Misión: Promover la producción agropecuaria y forestal, el fortalecimiento de la agricultura familiar, la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza rural, ofreciendo servicios de calidad con enfoque inclusivo y territorial



Descargar 215.65 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión01.04.2018
Tamaño215.65 Kb.
  1   2   3   4   5


Misión: Promover la producción agropecuaria y forestal, el fortalecimiento de la agricultura familiar, la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza rural,

ofreciendo servicios de calidad con enfoque inclusivo y territorial, respetando las características socioculturales de género, generación y en armonía con el ambiente.autoshape 4




VICEMINISTERIO DE GANADERIA








PROYECTO

SIEMBRA Y CULTIVO DE LA MARALFALFA Pennisetum violaceum (Lam.)Rich. PARA LA PRODUCCIÓN DE FORRAJES PARA GANADO PECUARIO EN PARAGUAY”



ASUNCIÓN – PARAGUAY

SETIEMBRE – 2016

Ing. Juan Carlos Baruja Fernández, Ministro.

Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG)


Dr. Marcos A. Medina Britos, Viceministro.

Viceministerio de Ganadería (VMG)

Elaboración Dpto. De Políticas y Planificación (VMG/MAG)

Elvio D. Morínigo A., Jefe.

Víctor A. Cabañas M., Técnico.

Fredy R. Núñez G., Técnico.

________________________________________________________________

Es una publicación del Viceministerio de Ganadería del MAG. Setiembre, 2016.

Dirección: Avda. Ciencias Veterinarias, 220 y Eduardo Guasp

San Lorenzo, km 10 – Paraguay

e-mail: vganaderia@mag.gov.py

Pág. Web: www.mag.gov.py

Telefax (+59521) 58 22 24



CONTENIDO





CONTENIDO 3

1.NOMBRE DEL PROYECTO 1

2.INTRODUCCIÓN 1

3.ANTECEDENTES Y JUSTIFICACIÓN 5

4.ÁREA DE INFLUENCIA DEL PROYECTO 6

5.DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA 6

6.OBJETIVOS DEL PROYECTO 6

7.ACTIVIDADES 8

8.CRONOGRAMA DE EJECUCIÓN 9

9.COMPONENTES DEL PROYECTO 10

10.DURACIÓN DEL PROYECTO 10

11.POTENCIALES BENEFICIARIOS 10

12.COMPONENTE TÉCNICO 10

13.COMPONENTE FINANCIERO 21

14.ORGANIZACIÓN PARA LA EJECUCIÓN Y SEGUIMIENTO DEL PROYECTO. 25

15.CONCLUSIÓN 25

16.LITERATURA CONSULTADA 26

  1. NOMBRE DEL PROYECTO


Proyecto siembra y cultivo de la Maralfalfa para la producción de forrajes para ganado pecuario en Paraguay.
  1. INTRODUCCIÓN


    1. La producción ganadera pecuaria en el Paraguay

La producción ganadera pecuaria en el Paraguay es uno de los rubros en creciente desarrollo, tanto desde el punto de vista de la producción de carne como de leche. Mejorar los índices productivos depende en gran medida de la producción forrajera, razón por la cual se deben buscar alternativas que puedan proveer cantidad y calidad nutritiva que satisfagan las necesidades de los animales.

Una alternativa importante es el cultivo de pastos con elevadas producciones de forraje y buenos tenores nutritivos. En tal sentido, el Pasto Elefante (Pennisetum purpureum), en sus distintas variedades, presentan buenos comportamientos en las condiciones del país. Actualmente además, existe un auge con híbridos que reportan un buen comportamiento productivo y hasta superior respecto a los comúnmente utilizados.

En varios países se evaluó la diferencia nutritiva y productiva del Maralfalfa frente a los Pennisetum, pero en Paraguay aún no existen muchos datos en cuanto a productividad y calidad de estos materiales. Este híbrido se destaca por su elevada producción que oscila las 200 a 400 toneladas por hectárea, superando en muchos casos hasta en un 25% el crecimiento de pastos como el King grass, Taiwán morado, Elefante, entre otros (CORPOICA 2006). En trabajos de Roncallo et al. (2012), el Pasto Maralfalfa presentó una producción de 70,5 t/ha de forraje verde y 11,2 t/ha de seca; mientras que el Pasto Elefante presentó una producción forrajera en verde de 67,8 t/ha. y en seca de 12,2 t/ha.

El Maralfalfa, según Mauricio (2011), posee un nivel de proteína de 10,48%, superior al Morado con 8,16%. Además presenta una mayor producción en materia verde, con 104,73 t/ha, frente a 87,54 ton/ha del Morado. Según trabajos de Márquez et al. (2007) el Pasto Morado posee 8,71 % de proteína cruda y el Pasto Maralfalfa 7,28 % de proteína cruda.

En base a reportes diferentes en cuanto a su producción y calidad, es de importancia evaluar el comportamiento del hibrido Maralfalfa y las variedades Camerún y Morado. Por lo anteriormente expuesto se espera obtener mayores respuestas en el pasto Maralfalfa, que en las variedades normalmente utilizadas.


    1. Generalidades de la siembra y cultivo del Maralfalfa

El Maralfalfa posee un origen y clasificación taxonómica aún no esclarecidos. La primera hipótesis es la del sacerdote Jesuita José Bernal Restrepo (1979), quien aseguraba que dicho pasto denominado Pennisetum violaceum (Lam.) Rich. ex Pers., se obtuvo de la combinación de pasto elefante (Pennisetum purpureum), grama nativa (Paspalum macrophylum), gramalote (Paspalum fasciculatum), alfalfa peruana (Medicago sativa) y pasto brasilero (Phalaris arundinacea). La segunda hipótesis, sostiene que dicho pasto denominado Pennisetum hybridum o simplemente Pennisetum sp. se trata de un híbrido comercializado en el Brasil como Pasto Elefante Paraíso, y es resultado de la combinación entre el Pennisetum purpureum Schum y el Pennisetum americanum (L.), aprovechando el alto rendimiento del primero con el elevado valor nutritivo del segundo (Correa et al. s.f.).
El mismo autor menciona que dicho híbrido, sin embargo, es estéril por lo que para obtener híbridos fértiles se ha utilizado Colchicina con lo que duplica el número de cromosomas y se obtiene un híbrido hexaploide fértil.
Este pasto presenta ventajas como un amplio rango de adaptación a suelos, buena palatabilidad, altos niveles de proteínas y carbohidratos, alta resistencia a sequía y a excesos de agua. Cabe destacar su elevada producción que oscila las 200 a 400 toneladas por hectárea, superando en muchos casos hasta en un 25% el crecimiento de pastos como el King Grass, Taiwán morado, Elefante, entre otros (CORPOICA 2006).
El pasto Maralfalfa es un pasto mejorado de origen colombiano, perenne, que reúne como principales ventajas su rendimiento que abarca de 200 a 400 ton/ha de forraje verde anual, y el

17% de proteína cruda total, es altamente palatable, tanto para bovinos, como ovinos, equinos y porcinos; es dulce y sustituye a la melaza.


Según la FAO, la siembra se realiza hasta los 3.000 msnm y se utilizan entre 3.000 y 4.500 kg de semilla vegetativa por hectárea. Se recomienda la siembra con estacas maduras de 3 a 4 nudos, regadas en forma continua, y tapados con 10 cm de suelo, pudiendo agregarse materia orgánica ya que responde muy bien a ella. Se han obtenido buenos resultados sembrando tallos extendidos en surcos. Se debe evitar encharcamiento para lograr una buena cobertura y un buen control de malezas. Requiere 75 kg de N/ha/corte, 50 kg de K y P, o sea 250 kg fertilizantes compuestos 10-30-10/ha/año. Estos valores se ajustan de acuerdo con el análisis de suelos y los aportes de abonos orgánicos.


El mismo autor menciona que el primer corte se realiza a los 90 días, y posteriormente cada 30 a 45 días, a cinco cm del suelo; dependiente de las condiciones del lugar. El primer corte es excelente para aprovecharla como semilla. Se debe tener especial precaución con las épocas de corte, por la floración precoz, que implica producción de semilla a corta edad (45 a 60 días) y la pérdida de homogeneidad del cultivo, que daña la calidad nutricional y disminuye los rendimientos.
Según Russell y Webb, citado por la FAO (1993) el pasto Elefante se desarrolla en regiones tropicales y subtropicales entre las latitudes 10 °N y 20 °S en un rango de altitud del nivel del mar hasta 2000 m. Soporta bastante bien periodos de sequía una vez establecido, debido a su sistema de raíces profundas; en cambio, es susceptible a las heladas, necesitando como mínimo 15 °C para su correcto crecimiento. Su temperatura óptima de crecimiento oscila entre 25 y 40 °C. Crece mejor en áreas de alta precipitación (más de 1.500 mm por año), pero su sistema de raíces profundas le permite sobrevivir en épocas secas.
La variedad Camerún es una especie de crecimiento estival, requiere lugares con abundante precipitación. Crece poco durante el invierno, resistiendo bien las heladas y las sequías. Tiene preferencia por los suelos profundos, fértiles y de buen drenaje. No soporta suelos encharcados (MAG 2009).
Con respecto al pasto Maralfalfa, éste se desarrolla en altitudes comprendidas desde el nivel del mar hasta los 3.000 m. Se encuentra bien adaptado a suelos de media a alta fertilidad. Su mejor desarrollo se obtiene en suelos con buen contenido de materia orgánica y buen drenaje (Cruz 2008).
Según Glatzle (1999), el pasto elefante se encuentra bien adaptado a los suelos de textura media o liviana, pero con altos requerimientos en cuanto a fertilidad.
Tiene un elevado crecimiento en aquellos suelos profundos, fértiles y que permiten a sus raíces una buena acumulación de nutrientes; como los suelos arcillosos. Se hace necesaria la incorporación de abonos orgánicos o buena fertilización, incluso en los cortes posteriores, debido a que por tratarse de una especie de alta producción, extrae una gran cantidad de nutrientes del suelo. Por cada hectárea el pasto Elefante es capaz de extraer 463 kg de nitrógeno, 96 kg de fósforo y 594 kg de potasio al año (Skerman y Riveros 1992).
Según Cunahay et al. (2011), crece en alturas comprendidas desde el nivel del mar hasta 3.000 metros. Se adapta bien a suelos con fertilidad media a alta. Su mejor desarrollo se obtiene en suelos con pH 6 a 7, con buen contenido de materia orgánica y buen drenaje. Después de cada corte se recomienda la aplicación de urea y cloruro de potasio.
Jacques (1990), señala que en comparación a las especies invernales, las especies tropicales poseen una mayor productividad en Kg MS/ha; esto debido a su alta tasa de crecimiento, alta capacidad fotosintética, captación de luz y eficiencia en el uso del agua y nutrientes. El Pasto Elefante pertenece a este grupo, lo cual se traduce en su gran capacidad de acumulación de materia seca.
González et al. (2011) tuvieron como objetivo de investigación evaluar el efecto del cultivar y la edad de madurez o cosecha sobre la composición química y el rendimiento en dos especies de pasto elefante Pennisetum sp. (Verde y Morado), como observamos en el Tabla 1.



  1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal