Naciones unidas ep



Descargar 1.66 Mb.
Página19/22
Fecha de conversión24.05.2018
Tamaño1.66 Mb.
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22

B.2 Extracción de oro en forma artesanal y en pequeña escala


La minería artesanal y en pequeña escala es el término utilizando para referirse a todas las operaciones de extracción minera lícitas e ilícitas de pequeña y mediana escala en que se utilizan procesos rudimentarios para extraer oro y otros minerales de menas primarias y secundarias. (Veiga, 2006) En esta sección, se tratará concretamente la extracción de oro en forma artesanal y en pequeña escala.
Se calcula que 15 millones de personas se dedican a actividades de extracción de oro en forma artesanal y en pequeña escala en más de 50 países en desarrollo de Asia, África y América del Sur. (ONUDI, 2007) Por definición, las grandes empresas no se ocupan de la organización de las operaciones de minería artesanal y en pequeña escala, por lo que la presente sección no menciona a los procesadores representativos en el caso de este tipo de extracción de oro.
Los mineros que se dedican a la extracción artesanal y en pequeña escala utilizan muy diversos procesos para extraer oro de las menas, según el tipo, las tradiciones locales, la disponibilidad de equipo, la disponibilidad de agua y otros factores. En la presente sección se analiza la amalgamación con mercurio y las tres categorías siguientes de variantes que no utilizan mercurio: la separación por gravedad, la cianuración y la cloración.
Amalgamación de mercurio
Información general sobre el proceso

La amalgamación de mercurio es el método que más utilizan los mineros para extraer oro de las menas porque es simple y poco costoso. El mercurio y el oro tienen gran afinidad mutua y por eso las finas partículas de oro son atraídas hacia el mercurio para formar una amalgama. Esa amalgama se separa entonces de la arena y la grava. Una vez separada, la amalgama se coloca en un paño y el exceso de mercurio se exprime y se recoge para volver a utilizarlo. La amalgama restante suele contener 60% de oro y 40% de mercurio. Esta amalgama se calienta entonces para vaporizar el mercurio, lo que deja un oro esponjoso con un contenido de aproximadamente 5% de mercurio residual y otras impurezas. Los mineros que trabajan en forma artesanal y en pequeña escala venden ese oro esponjoso a los comerciantes en oro quienes entonces funden piezas de oro puro.


La amalgamación solo funciona con mineral que contenga oro en estado libre. No es eficaz con menas refractarias, es decir menas donde las partículas de oro están atrapadas por minerales de sulfuro. Los mineros que trabajan en forma artesanal y en pequeña escala suelen utilizar la amalgamación de mercurio en combinación con otros procesos de cribado o separación. Por ejemplo, se añade mercurio a los separadores de mineral y a las artesas de los canales de lavado. La densa amalgama se hunde y es atrapada, mientras que la arena y la grava son arrastradas por el agua. También se añade mercurio durante el lavado en batea para facilitar la recogida de las lascas de oro más finas.
La cantidad de mercurio utilizado en las operaciones de minería artesanal y en pequeña escala varía muchísimo según factores como el tipo de mena, el proceso de separación utilizado, el costo del mercurio y los conocimientos de los mineros. La mayor utilización de mercurio se produce cuando los mineros añaden mercurio líquido directamente al mineral intacto. El mineral intacto es el mineral que no se ha procesado y contiene muy pocas concentraciones de oro, por regla general menos de 10 gramos por tonelada métrica. Ejemplos de métodos de amalgamación del mineral intacto son: mezclando Hg con el mineral intacto en una centrífuga; añadiendo Hg durante el proceso de trituración o molturación; o introduciendo Hg en un canal de lavado. (Veiga, 2006) El rendimiento de la recuperación de oro de la amalgamación del mineral intacto suele ser bajo, porque gran parte de la amalgama no se recupera y es arrastrada junto con la ganga.
El uso más eficaz de la amalgamación de mercurio es con un concentrado de mineral. El concentrado de mineral se genera cuando el mineral intacto pasa a través de uno o más procesos de cribado (por ejemplo separación gravimétrica o mediante un canal de lavado) que genera mineral con niveles concentrados de oro. La amalgamación se logra mezclando mercurio líquido con los concentrados en las mezcladoras, en tambores o en otro equipo de separación. Los mineros separan entonces la amalgama de los demás minerales pesados cribando con agua.
La proporción “mercurio consumido” y “oro extraído” es mayor de 3:1 para toda la amalgamación del mineral y puede llegar a ser hasta 100:1. (Veiga, 2006) La relación con la amalgamación de concentrados de mineral es aproximadamente 1:1. (PNUMA, 2005) El uso de una retorta para recuperar vapores de mercurio puede reducir extraordinariamente la cantidad de mercurio consumido.
Alternativa 1: Separación por gravedad
Información general sobre el proceso

La separación por gravedad abarca todos los procesos que separan el oro de una mena sobre la base de la densidad. Los procesos de separación por gravedad son: canales de lavado, centrífugas, mesas vibradoras y cribado a mano. Estos procesos se pueden aplicar tanto al mineral intacto como al concentrado de oro según el equipo que se esté usando. Con frecuencia se utiliza la amalgamación de mercurio en combinación con la separación por gravedad, pero en esta sección solo trataremos la separación por gravedad sin el uso de mercurio.


Los canales de lavado

El proceso de separación por gravedad más utilizado por los mineros de oro que trabajan en forma artesanal y en pequeña escala es el canal de lavado o la caja de esclusa. Los canales de lavado son cajas largas o artesas inclinadas en un ángulo que tienen separadores de mineral en la base de la esclusa. Se vierte una corriente continua de fango de lavado del mineral en la parte superior del canal de lavado y las partículas de más densidad (es decir, oro) se separan del fango de lavado y quedan atrapadas en los separadores de mineral.


Los canales de lavado son populares entre los mineros que trabajan en forma artesanal y en pequeña escala porque no necesitan electricidad, se construyen fácilmente, son sencillos y eficaces en concentrar el oro. Los canales de lavado se pueden diseñar para que se puedan utilizar con mineral intacto o con concentrados de mineral. Los mejores porcentajes de recuperación se logran cuando el diseño del canal de lavado se adapta al tipo de mineral y al tamaño de las partículas. Los factores que afectan el rendimiento son: la magnitud del flujo del fango de lavado; la proporción entre el agua y el mineral; la longitud, el ancho y la inclinación del canal de lavado y el tamaño de la partícula del mineral.
Los canales de lavado se suelen fabricar en el lugar, aunque también se pueden adquirir de empresas como Keene Engineering con fábricas en los EE.UU. Keene vende su modelo A52 por aproximadamente 100 dólares EE.UU. Este modelo tiene 25 cm de ancho por 129 cm de longitud, pesa 5 kg y puede procesar hasta 5 toneladas métricas por hora de mineral. (Veiga, 2004)


Separadores por acción centrífuga

Los separadores por acción centrífuga suelen incorporar un cono estriado que gira para crear una mayor fuerza gravitacional. En el cono entra un fango de lavado con un contenido de 20 a 40% de mineral en agua y la gran fuerza gravitacional hace que las partículas densas de oro se concentren en la capa exterior del fango y se acumule en las estrías del separador. Se inyecta agua en el cono para crear una contracorriente que ayuda a reducir la compactación y permite que las partículas de oro penetren en la capa de concentrado.


Los separadores por acción centrífuga se han utilizado en la extracción de oro durante decenios en operaciones de pequeña y gran escala por igual. Un fabricante de separadores por acción centrífuga es Knelson Gravity Solutions de Columbia Británica (Canadá).
Las desventajas de los separadores por acción centrífuga son su elevado costo, requieren electricidad, consumen una gran cantidad de agua limpia y tienen que ser puestos en marcha por operadores expertos.
Canal de lavado Cleangold

El canal de lavado Cleangold es un producto fabricado por la Cleangold LLC, situada en Oregon (EE.UU.). Los usuarios de los canales de lavado Cleangold son los mineros que trabajan de forma artesanal y en pequeña escala y vienen en tres tamaños. Se utilizan para la recuperación de oro de los concentrados o para utilizarlos en corrientes de poco caudal.


Lo que diferencia al canal de lavado Cleangold de los demás es que en el fondo del canal se insertan láminas poliméricas magnéticas. Estas láminas atraen la magnetita del mineral que forma una superficie parecida a la pana en el fondo del canal de lavado. La superficie de magnetita es muy eficaz para recuperar las finas lascas de oro. El oro se recoge raspando la magnetita impregnada de oro en una artesa y separándola por medio de un imán. El oro que queda en la artesa tiene una gran pureza y está listo para ser fundido. Los resultados de un ensayo práctico llevado a cabo en Guyana indicaron que el canal de lavado Cleangold podría sustituir a la amalgamación de mercurio como método definitivo de recogida. (Vieira, 2006)
Los precios de los canales de lavado Cleangold fluctúan entre 40 dólares EE.UU. para uno pequeño de 20,3 centímetros por 20,3 centímetros a 250 dólares EE.UU. el de 40,6 por 40,6 centímetros. (www.cleangold.com, 2008)
Mesa Gemini

Una mesa Gemini es un tipo de mesa sacudidora utilizada para la limpieza final de los concentrados. El oro recuperado es de gran pureza y se puede fundir. Una mesa Gemini consiste en una plataforma inclinable de fibra de vidrio apoyada en una estructura de acero. Un motor eléctrico produce una sacudida que tiene un controlador de velocidad variable. Hace falta suministrar agua limpia constantemente a las mesas (0,7 metros cúbicos por hora) a una presión constante. El concentrado con contenido de oro se coloca en la mesa a un ritmo constante, junto con el agua, y el oro se recoge se recoge en los rebordes de la mesa. El modelo de mesa Gemini GT60 Mk2 tiene capacidad para procesar hasta 27 kilogramos por hora de concentrado. Tiene un precio de 8.000 dólares EE.UU. (Vieira, 2006)


Extrac-TEC

IE-TEC Marketing vende una línea de separadores gravimétricos y su unidad más pequeña, el Extrac-TEC HPC-10, se comercializa entre los mineros que trabajan en forma artesanal y en pequeña escala. Este separador por gravedad utiliza un proceso de separación de varias etapas. En la primera etapa, el mineral intacto se alimenta por gravedad en una criba de tambor donde se lava con agua y se clasifica. El material de tamaño muy grande se separa y el resto se coloca en una correa de concentración en espiral que separa las partículas pesadas de las de menos peso. Las partículas pesadas pasan a un canal de lavado para seguir concentrándose. El concentrado resultante tiene un volumen tan bajo y una concentración de oro tan alta que una persona puede hacer la clasificación final a mano.


El HPC-10 tiene un motor eléctrico de 0,5 hp y requiere el uso de una bomba de agua y 120 litros de agua por minuto. El mineral se puede alimentar utilizando una miniexcavadora o con un equipo de 2 a 6 mineros paleando. El precio de la HPC-10 es de 28.300 dólares EE.UU., sin contar el generador eléctrico necesario y la bomba de agua. (Oppenheimer, 2008)
Las desventajas del Extrac-TEC HPC-10 son su elevado costo, requiere electricidad y además utiliza una gran cantidad de agua limpia.
Alternativa 2: Cianuración
Información general sobre el proceso

La cianuración es el método más común utilizado para la extracción de oro que aplica la mayoría de las empresas mineras en gran escala. La cianuración también la utilizan los mineros que trabajan de forma artesanal y en pequeña escala, a menudo en combinación con la amalgamación de mercurio.


El proceso de cianuración consta de tres etapas: lixiviación, concentración y refinación. En la etapa de lixiviación, se añade cianuro a un fango de lavado de mineral de oro. El oro se lixivia del mineral al reaccionar con el cianuro y el oxígeno. La etapa de concentración supone la extracción del oro del fango de lavado absorbiéndolo con carbón activado, que con frecuencia se produce con cáscara de coco. La etapa de refinación se puede lograr de varias maneras. Los mineros que trabajan de forma artesanal y en pequeña escala suelen utilizar un sencillo proceso de refinación: cribado y quema.
La ventaja de la cianuración es que durante el proceso se disuelve el contenido de oro del mineral refractario y se logra un alto ritmo de extracción de oro. Además, el proceso es relativamente fácil para los mineros que trabajan de forma artesanal y en pequeña escala y el costo en equipo es bajo. La principal desventaja de la cianuración es que el cianuro es tóxico y por eso pone en riesgo la salud de los mineros. Sin embargo, a diferencia del mercurio, el cianuro es biodegradable y no es bioacumulativo.
Lamentablemente, los mineros que trabajan de forma artesanal y en pequeña escala suelen utilizar la cianuración en un concentrado de mineral que previamente fue procesado por amalgamación de mercurio. El cianuro reacciona con el mercurio, lo hace más soluble y por eso aumenta la posibilidad de metilación. El uso de la amalgamación de mercurio en el mineral intacto antes de la cianuración también provoca una disminución de la recuperación de oro. Esto ocurre porque la amalgama de oro-mercurio se desintegra en pequeñas gotitas (mercurio fluorado) durante los procesos de mezclado o bombeado. Este mercurio fluorado que contiene oro no se recupera con facilidad y se suele desechar con la ganga.

Alternativa 3: Cloración
Información general sobre el proceso

El proceso de cloración tuvo su origen en 1848, antes del de cianuración. Este proceso utiliza ácido clorhídrico diluido y cloro para disolver el oro. El oro se precipita entonces utilizando metabisulfito de sodio, ácido oxálico, zinc y otros agentes.


Mintek, el organismo de investigaciones tecnológicas de los minerales del Gobierno de Sudáfrica, desarrollo un proceso de cloración denominado proceso iGoli. Este proceso, concebido específicamente para los mineros que trabajan de forma artesanal y en pequeña escala, utiliza equipo de bajo costo y productos químicos de uso común como ácido para piscinas (HCl diluido), lejía (NaOCl) y azúcar. Este proceso se aplica solo a concentrados de mineral de manera que los mineros deben utilizar una forma de separación por gravedad del mineral intacto utilizando este proceso.
El proceso consta de las siguientes etapas: lixiviación del concentrado de oro con ácido clorhídrico diluido y lejía; filtrado de los sólidos; precipitación del polvo de oro de la solución y compresión del oro en polvo en un disco.
El proceso iGoli tiene las siguientes ventajas: puede producir oro con un nivel de pureza de 99%. Esta es una mejora importante respecto de la amalgamación, que produce oro esponjoso con un contenido de mercurio residual de aproximadamente 5%, junto con otras impurezas. Este proceso tiene también la ventaja de que se puede aplicar tanto al mineral que contiene oro en estado libre como al mineral refractario, mientras que la amalgamación solo se aplica al mineral que contenga oro en estado libre. De resultas de ello, los mineros recuperan más oro del mineral y el oro que se recupera tiene más valor.
El ácido clorhídrico y la lejía son tóxicos y se deben manipular con cuidado, aunque son productos químicos que se utilizan de ordinario para la limpieza y el mantenimiento de piscinas y representan mucho menos riesgo para los mineros que el mercurio o el cianuro. El cloro se convierte en sal durante el proceso, que puede liberarse al medio ambiente sin que haga daño.
Mintek no protege la propiedad intelectual del proceso, por lo que se puede acceder gratuitamente a la guía para aplicar el proceso. Mintek se ocupará también de ensayar las muestras y proporcionar instrucciones a los mineros en pequeña escala acerca del proceso. Mintek ha demostrado este proceso a mineros artesanales y en pequeña escala de Mozambique, Perú, y Tanzanía.
Demanda y utilización de mercurio

En el cuadro que figura a continuación se ofrecen los datos sobre la demanda de mercurio para la extracción de oro en forma artesanal y en pequeña escala proporcionados por los países en sus respuestas a la solicitud de información del PNUMA o en otros documentos, entre ellos los informes generados utilizando el Instrumental para el inventario de mercurio (MIT) del PNUMA.


Cuadro B2.1: Uso de mercurio por países para la extracción de oro en forma artesanal o en pequeña escala (ordenada de mayor a menor)

País

Fuente de los datos

Demanda estimada de mercurio/Cantidad utilizada (toneladas métricas/año)

China

Otras

200 a 25013

Filipinas

MIT

56,04

Ecuador

SI

5

Camboya

MIT

0,61

(0,035 a 1,182) (2008)



Argentina

SI

0

Dinamarca

SI

0

Francia

SI

0

Alemania

SI

0

Irán

SI

0

Japón

SI

0

Países Bajos

SI

0

Noruega

SI

0

Suecia

SI

0

Suiza

SI

0

Trinidad y Tabago

Otras

0

Reino Unido

SI

0

Estados Unidos

SI

0

Dos países notificaron su uso de mercurio en la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala en sus informes relacionados con el Instrumental para el inventario de mercurio. Filipinas calculó una producción anual de oro en 2006 de 18.680 kilogramos y utilizó el coeficiente de insumo por omisión de 3 kilogramos de mercurio por kilogramo de oro, recomendado en el MIT, para calcular el uso de mercurio en 56,04 toneladas métricas. Camboya también dijo haber utilizado una cifra de base en su informe sobre el MIT, pero basó su cálculo en el uso de mercurio por los 175 mineros entrevistados. Los 175 mineros utilizaron un total de 0,0345 toneladas métricas de mercurio y Camboya utilizó esta cifra como demanda mínima. La demanda máxima de 1.182 toneladas métricas se calculó multiplicando el uso medio de los 175 mineros (0,197 kilogramos por minero) por la cifra estimada de mineros que trabajan el oro de forma artesanal y en pequeña escala (6.000).


En un informe de la ONUDI de octubre de 2006 titulado “Impacto de la oferta y la demanda de mercurio a nivel mundial en la extracción de oro en pequeña escala”, se calculaba que la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala representa de 20 a 30% de la producción mundial de oro y conlleva la liberación de 650 a 1.000 toneladas métricas de mercurio anuales. En el informe se calculó también, por país, la liberación de mercurio al medio ambiente debido a las actividades de extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala.
En el informe se define la cantidad de mercurio liberada como la cantidad total utilizada menos la cantidad que se recicla y se plantea que la demanda es igual a la cantidad liberada, suponiendo niveles de producción constantes y ningún cambio en las tecnologías utilizadas. Por consiguiente, se supone que la cantidad de mercurio liberada por la extracción de forma artesanal y en pequeña escala es igual a la demanda estimada de mercurio para esa forma de producción. En el cuadro que figura a continuación se resumen esos cálculos.
Cuadro B2.2: Demanda de mercurio para la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala

País

Demanda estimada de mercurio para la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala
(toneladas métricas/año)


China

200 a 250

Indonesia

100 a 150

Bolivia

10 a 30

Brasil

10 a 30

Columbia

10 a 30

Ecuador

10 a 30

Ghana

10 a 30

Perú

10 a 30

Filipinas

10 a 30

Venezuela

10 a 30

Tanzania

10 a 30

Zimbabwe

10 a 30

El cálculo de 56,04 toneladas métricas de Filipinas utilizando el coeficiente de insumo de mercurio Instrumental para el inventario fue mucho mayor que las 10 a 30 toneladas métricas calculadas en el informe de la ONUDI. El Ecuador informó un uso de 5 toneladas métricas de mercurio en su respuesta a la solicitud de información frente a 10 a 30 toneladas métricas calculadas en el informe de la ONUDI. Las discrepancias en las cifras probablemente obedezcan a diferentes métodos de cálculo, diferentes períodos y otros factores desconocidos.
En el Plan de Acción del Consejo del Ártico para eliminar la contaminación del Ártico (ACAP) 2004 en que se informa sobre las liberaciones de mercurio en Rusia, se calculó en 3 a 8 toneladas métricas en 2001, el mercurio consumido para amalgamación en la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala. Este cálculo se basó en las 20 a 40 toneladas métricas de oro producidas por esos mineros y en una cantidad de mercurio consumida de aproximadamente 10% a 20% de la producción de oro.
Nivel de sustitución del mercurio y experiencia con productos alternativos

En los cuadros que figuran a continuación se ofrece información proporcionada por los países acerca de sus experiencias con la adaptación a tecnologías alternativas o con la sustitución de la amalgamación de mercurio en la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala por otros métodos. La información que figura en los cuadros se extrajo de las respuestas a la solicitud de información del PNUMA. En algunos casos, los cuadros contienen una versión abreviada o parafraseada de la respuesta a la solicitud de información.

Cuadro B2.3: Países que respondieron con un nivel de sustitución de “2”


País

Fuente de los datos

Experiencia con la adopción de nuevas tecnologías o productos alternativos - Nivel de sustitución “2” – Existen productos alternativos que se utilizan de ordinario

Japón

SI

No se comunicaron datos sobre la experiencia en esta categoría.

Cuadro B2.4: Países que respondieron con un nivel de sustitución de “1”

País

Fuente de los datos

Experiencia con la adopción de nuevas tecnologías o productos alternativos – Nivel de sustitución “1” – Existen productos alternativos que se utilizan muy poco

Brasil

SI

Se permite utilizar mercurio solo en operaciones mineras con licencia (autorizadas).

Chile

SI

Toda otra opción que no utilice mercurio cuesta más.

Ecuador

SI

Aproximadamente 40% de la producción se sigue obteniendo por amalgamación de mercurio y 60% por cianuración. De los mineros que todavía utilizan amalgamación, 50% usa una retorta para recuperar los vapores de mercurio, pero el otro 50% vaporiza el mercurio al aire libre.

Panamá

SI

No se comunicaron datos sobre la experiencia en esta categoría.

Cuadro B2.5: Países que no informaron sobre el nivel de sustitución



País

Fuente de los datos

Experiencia con la adopción de nuevas tecnologías o productos alternativos
No hubo respuesta sobre el nivel de sustitución


Argentina

SI

No hay operaciones de extracción de oro de forma artesanal ni en pequeña escala registradas.

Camboya

MIT

La mayoría de los mineros de Ratanakiri usan mercurio para extraer oro del mineral (intacto), mientras que los de las demás provincias usan métodos mecánicos u otros productos químicos.

Dinamarca

SI

Nunca ha sido una industria.

Francia

SI

El uso de mercurio se prohíbe pero se informa de su uso ilícito.

Irán

SI

El mercurio no se utiliza en la extracción de oro de forma artesanal.

Países Bajos

SI

No se aplica.

Noruega

SI

No se aplica.

Filipinas

MIT

El uso de mercurio para la extracción de oro está prohibido, pero los mineros siguen usándolo.

Un país, el Japón, comunicó un nivel de sustitución de “2” para la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala, lo que indica que existen productos alternativos que se utilizan de ordinario en el Japón. Cuatro países informaron de un nivel de sustitución de “1”, lo que indica que se dispone de productos alternativos que se utilizan muy poco en esos países.


En general, ocho países proporcionaron observaciones por escrito en relación con sus experiencias con otros métodos de extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala. Dos países plantearon que se prohíbe el uso de mercurio en la extracción de oro, pero que los mineros lo siguen utilizando. Un país planteó que otros procesos que no utilizan mercurio cuestan más.
Resumen – Extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala
En el cuadro que figura a continuación se ofrece un desglose cuantitativo del nivel de sustitución del mercurio en la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala basado en las respuestas de cinco países a la solicitud de información.
Cuadro B2.6: Respuestas de países en relación con el nivel de sustitución

Nivel de sustitución

Número de respuestas de países

Porcentaje de respuestas

2

1

20%

1

4

80%

0

0

0%

Trece países informaron que no había demanda de mercurio para la extracción de forma artesanal y en pequeña escala. Cabe señalar que muchos de estos países no realizan actividades mineras en forma artesanal y en pequeña escala. Esta ausencia de demanda no se debe interpretar como una transición exitosa a procesos diferentes. El Japón fue el único país que dijo tener productos alternativos en el mercado que se utilizaban de ordinario. El Japón dijo también que el mercurio no se utilizaba para la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala (demanda = 0). Esto sería indicio de que se logró la transición a procesos diferentes.


Las respuestas de los países dan a entender que existen en el mercado otras posibilidades distintas de la amalgamación de mercurio en la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala que no se están utilizando de ordinario. Pese a que existen tecnologías de extracción de oro que no utilizan mercurio y pudieran ser viables para los mineros que se dedican a esta actividad, la transición a estas tecnologías probablemente requiera mucho más tiempo.
Las dificultades para esta transición no se limitan a la disponibilidad de tecnologías alternativas viables. Un gran obstáculo es que la transición exitosa obligará a unos 15 millones de mineros de 50 países diferentes a cambiar el proceso que utilizan en su diaria labor de sustento de sus familias. Otra dificultad importante es que el mercurio de precio bajo se puede adquirir fácilmente, por eso cuando los mineros buscan la forma de eliminarlo se fijan primeramente en lo que se podrían ahorrar. La experiencia ha demostrado que el aumento del precio del mercurio ayuda a reducir su uso entre los mineros que trabajan de forma artesanal y en pequeña escala. (Maag, 2007) Una transición exitosa probablemente obligue a: realizar esfuerzos de capacitación y educación en gran escala, crear iniciativas para vencer las barreras culturales, logísticas y económicas y reducir el suministro de mercurio a bajo precio.
Cuadro B2.7: Resumen de la sustitución en la extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala


Extracción de oro de forma artesanal y en pequeña escala

Tecnologías alternativas conocidas

Viabilidad de la transición

Proceso de amalgamación de mercurio



Existen productos alternativos – se conocen las dificultades





Compartir con tus amigos:
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal