Neolítico y el inicio de la edad de los Metales en la Península Ibérica



Descargar 155.63 Kb.
Página2/5
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño155.63 Kb.
1   2   3   4   5

Técnicas de ejecución


Es un arte pictórico, pues únicamente encontramos pinturas, en las que se utilizan tres colores básicos de origen mineral:

- El rojo, que se obtiene de óxidos de hierro

- Negro, que se utiliza en menor proporción, y se obtiene a partir de manganeso

- Blanco que se obtienen del caolín. Las representaciones en este color solo se ven en La Sierra de Albarracín, Teruel.

Si en el arte macroesquemático los trazos son muy anchos, en cambio aquí son muy finos, llegando a medir milímetros, y hay autores que plantean que para su ejecución se emplearon plumas de pájaro. Pese a la simplicidad de formas se observan una serie de tratamientos complicados para dar volumen al pelaje del animal.

* Hay autores que también han propuesto el término de arte naturalista estilizado, pero el término que más se usa es el de arte levantino.



Características de las representaciones

- Economía de la forma: las figuras se representan con trazos muy simples y esas representaciones se reducen a la silueta, y sin embargo somos capaces de distinguir el sexo de las figuras y sus movimientos.

- Simplicidad: los animales se suele representar con el cuerpo como si les viéramos de perfil y la cabeza de frente.

- Oblicuidad: para representar el movimiento se usa con un plano inclinado que refleja el dinamismo.

- Profundidad: los artistas aprovecharon los salientes de las rocas para dar sensación de perspectiva en distintos planos.

- El arte levantino se caracteriza por el pequeño tamaño de las figuras representadas, entre 15 y 20 cm. Y sin embargo, a pesar de esta reducida escala somos capaces de observar un gran número de detalles tanto en las representaciones humanas como animales.


Temática


Su principal característica es que se trata de un arte narrativo, pues se están representando escenas, en las que intervienen animales y humanos interrelacionados. Son cuatro los principales motivos:

- Los zoomorfos: animales que aparecen relacionados con las figuras humanas, entre los que son muy abundantes las escenas de caza. En ella los animales adoptan un gran número de posturas. En cuanto a las especies representadas, las abundantes son las cabras y los ciervos. Pero también encontramos animales representados en negro, jabalíes y caballos. También se han identificado otras especies como aves, conejos o abejas.

- Figuras masculinas: suelen ser arqueros, y al igual que ocurría con los animales, podemos encontrar una gran variabilidad de formas y posturas, a pesar de la economía de trazos.

- Las figuras femeninas: son mucho más escasas y se identifican por la silueta y fundamentalmente por el abultamiento en las caderas. Las mujeres van vestidas con faldas largas e irían desnudas de cintura para arriba.

- Otros: elementos vegetales, que se pueden plasmar a modo de trampas -como en Torcal de las Bojadillas I-, representaciones de árboles -como en Doña Clotilde- o una serie de trazos cortos entre los animales y arqueros que se han interpretado como las huellas de los animales o como restos de sangre. También se aprovechan elementos que se encuentran en los propios paneles, como salientes o hendiduras para encontrarlos a la escena y sugerir elementos del paisaje o en la composición -como en la escena de la colmena-

Las actividades representadas son enormemente variadas:



  1. Actividades económicas

Como las escenas de caza, que son las más abundantes en el arte levantino. En ellas apreciamos a los arqueros, que están dando caza a los animales y entre ellos a cabras y ciervos. Pero también encontramos otras especies como el jabalí. Buenos ejemplos los tenemos en Cova Remigia o Cova de Cavalls.

Tareas diversas como la recolección de frutos silvestres, la agricultura y la ganadería. Como la escena de vareo de la Sarga o la escena de la recolección de miel en la Cueva de la Araña.

b. Actividades bélicas

Existen escenas de violencia entre humanos, de grupos que se disparan entre sí. También escenas de ejecuciones, donde grupos o personas disparan a personajes arrodillados -en otros ejemplos los ejecutores están en clara celebración de la muerte-

Otras formas de violencia: la explotación de la mujer. Algunos investigadores como Trinidad Escoriza creen que en el arte levantino se detectan representaciones donde se manifiesta violencia hacia la mujer bajo la forma de explotación. Basa su propuesta en el hecho de que la mayor parte del arte levantino está dedicado a las escenas de caza, mientras que las prácticas económicas realmente estaban ya sostenidas por la economía productora, por lo que serían las mujeres las que estarían llevándose el peso del sostenimiento del grupo, mientras que los hombres se dedicarían exclusivamente a la caza.

* En estas representaciones el sexo es a veces dudoso y vendría indicado por la falda, otros ejemplos son más claros pues muestran pechos.



c. Escenas lúdicas o religiosas

En este tipo de escenas aparece una serie de figuras que están empeñadas en tareas no estrictamente económicas, por lo que quizá podrían denominarse lúdicas o rituales.

Son los ejemplos de las posibles danzas de arqueros que marchan con el arco y las flechas en la mano pero sin actitud agresiva y en fila india, como es el caso de Cincle de La Mola. En Abric del Voro aparece también una fila de arqueros que parece que están mostrando un tocado en la cabeza.

Existen así mismo lo que parecen escenas de danza en grupo de mujeres, como en Los Grajos, donde las mujeres aparecen contorneándose. En otro abrigo aparecen mujeres en negro y rojo en actitud de bailar y cogidas de la mano, junto a un personaje con un miembro descomunal aunque a tamaño menor que las mujeres, por ello algunos investigadores lo relacionan por un ídolo fálico. Lo que se trataría pues es de rituales de fertilidad -aparecen inscripciones ibéricas y romanas en el abrigo que también aluden a esto-

Posibles representaciones de ritos iniciáticos también se documentan, pues aparecen personas acompañando a otras figuras más pequeñas, a modo de ritos de paso adolescentes.

d. Posibles representaciones de carácter religioso o mítico

En la Cueva de Engarbo II hay lo que se ha dado en llamar una escena de ofrecimiento, con una persona que parece está dando algo a otra.

En Cingle de La Gasulla hay una representación de un antropomorfo que parece que porta una lanza pero que tiene una cornamenta, por lo que podría ser un chamán o una representación mítica.

En otras ocasiones no es sencillo descubrir el significado de los paneles levantinos, pues aparecen adiciones que o bien completan la escena original o bien trastocan su sentido. Es el caso de la Cueva de la Vieja o Cañada del Marco. Sebastián las llama escenas acumulativas.

Las escenas levantinas nos hablan de actividades muy concretas y no de todas las acciones cotidianas de la comunidad -nada de talla lítica, ni de cerámica-, ello hace pensar que lo representado tenga que ver con el propio significado de las pinturas y los lugares pintados. Esto es, el arte levantino está en estrecho significado con el lugar en que aparece: quizá servía como aviso de que el lugar era bueno para avistar animales etc.

Dado que la caza es la actividad mayoritariamente representada y que ésta se ejerce únicamente sobre especies concretas, cabe sospechar que tenía un claro significado simbólico y no un simple reflejo de una de las actividades económicas de estos grupos.

Este carácter simbólico vendría también indicado por paneles con distintos estilos artísticos o por las adiciones al interno del mismo arte. Esto es lo que llevó a que Beltrán plantease la sacralización de los abrigos.

Dimensión temporal y cronológica del Arte levantino

Los primeros hallazgos se produjeron a finales del siglo XIX en la sierra de Teruel, pero no sería hasta 1903 cuando Cabré encontró varios conjuntos con este tipo de manifestaciones en el Barranco de Calapatá -Teruel-, publicados en 1907.

Algo después, en 1915, Cabré publicó su obra El Arte rupestre en España, donde se ofrece la primera síntesis de los conjuntos de Arte levantino conocidos hasta entonces. Distingue dos áreas a este respecto: el área cantábrica y el área levantina.

Surgió así un debate sobre la cronología del arte levantino, barajandose si era un arte Pleistoceno o debía inscribirse en un momento posterior.



¿Cronología Paleolítica? Esta opción fue secundada en un primer momento por la mayoría de investigadores como el abate Breuil, Obermaier o Bosch Gimpera y proponían que las diferencias apreciadas con el arte del Cantábrico obedecían a que los autores de las pinturas levantinas eran de origen africano, mientras que las del norte estarían en relación con Francia.

Para defender la cronología paleolítica se basaron en las escenas de caza y en las presencias de algunos animales que se pensaban pleistocenos:

- En Cogul se quiso ver un bisonte

- En Minateda un rinoceronte, un alce, un reno y un león

- En el Abrigo del Val del Charco del Agua Amarga un alce

¿Cronología postpaleolítica? Algunos autores se dieron cuenta de que no había ningún animal paleolítico en estas escenas, por lo que pasaron a asignarle una cronología postpaleolítica, resaltando sus diferencias con el arte franco-cantábrico y proponiendo su cronología pospaleolítia. Fueron Hernández Pacheco y Almagro Basch, quienes proponieron esto debido a que:

- Las representaciones están exclusivamente en abrigos, barrancos y covachas

- No hay animales extinguidos

- Su escala es mucho menor que las representaciones paleolíticas

- La figura humana predomina, mientras que en Paleolítico es esporádica

- Presencia de animales de clima cálido como las abejas

- Aparecen elementos no conocidos para sociedades paleolíticas: recolección de la miel, supuestas escenas de pastoreo o la cestería.


Arte paleolítico

Arte levantino

Interior de cuevas profundas

Abrigos a la luz del día

Ausencia de escenas

Abundancia de escenas

Derroche de signos

Ausencia de signos

Dominio de siluetas y detalles anatómicos

Empleo de “tintas planas”

Escasas representaciones humanas

Representaciones humanas

Fauna pleistocénica

Ausencia de fauna pleistocénica

Hoy podemos defender que el arte levantino es postpaleolítico y la mayoría de investigadores lo adscribe a grupos de recolectores-cazadores, aunque difieren en su adscripción crono-cultural:

- Aparicio lo sitúa en el Epipaleolítico, pues duda de las escenas de economía productora.

- Hernández y Martí lo consideran Neolítico en base al Modelo Dual: el arte macroesquemático sería una tradición de los Neolíticos puros, mientras que el Arte levantino correspondería a los grupos Epipaleolíticos en vías de neolitización, que una vez neolitizados desarrollarían el arte esquemático.

- Jordá considera que se desarrolla a partir del Neolítico para alcanzar su máximo esplendor en la Edad del Cobre -basándose en las representaciones de puntas de flecha- y considerándolo sincrónico al arte esquemático. Pero sabemos que los microlitos geométricos se podían usar también como puntas de proyectil.



Problemas para datarlo:

- No se conocen muchas asociaciones entre paneles y depósitos estratificados

- Los restos de industria que se hallan asociados a estos abrigos o en yacimientos cercanos corresponden a útiles geométricos de tipo Geométrico, esto es, al Epipaleolítico avanzado.

- Muy próximo a las estaciones de la Sierra de Albarracín de Els Secans y Las Caídas del Salvime se encuentra el yacimiento de la Botiquería del Moro, con ocupaciones epipaleolíticas y neolíticas.



Evidencias para vincular el Arte levantino a grupos cazadores-recolectores

- La caza es la actividad más representada pero… no implica que los autores fueran necesariamente epipaleolíticos porque la caza siguió dándose en el Neolítico, concentrándose sobre las mismas especies.

- Las escenas de recolección… pero esta continuó en el Neolítico.

- Los animales extinguidos… que bien examinados resultan no serlo.



Las evidencias para vincularlo al Neolítico se basan en superposiciones de motivos en los paneles:

- Contacto directo entre motivos de diferentes estilos: los motivos macroesquemáticos se localizan por debajo de los levantinos y estos por debajo de los esquemáticos. Por ejemplo en el Abrigo I de La Sarga.

- No hay contacto directo pero diferentes estilos comparten panel: los motivos macroesquemáticos ocupan el lugar central y más visible, mientras que los levantinos y esquemáticos se distribuyen a su alrededor.

El exámen de ciertas estaciones como Cantos de la Visera denota superposiciones de imágenes, muestra que antes de las escenas levantinas hubo un arte rupestre de motivos lineales geométricos que podía compararase a las plaquetas de Cocina II, debiendo ser el levantino posterior por tanto y ya neolítico.

Otro testimonio para datar el arte levantino en un momento avanzado del Neolítico son los paralelos muebles: se han documentado motivos similares a los levantinos en cerámicas postcardiales de la Cova de l`Or -que muestran cabras y otros animales- Por tanto el arte levantino sería posterior al macroesquemático y por tanto posterior al Neolítico inicial tardío.

Se han llevado a cabo ensayos de datación absoluta en abrigos con arte levantino. Estas técnicas se basan en la aplicación de rayos X para documentar la microestratigrafía. Podemos observar el soporte, la capa de grabado y las capas que se han ido generando con el paso del tiempo. Estas técnicas de microestratigrafía permiten documentar la superposición de paneles. Estas técnicas se basan:

- En el principio microestratigráfico.

- La aplicación de unas técnicas químicas, las espectroscopías infrarrojas y Raman. Esto permite determinar la composición de los pigmentos utilizados en la ejecución de los paneles. Todas estas pinturas son de origen mineral, y gracias a estas técnicas podemos saber si los minerales son próximos al yacimiento, si han utilizado en las superposiciones los mismos elementos e identificar si hay compuestos orgánicos.

Estas técnicas se han llevado a cabo en el abrigo del Tío Modesto en Cuenca. Hay seis superposiciones, unos zigzag, tres capas sucesivas de arte Levantino y dos capas de arte Esquemático. Entre el zigzag y la primera escena de caza levantina se han obtenido dos fechas, que nos llevarían a un momento neolítico -5200-4800 cal AC-

El arte Esquemático

Esta corriente artística se adscribía inicialmente al Calcolítico, porque muchas de sus representaciones son muy similares a las que encontramos en soporte muebles de época calcolítica, cerámicas, idolillos…

Sin embargo hoy sabemos que se fecha en el Neolítico antiguo y perdura hasta los primeros momentos de la Edad del Hierro. A diferencia de las manifestaciones anteriores que eran pinturas, va a contar con representaciones pictóricas y con grabados.

Los primeros hallazgos se produjeron a finales del siglo XVIII en Ciudad Real, donde fueron apareciendo varias estaciones con este tipo de motivos, como el Abrigo de Peña Escrita. Y ya desde principios del siglo XX se acuño el término esquemático para referirse a esos paneles que presentaban esos motivos diferentes a los que se conocía, el arte paleolítico y levantino.

Más adelante el abate Breuil fue el que consolidó este término, cuando publicó las pinturas rupestres esquemáticas de la península ibérica.



Localización

El arte se localiza en todo el territorio peninsular, pero los soportes elegidos son muy similares a las manifestaciones artísticas que hemos visto. Son abrigos o cavidades con iluminación natural o bien peñascos. En la imagen el Abrigo del Risco de San Blas, Extremadura.



Técnicas

Se trata de un arte que incluye pintura y grabado. En la pintura se utilizan pigmentos de origen mineral, en colores rojo, negro y blanco. Hasta hace muy poco no se conocía ningún hallazgo en Valladolid, pero hoy se conoce la Cueva de Castrogordo.

El arte incluye también representaciones grabadas, bien mediante incisiones o piqueteado.

La primera investigadora que llevo un exhaustivo estudio del arte esquemático fue Clara Costa, luego siguió los estudios Juan Becares, quien estableció una serie de categorías básicas identifando:

- Antropomorfos

- Zoomorfos

- Ídolos -los oculados muy presentes en el calcolítico, “tatuaje facial”-

- Útiles


- Motivos varios

Cronología

En un primer momento se pensó que había que fecharlo en el Calcolítico, por la similitud de los motivos de las pinturas y grabados con los soportes muebles. Sin embargo en la actualidad sabemos que estas manifestaciones artísticas se inician en el Neolítico. Lo podemos saber gracias a los paralelos muebles. Nuevamente en los niveles estratigráficos de la Cueva de L´Or se han encontrado cerámicas decoradas con motivos de arte esquemático.

También se han llevado a cabo diversas técnicas para documentar el arte esquemático en el neolítico. En el Abrigo de Carlos Alvares, Miño de Medinaceli, se encontraron unos pigmentos que podían haber sido utilizados para realizar las pinturas. En el yacimiento de la Atalaya, en los niveles del Neolítico antiguo se han encontrado fragmentos de pigmentos rojizos, como una piedra que aun los conserva. Este tipo de piezas sirvieron para machar los pigmentos.

Los mayores especialista en arte prehistórico de la península, R. Balbin y P. Bueno, proponen que estas manifestaciones, que surgen entorno al III y IV milenio deben entenderse de forma genérica y global, y que todas ellas debieron tener un significado similar. Esto es, que todas estas manifestaciones artísticas que conviven entre el III y IV milenio deben estudiarse de forma gradual ya que comparten un mismo significado.



4. El fenómeno megalítico

1. El fenómeno megalítico

Cuando los arqueólogos nos referimos a algo como fenómeno, estamos haciendo referencia a una serie de características comunes a una región geográfica muy amplia y de las cuales desconocemos su origen, significado etc.

Y resulta curioso que sea el fenómeno megalítico uno de los más conocidos por el gran público, a través sobretodo de cómics como los de Astérix. A pesar de los errores de este cómic, estas viñetas reflejan parte de la verdad como la separación entre áreas de hábitat y los megalitos, su distribución costera... Y para quien no le gusten los cómics, también los puede ver en la imagen de escritorio de Windows de Stonehenge. http://www.internationalhero.co.uk/o/obelix202.jpg

Megalito es una palabra derivada del griego que significa “gran piedra”, haciendo referencia a grandes construcciones destinadas a servir como tumbas monumentales y otra serie de construcciones no estrictamente funerarias pero también construidas con estos grandes bloques de piedra.

Se desarrollan en un periodo muy concreto de la Prehistoria europea, entre el V y el III milenio en cronología calibrada y se extienden por el mundo atlántico europeo, desde Dinamarca, Islas Británicas30 y hasta Túnez, la Puglia, Malta y Córcega y Cerdeña. Sin embargo hay vacíos significativos en los Países Bajos y en Castilla la Mancha y la Comunidad valenciana.

El megalitismo NO es una etapa de la Prehistoria, pues abarca el Neolítico medio y final y el Calcolítico precampaniforme.

Y de igual forma NO es una cultura, pues ninguna cultura puede ser definida exclusivamente por sus prácticas funerarias, sino que debe ser definida por el conjunto de sus prácticas religiosas, económicas, sociales y políticas.



El megalitismo es en suma una serie de prácticas funerarias comunes desarrolladas en el marco de estas estructuras monumentales y que son comunes a un gran número de grupos culturales diversos de la fachada atlántica europea entre el V y el III milenio.

2. Orígenes del megalitismo

Esta cuestión todavía está pendiente, pues no sabemos si el fenómeno nació en un punto concreto y de ahí se extendió al resto de lugares, o bien se desarrolló a la vez en varios lugares.

Uno de los más firmes defensores del difusionismo fue Gordon Childe, quien consideraba que el nacimiento de este fenómeno habría tenido lugar en el Próximo Oriente, en base a manifestaciones monumentales como las sepulturas tipo tholos del Egeo y las pirámides egipcias, y desde donde se habría difundido hacia Europa occidental por medio de lo que él llamaba los santones del megalitismo, una especie de misioneros que extendieron consigo esta serie de nuevas prácticas religiosas31http://www.hist-europe.fr/assets/barnenez.jpg



Sólo cuando se pudieron comenzar a hacer dataciones radiocarbónicas se vio que las teorías de Childe eran incongruentes. Uno de los primeros lugares donde se aplicó la técnica fue en los dólmenes de Barnenez, una serie de tumbas construidas bajo un túmulo inmenso en forma rectangular, construido en dos fases y hecho enteramente de piedra. Los resultados radiocarbónicos alojaron fechas del 3.500 aC, mil años más antiguas que las pirámides; estas fechas fueron tan escandalosas que algunos autores rechazaron los resultados del C14, creyendo aún que el fenómeno estaba originado en Oriente.

Se siguieron haciendo excavaciones y dataciones C14, arrojando el hecho de que en todos los casos los megalitos eran mucho más antiguos que las pirámides. De esta forma Colin Renfrew comenzó a defender que el megalitismo era un fenómeno estrictamente europeo del IV milenio antes de la Era y que se trataba por tanto de la primera arquitectura monumental de la historia. Así pues hoy en día se defiende el autoctonismo.

Además, el C14 permitió observar la coexistencia en un mismo momento de varios tipos de megalitos, invalidando la creencia en una supuesta evolución desde las formas más simples a los más complejos.

Un hecho aún sin explicar es que los territorios europeos que muestran una mayor pujanza en las ocupaciones mesolíticas son los que cuentan con las fechas más antiguas en cuanto al megalitismo: existirían por tanto una serie de posibles focos primarios en Galicia y el norte y centro de Portugal, Bretaña y Dinamarca y el sur de Suecia.

Sin embargo no podemos aun explicar el por qué de este hecho, pudo ser una respuesta de estas poblaciones mesolíticas a la llegada de los nuevos grupos neolíticos, o bien al revés, siendo estos grupos que llegaban los que se encontraron con una cierta presión demográfica en estas zonas y desarrollaron el megalitismo como una forma de reivindicar la propiedad de esos territorios.

Esto ha llevado al investigador Sherrat a bautizar a los megalitos como instrumentos de conversión, es decir, que los megalitos estarían siendo en realidad ejemplos de cómo las poblaciones mesolíticas estaban adentrándose en el Neolítico, no sólo en sus prácticas económicas, sino también en las religiosas a través del megalitismo.

Monumentos colectivos

Si bien no conocemos bien el origen del megalitismo, hay algo que sí tenemos claro: que son construcciones monumentales y espacios de uso funerario colectivo.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal