Optimización de los criterios y técnicas aplicados a la ordenación y restauración hidrológico-forestal de cuencas hidrográficas, desde sus inicios hasta el presente



Descargar 1.49 Mb.
Página10/18
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño1.49 Mb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   18



3. CAMBIOS PRODUCIDOS EN EL CLIMA DE CHILE LAS ÚLTIMAS DÉCADAS



3.1 Variación en las temperaturas
En el hemisferio Sur, durante el siglo XX se ha registrado un aumento de la temperatura superficial, mientras que las precipitaciones medias han disminuido, marcándose también un aumento en la intensidad de las precipitaciones (3) (8) (9) (10).
Específicamente en Chile, las temperaturas medias han aumentado con tasas del doble de la tendencia del Hemisferio Sur. No obstante, a la tendencia general de calentamiento climático detectado en el resto del país, estaciones meteorológicas en la Región de Los Lagos (39-42º S) indicaron el enfriamiento atmosférico durante el siglo XX (11), en Puerto Montt (41º26’S) particularmente las temperaturas superficiales disminuyeron –0.022°C/año entre 1933 y 1992. Esta tendencia se ha reducido a –0.011ºC/año en los últimos treinta años, debido a la estabilización de las temperaturas mínimas (11)

El descenso de las temperaturas ha prevalecido en los niveles inferiores de la troposfera, en que el calentamiento troposférico en Puerto Montt hasta los años ochenta ha sido vinculado a la intensificación del efecto invernadero. (12).


Por otra parte, se ha constatado que el aumento mayor se ha producido en las temperaturas mínimas diarias. Esto se evidencia con mayor claridad en la zona centro –

norte de Chile (18°- 33° S), mientras que la tendencia de las temperaturas mínimas en la región centro-sur sigue siendo negativa, aunque presenta una mayor estabilidad (11).



3.2 Variación en las precipitaciones
En América del Sur destaca el contraste entre la tendencia negativa predominante en Chile Central, y una marcada tendencia positiva en la región subtropical al Este de los Andes. Las precipitaciones en este sector se encuentran asociadas al Fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENSO), existiendo relación directa entre la pluviometría y la temperatura superficial del mar entre los 32º y 38º S. Mientras que al sur de esta latitud, se presenta una correlación negativa durante la fase madura de El Niño debido a la migración estacional y reforzamiento del límite austral del anticiclón subtropical con el consecuente bloqueo de los sistemas frontales, la principal fuente de precipitación para esta parte del país. Como resultado, la precipitación estival disminuye en el verano en la X Región durante la ocurrencia del fenómeno del Niño (12) (13) (14) (15).
De acuerdo a esto la fluctuación interanual de las precipitaciones en Chile Central se encuentra asociada a la variabilidad de los fenómenos ENSO (36) (37). Durante los años húmedos o con la presencia del fenómeno de El Niño, el número de días con precipitación aumenta, en términos de frecuencia de tormentas, particularmente las de intensidad moderada y extrema (10-20 mm/día y 50 mm/día, respectivamente). No obstante, en años donde se presenta el Fenómeno de La Niña, las desviaciones hacia un menor número de días con precipitación son sólo marginalmente significativas (19) (38).
Las anomalías pluviométricas asociadas a la Oscilación del Sur presentan una importante variabilidad espacio-temporal, a consecuencia de la migración estacional y reforzamiento del límite austral del anticiclón. Durante la ocurrencia de fenómenos del Niño, las lluvias son abundantes entre los 30° y 35° S en invierno, y entre los 35° y 38° S a fines de primavera (15). En el siguiente verano en cambio, las precipitaciones disminuyen entre los 38° y 41° S (14).
A nivel estacional, las precipitaciones entre 1961 y 2000 descendieron principalmente en invierno, período en el que se concentra entre el 35 y el 45% de la precipitación total anual. En los últimos veinticinco años, la disminución de las precipitaciones es más profunda. En este sentido, destacan Valdivia y Punta Huano durante el otoño, donde se registran tasas tres veces superiores respecto del período total, y una tendencia general de disminución en el verano (44). En el cuadro 4 se observa la tendencia de las precipitaciones estacionales en la Región de Los Lagos.

Cuadro 4


Tendencia de las precipitaciones estacionales en la Región de Los Lagos

** Significativo al 1% * Significativo al 5%. Fuente: Bown, 2004.

En las Figuras 2 y 3, se muestran las precipitaciones acumuladas anuales, en algunas latitudes cercanas a zonas de inundaciones recurrentes durante el periodo 1961 – 2004. (Ver en anexo 1, gráficos de latitudes 18º 28’, 23º 38’ y 27º 18’)

Figura 2: Precipitaciones acumuladas anuales Zona Centro 1961 – 2004

Fuente : Dirección Meteorológica de Chile (DMC), comunicación personal

Figura 3: Precipitaciones acumuladas anuales Zona Sur 1961 – 2004.

Fuente : Dirección Meteorológica de Chile (DMC), comunicación personal

Como se aprecia en las figuras 2 y 3, no se observa una tendencia de disminución de las precipitaciones acumuladas anuales en los últimos 40 años, para las latitudes que van desde los 29º a 36 º S. En zonas más australes, a latitud 45º 35’S, se presenta una leve tendencia de disminución de las precipitaciones entre los años 60 y 90, para luego revertir la tendencia. Los gráficos demuestran que no hay una constante de disminución de la precipitación en últimos años atribuible a un cambio climático general. Las precipitaciones son muy variables, con años de alta pluviometria y otros más bajos, lo que puede ser atribuible entonces, al efecto y presencia de los fenómenos del Niño y La Niña en épocas distintas.
En la figura 4, se revisan registros más antiguos, para la latitud 41º 28’S, donde se observa una importante disminución de las precipitaciones anuales en el período comprendido del año 1861 a la fecha. En los últimos 70 años, el registro anual de precipitaciones no ha sobrepasado los 2500 mm, siendo normal valores superiores hasta el año 1930; desde 1980 a la fecha, este mismo registro ha llegado escasamente a los 2000 mm.
En la figura 5 se observan, para la misma latitud, las precipitaciones máximas mensuales. Al igual que en el caso de las precipitaciones acumuladas anuales, la cantidad de agua caída mensualmente (máximos mensuales), ha ido disminuyendo. Sobre todo a partir de la década del 50, no superando en los últimos 20 años los 360 mm mensuales, mientras que en las décadas anteriores se registraron gran número de valores por sobre los 400 mm mensuales.
Figura 4: Precipitaciones acumuladas anuales latitud 41º 28’ 1861 – 2004.

Fuentes: DMC, comunicación personal. Dr. Anton Huber, Instituto de Geociencias UACH, comunicación personal, 2005.




Figura 5: Precipitaciones Mensuales máximas Puerto Montt 1861 – 2004.

Fuentes: DMC, comunicación personal. King, H. Variación de algunos factores meteorológicos en Chile a través del tiempo. 1970
Con respecto a la intensidad de las precipitaciones, no se pudo determinar estadísticamente si existía un aumento en las intensidades en los últimos años, por falta de información necesaria para generar una regresión. El Cuadro 5 muestra algunos datos de mayor intensidad en 24 horas por año, para distintas latitudes.
Cuadro 5

Intensidades máximas (mm) en 24 horas




Latitud Sur

1985

1986

1987

1989

2000

2001

2002

18º 28’

0,5

 -

0,5

0,7

1,6

2,1

8,5

20° 32’

 -

0



 -

3,8

0

6

23º 38’

0,9

0,5

4,3

0,4

18,3

0

1,7

27º 18’

2,4

4,5

25

 -

29,5

0

10,4

29º 54’

17,7

11,2

104,7

28,1

77,4

74,1

42,8

33º 1’

 -

57,4



 -

58,4

190,6

117,2

33º 27’

25,1



88,6

28

52,9

57,7

111,1

34º 58’

48,5

94,8

68,3

60,1

67,7

74,3

78,6

36º 36’

60,4

 -

82

61,4

63,9

71

153,7

36º 47’

45,7

161

85,7

89,6

90,1

74,4

95,8

38º 46’

63,2

46,4

67,7

58,2

111,5

55

62,8

39º 38’

 -

87,4

82

74,1

152,5

118,4

131,5

40º 36’

46

69,8

34,1

38,5

94,4

45,1

43,1

41º 28’

44,1

54,3

52,7

64,6

77,2

66,6

47,4

45º 35’

 -

 -

35,6

40,6

38,8

64,1

61,6

45º 55’

41

32

25,2

24,5

41,3

38,8

27,2

53º 8’

16,9

26,6

24,7

20,3

35,5

22,2

38

Fuente: DMC, comunicación personal.
En el Cuadro 5, destacan algunas intensidades: el caso de latitud 29º54’ (1987) con 104,7 mm, latitud 33º1’ (2001 y 2002), latitud 34º58’ (1986, 1987, 2001). En general dentro del periodo 1985 – 1990, en los años 1986 y 1987 todas las latitudes presentan alzas en las intensidades, para luego decaer. En general, las variaciones en las intensidades, al igual que la disminución o aumento de las precipitaciones, se deberían a la presencia de los fenómenos de El Niño y La Niña. El fenómeno de El Niño estuvo presente desde agosto de 1986 a febrero de 1988(18), de igual forma a mediados del 2001 el mismo fenómeno que estaba en fase neutral, comenzó su desarrollo, dando origen al fenómeno de los años 2002 - 2003 (39 ).
En otros sectores del país, se han registrado intensidades cercanas a 200 mm diarios, como en la Séptima Región, y sobre 100 mm diarios en forma habitual para las regiones V, VI, VII, VIII, IX, X y Región Metropolitana. Los meses en que se registran mayormente tanto las precipitaciones máximas como sus intensidades son Mayo, Junio, Julio y Septiembre. Los valores de precipitación aumentan desde el nivel del mar hacia la cordillera y desde Norte a Sur. En la VII región, zona de Curepto (cercana al mar), precipita, un promedio de 880 mm anuales, con intensidades en 24 horas de 100 mm. En Vilches en cambio, por estar más cercano a la Cordillera de los Andes, la precipitación media anual oscila en 2000 mm anuales, mientras que la intensidad en 24 horas bordea 150 mm. En el Parque Nacional Puyehue (X región) se han registrado precipitaciones anuales de 5600 mm (considerando la precipitación nival), con intensidades de 340 mm en 24 horas (16).
Se puede concluir que las variaciones de las precipitaciones en cantidad e intensidad, no muestran una tendencia general. Sin embargo, durante los años húmedos o con la presencia del fenómeno del Niño, el número de días con precipitación aumenta, en términos de frecuencia de tormentas, particularmente las de intensidad moderada y extrema (10-20 mm/día y 50 mm/día, respectivamente). Por otra parte, en años donde se presenta el Fenómeno de La Niña, las desviaciones hacia un menor número de días con precipitación son sólo marginalmente significativas (38) (19)


Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal