Programa de conservación y manejo



Descargar 1.22 Mb.
Página1/20
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño1.22 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20



PROGRAMA DE CONSERVACIÓN Y MANEJO

(BORRADOR)

PARQUE NACIONAL

CUMBRES DE MONTERREY

MARZO 2003


CONTENIDO


1. INTRODUCCIÓN 3

1.1 Antecedentes 3

1.2.JUSTIFICACIÓN 4

2. OBJETIVOS DEL PARQUE NACIONAL CUMBRES DE MONTERREY 5

3. DESCRIPCIÓN DEL ÁREA NATURAL PROTEGIDA 6

3.1 Descripción geográfica 6

3.2 Características físicas 6

3.3. Características biológicas 13

3.4. Contexto arqueológico, histórico y cultural 23

3.5. Contexto demográfico, económico y social 24

3.6 Uso de suelo y aguas nacionales 37

3.7 Contexto legal y administrativo 38

3.8 Estudios e investigaciones 41

4. DIAGNÓSTICO Y PROBLEMÁTICA 47

4.1. Ambiental 47

4.2 Diagnóstico demográfico, económico y social 63

4.3Presencia y coordinación institucional 115

4.4Gestión y consenso del programa 115

5. CONTRIBUCIONES A LA MISIÓN Y VISIÓN DE LA CONANP 115

6. SUBPROGRAMAS DE CONSERVACIÓN 116

6.1 Subprograma Protección 117

6.2 Subprograma Manejo 122

6.3 Subprograma Restauración 129

6.4 Subprograma Conocimiento 132

6.5 Subprograma Cultura 137

6.6. Subprograma Gestión 141



1.INTRODUCCIÓN




1.1 Antecedentes

En 1936, la presión de personas, grupos y diversas instituciones para obtener concesiones de explotación agropecuaria, silvícola, de urbanización y otros fines, preocupó al Gobierno Federal, lo que motivó que se ordenara realizar un estudio detallado para crear una zona protegida por la Delegación Forestal y de Caza y Pesca, dependiente del Departamento respectivo, que salvaguardara contra futuras y posibles inundaciones a la ciudad de Monterrey, que siguiera permitiendo las explotaciones de bosques en la parte correspondiente y se lograran aseguramiento de mejores condiciones de Salubridad.


El 28 de Abril de 1937, el C. Presidente Gral. Lázaro Cárdenas, mediante un acuerdo, declaró inafectables en materia de dotaciones y restituciones ejidales a los Parques Nacionales. Posteriormente, el 4 de Octubre de 1939, declaró el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, destinado a la conservación perenne de la flora y de la fauna.
Los terrenos dentro del Parque Nacional Cumbres de Monterrey quedaron en posesión de sus respectivos dueños, así como las explotaciones turísticas, quedando excluidas las zonas urbanizadas y los cultivos agrícolas establecidos, siempre que no tuvieran una pendiente mayor del 10 por ciento, los aprovechamientos mineros, y las dotaciones ejidales.
No obstante la claridad del Decreto y su amplio apoyo Jurídico, continuaron las presiones para disponer de tierras y productos contenidos en los linderos del Parque Cumbres de Monterrey.
Así, a partir de 1940 se suceden varias peticiones que se contestan negativamente, indicando que los parques nacionales no tienen tierras ociosas y seguirán pagando impuestos por terrenos dispuestos legalmente y aún se manifiesta no estar de acuerdo con la dotación por ser perjudicial a más de 40 ejidos.
En éstas condiciones, el 24 de Junio de 1942, el Presidente C. Gral. Manuel Ávila Camacho, emitió un decreto con relación al Parque Cumbres de Monterrey, considerando que había perjuicio a la economía de la Región, pues el ordenamiento anterior no autorizaba categóricamente el cultivo de terrenos agrícolas aun enmontados, siendo interés de la Nación aprovechar todos los terrenos susceptibles de cultivo para incremento de la producción agrícola, comprendiendo los terrenos con pendiente menor del 10 por ciento que pudiesen ser desmontados y cultivados, y además, que los núcleos de población que carecían de ejidos deberían ser dotados de tierras, bosques y aguas suficientes, en la extensión que necesitaran.
A mediados de 1992, se inició un nuevo esfuerzo por la protección de los ecosistemas y su biodiversidad de la Sierra Madre Oriental, en particular los del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, pero fue hasta principios de 1993 que el Dr. Exequiel Ezcurra (Director de la Dirección General de Aprovechamiento Ecológico de los Recursos Naturales) solicitó al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) una propuesta de estudio para abordar los problemas del Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Este instituto, en colaboración con Ducks Unlimited de México, A.C. (DUMAC) y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) envió a la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) dos proyectos de trabajo para la redelimitación del parque y el establecimiento de un programa de manejo. Los trabajos se iniciaron formalmente en Noviembre de 1993 con la firma del contrato entre SEDESOL y el ITESM.
Sin embargo, la propuesta no procede de manera inmediata, y el ITESM, preocupado por el destino de la Sierra Madre Oriental, aún sin un plan de manejo como área natural protegida, elabora en 1996 una propuesta de Ordenamiento Ecológico y Modelos para el Desarrollo Sostenible de la Sierra Madre Oriental expandiendo ahora su zona de estudio al estado de Coahuila, específicamente los municipios de Arteaga, y parte de Ramos Arizpe y Saltillo.
Es en Noviembre del 2000 cuando se publica un decreto por el que se redelimita el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, respondiendo con ello a la petición hecha por el Gobierno del Estado, quedando finalmente ubicado en los municipios de Allende, García, Montemorelos, Monterrey, Rayones, Santa Catarina, Santiago y San Pedro Garza García, estado de Nuevo León, basándose en la propuesta de ordenamiento Ecológico realizada por el ITESM, derogando con ello el decreto de 1939 y 1942.

    1. JUSTIFICACIÓN

El noreste de México se ha caracterizado por su gran progreso, principalmente en la actividad industrial. Ello ha derivado en un dinámico cambio de uso de suelo que, aunado al aprovechamiento irracional de los recursos forestales, ha modificado notablemente los ciclos hidrológicos, el reabastecimiento de los mantos acuíferos, los hábitats naturales de la fauna silvestre, y aumentado la pérdida de suelo por erosión.


Esto ha conllevado a cambios climáticos determinados por el aumento de temperatura, tasa de evaporación, baja precipitación pluvial y por lo tanto disminución del aporte de agua, tanto en el subsuelo como en las corrientes superficiales.
Uno de los paisajes de mayor importancia para el bienestar regional lo constituye la Sierra Madre Oriental, ya que no sólo posee grandes masas forestales que ayudan a mejorar el clima y sirven como cuenca de captación, sino que, además, son primordiales desde el punto de vista del arraigo de importantes sectores de la población en cuyas manos está el cuidado de dichos recursos. Precisamente a estos grupos se debe ofrecer alternativas dentro de un marco de desarrollo sostenible, para que el aprovechamiento racional de los recursos les permitan alcanzar niveles adecuados en su calidad de vida. Debido a la diversidad de condiciones topográficas, geológicas, climáticas y edáficas, nuestro país es reconocido como un centro de especiación secundaria y donde se han diversificado grandemente dos géneros: Pinus (pinos) y Quercus (encinos). Cerca del 40% de las especies de pinos conocidas a nivel mundial han sido reportadas para México. Critchfield y Little (1966, en Rzedowski, 1981) y Rzedowski (1981), reconocen que para México existen más de 200 especies de encino. En cuanto a los pinos, para México se han reportado más de 70 taxa, que representa más de un tercio de la diversidad a nivel mundial. Capó (1972), reporta 23 taxa para el Estado de Nuevo León.
El área de estudio contiene la segunda mayor concentración de especies de pinos y encinos del país y contribuye per se con endemismos de ambas especies. De acuerdo a la división del territorio en 7 hábitats principales o zonas ecológicas, el hábitat árido y semiárido del país (en la que está incluida el área de estudio) ocupa el segundo lugar en riqueza de especies y endemismos para la flora fanerogámica con unas 3,600 especies endémicas y el primer lugar para endemismos de avifauna, seguido de los hábitats templado subhúmedo (bosque de pino encino) y tropical subhúmedo (Toledo, 1998).
Por lo anterior es imprescindible que se preste atención a éste macizo montañoso, el cual brinda un escenario espectacular por sus paisajes y permite disfrutar de los elementos vitales para la existencia.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal