Índice del Libro de Actas IV congreso seae córdoba septiembre de 2000



Descargar 0.88 Mb.
Página11/11
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño0.88 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


Estudio económico: Los beneficios medios por hectárea son superiores en las rotaciones ecológicas que en las convencionales (Tabla 8) coincidiendo con los obtenidos por Meco et al. (2000), en el que utilizaban un procedimiento distinto para el calculo de los costes, también ellos obtenían para la rotación cebada-veza enterrada un beneficio negativo. Las rotaciones convencionales de cebada-girasol y monocultivo de cebada obtienen márgenes brutos medios negativos lo que indica que si se mantienen es gracias a las subvenciones.
Tabla 8.- Margen bruto por hectárea en pesetas en diferentes rotaciones y años

Rotaciones

93-94

94-95

95-96

96-97

97-98

98-99

99-00

Media




























ECOLÓGICAS

























Cebada - barbecho

11.055

-7.908

12.306

5.997

-2.049

8.004

-582

3.832

Cebada-veza forraje

6.434

-16.468

37.696

27.566

5.255

4.176

24.906

12.795

Cebada-veza enterra

6.141

-19.581

5.259

-2.733

-7.719

-5.100

-3.885

-3.945

Cebada-garbanzo
















23.324

-6.283

8.521

Cebada-girasol

12.642

-18.513

16.901

8.673

3.171

-10.640

-3.519

1.245




























CONVENCIONALES






















Cebada-veza forraje

-14.620

-37.071

25.520

43.016

9.593

-30.618

60.196

8.002

Cebada-garbanzo
















-2.294

51.632

24.669

Cebada-girasol

-15.772

-45.323

17.013

8.639

606

-36.626

-964

-10.347

Cebada-cebada

6.981

-47.938

8.047

-14.138

-12.376

-30.255

-7.243

-13.846

Cuando las condiciones meteorológicas favorecen la eficiencia de los agroquímicos, los beneficios se disparan en las rotaciones convencionales, obteniéndose márgenes económicos en algunos casos superiores a las 60.000 pts. Estas cifras actúan como señuelo para mantener una agricultura con agroquímicos en nuestros ambientes semiáridos, cuando la mayoría de los años resulta antieconómica.


Para el calculo del margen bruto, no hemos considerado las subvenciones, ya que estas varían de una región a otra dependiendo de la zona productiva donde se encuentren, y estas en muchas ocasiones no responden a la productividad real de la zona, por otra parte las subvenciones hace que se cultive en función de ellas y no en función de los beneficios agronómicos. No obstante para el beneficio por cultivo (Tabla 9) si las hemos considerado para que se pueda apreciar el beneficio que en estos momentos se obtiene por cultivo. Las subvenciones consideradas para el estudio son: 18.000 pts/ha para el cereal, 28.000 pts para el girasol, 26.000 pts para el garbanzo.

Tabla 9.- Beneficios por cultivo por año y hectárea, considerando las subvenciones.












Otros ingresos




Cultivo

Gastos

Ingresos

Paja

Subvenciones

Beneficios

Cereal sobre barbecho ecológico

32.898

40.554




18.000

12.828

Cereal sobre rotación ecológica

27.580

35.604




18.000

26.024

Cereal sobre rotación convencional

53.549

43.803

9.125

18.000

17.379

Cereal en monocultivo convencional

53.549

32.850

6.845

18.000

4.146

Heno de veza ecológico

20.634

38.131







17.497

Heno de veza convencional

30.686

47.158







16.472

Girasol ecológico

25.016

19.569




28.000

22.553

Girasol convencional

40.294

18.084




28.000

5.790

Garbanzo ecológico

33.628

49.800




26.000

42.172

Garbanzo convencional

49.588

85.300




26.000

61.712

La producción de forraje de veza a pesar de no tener subvención, obtiene benéficos semejantes al cereal convencional (Tabla 9), con las ventajas agronómicas que ello supone. Tanto el girasol ecológico como convencional y los cereales cultivados de forma convencional, los ingresos no son capaces de cubrir los gastos y sólo la subvención permite la supervivencia de estos cultivos. Aunque en la mayoría de los cultivos el beneficio en el manejo ecológico supera al convencional, en el garbanzo ocurre al contrario, debido a que los rendimientos fueron muy superiores (Tabla 6), gracias al control de las malas hierbas por herbicidas en el año 2000, en él que hubo una primavera lluviosa y los métodos mecánicos utilizados en el manejo ecológico no fueron capaces de controlarlas.


A la vista de los resultados la rotación más rentable es la rotación cereal con veza forraje sin aplicación de fertilización orgánica o inorgánica exógena, únicamente con toda la paja de los cereales y la fijación de nitrógeno de la leguminosa. Está rotación ha demostrado ser más rentable, no producir disminución en la fertilidad del suelo y controlar las hierbas (Meco et al., 2000) y es la misma que recomendaba Ridruejo en 1929 cuando analizaba los problemas del secano español, casi un siglo para llegar a la misma conclusión. Algunos técnicos pueden llamar a esta agricultura, agricultura de abandono, pero no son conscientes que después del cultivo del cereal se deja en el suelo 52.000 MJ de energía de la paja que es 3,5 veces más que toda la energía que hay que introducir en el sistema (semilla, labores, abonos, herbicidas, combustible) para producir cereal convencionalmente. Desde que Liebig a mediados del siglo pasado, analizo las cenizas de una planta y vio que contenía nitrógeno, fósforo y potasio principalmente, los técnicos agrarios han olvidado frecuentemente que los restos orgánicos en el suelo no son elementos químicos agrupados sino que gracias a ellos se reactiva la actividad biológica del suelo modificando el edafosistema y aumentando la fertilidad de los suelos.
CONCLUSIONES
La agricultura ecológica en los agrosistemas de cereales, gasta la mitad de energía y cuesta también la mitad que la convencional, debido principalmente al no uso de agroquímicos. Para que fuera rentable la agricultura convencional tendría que producir el doble que la ecológica y esto no ha ocurrido en ningún año de los ocho estudiados. Los valores medios de producción han sido, como máximo y para alguna de las rotaciones convencionales un 20 % superior que las ecológicas.
El abono verde (enterrado de una leguminosa) es un despilfarro energético y económico en los cereales de secano.
La agricultura convencional de cereales se mantiene gracias a las subvenciones. Sólo cuando las condiciones meteorológicas favorecen la eficiencia de los agroquímicos, los beneficios se disparan en las rotaciones convencionales, obteniéndose márgenes económicos en algunos casos superiores a las 60.000 pts. Estas cifras actúan como señuelo para mantener una agricultura con agroquímicos en nuestros ambientes semiáridos, cuando la mayoría de los años resulta antieconómica.
En la Europa húmeda el coste del cereal es de 10 pts/kg, en la España seca es de 20 pts/kg, con estas diferencias, nunca se podrá competir. Se debe buscar otro mercado donde se revalorice nuestros productos. Esto lo puede hacer la Agricultura Ecológica.

Bibliografía
Arnal, P. (1990) Análisis económico de distintos sistemas de laboreo. El Campo, nº 117. 64-66.

Bello, A., Lacasta, C. (1989) Efecto de distintos métodos de laboreo en secano. Memoria de Actividades y Resultados, Investigación Agraria en Castilla-La Mancha. 51-60.

Benaiges, C. (1964) Agricultura productiva: Técnicas coordinadas para lograr mayores cosechas y mejores tierras. Ministerio de Agricultura ; Madrid. 854 pp.

Brown, L.R. (1997) ¿Podemos aumentar los rendimientos de los cereales con la suficiente rapidez? World Watch, nº 4, 8-17.

Fernández-Quintanilla, C., Gómez Fernández-Montes, A.J. (1984). Análisis energético de la producción de cereales en la región central. An. INIA.N,25 ; 41-54.

Fernández-Quintanilla, C. (1999) Impacto ambiental de las practicas agrícolas. Agricultura, nº 810, 1092-1096.

Hernanz, J. L., V. S. Giron, C. Cerisola, L. Navarrete, C. Fernández-Quintanilla (1992) Análisis de la energía consumida y de los costes de producción de tres sistemas de laboreo ensayados en tres cultivos extensivos. An. INIA Vol 7 (2) : 209-225.

Hiron, C.L. (2000) Reducir los costes sin mermar el rendimiento. Campo y Mecánica, verano; 10-11

Lacasta, C., Oliver, S., Meseguer, J. (1988) Estudio agroclimático de cereales y leguminosas de Santa Olalla, Toledo. Avances sobre investigación en bioclimatologia. CSIC. 195-208.

Lacasta, C., Bello, A. (1989) Análisis de los factores limitantes en los agrosistemas de cereales. Su proyección en Agricultura Biológica. Ponencias y Comunicaciones del Congreso Internacional de Tecnologías Alternativas de Desarrollo. Ministerio de Agricultura. 34-43.

Meco, R., Lacasta, C., Estalrich, E. y García Muriedas, G. (2000) La Agricultura ecológica en cereales, una alternativa para zonas semiáridas. Una alternativa para el mundo rural del tercer milenio. Actas del III Congreso SEAE, 83-94.

Pajarón, M. (2000) Valores agroecológicos de los sistemas agrarios actuales: el olivar. Una alternativa para el mundo rural del tercer milenio. III Congreso SEAE, 17-30

Ridruejo, L. (1929) Problemas del secano español. Alternativas. Agricultura nº 791, 1998, 8-12.

Ulrich, E., Hunter, L. y Lovins, A. (1996) Factor 4. Duplicar el bienestar con la mitad de los recursos naturales. Informe al Club de Roma, 429 pp

Zaragoza, C., Aibar, J., Cavero, P., Ciria, P., Cristóbal, M.V., De Benito, A., García Martín, A., García Muriedas, G., Hernández, J., Labrador, J., Lacasta, C., Lafarga, A., Lezaun, J.A., Meco, R., Moyano, A., Negro, M.J., Solano, M.L., Villa, F. y Villa, I. (2000) Manejo ecológico de agrosistemas en secanos semiáridos. Resultados de doce ensayos sobre fertilización y escarda. Una alternativa para el mundo rural del tercer milenio. Actas del III Congreso SEAE, 75-82.

http://www.uib.es/catedra_iberoamericana







Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal