¿Qué es un ensayo



Descargar 34.92 Kb.
Fecha de conversión24.02.2019
Tamaño34.92 Kb.





Universidad Católica de Córdoba - Facultad de Educación




Centro de Investigación.

Maestría en Investigación Educativa
CONCURSO DE ENSAYOS CIENTIFICOS

“METAS EDUCATIVAS 2021. LA EDUCACION QUE QUEREMOS PARA LA GENERACION DEL BICENTENARIO”.



¿QUÉ ES UN ENSAYO?

El Diccionario de la Real Academia Española define el ensayo como "escrito, generalmente breve, sin el aparato ni la extensión que requiere un tratado completo sobre la misma materia".

El Diccionario Enciclopédico Vox  define al ensayo como: Género literario en prosa, de carácter didáctico que trata con brevedad de temas filosóficos, artísticos, históricos, etc.

Por su etimología, la palabra ensayo se refiere al acto de pensar, "exagium".1

Como género literario es de aparición reciente, si bien su nombre se remonta a la antigüedad. En La Poética de Aristóteles, los Tratados Morales de Séneca, el Antiguo Testamento, el Eclesiastés, los Diálogos de Platón encontramos sus rasgos característicos de ensayar, probar, examinar (meditaciones).

No es posible ubicar el origen del ensayo sin remitirse a Montaigne. Quien no sólo fue el primero en utilizar la palabra, sino que tuvo conciencia del carácter singular del texto:




"Este es el único libro de su clase en el mundo; es de una intención indómita y extravagante. En él no hay nada tan digno de ser notado como su singularidad". 2

"El ensayo tal como lo concebimos hoy, está en Montaigne acabado en punto de perfección. No crea él ese género, pero lo constituye al fijarle sus condiciones típicas, como la forma más holgada y libre de reglas para la expresión natural del pensamiento y la emoción" 3
Dentro del mismo siglo XVI, en 1597, comienzan a publicarse los primeros ensayos de Francis Bacon. Ambos escritores establecen los pilares del nuevo género.
Arturo Souto opina:

"Lo que deslinda el ensayo de otros géneros literarios es un rasgo propio, que consiste precisamente en lo que sugiere la palabra misma: ensayar. Esto es probar, reconocer, examinar. El ensayo expresa: meditaciones propias del ensayista (en ilación congruente y apoyadas con argumentos consistentes) o resultados de una investigación (de campo, documental, histórica, etc.) inferencias de observaciones, de experiencias o entrevistas o una combinación de dos o más de estos tipos" 6
El ensayo suele caracterizarse por su tono agresivo o polémico, su raíz es la duda, eso explica su aparición generalmente en épocas en las que conviven tendencias opuestas:

A fines del siglo XVI, afanes experimentales se enfrentan al principio de autoridad, allí surgen los Essais de Montaigne. Siglo XVIII, vuelve a estar de moda cuando el afán del hombre por analizar y experimentar hace surgir el Liberalismo.

CLASIFICACIÓN DEL ENSAYO
Es muy difícil clasificar el ensayo, ya que las diferentes disciplinas lo adecuan a sus necesidades, y se valen de artilugios para defender su género.
Ensayo Literario

Son condiciones de este tipo de ensayos la variedad y libertad de temas. Muchas veces se parte de citas, de lecturas y de obras literarias, pero otros temas son motivados por las costumbres, la experiencia vital, la observación, el trato humano, impresiones y reflexiones acerca de la vida. Puede tomar ideas de distintas disciplinas como la moral, la ciencia, la filosofía, la historia y la política. Siempre es personal, subjetivo. Es un producto crítico por excelencia.


Ensayo Científico

El ensayo constituye una frontera entre la ciencia y la literatura. Parte del razonamiento científico y  se combina con la imaginación, por eso se lo denomina género "literario-científico". Tiene en común con la ciencia el explorar más a fondo la realidad, acercándose a la verdad. Toma del arte la belleza expresiva, la intensidad y la originalidad.


Características del Ensayo Científico

*Temática caracterizada por su variedad y libertad.

*Establece la posibilidad de duda, actitud no dogmática.

*No define verdades definitivas..

*Enfoque novedoso, originalidad.

*Indefinición de fronteras entre las ciencias.

*Actitud crítica del autor, tono polémico.

*Visión particular del ensayista.

ACTUALIDAD DEL TEMA


Es contemporáneo con su tiempo y su ambiente. Pero el concepto de actualidad no sólo se refiere al presente, pues se referirá a novedad, sino que plantea los problemas humanos ante los valores que diferencian cada época de la anterior


"Si Montaigne cita y reflexiona sobre Séneca o César, no lo hace con el punto de vista del historiador. César sólo interesa al ensayista en lo que tiene de actual y de eterno; el tiempo no existe para él.

El ensayista, en su diálogo con el lector o consigo mismo, reflexiona siempre sobre el presente, apoyado en la sólida base del pasado y con el implícito deseo de anticipar el futuro por medio de la comprensión del momento actual" 7.

EXHAUSTIVIDAD DEL ENSAYO
Dada la brevedad del ensayo no pretende decir todo sobre un tema, a diferencia de un  tratado o de un manual de referencia.
La totalidad del tema no es lo importante. Se intenta únicamente dar un corte en profundidad.
El autor no trata de limitarse a un aspecto concreto, el ensayo es el resultado final de sus reflexiones. Según Gómez Martínez "el ensayista considera que su función es sólo la de abrir nuevos caminos".

LA SUBJETIVIDAD DEL ENSAYO


El ensayo es subjetivo, entendiendo subjetividad, no como falta de rigurosidad, sino como una elaboración personal fundamentada en principios científicos.

ESTRUCTURA DEL ENSAYO


El ensayo carece de estructura rígida

Al no poseer una estructura rígida, se establece una distinción entre éste y aquellos escritos con una rigurosa organización, tanto formal como de contenido, como son, el tratado, el discurso, el artículo de revistas especializadas, la monografía.


El ensayo no tiene una organización textual prefijada.
Esta reflexión es fácilmente localizable en Montaigne. También en Plutarco, Séneca y otros autores latinos. Pero pervive en Adorno y otros contemporáneos que desconfiaron de cualquier imposición de una construcción cerrada, que coartase la libertad de pensamiento del ensayista".

El investigador se subordina al método, busca exponer los resultados de su labor. El ensayista, como escritor busca la perfección en la expresión.

COMPOSICIÓN DEL ENSAYO
Como en casi cualquier escrito, el ensayo puede presentar una composición muy elemental de tres partes. No todos los ensayos se construyen con esta lógica, cada texto traza su función teniendo en cuenta el estilo y la libertad expresiva que el autor asume.
Mario Sánchez Martínez en su compilación "Lectura y redacción: el ensayo" establece:
Introducción
El punto de partida del ensayo es con frecuencia una constatación. El escritor parece pretender dar cuenta de un suceso o de opinión, de un dato inicial que adquirirá una conformación plena sólo al concluirse el escrito.
La función discursiva de esta parte introductoria del ensayo, es familiarizar al lector con una determinada temática: presentar lo relevante del asunto a tratar, quizá su problemática o sus rasgos enigmáticos o curiosos.
Así la introducción consiste en dar a conocer una perspectiva sobre un tema cualquiera, presentando ciertas posibilidades de tratamiento, ciertos caminos de abordaje.
Desarrollo
Es la argumentación del tema. A medida que el ensayo avanza en su desarrollo, la perspectiva de partida se amplía: el escritor establece determinadas consideraciones generales. El estilo se vuelve explicativo y en ocasiones demostrativo. Propone argumentos, da un conjunto de razonamientos a favor o en contra de una determinada afirmación.
Mediante la argumentación se trata no sólo de exponer una perspectiva determinada, sino, de alguna manera, de probar su legitimidad. El ensayista adopta una posición didáctica, toma al lector de la cotidiana trivialidad y lo conduce hacia una visión si no nueva, renovada.
Conclusión
La conclusión puede considerarse como el resultado o la decisión a la que llega el escritor, después de haber recorrido un camino particular.
Quizás el de las conclusiones sea un apartado que no interesa demasiado al ensayista, pues el ensayo en tanto género tiene la característica importante de mostrar una posición, y aun una pluralidad de perspectivas sin dogmatismos. Su función es abrir horizontes y mostrar una posición posible.
A través de las consideraciones finales, el escritor señala su posición personal la cual puede enfatizar, soslayar o aun ironizar. Estos matices dependerán tanto de las temáticas abordadas como del estilo de cada autor.

TÍTULO DEL ENSAYO
La relación del título con el resto del ensayo es puramente literaria, no necesariamente hace alusión a su contenido, a diferencia de los tratados, en que el título, cuyo valor es informativo, corresponde exclusivamente al tema desarrollado. Siendo en el ensayo la función del título literaria, puede dar una indicación más o menos exacta del contenido, pero no siempre es así.

EXTENSIÓN DEL ENSAYO


Con frecuencia se dice que la extensión del ensayo no puede ir más allá de aquello que pueda  leerse en una sola sentada. Como esto varía de acuerdo al lector, que puede ir de una a cien páginas, la afirmación carece de valor concreto.
En realidad son muy pocos los ensayos que alcanzan una extensión de cien páginas. Pero que el  número de páginas sea más reducido, se debe  al carácter mismo del ensayo, cuyo propósito no es el de proporcionar soluciones a problemas concretos, sino el de sugerirlas; el de reflexionar sobre nuevos posibles ángulos de observar un mismo problema. Esto incita al ensayista a usar con predilección dos recursos estilísticos: brevedad en la exposición y profundidad en el pensamiento.

DE CUALQUIER TEMA PUEDE NACER UN ENSAYO


No hay tema que por insignificante no pueda ser abordado en un ensayo y elevado a una respuesta significativa.
La originalidad no está en el tema sino en el tratamiento del mismo,  no hay tema que por vulgar deba desdeñar, ni que por elevado no pueda tocar".8

BIBLIOGRAFÍA



Gómez-Martínez, José Luis. Teoría del Ensayo. 2ª  ed. México: UNAM, 1992.

Montaigne, Michel. Oeuvres compl.etes. Bruges: Pléiade, 1967.

Martínez Estrada, Ezequiel. Estudio Preliminar. En: Montaigne, Michel. Ensayos. Buenos Aires: Jackson, 1950. Clásicos Jackson V. XIII.

Gómez de Baquero, Eduardo. El Renacimiento de la Novela Española en el Siglo XIX. Madrid: Mundo Latino, 1924.

Sánchez Martínez, M., comp.. El Ensayo. [en línea] [Consulta: 7 febrero 2003]

Martínez Estrada. Montaigne Ensayos. V. XIII. Clásicos Jackson. Buenos Aires, 1950

Bioy Casares, Adolfo. Estudio Preliminar. En: Ensayistas Ingleses.  Buenos Aires: Jackson, 1950. Clá sicos Jackson V. XV

Casas, Arturo. Breve Propedéutica para el Análisis del Ensayo [en línea] [Consulta: 27 noviembre 2002]





Notas
1- Corominas, Joan. Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana. Gredos.

2- Gómez-Martínez, José Luis. Teoría del Ensayo. 2ª  ed. México: UNAM, 1992.

4- Martínez Estrada, Ezequiel. Estudio Preliminar. En: Montaigne, Michel. Ensayos. Buenos Aires: Jackson, 1950. Clásicos Jackson V. XIII.

6- Sánchez Martínez, M., comp.. El Ensayo. [En Línea: http://www.eradiomx.com/estudiantes/redaccion2.asp?Id=28]

7-Gómez-Martínez, José Luis. Teoría del Ensayo. México: UNAM, 1992.

8- Gómez-Martínez, José Luis. "Teoría de ensayo". México: UNAM, 1992



Información tomada de: http://www.uces.edu.ar/biblioteca/consideraciones_ensayo.php





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal