Área de Libre Comercio de las Américas (alca)



Descargar 142.29 Kb.
Fecha de conversión19.11.2018
Tamaño142.29 Kb.

PERÚ



INFORME EJECUTIVO

DEL EMBAJADOR CARLOS HIGUERAS RAMOS, SUBSECRETARIO DE ASUNTOS ECONOMICOS Y NEGOCIACIONES ECONOMICAS INTERNACIONALES DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES

Montevideo, 13 de setiembre de 2002

I. EL PERU Y EL ÁREA DE LIBRE COMERCIO DE LAS AMÉRICAS (ALCA)

El Perú viene participando activamente en las negociaciones para el establecimiento de un Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), pues considera que dicho acuerdo, además de que posibilitará un incremento de su ofertas exportable de bienes y servicios, permitirá atraer mayores flujos de inversión y generar oportunidades de incrementar el empleo. En ese sentido, el ALCA constituye para el Perú una oportunidad para maximizar el acceso de las exportaciones peruanas a los países del Hemisferio, al contar con un mercado ampliado de 800 millones de consumidores.


Adicionalmente, observamos que el proceso de negociación del ALCA otorga un espacio temporal, hasta el 2005, para facilitar el ajuste, la reestructuración y consolidación del aparato productivo peruano con miras a alcanzar una mayor competitividad en los rubros en los que contamos con mejores ventajas.
Con relación a la visión de las oportunidades que ofrece el ALCA debe quedar claro que existen perspectivas distintas, unos lo ven como una oportunidad de acceso de su oferta exportable al mercado hemisférico, en particular al gigantesco mercado de Estados Unidos; la perspectiva del ALCA para otras partes, en cambio, además de acceso al mercado, tiene que ver con establecer mecanismos que permitan atraer inversiones, principalmente de los Estados Unidos.
II. RELACIÓN COMERCIAL CON ESTADOS UNIDOS DE ÁMERICA
Al revisar el reporte de las exportaciones peruanas a los Estados Unidos, en base a información de ADUANAS del Perú, se observa la enorme importancia de este mercado para nuestro comercio. Durante el período 1993 - 2001, casi la cuarta parte - 23,4 por ciento del total - de nuestras ventas totales se dirigieron al referido país.


Fuente: ADUANAS del Perú



La composición de las exportaciones peruanas refleja las siguientes características:


  • El 57,8 por ciento de nuestra oferta exportable corresponde a productos primarios. Al interior de esta categoría de productos, el minero es el sector más importante en la generación de divisas, con una participación del 62,4 por ciento. Asimismo, hasta el año 2000 crecieron en forma sostenida.

El cobre concentra la mitad de las exportaciones mineras. Asimismo, su valor registrado en el 2001 – US$ 521,3 millones – es superior en 16.7 veces respecto del nivel alcanzado en 1993.


Cobre refinado, oro, petróleo crudo, derivados de petróleo y café, todos ellos tradicionales, lideran la lista de principales productos exportados a los EE.UU.


  • Relevancia de los Estados Unidos como mercado de destino de las exportaciones de los sectores no tradicionales, 42,2 por ciento del total. Este resultado es superior al que se registra con el resto del mundo, que representa la casi tercera parte del total exportado.


Hasta el año 1998, destacan dos sectores económicos: textiles y confecciones, seguidos de aquellos productos clasificados como “varios” integrado principalmente por artículos de joyería, destacando oro, en las demás formas semilabradas y repujados de oro sobre metales comunes o plata, etc.
Este último sector disminuye significativamente sus ventas a partir de 1999, en contraste con el dinamismo que continuaron reflejando los textiles y confecciones hasta el año 2000. La casi totalidad de estos últimos productos fueron prendas de vestir y otras confecciones.
La recesión de la economía norteamericana afectó las exportaciones de confecciones, principalmente durante los últimos meses del 2001.
Desde 1993 hasta el 2001, las exportaciones de productos agrícolas no tradicionales incrementaron su valor en casi cuatro veces, a causa de las mayores ventas de espárragos y en menor medida de frutas.
Al observar el resto de sectores, se determina la existencia de una mayor variedad de nuestra oferta exportable, como maderas y papeles, cueros, pieles, y artesanías.

II. A. LAS EXPORTACIONES PERUANAS EN EL MARCO DEL ATPA1 2
De los países andinos beneficiarios del ATPA, Colombia es el principal proveedor de bienes a los Estados Unidos, seguido de Perú, Ecuador y Bolivia.
De la información disponible, Colombia resultó ser el país que más se benefició del ATPA en términos de valor, pero con un grado de utilización inferior al resto de países.
A pesar de registrar menores valores exportados a Estados Unidos, el grado de utilización de Bolivia de la ATPA es del 27,6%, respecto del 13,6% registrado por Colombia.

Perú registra el mayor grado de utilización de este beneficio arancelario, 30,1 por ciento en promedio durante el período 1993 – 2001. A partir de 1998 este promedio es superado, llegando a alcanzar en el 2000 el 43,5 por ciento del total de exportaciones a Estados Unidos.




Fuente: ADUANAS del Perú



Desde 19933 a la fecha han ido incrementándose las exportaciones acogidas a este sistema llegando alcanzar US$ 824,1 millones en el 2000, monto que representa el 43,5% del total exportado a los Estados Unidos.
Sin embargo, en el año 2001 el grado de utilización del ATPA retrocedió a 39,2 por ciento, inferior en 4,3 puntos porcentuales respecto al resultado del año anterior.
Con relación a la composición de nuestras exportaciones beneficiadas por el ATPA, cabe indicar que según cifras disponibles de la Comisión Internacional de Comercio de los Estados Unidos (USITC), el 70,0 por ciento de las exportaciones peruanas acogidas al ATPA correspondieron a productos tradicionales. Es más de ese porcentaje, la casi totalidad pertenece al sector minero.
Asimismo, el restante 30,0 por ciento se compone de productos no tradicionales. Aquí se observa una gran dependencia por productos agrícolas - a través de la participación de los espárragos, seguido más atrás de mangos y cebollas – y artículos de joyería.



Conviene anotar que el número de productos peruanos que se benefician con el ATPA son muy reducidos aunque son todos de excelente calidad y competitividad. En el año 2001 apenas 10 productos explican en conjunto el 99,4 por ciento de las exportaciones que ingresaron al mercado norteamericano sin el pago de tributos.


De la totalidad de las exportaciones peruanas que utilizaron este esquema, el cobre – particularmente de la variedad de cobre refinado – registra una participación del 64,0 por ciento.
Cabe resaltar, que el ATPA ha beneficiado el desarrollo de determinados productos, siendo el caso más ilustrativo el de los espárragos, principal producto agro-industrial de exportación. Asimismo, durante el 2001 se ha producido un crecimiento significativo en las exportaciones de mangos y cebollas, que en su gran mayoría se han dirigido hacia los Estados Unidos, registrando así un elevado grado de utilización del acuerdo



II.B. IMPORTACIONES
Con relación a las importaciones de EE.UU., cabe señalar que estas ascendieron a US$ 1 mil 534, en el 2001, monto similar al presentado el año anterior en el que se importó productos por el valor de US$ 1 mil 595 millones 897 mil.
La cifra máxima de importaciones estadounidenses en la década de los noventas se registra en 1998, cuando se importó US$ 2 mil 2 millones 790 mil.
De la revisión de los estadísticas se puede observar dos períodos marcados en el comportamiento de las importaciones estadounidenses: de 1990 a 1998 en que se registra un crecimiento año a año, pasando de importar US$ 683 millones 532 mil en 1990 a importar más de US$ 2 mil millones anualmente en 1997 y 1998. De esa fecha al 2001 en cambio, se percibe una leve caída año a año, llegando a US$ 1 mil 534 millones 913 mil en el 2001.

II.C. INVERSIONES
Con relación a las inversiones de los Estados Unidos en el Perú, cabe señalar que según información de la Comisión Nacional de Inversiones y Tecnologías Extranjeras (CONITE), la participación de este país representa el 18,78% (US$ 1 960,23 millones) del stock total, estando sus inversiones orientadas a actividades del sector energía en un 27,60% (US$ 540,99 millones), minería 26,07% (US$ 511,08 millones), finanzas en 14,02% (US$ 274,82 millones), e industria en 13,95% (US$ 273,53 millones).
Cabe señalar que al 31 de diciembre del año 2001, la existencia en el Perú de inversión extranjera registrado por la Comisión Nacional de Inversiones y Tecnologías Extranjeras (CONITE) fue de US$ 10 mil 438,42 millones, monto que significa una variación de US$ 692,51 millones con respecto a la registrada en diciembre 2000, un crecimiento del 7%.
Las inversiones ejecutadas en el año 2001 se orientaron principalmente a los sectores finanzas (US$ 190,73 millones), energía (US$ 14,91 millones), transporte (US$ 12,83 millones), servicios (US$ 11,52 millones) y construcción (US$ 10,40 millones), siendo los principales proveedores de capital Chile, Países Bajos, Reino Unido, Francia y Alemania. España había ya destacado en años anteriores. La modalidad de inversión que predominó fue la capitalización de créditos representando el 58,67% orientados al sector finanzas.

VARIACIÓN DE LA INVERSIÓN EXTRANJERA POR PAÍS DE ORIGEN 1990 – 2001








INVERSION EXTRANJERA SEGUN PAIS DE ORIGEN


DICIEMBRE
















(Millones de US dólares)
















PAIS




MONTO

%

% ACUM







ESPAÑA




2,433.54

23.31

23.31







REINO UNIDO

/1

2,309.80

22.13

45.44







EE.UU.




1,960.23

18.78

64.22







PAISES BAJOS

/2

921.96

8.83

73.05







CHILE




552.33

5.29

78.34







PANAMA




544.08

5.21

83.56







FRANCIA




235.17

2.25

85.81







SUIZA




208.28

2.00

87.80







OTROS




1,273.02

12.20

100.00







TOTAL REGISTRADO POR CONITE




10,438.42

3/




REGISTRO PENDIENTE







5,190.10

4/




INVERSION EXTRANJERA EN BOLSA




2,425.39

5/




(CAVALI)





































1/.

Se incluye a las dependencias Británicas










2/.

Se incluye a las dependencias Holandesas







3/.

Cifras Preliminares del Stock de la Inversión acumulada al 31 de







Diciembre de 2001













4/.

Inversión pendiente de registro ante CONITE










incluye, principalmente las inversiones generadas como







producto de la colocación de ADR'S en el exterior.







5/.

Valorización de las tenencias de Inversionistas extranjeros (CAVALI)




De otro lado, cabe señalar que el total de inversión extranjera acumulada pendiente de registro4 se estima en US$ 5 mil 190,10 millones.


VARIACION DE LA INVERSION EXTRANJERA DIRECTA REGISTRADA 1994 – 2001

(Millones de US dólares)


CONCEPTO

DIC 94


Diciembre 2001

VARIACION


Total Stock Registrado

4,450.67

10,438.42

5,598.76

Registro Pendiente 1/

145.00

5,190.10

5,045.10

Inversión Extranjera en Bolsa (CAVALI) 2/

1,484.91

2,425.39

940.48

TOTAL

6,080.58

18,053.91

11,973.34

1/ Inversiones ejecutadas, pendientes de registro ante CONITE. Monto estimado.

2/ Valorización de las tenencias de inversionistas extranjeros en BVL (CAVAL

Fuente: CONITE
Un punto que resulta importante respecto del tratamiento de inversiones en el marco del ALCA es que la posición andina llevada a las negociaciones, señala que el ámbito de aplicación del acuerdo hemisférico que comprende el ALCA, debe cubrir el tema de inversiones después de su admisión y establecimiento. Previamente y en estas fases –admisión y establecimiento de inversiones- se deberá regular por la legislación interna de cada país. En tal sentido, el acuerdo hemisférico, de acuerdo a la posición afirmada por los andinos, debería operar post-establecimiento de las inversiones.
Luego de apreciar los indicadores estadísticos que detallan aspectos de la relación comercial con EE.UU. corresponde emitir algunos comentarios que enlazan esa relación comercial y el ALCA:

El ALCA se presenta como una posibilidad de fortalecer el relacionamiento comercial con los EE.UU. No obstante, al respecto debe precisarse que si bien en nuestro país se observa el proceso hemisférico como una ventana de ingreso de nuestras exportaciones al gran mercado estadounidense; en la percepción sobre los beneficios que irrogará la creación del ALCA debe enfatizarse, más bien, en la oportunidad que este proceso ofrece para atraer inversiones.


III. RELACION COMERCIAL CON CANADÁ
El intercambio comercial entre Perú y Canadá, experimentó un crecimiento a partir del año 1995 en que se registró un intercambio total de US$ 278 millones 877 mil. En los años siguientes, el intercambio comercial anual entre ambos países ha fluctuado entre los US$ 270 millones y los US$ 375 millones 975 mil --monto registrado en 1997--, con excepción de 1999 en que el intercambio comercial fue del orden de los US$ 251 millones 115 mil.
Con relación a las exportaciones peruanas hacia Canadá, se ha registrado un crecimiento promedio anual de 2 por ciento, pasando de 112 millones de dólares en 1992 a 143 millones en el 2001, siendo 1996 el año en que se registraron las mayores ventas al Canadá (casi 158 millones de dólares).
Por su parte, las importaciones muestran un crecimiento notable desde 1990 (US$ 39 millones 682 mil) a 2001 (133 millones 532 mil). La tendencia fue creciente hasta 1997 (US$ 257 millones) y disminuyó en los años siguientes. La balanza comercial se ha mostrado favorable a Perú en los años 1992, 1993, 1994, 1995 y 2001 siendo deficitaria en el resto de la serie analizada, registrando el mayor déficit en el año 1997 (-138 millones de dólares).
Con relación a la Comunidad Andina, cabe señalar que el intercambio comercial este bloque subregional y Canadá en el año 2001 alcanzó los 1 937 millones de dólares, mostrando un incremento de 174 millones de dólares con respecto al año 2000 (1 763 millones).
Si se observa el cuadro siguiente, notará que la balanza comercial de la Comunidad Andina con Canadá ha sido deficitaria en todo el período analizado, registrándose el déficit más notable en el año 1998 con un saldo de -586 millones de dólares.
Cabe indicar que en el año 2001, las exportaciones de la CAN hacia Canadá registraron un valor de 794 millones de dólares, lo que significó un crecimiento de 7 por ciento respecto al año 2000 (743 millones de dólares).
Durante los últimos diez años las exportaciones han crecido con una tasa promedio anual de 11 por ciento, muestran una tendencia creciente desde el año 1992 (322 millones de dólares) hasta el año 1999 (840 millones de dólares). En el año 2000 se registra una disminución de casi 100 millones de dólares y en el 2001 una recuperación hasta registrar los 794 millones de dólares, pero sin alcanzar el nivel de 1999 5.
Respecto a las importaciones canadienses a la CAN, en el año 2001 estas fueron del orden de los US$ 1 mil 143 millones, es decir 12% más que el año 2000 (1 020 millones de dólares).. Durante el período analizado, 1992 – 2001 las importaciones han crecido a una tasa promedio anual de 8 por ciento, se observa una tendencia creciente desde los 590 millones de dólares registrados en 1992 hasta alcanzar la cifra más alta de 1 252 millones en 1998, disminuyen éstas en casi 400 millones en 1999 y a partir de este año recuperan su tendencia creciente hasta el 2001 (1 143 millones de dólares).


III.A. INVERSIONES

Así como el comercio de mercancías entre ambos países es bastante modesto, en el ámbito de inversiones, Canadá tiene mediana incidencia destacando el importante papel que cumplen sus inversiones en el sector de los recursos naturales de Perú, especialmente en el sector minero.


De acuerdo con las cifras de CONITE, al 31 de diciembre de 2001, el stock de la inversión Canadiense en el Perú alcanzó el monto de US $ 159.28 millones, que representa el 1.53% del total de la inversión extranjera directa.

INVERSION EXTRANJERA DIRECTA SEGUN PAIS DE ORIGEN Y SECTOR DE DESTINO AL 31/12/2001

EN MILLONES DE DOLARES



PAIS

AGRICUL-TURA

COMERCIO

COMUNI-CACIONES

CONSTRU-CCION

ENERGIA

FINANZAS

INDUSTRIA

MINERIA

CANADA

0.00

0.39

0.00

0.00

26.40

14.10

29.85

86.69



PAIS

PESCA

PETROLEO

SERVICIOS

SILVICUL-TURA

TRANSPOR-TE

TURISMO

VIVIENDA

TOTAL

CANADA

0.00

0.03

1.57

0.00

0.00

0.00

0.25

159.28

Fuente: CONITE

Un ejemplo de la participación canadiense es el proyecto que mina de Antamina. En ese proyecto la participación canadiense agrega hasta 56.25%.

III.B. RELACIONES COMUNIDAD ANDINA Y CANADÁ

De forma paralela a las consultas que se vienen realizando en los países andinos y Canadá con miras a lanzar las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio entre ambos, los países de la CAN venimos realizando gestiones ante Canadá, a fin de que ese país adopte un Sistema General de Preferencias Arancelarias a favor de los andinos, similar al régimen de la Ley Andina de Promoción Comercial y Erradicación de Drogas (ATPDEA) que otorgan los E.E.U.U. Los países de la subregión tenemos el objetivo de que dicho sistema preferencial incluya 2 mil 915 items a 10 dígitos conforme la nomenclatura arancelaria canadiense.


De acogerse la propuesta de los países andinos, se esperaría un evidente mejora en nuestra relación comercial con Canadá, dándose la generación neta de nuevas exportaciones, un mayor valor bruto de la producción, y a su vez, más puestos de trabajo directos en la subregión.

IV. ELEMENTOS DE LA POSICIÓN PERUANA





  1. El Perú, considera que la constitución de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) modificará el marco de las negociaciones de los países del Hemisferio para la concertación de acuerdos de preferencias y de integración económica, con diferentes grados de profundidad y alcance. Principalmente, por que se trata, de una parte, de un proyecto que incluye a todos los países del Hemisferio (excepto Cuba); y por otro, porque implica la constitución de una zona de libre comercio, cuya agenda de negociaciones contempla no solo temas exclusivamente comerciales sino también otros temas como: inversiones, política de competencia, entre otros.




  1. Desde ese punto de vista, el ALCA es un proyecto de zona de libre comercio, que coincide con las características de los acuerdos de nueva generación, de manera similar al NAFTA, el Grupo de los 3 y otros acuerdos bilaterales firmados en el ámbito de la ALADI. Los cuales más allá de apuntar al logro de los objetivos esenciales de las zonas de libre comercio, aspiran a preservar y encauzar las corrientes comerciales, con el propósito de reducir los márgenes de inseguridad o incertidumbre, en un ámbito determinado.




  1. Por tanto el ALCA intentaría, en principio, a "absorber" la red de preferencias comerciales y de Acuerdos de Complementación Económica que se han dado entre los países del Hemisferio, no obstante y como se acordó en 1998 en la Declaración de San José, los acuerdos subregionales (o los bilaterales suscritos en el marco de la ALADI) que sean más profundos y/o de más alcance que el del ALCA – o esquemas de liberalización y/o disciplinas y normas que tengan estas características- deberían mantenerse vigentes, incluso después de la entrada en vigencia del acuerdo hemisférico.




  1. Considerando que desde el punto de vista comercial las preferencias otorgadas al Perú por parte de los Estados Unidos, contenidas en la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de la Droga (ATPDEA), cubre la mayor parte de la oferta exportable peruana hacia dicho país que se constituye en nuestro principal mercado, la participación del Perú en las negociaciones del ALCA, enfatiza el logro de los siguientes objetivos :




  • La consolidación y estabilidad del acceso preferencial al mercado de Estados Unidos, otorgado a través de la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de la Droga (ATPDEA)




  • Proporcionar un marco estable y atractivo que permita captar un mayor flujo de inversiones hacia el país, por parte de Estados Unidos y Canadá principalmente.




  • Asegurar que el acuerdo contemple condiciones para una participación equitativa de nuestros países tenga en cuenta los diversos niveles de desarrollo y el tamaño de las economías




  1. Nuestro país a fin de consolidar una posición más sólida en las negociaciones, participa en el proceso a través de la vocería única, en todos los niveles (Ministerial, Viceministerial, y en los Grupos de Negociación y Comités), establecida con la Comunidad Andina, cuya Secretaría Pro Témpore ejerce actualmente Colombia. Con los países andinos guarda coincidencias en la mayor parte de los temas, en particular en lo que se refiere a la necesidad de incluir en el proceso el criterio de tratamiento de las diferencias y tamaño de las economías, similar al concepto del trato especial y diferenciado que se utiliza en la OMC.




  1. Con relación a los Grupos de Negociación, cabe señalar que el Perú ocupa actualmente la Presidencia del Grupo de Negociación sobre Subsidios, Antidumping y Derechos Compensatorios y la vicepresidencia del Grupo de Negociación sobre Política de Competencia y del Comité Conjunto de Expertos del Gobierno y del Sector Privado sobre Comercio Electrónico. Integra, asimismo, el grupo de Negociación sobre Inversiones.




  1. A nivel interno, opera en el país, desde mayo de 1998, la Comisión ALCA/PERU, que tiene como finalidad de formar opinión y desarrollar propuestas que representen la visión que tienen los sectores no oficiales sobre el proceso de negociación ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas), y de esta manera lograr que las negociaciones reflejen la posición del sector privado. De hecho, en la Declaración de Buenos Aires, los Ministros destacan la necesidad de incrementar el diálogo entre los órganos gubernamentales y la sociedad civil.


IV. A. ACCESO A MERCADOS
Dentro de este ámbito el Perú busca mejorar el acceso de sus exportaciones, mediante:


  • eliminación de aranceles y restricciones no arancelarias,

  • negociación un esquema adecuado de reglas de origen,

  • obtener asimetrías y concretar el trato especial y diferenciado.

En el Grupo de Acceso a Mercados, el Perú ha enfatizado la necesidad de fijarle un sentido preciso a la norma que fijaría el criterio de preeminencia a través de la cláusula de preservación de los acuerdos bilaterales y subregionales.


En el borrador del proyecto de Acuerdo del ALCA, dentro del capítulo sobre aranceles y medidas no arancelarias, se señala en los siguientes términos puestos entre corchetes, ya que no existe unanimidad entre las delegaciones:
"Ninguna de las disposiciones de este (Capítulo) modifica o altera en forma alguna las concesiones acordadas en materia de aranceles aduaneros y medidas no arancelarias en el marco de otros acuerdos comerciales suscritos entre las Partes al amparo del Artículo XXIV del GATT de 1994 (a menos que las preferencias obtenidas en el marco del ALCA sean iguales o mayores) excepto en aquellos casos en que las disposiciones de este (Capítulo) concedan mayores ventajas en beneficio de una o más Partes que hayan suscrito esos acuerdos, en cuyo caso prevalecen entre dichas Partes las disposiciones de este (Capítulo)".
Dicho texto refleja dos posiciones diferentes, respecto a la vigencia de los Acuerdos Subregionales y los Acuerdos de Complementación Económica y de Preferencias suscritos al amparo del TM 80:


  • Una posición preserva las concesiones subregionales y bilaterales otorgadas en el marco de ALADI, aún cuando sean iguales a las negociadas en el ALCA, y las mantiene vigentes y, por lo tanto, se aplicarían, entre los países miembros, todas las políticas comerciales acordadas.

  • La otra, en cambio, propone que al aplicarse el ALCA se deje sin efecto la vigencia de los acuerdos subregionales y bilaterales suscritos en el marco de la ALADI, a medida que progrese el programa de liberación comercial a nivel hemisférico, aún cuando se hayan logrado los mismos avances en aquellos ámbitos subregionales y bilaterales.

Al respecto, la posición del Perú coincide con la primera opción y ya ha señalado su desacuerdo con lo expresado por los Estados Unidos que dice que una vez culminado el proceso de eliminación arancelaria de conformidad con el ALCA, habrá libre comercio entre las partes para las mercancías que cumplan origen ALCA y para todas las demás mercancías comercializadas entre las partes se aplicaría el tratamiento de la Nación Más Favorecida (NMF). De prosperar esa posición podría darse el caso que productos que actualmente gozan de libre tratamiento comercial en virtud de acuerdos de carácter bilateral y subregional, cumpliendo con las normas de origen acordadas, tendrá que pagar aranceles si es que no cumplen con las normas de origen ALCA.


Es importante señalar que, en tanto no se afecten derechos de terceros países no miembros que sean parte del ALCA, no habría por que impedir la subsistencia de las especificaciones y regulaciones acordadas en el marco de aquellos esquemas subregionales y bilaterales acordados en el marco de ALADI. Las condiciones de interdependencia económica, muchas veces por razones de integración física, justifican y validan la vigencia de mecanismos e instrumentos de alcance subregional.
IV.B. MEDIDAS ARANCELARIAS Y NO ARANCELARIAS
Con relación a la negociación de los aranceles, cabe señalar que se ha pactado que los países notifiquen el Arancel Base, con los que ingresan al proceso de negociación, entre el 15 de agosto y 15 de octubre el presente año. Sobre el particular, los Ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio Exterior de la Comunidad Andina, acordaron, en el marco de la reciente reunión celebrada en Lima el 18 de junio pasado, que el plazo para la definición de la estructura del Arancel Externo Común de la CAN, es decir que productos serán incluidos en cada nivel arancelario pactado en la Reunión de Santa Cruz de la Sierra, tomará como referencia el 15 de octubre -fecha en que los países miembros de la CAN presentarán el Arancel Base en las negociaciones del ALCA-.
Asimismo, con relación a los plazos de eliminación de los aranceles para el acceso de los productos a un determinado mercado se apoya el reconocimiento de diferentes plazos en función de las diferencias en los niveles de desarrollo y tamaño de las economías. En ese sentido, y como parte de la posición andina, el Perú estima que, en forma muy limitada, podrían exceptuarse algunas mercancías de los procesos de eliminación arancelaria. Esto en razón de que, Independientemente de los problemas coyunturales de falta de competitividad que pueden justificar la adopción de salvaguardias, algunos productos de los países miembros de ALADI están afectados por una insuficiencia estructural que les impide alcanzar estándares de competitividad mínimamente compatibles con los compromisos de liberación del comercio requeridos por el ALCA. Incorporar de manera inmediata ese tipo de productos en los programas de desgravación implicaría el rápido desplazamiento de los mismos del mercado interno a manos de productos importados, similares o competidores, con graves efectos estructura económica de dichos países.
En ese sentido, sería conveniente desarrollar programas de cooperación técnica que promuevan la mayor competitividad de dichos productos o sectores productivos.
Por otro lado, respecto de las liberalizaciones otorgadas unilateralmente, el Perú se ha pronunciado a favor de asumir el compromiso de no retroceso respectos de dichos compromisos, posición que comparte con varios países beneficiarios y que no ha sido aceptada por los Estados Unidos y Canadá.

El tema de las medidas no arancelarias, es un aspecto especialmente sensible particularmente debido a que el acceso a los mercados de los países de mayor desarrollo relativo del ALCA con frecuencia se ve restringido por la aplicación de este tipo de medidas.


En tal sentido, por un lado es conveniente establecer mecanismos tendientes a eliminar gradualmente las restricciones y, en todo caso, a lograr la mayor transparencia en la aplicación de medidas no arancelarias aceptadas como tales, y por otro lado es importante también considerar la inclusión en el Acuerdo de mecanismos que aseguren su efectivo cumplimiento, para tal fin podría considerarse que ante el incumplimiento en la eliminación de restricciones no arancelarias se autorice a los países afectados a suspender sus correspondientes compromisos de desgravación arancelaria.

IV.C. RÉGIMEN DE ORIGEN

Aunque el Perú, así como los demás países miembros de la Comunidad Andina sostienen que las reglas de origen deben establecerse en forma general para todas las mercancías mediante una regla fija de cambio de partida arancelaria, con excepciones, es claro que muchas delegaciones estiman que debe establecerse Requisitos Específicos de Origen (REOS), es decir reglas de origen para cada mercancía o grupos de mercancías.


Al respecto, es importante lograr un enfoque común y definir los elementos de la aplicación del principio de acumulación y de “mínimis”, los cuales podrían fomentar la Complementación económica intrarregional al permitir la incorporación de insumos importados en la elaboración de productos de alto valor agregado que se destinen a los países de mayor desarrollo relativo del ALCA, siempre que se garanticen adecuados procedimientos de verificación y medidas para evitar la competencia desleal.
Para tales efectos se ha establecido un Grupo Ad Hoc, que iniciará sus trabajos el próximo 30 de setiembre.
IV.D. TRATAMIENTO DE LAS DIFERENCIAS Y TAMAÑO DE LAS ECONOMÍAS
El Perú coincide en la importancia de lograr que el Acuerdo de ALCA proporcione un marco flexible que atienda a las características y necesidades de cada uno de los países. Particularmente, este tema del tratamiento de las diferencias y tamaño de las economías es indispensable para las negociaciones del sector agrícola. En este ámbito el Perú busca mejorar el acceso de sus exportaciones agrícolas mediante la eliminación de aranceles y restricciones, mantener los subsidios permitidos en la OMC como país en desarrollo y preservar el trato especial y diferenciado.

IV.E. DUMPING Y SUBSIDIOS

Dentro de este marco, el objetivo para nuestros países es eliminar los subsidios a la exportación y otras practicas que distorsionan el comercio, así como establecer medidas sanitarias y fitosanitarias comunes.


En este punto, el Perú junto con la Comunidad Andina coinciden en el sentido de identificar las medidas de subsidios a la acción exportadora que afectan el comercio de productos agrícolas en el hemisferio, las que se propone sean eliminadas a la fecha de entrada en vigencia del Acuerdo. Estados Unidos y Canadá han manifestado no estar de acuerdo con esta identificación.
Igualmente, para el Perú y los demás países miembros de la Comunidad Andina el tema de las prácticas que distorsionan el comercio de productos agrícolas, incluyen aquellas que tienen efecto equivalente a los subsidios a las exportaciones agrícolas y deben ser tratadas necesariamente en el marco del ALCA y no dentro de las negociaciones de la OMC, como ha sido propuesto por Estados Unidos y Canadá.
En ese sentido, se ha insistido en la necesidad de realizar una identificación de las medidas de ayudas internas que deben considerarse como no distorsionantes, y en consecuencia el resto de las medidas de ayudas internas en general deben eliminarse a la entrada de la vigencia del acuerdo.
Con respecto al tema de Dumping se busca aumentar los niveles de cumplimiento de las normas de la OMC y mejorar la aplicación de las leyes comerciales correctivas. Sobre el particular, la Comunidad Andina cuenta con un conjunto de normas destinadas a prevenir y contrarrestar las distorsiones generadas por la prácticas de dumping y subsidios. Sobre este punto al Perú le interesa la adopción de medidas claras, transparentes y predecibles que permita que el comercio se desarrolle en un marco estable y equilibrado.

IV.F. PROPIEDAD INTELECTUAL

El objetivo de las negociaciones en este ámbito es promover y asegurar una adecuada y efectiva protección a los derechos de propiedad intelectual. La Comunidad Andina ha expido normativa sobre esta materia, habiendo aprobado las Decisiones 345 sobre protección a las variedades vegetales, 351 sobre derechos de autor y conexos, 391 sobre acceso a los productos genéricos, y 486 sobre protección a la propiedad industrial, que también forman parte de la normativa peruana en dichos temas. En ese sentido, el Perú considera importante mantener los niveles de protección de las normas establecidas en el marco andino en esta materia y fomentar la transferencia tecnológica y la cooperación técnica, lo cual implicaría además la preservación de las Decisiones Andinas y de las normativas nacionales sobre el particular.


Adicionalmente el Perú ha enfatizado la necesidad de regular adecuada y equitativamente el conocimiento tradicional y el acceso a los recursos en el marco de la Propiedad Intelectual, sosteniendo que las creaciones de comunidades locales e indígenas vinculadas al uso de recursos genéticos y biológicos con valor económico, deben reconocerse como objetos de propiedad intelectual. Para ello es necesario establecer un marco normativo internacional que permita a los legítimos poseedores ejercer un control de sus conocimientos tradicionales.

IV.G. INVERSIONES

En las negociaciones que sobre la inversión se desarrollan en el ALCA se aprecia un genuino interés en los países de proseguir en la negociación de un documento sobre inversión extranjera. Todos los países, sin excepción, consideran que tal inversión es un instrumento fundamental para su desarrollo. En ese sentido, el Grupo de Negociación sobre Inversión de ALCA, del cual el Perú forma parte, ha concluido con la revisión del texto de negociación del capítulo de inversión, aunque aún con párrafos por acordar, y que será entregado al Comité de Negociaciones Comerciales.


Cabe mencionar que en las negociaciones al interior del ALCA subyace la permanente amenaza de la introducción en los acuerdos de cláusulas laborales y relacionadas con el medio ambiente. Y ello por que al interior de Estados Unidos se están ejerciendo múltiples y poderosas gestiones sobre el tema.

IV.H. COMERCIO ELECTRÓNICO

El Perú otorga la mayor importancia a este tema. La ALADI, gracias al esfuerzo de sus representantes permanentes y de la Secretaría, se ha puesto a tono con los tiempos. Se ha constatado a tiempo que el comercio electrónico constituye una herramienta fundamental para el desarrollo de nuestros países y el bienestar de la sociedad. Los negocios de hoy dependen cada vez mas de los sistemas informáticos, por lo que se han hecho particularmente vulnerables. Es en ese sentido que hay que favorecer un trato adecuado que proteja y a la vez promueva el comercio electrónico, dotándolo del marco de seguridad necesario, sin que lo restrinja o limite.


Para que los negocios y los gobiernos funcionen en este ambiente, es fundamental tener un mecanismo que autentique las comunicaciones electrónicas en forma confiable y segura. Se me ocurre, por ejemplo, que será necesario que contemos pronto con propuestas concretas de cómo los 12 podríamos desarrollar mecanismos para probar el origen, la recepción y la integridad de la información, y que es posible identificar a las partes que intervienen, y a asociar aquellas partes con los contenidos de una comunicación. Si no se cuenta con dichos mecanismos, la seguridad técnica y legal de las transacciones no será adecuada para evitar el acceso no autorizado, el fraude y otros riesgos comerciales que son perjudiciales.

V. REFLEXIONES FINALES

1 Hoy día la palabra “globalización” es de uso diario en el lenguaje de las relaciones internacionales. Los que venimos trabajando desde hace cuatro décadas en el mundo económico internacional recordaremos que ya en la década del 60 se había comenzado a utilizar el término de “interdependencia” entre las naciones.


2. En la actualidad, tengo la impresión de que actualmente la llamada “globalización” guía todo proceso de inserción internacional de cada uno de nuestros países, dentro de una realidad económica y social que difiere en cada región. Es por ello que la globalización y las transformaciones en el sistema internacional, producto de la revolución científica y tecnológica así como, de la expansión de los mercados financieros, nos demandan a los países nuevas respuestas.
3. Si bien es cierto que el proceso de globalización parece ser independiente de la voluntad de nuestros países y se produce al margen de los Estados, de hecho la globalización ha sido la decisión política de sus dirigentes la que ha contribuido a la apertura de los mercados y a la creación de nuevas formas de cooperación internacional, que van desde la vinculación en materia de seguridad hasta la defensa de la estabilidad de nuestras democracias y de los derechos humanos
4. Si bien al interior del universo del ALCA varios países ya han suscrito diversos acuerdos de carácter comercial, algunos de cuarta generación y también dentro de la ALADI, seria recomendable que los países de América Latina trabajemos juntos para estar en mejores condiciones de negociar al interior del ALCA ya que se aprecia que, en la práctica, la negociación tiene muy en cuenta los intereses de tales acuerdos y las relaciones existentes entre sus firmantes por lo que esa coordinación y vinculación es más urgente que antes.
5. En ese sentido, el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) representa oportunidades y riesgos para nuestros países, tanto por la dimensión del mercado, número de habitantes, producto bruto interno y dinámica del comercio, como por las diferencias de grados de desarrollo y capacidad productiva de los países que participamos en su estructuración y destino.

6. Y ello, porque el ALCA es para gran parte de los países de la región el principal destino de sus exportaciones pero también será el principal origen de sus importaciones. Comercio internacional e inversiones son el anticipo de un crecimiento y desarrollo económico integral y sostenible. En este aspecto, hay que tener especial cuidado en seguir los cambios más importantes que se han producido en el campo de las finanzas internacionales y los regímenes macroeconómicos. En breve, tenemos que reconstruir la institucionalidad internacional en el ámbito comercial.


7. En ese marco, estimo que la vinculación entre la CAN y el MERCOSUR debe ser prioritaria y creciente, que permita consolidar nuestra proyección externa proporcionando el impulso necesario a las negociaciones comerciales en las que ambos bloques se encuentran comprometidos. Y ello es fundamental por la importancia de articular un espacio de cooperación a nivel sudamericano.
8. Por ello, más que importante es urgente que fortalezcamos nuestra posición negociadora y favorezcamos la profundización de los procesos de integración en los que estamos involucrados, no sólo para afrontar adecuadamente los riesgos y oportunidades que nos plantea la negociación de la zona de libre comercio hemisférica, sino también como una respuesta estratégica a las necesidades y demandas que plantea la globalización en los diversos ámbitos de acción del Estado, el político, social, económico, etc.) para la mejor salvaguarda de los intereses de nuestros ciudadanos.
9. Tengo la confianza de que este viernes el Seminario-Taller de Expertos gubernamentales sobre Incidencias del ALCA en el proceso de integración en ALADI emitirá una síntesis de los principales temas y sus conclusiones que den a las autoridades de nuestros países un renovado impulso ante los compromisos de los próximos tres años.
.


1 De acuerdo a información de ADUANAS del Perú

2 Cabe señalar que la Ley de Preferencias Comerciales Andinas (ATPA) vigente hasta diciembre de 2001, ha sido renovada y ampliada por la Ley Andina de Promoción Comercial y Erradicación de Drogas (ATPDEA) , firmada el 6 de agosto de 2002 por el Presidente de los Estados Unidos de América.

3 Los datos estadísticos se expresan a partir de 1993, ya que el Perú es considerado como país beneficiario del ATPA desde el 31 de agosto de 1993, año a partir del cual nuestras exportaciones han ingresado al mercado estadounidense sin el pago de aranceles, con excepción de productos como textiles, confecciones, productos de cueros, productos petroleros y sus derivados, derivados del azúcar, relojes, ron, atún enlatado y rafia

4 La ley no establece un plazo perentorio para el registro de las inversiones y por operatividad propia, las empresas efectúan el registro ante CONITE acumulando las diversas capitalizaciones efectuadas en un determinado periodo de tiempo

5 Ver SECRETARÍA GENERAL DE LA COMUNIDAD ANDINA. “Comercio e Inversión entre la Comunidad Andina y Canadá 1992 – 2001”. Agosto 2002. (www.comunidadandina.org/estadisticas/can_canada.htm)



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal