Pacis Bull (Sánscrito). Nombre de la letra p en sánscrito. Es símbolo del Vâyu-tattva, por ser la primera letra de la voz pavana, sinónima de vâyu, aire o viento. (Râma Prasâd).



Descargar 0.6 Mb.
Página11/13
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño0.6 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

Pratyakcha (Pratyakska) (Sánscrito).- Percepción espiritual por medio de los sentidos. [Esta palabra tiene además las siguientes acepciones: evidencia ocular, percepción directa, conocimiento directo o inmediato, intuición, etc.; claro, patente, manifiesto, visible; directo, inmediato, intuitivo.] (G.T. H.P.B.)
* Pratyakcha-jñâna (Sánscrito).- Conocimiento adquirido por medio de la percepción directa. (G.T. H.P.B.)
* Pratyakchâvagama (Sánscrito).- Conocimiento directo, inmediato, intuitivo. (G.T. H.P.B.)
Pratyaksha.- Véase: Pratyakcha. (G.T. H.P.B.)
* Pratyanîka (Sánscrito).- Adversario, enemigo, rival. (G.T. H.P.B.)
* Pratyartha (Sánscrito).- Respuesta, réplica. (G.T. H.P.B.)
* Pratyarthin (Sánscrito).- Que replica; oponente, impugnador; hostil, enemigo, antagonista. (G.T. H.P.B.)
Pratyasarga (Sánscrito).- En la filosofía sânkhya, es la evolución intelectual del universo. En los Purânas, es la octava creación. (G.T. H.P.B.)
* Pratyavâga (Sánscrito).- Separación, partida; pérdida, daño, detrimento, mengua; transgresión; culpa, pecado; malestar, inquietud. (G.T. H.P.B.)
* Pratyavayava (Sánscrito).- Entero, completo; lleno; intacto, íntegro. (G.T. H.P.B.)
* Pratyaya (Sánscrito).- Conocimiento; inteligencia; noción, idea; instrumento, medio de acción; causa o agente cooperante; causa, motivo; costumbre, práctica; proceder; meditación piadosa; creencia; convicción; evidencia, certeza. (G.T. H.P.B.)
* Pratyaya-sarga (Sánscrito).- Creación intelectual, segun la filosofía sânkhya: la octava, llamada por otro nombre Anugraha. Es “la creación de la cual tenemos una noción (en su aspecto esotérico), o a la que damos asentimiento intelectual, en contraposición a la creación orgánica”. (Doctr. Secr., I, 492). (G.T. H.P.B.)
* Pratyeka (Sánscrito).- Cada uno; solo, aislado, individual, personal. (G.T. H.P.B.)
Pratyeka-Buddha (Sánscrito).- Lo mismo que Pasi-Buddha. –El Pratyeka-Buddha es un grado que pertenece exclusivamente a la escuela yogâchârya; sin embargo, es sólo un grado de alto desarrollo intelectual, pero sin verdadera espiritualidad. Es la letra muerta de las leyes del Yoga, en que el intelecto y la comprensión desempeñan el papel más importante, añadida al riguroso cumplimiento de las reglas del desarrollo interno. Es uno de los tres senderos del Nirvâna, y el inferior de todos, en el cual el Yoguî –“sin maestro y sin salvar a los demás”- por la simple fuerza de voluntad y las prácticas técnicas llega a una especia de condición de Buddha nominal individualmente; sin hacer bien alguno a nadie, sino obrando de una manera egoísta para su propia salvación y para él solo. Los pratyekas son respetados exteriormente, pero interiormente son objeto de desprecio por parte de aquellos que están dotados de apreciación sutil o espiritual. El pratyeka es comparado generalmente al Khadga o rinoceronte solitario, y es designado con el nombre de Ekazringa-Richi (Ekazringa, “que sólo tiene un cuerno”, significa también rinoceronte) Santo (richi) egoísta solitario. “Cruzando el sansâra (el océano de nacimientos y muertes, o la serie de encarnaciones), suprimiendo errores, sin alcanzar por eso la perfección absoluta, el Pratyeka-Buddha es comparado a un caballo que cruza un río a nado sin tocar el fondo”. (Diccion. Sánscrito-chino). Está muy por debajo de un “Buddha de Compasión”. No se esfuerza más que para alcanzar el Nirvâna. [Los Pratyeka-Buddhas son aquellos Bodhisattvas que pugnan por conseguir (y muchas veces lo consiguen) la vestidura Dharmakâya después de una serie de existencias. Inquietándose muy poco por los sufrimientos de la humanidad y por ayudarla, y ateniendo únicamente a su propia bienaventuranza, entran en el Nirvâna y desaparecen de la vista y del corazón de los hombres. En el budismo del Norte, Pratyeka-Buddha, o Buddha egoísta, es sinónimo de egoísmo espiritual. (Voz del Silencio, II). –Véase: Ekachârin, Nirmânakâya, etc.] (G.T. H.P.B.)
* Pratyucha (Sánscrito).- La mañana: El sol. Nombre de uno de los Vasus. (Véase esta palabra). (G.T. H.P.B.)
* Pratyûcha (Sánscrito).- Obstáculo, impedimento. (G.T. H.P.B.)
* Pratyupakâra (Sánscrito).- Devolución o retorno de un servicio o favor; correspondencia a un favor; ayuda o socorro mutuo. (G.T. H.P.B.)
* Praudhi (Sánscrito).- Confianza en sí mismo; acción audaz. (G.T. H.P.B.)
* Prauna (Sánscrito).- Hábil, experto, instruído. (G.T. H.P.B.)
* Pravâch (Sánscrito).- Elocuente; orador; oratoria. (G.T. H.P.B.)
* Pravada (Sánscrito).- Orador; heraldo; proclamador. (G.T. H.P.B.)
* Pravaha (Sánscrito).- Movimiento hacia adelante; viento; uno de los Maruts. (Véase esta palabra). –“Viento pravaha” es la fuerza mística y oculta que da impulso a los astros y regula su curso. (Doctrina Secreta, II, 647). (G.T. H.P.B.)
* Pravâha (Sánscrito).- Corriente; río; lago; ocupación, vida activa; sucesión; flujo contínuo. (G.T. H.P.B.)
* Pravâhaka (Sánscrito).- Demonio, genio malo. (G.T. H.P.B.)
* Pravâla o Prabala (Sánscrito).- Retoño, renuevo, botón, yema, vástago. (G.T. H.P.B.)
* Pravara (Sánscrito).- Excelente, el mejor; nobleza; descendencia, prole, familia. (Véase: Prabara). (G.T. H.P.B.)
* Pravarana (Sánscrito).- Objeto digno de preferencia. (G.T. H.P.B.)
* Pravarga (Sánscrito).- El fuego sagrado. (G.T. H.P.B.)
* Pravarha (Sánscrito).- Principal, primero, jefe. (G.T. H.P.B.)
* Pravartaka (Sánscrito).- Autor, inventor; investigador. (G.T. H.P.B.)
* Pravartana (Sánscrito).- Orden, permiso; ocupación, negocio. (G.T. H.P.B.)
* Pravartita (Sánscrito).- Dirigido adelante; aparecido; manifestado; puesto en movimiento; continuado, seguido; ejecutado; preparado, dispuesto; emanado; realizado; producido, nacido; ocupado, interesado. (G.T. H.P.B.)
* Praveza (Sánscrito).- Atención; adhesión. (G.T. H.P.B.)
* Pravezana (Sánscrito).- Introducción, entrada. (G.T. H.P.B.)
* Pravibhakta (Sánscrito).- Distribuído, dividido. (G.T. H.P.B.)
* Pravîna (Sánscrito).- Hábil, versado, experto, familiarizado. (G.T. H.P.B.)
* Pravîra (Sánscrito).- Grande héroe, jefe, señor, príncipe. (G.T. H.P.B.)
* Pravrajita (Sánscrito).- Religioso (budista). (G.T. H.P.B.)
* Pravriddha (Sánscrito).- Crecido, desarrollado; nutrido; maduro; viejo; fuerte, poderoso; grande, vasto. (G.T. H.P.B.)
* Právrita (Sánscrito).- Cubierta; velo; manto. (G.T. H.P.B.)
* Prâvriti (Sánscrito).- Cercado, vallado. –Tenebrosidad espiritual. (P. Hoult). (G.T. H.P.B.)
* Pravritta (Sánscrito).- Manifiesto, aparecido, salido; nacido; emanado; ocupado; interesado; devoto; empezado; existente; sucedido; que intenta o se propone. (G.T. H.P.B.)
* Pravritti (Sánscrito).- Emanación; creación, aparición; manifestación; salida; origen, acción; actividad; energía; esfuerzo; empeño; intento; progreso, adelanto; aplicación; devoción; conocimiento; proceder; modo de obrar; hado, destino; noticia, mensaje; egoísmo; ambición; apego al mundo; labor egoísta. (Véase: Pravritti-mârga). (G.T. H.P.B.)
* Pravrittijña (Sánscrito).- Mensajero. (G.T. H.P.B.)
* Pravritti-mârga (Sánscrito).- Sendero de acción, opuestamente al Nivritti-mârga (sendero de inacción o renuncia). (G.T. H.P.B.)
* Pravyakta (Sánscrito).- Manifiesto, patente, evidente, visible. (G.T. H.P.B.)
* Pravyathita (Sánscrito).- Inquieto, movido, agitado, turbado, temeroso, afligido. (G.T. H.P.B.)
* Prâya (Sánscrito).- Proceder, hábito; manera de vivir; condición, estado; muerte; abundancia; pecado, culpa. (G.T. H.P.B.)
* Prayâga (Sánscrito).- Sacrificio, oblación; el caballo del sacrificio. Uno de los santos lugares de peregrinación: la confluencia del Ganges y del Yamunâ, en Allahâbad (India). –En la terminología de la Ciencia del Aliento, esta palabra se aplica a la conjunción de las corrientes derecha e izquierda del aliento. (Râma Prasâd). (G.T. H.P.B.)
* Prayaj (Sánscrito).- Ofrenda, oblación. (G.T. H.P.B.)
* Prayamana (Sánscrito).- Purificación. (G.T. H.P.B.)
* Prayâna (Sánscrito).- Partida, marcha, viaje; paso o tránsito a la otra vida; muerte; principio. (G.T. H.P.B.)
* Prayas (Sánscrito).- Placer, goce; objeto de goce o fruición. (G.T. H.P.B.)
* Prayâsa (Sánscrito).- Esfuerzo, conato, empeño; fatiga causada por el esfuerzo. (G.T. H.P.B.)
* Prâyaschitta.- Véase: Prâyazchitta. (G.T. H.P.B.)
* Prayata (Sánscrito).- Refrenado, reprimido, disciplinado; puro, purificado; piadoso. (G.T. H.P.B.)
* Prayâta (Sánscrito).- Partido, salido, ausentado, muerto. (G.T. H.P.B.)
* Prayatâtman (Sánscrito).- Puro de corazón; de alma pura. (G.T. H.P.B.)
* Prayatna (Sánscrito).- Esfuerzo, empeño, porfía, ahinco; voluntad; eficacia; actividad. (G.T. H.P.B.)
* Prâyazchitta (Sánscrito).- Expiación de una culpa; penitencia, arrepentimiento. (G.T. H.P.B.)
* Prâyazchitta-Karma (Sánscrito).- Karma expiatorio. (P. Hoult). (G.T. H.P.B.)
* Prayoga (Sánscrito).- Uso, empleo; práctica; acto; esfuerzo; consecuencia, resultado; efecto de una operación mágica; ejemplo; término de comparación; texto que constituye autoridad; principio; ejecución; plan; representación; recitación. (G.T. H.P.B.)
* Prayojana (Sánscrito).- Causa, motivo; móvil de una acción; objeto; intento; propósito. (G.T. H.P.B.)
* Prayoktri (Sánscrito).- Actor, comediante. (G.T. H.P.B.)
* Prayuddha (Sánscrito).- Lucha, pelea, combatiente. (G.T. H.P.B.)
* Prayuj (Sánscrito).- Impulso, actividad; adquisición. (G.T. H.P.B.)
* Prayukta (Sánscrito).- Ligado, unido; adherido; inducido, impelido; animado. (G.T. H.P.B.)
* Prayukti (Sánscrito).- Impulso; enlace; unión, consecuencia, resultado. (G.T. H.P.B.)
* Prazama (Sánscrito).- Calma, sosiego (especialmente mental); cesación; extinción. (G.T. H.P.B.)
* Prazansâ (Sánscrito).- Elogio, recomendación. (G.T. H.P.B.)
* Prazânt o Prazânta (Sánscrito).- Sosegado, apacible, tranquilo, indiferente. (G.T. H.P.B.)
* Prazântamanas (Sánscrito).- Que tiene la mente sosegada o tranquila. (G.T. H.P.B.)
* Prazântâtman (Sánscrito).- Que tiene el ánimo sosegado o tranquilo. (G.T. H.P.B.)
Prazâsitri (Sánscrito).- Sacerdote, heraldo del santo sacrificio. (G.T. H.P.B.)
* Prazasta (Sánscrito).- Laudable, meritorio; bueno, excelente, virtuoso. (G.T. H.P.B.)
* Prazasti (Sánscrito).- Alabanza; himno. (G.T. H.P.B.)
* Prazlatha (Sánscrito).- Enervado; relajado; blando. (G.T. H.P.B.)
* Prazna (Sánscrito).- Pregunta, interrogación. (G.T. H.P.B.)
* Praznadûtî (Sánscrito).- Enigma, acertijo. (G.T. H.P.B.)
* Praznopanichad o Prashnopanishad (Prazna-upanichad) (Sánscrito).- Uno de los Upanichads relacionado con los antiguos Vedas. Ha sido traducido y editado varias veces, una de ellas con el comentario de Zankarâchârya. (G.T. H.P.B.)
* Prazrabdhi (Sánscrito).- Confianza, tranquilidad de ánimo. (G.T. H.P.B.)
Prazraya (Prashraya) (Sánscrito).- Por otro nombre, Vinaya. “La progenitora de amor”. Título dado a la Aditi védica. “Madre de los Dioses”. [Prazraya significa además: conducta respectiva; modestia, humildad. –Véase: Aditi.] (G.T. H.P.B.)
* Prazrita (Sánscrito).- Modesto, humilde; secreto, misterioso. (G.T. H.P.B.)
* Precha (Sánscrito).- Impulso, celo; envío; pena, aflicción. (G.T. H.P.B.)
* Prechta (Pra-ichta) (Sánscrito).- Deseado, anhelado; amado, querido. (G.T. H.P.B.)
* Prechya (Sánscrito).- Servidor; oficial; ministro; servicio; orden, mandato. (G.T. H.P.B.)
* Prechyatâ (Sánscrito).- Servidumbre; domesticidad; servicio. (G.T. H.P.B.)
Preexistencia.- Término usado para denotar que hemos vivido antes de la vida presente. Equivale a la reencarnación en lo pasado. Esta idea es objeto de burla por parte de unos; es rechazada por otros, y calificada de absurda e irracional por algunos más. No obstante, es la creencia más antigua y más universalmente admitida desde una antigüedad inmemorial. Y si esta creencia era universalmente aceptada por las más sutiles inteligencias filosóficas del mundo precristiano, seguramente no está fuera de lugar que algunos de nuestros modernos intelectuales crean también en ella, o por lo menos concedan a dicha doctrina el beneficio de la duda. La misma Biblia hace más de una vez alusiones a ella, como cuando San Juan Bautista es considerado como la reencarnación de Elías, y los discípulos de Jesús, al preguntar si el hombre ciego había nacido ciego a causa de sus pecados, lo cual equivale a decir que había vivido y pecado antes de nacer ciego. Como dice muy acertadamente Mr. Bonwick, era “la obra de progreso espiritual y de disciplina del alma. El sibarita sensualista se volvía pordiosero; el soberbio opresor, esclavo; la egoísta mujer a la moda, una costurera. Una vuelta de la rueda daba ocasión para el desenvolvimiento de una inteligencia y sentimientos descuidados o corrompidos, y de ahí la popularidad de la reencarnación en todos los países y en todos los tiempos… De esta suerte la expurgación del mal se efectuaba de un modo gradual, pero seguro”. Verdaderamente, “una mala obra sigue al hombre pasando por cien mil transmigraciones” (Pañchatantra). “Todas las almas tienen un vehículo sutil, imagen del cuerpo que conduce la pasiva alma de una mansión material a otra”, dice Kapila; así como Basnage dice, hablando de los judíos: “Por esta segunda muerte no se entiende el infierno, sino lo que ocurre cuando un alma ha animado por segunda vez un cuerpo”. Herodoto dice que los egipcios “son los primeros que han hablado de esta doctrina, segun la cual el alma del hombre es inmortal, y después de la destrucción del cuerpo, entra en un ser nuevamente nacido. Cuando, segun dicen, ha pasado por todos los animales de la tierra y del mar y de todas las aves, volverá a entrar en el cuerpo de un hombre nacido de nuevo”. Esto es la preexistencia. Deveri demostró que los libros funerarios de los egipcios dicen claramente: “la resurrección no era en realidad otra cosa que una renovación, que conducía a una nueva infancia y a una nueva juventud”. (Véase: Reencarnación). (G.T. H.P.B.)
* Prekchâ (Sánscrito).- Espect’aculo; vista; acción de mirar; consideración, reflexión. (G.T. H.P.B.)
* Prekchaka (Sánscrito).- Espectador, testigo presencial. (G.T. H.P.B.)
* Prekchana (Sánscrito).- Acción de mirar; mirada; ojo. (G.T. H.P.B.)
* Prekchavant (Sánscrito).- Considerado, prudente. (G.T. H.P.B.)
* Prema o Preman (Sánscrito).- Amor, afecto, cariño; devoción; alegría. (G.T. H.P.B.)
* Premabandha (Sánscrito).- Lazos o vínculos de amor. (G.T. H.P.B.)
* Prenda de Odín.- El ojo que dejó a Mimir, segun la mitología escandinava. (Eddas). (G.T. H.P.B.)
* Prepsâ (Sánscrito).- Deseo de alcanzar, obtener o adquirir. (G.T. H.P.B.)
* Prepsu (Sánscrito).- Deseoso; deseoso de lograr o adquirir. (G.T. H.P.B.)
* Preraka (Sánscrito).- Que incita o impulsa; impulsor, instigador. (G.T. H.P.B.)
* Prerana (Sánscrito).- Impulso, actividad. (G.T. H.P.B.)
* Presagio.- Agüero, signo o signos de sucesos futuros. Lo que se verifica en el mundo de los efectos existe en el mundo de las causas, y puede, bajo ciertas circunstancias, revelarse aun antes de entrar en el plano de los efectos. (F. Hartmann). –Aunque generalmente se consideran como sinónimas las palabras presagio y augurio, se ha establecido una distinción entre ambas. Por augurio se entienden los signos buscados e interpretados segun las reglas del arte augural; y por presagio, las señales que se ofrecen fortuitamente, y que cada cual interpreta de un modo vago y arbitrario. (Noël). (G.T. H.P.B.)
Preta (Sánscrito).- Segun la creencia vulgar, los Pretas son “demonios hambrientos”. “Cascarones” o envolturas de hombres avaros y egoístas después de la muerte; “elementarios” que renacen como pretas en el Kâma-loka, segun las enseñanzas esotéricas. [Espectros, fantasmas, sombras o almas de difuntos. Son seres humanos que han perdido su cuerpo físico, pero que no se han despojado todavía de la vestidura de su naturaleza animal, en la que se hallan aprisionados hasta que ella se desintegra. (Annie Besant, Sabid. Antig.) -Habitan las regiones de las sombras, van generalmente asociados con los bhûtas, y, como éstos, suelen frecuentar los cementerios y animar cuerpos muertos. El culto a tales seres constituye un fetichismo grosero. “… Aquellos (hombres) cuya naturaleza es tamásica dan culto a las sombras (pretas) y a las legiones de espíritus elementales (bhûtas)”. (Bhagavad-Gîtâ, XVII, 4).] (G.T. H.P.B.)
* Pretaloka (Sánscrito).- Una de las regiones del mundo astral: el Kâmaloka. En este mundo, los Pretas han de experimentar ciertos cambios purificadores antes de poder entrar en la vida propia del alma humana. (A. Besant, Sabid. Antig., pág. 107). (G.T. H.P.B.)
* Pretagriha (Sánscrito).- Cementerio. (G.T. H.P.B.)
* Pretakârya (Sánscrito).- Ceremonia fúnebre, o para conjurar los aparecidos o las sombras de los muertos. (G.T. H.P.B.)
* Pretanadî (Sánscrito).- Río del infierno. (G.T. H.P.B.)
* Pretapati (Sánscrito).- “Señor o rey de los muertos”. Yama. (G.T. H.P.B.)
* Pretavâhita (Sánscrito).- Poseído, atormentado por las sombras de los muertos. (G.T. H.P.B.)
* Pretavana (Sánscrito).- Véase: Pretagriha. (G.T. H.P.B.)
* Pretya (Sánscrito).- Después de la muerte; en el otro mundo; en la vida futura. (G.T. H.P.B.)
* Pretya-bhâva (Sánscrito).- La condición del alma después de la muerte del cuerpo. (G.T. H.P.B.)
* Príapo (Del griego Príapos).- Dios del apetito genésico. Aplícase también este nombre al falo o miembro viril. (G.T. H.P.B.)
* Prichthamânsâda (Sánscrito).- Calumniador. (Literalmente: “que os come la carne de la espalda”). (G.T. H.P.B.)
* Prichti (Sánscrito).- Rayo de luz. (G.T. H.P.B.)
Primer punto.- Metafísicamente, es el primer punto de la manifestación, el germen de la primera diferenciación, o sea el punto en el Círculo infinito, “cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna”. El punto es el Logos. (G.T. H.P.B.)
Primordial, Luz.- Véase: Luz. (G.T. H.P.B.)
Principios.- Son los elementos o esenciales originales, las diferenciaciones fundamentales, sobre y de las que se han formado todas las cosas. Empleamos dicho término para designar los siete aspectos individuales y fundamentales de la Realidad única universal en el Kosmos y en el hombre. De ahí también los siete aspectos en su manifestación en el ser humano: divino, espiritual, psíquico, astral, fisiológico y simplemente físico. [En el hombre, lo mismo que en el Cosmos o universo, se cuentan siete Principios. Cada principio humano tiene correlación con un plano, un planeta y una raza, y los principios humanos están, en cada plano, en correlación con las séptuples fuerzas ocultas, algunas de las cuales (las de los planos superiores) tienen un poder tremendo. (Doctrina Secreta, I, 19). Se han expuesto diversas clasificaciones de los principios humanos. En primer lugar, tenemos la vulgarísima y elemental división binaria en cuerpo y alma, sustentada hoy día por gran número de psicólogos ortodoxos, a pesar de la división ternaria en cuerpo, alma y espíritu, claramente expresada por San Pablo (I Tesalom, V, 23; Hebr., IV, 22) y por varios Santos Padres (Orígenes, San Clemente de Alejandría, etc.). Tenemos luego la división cuaternaria, segun se halla descrita en el sistema Târaka-Râja-Yoga, fundada en los cuatro principales estados de conciencia del hombre, esto es: estado despierto o de vigilia, de sueño con ensueños, de sueño profundo sin ensueños, y de éxtasis trascendente, los cuales corresponden respectivamente a los cuatro principios humanos: cuerpo físico, alma animal e intelectual, alma espiritual, y Espíritu. Hay también la división quinaria o vedantina, que considera en el hombre cinco kozas o envolturas llamadas Annamaya Koza (o cuerpo físico), Prânamaya Koza (que comprende el principio vital o Prâna y el doble etéreo o cuerpo astral), Manomaya Koza (alma animal y las porciones inferiores del Manas o principio intelectual), Vijñânamaya Koza (alma intelectual o esencia mental), y Ânandamaya Koza (alma espiritual o Buddhi). En esta clasificación no se halla incluído el Âtman, que por razón de ser universal, no lo consideran los vedantinos como principio humano. Hay, por último, la clasificación esotérica, o mejor dicho, semiesotérica, llamada septenaria, cuyos siete principios, empezando por el superior, se enumeran generalmente de este modo: 1) Âtman (Espíritu); 2) Buddhi (alma espiritual); 3) Manas (mente o alma humana); 4) Kâmarûpa (alma animal, asiento de los instintos, deseos y pasiones); 5) Prâna (vida, o sea la porción de Jîva que el cuerpo físico se ha apropiado); 6) Linga-zarîra (cuerpo astral, o doble etéreo, vehículo de la vida), y 7) Sthûla-zarîra (el cuerpo físico, moldeado sobre el Linga-zarîra) (Doctr. Secr., I, 177 y II, 627). En rigor, sólo deben contarse seis Principios, puesto que el Âtman o Âtmâ no se ha de considerar como tal, puesto que es un rayo del Todo Absoluto y es la síntesis de los “seis”. (Id., I, 252, 357). Los materialistas acogerán sin duda con burlona sonrisa la afirmación de que existen en el hombre tantas almas, desde el momento en que se niegan a admitir una sola, considerando que el cuerpo físico constituye la totalidad del ser humano. Esto es simplemente cuestión de nombre, puesto que a la vez que los escépticos niegan con empeño la existencia del alma, tal como nosotros la expresamos, ninguno de ellos dejará de admitir que en el hombre hay un algo, llámese como se quiera, que es centro o asiento de los instintos, deseos y pasiones (alma animal), lo mismo que del pensamiento, de la razón o del genio (alma humana), etc. –Pero hablando en lenguaje estrictamente esotérico, el hombre, como unidad completa, está compuesto de cuatro Principios fundamentales y los tres Aspectos de ellos en esta tierra. En las enseñanzas semiesotéricas, estos cuatro y tres se han denominado siete Principios para facilitar su comprensión al vulgo. Los eternos Principios fundamentales son: 1) Âtman o Jîva, “Vida única” que impregna al Trío monádico (Uno en Tres, y Tres en Uno); 2) Envoltura áurea; así llamada porque el substratum del aura que envuelve el hombre es el universalmente difundido Âkâza primordial y puro, la primera película en la ilimitada extensión del Jîva, la inmutable Raíz de todo; 3) Buddhi, porque éste es un rayo del alma espiritual universal (Alaya), y 4) Manas (el Ego superior), porque procede del Mahat, “Gran Principio” o Inteligencia cósmica, primer producto o emanación del Pradhâna (Véase esta palabra), que contiene potencialmente todos los gunas (atributos). Los tres Aspectos transitorios producidos por estos cuatro Principios fundamentales, son: 1) Prâna, aliento de vida. A la muerte de un ser viviente, el Prâna vuelve a ser Jîva. Este aspecto corresponde al Âtman. 2) Linga-zarîra o Forma astral, emanación transitoria del Huevo o Envoltura áurea. Esta forma precede a la formación del cuerpo viviente, y después de la muerte se adhiere a éste, disipándose sólo con la desaparición de su último átomo (excepción hecha del esqueleto). Corresponde a la Envoltura áurea. 3) Manas inferior o Alma animal, reflexión o sombra del Buddhi-Manas, teniendo la potencialidad de ambos, pero dominado generalmente por su asociación con los elementos del Kâma. Este aspecto corresponde a los Principios fundamentales Buddhi y Manas. –Como quiera que el hombre inferior es el combinado producto de dos aspectos –físicamente, de su Forma astral, y psicofisiológicamente del Kâma-Manas-, no es considerado ni siquiera como un aspecto, sino como una ilusión. (Doctr. Secr., III, 493, 494). –Los siete Principios humanos de la constitución septenaria corresponden a los siete Principios cósmicos, segun se expresa a continuación: Âtmâ corresponde al Logos inmanifestado; Buddhi, a la Ideación universal latente; Kâma-rûpa, a la Energía cósmica (caótica); Linga-zarîra, a la Ideación astral, que refleja las cosas terrestres; Prâna, a la esencia o energía vital, y Sthúla-zarîra, a la Tierra. (Id., II, 631). En la constitución septenaria del hombre, no deben considerarse los diversos Principios como entidades separadas entre sí, como envolturas concéntricas y sobrepuestas a la manera de las diferentes capas de una cebolla, sino al contrario, como puntos, unidos, entremezclados en cierto modo, pero independientes uno de otro y conservando cada uno un estado esencial y vibratorio distinto; siendo siempre cada Principio inferior el vehículo de su inmediato superior, excepción hecha del cuerpo físico, que es el vehículo (upâdhi) de los otros seis. Por último, en esta misma clasificación, los siete Principios se agrupan en dos series, que constituyen, por una parte, la Tríada superior, o sea la Individualidad espiritual, perenne e indestructible formada por Âtman, Buddhi y Manas, y por otra, el Cuaternario inferior, o sea la Personalidad transitoria y perecedera, integrada por los cuatro Principios inferiores: el Kâma-rûpa, con la porción inferior o animal del Manas; el Prâna, el Linga-zarîra y el cuerpo físico. El hombre real y verdadero es el Manas superior; es la entidad que se reencarna, llevando como rastro kármico las potencialidades buenas y malas de sus encarnaciones o vidas anteriores. Cuando el Manas se ha fundido en el Âtma-Buddhi, el hombre se ha convertido en un dios.] (G.T. H.P.B.)

Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal