Modificación del programa de conservación y manejo del parque nacional costa occidental de isla mujeres, punta cancún y punta nizuc julio, 2008



Descargar 2.06 Mb.
Página1/18
Fecha de conversión21.12.2017
Tamaño2.06 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


MODIFICACIÓN DEL PROGRAMA

D
E CONSERVACIÓN Y MANEJO DEL PARQUE NACIONAL COSTA OCCIDENTAL DE ISLA MUJERES, PUNTA CANCÚN Y PUNTA NIZUC


JULIO, 2008

Versión 37



Contenido

_____________




1. Introducción

Antecedentes

Justificación


2. Objetivos del Área Natural Protegida

Objetivo general

Objetivos particulares


3. Contribuciones a la misión y a la visión de la CONANP
4. Descripción del Área Natural Protegida

Descripción geográfica

Características físicas



Geología

Fisiografía

Hidrología

Oceanología

Climatología

Perturbaciones naturales

Características biológicas


Vegetación

Fauna

Contexto arqueológico, histórico y cultural

Contexto demográfico, social y económico

Uso de aguas nacionales

Tenencia de la tierra

5. Diagnóstico y problemática

Ambiental

Demográfico, social y económico

Presencia y coordinación institucional

Gestión y consenso de la actualización del programa de

conservación y manejo

6. Subprogramas

Subprograma Protección

Componente inspección y vigilancia

Componente preservación de áreas frágiles y sensibles

Componente prevención y control de contingencias ambientales

Subprograma Manejo



Componente manejo y uso sustentable de ecosistemas arrecifales

Componente manejo y uso sustentable de vida silvestre

Componente manejo y uso sustentable de recursos acuáticos y pesquerías

Componente turismo, uso público y recreación al aire libre

Subprograma Restauración



Componente recuperación de especies prioritarias

Componente conservación del agua

Componente restauración de ecosistemas

Subprograma Conocimiento



Componente fomento a la investigación y generación de conocimientos

Componente inventarios, líneas de base y monitoreo ambiental

Componente sistemas de información

Subprograma Cultura



Componente capacitación para comunidades y usuarios

Componente difusión identidad y divulgación

Componente interpretación y convivencia

Componente sensibilización, conciencia ciudadana y educación ambiental

Subprograma Gestión



Componente administración y operación

Componente cooperación internacional

Componente infraestructura, señalización y obra pública

Componente legal y jurídico

Componente mecanismos de participación y gobernancia

Componente procuración de recursos e incentivos

Componente de recursos humanos y profesionalización

Componente regulación, permisos, concesiones y autorizaciones

7. Ordenamiento ecológico y zonificación

Ordenamiento ecológico

Zonificación



Criterios de zonificación

Metodología

Zonas y políticas de manejo
8. Reglas Administrativas
9. Programa Operativo Anual
10. Evaluación de la efectividad
Bibliografía


Anexo I. Listado de flora y fauna
Anexo II. Marco Jurídico
Anexo III. Estudios e Investigaciones
Anexo IV. Abreviaturras


1

__________________

Introducción
El Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc se localiza en la porción noreste de la Península de Yucatán en lo que corresponde al Caribe de México. Por su ubicación, desde 1997 se le considera parte del norte del Sistema Arrecifal Mesoamericano, que corre desde Cabo Catoche al norte de Quintana Roo, siguiendo las costas de Belice y Guatemala hasta Punta Sal, incluyendo las Islas de la Bahía en Honduras.
Su decreto de establecimiento como Área Natural Protegida (ANP) el 19 de julio de 1996 considera tres polígonos que le dan su nombre debido a que sólo en estas áreas del Parque se localizan formaciones arrecifales. La superficie entre los polígonos está conformada por la Bahía de Isla Mujeres y la franja de playas entre las dos puntas de la zona hotelera de Cancún, cuyo fondo se encuentra cubierto, principalmente, por arena. Los tres polígonos son contiguos a la población de Isla Mujeres y a la ciudad de Cancún, constituyéndose éstas como las zonas de influencia por lo que se le considera como un parque urbano marino.
Un aspecto muy importante para el manejo del ANP es el hecho de que la zona de influencia ha tenido un desarrollo vertiginoso desde antes de que fuese decretado este Parque Nacional. En el período de 1993 a 2006 la población de Cancún aumentó de 410,000 a 572,973 habitantes (INEGI, 2005) mientras que el número de visitantes y turistas se ha incrementado en un promedio de 8 a 10 millones al año. (Asociación de Hoteles de Quintana Roo –AHQR. Com. per.) Igualmente, la población de Isla Mujeres creció de 10,000 a 13,315 habitantes. A pesar del aumento tan acelerado de la población, el registro del número de visitantes al parque, desde 1996, presenta un comportamiento estacionario que oscila alrededor de los 750 mil turistas anuales, mismos que se concentran en espacios y en tiempos bien definidos.
El Parque se localiza en un área sujeta al flujo de la corriente de Yucatán y al paso de fenómenos hidrometeorológicos como huracanes y tormentas tropicales. En 1988 y entre 1996 y 2006 se registraron seis huracanes con impactos de diferente grado de afectación en las formaciones y en el hábitat de las unidades arrecifales de esta ANP.
La presente actualización del Programa de Conservación y Manejo constituye un replanteamiento de las estrategias y acciones establecidas en el Programa de Manejo, publicado en el Diario Oficial de la Federación en 1998 (D.O.F. 6 de agosto de 1998) a fin de dar cumplimiento a los objetivos establecidos en el decreto de creación. Por tratarse de la primera actualización, se han realizado cambios importantes que permitirán un mejor manejo del ANP, tomando en cuenta que las condiciones de la zona de influencia y los factores de deterioro antropogénicos y naturales han ocasionado un impacto significativo en los últimos años. Los cambios que se han realizado son de manejo en prevención del incremento en las actividades náuticas dentro del área, debido a los nuevos desarrollos que se están construyendo o que se encuentran en planeación; una mayor incidencia de fenómenos hidrometeorológicos y del deterioro general de los recursos naturales como consecuencia del desarrollo costero que aún se prevé en el mediano y largo plazos.
El grado de deterioro que presenta este Parque Nacional se debe, en gran medida, a los efectos de los recientes huracanes, al impacto acumulado de los visitantes en las distintas unidades arrecifales y a las secuelas de las actividades costeras de la zona de influencia. A pesar de ello y en comparación con otros sitios en la región del Caribe, el nivel de conservación es bueno, si se toma en cuenta que existen arrecifes cuyo estado de conservación es muy alto. Lo anterior se interpreta de dos maneras: 1) que las medidas establecidas, las estrategias y acciones han tenido impacto favorable, justificando todos los esfuerzos realizados para la creación del decreto del Parque Marino Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún, Punta Nizuc, como Área Natural Protegida y 2) que el grado de visitación se ha mantenido estable desde hace varios años.
En vista de que las condiciones a las que estarán sujetos los ecosistemas y hábitat de este parque, debido a que aún se prevén cambios en la franja costera por futuros desarrollos, el presente Programa de Conservación y Manejo que estará vigente en el período 2008-2013, plantea su estructuración en seis subprogramas: protección, manejo, restauración, conocimiento cultura y gestión. En cada uno de ellos se incluye una introducción y el objetivo general así como las estrategias a seguir. Los subprogramas se han dividido en componentes los cuales contienen su introducción, los objetivos específicos y las metas y resultados esperados. Es a este nivel que se establecen las actividades y acciones de corto, mediano y largo plazos para poder cumplir con los objetivos del decreto del ANP.
Conforme lo dispone la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, el presente Programa de Conservación y Manejo se ha actualizado tomando como base las características actuales del Parque. Este es el instrumento elaborado conjuntamente por las diferentes autoridades federales, estatales y municipales y los distintos actores que, de manera voluntaria o por sus intereses, participan en el planteamiento y las modificaciones que se requieren. Es en esta fase de la elaboración que los actores intervienen y donde se toman las decisiones correspondientes.
Como instrumento esencial de aplicación prevé la adopción de un Programa Operativo Anual (POA), que se rige por reglas administrativas de manejo claras, aplicables a una zonificación y con base en un reglamento para la administración de las Áreas Naturales Protegidas de México y para este Parque Nacional, los cuales deberán seguir siendo evaluados periódicamente.


ANTECEDENTES
En 1963, la comunidad de Isla Mujeres, con el apoyo del Centro de Estudios Deportivos Acuáticos de México emprendió los primeros esfuerzos de protección de los arrecifes próximos a sus costas. En 1980, la creación del Grupo Ecologista de Isla Mujeres, A.C. condujo a una campaña permanente de boyeo de los arrecifes: Manchones, El Farito y áreas aledañas, con recursos aportados por el ayuntamiento de Isla Mujeres.
Diez años después, el 7 de febrero de 1973, se realizó una primera acción de protección de carácter federal, me­diante el decreto por el que se estableció como Zona de Refugio de Flora y Fauna Marina, la ubicada en la costa occidental de Isla Mujeres, incluyendo los arrecifes de la Punta de Cancún y Nizuc, Quintana Roo.
Para 1986, se integró el primer comité plural para llevar a cabo trabajos de coordina­ción y concertación para el manejo sustentable del área. Este comité fue conformado por las autoridades, asociaciones no gubernamentales, prestadores de servicios, cuerpos colegiados de profesionistas e instituciones de investigación científica.
En 1993, se instaló el Subcomité de Protección y Vigilancia del Sistema Lagunar Nichupté, órgano de consulta pública plural cuyo logro, entre otros, fue el Plan de Ordenamiento Ecológico del Sistema Lagunar Nichupté, en el que se estableció, para la zona arrecifal, dos de los tres polígonos comprendidos en el decreto de Parque Nacional y una política de protección sujeta a Progra­ma de Manejo.
En 1995 se creó la Comisión de Arrecifes en el seno del subcomité y el trabajo conjunto de sus integrantes tuvo como resultado un Convenio de Concertación para el uso y aprovechamiento sustentable de los arrecifes de la zona norte del estado de Quintana Roo, firmado el 13 de febrero del mismo año, así como las bases para el uso y apro­vechamiento sustentable del área, signadas en esa misma fecha.
En julio de 1995, los integrantes del subcomité que tienen injerencia en la zona arrecifal del Parque, firmaron y se comprometieron a cumplir las bases de ordenamiento del área, constituyendo así, el primer acuerdo integral, cuya finalidad fue el desarrollo sustentable de la zona decretada posteriormente como Parque Marino Nacional.
El 19 de julio de 1996 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto Presidencial por el que se declara al Parque Marino Nacional y la zona conocida como Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún, Punta Nizuc como Área Natural Protegida. Con las modificaciones realizadas el 7 de junio de 2000, a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la categoría de Parque Marino Nacional se incorpora a la de Parques Nacionales, denominándose como Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc.
El 6 de agosto de 1998, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa de Manejo de esta ANP.
La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) a través de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP) administra organiza y maneja el Parque, conjuntamente con la Secretaría de Marina, conforme al artículo segundo del decreto de declaratoria. De acuerdo al mismo dispositivo, ambas dependencias son las responsables principales de la formulación de este Programa de Conservación y Manejo.
La justificación jurídica para la elaboración de este documento, tiene fundamento en el Capítulo III del Reglamento de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Áreas Naturales Protegidas. Para la modificación del Programa de Manejo, dicho reglamento menciona que previo análisis y opinión del Consejo Asesor del Área Natural Protegida de que se trate, se podrá modificar cuando:
Las condiciones naturales y originales del área hayan cambiado debido a la presencia de fenómenos naturales y se requiera el planteamiento de estrategias y acciones distintas a las establecidas en el programa vigente.

LOGROS
Desde hace doce años que se decretó como Parque Nacional, se han obtenido importantes resultados obtenidos por el personal del parque y con la participación de los diferentes actores:


  1. Unidades arrecifales en buen estado. Se ha determinado que la presencia de las medidas y reglas establecidas, así como los esfuerzos realizados, han generado buenos resultados, por lo que se reconoce el buen estado de conservación que guardan las formaciones coralinas, a pesar de estar entre Isla Mujeres y Cancún y a pesar de la gran afluencia de visitantes que en forma anual llegan o se relacionan con esta ANP.




  1. Número de autorizaciones controlado. El número de autorizaciones fijado en 1996 continúa siendo el mismo. La demanda por nuevas autorizaciones es controlado mediante mecanismos de transferencia y sustituciones que, hasta la fecha, han funcionado de manera adecuada. El límite en el otorgamiento de las autorizaciones por polígono permite controlar las demandas que existen para obtener acceso a la prestación de servicios dentro del Parque. Dichos resultados favorables indican que existen intenciones para que el número de autorizaciones disminuya.




  1. Vigilancia. Esta actividad se ha caracterizado por la sinergia establecida con otras instituciones de gobierno como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la Comisión Nacional de la Pesca (CONAPESCA), Secretaría de Marina y Armada de México (SM-AM) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). El análisis de los ilícitos y de las infracciones detectadas muestra cambios favorables, debido a la disminución en el número de faltas y por el hecho de que son las menos graves las que más se reportan.




  1. Concientización de los principales actores y de la comunidad en general. Desde que el Parque se decretó, el número de personas interesadas en su conservación ha ido en aumento. Como nunca antes, existen evidencias de que los esfuerzos de difusión, educación ambiental y los trabajos de capacitación han sido herramientas esenciales para alcanzar los objetivos de conservación en el Parque Nacional y, aunque se ha logrado informar a buena parte de la sociedad, aún queda trabajo por hacer. No obstante, se ha dado a conocer la importancia de los recursos naturales y las recomendaciones para realizar correctamente las actividades náutico-recreativas dentro de los polígonos del Parque.




  1. Rehabilitación de arrecifes de coral como resultado de encallamientos y huracanes. Actualmente, el equipo de monitoreo cuenta con experiencia a nivel mundial para la rehabilitación de arrecifes de coral. Los trabajos realizados, inicialmente, durante el encallamiento de la embarcación Leeward en 1997, establecieron las bases de aprendizaje para la implementación de técnicas de restauración utilizadas en otras partes del mundo. Con el huracán Isidoro se pudo adquirir mayor experiencia, pero fue con Iván en 2004, Emily y Wilma en 2005 que se logró generar un equipo, coordinado por el Parque Nacional, con la comunidad y los prestadores de servicios. En breve se prevé la generación de un Plan de Contingencia y de un Fondo de Contingencia para actuar en tiempo y forma, debido a que los huracanes seguirán impactando la zona de manera más frecuente y con mayor intensidad.




  1. Evaluación de daños. La experiencia y capacitación adquirida han permitido realizar peritajes sobre los daños ocasionados por encallamientos o por otros daños antropogénicos, asistiendo así a otras autoridades que requieren de este tipo de apoyo.




  1. Equipo competitivo. Se cuenta con personal entrenado y comprometido que ha desarrollado el conocimiento y las habilidades que se requieren para el manejo del ANP y se ha conformando un equipo de trabajo competitivo a nivel nacional e internacional.




  1. Inicio y continuación de política de descarga. Los excelentes resultados de rehabilitación obtenidos en la unidad arrecifal Cuevones, como consecuencia del cierre de su acceso por el encallamiento de buque Leeward, demostraron que conceder un descanso a las unidades arrecifales es esencial para mantener y rehabilitar sitios específicos del Parque. Debido a esto y dado que se incrementará el número de embarcaciones registradas en el área y, con ello, la frecuencia de accidentes, encallamientos y daños a los arrecifes, se proyecta redireccionar los turistas para que vayan a sitios alternativos.




  1. Educación, difusión y capacitación a guías. A través de estos esfuerzos interrelacionados, la información ha comenzado a fluir hacia los educadores, quienes son los que se encuentran en contacto con las nuevas generaciones. De igual importancia es la capacitación y certificación a más de 1,350 guías e instructores de buceo desde que se emitió el decreto del Parque.




  1. Boyeo de amarre y rosarios. El parque se encuentra boyado (boyas de amarre, de descanso y rosario de boyas) colocados en un 96% de las necesidades y de las metas planteadas. El uso y respeto de las boyas ha favorecido a que las embarcaciones ya no tengan que anclarse, pasando así de ser una a amenaza a un factor controlado y con un mínimo de daños al ecosistema.




  1. Los trabajos de capacitación, educación y concientización en guías y en la comunidad en general, ha generado un sentimiento de apropiación o pertenencia al área y sus atributos.




  1. Diagnóstico, línea base y Programa de Monitoreo. Se ha generado la información suficiente en cantidad y calidad para contar con una línea base. La importancia de ésta radica en sus criterios y objetivos para la evaluación de la condición del arrecife y que permiten establecer un programa de monitoreo arrecifal de largo plazo. Esto proporciona las herramientas necesarias para la toma decisiones con el fin de adecuar, definir e implementar, estrategias de manejo para la protección del ecosistema coralino.




  1. Cambio Tecnológico. Se ha logrado el cambio en las embarcaciones de motores de 2 tiempos a motores de 4 tiempos. Esta situación no se presenta en la totalidad de los barcos que operan en el Parque. En Punta Nizuc la sustitución es del 100%, en Punta Cancún e Isla Mujeres este porcentaje oscila alrededor del 20%. A pesar de ello, estas acciones benefician al ecosistema al disminuir la contaminación generada por la combustión de hidrocarburos.



JUSTIFICACIÓN
Relevancia ecológica y científica
Durante el 2005 se presentaron en la región del Atlántico Centro y Sur el mayor número de huracanes registrados desde que fue decretado el Parque Nacional, dos de ellos Emily y Wilma, provocaron en las áreas de influencia del Parque efectos negativos hasta ahora sólo estimados. De acuerdo con pronósticos científicos, en el futuro, los huracanes se presentarán con mayor frecuencia, intensidad y magnitud debido al calentamiento global de la Tierra.
Los acontecimientos meteorológicos del 2005 como el huracán Wilma, han obligado a que la administración del Parque busque el desarrollo de estrategias tendientes a la prevención y restauración de posibles daños en los ecosistemas y que involucren la participación sin precedentes del sector científico y técnico a fin de generar la información suficiente para la elaboración de programas de diversa índole.
El Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc, es poseedor de extensas áreas ocupadas por una gran diversidad de organismos vegetales y animales. Sus ecosistemas forman parte de la segunda barrera arrecifal más grande del mundo: el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el cual se extiende frente a las costas de México, Belice, Guatemala y Honduras en el Mar Caribe.
La riqueza natural de las casi nueve mil hectáreas que conforman el Parque, está representada por 187 especies de algas, 47 de esponjas, 31 especies de corales blandos, 33 de corales duros, 3 de corales negros, 43 de moluscos, 65 de anélidos, 37 de crustáceos, 24 de equinodermos, 164 de peces, seis de reptiles, 32 de aves y once de mamíferos, entre otros grupos menores.
La información emanada de las investigaciones que realiza personal del Parque, organizaciones y grupos académicos externos, se vinculan no sólo a aspectos económicos sino también científicos, derivándose en proyectos de investigación aplicables al mejor manejo del ANP.

Relevancia económica y social
Actualmente los arrecifes y grupos de flora y fauna del Parque y que se ubican en el centro del desarrollo turístico de Isla Mujeres–Cancún, representan un recurso importante en términos financieros. La derrama económica significa el 54% del Producto Interno Bruto (PIB) del estado de Quintana Roo. Las actividades náutico-recreativas que se desarrollan al interior del área constituyen importantes fuentes de empleo directo para más de cinco mil familias de la zona, representando una importante actividad económica en la región a la cual concurren desde pescadores hasta empresas con la más alta tecnología del mercado.
Relevancia histórico-cultural
La región es importante desde el punto de vista histórico y cultural. Históricamente el valor cultural de la región se basa en la presencia de antiguos asentamientos pertenecientes a la Cultura Maya y la permanencia a través del tiempo de poblaciones indígenas. Posteriormente hubo procesos de mestizaje en los descendientes del sector indígena regional y de la población europea asentada en la zona durante la época colonial o de emigrantes de otras regiones del país, que han dado origen a un mosaico sociocultural que ubican a la región como zona de importancia arqueológica, histórica y cultural única, en donde se conjugan las raíces, tradiciones y costumbres indígenas y criollas para el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales.
Relevancia educativa y recreativa

Dado que la tendencia del turismo y su preferencia por buscar sitios con atractivos naturales va en aumento, se requiere asegurar la protección del recurso y garanti­zar su permanencia. Esta Área Natural Protegida, ofrece un sitio de recreación y una oportunidad de participación en múltiples actividades educativas.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal