Normal dot



Descargar 431.09 Kb.
Página12/15
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño431.09 Kb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15

B. La calidad de gobierno como elemento importante de la capacidad de absorción


    La expresión “calidad de gobierno” abarca una amplia gama de instituciones y normas. Si bien muchas están relacionadas entre sí y se complementan, convendría identificar al conjunto básico de dimensiones de la calidad de gobierno que son más pertinentes para el análisis de la integración financiera. Estas dimensiones son: la transparencia, el control de la corrupción, el Estado de derecho y la supervisión del sector financiero.

    Según estudios recientes, la calidad de gobierno afecta a la capacidad de los países para beneficiarse de los flujos internacionales de capital. Como se explica en la sección III, de los diversos tipos de flujos de capital, la inversión extranjera directa (IED) es quizá la que más contribuye a incrementar el crecimiento económico del país receptor (Reisen y De Soto (2001))46. Existe una relación muy estrecha entre la calidad de la gestión pública de los países y su capacidad para atraer inversión extranjera directa. Según datos recientes, y manteniendo constantes el tamaño del país, los costos de la mano de obra, las tasas impositivas, las leyes e incentivos específicamente dirigidos a empresas de participación extranjera, y otros factores, la inversión extranjera directa tiende a encauzarse hacia países con una buena gestión pública. Asimismo, el efecto cuantitativo de una gestión pública deficiente sobre la IED es considerable.

    Para llegar a esa conclusión, la corrupción en los países que reciben IED puede medirse de distintas maneras, entre otras: la calificación de Transparencia Internacional, organismo no gubernamental mundial dedicado a la lucha contra la corrupción; el indicador que publican conjuntamente la Universidad de Harvard y el Foro Económico Mundial en el Informe de Competitividad Mundial a partir de una encuesta internacional de empresas; y un indicador de una encuesta internacional de empresas a cargo del Banco Mundial. Los resultados que se obtienen de estos indicadores son bastante similares: la corrupción incide negativamente en el volumen de inversión extranjera directa que reciben los países47. El efecto cuantitativo de la corrupción también es significativo cuando se lo compara con el efecto negativo que tiene el impuesto sobre la renta de las sociedades sobre la IED. Un aumento de una desviación estándar, por ejemplo, de la corrupción del país receptor puede llegar a representar un aumento de 30 puntos porcentuales de la tasa impositiva, desde el punto de vista de su efecto negativo sobre la IED (véanse el gráfico 10 y un análisis más detallado en Wei (1997, 2000a y 2000b))48.


A partir de datos sobre la inversión extranjera en Europa central y oriental recopilados a nivel de las empresas, se sostiene en otro estudio que, además de reducir la cantidad de IED que reciben los países, las deficiencias en la gestión de gobierno local perjudican la calidad de la IED al desalentar actividades de empresas tecnológicamente más avanzadas de propiedad exclusivamente extranjera (Smarzynska y Wei (2000)).

    Actualmente los gobiernos de muchos países en desarrollo tienen gran interés en atraer IED ofreciendo generosas ventajas o exenciones tributarias. De lo anterior puede deducirse que una forma más eficaz de atraer IED y fomentar la inversión interna sin tener que adoptar medidas que pudiesen reducir el ingreso tributario sería mejorar la gestión de gobierno nacional, sobre todo mediante la reducción de la corrupción.

    La transparencia de las operaciones públicas es otra de las dimensiones de la gestión de gobierno. Los países con los mayores niveles de transparencia tienden a recibir el mayor volumen de inversión de cartera a través de fondos internacionales de inversión colectiva (Gelos y Wei (2002) y gráfico 11). Ello es cierto incluso después de tener en cuenta la liquidez del mercado, el régimen cambiario, otros riesgos económicos y una serie de factores suplementarios (véase un análisis más detallado en el recuadro 5)49.

    Gráfico 10. La corrupción y la inversión extranjera directa



Nota: Promedio de la inversión extranjera directa bilateral procedente de 14 de los principales países fuente hacia 41 países receptores durante el período 1996–1998. El índice de la corrupción del país receptor se calcula combinando los indicadores del Informe de Competitividad Mundial (GCR) (Foro Económico Mundial y Universidad de Harvard, 1997) y el Informe sobre el desarrollo mundial (Banco Mundial, 1997). Véase el análisis más detallado en Wei (2001).
Fuente: Cálculos del personal técnico basados en Wei (2001), cuadro 2, columna 2.
Gráfico 11. Diferencia entre las colocaciones efectivas de los fondos internacionales de inversión colectiva y la referencia MSCI: Países transparentes y países opacos


-0,07




-0,25



Nota: En el eje horizontal se indica la diferencia entre la proporción de las colocaciones efectivas de los fondos internacionales de inversión colectiva en un país dentro de su cartera total, expresada como un promedio de todos los fondos, y la proporción de capitalización del mercado bursátil de ese país, ajustado en función de su disponibilidad ante inversionistas extranjeros, dentro de una cartera de inversión mundial, de acuerdo con el índice internacional Morgan Stanley Capital International (MSCI) (en puntos porcentuales). Véase el recuadro 5 en que se presenta información sobre la “opacidad de la macropolítica”, “opacidad de los macrodatos” y la “opacidad de las empresas”.


Fuente: Cálculos del personal técnico basados en Gelos y Wei (2002).


Recuadro 5. La transparencia y los fondos mutuos internacionales

Gelos y Wei (2002) examinan el comportamiento de los fondos internacionales de inversión de enero de 1996 a diciembre de 2000, específicamente si la distribución de sus activos en los países y la forma en que los distribuyen puede tener relación con ciertas características de la transparencia de los países.


Se consideran por un lado la transparencia del sector público y, por el otro, la de las empresas (aunque están algo relacionadas). En la del sector público, los autores examinan a su vez dos aspectos separados: la transparencia de la divulgación de datos macroeconómicos y la de la política macroeconómica.
La transparencia de los datos se mide utilizando el promedio de dos índices elaborados por el FMI sobre la frecuencia y la puntualidad de la divulgación de datos macroeconómicos por parte de las autoridades nacionales (Allum y Agca, 2001).
Oxford Analytical se ocupó de la transparencia de la política macroeconómica, en parte basándose en los informes sobre la observancia de los códigos y normas (IOCN), que son mayormente una evaluación de la medida en que las macropolíticas de un gobierno se ajustan a las normas y los códigos recomendados (a diferencia de la inflación o los déficit fiscales efectivos).
El índice de la transparencia de las empresas fue derivado por los autores conforme a la información que figura en el Informe de Competitividad Mundial que preparan el Centro para el desarrollo internacional de la Universidad de Harvard y el Foro Económico Mundial. Mide el grado de divulgación financiera y la disponibilidad de información sobre oportunidades para las empresas en un país.
El primer resultado de importancia es que la inversión en acciones a nivel internacional tiende a evitar los países donde la transparencia es menor (en relación a lo que predice un modelo internacional de precios de los activos de capital). Este resultado cualitativo es válido aun cuando los autores toman en cuenta la liquidez del mercado, el nivel de ingreso y una multitud de otros factores, y también es importante cuantitativamente. En los países donde la falta de transparencia supera la mediana de la muestra, habría una reducción de su ponderación en los fondos internacionales de 7 a 39 puntos porcentuales (en relación con su peso real en la cartera del mercado mundial).
El segundo resultado relevante es que la tendencia de los fondos internacionales a mostrar un comportamiento gregario, modalidad que a veces es considerada culpable de influir en la inestabilidad de los mercados financieros de los países en desarrollo, de hecho se relaciona con las características de la transparencia en el país. Hay algunas pruebas que señalan que, en el caso de los fondos internacionales, el efecto de manada cobra mayor intensidad en los países menos transparentes.
En tercer lugar, hay también algunas pruebas de que, durante una crisis financiera, la fuga de capitales se agudiza en los países en desarrollo donde la transparencia es menor.
En conjunto, los datos parecen indicar que el aumento de la transparencia podría muy bien aminorar el fenómeno de la brusca detención de los capitales especulativos y, en consecuencia, aumentar la estabilidad del mercado financiero interno de un país en desarrollo.


    Fuente: Gelos y Wei (2002).


Compartir con tus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal