Poder calorífico superior e inferior



Descargar 6.87 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño6.87 Kb.

Poder calorífico superior e inferior.

En la bomba calorimétrica los productos de la combustión quedan a la temperatura ambiente. Esto significa que si existía hidrógeno en el combustible, el vapor de agua formado se condensará cediendo el calor latente de condensación al agua del calorímetro. Sin embargo, en los hogares industriales, el vapor de agua no se condensa, es decir que el poder calorífico de un combustible, en estas condiciones será menor que el determinado en el calorímetro. El calor cedido al agua en la condensación del vapor es igual a 597,2 calorías por cada gramo de agua for-mado. Este hecho produce el concepto de poder calorífico superior que corres-ponde al caso del vapor de agua condensada y poder calorífico inferior, cuando se considera el agua en estado de vapor.

Evidentemente, en los combustibles carentes de hidrógeno, como el coque, no existe ninguna diferencia entre ambos conceptos, y esta diferencia será más notable, cuanto mayor sea la proporción entre el hidrógeno y el peso molecular total del combustible.

Si bien es cierto que la medida nos da directamente el poder calorífico superior, la determinación del inferior es muy sencilla, utilizando la relación:

Pcs - Pci = 53,5 (H2)


Esta fórmula tiene en cuenta el descenso de temperatura del vapor de agua desde la combustión a 100°C, el calor latente de condensación a esa temperatura, así como la cesión de calor del agua condensada hasta la temperatura ambiente. Para el calor latente de condensación debe recordarse que cada gramo de vapor de agua cede al calorímetro 597,2 calorías al condensarse.

Otra fórmula en la que se tiene en cuenta también el agua contenida en el carbón como humedad es :

Pci = Pcs - 5,85 (0,09% H2 + % Humedad)

El concepto de poder calorífico "útil" se atribuye con frecuencia al poder calorífico inferior. Sin embargo, esta identidad nunca es exacta; ya que si bien el vapor de agua producido en la combustión no se condensa en un hogar industrial, como en el calorímetro, tampoco en temperatura permanece constante, cediendo parte de su calor sensible a la reacción o cambio de estado que se esté realizando. Por ello, los cálculos entálpicos resultan imprescindibles cuando se trata de calcular rendimientos.

Por otra parte, las normas internacionales no coinciden en cuanto a la corrección del poder calorífico superior por condensación del agua, (597,2 cal/g). En la última fórmula citada se toma 585 cal/g y en la que figura anteriormente resultaría 5,35/0,09 = 594,4 cal/g. La norma DIN 51708 de la que se ha tomado la es-pañola, toma el valor aproximado de 600 cal/g, con lo que la formula aplicada generalmente es:

Pci = Pcs - 6 [9 (% H2) + (% Humedad)] Kcal/kg

Esta diversidad de criterios induce, a veces, a confusiones y contradicciones. Además habría de tenerse en cuenta que el paso entre el poder calorífico superior a volumen constante (calorímetro) al poder calorífico inferior a presión constante (hogar industrial) supondría un paso intermedio - poder calorífico superior a pre-sión constante - con una corrección intermedia, ya que mientras que el oxígeno que se combina con el carbono, para dar CO2 no vaía la presión en el caloríme-tro, el que lo hace con el hldrógeno condensándose el agua finalmente:

H2 (en el carbón, combinado en forma sólida) + 1/2 O2 (gaseoso en la bomba ca-lorimétrica) ------ H2O (agua condensada),

supone una reducción de presión y una expansión de los gases resultantes, cuyo trabajo debería tenerse en cuenta.


Determinación teórica del poder calorífico de un combustible.

Si en el cálculo del poder calorífico de un combustible operásemos como lo hemos hecho en la determinación del volumen de los productos de la combustión, podríamos establecer, por ejemplo para el caso del metano CH4

C + O2 ------ CO2 + 94.000 cal

2H2 + O2 ---- 2H2O + 136.700 cal

CH4 + 2O2 ---- CO2 + 2H2O + 230.700 cal


que, supone un error de 20.900 calorías, ya que el calor de combustión real de este gas es sólo de 209.800 calorías.

Considerando el cumplimiento de la Ley de HESS, se ha introducido un error ya que en la formación del metano a partir de sus elementos constituyentes, ya que no se ha considerado el proceso:

C + 2H2 ------ CH4 + 20.900 cal




El objeto de esta exposición es el de demostrar que así como para compues-tos químicos definidos (como ocurre con los combustibles gaseosos) es sencillo el cálculo de sus poderes caloríficos; ya que se conocen los calores de combustión a partir de sus elementos y, por tanto, se pueden cscribir los ciclos completos de reacciones (por aplicación de la Ley de Hess), no ocurre lo mismo con los combustibles sólidos y con muchos líquidos, de los que desconocemos la com-posición exacta y hasta la estructura molecular, como en el carbón. Y por tanto es imposible una fórmula del Pc según su composición elemental (que no es su composición estructural).

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal