Polítika nuclear simbología alternativa



Descargar 146.43 Kb.
Página2/5
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño146.43 Kb.
1   2   3   4   5

POR LOS VIEJOS TIEMPOS

Yo, que recorrí sendas solidarias

sobre asturcones de utópico galope;

que concebí el amor

tal un alisio suave,

portador de una luz universal

iluminando a seres como dioses

de entrelazados sueños

en fraternal abrazo.
12

Yo, que deposité en ellos mi esperanza,

fui testigo de cómo se alejaban:

a hurtadillas, acelerando el paso,

de desencanto turbia la mirada

y un anidar de cosas en sus manos.




HOMBRE NUEVO

Me duele este hombre nuevo

que mide con dinero

la altura de sus pasos,

prisionero del tiempo

que paga algún salario,

dividendo o ganancia

para seguir mercando.


Me duele su sonrisa

de rictus mercenario,

su firmeza suicida

de emprendedor avaro,

su caudal de energías

sabiamente guiado

por sucios intereses

político-bancarios.

13

Me duele este hombre nuevo



tan viejo como el barro,

me duele su existencia

de lobo solitario

siempre en busca de presa,

insaciable, acechando.

Me duele su ignorante

deambular errático

en círculos nocturnos

sobre un paisaje helado,

cada vez más profundo

el surco de sus pasos,

hundido por el peso

de maletas y fardos

que torpemente carga

como cruz y sudario

impuestos por los nuevos

dioses de este escenario

donde si no eres lobo

terminas devorado.

14

MUCHEDUMBRE SOLITARIA


Una muchedumbre solitaria

recorre la avenida.

Retinas deslumbradas

por los escaparates.

Sueños cuadriculados,

ojos cuadricualdos

suplen a antiguos dioses.


Ahora el milagro existe:

puedes comprar altares

si es positivo el saldo

y orar cómodamente

sin bajar la cabeza,

sin devota humildad

porque te pertenecen

pues tú los has comprado.


Ya posees tus milagros,

milagros en tus manos,

es casi como ser

el dios de los enanos,

de aquellos aspirantes

que no pueden pagarlos.


15

Pero yo estoy seguro

que no te has preguntado

quién escribe el guión

y monta el escenario,

quién esculpe en tus ojos

sueños manipulados,

quién entroniza dioses

de un día, rebajados.
Los nuevos sacerdotes

venden su mercancía:

¡Más eres si más tienes,

¡¡compra, compra!!,

pues comprar es la clave

de quienes han ganado

y sólo quien triunfa

ha de alcanzar la Gloria

en el nuevo milenio

apenas estrenado!


16

REOS


Quizá vivir sea tan sólo

disponer de tu tiempo.

Tal vez debido a ello,

quienes vendemos tiempo

morimos un poco cada día,

o un mucho, pues es proporcional

y algunos de nosotros

vendemos por completo la jornada.
Ya casi nadie lucha

por disponer de tiempo.

Quien carece de empleo

clama al cielo por uno

y quien lo tiene busca

tarea adicional

para pagar más plazos.
Sé que es harto difícil

renegar del consumo;

bien sé que crea adictos:

también yo tuve amigos

y viví una aventura cotidiana;

también poseo ahora


17

ordenador y vídeo

y una tele en cada esquina

para ver y vivir

ajenas aventuras.
¿Qué hacer con tanto tiempo?...

Pensar es abismarse a uno mismo,

muchas veces a simas tenebrosas;

imaginar destruye el arquetipo

de realista hombre puesto en hora.
Consentidoras putas

-hay quien disfruta incluso-,

preferimos abrirnos bien de piernas

cada día en el tajo, sin demora.

Somos la imagen fiel de ese recluso

que al rebasar los pasos de su celda,

por temor a perderse, a ella retorna.

18

GLOBALIZ/ARTE

En toda obra de arte inciden dos vectores fundamentales que configuran la fuerza y la proyección de la misma. Uno de tipo universal, en cuanto a la simbología conceptual y otro de tipo individual que la hace única e irrepetible.

La intervención personal del artista sobre esos símbolos universales y la depuración ideológica de los conceptos a la luz de su propia interioridad, confieren a su obra la emotividad expresiva y la relevancia testimonial determinantes de su autenticidad y perdurabilidad.

La Aldea Global difumina hasta la invisibilidad el hecho diferencial del artista, al englobar a las personas en una única cultura planetaria y un único orden conceptual integrador: el Pensamiento Único.

El vector individual desaparece y por tanto la obra de arte como tal. El “artista” produce meros objetos de consumo, universalmente aceptados, pero destinados a desaparecer rápidamente para dar paso a nuevos productos consumibles.


19

La muerte del arte no será debida a la renuncia creativa de los supuestos artistas condicionados por la cultura de la mercadería, sino a su clonación, a su homologación, a su claudicación a las leyes del Mercado Global. Quienes hoy pelean por hacerse un hueco en el esperpéntico escaparate mediático, el de las grandes editoriales, las galerías de renombre y en definitiva en los espacios representativos de la cultura oficial, asestan al hacerlo una sangrante puñalada a su obra personal y en general a las posibilidades de supervivencia del verdadero artista.

Quizá la estrategia de esa supervivencia pase por atomizar los espacios, de manera que puedan ser fácilmente gestionados por los propios creadores, evitando así que su obra caiga en manos de los mercenarios del arte.

No existirán artistas multimillonarios, pero tal vez podrán vivir todos de su trabajo, un trabajo que será preciso dignificar ante la ciudadanía, ante los lectores y espectadores de dichos espacios atomizados.

20



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal