Índice de contenido general



Descargar 2.05 Mb.
Página1/25
Fecha de conversión26.10.2018
Tamaño2.05 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   25

índice de contenido general

Presentación XV

Prólogo XVII

Introducción XIX

Volumen 1


  1. Generalidades 1

  2. El Derecho prehispánico 31

  3. Derecho castellano 115

índice onomástico 162

índice analítico 165

Volumen 2


  1. Derecho indiano 1

  2. Derecho insurgente 219

índice onomástico 265

índice analítico 269

Volumen 3


  1. Derecho del México Independiente 1

  2. El Derecho porfirista 143

  3. El Derecho revolucionario 167

Bibliografía general 217

índice onomástico 239

índice analítico 245

índice de contenido

4. Derecho indiano

Área de aplicación 4

Cronología 4

Implantación del Derecho castellano en Indias 6

Cronología del Derecho indiano en la Nueva España 7

La empresa de las Indias 10

Los justos títulos y las bases jurídicas de la conquista 16

Las capitulaciones y la hueste 21

El enfrentamiento de culturas 23

Fuentes del Derecho indiano 24

La legislación y las recopilaciones 24

La costumbre 35

La doctrina 36

La jurisprudencia 39

Los principios generales del Derecho 39

El gobierno indiano 39

Principios rectores 40

Organigrama 43

Autoridades radicadas en España 44

Autoridades radicadas en Indias 54

VIII índice de contenido

El virrey

Presidentes gobernadores

Los gobernadores

Intendentes

Adelantados

Capitanes generales

Comandantes generales

Las audiencias La administración de justicia

Los tribunales ordinarios

Los tribunales especiales El control de los funcionarios públicos El Ayuntamiento indiano

La Real Hacienda

Divisiones geográfico-políticas Generales

Regiones específicas de la Nueva España Fundaciones

Las repúblicas

Repúblicas de españoles República de indios

Estructura social de las Indias Estructura económica de las Indias Estructura religiosa de las Indias

El trabajo de los naturales La esclavitud La encomienda Las utopías El repartimiento El peonaje asalariado Los obrajes

El régimen de propiedad Propiedad de la Corona Propiedad privada Propiedad comunal Propiedad de los indios

54 77 77 79 80 80 81 81 82 84 90 118 120

130


138 139 140 144

154 154 156

158 166 175

180 180 184 186 187 189 189

190 190 191 193 194

índice de contenido IX

Propiedad corporativa 194

Propiedad de manos muertas 195

La desamortización 196

La educación en la Nueva España 196

La política monetaria en la Nueva España 207

La organización militar en la Nueva España 210

El Derecho privado indiano 215

El Derecho penal indiano 217

5. Derecho insurgente

Cronología y marco histórico 219

Causas de la Guerra de Independencia 222

Causas internas 222

Causas externas 229

La intervención francesa y sus repercusiones 232

Las juntas gubernativas 233

La conspiración de 1808 234

Las juntas conspiradoras 237

Aportaciones jurídico-políticas del movimiento

de Miguel Hidalgo 239

La Junta de Zitácuaro y sus aportaciones

jurídico-políticas 242

Aportaciones jurídico-políticas del movimiento

de don José María Morelos y Pavón 244

La Constitución de Cádiz 252

El Congreso Constituyente 253

Características generales de la Constitución de Cádiz 253

Leyes reglamentarias 254

Derogación y nueva proclamación 257

Repercusiones políticas 257

X índice de contenido

La consumación de la Guerra de Independencia El Plan de la Profesa El Plan de Iguala Los Tratados de Córdoba El Acta de Independencia Supervivencia de la legislación española

índice onomástico índice analítico

258 259 260 261 262 263

265 269


4. Derecho indiano

El derecho indiano es el conjunto de normas, instituciones y principios filosófico-jurídicos que España aplicó en sus territorios de ultramar, a los que llamó las Indias Occidentales, de ahí el nombre de indiano con que se desig­na este Derecho histórico.

No cabe pues confundir el Derecho indiano con el Derecho indígena o prehispánico, puesto que el primero es el que estuvo vigente durante los siglos xv al xix en esos territorios y no se aplicaba solamente a los natura­les, sino también a los españoles, criollos, mestizos y demás castas del Nue­vo Mundo. Así, el Derecho indiano no es el derecho de los indios, sino de las Indias (las Indias Occidentales).

Se trata de un conjunto muy amplio de normas, agrupadas en una variedad de documentos. A guisa de ejemplo podemos citar las llamadas Leyes de Indias de 1680. Igualmente, constituye un grupo complejo de ins­tituciones de tipo jurídico, político, económico, educativo y religioso, al­gunas de las cuales fueron trasplantadas de España a las Indias, como el Tribunal del Santo Oficio, mientras que otras fueron creadas específica­mente para las Indias, como el sistema de intendencias. En otras palabras: se trata de principios filosófico-jurídicos, generalmente tomados del Dere­cho romano-germano-canónico, por medio de los cuales se daba sustentación a todo el sistema jurídico, de acuerdo con los principios de la cultura occi­dental cristiana.

En ocasiones se ha mencionado el Derecho indiano con otros membre­tes, pero no es adecuado. Entre las denominaciones más frecuentes tenemos:

1. Derecho novohispánico. Es correcto si nos circunscribimos al caso de nuestro país, que fue conocido como Nueva España durante toda la

2 Historia del Derecho mexicano

época de la dominación europea. El nombre al parecer comenzó a uti­lizarlo y a divulgarlo Hernán Cortés en sus Cartas de relación. Pero recuérdese que el área que abarcaba este Derecho comprendía no sólo la América española, sino también otras regiones ajenas a este continente, como las Islas Filipinas, o Islas del rey Felipe.



  1. Derecho virreinal. En el caso de España, la conquista se realizó en 1521
    y en 1535 ascendió al trono virreinal Antonio de Mendoza. Antes se
    tuvieron otros tipos de gobiernos, por lo que esos años quedarían
    fuera de la denominación que nos ocupa, además de que no todos los
    territorios indianos estuvieron organizados en virreinatos, sino que
    había otras opciones como las capitanías generales, en el caso de Gua­
    temala y Chile.

  2. Derecho colombino. Esta denominación es por completo inapropiada,
    ya que Cristóbal Colón sólo representó, con sus viajes y hazañas, el
    momento inicial de la penetración europea en América, pero pasada
    esa primera época carece de significación utilizar su nombre para
    designar un derecho que se desarrolló a lo largo de varios siglos.

  3. Derecho cortesiano. Igualmente errónea por razones similares, con la
    agravante de que Hernán Cortés es un personaje local de la historia
    de México.

  4. Derecho colonial. Suele mencionarse en la historia nacional la época de
    la Colonia o colonial, que abarca los casi 300 años de dominación
    (1521-1821); así, se habla de una cultura colonial, un arte colonial e
    incluso ciudades coloniales, a las que mostramos con orgullo a pro­
    pios y a extraños. Sin embargo, son los tiempos nuevos los que han
    suavizado y hasta dignificado la palabra colonial, ya que colonia y colo­
    niaje implican dominación, subordinación y explotación. El dicciona­
    rio señala que colonia es un territorio ocupado y administrado por
    una potencia extranjera, en tanto que colonialismo es una doctrina que
    tiende a legitimar la dominación política y económica de un territo­
    rio o nación.1 En tal virtud, los especialistas han discutido si la pala­
    bra colonial es o no apropiada para designar esa parte de nuestra his­
    toria. Las dos tendencias se basan en los supuestos siguientes. No es
    apropiado llamar colonial a este periodo porque durante los tres siglos
    de dominación española, ni en un documento público ni en uno pri­
    vado se usó tal denominación, sino que siempre hubo referencia a los
    "reinos de ultramar". La palabra colonia fue utilizada hacia fines del
    siglo xviii y principios del xix por los simpatizantes de la Independen-

Diccionario de la lengua española esencial, Larousse, México, 1997.

4. Derecho indiano 3

cia, a fin de justificar su causa, destacando la dependencia oprobiosa de América hacia la Corona española.

En estos territorios se tenía oportunidad de designar a las pro­pias autoridades, como era el caso de los ayuntamientos.

La explotación que se dio en América no fue producto de una concepción de dependencia de un territorio metrópoli sobre una co­lonia, como se entiende en la teoría económico-política del colonialis­mo. Por el contrario, dentro del contexto del mercantilismo, teoría predominante en la época de la conquista y los años posteriores, una nación era considerada más rica en la medida que lograba acumular mayor número de metales preciosos, por lo cual era prioritario en­contrar yacimientos de oro y de plata, y las tierras de América "suda­ban plata", como se decía en aquel tiempo.

Cuando a principios del siglo xix, y como reacción a la interven­ción napoleónica en España, los patriotas de la resistencia trataron de efectuar un Congreso Constituyente, que fructificó en la llamada Cons­titución de Cádiz de 1812, se integró ese Congreso con representantes de todas las Españas, es decir, de las entidades de Europa y de las de América, que luego pasaron rutinariamente a formar parte de las Cortes o Parlamento español. Además, el art. 5o. de esa Constitución considera españoles, entre otros, a todos los hombres libres nacidos y avecindados en los dominios de las Españas, y a los hijos de éstos (en Europa y América, si lo relacionamos con lo expresado en el art. lo. de ese mismo ordenamiento: la nación española es la reunión de todos los españoles en ambos hemisferios).

Por otra parte, resulta apropiado llamar colonial a este periodo porque las cosas son por su naturaleza y no por su denominación. El que le hubieran o no llamado colonias a los territorios de América es intrascendente ante el hecho mismo de que los trataron como tales.

Las principales autoridades indianas radicaban en España y allá eran nombrados sin tomar en cuenta la opinión de los habitantes de las Indias Occidentales, incluyendo en este último caso a los virreyes, quie­nes recibían su nombramiento en Europa sin considerar en absoluto el deseo de los habitantes de estos territorios, desde luego, en la inmensa mayoría de los casos, sin que los así designados conocieran ni remota­mente las regiones que iban a gobernar. Además, en los cargos públicos se dio preferencia a los españoles respecto de otras castas.

La explotación de las riquezas en América, especialmente de los minerales, fue desmedida y desconsiderada para estos territorios, por lo que de hecho se dio un coloniaje.



4 Historia del Derecho mexicano

A su vez, la integración a una nacionalidad española por parte de los habitantes del Nuevo Mundo fue sumamente tardía e incluso con la pretensión de neutralizar los movimientos independentistas que ya in­cendiaban todo el continente y que concluyeron en la ruptura política con España y el surgimiento de las nuevas naciones hispanoamericanas.

Con todos estos argumentos contradictorios, es de verse que utilizar la palabra colonial para designar este periodo de unos tres siglos en nuestra historia resulta controversial e inoportuno porque sitúa a quien lo emplee en una de ambas posiciones teóricas. Así, el término apropiado y el que utilizan los académicos y especialistas sigue siendo, hoy como ayer, Derecho indiano.

Área de aplicación

En principio el Derecho indiano se aplicó en los territorios del Nuevo Mundo, al que los europeos conocieron con el nombre genérico de Indias Occidentales. Sin embargo, las normas e instituciones que lo contienen se aplicaron alternativamente como se muestra en el cuadro 4.1.

Cuadro 4.1. Normas e instituciones indianas.


Área de aplicación

Ejemplos

España y América En toda América

En algunas partes de América



Lo referente al rey y sus facultades

Lo referente al Real Consejo de Indias o a los municipios indianos

Lo referente al trato especial a los indios caribeños, muchos de los cuales fueron tenidos por antropófagos, por lo que requerían un tratamiento diferente y mayor control2


Cronología

El Derecho indiano comprende una amplia época que abarca desde 1492, concretamente para muchos, desde la firma, el 17 de abril de ese año, de las llamadas Capitulaciones de Santa Fe, documento de mutuas concesiones entre

Estos indígenas se encontraban en las pequeñas y grandes Antillas, y la primera experiencia de los españoles con tales prácticas de canibalismo las tuvieron durante el segundo viaje de Cristóbal Colón, cuando fue descubierto en ruinas el Fuerte de Navidad, que el almirante había construido para que allí le aguardaran algunos de sus hombres, puesto que la embarcación Santa María había quedado inutilizada para volver a España.

4. Derecho indiano 5

la Corona de Castilla y Cristóbal Colón para efectuar el viaje de descubrimien­to, hasta el siglo xix, si no es que principios del xx, según consideremos la fecha de consumación de la Independencia en cada país de América; en Méxi­co sería hasta el 24 de agosto de 1821, con la firma del Tratado de Córdoba. Este periodo muy prolongado del Derecho indiano suele dividirse en varias etapas, tomando en cuenta diversos aspectos de su aplicación y efec­tividad (cuadro 4.2).



Cuadro 4.2. Cronología del Derecho Indiano.

Etapa

Período

Características

Caribeña

Siglo xv y primeros

El Derecho indiano se establece en la parte




años del xvi

insular del continente americano, es decir, el







Caribe, en las grandes y pequeñas Antillas,







de ahí su nombre

Carlista

Primera mitad del

Corresponde a la época de las grandes con-




siglo xvi

quistas sobre el territorio continental: Perú,







México, Colombia, Chile, etc., durante el rei-







nado de Carlos V

Felipista

Segunda mitad del

El reinado de Felipe II se caracteriza por la




siglo xvi

burocratización del Derecho indiano

Decadencia

Siglo xvii

Época de retroceso político de España en

intermedia




Europa. Francia se convierte en la nación lí-







der; España es acosada por los piratas y por







diversas epidemias; además, sufre pérdidas







territoriales y económicas. No obstante, la







cultura alcanza un buen nivel en América: es







la época de sor Juana Inés de la Cruz y, por







otro lado, se promulgan, en 1680, las llama-







das Leyes de Indias

Resurgimiento

Siglo xviii

Cambia la dinastía Habsburgo con la muerte

borbónico




de Carlos II el Hechizado, quien no dejó su-







cesor al trono, y el advenimiento de la familia







Borbón. España se recupera política y eco-







nómicamente con la conducción, sobre todo,







del rey Carlos III

Decadencia final

Primeros años del

Francia invade España, Napoleón Bonaparte




siglo xix

se impone en Europa y los diversos reinos







indianos se independizan del Imperio espa-







ñol para formar nuevas naciones


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   25


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal