Proyecto de ley



Descargar 134.05 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión12.11.2017
Tamaño134.05 Kb.
  1   2   3



Provincia de Buenos Aires

Honorable Cámara de Diputados


PROYECTO DE LEY
EL SENADO Y LA CAMARA DE DIPUTADOS DE LA

PROVINCIA DE BUENOS AIRES SANCIONAN CON FUERZA DE
LEY
Artículo 1°: Crease por medio de la presente el Programa Provincial Integral de Gestión de Almacenadores Energéticos Portátiles e Industriales.
Artículo 2°: La presente ley tendrá como objetivos generales:


  1. Proteger y preservar la biodiversidad biológica, el medio ambiente en general y la salud de la población humana y la vida animal.

  2. Reducir los riesgos que implican la disposición indiscriminada de las pilas y baterías.

  3. Regular las normas de puesta en el mercado provincial de las pilas y acumuladores.

  4. Generar conciencia en la ciudadanía sobre las conductas positivas para el medioambiente y la salud y, particularmente, sobre la contaminación que las pilas portátiles y acumuladores energéticos industriales pudiesen provocar y acerca del manejo y la gestión adecuada como conducta preventiva.

  5. Establecer los niveles máximos permitidos de concentración de sus elementos componentes.

  6. Fomentar la recuperación, la reutilización, el reciclado de las pilas y baterías usadas para asegurar la minimización en su disposición.

  7. Definir las normas específicas de recogida, almacenamiento, tratamiento, reciclado y eliminación de los residuos de pilas y acumuladores.

  8. Promover la cesantía de los efectos riesgosos para en la gestión de estos materiales, la salud y el ambiente que los acumuladores energéticos generan.


Capítulo I: Del objeto
Artículo 3°: Están comprendidas dentro de las disposiciones de la presente Ley, todo tipo de acumuladores energéticos portátiles e industriales, independientemente de su forma, volumen, peso, o uso.

Artículo 4º: Quedan comprendidas dentro de la presente ley las pilas y baterías que, según Ley Nacional 21.684, Ley de Energía Eléctrica Portátil, en su peso contengan, en igual o menor medida:

  1. Cadmio: 0,015%

  2. Plomo: 0,200%

  3. Mercurio: 0,0005%

Del mismo modo, se considerará como objeto de tratamiento en los términos de la presente ley a todo elemento en cuyos componentes internos estén comprendidos por los anexos de la Ley Provincial de Residuos Especiales 11720.
Capítulo II: Definiciones
Artículo 5°: A los fines de la presente ley, se entenderá por:


  1. “Pila” y/o “acumulador”: Fuente de energía eléctrica obtenida mediante transformación directa de energía química, y constituida por uno o varios elementos primarios (no recargables), o por uno o varios elementos secundarios (recargables).

  2. “Batería”: Conjunto de pilas o acumuladores conectados entre sí o que pueden formar una unidad integrada y cerrada dentro de una carcasa exterior, no destinada a ser desmontada ni abierta por el usuario final.

  3. “Pila o acumulador portátil”: Una pila, pila botón, batería o acumulador que esté sellado, pueda llevarse en la mano y no sea una pila o acumulador industrial ni una pila o acumulador de automoción. Este tipo de pilas incluye las pilas de célula única (tales como la AA y la AAA) y las pilas y acumuladores empleados por consumidores o profesionales en teléfonos móviles, ordenadores portátiles, herramientas eléctricas inalámbricas, juguetes y electrodomésticos tales como cepillos de dientes, maquinas de afeitar y aspiradores manuales (también empleados en institutos, escuelas, negocios, restaurantes, aeropuertos, oficinas comerciales u hospitales), y toda pila o acumulador que los consumidores puedan emplear en electrodomésticos domésticos.

  4. “Pila botón”: Pila o acumulador, pequeño, redondo y portátil, cuyo diámetro es superior a su altura, destinada a aparatos especiales, como audífonos, relojes, pequeños aparatos portátiles y dispositivos de reserva.

  5. “Pila o acumulador de automoción”: Pila o acumulador utilizado para el arranque, encendido o alumbrado de automoción.

  6. “Pila o acumulador industrial”: Las pilas industriales son empleadas para el suministro de electricidad de emergencia o de apoyo en hospitales, aeropuertos u oficinas. Pueden ser empleadas en trenes o aviones, en plataformas petrolíferas o faros. Se incluyen también aquellos acumuladores que son usados por profesionales: terminales de pago manuales en tiendas y restaurantes, lectores de códigos de barras en tiendas, equipos de vídeo profesionales para cadenas y estudios profesionales de televisión, y lámparas de casco de minero y lámparas de buzo sujetas al casco; las pilas y acumuladores de emergencia para puertas eléctricas para evitar que bloqueen o aplasten a personas; las pilas y acumuladores empleados en instalaciones de medición o en diversos tipos de equipos de medición e instrumentación; y las pilas y acumuladores empleados en relación con paneles solares, fotovoltaicos y demás aplicaciones de energía renovable. Comprenden las pilas y acumuladores empleados en vehículos eléctricos, tales como coches eléctricos, sillas de ruedas, bicicletas, vehículos de aeropuerto y vehículos de transporte automático. Esta enumeración es enunciativa. También se debe considerar industrial toda pila o acumulador que no esté sellado o no sea de automoción.

  7. “Residuo de pila o acumulador”: Se aplica a todo contenido o envoltorio que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general.

  8. “Reciclado”: El reprocesado de los materiales de los residuos en el contexto de un proceso productivo, con objeto de destinarlos a los mismos fines que se destinaban originalmente, o a otros pero con excepción de la recuperación de energía.

  9. “Eliminación”: Todas las operaciones físicas y químicas para el tratamiento final de los residuos y envoltorios de los acumuladores energéticos domésticos e industriales, dentro de un marco de protección ambiental y de un cuidado integral de la salud humana.

  10. “Tratamiento”: Cualquier actividad realizada con los residuos de pilas y acumuladores una vez que han sido entregados a una instalación para su clasificación, preparación para el reciclado o preparación para la eliminación.

  11. “Importador”: Cualquier persona dentro de la Provincia que ponga en el mercado, por primera vez y de manera profesional, pilas o acumuladores, incluidas las pilas o los acumuladores incorporados en aparatos o vehículos, en el territorio de la Provincia.

  12. “Distribuidor”: Cualquier persona que suministre pilas y acumuladores a un usuario final en el marco de una actividad profesional.

  13. “Puesta en el mercado”: suministro de pilas y/o acumuladores a un tercero o la puesta a su disposición, ya sea previo pago o a título gratuito, en el territorio provincial, incluida la importación.

  14. “Operadores económicos”: Los productores, distribuidores, recogedores, recicladores y otros operadores que serán involucrados en la recolección, reciclado, tratamiento y eliminación de las pilas y baterías.

  15. “Índice de Recolección”: El porcentaje obtenido en un Municipio determinado durante un año, como resultado de dividir el peso de los residuos de pilas y acumuladores portátiles recogidos de conformidad con el artículo 15º.


Artículo 6º: Las pilas o acumuladores portátiles se clasifican en:


  1. Pilas primarias: son aquellas en las que la reacción química que tiene lugar es irreversible y por lo tanto no son recargables.

  2. Pilas secundarias: son aquellas en las que la reacción química es reversible y por lo tanto son recargables.

  3. Micropilas, cabe mencionar que su estructura básica es similar a las de las pilas de gran formato, pero son pilas “miniaturizadas”. Los materiales más utilizados son de zinc aire, dióxido de plata, litio y zinc. Se usan en relojería, electrónica, instrumentos de precisión, medicina (marcapasos y audífonos). Tienen aspecto de pequeños botones metálicos, con diferentes numeraciones de acuerdo con el tamaño. Se componen de óxido de mercurio, óxido de plata, zinc y litio. Dentro de este grupo de pilas podemos encontrar las pilas botón zinc-aire, pilas botón de plata y pilas de litio.


Artículo 7°: La Provincia y los municipios no impedirán, ni prohibirán ni restringirán, la puesta en el mercado en su territorio de las pilas y acumuladores que cumplan con los requisitos de la presente ley. Sin embargo, adoptarán las medidas necesarias para garantizar que las pilas y acumuladores que no cumplan con los requisitos de la presente sean retirados del mercado.
Capítulo III: Autoridad de Aplicación
Artículo 8º: A los fines de la presente ley, será la Autoridad de Aplicación el organismo provincial con competencia ambiental que el Poder Ejecutivo Provincial determine.
Artículo 9º: La Autoridad de Aplicación tendrá las siguientes funciones:


  1. Llamar a Concurso Público de Antecedentes para la designación de profesionales, técnicos, especialistas, cuerpo científico para dotar al organismo de personal calificado en la ejecución de esta ley. En dichos concursos deberán asegurarse la idoneidad y mérito de las personas a seleccionar y la transparencia y la publicidad del Concurso de Antecedentes. Todo concurso será nulo cuando no se cumplieren los requisitos de transparencia y publicidad. En tal caso, se realizará un nuevo concurso en el que las pautas antes mencionadas para la selección de este personal calificado sean garantizadas.

  2. Generar políticas públicas en materia de gestión de acumuladores energéticos portátiles e industriales.

  3. Auditar el cumplimiento de la presente ley.

  4. Efectuar un informe anual en el que se detalle la cantidad, el tipo de acumuladores, baterías gestionadas, índice de recolección, calculados según la implementación del plan.

  5. Promover programas de educación ambiental según los objetivos de la presente ley.

  6. Alentar la colaboración de los consumidores para lograr los objetivos de la presente ley.

  7. Desarrollar políticas para el reciclado total de las pilas y baterías no recargables.

  8. Diseñar campañas de difusión y concientización sobre las responsabilidades, beneficios, lugares de entrega y todo otro tema vinculado a la ejecución de este programa.

  9. Registrar un banco de datos con las iniciativas públicas y privadas –a nivel provincial, nacional e internacional–, en materia de manejo, reciclado, almacenamiento, tratamiento y disposición final de este tipo de materiales.

  10. Suscribir acuerdos, concesiones u otras formas de contratación con órganos estatales, empresas (privadas, estatales o mixtas), que presten este tipo de servicios y/o con los fabricantes o colocadores de pilas y baterías en el mercado.

Capítulo IV: Sistema de Recolección
Artículo 10°: La Provincia y los Municipios velarán para que existan sistemas adecuados de recolección de los residuos de pilas y acumuladores portátiles. Dichos sistemas:


  1. Permitirán al usuario final desechar los residuos de pilas o acumuladores portátiles en un punto de recolección accesible y cercano, teniendo en cuenta la densidad de población.

  2. Exigirán que todos los actores en la cadena de comercialización (mayoristas, medianos y minoristas) acepten la devolución de los residuos de pilas o acumuladores portátiles e industriales, sin cargo alguno.

  3. Los productores, los distribuidores y los actores involucrados podrán proponer nuevos sistemas de recolección mediante una evaluación que demuestre que los sistemas alternativos existentes son efectivos para alcanzar los objetivos medioambientales de la presente ley. En todos los casos, los municipios publicarán las evaluaciones para que sean de acceso público, libre y gratuito.

  4. El sistema de recolección no supondrá costos para el usuario final cuando deseche residuos de pilas o acumuladores portátiles, ni la obligación de comprar una pila o acumulador nuevo.

  5. Los puntos de recolección creados en cumplimiento de la letra a) del presente artículo deberán ser establecidos tanto por acción pública –del Estado provincial y municipal–, y por acción privada –de los productores y operadores económicos que puedan participar en estos sistemas–.

  6. La articulación y el funcionamiento de todo el sistema de recolección serán controlados por los municipios y la Provincia, de manera tal que se vele por que los actores económicos que participen del mercado de pilas y acumuladores industriales, o un tercero que actúe en su nombre, no se nieguen a aceptar la devolución por el usuario final de los residuos de pilas y acumuladores industriales independientemente de su composición química u origen. Las pilas y los acumuladores industriales también podrán ser recogidos por terceros independientes.



Artículo 11°: Dentro de un plazo de SEIS (6) meses desde la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, los fabricantes/importadores responsables post consumo deberán presentar ante las autoridades competentes un Plan de Gestión que contemple la realización, durante el siguiente año, de una Prueba Piloto a realizarse por lo menos en SEIS (6) ciudades de más de CINCUENTA MIL (50.000) habitantes, en la provincia de Buenos Aires a fin de que los resultados obtenidos resulten representativos para fijar luego metas y plazos de recolección.
Artículo 12°: El Plan de Gestión incluirá un detalle de la metodología de la Prueba Piloto, especificando las ciudades en que se realizará, población alcanzada y sus características socioeconómicas, plan de difusión y concientización, forma de recolección, criterios de medición, evaluación y aprobación de los organismos correspondientes.
Artículo 13°: El porcentaje de recolección de pilas y baterías usadas obtenido durante la Prueba Piloto, constituirá el mínimo que los fabricantes/importadores responsables post consumo deberán alcanzar en los años subsiguientes.
Artículo 14°: A partir del quinto año desde el inicio del Plan de Gestión, la Autoridad de Aplicación incrementará el porcentaje mínimo de recolección de pilas y baterías usadas, en forma gradual y progresiva, en función del desarrollo y los resultados logrados en los años anteriores.
Artículo 15°: Los Municipios y la Provincia deberán confeccionar un “Índice de Recolección”. El mismo será calculado en base a las recogidas de los años previos, para mantener un registro actualizado de la efectividad de dicho procedimiento. La fórmula del cálculo será la siguiente:
Índice de Recolección (IR)=3*IR año corriente/(IR año anterior 1+IR año anterior 2+ IR año anterior 3)


  1. Los Municipios y la Provincia deberán publicar los informes en los seis meses siguientes al final del año en cuestión. Los informes indicarán el modo en que se recabaron los datos necesarios para calcular los índices de recolección y las medidas a adoptar en los casos en que se evidencien dificultades para cumplir los requisitos del artículo 10°.




  1. El índice de Recolección deberá alcanzar los mínimos de eficiencia que, al tercer año de aprobada esta ley, la Autoridad de Aplicación determine.


Capítulo V: Tratamiento y reciclado
Artículo 16°: El tratamiento comprenderá la extracción de todos los fluidos y ácidos de las pilas y acumuladores que se recojan por los medios descriptos en el artículo 10°.
Artículo 17°: El tratamiento y cualquier almacenamiento, incluido el almacenamiento provisional en instalaciones de tratamiento, tendrá lugar en espacios impermeabilizados y convenientemente cubiertos o en contenedores adecuados.
Artículos 18°: La Provincia garantizará que dentro de los dos años posteriores a la sanción de la presente ley los productores o terceros instauren, utilizando las mejores técnicas disponibles en términos de protección de la salud y del medio ambiente, sistemas de tratamiento y reciclado de los residuos de pilas y acumuladores.
Del mismo modo, el Gobierno Provincial fomentará programas de incentivos para la radicación de plantas de tratamiento de acumuladores energéticos en el territorio de la Provincia.
Artículo 19°: La Provincia fomentará acuerdos con Universidades y organizaciones del tercer sector para el desarrollo de nuevas tecnologías de reciclado y tratamiento. Las unidades académicas, las organizaciones no gubernamentales, y todo actor vinculado con el área, promoverán la investigación de métodos de reciclado –de todos los tipos de pilas y acumuladores–, rentables y no perjudiciales para el medio ambiente.
Artículo 20°: En complementariedad con los objetivos de la presente ley, la Provincia promoverá programas de sustitución de uso de las pilas de consumo doméstico por aquellas que se denominan “recargables”.
Artículo 21°: Los procesos de reciclado deberán alcanzar los siguientes niveles de eficiencia mínimos, en un plazo que, luego del tercer año de ejecutado este programa, la Autorización de Aplicación dispondrá:


  1. El reciclado del 65 % en peso, como promedio, de pilas y acumuladores de plomo-ácido, incluido el reciclado del contenido de plomo en el mayor grado técnicamente posible sin que ello entrañe costes excesivos.

  2. El reciclado del 75 % en peso, como promedio, de las pilas y acumuladores de níquel-cadmio, incluido el reciclado del contenido de cadmio en el mayor grado técnicamente posible sin que ello entrañe costes excesivos.

  3. El reciclado del 50 % en peso, como promedio, de los demás residuos de pilas y acumuladores.

  4. En los tres casos anteriormente enumerados, el 100% del reciclado debe ser alcanzado en un plazo máximo de diez años.


Capítulo VI: Eliminación
Artículo 22°: Prohíbase todo tipo de eliminación de pilas y acumuladores de energía ya sea a rellenos sanitarios, almacenes subterráneos o por vía de la incineración.
Del mismo modo, dada la peligrosidad de su acopio, se prohíbe la recolección en escuelas o entidades no gubernamentales.
Artículo 23º: Se establecerán como métodos de tratamiento de pilas y baterías usadas los siguientes procedimientos, sin perjuicio de aquellos que sean descubiertos con posterioridad a la sanción de la presente ley, de acuerdo con lo dispuesto en la presente:


    1. Disposición final en relleno de seguridad.

    2. Método de reciclado hidrometalúrgico.

    3. Destilación.

    4. Inmovilización de componentes mediante la vitrificación.

    5. Uso de secuestrantes (complejante)

    6. Uso de agentes químicos estabilizantes.

    7. Todo método innovador aprobado por la Autoridad de Aplicación de la presente Ley y certificado por los organismos correspondientes.


Artículo 24º:


  1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 15°, cuando los organismos encargados de la investigación de métodos alternativos de tratamiento de pilas y baterías expongan procedimientos innovadores y desconocidos hasta el momento, dicha propuesta deberá someterse a la certificación por parte del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y/o otros grupos del sector científico – académico debidamente acreditados, de acuerdo a las disposiciones de la normativa pertinente, Resolución Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS) 14/07 y Resolución SAyDS 484/07.

  2. En una segunda instancia y con posterioridad al aval expreso del INTI, las propuestas serán sometidas a evaluación por parte del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), o secretaría u organismo que a posteriori lo sustituya, de acuerdo a la normativa de aplicación.

  3. Cuando los acumuladores energéticos, cualquiera sea su tipo, hayan sido certificados, toda modificación interna o externa del mismo provocará su inhabilitación y generará la necesidad de una nueva certificación por parte del Organismo técnico nacional.


Capítulo VII: De las obligaciones

Artículo 25°:

  1. Crease el Registro Provincial de Importadores, Distribuidores y Comercializadores de Pilas y Acumuladores de Energía Portátil e Industrial. El mismo deberá mantenerse actualizado periódicamente y deberá ser de público acceso a través del sitio web de la autoridad de aplicación.




  1. Los datos a recabar de cada uno de los Importadores, Distribuidores y Comercializadores son los siguientes:




  • Tamaño del mercado al que abastecen.

  • Grado de participación en los sistemas de recogida, tratamiento y reciclado de las mercancías que involucran.

  • Cumplimiento de los requerimientos técnicos exigidos en el artículo 41°.

  1. Asimismo, se incluirán en este Registro todos aquellos productos que se comercializan en el mercado con pilas o baterías traídas de fábrica.

Artículo 26°: La responsabilidad post consumo es del fabricante y/o importador y todo aquel productor que fabrique objetos que contengan una pila o batería como parte de su funcionamiento. A ellos se les asigna la carga de la gestión ambiental de las pilas y baterías usadas.

Son obligaciones del fabricante o importador:

a) Informar en los envases de comercialización y en el cuerpo de las unidades, de manera destacada, los componentes que contienen, su peligrosidad y las condiciones de disposición inicial selectiva.

b) Proveer de información al comprador/usuario respecto de los recaudos que deben tomar al momento de la disposición inicial selectiva de pilas y baterías usadas, así como de los mecanismos vigentes de gestión post consumo.

c) Promover la disposición inicial selectiva y el retorno de pilas y baterías usadas por parte del comprador/ usuario mediante la implementación de incentivos económicos u otros medios que resulten apropiados a tales fines.

d) Proveer a cada establecimiento donde se comercialicen sus productos de recipientes contenedores, técnicamente diseñados para tal fin, donde el comprador/usuario deposite las unidades de pilas y baterías agotadas.

e) Recolectar los recipientes con los desechos de cada uno de los establecimientos.

f) Disponer de predios de recolección especial dentro del territorio de la Provincia de Buenos Aires, destinados al tratamiento y/o disposición final de pilas y baterías usadas, de acuerdo a lo ambientalmente conveniente, previa autorización otorgada por la autoridad competente.



g) Acreditar ante las autoridades competentes, en forma anual, las cantidades de pilas y baterías que han recibido el tratamiento conforme a lo establecido en la presente ley.
Capítulo VIII: Sanciones

Artículo 27º: El incumplimiento de las obligaciones previstas en la presente ley, tendrá como consecuencia las siguientes sanciones, las que serán aplicables a todos los agentes económicos involucrados en la comercialización:


  1. Multa.

  2. Apercibimiento

  3. Decomiso de las mercaderías.

  4. Cancelación de las habilitaciones e inscripciones de los registros correspondientes.

  5. Clausura del local.


Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal