Reglamento internacional de bridge duplicado



Descargar 489.4 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión08.05.2018
Tamaño489.4 Kb.
  1   2   3   4   5   6

CODIGO

INTERNACIONAL

DEL

BRIDGE

DUPLICADO

1997

Editado por: Asociación del Bridge Argentino

Traducción: José Miguel Martínez García

Revisión y Adaptación: Ricardo Esteban Zampino

2005

REGLAMENTO INTERNACIONAL DE BRIDGE DUPLICADO

TEXTO REFUNDIDO DE 1997

(Promulgado por la Federación Mundial de Bridge (World Bridge Federation). Vigente desde 1 de enero de 1998).

ANTECEDENTES

El primer Reglamento de bridge duplicado se publicó en 1928 y, desde entonces, se ha revisado en 1933, 1935, 1943, 1949, 1963, 1975 y 1987.

Durante los años treinta promulgaron los Reglamentos el Portland Club de Londres y el Whist Club de Nueva York. Avanzada la década de los cuarenta, la Comisión de Legislación de la Liga Americana de Bridge reemplazó al Whist Club, mientras que la Liga Británica de Bridge y la Liga Europea de Bridge se sumaron al Portland Club en esa labor.

El Reglamento de 1975 adquirió carácter internacional, de hecho y de nombre, cuando la Comisión de Legislación de la Federación Mundial de Bridge se unió a los organismos encargados de promulgar las reformas; el código de 1987 refleja la contribución de dos docenas de naciones de seis continentes, coordinadas por la Federación Mundial de Bridge.

Esta revisión, que reemplazó al Reglamento de 1975 a partir del 11 de octubre de 1987, incluyó numerosos cambios, en su mayor parte de escasa importancia. Algunos de esos cambios los aconsejaba la experiencia de los últimos doce años; otros los exigía la creciente artificialidad de los sistemas de remate. Continuó la tendencia a la reducción de las sanciones automáticas, ya patente en los códigos de 1963 y 1975 y se efectuaron algunos cambios en la puntuación, inalterada desde 1949, incluyendo el aumento de la puntuación por cumplir contratos redoblados, el mayor importe de las multas, a partir de la cuarta, en los contratos doblados o redoblados en posición no vulnerable, y la eliminación de los premios por honores. Las normas éticas se incorporaron al Reglamento 3.

Un largo y detenido estudio precedieron a las reformas introducidas en 1987. El primer proyecto de modificaciones lo presentó, en febrero de 1985, el Comité de Reformas designado por la Comisión de Legislación de la Liga Americana de Bridge, presidido por Edgar Kaplan e integrado por Amalia Kearse, Jaime Ortiz Patiño y Roger Stern.

La Federación Mundial de Bridge, presidida por Jaime Ortiz Patiño, se adhirió, en líneas generales, al proyecto y lo hizo analizar por su propio Comité de Legislación y por un grupo de expertos de distintos países, cuyas numerosas sugerencias contribuyeron a preparar, en junio de 1986, un nuevo proyecto que, con algunas variantes, promulgó la Federación.

En la tarea de dar forma definitiva al nuevo código intervinieron: la Comisión de Legislación de la Liga Americana de Bridge, el Comité de Legislación de la Liga europea de Bridge, y los señores Juan Bese (Suiza) John Brissman (Estados Unidos) Carlos Cabanne y Adolfo Alvarez (Argentina) Grattan Endicott (Gran Bretaña) Santanu Ghose (India) John Harris (Estados Unidos) J. J. Jacobs y W. M. Wagner (Holanda) Neville Moses (Australia) J. P. Pitoeff (Francia) William Schoder (Estados Unidos) y Alec Traub (Sudáfrica).

Integraron la Comisión de Legislación de la Federación Mundial de Bridge (The Laws Commission of the World Bridge Federation) las siguientes personas:

EDGAR THEUS, Presidente, Estados Unidos.

EDGAR KAPLAN, Vicepresidente, Estados Unidos.

JEAN BESSE, Suiza.

CARLOS CABANNE, Argentina.

GRATTAN ENDICOTT, Gran Bretaña.

SANTANU GHOSE, India.

GOLIN HARDING, Portland CLUB.

DENIS HOWARD, Presidente de la WBF, Australia.

JAIME ORTIZ PATIÑO, Suiza.

JOHN SIGNALL, Nueva Zelanda.

ADVERTENCIA

La finalidad del Reglamento Internacional de Bridge Duplicado es determinar el procedimiento a seguir en el juego y aportar soluciones adecuadas cuando se altera su curso normal. El jugador que cometa una infracción debe estar dispuesto a cumplir correctamente cualquier penalidad o aceptar cualquier puntuación ajustada que acuerde el Director del torneo. El objeto fundamental del Reglamento no es castigar a quienes cometan irregularidades sino, más bien, compensar los perjuicios que puedan ocasionar las infracciones.

CAPÍTULO I - DEFINICIONES

Adversario: Un jugador del otro bando; un miembro de la pareja contra la que se juega. También se denomina oponente o contrario.

Alerta: Notificación, cuya forma puede determinar la Entidad Organizadora, para que los adversarios puedan solicitar aclaración de una voz.

Asistir al palo: Jugar una carta del palo en el que se ha iniciado la baza.

Bando: Dos jugadores que actúan como compañeros contra otra pareja.

Baraja: (o mazo) Las 52 cartas con las que se juega bridge.

Baza: Unidad mediante la que se determina el resultado del contrato, compuesta por cuatro cartas aportadas una por cada jugador, en rotación.

Baza adicional: Cada una de las que gana el bando declarante sobre las contratadas.

Baza de menos: Cada baza contratada que no gana el bando declarante (Art. 77). También se denomina multa.

Baza de remate: Cada baza, en exceso de seis, que se compromete a ganar el bando declarante.

Carteo: 1. Carta aportada por un jugador en cada baza. 2. Conjunto de las jugadas efectuadas. 3. Período durante el cual se juegan las cartas.

Compañero: Jugador con el que se integra un bando contra otros dos jugadores.

Contrato: Compromiso asumido por el bando declarante de ganar, en la denominación nombrada, por lo menos el número de bazas especificadas en la declaración final, sean simples, dobladas o redobladas.

Convención: 1. Canto que, por acuerdo entre compañeros, transmite una información distinta que el propósito de jugar en el palo nombrado o en el último designado, o relativa a fuerza en honores o a la longitud -tres o más cartas- de un palo. No se considera convención un acuerdo sobre fuerza conjunta. 2. Jugada de los defensores que proporciona una información no por deducción, sino según acuerdo previo.

Dador: Jugador que interviene en la subasta en primer lugar.

Declaración: Compromiso de ganar, como mínimo, el número de bazas indicado en una denominación concreta.

Declarante: Jugador que nombró en primer lugar la denominación del contrato acordado. Se convierte en declarante cuando se descubre la salida inicial (Art. 54 A: salida inicial fuera de turno).

Defensor: Un contrario al bando declarante.

Denominación: El palo (o sin triunfo) especificado en una declaración.

Director o árbitro: Persona designada para dirigir torneos de bridge duplicado y para aplicar este Reglamento.

Doblo: Voz, sobre la declaración de un contrario, que aumenta la puntuación de los contratos cumplidos o multados (Arts. 19 y 77).

Equipo: Dos o más parejas que juegan, en mesas y direcciones diferentes, para obtener un resultado en conjunto. Las normas complementarias a este Reglamento pueden permitir equipos con más de cuatro jugadores.

Estuche (Tablilla): 1. La que se usa para bridge duplicado, descrito en el Art. 2. 2. Las cuatro manos originalmente repartidas, colocadas en un estuche para jugarlas durante una sesión.

Honor: Cualquier as, rey, dama, valet o diez.

Irregularidad: Toda infracción del procedimiento correcto establecido en este Reglamento.

Juego: 1.Ver Carteo. 2. El conjunto de voces y jugadas correspondientes a una tablilla.

Game: 1. Contrato que exige ganar tres -en sin triunfo- cuatro -en pique o corazón- o cinco -en diamante o trébol- bazas de subasta. 2. Contrato de nivel inferior al indicado en 1 pero cuyo cumplimiento, por estar doblado o redoblado, alcanza o supera ese número de bazas de remate.

Mano: Las cartas originalmente repartidas a un jugador, o el resto de ellas.

Muerto: 1. Compañero del declarante cuando se descubre la salida inicial. 2. Las cartas de ese jugador una vez tendidas sobre la mesa después de la salida inicial.

Palo: Cada uno de los cuatro grupos de 13 cartas que integran la baraja, con sus símbolos característicos: piques  ), corazones (), diamantes ( ), tréboles ().

Pareja: Ver Compañero.

Participante: En un torneo individual, cada jugador; en los de parejas, dos jugadores que juegan como compañeros durante el torneo; en un torneo de equipos, los cuatro o más jugadores que lo forman.

Paso: Voz por la que un jugador expresa que no declara, dobla ni redobla en ese turno.

Premios: Puntos ganados además de los correspondientes a las bazas contratadas en la subasta (Art. 77).

Puntos de match: Unidad de puntuación asignada a un participante como resultado de la comparación con otras puntuaciones.

Puntos internacionales de match: (IMP) Puntuación acordada de acuerdo con la escala establecida en el Art. 78 B.

Puntos por bazas: Puntos correspondientes al declarante por cumplir el contrato (Art. 77).

Puntuación ajustada: Puntuación discrecional acordada por el Director (Art. 12); puede ser “artificial” o “asignada”. 1. Artificial es la que se establece cuando no es posible determinar o estimar un resultado (p. ej, cuando una irregularidad impide jugar una mano). 2. Asignada es la que, después de una irregularidad, se impone a uno o ambos bandos en lugar del resultado obtenido realmente.

Puntuación parcial: La ganada en una mano sin alcanzar el game.

Rectificación: Ajuste después de una irregularidad para que la subasta o el carteo prosigan tan normalmente como sea posible.

Redoblo: Voz sobre doblo de un oponente que aumenta la puntuación de los contratos cumplidos o multados (Arts. 19 y 77).

Renuncio: Omisión de asistir al palo por un jugador que tiene cartas del palo de salida, o de cumplir con una salida penalizada.

Reparto: 1. Distribución de la baraja para formar las manos de los cuatro jugadores. 2. Las cartas así repartidas consideradas como una unidad e incluyendo subasta y carteo.

Remate: 1. Procedimiento para establecer el contrato por medio de cantos sucesivos. 2. El conjunto de esas voces (Art. 17 E).

Ronda: Parte de una sesión jugada sin que cambien de lugar los jugadores.

Rotación: El orden, en el sentido de las agujas del reloj, en el que se suceden el reparto y el derecho a emitir voces y efectuar jugadas.

Salida: La primera carta jugada en una baza.

Salida inicial: La que se efectúa en la primera baza.

Servir al palo: Ver Asistir al palo.

Sesión: Período de juego durante el cual la Entidad Organizadora ha dispuesto que se juegue un número determinado de manos.

Slam: Contrato que exige ganar seis (pequeño slam) o siete bazas de subasta (gran slam).

Torneo: Competición compuesta de una o más sesiones.

Triunfo: Cada carta del palo, si lo hay, en el que se establece el contrato.

Turno: Tiempo adecuado para que cada jugador pueda rematar o jugar.

Voz: Cualquier declaración, doblo, redoblo o paso.

Voz psíquica o falsa: La que, deliberadamente, se efectúa con una mano que no reúne los requisitos establecidos respecto a fuerza, longitud del palo o ambos aspectos.

Vulnerabilidad: Condición, determinada en los estuches, que incrementa el importe de los premios por bazas y de las penalizaciones por multas (Art. 77).

CAPÍTULO II - PRELIMINARES

Artículo 1. La baraja. Rango de cartas y palos.

El Bridge se juega con una baraja de 52 cartas, distribuida en cuatro palos de trece cartas cada uno. En orden descendente de rango, los palos se denominan piques (), corazones (), diamantes () y tréboles (); las cartas de cada palo son: As, Rey, Dama, Valet, 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3 y 2.

Artículo 2. Los estuches.

Para cada mano a jugar durante una sesión se emplea una tablilla que contiene un mazo. Cada tablilla está numerada y tiene cuatro bolsillos, uno para cada mano individual, denominados Norte, Este, Sur y Oeste. El dador y la vulnerabilidad se establecen como se indica a continuación:

Tablillas

Dador Norte

1

5

9

13

Dador Este

2

6

10

14

Dador Sur

3

7

11

15

Dador Oeste

4

8

12

16




Tablillas

Nadie vulnerable

1

8

11

14

Norte-Sur vulnerables

2

5

12

15

Este-Oeste vulnerables

3

6

9

16

Todos vulnerables

4

7

10

13

La misma secuencia se repite en las tablillas 17 a 32 y en cada grupo subsiguiente de 16.

No se deben emplear tablillas que incumplan estas condiciones; si, pese a esta prohibición, se usaran, se aplicarán en toda la sesión las condiciones que señalen las utilizadas.

Artículo 3. Ordenamiento de las mesas.

Las mesas, en cada una de las cuales juegan cuatro participantes, se numeran en la secuencia establecida por el Director, quien designa en ellas una posición como Norte. Los demás se situarán en la relación de los puntos cardinales con el Norte.

Artículo 4. Los compañeros.

Los cuatro jugadores de cada mesa constituyen dos parejas o bandos: Norte-Sur contra Este-Oeste. En torneos por parejas o equipos, los competidores mantienen los mismos compañeros durante toda la sesión, excepto en caso de sustituciones autorizadas por el Director. En pruebas individuales, cada jugador interviene por separado y cambia de compañero en cada ronda durante el transcurso de la sesión.

Artículo 5. Asignación de asientos.

A. Posición inicial: El Director señala la de cada competidor (individual, pareja o equipo) al comienzo de la sesión y, salvo otra disposición suya, los integrantes de cada pareja o equipo pueden elegir, de común acuerdo, cuál de los asientos que les correspondan ocupará cada uno. Una vez elegida una posición, los jugadores solamente pueden cambiarla durante la sesión por orden o con autorización del Director.

B. Cambio de posición o de mesa: Los jugadores los efectuarán de conformidad con las instrucciones del Director. Éste responderá de la claridad de sus indicaciones y cada jugador de cambiar cuándo y cómo se le ordene, así como de ocupar el asiento adecuado después de cada cambio.

CAPÍTULO III - PREPARACIÓN Y MOVIMIENTOS

Artículo 6. Barajado y reparto.

A. Barajado: Antes de comenzar el juego, cada mazo se barajará concienzudamente y, si lo requiere un contrario, se cortará.

B. Reparto: Las cartas se distribuirán, cara abajo y de una en una, en cuatro manos de trece cartas; cada mano se coloca luego, boca abajo, en uno de los cuatro estuches de la tablilla. Se deben repartir las cartas en el sentido de las agujas del reloj.

C. Presencia de ambas parejas: Salvo que el Director disponga otra cosa, un miembro de cada bando debe estar presente al barajar y repartir.

D. Nuevo barajado y reparto: Deberá efectuarse:

  1. Cartas mal repartidas o expuestas. Si, antes de que comience la subasta para ambos bandos - Art. 17 A- se advierte que los naipes se han repartido incorrectamente o cuando un jugador pueda haber visto la cara de una carta que pertenece a una mano ajena.

  2. Si no se barajó o no se repartió. No se convalidará el resultado si las cartas se distribuyeron sin barajar o si se había jugado la mano en otra sesión.

  3. Por orden del Director. Sujeto a lo dispuesto en el Art. 22 A, se deberá proceder a un nuevo barajado y reparto cuando así lo requiera el Director por cualquier razón prevista en este Reglamento (pero ver el Art. 86 C).

E. Facultades del Director: El Director puede disponer que se baraje y reparta:

  1. Por los jugadores. El Director puede dar instrucciones para el barajado y el reparto se efectúen en cada mesa, inmediatamente antes de comenzar el juego.

  2. Por el Director. Lo puede llevar a cabo él mismo anticipadamente.

  3. Por sus ayudantes. El Director puede tener ayudantes o designar a otras personas que efectúen el barajado y reparto anticipadamente.

  4. Por cualquier otro método de reparto o prerreparto. El Director puede requerir cualquier otro método de reparto.

F. Duplicado de manos: Si las condiciones del juego lo requieren, se podrá reproducir una o más veces cada mano original de acuerdo con las instrucciones del Director.

Artículo 7. Control de tablillas y cartas.

A. Colocación: Cuando una tablilla va a ser jugada, se colocará en el centro de la mesa, donde ha de permanecer hasta que el juego se complete.

B. Extracción de las cartas: Cada jugador debe tomar las cartas del bolsillo que corresponde a su posición.

  1. Contar las cartas de la mano antes de jugar. Cada jugador contará sus cartas cara abajo para cerciorarse de que son trece exactamente; después de eso, y antes de rematar, tiene la obligación de mirar la cara de las mismas.

  2. Control de las manos. Durante el carteo, cada jugador retendrá sus cartas sin permitir que se mezclen con las de cualquier otro. Salvo autorización del Director, ningún jugador está autorizado a tocar otras que las propias durante y después del carteo, excepto el declarante para jugar las del muerto conforme al Art. 45.

C. Devolución de las cartas a la tablilla. Cada jugador retornará sus trece cartas a la casilla correspondiente a su posición. Hecho esto, no se extraerá mano alguna del estuche, salvo en presencia de un miembro de cada bando o del Director.

D. Responsabilidad por el procedimiento. Aquellos jugadores que permanezcan en la mesa durante toda la sesión serán los principales responsables de que se mantengan en ella las condiciones adecuadas para el juego.

Artículo 8. Orden de las rondas.

A. Movimiento de tablillas y jugadores:

  1. El Director instruirá a los jugadores acerca del movimiento adecuado de las tablillas y de los competidores.

  2. El jugador Norte responderá de que las tablillas concluidas en su mesa lleguen a aquélla en que se deben jugar en la ronda siguiente, salvo otra disposición del Director.

B. Fin de la ronda: Por lo general, la ronda termina cuando el Director ordena iniciar la siguiente; si, en ese momento, alguna mesa no hubiera concluido el juego, la ronda continúa para esa mesa hasta que hayan cambiado los jugadores.

C. Fin de la última ronda y de la sesión: La última ronda de una sesión y la propia sesión terminan, para cada mesa, cuando se haya completado el juego de todas las manos programadas para esa sesión y todas las puntuaciones se hayan anotado sin objeción en las planillas correspondientes.

CAPÍTULO IV - IRREGULARIDADES: NORMAS GENERALES

Artículo 9. Procedimiento después de una irregularidad.

A. Llamar la atención sobre una irregularidad.

  1. Durante el remate. A menos que lo prohíba éste Reglamento, durante el período de subasta, cualquier jugador, sea o no su turno, puede llamar la atención sobre una irregularidad.

  2. Durante el carteo:

    1. También salvo prohibición de este Reglamento, sólo pueden hacerlo el declarante y los defensores respecto de lo ocurrido durante el período de carteo.

    2. El muerto, cuyos limitados derechos se determinan en los Arts. 42 y 43:

        1. no puede denunciar una irregularidad cometida durante el carteo, aunque podrá hacerlo una vez terminado;

        2. puede, además, tratar de prevenir una irregularidad del declarante (Art. 42 B 2).

B. Procedimiento después de advertirse una irregularidad:

  1. Llamada al Director.

  1. Momento adecuado. Tan pronto como se advierta una irregularidad.

  2. Quiénes pueden llamarle. Cualquier jugador, incluso el muerto, puede hacerlo una vez denunciada una irregularidad.

  3. Reserva de derechos. Convocar al Director no priva al jugador de cualquier derecho que pudiera asistirle.

  4. Derechos de los adversarios. La denuncia por un jugador de una irregularidad cometida por su bando no afecta a los derechos de sus contrarios.

  1. Cantos o jugadas posteriores. Después de una irregularidad, ningún jugador debe hacer nada hasta que el Director haya explicado todo lo relativo a su rectificación y a las penalizaciones a imponer

C. Corrección prematura de una irregularidad. Cualquier corrección prematura de irregularidad por parte del propio infractor puede acarrearle una penalización adicional (ver Art. 26: Salidas penalizadas).

Artículo 10. Penalizaciones.

A. Derecho a imponer penalizaciones. Solamente el Director puede asignar las penalizaciones cuando sean aplicables. Los jugadores no tienen derecho a establecer o condonar sanciones por su propia iniciativa.

B. Cancelación de imposición o condonación de penalizaciones. El Director puede mantener o anular cualquier penalización o renuncia a penalizar convenida por los jugadores antes de recibir sus instrucciones.

C. Opciones después de una irregularidad.

  1. Explicación de opciones. Cuando, cometida una irregularidad, éste Reglamento permite soluciones alternativas, el Director debe explicarlas todas.

  2. Elección de opciones. El jugador al que corresponde elegir lo hará sin consultar a su compañero.

Artículo 11. Pérdida del derecho a penalizar.

A. Por acción del bando inocente. El Director podrá dejar sin efecto el derecho a que se sancione una irregularidad si un miembro del bando inocente emprende cualquier acción antes de llamarle. El Director actuará de ésta forma cuando el bando inocente pueda beneficiarse de la actuación de un contrario ignorante de la penalización aplicable.

B. Denuncia de un espectador.

  1. Si el bando inocente es responsable de su presencia en la mesa. El derecho a penalizar una infracción se puede perder si la persona que llama la atención sobre ella es un espectador de cuya presencia en la mesa sea responsable el bando inocente.

  2. Si el bando infractor es el responsable de su presencia en la mesa. El derecho a penalizar una infracción se puede perder si la persona que llama la atención sobre ella es un espectador de cuya presencia en la mesa sea responsable el bando infractor.

C. Sanción una vez dejado sin efecto el derecho a penalizar. En los casos en que, conforme a este artículo, se pierda el derecho a que se sancione una infracción, el Director puede, no obstante, imponer una de carácter formal (Art. 90).

Artículo 12. Facultades discrecionales del Director.

A. Imposición de puntuaciones ajustadas. El Director puede asignar una puntuación ajustada (o score), por su propia iniciativa o a solicitud de un jugador, cuando este Reglamento le faculte para ello, o:

  1. El Reglamento no prevé ninguna indemnización. El Director puede asignar una puntuación ajustada asignada cuando considere que el Reglamento no prevé compensación al bando inocente por el particular tipo de violación de una norma cometida por un contrario.

  2. El juego normal de la mano es imposible. El Director puede asignar una puntuación ajustada artificial, cuando no sea posible una rectificación que permita el juego normal de la mano (Art. 88).

  3. Se ha aplicado una sanción incorrecta. El Director puede asignar una puntuación ajustada, si se hubiera aplicado una sanción incorrecta.

B. Límites de esta facultad. El Director no puede imponer una puntuación ajustada por considerar que la penalidad sanción en este Reglamento es indebidamente severa o favorable para alguno de los bandos.

C. Cuantía de las puntuaciones ajustadas.

  1. Puntuación ajustada artificial. Cuando, debido a una irregularidad, no se pueda obtener ningún resultado, el Director asignará una puntuación ajustada artificial acorde con la responsabilidad de los jugadores: “media mínima” (como máximo el 40% de los puntos de match disponibles) al participante directamente infractor; “media” (50%) al sólo parcialmente infractor; “media máxima” (60% como mínimo) al que no incurrió en falta (ver Arts. 86 y 88 para torneos de equipos y parejas respectivamente). No es necesario equilibrar las puntuaciones acordadas a los dos bandos.

  2. Puntuación ajustada asignada. Cuando tras una irregularidad, el Director aplique una puntuación ajustada asignada, en sustitución del resultado obtenido, dicha puntuación será, para el bando inocente, el resultado más favorable posible si la irregularidad no hubiese ocurrido; o, para el bando

infractor, el más desfavorable resultado de todos los probables. No es preciso que se compensen las puntuaciones acordadas para los dos bandos, y se podrán establecer en puntos de match o alterando el resultado de la mano antes de su comparación.

  1. Salvo otra decisión de la Federación o Asociación Territorial competente, el Comité de Apelación, por razones de equidad, podrá modificar una puntuación ajustada asignada.

Artículo 13. Número incorrecto de cartas.

Cuando el Director determine que dos o más casillas de una tablilla contienen un número incorrecto de cartas 4, y un jugador con una mano incorrecta hubiera intervenido en el remate, entonces, si el Director considera que se puede corregir la mano y jugarla normalmente sin cambiar el canto, lo hará si están conformes con ello los cuatro jugadores; si no lo estuvieren, impondrá una puntuación ajustada artificial y podrá penalizar al infractor. En el caso de que no hubiera rematado el jugador con mano incorrecta:

A. Si ningún jugador ha visto cartas de otro. El Director rectificará el error, como se indica a continuación, y requerirá que se juegue la mano normalmente:

  1. Hoja circulante, tarjeta de control o planilla. Rehaciendo las manos conforme a lo escrito en ellas, si existieren.

  2. Consultando a quienes las jugaron anteriormente, si no hay planillas.

  3. Disponiendo un nuevo reparto, si el primero fue incorrecto (Art. 6).

B. Algún jugador vio cartas de otro. Cuando el Director determine que una o más casillas contienen un número incorrecto de cartas, y tras su colocación en la forma original, algún jugador pudo ver una o más cartas de la mano de otro, si el Director considera que:

  1. La información obtenida es irrelevante. Si dicha información no interfiere en el desarrollo normal de la subasta o del carteo, con la conformidad de los cuatro jugadores puede permitir que se juegue y sea anotada normalmente.

  2. La información es sustancial. Si el Director estima que dicha información va a alterar el desarrollo normal de la subasta o del carteo, o si cualquier jugador plantea alguna objeción a que se juegue la mano, impondrá una puntuación ajustada artificial y podrá sancionar al infractor. 4 Cuando tres manos son correctas y una deficiente se aplica el Art. 14 en lugar de éste.

C. Irregularidad advertida una vez concluido el juego. Si, terminado el juego, se comprueba que la mano de un jugador contenía originalmente más de 13 cartas y la de otro menos, se anulará el resultado (para penalizaciones de procedimiento ver el Art. 90).

Artículo 14. Carta de menos.

A. Si se advierte antes de comenzar el carteo. Cuando tres manos son correctas y se advierte que la cuarta es deficiente antes de comenzar el período de carteo, el Director buscará cualquier carta que falte y, seguidamente:

  1. Si encuentra la carta. Se restituirá a la mano deficiente.

  2. Si no encuentra la carta. Reconstruirá la mano original lo más aproximadamente posible utilizando otra baraja.

B. Si se advierte iniciado el carteo, Cuando tres manos son correctas y se advierte que la cuarta es deficiente cuando el período de carteo ya ha comenzado, el Director buscará cualquier carta que falte y, seguidamente:

  1. Si encuentra la carta.

  1. Si estaba entre las jugadas previamente, aplicará el Art. 67;

  2. Si la encuentra en cualquier otro lugar, la restituirá a la mano deficiente, pudiendo aplicarse penalizaciones (ver ítem3).

  1. Si no encuentra la carta. Reconstruirá la mano original lo más aproximadamente posible mediante otra baraja, pudiendo aplicarse penalizaciones (ver 3 siguiente9.

  2. Posibles penalizaciones. Toda carta restituida a la mano deficiente conforme a la sección B de éste artículo, se considera que permaneció siempre en esa mano; puede convertirse en carta penalizada (Art. 50) y la omisión de haber sido jugada en su momento puede constituir renuncio.

Artículo 15. Juego de una tablilla equivocada.

Cuando dos parejas juegan una mano que no les correspondía en la ronda en curso:

A. Mano no jugada previamente. Cuando dos parejas juegan una mano que no les correspondía en la ronda en curso:

  1. Anotará el resultado como se ha jugado. Si ninguno de los componentes de estas parejas la había jugado con anterioridad, el Director, con carácter general, dará por válida la puntuación obtenida.

  2. Juego posterior. El Director podrá disponer que ambas parejas jueguen, posteriormente, las manos correctas entre sí.

B. Mano ya jugada. Si cualquiera de los jugadores la había jugado contra el adversario correcto o contra otro, el segundo resultado alcanzado se anulará a ambos bandos y el Director impondrá una puntuación ajustada artificial a los contrarios privados de la oportunidad de obtener un resultado válido.

C. Irregularidad descubierta durante el remate. Cuando el Director advierte, durante la subasta, que un participante está jugando una mano que no le corresponde en esa ronda, cancelará la misma, se asegurará que se sienten los jugadores adecuados e informarles de sus derechos en ésa y futuras rondas. Seguidamente comenzará una segundo remate, en la que los jugadores que intervinieron en la primera, deberán repetir las voces inicialmente empleadas. Si así ocurre, el juego continuará normalmente. Si cualquier voz fuera diferente en cualquier forma a la correspondiente de la subasta original, el Director anulará la mano.

Artículo 16. Información no autorizada.

Los jugadores pueden basar sus remates y jugadas en informaciones procedentes de voces y jugadas legales, y de gestos y actitudes de sus adversarios. Toda voz o jugada basada en cualquier otro tipo de información puede suponer una infracción al Reglamento.

A. Información improcedente de un compañero. Si un jugador transmite a su compañero una información improcedente que pueda sugerir un canto o jugada, ya sea a través de observaciones, preguntas, respuestas, duda significativa, rapidez no habitual, énfasis, tono, gestos, movimientos u otra acción similar, su compañero no podrá elegir, ante alternativas lógicas, la que pueda ser demostrable que le ha sido sugerida por la información improcedente.

  1. Cuando se dé este tipo de información irregular. Cuando un jugador considere que un contrario ha transmitido de forma improcedente una información por la que podría verse finalmente perjudicado, puede anunciar de inmediato, salvo que las normas que determina la Entidad Organizadora

así lo prohíban, que se reserva el derecho de llamar al Director con posterioridad (los adversarios deben llamar inmediatamente al Director si no están conformes con el hecho que haya existido una transmisión de información improcedente).

  1. Cuando se elige una acción ilegal. Cuando un jugador tiene motivos suficientes para creer 5 que un adversario, teniendo una alternativa lógica, eligió una acción que pudo ser sugerida por una información improcedente, llamará inmediatamente al Director, quien dispondrá que continúen la subasta y el carteo advirtiendo que impondrá una puntuación ajustada si él considera que la infracción originó algún perjuicio.

B. Información irregular de otro origen. Cuando un jugador recibe accidentalmente una información no autorizada sobre la mano que está jugando o que ha de jugar, ya sea por haber mirado una mano equivocada, haber oído voces, resultados o comentarios, haber visto cartas en otra mesa o una carta perteneciente a otro jugador en la propia mesa antes de comenzar la subasta, se deberá advertir de inmediato al Director, preferentemente por el jugador que recibió la información. Si el Director considera que esa circunstancia podría interferir el juego normal de la mano procederá como sigue:

  1. Cambio de las posiciones. Si el tipo de competición y de puntuación lo permiten, situará a los jugadores en la mesa de manera que el que recibió información sobre una mano juegue precisamente ésa.

  2. Designación de un suplente. Si los cuatro jugadores están conformes, designará un sustituto que reemplace al jugador que recibió la información improcedente.

  3. Asignar una puntuación ajustada. De no ser así, impondrá una puntuación ajustada artificial.

C. Información obtenida de voz o jugada retiradas. Un canto o jugada pueden ser sustituidos por otro, bien por el bando inocente tras una infracción de sus adversarios, bien por el bando infractor para rectificar una infracción o irregularidad. En tal caso:

  1. Bando inocente. Para el bando inocente, toda información obtenida de una acción retirada es autorizada y lícita, tanto si la acción es propia como si es de los contrarios.

  2. Bando infractor. Para el infractor, toda información obtenida por una acción retirada, ya sea propia o del bando inocente, es no autorizada. Por lo tanto, un jugador del bando infractor no puede optar, entre alternativas lógicas, por una acción que puede demostrarse que le fue sugerida por esa información no autorizada.

5 Cuando el juego termina, o si se trata del muerto, cuando extiende su mano.

CAPÍTULO V – EL REMATE

PARTE I - PROCEDIMIENTO CORRECTO

SECCIÓN UNO - PERÍODO DE REMATE

Artículo 17. Duración.

A. Comienzo del período de remate. El período de remate se inicia, para cada bando, cuando cualquiera de sus integrantes mira la cara de sus cartas.

B. Primer canto. El Dador designado en cada tablilla da el primer canto.

C. Voces sucesivas. El jugador ubicado a la izquierda del dador da la segunda voz y, a continuación, cada participante subasta en su turno de rotación, en el sentido de las agujas del reloj.

D. Voz con cartas de una tablilla equivocada. Si un jugador que, por error, retiró las cartas de un tablilla equivocada remata, dicha voz es cancelada. Si, tras esto, hubiera hablado el adversario de su izquierda, el Director impondrá una puntuación ajustada artificial (para penalizaciones ver el Art. 90), siempre que la nueva voz del infractor difiera, en forma significativa, de la anulada 6. Si con posterioridad, al jugar la tablilla del que el infractor tomó sus cartas equivocadas, el propio infractor repite la voz anulada, el Director puede permitir que la mano se juegue normalmente; pero impondrá una puntuación ajustada artificial (ver el Art. 90) cuando la voz del infractor difiera en cualquier forma de la original que fue cancelada.

E. Fin del período de remate. El período de remate termina cuando los cuatro jugadores pasan o cuando a cualquier voz siguen tres pasos en rotación y se descubre la salida inicial. (cuando un paso fuera de turno ha sido aceptado ver el Art. 34).

Artículo 18. Declaraciones.

A. Forma apropiada. Una declaración debe nombrar una cantidad de bazas por encima de seis, desde una hasta siete, y una denominación (paso, doblo y redoblo son cantos, pero no declaraciones).

B. Superación de una declaración. Una declaración supera a la anterior si nombra la misma cantidad de bazas en una denominación de rango superior, o mayor cantidad de bazas en cualquiera.

6 El jugador situado a la izquierda del infractor debe repetir su voz.

C. Declaración suficiente. La que supera a la inmediata anterior.

D. Declaración insuficiente. La que no sobrepasa a la inmediata anterior.

E. Rango de las denominaciones. Es, en orden descendente, sin triunfo, pique, corazón, diamante y trébol.

F. Otros sistemas. Las Federaciones y Asociaciones Territoriales pueden permitir otros métodos para formular declaraciones.

Artículo 19. Doblos y redoblos.

A. Doblos:

  1. Doblo legal. Un jugador puede doblar únicamente la última declaración precedente, si la ha hecho un adversario y no hay otra voz intermedia que “paso”.

  2. Forma apropiada de doblar. Cuando doble, el jugador no debe indicar el número de bazas ni la denominación; la única forma admisible es decir, solamente, “doblo”.

  3. Doblo de una declaración incorrecta. Si un jugador, al doblar, cita la declaración, el número de bazas o el palo, se entenderá que ha doblado la declaración tal como fue hecha realmente (cabe la aplicación del Art. 16: Información no autorizada).

B. Redoblos.

  1. Redoblo legal. Un jugador puede redoblar únicamente el último doblo precedente, si lo ha hecho un adversario y no hay otra voz intermedia que “paso”.

  2. Forma apropiada de redoblar. Al redoblar, un jugador no debe indicar el número de bazas ni la denominación; la única forma correcta es decir, solamente, “redoblo”.

  3. Redoblo de una declaración mencionada incorrectamente. Si un jugador, al redoblar, menciona incorrectamente la declaración doblada, el número de bazas o la denominación, se entenderá que ha redoblado la declaración tal como fue hecha realmente (cabe aplicable el Art. 16: Información no autorizada).

C. Superación de doblo o redoblo. Cualquier doblo o redoblo se supera mediante una declaración legal posterior.

D. Puntuación del contrato. Si a un doblo o redoblo no le sigue una declaración suficiente, la puntuación se incrementará en la forma establecida en el Art. 77.

Artículo 20. Revisión y explicación de cantos.

A. Voz no oída claramente. El jugador que no ha oído una voz con claridad puede solicitar que se repita.

B. Revisión durante el remate. Durante el período de remate, cada jugador, en su turno, puede pedir la repetición de todas las voces anteriores 7 salvo que, por alguna penalización, esté obligado a pasar. Los alertas se incluirán en la revisión.

C. Revisión después del paso final.

  1. Preguntas sobre la salida inicial. Tras el paso final, ambos defensores tienen derecho a preguntar si les corresponde la salida inicial. (Ver Arts. 41 y 47 E).

  2. Revisión del remate. El declarante y los defensores pueden, en su primer turno de juego, pedir la repetición de todas los cantos 8 anteriores (Ver Art. 41 B y C).

D. Quién puede revisar el remate. Uno solo de los contrarios responderá la petición de revisión de la subasta.

E. Corrección de errores en la revisión. Todos los jugadores, incluso el muerto o un jugador obligado a pasar, son responsables de la inmediata rectificación de errores en la revisión (Ver Art. 12 C 1 cuando una revisión incorrecta pueda causar perjuicio).

F. Explicación de cantos.

  1. Durante el remate. Antes del paso final, cualquier jugador, en su turno, puede requerir9 una explicación completa de la subasta de los contrarios, con referencia a voces que emplearon o a otras significativas que pudieron utilizar. Normalmente, responderá el compañero del que usó la voz en cuestión (Ver Art. 75 C).

  2. Durante el carteo. Después del paso final, los defensores pueden pedir 8, en sus respectivos turnos, explicación del remate de sus contrarios. El declarante, en el propio o en el del muerto, puede pedirla sobre voces o convenciones de carteo de los defensores.

Artículo 21. Cantos basada en información equivocada.

A. Voz o voces basadas en un error de interpretación. Un jugador no puede reclamar si su canto se debe a su propio error de interpretación.

B. Voz basada en una información equivocada de un contrario.

  1. Cambio de remate. Hasta finalizar el período de subasta (ver Art. 17 E) un jugador puede cambiar una voz, sin penalización, cuando es probable que la dijera debido a una información errónea recibida de un adversario, siempre que su compañero no haya hablado a continuación (se considera información equivocada no alertar prontamente una voz convencional o un entendimiento especial, cuando la organización lo exige).

  2. Cambio de remate de un adversario después de una rectificación. Si un jugador opta por cambiar su voz al saber que ha recibido una información equivocada (como en el apartado 1 precedente), el contrario a su izquierda puede, en su turno y sin penalidad, modificar la que hubiera empleado a continuación, salvo que dicha voz implique cualquier información capaz de perjudicar al bando inocente, en cuyo caso el Director puede imponer una puntuación ajustada (ver Art. 16 C).

  3. Imposibilidad de cambiar el remate. Cuando es demasiado tarde para ello, el Director puede imponer una puntuación ajustada aplicando el Art. 40 C.

SECCIÓN DOS - REMATE TERMINADO.

Artículo 22. Procedimiento después de terminada el remate.

Después que el período de subasta finalice:

A. Ningún jugador declaró. Si ningún jugador ha declarado, no se repartirán de nuevo las cartas, sino que se devolverán las manos al estuche sin jugarlas.

B. Uno o más jugadores declararon. Si declararon uno o más jugadores, la última declaración constituye el contrato y comienza el carteo.


8 Puede ser de aplicación el Art. 16. Las Entidades Organizadoras pueden estableces normas sobre explicaciones por escrito.

PARTE II - IRREGULARIDADES EN EL PROCEDIMIENTO

Artículo 23. Paso obligado perjudicial.

A este artículo se refieren otros relativos a penalizaciones por infracciones cometidas durante el remate.

Cuando una penalización por cualquier irregularidad, sujeta a cualquier artículo de este Reglamento, obligue al compañero del infractor a pasar en su próximo turno, si el Director considera que el infractor, en el momento de cometer la irregularidad, podía saber que ese paso probablemente perjudicaría al bando inocente, ordenará que continúen el remate y el carteo imponiendo, después, una puntuación ajustada si lo estima procedente (Ver Art. 72 B 1).

SECCIÓN UNO - CARTA EXPUESTA DURANTE EL PERIODO DE REMATE.

Artículo 24. Carta expuesta o salida durante el remate.

Cuando el Director determine que, durante la subasta, por culpa de un jugador, una o más de sus cartas estuvieron en posición tal que su compañero pudo llegar a verles la cara, el Director exigirá que queden descubiertas sobre la mesa hasta que termine la subasta. Si el culpable pasa a ser defensor, el declarante puede tratar a cada una de esas cartas como penalizada (Art. 50). Además de ello,

A. Carta menor no jugada prematuramente. Si se trata de una sola carta sin rango de honor y no constituye salida prematura, no procederá penalización adicional.

B. Una carta de rango de honor o salida prematura. Si se trata de una sola carta con rango de honor o una salida prematura con cualquier carta, (penalización) el compañero del infractor pasará en su próximo turno de remate (Ver Art. 23: paso perjudicial para el bando inocente).

C. Dos o más cartas expuestas. Si dos o más cartas se han expuesto de ésta forma (penalización) el compañero del infractor pasará en su próximo turno de remate (Ver Art. 23).

SECCIÓN DOS - CAMBIOS DE REMATES.

Artículo 25. Cambios legal e ilegal de cantos.

A. Corrección inmediata de un canto. Hasta que hable su compañero, un jugador puede sustituir una voz involuntaria por la que se proponía emplear, pero sólo si lo hace o intenta hacerlo sin pausa para pensar. Si es correcta, la última voz queda en pie sin penalización; si no lo es, se aplicará la norma que proceda.

B. Corrección demorada o intencionada. Cuando no se aplica lo previsto en el apartado A, hasta que el adversario de su izquierda no remate, un jugador puede sustituir el suyo propio:

  1. Aceptación del segundo canto. El segundo canto puede ser aceptado (tratado como legal) a opción del adversario situado a la izquierda del infractor 10; entonces la segunda voz se mantiene, y el remate continúa sin penalidad. Si el adversario situado a la izquierda del infractor remata antes de advertir el cambio y el Director determina que pretendía aplicarlo al canto original, valdrá la segunda voz del infractor, y el adversario podrá retirar la suya, en ambos casos sin penalidad (Ver Art. 16 C 2).

  2. Segundo remate rehusado. Si no se acepta, quedará sin efecto y:

  1. Primer canto ilegal. Si el primero fue incorrecto, se sancionará al infractor de acuerdo con este Reglamento (se pueden aplicar las salidas penalizadas del Art. 26 al segundo canto).

  2. Primer canto legal. Si fue correcto, el infractor puede:

  1. Mantener el primer canto. Ratificarlo, en cuyo caso su compañero pasará en su próximo turno de remate (ver Art. 23: paso perjudicial para el bando inocente), ó,

  2. Sustituirlo por otro. Cambiar por otro remate legal, en cuyo caso (penalización) el remate continúa normalmente (pero el compañero del infractor no puede basar sus cantos en la información que se deduzca de la voz retirada); el bando infractor11 no podrá obtener un resultado superior a la media mínima (ver Art. 12 C 1).

  1. En ambos casos b) 1 y b) 2 precedentes, el compañero del infractor queda sujeto a las salidas penalizadas (ver Art. 26), si resultare defensor.

10 Cuando la subasta original fue insuficiente se aplica el Art. 27.

11 El bando no infractor recibirá la nota obtenida en la mesa.

Artículo 26. Canto retirado. Salidas penalizadas.

Cuando un infractor retira su canto y lo sustituye por otro diferente12 que elige como definitiva para ese turno, y posteriormente se convierte en defensor:

A. Canto relacionado con uno o más palos. Si la voz retirada se relaciona con un palo determinado y:

  1. Palo especificado. Si ese palo fuera especificado por el mismo jugador, no se aplican salidas penalizadas, pero ver el Art. 16 C.

  2. Palo no especificado. Si ese palo no fuera especificado en el remate legal por el mismo jugador, el declarante puede (penalización) exigir o prohibir al compañero del infractor la salida en ese palo (o uno de los palos especificados) en su primer turno de salida, incluyendo la inicial; esta prohibición subsiste mientras el compañero del infractor retenga la mano.

B. Otras voces retiradas. Para otras voces retiradas, el declarante puede prohibir al compañero del infractor la salida en uno cualquiera13 de los palos en su primer turno de salida, incluyendo la inicial; esta prohibición subsiste mientras el compañero del infractor retenga la mano.

SECCIÓN TRES - DECLARACIÓN INSUFICIENTE.

Artículo 27. Declaración insuficiente.

A. Declaración insuficiente aceptada. El contrario a la izquierda del infractor puede aceptar una declaración insuficiente; quedará convalidada si dicho oponente remata.

B. Declaración insuficiente rechazada. Si una declaración insuficiente hecha en rotación no es aceptada, deberá sustituirse por otra suficiente o por “paso”.




12 Una voz repetida, con un significado diferente se considera como voz diferente. 13 El declarante especifica el palo cuando el compañero del infractor tenga que salir por primera vez.

  1. Declaración no convencional o corregida por la mínima suficiente en la misma denominación.

    1. Penalización no aplicable. Si ambas, la declaración insuficiente y la que la sustituya, son incontrovertiblemente no convencionales y la segunda es la más baja suficiente en la misma denominación, la subasta prosigue como si la irregularidad no hubiere ocurrido (no procede aplicar el Art. 16 C 2 pero ver b) siguiente).

    2. Puntuación ajustada. Si el Director determina que la voz insuficiente puede transmitir cualquier información capaz de perjudicar al bando inocente, asignará una puntuación ajustada.

  2. Declaración convencional o corrección por otra suficiente o por “paso”. Si cualquiera de las dos, la declaración insuficiente o la más baja suficiente en el mismo palo se pueden considerar convencionales, o si la voz se corrige por cualquier otra suficiente (que no sea la recogida en el 1 anterior) o por “paso”, el compañero del infractor pasará durante el resto del remate (se aplicará el Art. 10 C 1; ver el Art. 23 cuando el paso perjudica al bando inocente y se pueden aplicar las salidas penalizadas del Art. 26).

  3. Intento de corregir por doblo o redoblo. Si el infractor intenta sustituir su canto insuficiente por doblo o redoblo, esta voz queda anulada, y (penalización) el compañero pasará durante el resto del remate (Ver el Art. 23 cuando el paso perjudica al bando inocente, y se pueden aplicar las salidas penalizadas del Art. 26).

C. Declaración insuficiente fuera de turno. Si un jugador efectúa una declaración insuficiente fuera de turno, se aplicará el Art. 31.

SECCIÓN CUATRO - REMATES FUERA DE TURNO.

Artículo 28. Cantos que se consideran en rotación.

A. El adversario de la derecha está obligado a pasar. Las que se efectúan en el turno del adversario a su derecha, cuando éste está obligado a pasar.

B. Canto en el propio turno de un jugador antes de aplicarse ninguna penalidad a un canto fuera de turno. Un canto se considera en rotación cuando fue hecho en el propio turno, y antes de que se haya penalizado una voz fuera de turno de un oponente; rematando se pierde el derecho a sancionar la voz fuera de turno, y el remate continúa como si el adversario no hubiera rematado fuera de turno, aunque puede aplicarse el Art. 16 C 2.

Artículo 29. Procedimiento tras un remate fuera de turno.

A. Pérdida del derecho a penalizar. A continuación de un remate fuera de turno, el adversario a la izquierda del infractor puede optar por intervenir en la subasta, en cuyo caso pierde el derecho a que se penalice la infracción.

B. Remate fuera de turno anulado. Salvo lo dispuesto en A, la voz queda sin efecto y el remate vuelve al jugador a quien correspondía el turno. El infractor podrá emplear cualquier canto lícito en su turno, pero se podrá sancionar a su bando conforme a los Arts. 30, 31 ó 32.

C. Remate convencional fuera de turno. Si un canto fuera de turno fuese convencional, las normas del los Arts. 30, 31 y 32 se aplicarán al palo al que se refiere la voz en lugar de al que fue nombrado fuera de turno.

Artículo 30. Paso fuera de turno.

Cuando un jugador pasa fuera de turno (y dicho remate se anula porque la opción de aceptarla no fue ejercida - ver Art. 29):

A. Antes de que cualquier jugador declare. Cuando un jugador pasa fuera de turno antes que ningún jugador haya rematado (penalización) el infractor debe pasar en su próximo turno de remate y se puede aplicar el Art. 72 B 1.

B. Después que cualquier jugador haya declarado:

  1. En el turno del adversario a su derecha. Después que cualquier jugador ha rematado, si el paso fuera de turno se hace en el del jugador situado a la derecha (penalización) el infractor pasará en su próximo turno de remate (si el paso fuera de turno se relaciona convencionalmente con uno o más palos, transmitiendo de esa manera una información, pueden imponerse las salidas penalizadas del Art. 26).

  2. En el turno del compañero del infractor:

  1. Actuación del infractor. Después que cualquier jugador rematado, si el paso fuera de turno se hace en el del compañero (penalización) el infractor debe pasar durante el resto del remate y se puede aplicar el Art. 72 B 1.

  2. Actuación del compañero. Su compañero puede hacer cualquier declaración suficiente o pasar, pero no doblar ni redoblar en ese turno y se puede aplicar el Art. 72 B 1.

  1. En el turno del contrario a su izquierda, Ahora la irregularidad se trata como un cambio de remate, aplicándose el Art. 25.

C. Cuando el paso es convencional. Cuando el paso fuera de turno es convencional se aplicar el Art. 31, no éste. Un paso es convencional cuando, por especial acuerdo, promete un grado determinado de fuerza, o si, artificialmente, promete o niega valores en otro palo que el último nombrado.

Artículo 31. Declaración fuera de turno.

Cuando un jugador declara fuera de turno (y dicha voz se anula porque la opción de aceptarla no fue ejercida – ver el Art. 29):

A. En el turno del adversario de su derecha. Cuando el infractor declara (o pasa a una voz de su compañero cuando el paso es convencional, caso en que se aplicará el 2 b) de este apartado) en el turno del adversario de la derecha:

  1. El adversario de la derecha pasa. Si ese jugador pasa, el infractor deberá repetir su remate fuera de turno; y si es lícito, no hay penalización.

  2. El adversario de la derecha remata. Si ese adversario efectúa una declaración lícita14, dobla o redobla, el infractor podrá emplear cualquier canto procedente. Cuando ese remate:

  1. Repite la denominación. Cuando repite la denominación de su declaración fuera de turno, (penalización) su compañero debe pasar en su próximo turno (Ver Art. 23 ).

  2. No repite la denominación. Cuando no repite la denominación de su canto fuera de turno, se podrán imponer las salidas penalizadas del Art. 26, y (penalización) su compañero pasará durante el resto del remate (Ver Art. 23).


B. En el turno de su compañero o del adversario de la izquierda. Cuando ha rematado en el turno de su compañero o en el del adversario de su izquierda, si el infractor no había hablado previamente 15, su compañero pasará durante el resto del remate (ver el Art. 23 cuando el paso perjudique al bando inocente), y pueden aplicarse las salidas penalizadas del Art. 26.

14 Una declaración ilegal del jugador de la derecha se penalizaría como correspondiera. 15 Las declaraciones posteriores en el turno del adversario de la izquierda se consideran cambio de voz, y se aplica el Art. 25.


Artículo 32. Doblo o redoblo fuera de turno.

Un doblo o redoblo fuera de turno puede ser admitido, a opción del adversario que sigue en rotación (ver el Art. 29), excepto que se trate de un doblo o redoblo inadmisible, que no se puede aceptar nunca (ver el Art. 35 A si dicho adversario remata, a pesar de todo). Si no se acepta quedará anulado, pudiendo imponerse las salidas penalizadas del Art. 26 B. Además:

A. Hecho en el turno del compañero. Si el doblo o redoblo se hizo en el turno del compañero del infractor (penalización), este jugador debe pasar durante el resto del remate (ver el Art. 23 si el “paso” perjudica al bando inocente).

B. Hecho en el turno del adversario de su derecha. Si el doblo o redoblo se hizo en el turno del adversario de la derecha, entonces:

  1. Si éste pasa. Si el del adversario de la derecha pasa, el infractor repetirá su canto fuera de turno sin sanción, salvo que el doblo o redoblo fuera de turno sea inadmisible, en cuyo caso se aplica el Art. 36.

  2. Si éste declara. Si el adversario de la derecha declara, el infractor puede, en su turno, hacer cualquier remate lícito, y (penalización) el compañero del infractor debe pasar durante el resto del remate (Ver Art. 23 cuando el “paso” perjudique al bando inocente).

Artículo 33. Cantos simultáneos.

Una canto hecho simultáneamente con el de otro jugador que subaste en su turno se considera sucesivo.

Artículo 34. Persistencia del derecho a rematar.

Cuando un canto fue seguido por tres pasos, el remate no termina si uno de esos pasos se efectuó fuera de turno, privando así a un jugador de su derecho a rematar en ese turno. La subasta vuelve al jugador que perdió el turno. Se anulan todos los pasos posteriores y el remate prosigue como si no hubiera existido irregularidad.

SECCIÓN CINCO - CANTOS INADMISIBLES.

Artículo 35. Anulación.

Cuando, después de un canto inadmisible especificado más adelante, el jugador a la izquierda del infractor remata antes de que se haya impuesto una penalización, no se aplicará ninguna penalidad por la voz inadmisible (tampoco se aplican las salidas penalizadas del Art. 26), y:

A. Doblo o redoblo. Si el canto inadmisible fuera un doblo o redoblo no permitido por el Art. 19, dicho canto y todos los que le sigan se cancelan, el remate vuelve al jugador a quien correspondía el turno y se prosigue como si no hubiera existido irregularidad.

B. Por un jugador obligado a pasar. Si el canto inadmisible fuera una declaración, doblo o redoblo de un jugador obligado a pasar, se mantienen esa voz y cuantas le sigan, pero si el infractor estaba obligado a pasar durante el resto del remate esta obligación subsistirá en los turnos siguientes.

C. Declaración superior a siete. Si el canto inadmisible fuera una declaración de más de siete, dicha voz y todas las que le sigan se cancelan, el infractor debe pasar y el remate prosigue como si no hubiera existido irregularidad.

D. Canto posterior al paso final. Si la voz inadmisible fuera un canto después del paso final, dicha voz y todas las que le sigan se cancelan sin penalidad.

Artículo 36. Doblo o redoblo inadmisibles.

Cualquier doblo o redoblo no permitido por el Art. 19 es cancelado. El infractor debe sustituirlo por un canto legal, y (penalización) su compañero debe pasar durante el resto del remate (ver Art. 23 cuando el paso perjudica al bando inocente). Pueden aplicarse las salidas penalizadas del Art. 26 (ver el Art. 32 si la voz es fuera de turno y el 35 A si remata el adversario a la izquierda del infractor).

Artículo 37. Canto vulnerando la obligación de pasar.

Un canto, doblo o redoblo de un jugador obligado a pasar es cancelado; y (penalización) ambos miembros del bando infractor deberán pasar durante el resto del remate (ver el Art.23 cuando el paso perjudique al bando no infractor). Pueden aplicarse las salidas penalizadas del Art. 26 (si remata el adversario a la izquierda del infractor, ver el Art. 35 B).

Artículo 38. Declaración superior a siete.

No está permitido jugar o puntuar un contrato superior a siete. La declaración se cancela, ambos miembros del bando infractor pasarán durante el resto del remate (ver Art. 23 A cuando el paso perjudique al bando no infractor) y pueden aplicarse las salidas penalizadas del Art. 26 (si remata el adversario a la izquierda del infractor, ver el Art. 35 C).

Artículo 39. Canto posterior al “paso” final.

Una canto posterior al paso final es cancelado, y:

A. Paso de un defensor o declaración por el bando declarante. Si fuera un paso de un defensor, o una declaración cualquiera por el futuro declarante o el muerto, no hay penalización.

B. Otro remate de los defensores. Si se trata de una declaración, doblo o redoblo de un defensor, se podrán imponer las salidas penalizadas del Art. 26 (si remata el adversario a la izquierda del infractor, ver el Art. 35 D).

SECCIÓN SEIS - CONVENCIONES Y ACUERDOS.

Artículo 40. Entendimientos entre compañeros.

A. Derecho a elegir remate o jugada. Un jugador puede hacer, sin previo aviso, cualquier canto o jugada (incluso voces intencionadamente engañosas - por ejemplo, una declaración psíquica- o cantos o jugadas que se aparten de las convenciones comúnmente aceptadas o previamente anunciadas), a condición de que no resulten de un entendimiento con su compañero.

B. Entendimiento encubierto prohibido entre compañeros. Ningún jugador puede utilizar cantos o jugadas basados en un entendimiento especial con su compañero si no es razonable esperar que su significado sea comprendido por sus adversarios, salvo que su uso se haya anunciado en la forma dispuesta por la Entidad Organizadora.

C. Facultades del Director. Si el Director considera que un bando ha resultado perjudicado porque sus oponentes no han explicado completamente el significado de un canto o jugada, puede imponer una puntuación ajustada.

D. Reglamentación de convenciones. La Entidad Organizadora puede reglamentar el uso de convenciones de remate y de carteo. Las Federaciones o Asociaciones territoriales competentes pueden, además, reglamentar acuerdos entre compañeros (aún si no son convencionales), que les permitan efectuar declaraciones iniciales a nivel de uno con manos cuya fuerza sea inferior a la media en un rey o menos; esta facultad puede delegarse.

E. Tarjeta de convenciones.

  1. Derecho a prescribirla. La Entidad Organizadora puede prescribir y reglamentar el uso de una tarjeta en la que los compañeros deben detallar sus convenciones y otros acuerdos, incluyendo la exigencia de que ambos miembros de la pareja empleen el mismo sistema (esta regulación no puede restringir estilos ni criterios, sino solamente métodos).

  2. Consulta de la tarjeta de los contrarios. Durante el remate y el carteo cualquier jugador, excepto el muerto, puede, en su propio turno, consultar la tarjeta de convenciones de sus oponentes, pero no la propia 16.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal