Manual de lectura del trabajo integrador para promover



Descargar 2.65 Mb.
Página36/50
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño2.65 Mb.
1   ...   32   33   34   35   36   37   38   39   ...   50

Relación alfabética de los órganos y partes del cuerpo

con sus respectivos atributos psíquicos








Aparato genital

Sexualidad

Boca

Apertura

Cabello

Libertad, poder

Corazón

Capacidad afectiva, emotividad

Dientes

Agresividad, vitalidad

Encías

Confianza

Espalda

Rectitud

Estómago

Sensibilidad, aceptación

Extremidades

Agilidad, flexibilidad, actividad

Garganta

Angustia

Hígado

Valores morales, ideología, vinculación

Huesos

Firmeza, disciplina

Intestino delgado

Reflexión, análisis

Intestino grueso

Inconsciente, avaricia

Manos

Aprehensión, capacidad de manejo

Matriz

Entrega

Músculos

Movilidad, flexibilidad, actividad

Nariz

Energía, orgullo, sexualidad

Oídos

Obediencia

Ojos

Entendimiento

Pene

Energía

Piel

Aislamiento, normas, contacto, delicadeza

Pies

Comprensión, firmeza, arraigo, modestia

Pulmones

Contacto, comunicación, libertad

Riñones

Compañerismo

Rodilla

Modestia

Sangre

Vitalidad

Uñas

Agresividad

Vejiga

Distensión

Vesícula

Agresividad


Índice
Prólogo
Primera parte

Condiciones teóricas para la comprensión de la enfermedad y la curación
I. Enfermedad y síntomas

II. Polaridad y unidad

III. La sombra

IV. Bien y mal

V. El ser humano es un enfermo

VI. La búsqueda de las causas

VII. El método de la interrogación profunda
Segunda parte

La enfermedad y su significado
I. La infección

II. El sistema de defensa

III. La respiración

IV. La digestión

V. Los órganos sensoriales

VI. Dolor de cabeza

VII. La piel

VIII. Los riñones

IX. La sexualidad y el embarazo

X. Corazón y circulación

XI. El aparato locomotor y los nervios

XII. Los accidentes

XIII. Síntomas psíquicos

XIV. Cáncer (tumoración maligna)

XV. El sida

XVI. ¿Qué se puede hacer?


Relación alfabética de los órganos y partes del cuerpo con sus respectivos atributos psíquicos

libro


Codependencia

autora


Melody Beattie

Capítulo 4




Características de la codependencia

Dios mío, dame serenidad

para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las cosas que sí puedo cambiar,

y sabiduría para distinguirlas.
Plegaria de la serenidad
Aunque dos codependientes pueden estar en desacuerdo en la definición de codependencia. si discuten entre ellos los hechos, probablemente cada uno de ellos sentirá lo que el otro dice. Compartirás ideas sobre las cosas que tienen en común -las cosas que hacen, que piensan, que sienten, que dicen- características de la codependencia. Sobre estos puntos -Síntomas, problemas, mecanismos de adaptación o reacciones- concuerdan la mayoría de las definiciones; y de los programas de recuperación. Estos puntos dictan la recuperación. Son cosas que necesitamos reconocer, aceptar, aprender a vivir con ellas, luchar en su contra y a menudo cambiar.

Antes de presentar una lista de lo que los codependientes tienden a hacer,.diré algo importante: tener estos problemas no significa que seamos malos, defectuosos o inferiores. Algunos de nosotros aprendimos estas conductas desde niños. Otros las aprendieron más tarde en la vida. Podemos haber aprendido algunas de estas cosas por la interpretación que hemos hecho de la religión. A algunas mujeres se les enseñó que estas conductas eran deseables atributos femeninos. Sea donde fuere que hayamos aprendido estas cosas, aprendimos bien la lección.

La. mayoría de nosotros empezamos a hacer estas cosas por la necesidad de protegernos a nosotros mismos y de satisfacer nuestras necesidades. Hicimos; sentimos, pensamos estas cosas para sobrevivir -emocional, mental y a veces físicamente-. Tratamos de entender y de luchar con nuestros complejos mundos de la mejor manera. No siempre es fácil vivir con personas sanas y normales. Pero es particularmente difícil vivir con personas enfermas, atribuladas o perturbadas.

Es horrible tener que vivir con un alcohólico delirante. Muchos de nosotros nos las hemos tenido que ver con circunstancias indignantes, y estos esfuerzos han sido tan admirables como heroicos. Hemos hecho lo mejor que hemos podido.

Sin embargo, estos recursos de autoprotección ya no nos resultan útiles. En ocasiones, las cosas que hacemos para protegemos se vuelven contra nosotros y nos lastiman. Se vuelven autodestructivas. Muchos codependientes apenas logran Sobrevivir, y la mayoría no satisface sus necesidades. Como consejero, Scott Egleston dice que la codependencia es una manera de satisfacer las necesidades que no satisface las necesidades. Hemos hecho cosas incorrectas por los motivos correctos.

.¿Podremos cambiar? ¿Podremos aprender conductas más sanas? No sé si se puede enseñar la salud mental, emocional y espiritual, pero podemos ser estimulados y alentados. Podemos aprender a hacer las cosas de otra manera. Podemos cambiar. Creo que la mayoría de la gente quiere estar sana y vivir su vida lo mejor posible. Pero muchos de nosotros no sabemos que está bien hacer las cosas de otra manera. Muchos ni siquiera sabemos qué es lo que hicimos que no funcionó. La mayoría de nosotros hemos estado tan ocupados respondiendo a los problemas de otras personas que no hemos tenido tiempo para identificar y mucho menos para ocupamos de nuestros propios problemas.



Muchos profesionales dicen que el primer paso hacía el cambio es tomar conciencia. El segundo paso es la aceptación1. Con estas premisas bien presentes, examinemos las características de la codependencia, compiladas de mi propia bibliografía y de mi experiencia profesional y personal.
1 Nathaniel Branden, Honoring the self, personal Integrity and the Heroic Potentials of human nature, p 162.




Compartir con tus amigos:
1   ...   32   33   34   35   36   37   38   39   ...   50


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal