Reglamento interior de los centros de readaptacion social del estado de coahuila texto original



Descargar 422.85 Kb.
Página5/7
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño422.85 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

Con el objeto de llevar un estricto control de la visita, también podrá hacerse uso, además de las credenciales o en su sustitución, de los lectores digitales o un medio similar de alta tecnología.

Durante este plazo se le podrá extender al solicitante, dos pases provisionales no renovables para el área de locutorios. Si la credencial no se expide en el período señalado por causas imputables al interno o a su visita, no se concederán dichos pases.

ARTÍCULO 115. En el caso del defensor, representante común o persona de confianza, una vez que haya cumplido con los requisitos señalados en el presente reglamento, en tanto no se le expida su credencial de visita, se le podrán otorgar pases provisionales de ingreso, canjeables cada vez que se entreviste con su defensor, con el original o copia certificada de su cédula profesional.

ARTÍCULO 116. La credencial y el pase provisional serán los únicos instrumentos mediante los cuales podrán ingresar al Centro las Visitas autorizadas.

ARTÍCULO 117. Las credenciales serán revisadas mensualmente por el personal del área de trabajo social y tendrán vigencia de un año, las que pueden ser canceladas por determinación del Consejo.

Una vez vencida la vigencia, no podrán renovarse, por lo que las visitas tendrán que presentar nuevamente su documentación para la expedición de la nueva credencial.

ARTÍCULO 118. Las credenciales podrán ser canceladas por el Consejo en los siguientes casos:

I. Por haber concluido el término de la vigencia;

II. Por el hecho de que la visita hubiere introducido o comerciado con objetos o sustancias considerados por el Reglamento como prohibidas;

III. Si la visita agrede física o verbalmente al personal del Centro; y

IV. Por incurrir el visitante o el interno en alguna conducta sancionable de conformidad con el reglamento, previa valoración y determinación del Consejo.

SECCIÓN TERCERA

DE LOS TRASLADOS

ARTÍCULO 119. Tratándose del fallecimiento o de la enfermedad grave de un pariente por consanguinidad, civil o afinidad en los grados señalados en este Reglamento se dará aviso inmediato al interno correspondiente. En estos casos se podrá autorizar a los internos del fuero común de conformidad a las disposiciones de este Reglamento y demás aplicables y cuando las circunstancias lo permitan, para que con custodia acudan al funeral o visiten al enfermo.

ARTÍCULO 120. Los internos serán escoltados en sus traslados interiores o exteriores en la forma ordinaria o extraordinaria que acuerde la Dirección o, en su caso, la Subdirección; así mismo la Dirección dispondrá el armamento que la escolta deberá portar.

ARTÍCULO 121. Los traslados externos se verificarán en condiciones de higiene y de modo tal que la forma de transporte no cause sufrimiento físico a los internos ni exponga a éstos a la agresión o a la curiosidad del público. Ningún traslado será oneroso para los internos.

SECCIÓN CUARTA

DE LA INFORMACIÓN, AUDIENCIAS Y QUEJAS

ARTÍCULO 122. A todo interno declarado formalmente, se entregará un folleto en el que aparezcan claramente detallados sus derechos y deberes, así como el régimen general de vida en el Centro. Si el interno es analfabeto, el Director le proporcionará información verbalmente; tratándose de internos que no hablen español deberá auxiliarse por traductores o intérpretes.

ARTÍCULO 123. Los internos podrán solicitar audiencia con el Director o con otros servidores públicos del mismo, a fin de exponer quejas, solicitar orientaciones, presentar peticiones o pedir revisión del tratamiento que se le hubiere aplicado; la solicitud de audiencia se deberá formular por escrito y depositarse en los lugares que al efecto se designen.

Cuando el interno no sepa escribir, podrá hacer la solicitud verbalmente ante el Jefe de la Unidad de Seguridad y Vigilancia o a través del Departamento de Trabajo Social, quienes la trasmitirán al Director.

El Director fijará los días y las horas en que podrá dar audiencia a los internos, debiéndose verificar ésta por lo menos una vez a la semana. Igualmente podrá disponer que la audiencia se entienda con otro servidor público cuando el planteamiento de que se trate esté dentro de sus atribuciones.

ARTÍCULO 124. Cuando un servidor público del exterior realice visitas a los internos en ejercicio de sus funciones y para conocer el estado que guardan, aquéllos podrán hablar libre y reservadamente con él, sin ser escuchados por los miembros del personal del Centro.

ARTÍCULO 125. Todo interno tendrá derecho a dirigir por escrito peticiones o quejas a autoridades del exterior, las que deberán formularse en forma escrita y respetuosa.

SECCIÓN QUINTA

DE LA HIGIENE, LA ATENCIÓN MÉDICA Y LA ALIMENTACIÓN

ARTÍCULO 126. Los internos y los hijos de las internas que permanezcan con ellas en el Centro, tendrán derecho a recibir atención médica en el Centro.

Los internos que lo deseen podrán recibir atención, a su costa, de médicos particulares, quienes deberán brindarla en coordinación con el Departamento Médico, con la vigilancia obligatoria de los elementos de seguridad y vigilancia para tal efecto.

La atención médica que se brinde a los internos y a los hijos de las internas, en todo caso será la más amplia posible y tomará en cuenta el tratamiento integral del interno para su readaptación social, estableciéndose para el efecto convenios entre la Secretaría y las dependencias del sector salud.

ARTÍCULO 127. El Centro proporcionará a los internos y a los hijos de las internas alimentación suficiente y adecuada que será preparada en las cocinas centrales del propio Centro y será servida para su consumo en el comedor respectivo. Los internos podrán, a su costa, adquirir alimentos complementarios. El Departamento Administrativo y el Departamento Médico pondrán especial cuidado en que el proceso de elaboración y preparación de los alimentos de los internos se desarrolle con estrictas condiciones de higiene.

ARTÍCULO 128. Los internos harán uso diario de las instalaciones sanitarias a efecto de conservar su aseo personal. Deberán rasurarse y cortarse el cabello y uñas en las áreas correspondientes.

ARTÍCULO 129. Los internos están obligados a hacer el aseo diario de los módulos y celdas en que se alojen, disponiendo en orden los objetos que en éstos tengan, los que en ningún caso podrán ser aparatos que causen molestias a los demás internos o alteren la higiene del lugar. En las mismas condiciones de higiene deberán mantener todos los locales del Centro.

ARTÍCULO 130. Los (sic) Unidades Administrativas y de Seguridad y Vigilancia, así como el Departamento Médico, cuidarán de la higiene de los módulos y dormitorios en lo que respecta a ventilación, iluminación, funcionamiento del servicio sanitario y aseo general de los módulos.

ARTÍCULO 131. Todas las prendas de vestir deberán estar limpias y ser conservadas en buen estado conforme a su uso y deterioro natural. La ropa se cambiará y lavará con la frecuencia necesaria para mantener la higiene, lo que podrá hacerse por los propios internos o, en su caso, se les autorizará a entregarla a sus familiares.

SECCIÓN SEXTA

DE LAS ACTIVIDADES RELIGIOSAS

ARTÍCULO 132. Los internos tendrán derecho a ser asistidos por ministros o representantes de la religión que profesen.

Con autorización de la Dirección se podrán organizar periódicamente servicios religiosos y los ministros de culto podrán efectuar visitas pastorales generales o particulares a los internos de su religión.

Los ministros de cultos religiosos, se acreditarán como tales, de conformidad con las leyes de la materia.

ARTÍCULO 133. En ningún caso será obligatoria la participación de los internos en las actividades religiosas que se desarrollen en el interior del Centro; dichas actividades deberán realizarse en forma tal que no causen molestias u ofendan a quienes profesan otra religión.

ARTÍCULO 134. La Dirección podrá prohibir el ingreso de determinados ministros de cualquier culto cuando medien razones de seguridad o pueda afectarse seriamente el tratamiento de los internos.

La autorización de la visita de los ministros de culto religioso podrá efectuarse, previa opinión del Consejo y autorización escrita del Director, en dos modalidades.

I. Por una sola vez para un evento específico; y

II. Temporal, expedida hasta por un año.

Para el caso de la visita temporal, la asociación religiosa deberá presentar escrito en el que fundamente los objetivos de la visita, la periodicidad de la misma y las actividades a realizar.

Los ministros de cultos religiosos acreditados y autorizados, en ningún caso podrán ser sustituidos por otra persona que no hubiere sido previamente autorizada por el director.

ARTÍCULO 135. Los ministros de cultos religiosos, deberán anexar a su solicitud en original y dos copias los siguientes documentos:

I. Copia certificada del acta constitutiva de la agrupación de culto religioso que representa;

II. Copia certificada del registro vigente de la agrupación religiosa ante la autoridad correspondiente;

III. Identificación oficial vigente con fotografía;

IV. Comprobante de domicilio a nombre del visitante; y

V. Dos fotografías tamaño infantil a color con fondo blanco.

Una vez autorizada la visita, el Centro a través del área de trabajo social, expedirá la credencial correspondiente, en un plazo no mayor de 30 días naturales.

ARTÍCULO 136. Desde el momento en que ingresen al Centro, los ministros de cultos religiosos estarán acompañados por un elemento de seguridad y custodia y solo podrán acudir al lugar que les sea asignado para la realización de sus actividades.

SECCIÓN SÉPTIMA

DE LOS HIJOS DE LAS INTERNAS

ARTÍCULO 137. Los hijos de las madres internas que nazcan en el Centro podrán permanecer al lado de ellas hasta la edad de un año. De igual forma aquellos que al del ingreso de la interna se encuentren en período de lactancia.

Las actas de nacimiento de los niños nacidos en el Centro señalarán como domicilio el del padre, o en su defecto, el que tenia la madre antes de su internamiento.

ARTÍCULO 138. Los Departamentos de Trabajo Social, Psicológico, Educativo y Médico elaborarán programas especiales para los hijos de las internas, a fin de coadyuvar a su óptimo desarrollo físico y mental, así como a fomentar los valores familiares en ellos, con el apoyo del sector salud.

ARTÍCULO 139. Dentro del Centro habrá un área que será destinada a guardería, la cual estará bajo la dirección, organización y vigilancia del Departamento de Trabajo Social; en dicha área las trabajadoras sociales designadas atenderán y cuidarán a los hijos de las internas.

Podrá establecerse además en el Centro, un área especial de juegos infantiles y de recreación para los menores.

ARTÍCULO 140. Los menores que se encuentren en el Centro tendrán acceso a los servicios médicos que se proporcionen en el mismo.

ARTÍCULO 141. En el Centro existirá una biblioteca infantil en la que los internos, en coordinación con el personal del Departamento Educativo, podrán instruir a sus hijos en la lectura.

ARTÍCULO 142. El Departamento de Trabajo social gestionara ante los familiares que legalmente corresponda la entrega de los menores que hayan alcanzado la edad máxima prevista en las disposiciones aplicables para permanecer en el Centro y cuyas madres continúen en tratamiento, o tramitará lo conducente ante las instituciones correspondientes para el internamiento de éstos a fin de que reciban educación y atención apropiada a su edad.

ARTÍCULO 143. El Consejo tendrá especial cuidado en que las relaciones entre madre e hijo sean acordes al tratamiento a que aquélla se encuentre sujeta.

ARTÍCULO 144. Si alguna interna se ve afectada emocionalmente y ello interfiere con el tratamiento en razón del maltrato o abandono en que se encuentran sus menores hijos en el exterior, el Departamento de Trabajo Social a solicitud de la propia interna y previa la autorización de la Dirección del Centro, podrá gestionar ante la instancia que correspondan (sic) la atención a dichos menores

SECCIÓN OCTAVA

DE LOS HORARIOS

ARTÍCULO 145. Los horarios que regirán las actividades de los internos en el Centro podrán ser modificados en todo tiempo por el Consejo del mismo, cuando resulte aconsejable para satisfacer con mayor eficacia las necesidades derivadas del trabajo, la educación; y por el Director del Centro cuando se trate del funcionamiento de los servicios y la seguridad del propio Centro.

ARTÍCULO 146. Los horarios generales en el Centro serán los siguientes:

7:00 a 8:00 Lista en los dormitorios y en la Clínica del Centro, aseo personal y de dormitorios.

8:00 a 8:20 Almuerzo.

8:20 a 8:30 Traslado a actividades.

8:30 a 12:45 Actividades laborales, escolares o recreativas.

12:45 a 13:00 Regreso a dormitorios.

13:00 a 13:15 Lista en dormitorios y Clínica del Centro.

13:15 a 13:45 Comida.

13:45 a 14:00 Descanso.

14:00 a 14:05 Regreso a actividades.

14:05 a 18:00 Actividades laborales, escolares, recreativas o deportivas.

ó 18:15 según la época del año.

18:00 a 18:30 Cena y lista.

ó 18:45 Según la época del año.

18:45 a 19:00 Regreso a dormitorios.

19:00 a 19.20 Aseo personal en regaderas.

19:20 a 21:00 Actividades personales y recreativas en dormitorios.

21:00 a 21:15 Lista en celdas.

21:15 a 7:00 Silencio.

SECCIÓN NOVENA

DE LA CLASIFICACIÓN DEL SISTEMA DE READAPTACIÓN

ARTÍCULO. 147. La clasificación es el procedimiento, considerado como medida instrumental individualizada del tratamiento, de carácter temporal y revisable, por el cual el Consejo, con base en el estudio clínico- criminológico o de personalidad practicado al interno, le asigna su ubicación en módulos específicos.

En ningún caso la clasificación será utilizada como medio para la discriminación o la concesión de privilegios para el interno.

ARTÍCULO 148. Por ningún motivo los internos pueden ser ubicados en lugares distintos a los que, por determinación expresa del Consejo, sean destinados para su alojamiento.

ARTÍCULO 149. El estudio clínico-criminológico o de personalidad, será realizado al interno durante su estancia en el área de observación y clasificación del Centro, estadía que no debe exceder de treinta días.

El estudio debe incluir al menos los informes de áreas de medicina, trabajo social, psicología, criminología, industria y trabajo y educativo, así como contar con el reporte de conducta elaborado por seguridad y vigilancia.

ARTÍCULO 150. Para la clasificación del interno se considerara entre otros aspectos: las características de la personalidad, historial social y delictivo, duración de las penas impuestas, medio social, antecedentes de conductas antisociales y parasociales, índice de peligrosidad, autoría intelectual o material en la comisión de delitos, así como las posibilidades y dificultades existentes en cada caso, para el éxito del tratamiento.

ARTÍCULO 151. Por ningún motivo se permitirá la convivencia de internos considerados como autores intelectuales, con los autores materiales del o de los delitos motivo del ingreso.

ARTÍCULO 152. Los internos que forman parte de una misma organización delictiva, deben estar separados y no se permitirá bajo ninguna circunstancia, contacto alguno que exista entre ellos.

ARTÍCULO 153. El titular del área de seguridad y vigilancia será el responsable de ubicar al interno, en la estancia asignada por el consejo, inmediatamente después de que reciba el oficio correspondiente.

ARTÍCULO 154. La reclasificación general de internos debe realizarse al menos cada seis meses y la individual tan pronto sea acordada por el Consejo, como medida de tratamiento.

ARTÍCULO 155. En caso de riesgo inminente para la seguridad del centro, el titular del área de seguridad y vigilancia lo comunicará de inmediato al Director, quien puede ordenar la reclasificación provisional de los internos involucrados, turnando el caso al Consejo para que emita la resolución que corresponda en la siguiente sesión.

SECCIÓN DÉCIMA

DEL CARÁCTER PROGRESIVO, TÉCNICO E INDIVIDUALIZADO DEL SISTEMA DE READAPTACIÓN

ARTÍCULO 156. El tratamiento que corresponda a cada interno se aplicara de conformidad con su situación jurídica y los resultados de su estudio clínico-criminológico o de personalidad, teniendo en cuenta la estabilidad, evolución y desarrollo biopsicosocial del interno, sobre la base del trabajo, la capacitación y adiestramiento para el mismo y la educación.

ARTÍCULO 157. A los internos procesados se les aplicará un tratamiento que tendrá por objeto fomentar su buen comportamiento y su participación activa y constante en las actividades implementadas en el centro.

ARTÍCULO 158. El sistema de readaptación social tendrá carácter progresivo, técnico e individualizado, se aplicará a los sentenciados y, en lo conducente, a los procesados y constará, por lo que respecta a su desarrollo, de los periodos siguientes,

I. Estudio y diagnóstico;

II. Tratamiento; y

III. Reintegración.

El área técnica del Centro es la responsable de proponer y aplicar los programas de tratamiento para los internos, para tal fin cuenta con las siguientes áreas:

I. Servicios médicos;

II. Trabajo social;

III. Psicología;

IV. Criminología;

V. Área educativa; y

VI. Industria y trabajo.

ARTÍCULO 159. El área médica es la responsable de velar por la salud física y mental de los internos, así como de integrar su diagnóstico médico desde el ingreso al Centro, con el fin de establecer el tratamiento médico a seguir y su aplicación.

ARTÍCULO 160. El área de trabajo social debe fomentar las relaciones del interno con su medio social y familiar, conforme a lo previsto en el presente reglamento.

ARTÍCULO 161. El área de psicología debe evaluar el estado anímico del interno, para detectar sus necesidades individuales de psicoterapia, mediante las técnicas orientadas a mejorar las capacidades del interno.

De igual forma, debe otorgar asistencia psicológica de manera permanente a todos aquellos internos que por algún motivo sean enviados a tratamiento especiales, que presenten agitación psicomotriz, estén encamados o que requieran un seguimiento especializado.

ARTÍCULO 162. El área de criminología es la responsable de realizar el estudio clínico-criminológico de personalidad al ingreso de los internos, el que deberá ser actualizado cada seis meses.

ARTÍCULO 163. Para la integración del estudio clínico-criminológico o de personalidad del interno, se debe contar con los estudios y reportes de medicina, trabajo social, psicología, educativo, industria y trabajo así como de seguridad y vigilancia.

ARTÍCULO 164. El área de actividades educativas, en base a la evaluación practicada, debe impartir a los internos asesorías en los niveles de alfabetización, primaria, secundaria y preparatoria como obligatorios y media superior y superior en cuanto fuese posible, de acuerdo a los convenios que logren establecerse con las universidades públicas y privadas, a fin de que inicien o continúen su educación bajo los lineamientos del Sistema Educativo Nacional. Asimismo, debe programar, conforme a las posibilidades institucionales, actividades culturales, deportivas y recreativas para los internos.

ARTÍCULO 165. El Consejo es la única instancia que autoriza el tipo de lectura para el interno, con base en la valoración previa realizada por el área educativa. Todo interno tendrá acceso al servicio de biblioteca institucional.

ARTÍCULO 166. En lo que respecta a la aplicación progresiva, técnica e individualizada del sistema de readaptación, se estará además a lo dispuesto en el Título Tercero del Capítulo Segundo de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas y Restrictivas de la Libertad.

SECCIÓN DÉCIMA PRIMERA

DEL TRABAJO

ARTÍCULO 167. El desarrollo de actividades laborales será obligatorio para todos los internos, según su aptitud física y mental, se prestará en las condiciones previstas por la Constitución General de la República, la Constitución Local, la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas y Restrictivas de la Libertad, el presente Reglamento y demás disposiciones aplicables, las actividades señaladas en el presente apartado serán coordinadas por el área de industria y trabajo.

ARTÍCULO 168. El trabajo de los internos deberá realizarse considerando su situación jurídica, sus condiciones personales y las instalaciones que para tal efecto existan dentro del Centro.

ARTÍCULO 169. Se asignará a los internos las actividades laborales que deberán desarrollar en los talleres, en las empresas, en servicios y comisiones interinstitucionales, considerando para ello, tanto la disposición de los internos, como su vocación, aptitudes y las necesidades y posibilidades del Centro.

ARTÍCULO 170. Tratándose de internos que realicen actividades artísticas e intelectuales, éstas podrán constituir su única ocupación, si fueran productivas y compatibles con su tratamiento.

ARTÍCULO 171. Están exceptuados de la obligación de trabajar:

I. Los internos mayores de 60 años; y

II. Los impedidos física y mentalmente.

Las personas comprendidas en la fracción I, del presente Artículo que voluntariamente deseen trabajar, podrán dedicarse a la ocupación que elijan, siempre que no fuera perjudicial a su salud o incompatible con el régimen del Centro.

ARTÍCULO 172. Los internos contribuirán al sostenimiento del Centro en proporción con la participación que tenga en el trabajo que desempeñan, con una cantidad calculada en forma mensual, que en ningún caso podrá exceder del 10% sobre el monto total de la misma; considerando en cada caso como base, la situación económica en que se encuentre la familia del propio interno y el número de dependientes; el resto después de la deducción se distribuirá, en el caso de los internos que laboren en la industria establecida en los centros, de la forma siguiente:

I. El 50% del sueldo se destinará al sostenimiento de sus dependientes económicos, salvo en aquellos casos que exista sentencia ejecutoriada por concepto de alimentos que determine otro porcentaje, de esta forma, el porcentaje restante será sumado al fondo de ahorro del interno;

II. El 20%, se destinará para constitución de su fondo de ahorros; y

III. El 30 % restante se destinará a sus gastos menores.

ARTÍCULO 173. El fondo de ahorro se depositará en una cuenta bancaria a nombre del interno y los intereses que cause quedarán a su beneficio, conservando el Departamento de Trabajo Social la libreta respectiva. Sólo el Director podrá autorizar en casos justificados la aplicación total o parcial de ese fondo de ahorros al destino que señale el interno, previa solicitud escrita del mismo. El interno podrá informarse cuando lo estime conveniente sobre su estado de cuenta.

ARTÍCULO 174. La Dirección regulará prudentemente la cantidad de dinero que pueda poseer el interno dentro del propio Centro, pero en ningún caso, ya sea que labore o no, podrá poseer una cantidad mayor al equivalente a diez días de salario mínimo.

ARTÍCULO 175. El interno podrá cambiar de actividades laborales de acuerdo con sus aptitudes en las diversas ramas de trabajo que existan en el Centro, a fin de obtener una capacitación más amplia y, en su caso, una mayor posibilidad de obtener un empleo en el exterior una vez concluido su tratamiento.

ARTÍCULO 176. El interno, durante las actividades laborales debe:

I. Atender y acatar las indicaciones recibidas del supervisor, del responsable del área de industria y trabajo, así como del personal de seguridad en el ámbito de su competencia;

II. Mostrar respeto hacia el maestro, el personal de seguridad, los demás internos y en general de todo el personal;



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal