Metales férricos



Descargar 33.29 Kb.
Fecha de conversión19.11.2018
Tamaño33.29 Kb.

1º BACHILLERATO TECNOLÓGICO METALES FÉRRICOS

METALES FÉRRICOS.
1 INTRODUCCIÓN.
Los metales ferrosos o férricos contienen como elemento base el hierro. Si observamos a nuestro alrededor, comprobaremos que la mayor parte de los objetos que nos rodean tienen, en mayor o menor grado, partes fabricadas con metales ferrosos ( hierro, acero, fundición).

La metalurgía es la técnica de extracción, tratamiento y transformación de los metales para la fabricación de los objetos últimos. Siendo los productos siderúrgicos todos aquellos materiales férricos que han sufrido un proceso metalúrgico.



2 EL PROCESO SIDERÚRGICO



2.1 EL HIERRO.



Los metales se presentan en la naturaleza de forma libre (plata, cobre, etc...) o combinados con otros elementos químicos. El hierro, que se encuentra muy difundido en la naturaleza, se presenta en forma de minerales de hierro, es decir, combinado con otros elementos químicos, generalmente oxígeno o azufre.

Las formas más comunes de mineral de hierro son:



  • Oligisto (Fe2O3). Contiene entre 60 y 70 % de hierro. Es el más utilizado.

  • Magnetita (Fe3O4). Es difícil de trabajar, por lo que se suele transformar en Fe2O3 por medio de un proceso llamado calcinación.

  • Sulfuros de hierro. No tienen mucha utilización puesto que el azufre produce efectos no deseables en el producto final.

Estos minerales se mezclan en la naturaleza con otras impurezas y se presentan en forma rocosa. A la parte útil de la roca (el mineral) se la denomina mena, mientras que las impurezas reciben el nombre de ganga.


2.2 EL ALTO HORNO.
El mineral de hierro una vez concentrado es reducido en el alto horno para obtener arrabio. Este arrabio servirá como materia prima para la obtención de los metales férricos fundamentales: las fundiciones y los aceros.

El alto horno con una altura de 40 a 60m (equivale a un edificio de catorce o quince plantas), tiene una estructura con paredes refractarias de aproximadamente 250 cm de espesor. Su utilización requiere de personal cualificado que vigile el proceso: del correcto funcionamiento del alto horno va a depender la calidad del arrabio y por tanto del material final obtenido.


Carga:

  1. Mineral de hierro.

  2. Carbón de coque.

  3. Fundentes (cal, arcilla o arena): Su misión es combinarse con la ganga residual y la ceniza del carbón de coque para poder recoger una mezcla de todas las impurezas producidas en el proceso. Esta mezcla se denomina escoria y ventaja es que puede ser retirada independientemente del arrabio.

Los altos hornos una vez encendidos están funcionando ininterrumpidamente hasta que sea necesario hacerles una reparación. La carga arde de forma ininterrumpida mediante la introducción (soplado) de aire. En el interior se llegan a producir temperaturas de 1650 ºC suficientes para que el mineral de hierro (mena) se transforme en gotas de hierro que se depositan en el fondo.



ESQUEMA DE PROCESO SIDERURGICO INTEGRAL.

El horno se carga de forma permanente por la boca superior, y periódicamente (aproximadamente unas dos horas) se sangra por las piqueras inferiores, retirando la escoria y el arrabio, hierro colado o hierro de primera fusión.


Este arrabio es una aleación de hierro con un alto contenido de carbono y con impurezas (azufre, fósforo, silicio, etc.) Al ser demasiado frágil, sólo se utiliza como paso intermedio para obtener otros productos.
La producción de un horno alto varía según su tamaño, oscilando entre 1500 Tm/día y 10.000 Tm/día .
El arrabio, generalmente sin solidificar, se transporta en unos vagones refractarios, conocidos generalmente como torpedos, que permiten conservar la temperatura durante el transporte o durante los tiempos de espera hasta los convertidores, donde sufre un proceso de reafino, mediante el que se elimina el exceso de carbono y se ajusta su composición química para su posterior solidificado.

También puede llevarse a la máquina de colar donde se verterá en las lingoteras para obtener un producto sólido, el lingote, que se utiliza como materia prima para lograr fundiciones o aceros especiales.

En las modernas siderurgias, la obtención del acero se hace por colada continua, que permite obtener directamente distintos perfiles, con importante ahorros.

En este proceso, los torpedos transportan el arrabio fundido, cuya composición ya se conoce a la acería. Con él se carga un convertidor donde se añaden otros materiales (chatarra, etc.), destinados a variar la composición de la mezcla; a continuación se sopla el oxigeno y se toman muestras.

Posteriormente se extrae del horno en una cuchara donde aún se puede modificar su composición (en función de lo que se haya detectado en las muestras, añadiendo fundentes y ferroaleaciones) y se vierte en el molde solidificador.

Dicho molde es un dispositivo complejo que permite una solidificación continua del material que sale de la cuchara, con la forma del perfil deseado (generalmente rectangular, de lados muy desiguales).



Este producto, cortado en trozos de longitud predeterminada, perfectamente identificado y documentado, se puede considerar como el acero que servirá de materia prima para sucesivas transformaciones. Unas pueden afectar a su composición (si se destina a la fabricación de aceros especiales), otras a su estructura (por tratamientos térmicos) y las más generales a su forma.


3. PRODUCTOS FÉRREOS.
En una primera clasificación se pueden distinguir cuatro tipos diferentes de productos férreos, dependiendo del tanto por ciento de carbono que contenga la aleación.


  • HIERRO cuando el contenido de carbono presente en la aleación se encuentra comprendido entre 0.008 y 0.03 %.

  • ACERO entre 0.03 y 1.76%

  • FUNDICIÓN entre 1.76 y 6.67%

  • GRAFITO. Contenidos superiores a 6.67%.




3.1 CLASIFICACIÓN DE LOS PRODUCTOS FÉRREOS.
I Hierro. Tiene un color blanco-grisáceo, peso específico de 7.85 kg/dm3 y una temperatura de fusión de 1530 ºC. El hierro industrialmente puro no tiene muchas aplicaciones, por sus bajas propiedades mecánicas y difícil obtención. Empleado en electricidad y electrónica.
II Aceros. El contenido en carbono oscila entre 0.1 y 1.76%. Es el elemento principal de la aleación que modifica extraordinariamente las características mecánicas del acero. Los elementos adicionales que intervienen en una aleación , en la mayoría de los casos, son indeseables, tales como el fósforo y el azufre. En la práctica, la eliminación de éstos y otros elementos resulta muy difícil. Sin embargo, hay otros elementos que ayudan a la obtención de aceros de mejor calidad y por ello hay que añadirlos ( en forma de ferroaleaciones)

  • Aceros NO aleados. Aunque disponen de otros elementos de aleación, no superan los porcentajes indicados como límite.




% de carbono

Nombre

0.1 a 0.2

Acero extrasuave

0.2 a 0.3

Acero suave

0.3 a 0.4

Acero semisuave

0.4 a 0.5

Acero semiduro

0.5 a 0.6

Acero duro

0.6 a 0.7

Acero extraduro




  • Aceros aleados (o aceros especiales). Contienen otros elementos en proporciones mayores a las límites, modificando o mejorando las propiedades mecánicas y térmicas de los aceros.

Se definen mediante la letra F, que sirve para identificar el acero, seguida de cuatro cifras.

La primera cifra indica grandes grupos de acero, siguiendo un criterio de utilización como se indica en la siguiente tabla.

Las dos últimas sirven para diferenciar unos de otros, aplicandose a medida que van apareciendo.

III Fundiciones.

Se denomina fundiciones a los productos siderúrgicos que poseen un contenido en carbono entre un 1,76 % y un 6,67 %.

Las características de una fundición no sólo dependen de su composición química, sino también del proceso de elaboración. Ambas formas van a determinar la manera de presentarse el carbono (combinado, en forma de grafito laminar, esferoidal, etc...)


  1. Fundiciones ordinarias.


Blanca:

Presenta todo o parte del carbono (entre un 2.5 y 3%) que contiene en forma de carburo de hierro (Cfe3) o cementita, siendo éste el constituyente más duro de los aceros, pero tiene el inconveniente de ser muy frágil. Su fractura es de color blanco brillante, de ahí su nombre.


Gris:

Presenta todo o parte del carbono en forma de finas láminas de grafito, repartidas entre la masa de hierro. Contiene entre un 3 y un 3.5 % de carbono. Se utiliza para las piezas mecánicas que han de servir de soporte o de alojamiento de mecanismo (carcasa de motores, bancadas de máquinas, etc..)



Atruchada.

Sus propiedades son intermedias entre la fundición blanca y la gris. Recibe este nombre por el color parecido al de las truchas.


b) Fundiciones aleadas
Se dice que una fundición es aleada cuando se le añaden elementos como Ni, Cr, Va, Al, etc. En proporciones suficientes para modificar las propiedades de la fundición.
c) Fundiciones especiales
Se obtienen a partir de fundiciones ordinarias, mediante tratamiento térmicos adecuados o añadiendo algún elemento químico.

Maleables.

Se obtienen a partir de la fundición blanca y posteriormente se le da un tratamiento térmico. El resultado es una fundición no tan frágil como la fundición blanca y que conserva su tenacidad.




  • Maleable de corazón blanco: material oxidante + 950ºC unos 10 días

  • de corazón negro: material neutro + 875ºC unos 6 días

  • de corazón perlítica: material neutro + 875ºC unos 6 días + enfriamiento rápido.



Nodular.

Consiste en la adición de magnesio, níquel o cerio a la fundición gris. Estos elementos hacen que el grafito adquiera forma nodular (esferoidal) que le proporciona características similares a las de la fundición maleable pero con mayor resistencia mecánica.

Puede llegar a alcanzar propiedades cercanas a las de los aceros con un costo de producción mucho menor (en ciertos casos puede llegarse a un ahorro en costo del 60%, consiguiéndose propiedades similares). Se usa en elementos sometidos a altas presiones: carcasas de bombas y turbinas, conducciones oleohidráulicas, etc.
IV. Ferroaleaciones.

Son productos siderúrgicos que, además del hierro, contienen uno o varios elementos químicos adicionales. Se emplean en la fabricación de aceros con propiedades especiales.

Ferromanganeso, ferrocromos, ferrosilicios, ferrovanadios, ferrotungstenos......

Sinterizado_o_metalurgía_de_los_polvos.'>V. Conglomerados férreos. Sinterizado o metalurgía de los polvos.
Son productos formados por la unión entre sí de distintos materiales férreos, en polvo, a los que se comprime en un molde, a altas presiones y temperaturas un poco inferiores a las de fusión, obteniéndose una masa compacta.
Proceso de obtención:


  1. Obtención de los polvos. El tamaño oscila entre algunas milésimas a décimas

  • Molido

  • Atomizado Dirigiendo una fuerte corriente de aire a presión sobre un chorro de metal líquido. Que se recoge en un recipiente con agua.

  1. Prensado Se lleva a cabo en matrices de acero templado capaces de soportar los esfuerzos sin deformarse. Para facilitar el prensado adicionamos lubricantes sólidos.

  2. Sinterizado Sometemos la pieza a una temperatura próxima a la de fusión, en atmósfera reductora

  3. Acabado. Con el objetivo de obtener las dimensiones definitivas de la pieza. Para ello se acuña, lamina o mecaniza la pieza.

4. PRESENTACIÓN COMERCIAL.
El arrabio que se utiliza para alimentar los cubilotes o los hornos de acero se suministra del alto horno en forma de lingotes de aproximadamente 40 kg.

Las fundiciones son utilizadas la gran mayoría de las veces para ser conformada por moldeo. Este proceso de conformación de piezas consiste básicamente en verter la fundición en caldo en moldes de arena en los que se ha hecho la huella para obtener la pieza definitiva. Los mismos procesos se usan para los aceros de moldeo vistos anteriormente.

Los aceros se presentan en el mercado en forma de perfiles laminados. Éste es un proceso de conformación que consiste en hacer pasar un lingote de acero entre dos rodillos comprimiendo el material y dándole su forma definitiva. Se puede hacer pasar un lingote de acero tanto al rojo vivo (laminación en caliente) como en frío (laminación en frío). Este último tipo de laminación se emplea sobre chapas más finas con maquinaria más pesada.

La laminación, como hemos dicho, se aplica sobre unos lingotes que pueden adoptar las diferentes formas que se explican a continuación:



  • Bloom desbaste cuadrado.

  • Plachón o slab.

Partiendo de estos productos semielaborados se obtienen los los perfiles definitivos que, bien se pueden usar directamente (perfiles normalizados para la construcción), o bien han de ser mecanizados.

Los más habituales son:



  • Chapa. Superficies planas de espesores comprendidos entre 3 y 20 mm.

  • Perfiles diversos. Redondos, medio redondos, cuadradillos, pasamanos, pletinas y flejes.

  • Tubos. Según su proceso de obtención, que se estudiarán más profundamente en temas posteriores, se dividen en:

  • Sin costuras. Extrayendo material de la parte central de un redondo. Utilizados si van a estar sometidos a presión hidraúlica, neumática.

  • Con cordón de soldadura. Proceso automatizado que curva una pletina y une los extremos mediante cordón de soldadura.

  • Perfiles normalizados. Utilizados fundamentalmente en la construcción. La normalización determina las dimensiones exactas que han de tener este tipo de perfiles.





Página


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal