Reglamento interior de los centros de readaptacion social del estado de coahuila texto original



Descargar 422.85 Kb.
Página4/7
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño422.85 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

Al Jefe del Departamento de Seguridad y Vigilancia, en su caso, se le eximirá del requisito de poseer título universitario.

ARTICULO 75. El personal adscrito a las Unidades y Departamentos del Centro se designará de conformidad con el plan objetivo de selección y capacitación que al efecto apruebe la Dirección, el cuál se ajustará a los lineamientos generales siguientes:

a) Para la selección deberán analizarse los antecedentes del candidato, su preparación académica, edad, estado civil y tratándose de personal varonil la documentación con que acredite la prestación del servicio militar;

b) La selección incluirá los reconocimientos médicos del estado de salud del aspirante, así como sus aptitudes físicas, dichos reconocimientos serán realizados por la unidad administrativa correspondiente; y

c) Para la selección se llevarán a cabo las investigaciones psicológicas necesarias para determinar la experiencia, capacidad mental y personalidad del aspirante a ingresar al Centro.

El plan de capacitación se ajustará a la asistencia y aprobación de los cursos que se establezcan por disciplinas penitenciarias, criminológicas y de relaciones humanas; el personal de seguridad y vigilancia deberá también aprobar los cursos de capacitación física que se determinen.

ARTÍCULO 76. El personal adscrito a los Centros no podrá desempeñar ningún otro cargo o comisión pública remunerada, con excepción de los honoríficos o de la docencia.

ARTÍCULO 77. El Director y el Subdirector, antes de tomar posesión de su cargo, rendirá la protesta de ley que corresponda ante el Subsecretario de Adaptación y Readaptación Social.

Los demás funcionarios públicos adscritos al Centro, rendirán la protesta de ley ante el Director del mismo.

ARTÍCULO 78. Los integrantes del personal adscrito al Centro quedarán sujetos a la obligación de asistir a los cursos de capacitación, formación y actualización que se les impartan.

ARTÍCULO 79. El Personal del Centro se considera personal de base o de confianza y se sujetará a las disposiciones previstas en el Estatuto Jurídico para los Trabajadores al Servicio del Estado y de los Municipios de Coahuila.

ARTÍCULO 80. Cuando exista causa justificada para destituir a cualquier miembro del personal, el Director del Centro deberá comunicar dicha circunstancia a las Direcciones, para que ésta tramite lo conducente ante las autoridades competentes.

ARTÍCULO 81. Las faltas temporales del personal del Centro se suplirán en la forma siguiente:

I. Las del Director del Centro por el Subdirector, o en su defecto por quién designe la Dirección; y

II. Las del Subdirector y los Jefes de las Unidades y Departamento, por la persona que sea designada por el Director del Centro, previo acuerdo con la Dirección General.

ARTÍCULO 82. Las faltas absolutas del personal del Centro serán cubiertas con nuevo nombramiento previo la satisfacción de los requisitos señalados en este Reglamento y otras disposiciones aplicables.

ARTÍCULO 83. Lo relativo a vacaciones, licencias, horarios y medidas disciplinarias se sujetará a lo dispuesto en el Estatuto Jurídico para los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios de Coahuila y demás ordenamientos legales aplicables.

SECCIÓN SEGUNDA

DEL RÉGIMEN DISCIPLINARIO

ARTÍCULO 84. Se prohíbe al personal del Centro, internos y visitantes:

I. Introducir al Centro armas de cualquier tipo, réplicas de las mismas, teléfonos celulares o satelitales, radios o equipos receptores-trasmisores y cualquier otro instrumento de intercomunicación o sistema de comunicación electrónica, equipos eléctricos y de cómputo u otros dispositivos que por sí o con algún accesorio puedan usarse para comunicación no autorizada;

II. Elaborar, introducir, consumir, o comerciar bebidas alcohólicas, estupefacientes, psicotrópicos, sustancias tóxicas y en general, todo objeto cuyo uso pueda alterar la seguridad del centro;

III. Tomar fotografías, videos grabaciones del interior del Centro y de su área perimetral; y

IV. Introducir objetos que prohíba el Director en el ámbito de sus facultades previa opinión del Consejo.

ARTÍCULO 85. El personal del Centro estará sujeto a las prohibiciones y restricciones siguientes:

I. Revelar información relativa al Centro, su funcionamiento, dispositivos de seguridad, ubicación de los internos, consignas para eventos especiales, armamento, así como la entidad propia y de otros servidores públicos en los casos en que deba guardarse el anonimato de los mismos y, en general, de todo aquello que puede alterar la seguridad;

II. Consultar o extraer la información contenida en los expedientes, libros de registro, programas informáticos o cualquier otro documento del centro, cuando no tenga autorización expresa para ello, así como hacer mal uso de ella;

III. Establecer áreas o estancias de distinción o privilegio para los internos;

IV. Permitir que el interno desarrolle actividades que deban ser realizadas por personal del Centro, así como actividades de vigilancia o que le otorguen autoridad sobre otros internos;

V. Facilitar la comunicación entre internos de diferente módulo o sección;

VI. Mantener contacto no autorizado con los internos, así como con familiares, defensores, representante común, persona de confianza o visitante en el interior del Centro y, tratándose de estos últimos, inclusive en el exterior;

VII. Introducir al Centro cualquier objeto, sustancia, artefacto o elemento no autorizado;

VIII. Facilitar a los internos la realización de actividades no autorizadas;

IX. Portar sin autorización cualquier tipo de arma o explosivo en el interior del Centro;

X. Portar la vestimenta, el uniforme, el gafete o la identificación del Centro, fuera del horario y lugar de trabajo asignado;

XI. Presentarse a laborar en estado de intoxicación etílica, intoxicación con sustancia psicotrópica o estupefaciente sin prescripción médica;

XII. Desarrollar sus funciones bajo los efectos de las sustancias mencionadas en la fracción anterior y/o consumirlas en su horario de trabajo;

XIII. Abandonar el lugar de trabajo sin causa justificada, dentro del turno que le haya sido asignado;

XIV. Dejar de desempeñar las funciones que le hayan sido asignadas;

XV. Recomendar en cualquier forma los servicios profesionales de abogados o litigantes; y

XVI. Propiciar o producir daño a personas, lugares, instalaciones, objetos o documentos que tenga bajo su cuidado o aquellos a los que tenga acceso por motivo de su cargo, empleo o comisión así como también hacer uso para cuestiones personales, del material, equipo, instrumentos, vehículos u objetos que tenga a su disposición para el cumplimiento de sus funciones.

ARTÍCULO 86. El personal adscrito al Centro requerirá autorización expresa del Director, para ingresar a su interior en horas distintas a las de la jornada de trabajo.

TÍTULO SEGUNDO

DEL RÉGIMEN INTERNO

CAPÍTULO I

DE LA OPERATIVIDAD DE LOS CENTROS

SECCIÓN PRIMERA

DISPOSICIONES GENERALES

ARTÍCULO 87. Al ingresar al Centro los internos serán identificados conforme a las disposiciones legales, se les extenderá un recibo por todas aquellas pertenencias que porten, las que quedarán depositadas en los lugares que para tal efecto se destinen y quedarán sujetos a las revisiones y medidas sanitarias que correspondan.

Si el interno en el momento de su ingreso al Centro porta medicamentos u otras sustancias químicas, el médico decidirá el uso o destino de ellas determinando la procedencia o no de su administración.

ARTÍCULO 88. Respecto de los objetos que sean retirados a los internos, se tomarán, en la medida de lo posible, las medidas necesarias para su conservación o, en su caso, la entrega a la persona a quien el interno determine por escrito y en presencia de dos testigos del mismo.

En caso de que el interno no designe persona para que reciba sus objetos serán depositados y devueltos al mismo en el momento de su liberación.

ARTÍCULO 89. Los indiciados tendrán derecho a una llamada telefónica diaria; en lo que respecta a los procesados y sentenciados el uso del teléfono público será dentro del tratamiento una medida de estímulo o prerrogativa por su buen comportamiento y observando los horarios comprendidos entre las de 7:30 a 19:00 horas.

SECCIÓN SEGUNDA

DE LAS VISITAS

ARTÍCULO 90. Los internos podrán recibir visitas y correspondencia de conformidad a las disposiciones previstas en este Reglamento y demás aplicables. Los Jefes de las Unidades y Departamentos que correspondan deberán vigilar la exacta observancia de dichas disposiciones.

Las visitas que podrán recibir los internos serán la de la esposa o la concubina, compañeros civiles y la de aquellos parientes consanguíneos y civiles en línea directa sin limitación de grado, en línea transversal continua y discontinúa hasta el segundo grado o por afinidad hasta el segundo grado.

Las personas que soliciten autorización para constituirse en Visita, aportarán al área de trabajo social los datos y documentos requeridos, bajo protesta de decir verdad, la falsedad en cualquiera de ellos será suficiente para rechazar la solicitud y se hará del conocimiento de las autoridades competentes.

Las personas que no guarden relación de parentesco con el interno deberán solicitar al Departamento de Trabajo Social la autorización correspondiente. Dicho Departamento llevará a cabo las investigaciones correspondientes para, en su caso, autorizar la visita.

ARTÍCULO 91. Todo el personal del Centro que tenga contacto con las visitas de los internos, tiene la obligación de dar un trato respetuoso, sin involucrarse social o afectivamente con las mismas.

ARTÍCULO 92. Queda prohibida la convivencia de los visitantes con internos diferentes al autorizado.

ARTÍCULO 93. Las visitas se recibirán única y exclusivamente en los lugares señalados para tal efecto, que nunca serán los dormitorios o celdas y deberán efectuarse dentro de los horarios previamente establecidos.

ARTÍCULO 94. Los internos tendrán derecho a una visita familiar a la semana que se realizará en el área destinada a tal fin, a la cual no podrán ingresar aquellos internos que determine el Consejo o que se encuentren sujetos a medidas disciplinarias que lleven implícita esta prohibición.

ARTÍCULO 95. Las visitas a los internos se sujetarán a los días y horarios siguientes:

a) Domingo y miércoles de cada semana, sentenciados de ambos fueros, la hora de entrada será de las 9:00 a 16:00 horas y la hora de salida será a las 17:00 horas;

b) Martes y sábados de cada semana a procesados de ambos fueros, la hora de entrada será de las 9:00 a las 16:00 horas y la hora de salida a las 17:00 horas;

c) Lunes y jueves de cada semana, internos que ponen en riesgo a la población del Centro y los que corren riesgo, la hora de entrada será de las 9:00 a las 16:00 horas y la hora de salida a las 17:00 horas; y

d) Los viernes de cada semana los segregados; 2 visitantes por interno con un límite máximo de 2 horas y en el área correspondiente, dentro del horario comprendido de las 9:00 a las 19:00 horas.

Estas disposiciones podrán modificarse de acuerdo a las condiciones y necesidades de cada Centro.

ARTÍCULO 96. La visita familiar se recibirá única y exclusivamente en las áreas de convivencia, estando estrictamente prohibido que los visitantes se desplacen a los dormitorios, celdas y áreas reservadas para otros fines, se exceptuará de esta obligación a las personas que visiten a aquellos internos que por su condición médica o psicológica pongan en riesgo a la población del Centro y que por tal motivo se encuentren aislados, quienes recibirán la visita en sus secciones correspondientes.

Quedará estrictamente prohibida la entrada al Centro de aquellos ex-internos que hayan compurgado alguna sanción, de los que se encuentren gozando del beneficio de libertad caucional o reclusión intermitente otorgada por el Poder Judicial o preliberados, salvo que se trate de un familiar consanguíneo en línea directa; las personas con enfermedades mentales, con aliento alcohólico o bajo los efectos de algún estupefaciente o psicotrópico, personas que sufran de alguna enfermedad infectocontagiosa y menores de 16 años que no sean acompañados de quien ejerce la patria potestad, y de todas aquellas personas que a criterio de las autoridades del Centro puedan alterar la seguridad del mismo.

ARTÍCULO 97. Se podrá conceder visita especial a través de locutorio a los internos, fuera de los días y horarios establecidos en este Reglamento, cuando la gravedad o urgencia del caso así lo ameriten a juicio del Director.

Los internos tendrán derecho a ser visitados por sus abogados o defensores, quienes deberán acreditar su calidad de tales; estas entrevistas se realizarán a través de locutorio, con privacidad y dentro de un horario comprendido de las 9:00 horas a 18:00 horas diariamente.

En ningún caso la visita del abogado o defensor podrá realizarse con más de un interno simultáneamente.

En el caso de internos cuya sentencia ya haya causado ejecutoria, solo se autorizará la visita de su defensor cuando acredite que esté realizando algún trámite jurídico relacionado con la sentencia del interno.

ARTÍCULO 98. El abogado defensor, representante común o persona de confianza, deberá anexar a su solicitud de visita, en original y copia, las siguientes constancias:

I. Escrito de reconocimiento de defensor, representante común o persona de confianza, expedido por autoridad competente;

II. Copia de Cédula profesional para efectos de integrar el Registro Interno de Abogados Defensores o RIAD;

III. Identificación oficial vigente con fotografía;

IV. Dos fotografías tamaño infantil a color y con fondo blanco; y

V. Comprobante de domicilio a nombre del visitante.

El área de seguridad y custodia, con apoyo del área jurídica llevará el control de visita del defensor, del representante común o de la persona de confianza.

Por su parte, el área jurídica también deberá llevar dicho registro e informar al área de trabajo social cuando la situación jurídica del interno cambie, para efecto de que proceda a la cancelación de la credencial de visita.

ARTÍCULO 99. Cuando la visita del defensor, representante común o persona de confianza tenga por objeto recibir la designación correspondiente, por parte del interno, se le permitirá el acceso por una sola vez, si el interno lo solicita, debiendo identificarse plenamente.

ARTÍCULO 100. La visita intima tendrá por objeto principal el mantenimiento de la relación del interno(a) con su cónyuge o concubina(o).

Los días y horarios de esta visita, serán de lunes a domingo, en tres turnos, el primero se sujetará de 07:00 a 13:00 horas, el segundo de las 14:00 a las 18:00 horas y el tercer turno de las 19:00 a las 07:00 horas del día siguiente, concediéndose 15 minutos de tolerancia para su salida en cada uno de ellos.

En ningún caso se permitirá el ingreso de menores de edad al área de visita íntima.

ARTÍCULO 101. El Departamento de Trabajo Social recabará la documentación correspondiente para otorgar la autorización de la visita intima, documentación que contendrá:

a) El acta de matrimonio; o en su caso, constancia de concubinato o en su defecto acta de nacimiento del hijo mayor, con la que se determinará el tiempo del concubinato;

b) Los exámenes médicos en que consten las pruebas relativas al VIH, VDRL y citología exfolativa; exámenes de hepatitis c y tuberculosis estudios que deberán ser actualizados cada seis meses; y

c) Tres fotografías tamaño infantil, las que deberán ser actualizadas cada año.

ARTÍCULO 102. Cualquier persona que desee visitar a un interno, deberá ser autorizada para ello, mediante la tarjeta que al efecto se expedirá por las autoridades del Centro y que será suscrita solamente por el Director, con la rúbrica de la trabajadora social que hubiese practicado los estudios conducentes. En ausencia del Director, el subdirector podrá conceder provisionalmente y por escrito la autorización para la visita familiar, o, en su caso especial, sí se encuentran reunidos los requisitos a que se refiere este Reglamento y otras disposiciones aplicables.

ARTÍCULO 103. Todos los visitantes quedarán sujetos a revisión personal antes de celebrar la visita. La revisión personal se practicará en cubículos cerrados, en forma separada para hombres y mujeres y por personal masculino y femenino, según el sexo del visitante. La extensión de dicha revisión será dispuesta por el Director o el Subdirector del Centro; sin embargo, por regla general, la revisión no se realizará en los órganos urogenitales, salvo de que se trate de la visita íntima, o en los casos que por motivos fundados así lo determinen las autoridades del Centro por temerse la introducción de sustancias prohibidas.

También el personal que labora en el Centro, los representantes de autoridades federales, estatales o municipales, de organismos públicos o privados, deberán presentar identificación que acredite la calidad con que se presentan y quedarán sujetos a la revisión personal antes de su ingreso y egreso del Centro respectivamente, a excepción del Director, el Subdirector del centro o las personas que éstos designen bajo su responsabilidad; por regla general, la revisión no se realizará en los órganos urogenitales, salvo de que así lo determinen las autoridades del centro por temerse la introducción de sustancias prohibidas. Las personas que usen cualquier tipo de aparato ortopédico o prótesis, deberán comunicarlo a dichas autoridades para ser revisadas en forma especial.

En caso de suplantación de personas y uso de documentos que no correspondan al visitante, se suspenderá la visita durante el tiempo que determine al (sic) Consejo Técnico.

ARTÍCULO 104. Sólo podrán entrar a los cubículos para su revisión el visitante y el agente penitenciario y, en su caso, la enfermera que realice la revisión; únicamente por causas graves y justificadas podrán entrar otros miembros del personal autorizados por su superior jerárquico y bajo la responsabilidad de éste.

ARTÍCULO 105. Cuando un visitante lleve consigo bultos, latas, botellas y otros objetos que pretenda entregar a la persona a quién visita, aquéllos se revisarán cuidadosamente en la caseta de entrada. Para los efectos de este registro se abrirán los paquetes, latas o botellas y, si es necesario, se vaciara su contenido en otro recipiente.

ARTÍCULO 106. Cuando algún visitante pretenda introducir al Centro videocasetes, discos compactos, casetes, revistas, libros o implementos deportivos, deberá ser autorizada dicha introducción expresamente por el Jefe del Departamento Educativo, bajo su responsabilidad.

Para introducir cualquier tipo de herramienta o instrumento de trabajo, se requerirá la autorización previa y expresa del Jefe del Departamento de Industria y Trabajo, quien en todo caso levantará el inventario correspondiente.

Quedará estrictamente prohibido introducir cámaras fotográficas, cámaras de vídeo, teléfonos celulares, televisores de más de 14 pulgadas, radiotransmisores, calefactores, animales, juguetes, ropa y prendas femeninas en el caso de los centros varoniles, pelucas o cualquier tipo de postizo, artículos de metal, relojes y joyas, velas, paraguas, pasadores, ganchos de ropa, agujas de tejer, tijeras, objetos de vidrio, latas, insecticidas, inhalantes, estupefacientes, bebidas alcohólicas y psicotrópicos, así cómo también medicamentos que no estén autorizados por el Jefe del Departamento Médico; armas de fuego, explosivos, fertilizantes, gasolina, resistol, thiner, víveres, comestibles, artículos de aseo personal y cualquier otro objeto que se comercialice en la tienda del Centro y, en general, cualquier instrumento u objeto de naturaleza similar a los enunciados.

Asimismo, ningún visitante podrá portar prendas de vestir de color similar a las utilizadas en el uniforme del interno ni de los elementos de seguridad y custodia. En el caso de visitantes del sexo femenino, no podrán ingresar calzando zapatos con tacón de aguja ni con tacón superior a los 3 centímetros de altura.

La indumentaria de visitantes y trabajadores de los centros en ningún momento deberá ser provocativa, ofensiva al resto de los visitantes o trabajadores, ni aquélla que permita la vista de la ropa interior, tampoco portar colores obscuros.

ARTÍCULO 107. Los alimentos deberán portarse en recipientes de plástico transparentes que invariablemente serán revisados con la debida higiene, por el personal autorizado.

Queda prohibido introducir cualquier tipo de frutas o granos de fácil fermentación como piña, manzana, ciruela, dátil, membrillo, tamarindo, fresa, maíz, fríjol, arroz y caña de azúcar. Así como cigarros sueltos o cajetillas abiertas, puros, leche en polvo y pan.

Las carnes frías, así como los embutidos y los derivados de la leche sólo ingresarán en rebanadas delgadas y en pequeñas cantidades.

Queda estrictamente prohibida la entrada de alimentos rellenos, empanizados o recubiertos. Los pasteles no podrán introducirse sí el visitante no acepta que sean fragmentados al azar.

ARTÍCULO 108. Toda revisión se hará en rigurosas condiciones de higiene. Cuando el visitante lleve consigo algún objeto cuya introducción no esté autorizada o sea prohibida se le recogerá y entregará un recibo a fin de que le sea devuelto a la salida. Si la portación del objeto constituye delito, se dará parte a las autoridades correspondientes.

ARTÍCULO 109. La correspondencia y paquetería enviada por los internos o la que se dirija a éstos, podrá ser supervisada y abierta antes de su entrega a la oficina de correos o cuando haya dejado de circular por la estafeta postal. La supervisión obedecerá solo a razones de seguridad o tratamiento.

Los internos tendrán derecho a sostener correspondencia con personas del exterior la cual quedará sujeta al control de los Departamentos de Trabajo Social y de Seguridad y Vigilancia conforme a las atribuciones que les corresponden.

ARTÍCULO 110. Los empleados de los centros no podrán enviar cartas de los internos ni desarrollar encargos o tramites de éstos, excepto el personal del Departamento de Trabajo Social.

ARTÍCULO 111. Los trámites y servicios que preste el Centro serán gratuitos; los internos y sus visitantes tendrán la obligación de conservar y mantener las áreas y el mobiliario destinados a este fin, limpios, en orden y funcionando.

Cualquier desperfecto será informado inmediatamente a las autoridades correspondientes y si es imputable al interno o a su vista, derivado del mal uso, la autorización de ésta quedará suspendida hasta en tanto se repare el daño.

APARTADO PRIMERO

DE LA SUSPENSIÓN Y CANCELACIÓN DE LA VISITA

ARTÍCULO 112. El Director podrá suspender las visitas cuando considere que no existen las condiciones de seguridad necesarias. El interno podrá solicitar por escrito, a través del área de trabajo social la suspensión o cancelación de alguna de sus visitas autorizadas lo que se hará del conocimiento del visitante.

ARTÍCULO 113. Cuando los visitantes introduzcan, posean, usen, comercialicen con objetos o sustancias que se señalen en el reglamento como prohibidos, o lo intenten, se cancelará la visita en forma definitiva y se procederá como legalmente corresponda.

La visita que agreda física o verbalmente al personal del Centro, a otra visita o a internos, deberá ser sacada inmediatamente del centro y será sancionado por el Director, con la suspensión o cancelación de la misma, previa opinión del Consejo.

APARTADO SEGUNDO

DE LAS CREDENCIALES DE VISITA O LECTOR DIGITAL

ARTÍCULO 114. El Director a través del área de trabajo social, en un período no mayor de treinta días naturales, expedirá la credencial de visita. Dicho plazo contará a partir del momento en que el solicitante cumpla con todos los requisitos exigidos por el reglamento para la modalidad de visita correspondiente.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal