Normativa Lactancia Materna



Descargar 51.79 Kb.
Fecha de conversión26.10.2018
Tamaño51.79 Kb.



NORMATIVA DE LACTANCIA MATERNA








COMISIÓN DE LACTANCIA MATERNA





ÍNDICE



  1. Introducción

  2. Objetivos

  3. Los diez pasos hacia una feliz lactancia materna

  4. El código de comercialización de sucedáneos de leche materna

  5. Asistencia al parto normal

  6. La normativa

  7. Anexos

  1. Introducción

Los hospitales que trabajan para llevar a cabo las buenas prácticas de la Iniciativa por la Humanización en la Asistencia al nacimiento y la lactancia de la OMS-UNICEF deben adoptar una normativa de lactancia que abarque desde los Diez Pasos hasta el Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna. Una Normativa de Lactancia Materna bien planificada constituye una base sólida para la implantación, el mantenimiento y la medición de buenas prácticas de lactancia materna.

Los Diez Pasos para una Feliz Lactancia Materna son internacionalmente reconocidos como normas de buenas prácticas, eficaces para el apoyo a la lactancia materna y que todas las autoridades deberían seguir. Por esto, deben constituir la base de la normativa de lactancia materna.

Todas las madres tienen el derecho de recibir una información clara e imparcial que les permita tomar libremente una decisión informada de cómo quieren alimentar y cuidar a sus hijos.

El personal de salud no discriminará a ninguna mujer por el método de alimentación que haya elegido para su hijo y le proporcionará apoyo en cualquiera que haya sido su elección.



  1. Objetivos

  • Asegurar que todas las madres reciben información sobre los beneficios de la lactancia para la alimentación y crianza del recién nacido y niño pequeño sobre cualquier otro tipo de alimentación, y los riesgos potenciales de la alimentación con fórmula, para que puedan tomar una decisión informada sobre la manera de alimentar a sus hijos.

  • Facilitar que el personal sanitario cree un ambiente favorable hacia la lactancia, y que tengan los conocimientos necesarios para dar el apoyo e información que permita a las madres continuar amamantando de manera exclusiva durante 6 meses y después como parte de la dieta infantil hasta al menos los 2 años de edad.

  • Fomentar la colaboración y cooperación necesarias, entre los profesionales del Hospital y entre los profesionales y los grupos de apoyo local, que garanticen la continuidad de estos objetivos y para fomenten el desarrollo de una cultura de lactancia materna en el entorno local.



  1. Los Diez Pasos Hacia Una Feliz Lactancia Materna

  1. Disponer de una política por escrito relativa a la lactancia natural que sistemáticamente se ponga en conocimiento de todo el personal de atención de salud.

  2. Capacitar a todo el personal de salud de forma que esté en condiciones de poner en práctica esa política.

  3. Informar a todas las embarazadas de los beneficios que ofrece la lactancia natural y la forma de ponerla en práctica.

  4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora siguiente al parto.

  5. Mostrar a las madres cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactación incluso si han de separarse de sus hijos.

  6. No dar a los recién nacidos más que la leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, a no ser que estén médicamente indicados.

  7. Facilitar la cohabitación de las madres y los niños durante las 24 horas del día.

  8. Fomentar la lactancia natural cada vez que se solicite.

  9. No dar a los niños alimentados al pecho chupetes artificiales.

  10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia natural y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital.



  1. El Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna

Este Código fue aprobado en 1981 por la Asamblea Mundial de la Salud con el objetivo de asegurar el uso correcto de los sucedáneos de la leche materna y el intento de controlar las prácticas inadecuadas de comercialización de alimentos infantiles. Entre otros aspectos, regula la prohibición a los proveedores de salud de aceptar o distribuir muestras gratuitas de sucedáneos o de acceder a éstos a precios reducidos, así como la prohibición de hacer publicidad directa o promoción del uso de estos productos.

El Real Decreto 72/1998 elevó el Código a rango de Ley, de obligado cumplimiento en España. Además, los hospitales que opten a la acreditación IHAN deben demostrar que conocen y aplican el Código para poder conseguir el galardón.

El Hospital del Vinalopó respeta el código de Comercialización de sucedáneos de Leche Materna y así lo hace saber a todo los profesionales del departamento.


  1. Asistencia al Parto Normal

El Hospital Del Vinalopó conoce y aplica las recomendaciones sobre asistencia al parto, emitidas por la Organización Mundial de la Salud, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, la Federación de Asociaciones de Matronas de España (a través de la Iniciativa Parto Normal) y la Estrategia de Atención al Parto Normal editada por el Ministerio de Sanidad en 2007.

En este sentido, en el servicio de Obstetricia de este hospital NO se realizan de forma rutinaria las siguientes intervenciones a mujeres de parto: episiotomía, enema, rasurado del vello púbico, administración de oxitocina o amniotomía. Al contrario, se promueve la movilidad durante el parto, con acompañamiento continuo por la persona que la mujer elija, diferentes opciones de analgesia no farmacológica y farmacológica, inicio precoz de la lactancia materna y contacto piel con piel, y cohabitación las 24 horas.



  1. La normativa

A) En apoyo de esta Normativa

  • Todos los profesionales sanitarios que prestan atención a las madres lactantes actuarán de acuerdo con esta Normativa con el fin de evitar consejos contradictorios.




  • Asimismo, cualquier acción que vaya en contra de la misma tendrá que justificarse y constará en el historial clínico de la madre y/o del niño.




  • La normativa debe ser desarrollada e implantada en coherencia con las guías de práctica clínica o protocolos de lactancia de la institución.



  • En ningún lugar del hospital existirá publicidad sobre las fórmulas adaptadas de leche, biberones, tetinas o chupetes. Asimismo, se prohibirá la presencia de los logotipos de fabricantes de estos productos en artículos tales como calendarios o material de papelería.



  • No se permiten los folletos difundidos por fabricantes de formula infantil. El material educativo para distribuirse a las madres y sus familias debe ser previamente aprobado por la Comisión de Lactancia Materna.



  • Se prohíbe la distribución de regalos o paquetes que contengan muestras comerciales o suministro de materiales de promoción de los mismos a las mujeres embarazadas y a otros usuarios, así como la entrega de obsequios gratis al personal del hospital.



  • A los padres que deciden de manera informada alimentar con fórmulas infantiles a sus hijos, se les enseñará cómo prepararlas correctamente, bien de manera individual o en pequeños grupos, durante el periodo postparto. No se realizará información en grupo sobre la preparación de alimentación artificial en el periodo prenatal, ya que existen evidencias de que la información dada en este periodo no se retiene adecuadamente y puede servir para minar la confianza en el amamantamiento.




  • Todos los datos de alimentación infantil se recogerán en la historia, especialmente los siguientes:

    • Evaluación de las tomas.

    • Suplementos y sus razones.

    • Modo de introducción de alimentación complementaria.

    • Destete.

    • Se realizará una auditoria anual del cumplimiento de esta Normativa.

B) Difusión de la normativa

  • Esta Normativa se pondrá en conocimiento de todos los profesionales sanitarios que tengan contacto con mujeres embarazadas y madres. Todo el personal recibirá o tendrá acceso a una copia de esta normativa.



  • La normativa se dará a conocer al personal de nueva contratación, dentro de los 6 primeros meses tras la contratación.



  • Los coordinadores del servicio serán informados del personal de nueva contratación a través de la persona encargada de contrataciones de recursos humanos, vía e-mail.



  • Debe comunicarse esta normativa a las embarazadas, para que conozcan el tipo de asistencia que recibirán en el centro.



  • La normativa estará fácilmente disponible en todas las áreas del hospital donde se atiendan madres e hijos y en los idiomas de uso local. Los padres deben conocer la existencia de esta normativa y de los cuidados que fomenta (con una versión reducida de la normativa a modo de guía para padres, folletos, o con la exposición de la normativa…).

C) Formación de los profesionales sanitarios

  • Los profesionales sanitarios serán los principales responsables de apoyar a las madres que amamanten y ayudarlas a superar las dificultades que se les presenten.



  • Todos los profesionales sanitarios y de apoyo que tengan contacto con embarazadas y madres (ginecólogos, matronas, pediatras, enfermeras y auxiliares) recibirán formación en el manejo de la lactancia a un nivel apropiado a su categoría profesional. El personal de reciente contratación recibirá formación en los primeros 6 meses de iniciar su trabajo.



  • Todo el personal religioso o voluntario será informado de la normativa y recibirá formación suficiente para permitirles referir de manera correcta a otros profesionales los problemas de lactancia.



  • Todos los profesionales sanitarios y de apoyo recibirán formación (a un nivel apropiado para su categoría profesional) para poder enseñar a las madres que deciden no amamantar la correcta preparación de biberones, así como a reforzar el vínculo madre-hijo.



  • El responsable de lactancia del centro se responsabilizará de proporcionar la formación necesaria a todo el personal. Asimismo, se encargará de controlar la eficacia de la formación, con publicación periódica de los resultados.



  • Se evaluará el conocimiento de la Normativa a todos los profesionales mediante test online hasta conseguir una evaluación satisfactoria.

D) Información a las mujeres embarazadas sobre los beneficios y el manejo de la lactancia

  • El personal involucrado en el cuidado antenatal debe asegurarse que a todas las embarazadas se les informa de los beneficios del amamantamiento y de los riesgos potenciales de la alimentación con fórmula.



  • Todas las embarazadas tendrán la oportunidad de hablar individualmente con un profesional sanitario sobre la alimentación infantil antes de las 32 semanas de gestación. Esta información no debe abordarse solamente durante las clases en grupo.



  • Las bases fisiológicas de la lactancia materna deben ser explicadas de manera clara y simple a todas las embarazadas, junto con las prácticas que han demostrado proveer la lactancia y evitar problemas frecuentes. El objetivo debería ser dar a las madres confianza en su habilidad de amamantar.

  • Toda mujer embarazada debe recibir información en el Centro de Salud sobre: las técnicas de amamantamiento, la importancia del contacto piel con piel, alojamiento conjunto, la lactancia a demanda, la postura y el agarre correctos, el apego y el efecto perjudicial de los chupetes y tetinas sobre la lactancia materna. Y sobre la estrategia del parto natural y su papel protagonista en el parto y las opciones de elección de las técnicas de control del dolor.

E) Inicio del amamantamiento

  • Se debe animar a todas las madres a tener a su hijo piel con piel lo más pronto posible tras el nacimiento en un entorno tranquilo, sin tener en cuenta el método de alimentación elegido. Debe mantenerse el contacto piel con piel de manera ininterrumpida tanto tiempo como madre e hijo necesiten, como mínimo los primeros 60-90 minutos de vida o hasta que haga una toma efectiva (lo que ocurra antes).



  • El contacto piel con piel no debería interrumpirse para que el personal realice procedimientos de rutina.



  • Si se interrumpe el contacto piel con piel por indicación clínica o por elección materna, debe ser reiniciado tan pronto como la situación clínica de madre e hijo lo permitan.



  • Se animará a todas las madres a ofrecer la primera toma de pecho cuando madre e hijo estén listos. La matrona ayudará si se necesita.

F) Enseñar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia

  • A todas las madres se les debe ofrecer ayuda con la lactancia en las primeras 6 horas del nacimiento. Una enfermera/matrona debe informar a la madre y ayudarla si precisa en la primera toma. Después, la mayoría de bebés quedan dormidos de 4 a 12 horas, sin interés por las tomas, recuperándose del parto. Si estuviera dormido mucho tiempo se indicará a la madre que lo despierte, pero sin olvidar explicarle que esto sólo se necesita en los primeros días y no de manera indefinida.



  • Una matrona o enfermera debe estar disponible para ayudar a las madres con todas las tomas durante su estancia en el hospital.



  • Todos los profesionales sanitarios deberán interesarse y observar el progreso de la lactancia materna cada vez que entren en contacto con una madre que esté amamantando a su hijo. De esta forma se facilitará la identificación temprana de posibles complicaciones con vistas a que se informe adecuadamente respecto a su prevención o solución.



  • Los profesionales sanitarios deberán asegurarse de que se proporcione a las madres el apoyo necesario a fin de colocar correctamente al niño para que agarre bien el pecho, y para que sepan extraer su leche manualmente. Deberán, asimismo, saber explicar a las madres las técnicas necesarias para ayudarles a adquirir esta habilidad. A tal efecto, a las madres se les entregará un folleto explicativo sobre la extracción manual de la leche y sobre el seguimiento de la lactancia en caso de tener que separarse de su hijo.



  • Tanto los profesionales como las madres deben conocer los signos de transferencia eficaz de la leche materna.



  • Antes del alta, las madres deben recibir información oral y escrita de cómo reconocer si el amamantamiento es eficaz:

    • Signos que indican si el niño recibe o no suficiente leche;

    • cómo reconocer que el amamantamiento no progresa adecuadamente (grietas, ingurgitación, etc.)



  • Cuando se separan madre e hijo por razones médicas, es responsabilidad de todos los profesionales que cuidan de ambos de asegurarse que a la madre se le proporciona ayuda y se le anima a extraerse la leche y mantener su lactancia durante los periodos de separación.



  • Se animará a las madres que tienen que separarse de sus hijos a extraerse la leche lo antes posible tras el nacimiento, dado que el inicio precoz tiene beneficios a largo plazo sobre la producción de leche.



  • Se animará a las madres que tienen que separarse de sus hijos a extraerse la leche al menos 8 veces al día. Debería enseñárseles cómo extraerse leche de manera manual y con extractores. Se les facilitará el acceso a sus hijos para su cuidado y su alimentación (cuando pueda iniciarse) las 24 horas del día.

G) Apoyo a la lactancia exclusiva

  • No se debe dar ninguna bebida ni fórmula artificial a los niños amamantados, excepto en caso de indicación médica o elección materna informada. La decisión de ofrecer suplementos por razones médicas debe hacerse por un pediatra. Las razones para suplementar deben discutirse con los padres y anotarse en la historia clínica del niño.



  • Antes de introducir leche artificial a niños amamantados, se debe animar a la madre a sacarse leche para dársela al niño con vaso o jeringa. Esto puede reducir la necesidad de administrar fórmula artificial.



  • Cuando los padres solicitan suplementación, se evaluará la toma y el profesional se interesará por los motivos de preocupación de los padres. Si los suplementos no están clínicamente indicados, se debe informar a los padres de la fisiología de la lactancia y solventar sus dudas. Se respetará siempre la decisión informada que los padres tomen a este respecto. Esta conversación debe quedar registrada en la historia clínica del niño.



  • Los bebés amamantados no utilizarán chupete ni tetinas, a no ser decisión informada de la madre.



  • Los empleados de los fabricantes y de los distribuidores de sucedáneos de leche materna, biberones, tetinas y chupetes tienen prohibido tener contacto con mujeres embarazadas o madres.

  • El hospital prohíbe dar a las mujeres embarazadas, a las madres y a sus familias, cualquier material de propaganda como muestras o paquetes regalo que incluyan sucedáneos de la leche materna, biberones, tetinas, chupetes o cupones.

H) Alojamiento conjunto y mantener cerca al niño

  • Las madres asumirán la responsabilidad primaria del cuidado de sus hijos.



  • Madre e hijo sólo se separarán cuando el estado clínico de la madre o del niño precise cuidados en otras áreas.



  • No hay un “nido” en las áreas de atención posnatal.



  • Los niños no deberán ser separados por las noches de sus madres. Esto es aplicable tanto a los niños amamantados como a los alimentados con fórmula. Las madres que se recuperan de una cesárea deben recibir cuidados apropiados, pero debe aplicarse también en este caso la política de mantener juntos a la madre y al niño.



  • Se fomentará, en todo momento, el contacto físico cercano entre la madre y su hijo, para favorecer el reconocimiento de signos de hambre del bebé, facilitar el agarre y mejorar el vínculo. Se animará a las madres que lacten a sus hijos en posición de crianza biológica y se fomentará el auto-enganche (que sea el niño el que se dirija al pecho y lo agarre de manera espontánea).

I) Alimentación guiada por el niño

  • Se apoyará la lactancia a demanda (cuando el niño dé muestras de que quiere comer) para todos los niños, a menos que haya otras indicaciones clínicas. Los procedimientos hospitalarios no deberían interferir con esta norma. El personal debe enseñar a las madres a reconocer los signos de hambre del niño y la importancia de responder a ellos.



  • Se informará a las madres de que es aceptable despertar a su hijo para alimentarlo si notan el pecho lleno. Debe explicárseles la importancia de las tomas nocturnas para la producción de leche.

J) Uso de tetinas, chupetes y pezoneras

  • El personal debe desaconsejar el uso de tetinas o chupetes mientras se establece la lactancia. Los padres que quieran usarlas deben ser advertidos de los posibles efectos perjudiciales que puede tener en la lactancia para que tomen una decisión informada. Esta conversación, así como la decisión de los padres, debe quedar registrada en la historia clínica del niño.



  • No se recomienda el uso de pezoneras, excepto en circunstancias extremas y sólo por periodos de tiempo lo más cortos posible. A cualquier madre que esté considerando el uso de pezoneras, se le explicará las desventajas antes de que empiece usarlas. Debería permanecer bajo el cuidado de una persona experta en lactancia mientras utilice las pezoneras y debe recibir ayuda para discontinuar su uso tan pronto como sea posible.



K) Grupos de apoyo a la lactancia

  • Esta institución apoya la cooperación entre los profesionales sanitarios y los grupos de apoyo voluntarios, a la vez que reconoce que las instituciones sanitarias tienen su propia responsabilidad en la promoción de la lactancia.



  • En el periodo postnatal se les facilitará a todas las madres la manera de ponerse en contacto con todas las personas e instituciones locales que puedan apoyar su lactancia: profesionales (pediatras, matronas, enfermeras…), consejeras de lactancia, grupos de apoyo… Las direcciones y teléfonos estarán expuestas en la maternidad. Los datos deben ser regularmente actualizados para asegurarse que se distribuye la correcta información.



  • Se invitará a los grupos de apoyo a la lactancia a contribuir al desarrollo de la normativa de lactancia.

  • En el centro de Salud se celebran reuniones periódicas de un Taller de Lactancia al que están invitadas todas las mujeres embarazadas así como las madres que amamantan y sus familias. Los talleres pueden consultarse en la página web de paritoriosonline.com

L) Un entorno acogedor para las familias con madres lactantes

  • Se considerará la lactancia materna como la forma natural de alimentar a los bebés y a los niños pequeños.



  • Se facilitará y animará a las madres a amamantar a sus hijos en todas las zonas públicas.



  • Se preparará dentro de las posibilidades físicas del centro, una zona cómoda para las madres que prefieran amamantar a su hijo y proteger su privacidad.

M) Apoyar la continuación de la lactancia

  • Los profesionales del centro facilitaran mediante la coordinación Hospital - Centro de Salud, la recepción y valoración del recién nacido y de la lactancia en los primeros 2-3 días tras el alta de la maternidad. Facilitando así la identificación temprana de problemas y dudas. Ante ello, se ofrecerá información y ayuda para su prevención o solución.

  • Todos los profesionales sanitarios se interesarán y observarán el progreso de la lactancia materna cada vez que contacten con una madre que esté amamantando a su hijo.



  • Los profesionales ofrecerán a todas las madres lactantes que vuelvan al trabajo remunerado información que les ayude y apoye a seguir con la lactancia durante este periodo.



  • Durante los primeros seis meses, los profesionales no recomendarán que un bebé lactante ingiera ni agua ni comida artificial, a no ser que sea considerado necesario por motivos que deberán quedar reflejados en la historia clínica del lactante. A los padres que elijan suplementar la lactancia materna con sucedáneos se les informará de la interferencia/ obstáculo que esta alimentación produce en la continuidad de la lactancia materna.



  • Los profesionales recomendarán a todas las madres ofrecer lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses y seguir dando el pecho durante los dos primeros años de vida del bebé. Toda información respecto al destete deberá ser coherente con este ideal.



  • La introducción de la alimentación complementaria se realizará para la mayoría de los lactantes alrededor de los 6 meses, siguiendo las recomendaciones vigentes de la Unión Europea.

Para la redacción de este documento se ha tomado como modelo el siguiente documento: “UNICEF/OMS. IHAN España. Normativa de lactancia materna para un Hospital IHAN”, que puede ser resumido, reproducido o transmitido libremente, de forma parcial o completa, pero no para su venta ni para su uso con propósitos comerciales.

Datos de contacto:

Dirección:

Comisión de lactancia materna - Departamento de Salud del Vinalopó

Hospital del Vinalopó

C/ Tonico Sansano Mora nº14

03293 Elche (Alicante)

Teléfonos: +34. 966679800

Correo electrónico:



www.vinaloposalud.com

www.paritoriosonline.com

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal