un trabajo que se realiza en una situación de aparente aislamiento, rutinario y no está remunerado; casi siempre es devaluada, carece de prestigio y se le asigna importancia, recompensa y gratificaciones inferiores a las actividades productivas realizadas en el mundo público. Algunos autores concluyen que permanecer en la casa, propicia la introspección de los desajustes conyugales, y son génesis de las neurosis en la mujer. 

Redes de apoyo de la familia


El concepto de redes de apoyo obedece su origen al psiquiatra inglés S.H. Foulkes, uno de los organizadores del movimiento de terapia de grupo en Gran Bretaña, quien insistía en la importancia del fenómeno de grupo como un todo.

Este concepto aparece como clave en los programas de salud mental. Las redes sociales de un individuo corresponden a todas las relaciones significativas que establece a lo largo de su vida y coti-dianamente. Están formados por su familia, sus amigos, conocidos, compañeros de trabajo, personas de la comunidad y miembros de las instituciones educacionales, asistenciales y comunitarias.

Los últimos desarrollos en psicología comunitaria han resultado el rol fundamental de las redes sociales como fuerte apoyo emocional, de intercambio de información y de intercambio de recursos.

Con la industrialización y la movilidad geográfica se ha aislado la familia nuclear, añadiéndose así mayor importancia a la coalición matrimonial para la vida de la familia. En este caso los parientes y los amigos pueden ser útiles.6,7 


Divorcio


En el orden a comprender la psicología y la dinámica del divorcio, es necesario conocer algo sobre la sociología y el marco cultural del divorcio. Cada caso es, por supuesto psicológicamente único. Pero escapa a los propósitos de este trabajo abundar sobre el divorcio, sólo mencionaremos que a pesar del hecho indudable de que en muchos casos los problemas conyugales son la causa de la depresión o ansiedad de un individuo, los adultos casados son menos propensos a padecer enfermedades psiquiátricas que los solteros, viudos o divorciados (en opinión de investigadores del tema).

Debemos tener en cuenta que así como la familia es fuente de problemas también es liberadora de ellos. Numerosas sugerencias indican que el pertenecer a un grupo familiar promueve el bienestar de un individuo, porque dan apoyo emocional y en cierto modo suelen proporcionarle una constante precisión de la "realidad" de las situaciones.

También suelen dar consejos prácticos y directrices de comportamiento, ya que se sienten en el deber y la obligación de hacerlo, y el resultado de esto consistiría en encaminar la conducta y las actitudes por los límites "seguros" prescritos.

En una situación familiar de aceptación, pueden expresarse los miedos y ansiedades, es posible que existan motivaciones para funcionar adecuadamente.8,9

Las implicaciones de la familia en la perturbación real o potencial del individuo es, por consiguiente, un soporte ante los acontecimientos críticos (la muerte de un familiar, el nacimiento de un hijo con defectos, o la presencia de una enfermedad crónica). ¿Se pueden manejar mejor estas situaciones críticas en estado de divorcio?10 

Ancianidad


El interés científico por la ancianidad ha ido incrementándose, llamando la atención de profesionales de la salud mental y trabajadores sociales, en los últimos años; sin embargo, sólo nos detenemos a analizar un "problema invisible" en el anciano: el abuso.

El abuso al anciano puede ser conceptualizado en términos de injuria, malos tratos, negligencia fuerte a sus demandas físicas, psicológicas, sociológicas o legales.

El anciano tiene muchas razones para padecer de depresión emocional. Sin abundar sobre este tema ya abordado en otras literaturas, merece mencionar la demostración científica de la conexión entre el abuso hacia el anciano y la aparición precoz de las demencias.8 

Epílogo


La familia posee un ciclo de vida que puede pronosticarse dentro de la cultura, su pertenencia a ella se halla regulada por ciertos criterios bien definidos, la terapia familiar es la propuesta.
 


Referencias bibliográficas


  1. Freedman AM, Kaplan HI, Sadeck BJ. Comprehensive textbook of psychiatry Baltimore: Williams and Wilkins, 1992:435-53.

  2. Curell Guerra J. Enciclopedia de la psicología infantil y juvenil. Barcelona: Editorial Océano, 1995:98-100.

  3. Goldstein MJ, Resenfarb I, Woo S, Nuechferlein K. Intrafamilial relationships and the course of schizophrenia. Acta Psychiatr Scand 1994;90(Supl 384):60-6.

  4. Lewis ML. Children draw their neighberhood: Drawing as a method of assessment and research for children exposed to chronic community violence Psychiatry 1996;56:96-117.

  5. González Menéndez R. La gestión diagnóstica en la atención al alcohólico. Rev Hosp Psiquiatr La Habana 1995;27(4):513-26.

  6. Alvárez Suárez M, Puñales Sosa A. Familia y terapia familiar. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1988:16-22.

  7. Ruiz Rodríguez G. La familia. Rev Cubana Med Gen Integr 1994;10(1):41-2.

  8. Coyne AC. Reichmann WE, Berbing LJ. The relationship between dementia and older abuse. Am J Psychiatr 1993;150(4):643-6.

  9. Luke Barroso A, González Villarrubia PI, Mesa Laurence E, Maurisset Meráquez R. Algunos factores psicosociales que intervienen en la dinámica familiar. Rev Cubana Med Gen Integr 1996; 12(1):39-43.

  10. American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 4 ed. Washington. DC: 1994:317-92.

1 Especialista de I Grado en Psiquiatría. Policlínico Facultad "Josué País". Santiago de Cuba.
 
 

Tema III: Evaluación Familiar

Profesores: Dr. Félix J. Sansó Soberats; Lic. Ester Pérez González

Email: felix.sanso@infomed.sld.cu; esterp@infomed.sld.cu

Colectivo de Autores. Manual de intervención en la Salud Familiar. Capítulo 2. 1. Evaluación Familiar pág. 19-27 y 3 Entrevista Familiar. pág.27 -32. Editorial de Ciencias Médicas. 2001. (DOCUMENTO 1)
La salud familiar puede evaluarse atendiendo a:
1. Funcionamiento de la familia.

2. Condiciones materiales de vida.

3. Salud de los integrantes de la familia.
Evaluación de la salud familiar atendiendo al funcionamiento de la familia
El funcionamiento de la familia puede evaluarse a través de: el cumplimiento de las funciones básicas, la dinámica de las relaciones internas.
La evaluación del funcionamiento familiar puede realizarse con cada uno de estos aspectos por separado o en forma integrada.
Para realizar la evaluación del funcionamiento familiar como parte de la historia de salud familiar, se considerará el resultado de la prueba de percepción de funcionamiento familiar (FF-SIL) y el criterio del equipo de salud respecto al cumplimiento de las funciones básicas por la familia.
Evaluación del funcionamiento familiar según cumplimiento de las funciones básicas de la familia: se puede observar en los cuadros 3, 4 y 5.
Cuadro 3


Función económica*


Se cumple


Si la familia cubre las necesidades mate-

riales básicas de alimentación, higiene, cuidado personal, calzado, vestuario y

medicamentos de sus integrantes


No se cumple

Si la familia no cubre estas necesidades básicas

*Esta función se corresponde con el acápite de satisfacción de las necesidades básicas del instructivo de HSF en la Carpeta metodológica de APS.


Cuadro 4


Función educativa


Se cumple

Cuando los miembros de la familia man-

tienen comportamientos aceptados socialmente



No se cumple


Si algún miembro de la familia presenta comportamientos no aceptados social mente. Por ejemplo: conducta delictiva, antisocial o transgresión de normas de convivencia social.

Cuadro 5

Función afectiva


Se cumple

Si los miembros de la familia expresan o evidencian signos de satisfacción afectiva con su familia

No se cumple


Si existe algún integrante de la familia que evidencie o exprese signos de carencia afectiva o abandono

Si bien la función reproductiva es una de las funciones básicas de la familia, no se incluye en el análisis del funcionamiento familiar según las funciones básicas, ya que se contempla en el acápite relacionado con las tareas de la familia en su tránsito por el ciclo vital.


Evaluación del funcionamiento familiar según la dinámica de las relacionesinternas: el funcionamiento familiar, como dinámica de las relaciones entre los miembros de la familia, se produce en forma sistémica y es relativamente estable. Condiciona el ajuste de la familia al medio social y el bienestar subjetivo de sus integrantes.
La evaluación del funcionamiento familiar según la dinámica de las relaciones internas de la familia puede medirse a través de la aplicación de la prueba FF-SIL.
Para el diseño de esta prueba se siguió el principio de que fuera un instrumento sencillo, de bajo costo, de fácil comprensión para cualquier nivel de escolaridad y que pudiera ser aplicado por el personal que labora en las áreas de salud en general.
Este instrumento evalúa el funcionamiento familiar a partir de la percepción de uno de los miembros y su aplicación se realizará al miembro de la familia que, a criterio del equipo de salud, tenga capacidad para responderla, en condiciones de privacidad adecuadas.
Las categorías que se deben evaluar con la aplicación de FF-SIL son:
1. Cohesión: unión familiar física y emocional al enfrentar diferentes situaciones y en la toma de decisiones de las tareas domésticas.

2. Armonía: correspondencia entre los intereses y necesidades individuales con los de la familia en un equilibrio emocional positivo.

3. Comunicación: los miembros de la familia son capaces de trasmitir sus experiencias y conocimientos de forma clara y directa.

4. Adaptabilidad: habilidad de la familia para cambiar de estructura de poder, relación de roles y reglas, ante una situación que lo requiera.

5. Afectividad: capacidad de los miembros de la familia para vivenciar y demostrar sentimientos y emociones positivas unos a los otros.

6. Rol: cada miembro de la familia cumple las responsabilidades y funciones negociadas por el núcleo familiar.

7. Permeabilidad: capacidad de la familia para brindar y recibir experiencias y ayuda de otras familias e instituciones.
Dichas categorías quedaron distribuidas de acuerdo con los ítems que se exploran:
1. Cohesión: 1 y 8.

2. Armonía: 2 y 13.

3. Comunicación: 5 y 11.

4. Adaptabilidad: 6 y 10.

5. Afectividad: 4 y 14.

6. Roles: 3 y 9.

7. Permeabilidad: 7 y 12.
La escala tiene diferentes valores de acuerdo con el criterio seleccionado, según se observa en el cuadro 6:
Cuadro 6.


Valores de la escala

Casi siempre

5

Muchas veces

4

A veces

3

Pocas veces

2

Casi nunca

1

La puntuación final de la prueba se obtiene de la suma de los puntos por ítems, lo que permite llegar al diagnóstico de funcionamiento familiar (cuadro 7).


Cuadro 7



Diagnóstico del funcionamiento familiar según puntuación total de la prueba FF-SIL

Funcional

De 70 a 57 puntos

Moderadamente funcional

De 56 a 43 puntos

Disfuncional

De 42 a 28 puntos

Severamente disfuncional

De 27 a 14 puntos

Se puede realizar análisis cualitativo de las respuestas a los ítems de la prueba, e identificar con más detalles las áreas problema del funcionamiento familiar.


Prueba de percepción del funcionamiento familiar (FF-SIL): a continuación se presenta un grupo de situaciones que pueden ocurrir o no en su familia. Usted debe clasificar y marcar con una X su respuesta según la frecuencia en que la situación se presente (cuadro 8).
Evaluación del funcionamiento familiar según la integración de las anteriores:

para realizar la evaluación del funcionamiento familiar en forma integrada se seguirán los criterios siguientes:


1. Criterio del equipo de salud respecto al cumplimiento de las funciones básicas por la familia.

2. El resultado de la prueba de percepción de funcionamiento familiar (FF- SIL). De esta forma el resultado del diagnóstico de la funcionabilidad de la familia podrá ser:

1. Familia funcional: cuando la familia cumple con las funciones básicas* y la puntuación obtenida a partir de la aplicación de la prueba FF-SIL se corresponda con el diagnóstico de familia funcional.

2. Familia con riesgo de disfuncionabilidad: cuando cumple con las funciones básicas, pero la puntuación obtenida a partir de la aplicación de la prueba FF-SIL se corresponde con el diagnóstico de familia moderadamente funcional.



3. Familia disfuncional: cuando la familia no cumpla con alguna de las funciones básicas o cuando la puntuación obtenida a partir de la aplicación de la prueba FF- SIL se corresponda con el diagnóstico de familia disfuncional, en cualesquiera de sus dos niveles.

CUADRO 8




Casi nunca

Pocas veces

A veces

Muchas veces

Casi siempre

1. Se toman decisiones para cosas importantes de la familia.
















2. En mi casa predomina la armonía
















3. En mi casa cada uno cumple con sus responsabilidades
















4. Las manifestaciones de cariño forman parte de nuestra vida cotidiana
















5. Nos expresamos sin insinuaciones, de forma clara y directa
















6. Podemos aceptar los defectos de los demás y sobrellevarlos
















7. Tomamos en consideración las experiencias de otras familias ante situaciones difíciles
















8. Cuando alguno de la familia tiene un problema, los demás lo ayudan
















9. Se distribuyen las tareas de forma que nadie esté sobrecargado
















10. Las costumbres familiares pueden modificarse ante determinadas situaciones
















11. Podemos conversar diversos temas sin temor
















12. Ante una situación familiar difícil, somos capaces de buscar ayuda en otras personas
















13. Los intereses y necesidades de cada cual son respetados por el núcleo familiar
















14. Nos demostramos el cariño que nos tenemos

















Evaluación de la salud familiar atendiendo a sus condiciones materiales de vida
En el cuadro 9 puede observarse un esquema para la evaluación de este acápite.
Cuadro 9

Satisfechos
Satisfacción de la familia con los

Medianamente satisfechos



ingresos (criterio predominante Insatisfechos en la familia)

Condiciones estructurales de la vivienda

Buena (sólida, buen mantenimiento

Regular (requiere reparación)

Mala (vivienda insegura)

Equipamiento

Poseen al menos refrigerador, TV o ra-dio y plancha

No tienen estos equipos básicos

Tienen más que estos tres equipos básicos



Condiciones de vida

Hacinados

Hacinamiento**

No hacinados


El cumplimiento de las funciones básicas es una condición sinecuanom para el diagnóstico de funcionabilidad de la familia.

Según índice habitacional establecido en el instructivo de Historia de Salud Familiar.

Evaluación de la salud familiar atendiendo a la salud de los integrantes de la familia
Según la salud de los integrantes, se evalúa a cada miembro de acuerdo con los criterios establecidos para la dispensarización. Se considerará que este aspecto afecta la salud familiar cuando hay predominio de la enfermedad sobre la salud o por la naturaleza del problema, a partir de la valoración del equipo básico.
Valoración integral de la salud familiar
La valoración integral de la salud familiar significa la consideración de los aspectos determinantes vistos en su interrelación dinámica, y la identificación de aquellos más afectados que permitirán orientar las acciones de salud que se deben realizar con la familia.

Entrevista familiar ( DOCUMENTO 3)
Existen variadas fuentes de obtención de información de la salud familiar: la visita al hogar, la evaluación de la salud individual y comunitaria, y la información de los líderes formales e informales. La técnica que por excelencia se utiliza para la obtención de información e identificación de problemas y potencialidades de la familia, así como para la intervención en la salud familiar, es la entrevista familiar.
La entrevista familiar es la técnica que se utiliza para la comunicación con el grupo familiar en su conjunto para lograr un objetivo determinado por parte del equipo básico de salud y del grupo básico de trabajo.
OBJETIVOS
1. Obtener información para la caracterización y evaluación familiar.

2. Identificar potencialidades, riesgos, problemas y daños a la salud familiar.

3. Intervenir y dar seguimiento a problemas identificados.
La entrevista familiar puede constituir el primer encuentro con la familia en su conjunto, como sucede cuando:
1. Se comienza a trabajar por primera vez en una comunidad.

2. Una familia se muda a vivir en el área.

3. Solo se ha interactuado con alguno de sus miembros.
La entrevista forma parte del proceso habitual de dispensarización y análisis de la situación de salud de la familia, por lo que puede efectuarse en cualquier momento que sea necesario, aun cuando sea una familia bien conocida por el equipo de salud.
PRINCIPIOS GENERALES DE LA ENTREVISTA FAMILIAR

CARÁCTER GRUPAL


1. Se rige por las técnicas de trabajo grupal, específicamente aplicadas al grupo fami-

liar que tiene funcionamiento sistémico y vínculos de particular significado entre

los miembros.

2. Requiere la participación de la familia en su conjunto, parte de ella o al menos dos de sus integrantes.

3. Cada miembro de la familia tiene una función dentro del proceso comunicativo que va a permitir el cumplimiento de los objetivos.

4. El grupo aporta datos al conocimiento del sistema familiar, aun cuando no estén presentes todos los integrantes de la familia.

5. Es de suma importancia tener en cuenta cómo los miembros de la familia interactúan entre sí en el momento de la entrevista.

6. No se excluye la participación de niños, ancianos y aquellos miembros de la familia con limitaciones físicas y mentales, siempre que puedan sostener el proceso comu-nicativo.


CARÁCTER CIRCULAR
1. El entrevistador(a) evitará en la entrevista que predomine el diálogo directo entre él o ella y cada integrante de la familia. Deberá, por tanto, propiciar la comunicación entre ellos.

2. Cada uno aportará su criterio acerca del problema analizado con vistas a lograr una solución de grupo.

3. El análisis de los problemas de la familia se enfoca en el contexto de las relaciones grupales familiares y no desde el individuo hacia su interior o a su vida pasada.
NEUTRALIDAD DE LOS ENTREVISTADORES
Es la adopción de una posición del entrevistador o de la pareja de entrevistadores en la que no se toma partido, no se asume explícitamente una posición a favor o en

contra de ningún integrante de la familia.

1. Se muestra una posición de respeto por las ideas, creencias, valores y metas que cada uno manifieste, sin expresar agrado o desagrado por ninguno en particular.

2. Debe lograrse que cada integrante de la familia se sienta en igualdad de condición respecto a los demás en su relación con los entrevistadores, que son los que brindan la atención de salud a cada uno de los miembros al grupo en su conjunto.

3. Los entrevistadores deben mostrar alianzas con todos y no con partes del sistema para no generar rechazo por los no implicados.

4. Supone aceptar a los miembros de la familia independientemente de su forma de ser y actuar.

5. La no confrontación directa permite un clima de aceptación y de búsqueda de soluciones en la propia familia. En el transcurso de la entrevista familiar se logra mejor compenetración con el grupo y se evitan las resistencias y rechazos por alguna parte de la familia.
LENGUAJE

Los entrevistadores deben expresarse en forma clara y sencilla para facilitar la comunicación, no deben utilizar términos rebuscados ni tampoco vulgares, populares o chabacanos.


ETAPAS DE LA ENTREVISTA FAMILIAR
ETAPA DE PLANIFICACIÓN PREVIA
Definición de objetivos y roles en el equipo
El profesional de la salud debe definir con anticipación los objetivos de la entrevista y el rol que cada uno va a cumplir durante la misma, determinar con anterioridad quién será el conductor y cuál de ellos será el co-conductor, observador o registrador del propio proceso de la entrevista siempre que sea posible. En casos excepcionales se podrá realizar con un solo integrante.
El co-conductor debe contribuir en el desarrollo de la entrevista, su función principal es llevar las anotaciones y sus observaciones.
La determinación de uno u otro rol será decisión del equipo, siempre que haya aptitud y disposición para enfrentarla, independientemente de la profesión que ejerza.
Determinación del lugar
Respecto a las condiciones físicas, la entrevista debe producirse en un lugar donde haya un espacio apropiado para una reunión con la familia, asientos para los participantes, privacidad para concentrarse en la tarea, sin interrupciones y de manera que no exista la posibilidad de ser escuchados por personas ajenas al proceso.
Se puede elegir el propio consultorio en un horario donde no haya afluencia de público, un local de la comunidad acondicionado a tal efecto o la propia casa de la familia.
Si se elige la casa de la familia se debe tener en cuenta que las características propias del ambiente hogareño en la comunidad pueden influir positiva o negativamente en el desarrollo de la entrevista.
Citación a la familia

La forma en que se produce la decisión de la entrevista familiar va a determinar en gran medida cómo será la citación, ya que puede ser:


1. A solicitud del equipo de salud.

2. A solicitud de la familia.

3. Cuando se esté efectuando la visita de terreno al hogar o en el consultorio, aunque no haya mediado la planificación previa.
Si el equipo determina citar a la familia, puede optar por dejar citación escrita en el hogar que explicite que es para todos los convivientes y los detalles de lugar, fecha y hora, o hacer una concertación previa con los integrantes de la familia o con la mayoría de ellos, a fin de convenir la mejor oportunidad de reunión.
Se debe cuidar que en el proceso de citación no intermedien datos o personas adicionales que puedan predisponer a algunos miembros de la familia, provocarles rechazo y hasta producir la inasistencia a la entrevista
ETAPA SOCIAL
1. Recibimiento, saludo y acomodo de la familia y del equipo en el local destinado para la entrevista.

2. Presentación de los entrevistados y entrevistadores y exposición de los objetivos de la entrevista.

3. Planificación del tiempo: se debe comunicar a la familia que la duración de la entrevista es de aproximadamente 45 minutos. Esto contribuye a la optimización del tiempo y a la productividad de la sesión.

4. Si la familia es entrevistada por primera vez o hay miembros nuevos, se requiere la presentación de cada integrante de la familia: deben enunciarse sus datos generales, la relación de parentesco y explicar su dedicación laboral, escolar o ambas.

5. La familia deberá responder las preguntas relacionadas con su entorno de vida material y socioeconómico.
ETAPA DE INTERACCIÓN
Si una familia no identifica algún problema de salud, el entrevistador propiciará la interacción de los miembros a través de preguntas relacionadas con la convivencia familiar, explorará roles, comunicación, afectividad y autoridad, entre otros.
En caso de una familia con problemas, cada integrante expresará su percepción al respecto y dirá la forma de contribuir a su solución.
Los entrevistadores deben ser tolerantes y brindar confianza para que la familia se sienta cómoda al exponer sus problemas. Se estimulará la interacción comunicativa entre los miembros de la familia.
La técnica de la entrevista familiar requiere un riguroso cuidado de las preguntas que son formuladas por parte del entrevistado. En ningún caso debe sugerir un tipo de

respuesta deseada, que, además, no debe entrañar un criterio valorativo respecto a cuán positivo, negativo, inaceptable e inmoral sea.


Una vez que todos los miembros de la familia expresaron sus criterios, se pasa a la etapa de cierre de la entrevista.
ETAPA DE CIERRE Y COMPROMISO
En este momento es necesario hacer un resumen de los aspectos planteados en el proceso, y destacar los positivos o las potencialidades de la familia que se pusieron de manifiesto.
Se puntualizan los problemas de salud detectados, de forma tal que los participantes los concienticen y propongan alternativas de solución. Además, se reducen las tensiones que puedan haberse creado durante el desarrollo de la entrevista (ningún participante debe sentirse responsable del problema o problemas de la familia). Por último, se establece con ellos el compromiso para próximas sesiones de trabajo.
OBSERVACIÓN EN LA ENTREVISTA FAMILIAR
En la entrevista familiar se debe prestar atención a:
1. La disposición a la participación en la entrevista.

2. La actitud que expresa cada uno en la sesión de trabajo.

3. La forma de entrar al local, de conducirse en el transcurso de la entrevista, el tono

del saludo y de la despedida.

4. El lugar en el cual se ubica cada integrante del grupo familiar, cercanía o distancia con respecto a los otros (esto brinda información de la afinidad o distanciamiento entre ellos).

5. Lenguaje no verbal: expresión gestual que se utiliza en forma paralela al mensaje expresado en palabras.


REGISTRO DE LA ENTREVISTA FAMILIAR
Una vez finalizada la entrevista, el equipo de salud reflejará en la historia de salud familiar los datos más relevantes considerados necesarios para la evolución posterior de la familia.

Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(2):109-20


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal