Pablo Neruda (Odas Elementales -1954-) tristeza



Descargar 29.16 Kb.
Fecha de conversión11.11.2017
Tamaño29.16 Kb.


Oda a la tristeza, Pablo Neruda (Odas Elementales -1954-)


TRISTEZA, escarabajo 
de siete patas rotas, 
huevo de telaraña
rata descalabrada, 
esqueleto de perra: 5
Aquí no entras. 
No pasas. 
Ándate. 
Vuelve 
al Sur con tu paraguas,  10
vuelve 
al Norte con tus dientes de culebra. 
Aquí vive un poeta.
La tristeza no puede 
entrar por estas puertas.  15
Por las ventanas 
entra el aire del mundo, 
las rojas rosas nuevas, 
las banderas bordadas 
del pueblo y sus victorias.  20
No puedes.
Aquí no entras. 
Sacude
tus alas de murciélago, 
yo pisaré las plumas  25
que caen de tu manto
yo barreré los trozos 
de tu cadáver hacia 
las cuatro puntas del viento, 
yo te torceré el cuello,  30
te coseré los ojos
cortaré tu mortaja 
y enterraré tus huesos roedores 
bajo la primavera de un manzano.

Introducción


Pablo Neruda, pseudónimo de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, nació en Parral (Chile) el año 1904.
El 1927 comienza una larga carrera diplomática que le llevaría, entre otros países, a España.
De la mano de Manuel Altolaguirre comienza a dirigir en 1935 la revista Caballo verde para la poesía donde difunde su concepción poética de entonces, la llamada “poesía impura”, y comparte con los poetas de la Generación de 27 el influjo de las vanguardias, especialmente del surrealismo.
En 1936 estalla la Guerra Civil Española y es destituido de su puesto de cónsul. Parte hacia Francia donde escribe España en el corazón (1937) que muestra su compromiso con el movimiento republicano.
A partir de ese año, el mismo de su regreso a Chile, su poesía se caracterizará por la implicación en temas políticos y sociales desde posturas claramente de izquierdas.
En octubre de 1971 recibe el Premio Nobel  de Literatura. Muere en Santiago de Chile el 23 de septiembre de 1973. Sus memorias se publicaron postumamente con el título Confieso que he vivido.

Localización


“Como síntesis y culminación del proceso poético que Neruda había iniciado en CantoGeneral (1950), canto de identidad con su pueblo, Chile, y a través de él con toda América, publica en la década de los cincuenta Las Odas Elementales (1954), que se continuarán después en Nuevas Odas Elementales (1956), Tercer Libro de Odas (1957) y Navegaciones y Regresos (1959).
Neruda escribe estos poemas, cuando ya ha alcanzado la madurez poética, con la intención de hacer un nuevo poema extenso, como ya había hecho con Canto General, de tal forma que constituyera una visión totalitaria del mundo, una interpretación del mismo partiendo de las cosas sencillas e intranscendentes.”(1)
Determinación del tema
(2)“Oda a la tristeza” forma parte del grupo de odas dedicadas a abstracciones como la alegría, la sencillez, la claridad, la esperanza, el murmullo, etc.
El tema de la composición es el rechazo del poeta al sentimiento de tristeza.

Estructura externa/interna


El poema está formado por una sola estrofa de 34 versos de dos (v.9) a once sílabas métricas (v.12) y rima libre.

En cuanto a la estructura interna,puede observarse el siguiente esquema:


Versos 1 a 5 TRISTEZA, + atributos
Verso 6 “Aquí no entras”

Verso 13 “Aquí vive un poeta”

Verso 22 “Aquí no entras”

Versos 23 a 34 “yo pisaré …

“yo barreré …

“yo te torceré …

En el primer verso se destaca el sujeto del poema, la tristeza, con el uso de mayúsculas. Se la identifica a continuación con una serie de atributos relacionados con animales particularmente desagradables o repulsivos: el escarabajo, la rata, etc.
Es importante notar que el paso de un sustantivo abstracto, la tristeza, a sustantivos concretos de animales proporciona vida y sustancia a un sentimiento que el poeta rechazará de forma contundente en los siguientes versos.
En efecto, prohíbe la entrada en su casa a la tristeza con verbos de negación (“no entras”, “no pasas”) o imperativos (“ándate”) para, seguidamente expresar el motivo que justifica su repulsa: “Aquí vive un poeta” (v. 13)
Esta afirmación es fundamental para la comprensión del poema dado que un tema frecuente en la poesía de Neruda es su idea sobre lo que es, ha sido o debe ser un poeta y la poesía.
En una clasificación efectuada por él mismo distingue “los poetas” de “los otros poetas”. Los “otros poetas” o “negros poetas” son aquellos que únicamente cantan a aquello que les concierne de una manera directa, es decir, los que no se comprometen socialmente.
“El poeta, para Neruda, es la voz del pueblo, el cantor que se detiene en las cosas sencillas, en los problemas del hombre, y todo su ideal lo centra en la solidaridad y fraternidad de los hombres y los pueblos.
Además siente la poesía no como una afición o como una evasión, sino como un oficio al servicio del pueblo, cuyo fin único es ayudar a que éste despierte y luche en defensa de sus derechos.” (1)
La visión de la función social del poeta queda reflejada en los versos 16 a 20 cuando alude a “el aire del mundo” o “las banderas bordadas del pueblo y sus victorias”.
Por último, los versos 21 a 34 muestran la actitud firme y beligerante del poeta en contra del sentimiento de tristeza con una serie de afirmaciones expresadas con verbos de acción (“te torceré el cuello”, ”te coseré los ojos”) que se cierran con una metáfora de vida y esperanza: “y enterraré tus huesos roedores/ bajo la primavera de un manzano”.

Estilo y recursos retóricos


Ya desde los primeros versos puede apreciarse el estilo nominal(3) de la composición en el abundante uso de sustantivos concretos que se determinan a su vez con prep+sintagma nominal:
escarabajo de siete patas rotas

huevo de telaraña

dientes de culebra

Este tipo de construcción contribuye a hacer la expresión más directa, sencilla y clara.

Destacan de manera particular recursos sintácticos como:
- la anáfora sirve para estructurar el poema y le imprime un ritmo preciso: “Aquí” (versos 6, 13 y 21) “yo” (versos 25,27 y 30).
- los encabalgamientos suaves que aceleran la transición entre los versos: (vuelve/ al Norte con tus dientes de culebra, etc.).
- la estructura paralelísticaSuj.-[CI]-Verbo-CD de los versos 25,27, 30, 31 y 33.
Pueden observarse también:
- la esticomitia de los versos 6,7 y 8.

- las enumeraciones de los versos 1 a 5 y 17 a 20.

- las metáforas: “casa” /poeta

“rojas rosas nuevas”/ futuro, esperanza

“primavera de un manzano” / renovación, comienzo, frutos

El color rojo se utiliza como símbolo


- la antítesis Norte/sur de los versos 10 y 12.

Finalmente, la simplicidad del léxico contribuye con el resto de recursos utilizados en el poema (ausencia de rima, esticomitia, abundancia de sustantivos, etc.) al propósito de claridad y sencillez manifestado en el título de las Odas Elementales.

(1)CAUCE, Num.1, Marina Alonso y otros. CVC.

(2) Del latín “oda” y ésta a su vez del griego antiguo ᾠδή (ōidē) ("canción" u "obra para ser cantada).



(3) Referido al nombre.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal